Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

13feb15


Sicarios ejecutan a un abogado penalista


Aaron Gonzalo Rodríguez es abogado penalista, tiene 35 años y en la mañana de ayer fue atacado a tiros por dos hombres en moto que actuaron como en un típico ataque de sicarios, a una cuadra y media de su casa, en pleno Flores. El hombre vive junto a su madre, es soltero y anoche agonizaba en el Hospital Alvarez. Los investigadores descartaron la hipótesis del robo y se inclinaban por algún conflicto que haya podido tener por su actividad laboral. Por la tarde, la división Homicidios de la Policía Federal allanó el departamento del hombre buscando pistas.

Todo sucedió alrededor de las 7.30 en avenida Nazca y Bogotá. Rodríguez había salido caminando de su casa, ubicada a tan solo 150 metros de allí, un edificio en Nazca al 200. "El tiene auto, pero aparentemente iba a tomarse el colectivo", contó un vecino. Al llegar a esa esquina y mientras esperaba el semáforo, aparecieron dos hombres en una moto color roja cubriendo sus rostros con cascos. Uno bajó, se le aproximó y le tiró sin temblar. Con la víctima en el piso, le disparó otra vez para asegurarse el objetivo.

El abogado no tuvo ninguna posibilidad de reaccionar. Le dieron dos tiros en la cabeza y otro en el tórax. No hubo gritos, tampoco amenazas. A esa hora, los comercios todavía estaban cerrados y los manteros que suelen desplegarse sobre esa avenida todavía no se habían instalado.

En ese momento, un portero justo estaba bajando del ascensor y alcanzó a escuchar los balazos. Pero al salir a la calle se encontró con Rodríguez ya tirado y desángrandose en la vereda. "El muchacho esperaba para cruzar, vino la moto y sin mediar palabra le metieron cinco o seis tiros. En el tórax y en la cabeza tenía dos disparos, se le notaban bien. Fueron a matarlo directamente", dijo el encargado a C5N.

Fuentes del caso coincidieron en que los atacantes fueron a buscar a Rodríguez para asesinarlo. El abogado fue llevado de urgencia al Hospital Alvarez y anoche seguía allí, muy grave, aunque evaluaban su traslado a una clínica de su obra social.

"El semáforo estaba en rojo cuando apareció la moto y le dispararon. Intentaron rematarlo y luego los atacantes arrancaron por Nazca y escaparon", agregó un vocero a Clarín.

Rodríguez vive junto a su madre, una mujer de 70 años que hace tareas de limpieza y cocina para los empleados de una papelera que está en la misma cuadra del edificio. "Ella trabaja acá desde hace al menos cuarenta años. La verdad es que nunca nos comentó que el hijo estuviera metido en algún problema", le dijo a Clarín uno de los empleados.

"Lo veía de tanto en tanto porque es vecino, pero no teníamos una relación muy fluida. La última vez que lo vi fue el domingo. En el edificio también viven unos tíos suyos que ahora estaban de viaje en Montevideo", dijo una vecina.

En la tarde de ayer, investigadores de Homicidios, de la comisaría 50 y de la Fiscalía N 31 de Capital llegaron a la casa de la víctima acompañados de su madre y allanaron el departamento en busca de elementos que puedan servir para develar qué fue lo que motivó el descomunal ataque. Fueron al menos dos horas de operativo en la casa. Una de las cosas que se llevaron fue la CPU de la víctima y varios documentos.

Otro vecino contó también que cuando lo balearon y antes de escapar, los atacantes le habían arrancado una carpeta al abogado. Pero fuentes del caso aclararon a Clarín que la víctima llevaba una agenda que quedó tirada al lado del cuerpo y fue secuestrada.

Inés, la mamá de Rodríguez, salió del edificio junto a los investigadores al término del allanamiento. Pero se metió en un auto oficial sin decir nada y fue trasladada para dar testimonio en Fiscalía. Rodríguez es abogado penalista -según dijeron voceros del caso- y tendría algunos clientes "pesados".

Ayer, los investigadores pidieron todas las cámaras de seguridad de la zona para reconstruir la secuencia del hecho y buscaban entre sus contactos y causas penales en las que trabajaba para precisar un móvil. Lo único que se arriesgaban por descartar era el intento de robo. "Lo fueron a buscar para matarlo, sin vueltas", describieron.

[Fuente: Clarín, Bs As, 13feb15]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 13Feb15 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.