EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


15sep11


Sinopsis de la 8. Audiencia del segundo juicio contra los represores de la Base Naval de Mar del Plata


JUICIO BASE NAVAL II
Octava audiencia 15/09/11

Dos represores que "impartían justicia"

Edgardo Gabbin acusó a José Francisco Bujedo y al imputado Ángel Narciso Racedo, de los Servicios de Inteligencia de la Marina, como los autores de su secuestro una tarde de enero de 1977 en la cancha del club Nación mientras estos dos ejercían como árbitro y juez de línea respectivamente y la víctima era jugador. Allí lo detuvieron dentro de un vestuario y lo convocaron a que concurriera unos días más tarde a la casa de Bujedo, donde finalmente fue detenido.

Lo trasladaron a la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM) en el Faro marplatense y luego a la Base Naval. "A la noche recibí la primera golpiza", recordó Gabbin: "me decían zurdo de mierda, comunista, los vamos a matar a todos".

Más tarde lo llevaron a otro edificio dentro de esa misma dependencia de la marina donde lo ataron a una silla y por una hendija pudo ver "que bajan de un auto a una mujer encapuchada, renga, lastimada de una pierna y al rato veo a un muchacho más joven que lo bajan de un Falcon verde". En ese lugar, contó, le traían documentos con fotos para que reconociera a alguien. Le mostraron alrededor de 12 o 13.

Durante el relato, el presidente del tribunal Jorge Michelli accedió al pedido de la abogada querellante Yamila Zavala Rodríguez para que se le exhibieran al testigo algunas fotos ampliadas de mujeres embarazadas que habían estado secuestradas en la Base Naval. Gabbin separó dos imágenes del resto y se quedó sin palabras. Tuvo que recibir asistencia médica y pasar a un cuarto intermedio para que pudiera recuperarse.

Al regreso, luego de regularizarse de la crisis hipertensiva que le provocó la situación, dijo reconocer a esas dos mujeres como las dueñas de los documentos que le mostraban durante su cautiverio. Se trata de Liliana Carmen Pereyra y Suasana Beatriz Pegoraro, cuyos hijos forman parte de los nietos recuperados por las Abuelas de Plaza de Mayo.

También declaró el médico Eduardo Enrique Elena que en 1985 se había presentado espontáneamente ante el juzgado de Pedro Federico Hooft por una solicitada en el diario La Capital que pedía que la persona que tuviera información sobre hechos ocurridos durante la dictadura se acercase para dar conocimiento.

Elena atendió en el hospital Regional a una mujer embarazada que se encontraba herida, custodiada por cuatro o cinco personas de uniforme marrón claro, según los comentarios del testigo. "Estaba en una posición semi sentada, herida de gravedad", relató. La auscultó y le dijeron "váyase".

Describió a la joven como "menor de 30 años, tez blanca y pelo castaño claro". Si bien cuando se presentó espontáneamente en el '85 lo hizo en referencia a los crímenes cometidos durante la dictadura, aclaró que le costaba precisar si el episodio ocurrió antes o después de 1976.

Mar del Plata, 15sep11
Corresponsales del Equipo Nizkor

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Juicios Mar del Plata
small logoThis document has been published on 24Dec11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.