Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

09jul14


Kicillof respondió a buitres y se confirmó otra reunión con Pollack


El ministro de Economía, Axel Kicillof, envió una carta al Financial Times en respuesta a las declaraciones de Jay Newman, importante directivo de Elliott Management que había dicho en una columna de opinión en el diario británico que "los holdouts están abiertos a negociar" pero que para llegar a un acuerdo, "Argentina tiene que hablar". La carta del ministro, que fue publicada por el blog de la presidenta Cristina Fernández, apuntó a subrayar que "los fondos buitre no negocian: es por eso que son buitres", por lo que "no son víctimas, sólo son extorsionadores".

Mientras tanto el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de prensa de ayer informó que en la reunión entre el ministro Kicillof y el mediador designado por el juez Thomas Griesa,Daniel Pollack, "se han podido identificar claramente los problemas, y se acordó la continuación para el próximo viernes 11 de julio". Aún no está confirmado si Kicillof encabezará nuevamente de la delegación.

El ministro de Economía se propuso en la carta "aclarar las cosas con respecto al artículo de Jay Newman" en el Financial Times. Elliott, la empresa para la cual Newman trabaja, es la propietaria de NML Capital, el fondo buitre que entabló juicio contra la Argentina en los tribunales de Nueva York, por lo que es parte interesada en el conflicto.

Tras desmentir el argumento de Newman, quien trató "de retratar a la Argentina como un país que no negocia", Kicillof subrayó la realización de los canjes de deuda de 2005 y 2010. "Sr. Newman, está tratando de retratar a la Argentina como un país que no negocia. Esto es rotundamente falso. Tras largas negociaciones, Argentina ofreció dos canjes de deuda, en 2005 y 2010, que fueron voluntariamente aceptados por el 92,4% de los tenedores de bonos del país". Y remarcó que después de "una sentencia sorprendente e injusta", se reunió "personalmente con Daniel Pollack, Maestro Especial designado por el juez Griesa, lo que demuestra nuestra voluntad de avanzar en un diálogo para garantizar condiciones justas, equitativas y legales, teniendo en cuenta el interés del 100% de los tenedores de bonos".

El ministro cargó contra NML debido a que "los fondos buitre se opusieron a la petición" de Argentina de suspensión de la sentencia de Griesa para poder negociar equitativamente. La carta señala al respecto que "esto muestra su verdadera cara: no quieren negociar; de ese modo creen que pueden obtener el total de su reclamo o forzar a Argentina al default".

Esta actitud contra la negociación equitativa es propia de los fondos buitre, y consistente con su accionar a lo largo de los años. El texto insiste: "Los fondos buitres nunca negociaron. Ellos nunca prestaron dinero a Argentina." Y advirtió que "la orden del juez Griesa permitiría a NML cobrar más de U$S 800 millones, asegurándose un rendimiento del 1600% en sólo seis años".

Esta rentabilidad extraordinaria resalta al contrastar con lo que habría ganado NML de haber participado del canje. "Si en lugar de litigar", indica el texto, "NML hubiera aceptado los canjes de deuda ofrecidos por Argentina habría triplicado o incluso cuadruplicado su inversión. Pero quieren más que un beneficio del 300%, ya que no son los prestamistas de buena fe a los países emergentes. Son lo que son: buitres judiciales y financieros."

Este ángulo es justamente el que ha sido expuesto por diversos gobiernos, economistas y expertos, quienes han señalado que el fallo del juez Griesa cierra las puertas a futuras reestructuraciones de deuda soberana pues litigar permite rentabilidades 4 o 5 veces más altas que ingresar en las reestructuraciones. Es por esto que una multiplicidad de voces, como el Fondo Monetario Internacional, la Unasur y la Organización de Estados Americanos, ha reclamado por un sistema legal internacional que regule este tipo de procesos.

Kicillof acusó luego al representante del fondo buitre de intentar "limpiar su reputación arrogándose la representación de los jubilados y tenedores de bonos traicionados". Según Kicillof, NML Capital quien "ubicó su base en las Islas Caimán para evitar el pago de impuestos en los EE UU" y "compró bonos argentinos en 2008" para de inmediato demandar a Argentina "con el único objetivo de obtener una sentencia favorable para hacer una ganancia exorbitante".

La conclusión de la carta es que contrariamente a lo que Newman ha opinado, Argentina ha mostrado voluntad de pago al 100% de los bonistas mientras que "los buitres no negocian" porque su propia manera de hacer negocios implica litigar hasta acorralar a los países o a las empresas, y forzarlas a pagar el total de la deuda, independientemente de lo que pueda costarle al deudor o al resto de los acreedores. Por ello, prefieren negociar con Argentina al borde del default el 30 de julio a concederle la garantía de un stay que permita seguir negociando mientras se paga regularmente a los bonistas del canje. Kicillof, por lo tanto, se preguntó si una negociación que "involucra cientos de miles de millones de dólares puede llevarse a cabo en tres semanas", sea equitativa para un país. Los fondos buitre "quieren condiciones privilegiadas y no se detendrán ante nada para conseguir su objetivo: intentan interrumpir un flujo de pagos a los tenedores de bonos del canje de la Argentina negando la propiedad de estos tenedores de bonos que les pertenece por derecho; van a especular con el futuro de 40 millones de argentinos que han hecho enormes sacrificios para ponerse de pie después de la crisis de 2001; y van a causar daños irreparables en el sistema financiero internacional, haciendo que todas las reestructuraciones de deuda futuras sean prácticamente imposibles", indicó el texto de Kicillof.

Y concluye: "Estas son las razones por las que la comunidad internacional acompaña la posición de Argentina en este caso. Los fondos buitres no negocian: es por eso que son los buitres".

Otra cita en búsqueda de la solución

La delegación formada por especialistas del Ministerio de Economía en cuestiones legales y financieras volverá a viajar a Nueva York para reunirse nuevamente con el mediador Daniel A. Pollack, de la firma McCarter & English LLP el próximo viernes.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, calificó la última reunión con el mediador, el lunes pasado, como "un gran avance", y que "volveremos el viernes". En la conferencia de prensa de ayer, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, ha comentado que el encuentro "ha sido de un diálogo intenso".

Todavía no se ha confirmado si Kicillof formará parte nuevamente de la comitiva dado que la misma no ha sido oficializada para la próxima fecha.

El último lunes, el ministro había pedido que Pollack le transmita la necesidad de imponer un "stay" (cautelar) al juez Thomas Griesa para que pudieran continuar las negociaciones sin llegar a un default el 30 de julio.

Difícilmente se pueda llegar a una instancia más definitiva de negociación si Pollack no consigue algún tipo de protección para que la Argentina pueda seguir pagando.

Declaración

Parlamentarios y dirigentes de los países integrantes del Mercosur destacaron la declaración de "solidaridad con el pueblo y gobierno de la República Argentina" ante los fondos buitre que aprobó el lunes pasado el Parlasur.

[Fuente: Por Genaro Grasso, Infonews, Bs As, 09jul14]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 10Jul14 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.