EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

08sep07


El mayor Barreiro se declara culpable de fraude en los Estados Unidos.


Si en algún momento su omnipotencia lo llevó a pensar que podría evitar a la Justicia argentina, el ex mayor Ernesto Barreiro, amo y señor de La Perla, el campo de concentración donde fueron torturadas y murieron más de 2.500 personas durante la dictadura, se rindió ayer ante la evidencia de que eso ya no es posible.

Detenido en EE.UU. por haber realizado un pedido de visa fraudulento, Barreiro compareció ayer ante el juez T. Ellis III de Virginia en Alejandría, a unos 30 minutos de la Casa Blanca, y se declaró culpable. Esto significa que en menos de un mes podría ser deportado a la Argentina donde tiene varias causas por violaciones a los derechos humanos.

Enfundado en un uniforme de preso verde oscuro, Barreiro ingresó a la corte en silencio. Pero cuando le tocó el turno levantó su mano derecha, y jurando decir toda la verdad y nada más que la verdad admitió haber mentido cuando en los formularios de pedido de visa negó tener antecedentes criminales.

La confesión de Barreiro sorprendió mucho a los fiscales Jeanne Lenehan, Derek Andreson y Chuck Rosenberg. "Se enteraron recién esta mañana que quería declarar culpable, dijo a Clarín una fuente en la fiscalía. "Tenían todo listo para el juicio que debía comenzar el 12 de setiembre", agregó.

En efecto, esta corresponsal pudo confirmar que los fiscales ya habían convocado a cinco testigos. Entre ellos figuraba Roberto Liechty, un ex empleado en la Embajada de EE.UU. en Buenos Aires, que fue el que expidió la visa de Barreiro sobre la base que no tenía antecedentes judiciales, y el juez Luis Roberto Rueda, ex fiscal de la Corte de Córdoba, que había aceptado venir desde la Argentina. Rueda asistió a la audiencia en la que Barreiro fue arrestado por violaciones a los derechos humanos en 1987.

La ley del punto final y de la obediencia debida impidieron que Barreiro fuera condenado, pero en el 2004, cuando ambas leyes fueron revertidas y estaban por pedir su captura nuevamente, Barreiro huyó a EE.UU.

Aquí se instaló junto con su esposa, Ana Delia Magi, en The Plains, a unas dos horas de Washington. Vivían en un chalé y tenían una tienda de antigŁedades y otra donde vendían productos argentinos que se llamaba las Pampas Corner. "Me casé cerca en The Pains", dijo a Clarín Carlos di Laudo, el dueño de Divino Lounge. "Un día entré a las Pampas Corner. Hablé con el dueño pero no tenía ni idea de quién era. A la semana lo detuvieron... Ahora las dos tiendas están cerradas".

También está a punto de cerrarse el capítulo judicial de Barreiro en la corte de Virginia. El fraude de visa puede ser penado con hasta 10 años de prisión. Pero todo indica que el juez Ellis III lo sentenciará con la deportación. De lo contrario Argentina pedirá su extradición. Es decir tarde o temprano Barreiro terminará en nuestro país.

[Fuente: Clarin, Bs As, Arg, 08sep07]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 01Oct07 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.