EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

02nov11


Sinopsis de la 11. audiencia del segundo juicio contra los represores de la
Base Naval de Mar del Plata


JUICIO BASE NAVAL II
Décimoprimera audiencia 02/11/11

"Los que salimos fuimos mensajeros del terror"

Pablo Mancini relató el secuestro y cautiverio del que fue víctima entre 8 de septiembre y el 24 de diciembre de 1976. Estuvo privado de su libertad en la Base Naval de Mar del Plata y en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), donde pasó la mayor cantidad de tiempo y pudo identificar a muchos compañeros.

"En una oportunidad me bajan a la sala de tortura y me hacen ver a una chica que estaba desnuda para que la reconociera. Yo no sabía quién era", contó Mancini sobre su vivencia en la Base Naval. A ese lugar le tocó "bajar" en tres oportunidades donde era interrogado mientras lo torturaban con la picana eléctrica.

A él y a su amigo José Luis Anselmo los secuestró, la noche del 8 de septiembre, un grupo de civil con armas largas que se identificó como "Coordinación Federal". Los trasladaron encapuchados y atados en dos Ford Falcon de color verde. Mancini narró que una vez en la Base Naval una persona le hizo sacarse la capucha y mirarlo a la cara. "Si querés decir algo preguntá por mí, por el Comisario", le dijo. "Para mí era una de las personas que había estado en mi detención", manifestó la víctima.

A los 20 días lo trasladaron a la ESIM. "Estábamos con tapones en los oídos, algodón y venda en los ojos, capucha, los pies atados y esposados", describió. Agregó que "no éramos más de diez y ponían una música muy fuerte para aislarnos. A los días ya estábamos acostumbrados a dormir en la silla".

Aseguró que en ese lugar compartió cautiverio con Alberto Cortez, Carlos Mujica, René y Alejandro Sánchez, Julia Barbers, Fernando Yudi y una pareja de Lobería. "Una vez violaron a una compañera a unos escasos metros", afirmó. Pero aclaró que "no fue la única".

El 15 de diciembre lo llevaron de vuelta a la Base Naval, donde permaneció en un calabozo en el que, pared de por medio, se comunicaba con Rosa Ana Frigerio que aparecería tiempo después como "muerta en un enfrentamiento". Tres días más tarde lo hicieron vestirse con una camisa de fajina para llevarlo con custodia militar al velorio de su padre que ya se encontraba enfermo al momento de su secuestro.

Finalmente lo liberaron la noche del 24 de diciembre con la plata justa para tomarse un colectivo. Su madre ya lo esperaba en la casa porque dos días antes se había publicado una lista de más de 500 personas de todo el país que habían dejado de estar a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y que iban a ser liberados, entre las que estaba Pablo Mancini. "Los que salimos fuimos mensajeros del terror. Llegamos a pensar si no era mejor que estuviéramos desaparecidos", sentenció la víctima. Y reflexionó que "Costó mucho recuperar nuestra identidad, saber quiénes éramos".

Mar del Plata, 02nov11
Corresponsales del Equipo Nizkor

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Juicios Mar del Plata
small logoThis document has been published on 30Jan12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.