EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


16dic09


Bonafini insultó a un grupo de bolivianos en la Plaza


Jus-ti-cia/jus-ti-cia!", gritaba un grupo de bolivianos que ayer a la tarde había ido a protestar a la Plaza de Mayo con el féretro y el cuerpo de un albañil que, según ellos, fue víctima del "gatillo fácil" policial. Querían velarlo en medio de la gente para hacer oír su denuncia. Pero en el mismo momento, las Madres de Plaza de Mayo, con Hebe de Bonafini a la cabeza, realizaban la tradicional "Radio Abierta" y lo impidieron. El piquetero Raúl Castells, que hace una huelga de hambre, se acercó para mediar en el conflicto y los ánimos se exaltaron: hubo empujones, trompadas y tensión. La Policía impidió que la cosa fuera más grave.

Al pisar la Plaza, los bolivianos le contaron al piquetero Castells que el asesinado había sido confundido por la Policía con un narcotraficante. El conductor del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados se solidarizó y puso la cara ante la Madres. De nada sirvió.

"íNazi de mierda!", se enfureció Castells frente a Bonafini. Sus compañeros lo tuvieron que detener por la fuerza para que no se fuera encima de los colaboradores de Hebe, entre ellos Sergio Schoklender, que es el apoderado de la Asociación.

Castells dijo luego que Bonafini les había gritado a quienes portaban el féretro: "Bolivianos de mierda, váyanse". Otra versión de un piquetero que participó de los incidentes fue que la titular de Madres les lanzó un "váyanse, bolivianos hijos de puta. La Plaza es nuestra".

Como sea, el escándalo derivó en empujones y gritos. El momento de mayor tensión fue cuando un piquetero joven golpeó varias veces a un allegado a las Madres, que parecía ser un hombre mayor.

La situación, pasadas las 16.30, se tranquilizó porque intervino la Policía y cada sector se fue alejando paulatinamente.

El vocero de la agrupación de Castells, Ovidio Pepe, confirmó que el incidente se había iniciado porque los piqueteros del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados y la comunidad boliviana intentaban hacer un acto, pero fueron "rechazados" por un grupo de "40 matones que venían de Madres de Plaza de Mayo".

Cientos de manifestantes, con las banderas de Bolivia, debieron retirarse de la Plaza, mientras que el coche fúnebre que trasladaba los restos del hombre fallecido también dejó la zona. Las Madres se quedaron un rato más y luego se marcharon silenciosamente.

A pesar de que ninguno prometió regresar, cuando ya habían culminado los incidentes y retornó la calma, la Plaza fue cerrada al tránsito por efectivos de la Guardia de Infantería de la Policía Federal.

[Fuente: Clarin, Bs As, 16dic09]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 20Jan10 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.