EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

09may12


Sinopsis de la 31. audiencia del segundo juicio contra los represores de la
Base Naval de Mar del Plata


JUICIO BASE NAVAL II
Trigésima primera audiencia 09/05/12

"En la Base Naval la habían pasado peor que en La Cacha"

"Estoy muy orgullosa de los 30 mil desaparecidos que lucharon por sus ideales, sin embargo ellos se esconden", concluyó su testimonio Irene Delfina Molinari en referencia a los represores que están siendo juzgados por los crímenes cometidos en la Base Naval de Mar del Plata. Narró su secuestro y el de su pareja Marcos Daniel Chueque, que se encuentra desaparecido.

"El 27 de junio del '78 ingresaron seis o siete personas armadas y de civil a mi domicilio. Golpean la puerta, le abro y me llevan abruptamente a un sillón y me tapan con la toalla para que no les vea la cara", describió Irene. A los pocos minutos subió más gente con su pareja que había sido interceptado antes de ingresar. "Le pegan a mi marido, nos esposan, yo entro en un Torino naranja y a él lo llevan en un Renault blanco", detalló.

De ahí la trasladaron a la Base Naval, a la que identificó cuando la liberaron (en el mismo vehículo) porque a las pocas cuadras de recorrido reconoció el Parque San Martín. Allí fue interrogada sobre su militancia y la de Marcos en Vanguardia Socialista y la de sus hermanos en la Juventud Peronista. La hicieron desnudarse, la ataron a una mesa metálica y le aplicaron picana eléctrica.

Antes de liberarla le dijeron que a su marido lo iban a llevar a Buenos Aires pero nunca más supo sobre su paradero a pesar de haber presentado dos habeas corpus que tuvieron la misma respuesta: "que no tiene antecedentes y no está detenido", afirmó Molinari.

La Cacha

Por otra parte, María Laura Bretal prestó declaración sobre su cautiverio en La Cacha, el ex centro clandestino de detención que funcionó en ex dependencias de Radio Provincia, en la localidad de Olmos, donde hubo un contingente de detenidos que habían sido trasladados desde la Base Naval de Mar del Plata.

Cuando ella fue secuestrada el 3 de mayo de 1978, ya se encontraban en el lugar Silvia Siscar (Anita), Lucía Perrier (Chispi), María Baldassare (Angelita), Néstor Furrer, Jorge Aguilera, María Cristina García (la gringa) y Walter Rosenfeld. Y en junio llegó Patricia Valera.

"Todos vinieron muy torturados de la Base Naval", aseguró Bretal. Y destacó que el que peor se encontraba era Walter: "prácticamente no hablaba, estaba en unas condiciones terribles", contó. Su estado era tal que Raúl Bonafini y Carlos Leite lo llevaban al baño y le ayudaban a comer.

En cuanto a las mujeres afirmó que "tenían conjuntivitis por las vendas que le ponían en los ojos en la Base Naval". Y agregó que "la gringa vino de la Base abusada".

"Decían que en la Base Naval la habían pasado peor que en La Cacha", aseguró Inés Paleo, que también compartió cautiverio con el "contingente de Mar del Plata". "En agosto los trasladaron y de ahí no supimos más de ellos y la gringa se quedó hasta después que yo salí (el 15 de agosto)", aseveró.

Mar del Plata, 09may12
Corresponsales del Equipo Nizkor

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Juicios Mar del Plata
small logoThis document has been published on 31Jul12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.