Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones Online
Derechos | Equipo Nizkor       

10mar13


Proyecto X: Cómo espió la Gendarmería a más de mil organizaciones


Por orden de S.SA. (su señoría), tengo el agrado de dirigirme a UD en relación al sumario 141/07 caratulado 'Autopista del Sol s/denuncia por art. 194 del C.P ...". Así comienza el informe enviado el 11 de abril de 2008 al jefe de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos de Judiciales "Campo de Mayo" de la Gendarmería. Y podría ser algo así como la excepción que confirma la regla. Sucede que es uno de los pocos documentos de inteligencia de la Gendarmería que hace referencia a una causa penal en trámite y a una orden judicial. El resto de los informes no menciona ninguna intervención de la Justicia. Y es un dato clave..

Más allá del silencio que mantuvo la ministra de Seguridad, Nilda Garré, desde que Clarín reveló el martes las nuevas pruebas del espionaje, fuentes del Gobierno sostuvieron que la documentación secuestrada durante el allanamiento en Campo de Mayo no corresponde al llamado Proyecto X sino a esa Unidad Especial de Procedimientos Judiciales (Uesprojud) que acumula información producida por pedido de jueces o fiscales o como tarea de prevención de algún delito.

Sin embargo, los documentos publicados por este diario -como la base de datos con los dirigentes sociales de todas las villas de la Ciudad o un listado de más de mil organizaciones "monitoreadas por la fuerza" que incluye gremios, entidades del campo y organismos de derechos humanos- prueban que la información no formaba parte de ninguna causa judicial sino de las tareas de inteligencia de la Gendarmería, algo que está prohibido por la ley. En la Argentina, la actividad de inteligencia está permitida sólo en el marco de la investigación de delitos y bajo estricta autorización y control judicial. Nada de todo eso surge del resto de los informes.

Hay "minutas informativas" sobre las marchas para reclamar la aparición de Julio López o justicia para las víctimas de Cromañón. También sobre encuentros en lugares cerrados, como una reunión de delegados de base en el Hotel Bauen o audiencias judiciales en distintos tribunales.

En muchos casos, los informes dicen incluir fotos de las movilizaciones o panfletos repartidos por los manifestantes. El relato se hace casi siempre desde el lugar de los hechos. A veces son parciales, y terminan con el habitual: "Ampliaré". Otras, se complementan con antecedentes o conclusiones.

Hay informes de sólo una página y otros de más de 30. Van desde 2004 hasta enero de 2012, un mes antes de que se conociera la existencia del Proyecto X. Casi todos están dirigidos a la Dirección de Inteligencia Criminal (DIRICRIMI) y también a otras dependencias de la Gendarmería.

Algunos informes son demasiado pobres, otros sorprenden por el nivel de detalle y conocimiento de la organización "monitoreada". Entre los documentos a los que accedió Clarín, uno de los más minuciosos es el que hace una radiografía de las características ideológicas de cada uno de los gremios de Salta, con su "modalidad de accionar" y "tendencia".

No aparecen referencias a escuchas telefónicas ni a seguimientos personales. Las tareas de inteligencia de la Gendarmería parecen haberse centrado en el trabajo de campo.

De hecho, la investigación contra la fuerza de seguridad se inició a partir de una denuncia del delegado de Kraft Javier Hermosilla.

Fue cuando detectó que efectivos de la Gendarmería se infiltraban en las movilizaciones y cortes de ruta de los trabajadores. Esas pruebas eran utilizadas después para iniciarles causas penales.

"Se usó para criminalizar la protesta", denunció la abogada Myriam Bregman.

Todas estas pruebas están ya en el juzgado federal N 7, a cargo de Sebastián Casanello. Los querellantes acaban de pedir que se llame a indagatoria al ex jefe de la Gendarmería Héctor Schenone y a otros integrantes de la cúpula de esa fuerza. La oposición reclama que Garré dé explicaciones. Y el Gobierno presentó un escrito en el que se ofrece a "cooperar" con la Justicia. Para Aníbal Fernández, jefe de las fuerzas de seguridad durante la mayor parte de la gestión kirchnerista, es "muy tarado" pensar en inteligencia ilegal.

[Fuente: Por Mariano Thieberger, Clarín, 10mar13]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 11Mar13 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.