Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

13abr15


HSBC: citarán a entidades que movieron las coimas en causas IBM-Nación y Armas


La Bicameral que investiga la evasión en 4040 cuentas de argentinos sin declarar en el HSBC de Ginebra, dio a conocer esta semana un listado con los titulares de las mismas que serán convocados a prestar declaración en próximas reuniones del cuerpo. En primer término, se elevaron diez citaciones a empresas reconocidas como Cablevisión, Mastellone y la terminal portuaria Exolgan, entre otras, todas con actividades y perfiles reconocidos por el público común.

Pero con el correr de las sesiones, se convocará a otro pelotón de 51 compañías, de todos los rubros. Lejos de los nombres rutilantes mencionados anteriormente, convive en este último listado un conglomerado de firmas del sector financiero y de cambios que tienen en su prontuario denuncias que van desde quiebras fraudulentas en los años del corralito hasta manejos de dinero de las causas de corrupción más emblemáticas del menemismo: tráfico de armas, IBM-Banco Nación y la mafia del oro. Además, figuran compañías con mesas de dinero que operaban con dólar ilegal y que fueron allanadas el año pasado en operativos del Banco Central (BCRA) y la AFIP.

Los nombres más importantes en la historia son Multicambio S.A., Alhec Tours, Cambio Mercurio y Banco Vélox, firmas que en su gran mayoría ya habían operado en los años '90 con cuentas off shore en Islas Caymán y otros paraísos fiscales que, justamente, fueron observados hoy por AFIP como ejes de la estructura de evasión creada por el HSBC y un grupo de gestores de cuentas, abogados y contadores.

La descripción de estas compañías, que serán citadas a declarar, muestra cómo operó históricamente y cómo aún opera en la Argentina el poder financiero en las sombras. Y de qué forma manejaron movimientos de dinero vía paraísos fiscales y cuentas off shore.

Alhec Tours es una de las denominadas "cuevas VIP" que trabajan en el microcentro porteño y que contaban con cuentas sin registrar en el HSBC, según el listado de la Bicameral, que fue elaborado por autoridades francesas en base a los datos aportados por el ex Jefe de Informática del banco, Hervé Falciani. Cita en la calle Paraguay al 600, el BCRA le revocó el año pasado la licencia a Alhec ante el inicio de investigaciones respecto a su participación en presuntas operaciones de lavado de dinero que involucraban a pases de jugadores de fútbol. De hecho, el propio Banco Central del Uruguay también le cortó allí la operatoria, dado que había triangulaciones con clubes fantasma de ese país. Se profugaron en su momento sus directores. Uno de ellos, Carlos Rivera, había sido titular de la Cámara Argentina de Agencias de Cambio.

Con anterioridad a estas revocación y luego de una serie de inspecciones, Alhec recibió multas de la entidad que comanda Alejandro Vanoli por falsear declaraciones de paquetes turísticos, comprando por la vía oficial divisas. El asunto es que luego la venta de esos presuntos viajes nunca se concretaba.

Como se verá a continuación, las casas de cambio y las financieras actúan como agentes de facilitación de la evasión, además de fugar dinero propio. Un rol indirecto pero clave en la gestión de salida de activos. Hay antecedentes de esta operatoria en las propias declaraciones testimoniales ante la Justicia del ex banquero del JP Morgan, Hernán Arbizu. Luego de años de fugar dinero de sus clientes en entidades de la City, citó que al menos dos casas de cambio -Transcambio una de ellas- le proveían un sistema seguro y confidencial para fugar dinero evadiendo los controles de AFIP. Dólares de clientes argentinos de ese banco en Nueva York.

En ese pelotón de las casas de cambio que hacían tareas de facilitación de esquema, según las palabras del arrepentido, figuraban Giovinazzo, Cambio América, Multicambio y Cambio Mercurio, estas dos últimas son las que se detallan a continuación y que están vinculadas al caso HSBC.

El 3 de noviembre de 1995, explotó la fábrica militar de Río Tercero, Córdoba. Un tiempo después se supo que el siniestro fue provocado para encubrir faltantes de armas que habían sido vendidas en forma irregular por el gobierno de Carlos Menem a Croacia y Ecuador.

Junto a Emir Yoma, fue indagado en aquel entonces Pedro Stier, titular de la casa de cambio Multicambio S.A. y todo el directorio de la firma. Esta es una de las que hoy son investigadas por cuentas ilegales en el HSBC Ginebra.

Además de ser financista de Yoma, Stier tenía a su nombre en los años '90 una cuenta off shore en el Uruguay denominada Daforel. Según un informe del BCRA de 500 páginas que publicó en su momento el diario Página/12, esa cuenta estaba radicada en el MTB Bank de Nueva York, y era usada para hacer circular los dólares de causas emblemáticas de corrupción. Entre ellas coimas a funcionarios nacionales por la venta de armas, la mafia del oro, y dólares del caso IBM-Banco Nación. En este último asunto, se pagaron U$S 37 millones a funcionarios del Nación por el "Plan Centenario", que debía informatizar esa entidad.

Por esa cuenta vinculada a Multicambio pasaron también los sobornos pagados a Luis Sarlenga, el entonces interventor de Fabricaciones Militares, además de U$S 200 mil dirigidos a la curtiembre del ex cuñado de Menem.

Otro de los apuntados en la lista de la Bicameral y que tiene relación con el menemismo es la firma Cambio Mercurio.

En el año 1994, Cambio Mercurio se fusionó con Banco Inversora S.A., creándose el Banco Mercurio, denominación con la que hoy opera. El financista Mariano Perel formó parte de su directorio hasta que, en el año 2001, fue encontrado muerto en Cariló por cuestiones que aún se desconocen. En 1997, la entidad fue denunciada por falsear sus propios balances.

El banco manejaba además las cuentas de Mario Falak, entonces propietario de Galerías Pacífico y los hoteles Alvear y Llao Llao. Además -y según consignó en su momento la periodista Susana Viau- también gestionaba los dineros de una sociedad que figuraba como titular de una de las mansiones de Menem.

Cómo operaba el Mercurio? Triangulaba dinero en forma de préstamos con el Citibank de Nueva York y el Manfra Tortella Bank (MTB). En paralelo, y luego de una inspección de AFIP, se constató que la empresa había evadido $ 17 millones en Impuesto a las Ganancias.

Todas estas operatorias, que inicialmente eran simples sospechas sobre Cambio/Banco Mercurio, se probaron cuando luego de su muerte, Perel le dejó a su familia una extensa carta especificando cómo se movía "la guita negra". En la nota, el financista reconoció que Mercurio operaba al menos con dos bancos off shore, uno en Uruguay y otro en Bahamas.

El Banco Velox, de la familia uruguaya Peirano, operó en ese país, Paraguay y la Argentina hasta la crisis del 2001-2002, y también lo que queda de su estructura será citada a declarar en la Bicameral. Juan Peirano Basso comandó una entidad que, en pleno corralito argentino, simuló una quiebra y estafó a miles de ahorristas en una operación en la que trasladó los depósitos locales, y de pasivos de Uruguay y Paraguay, al Trade and Commerce Bank, de las Islas Caymán.

La suma global que se perdió y aún sigue sin conocerse su localización asciende a U$S 800 millones, entre el dinero de los ahorristas de los tres países.

En 2010, Tiempo contó la estafa del Grupo Velox. En ese artículo se detalló que en la Argentina, los Peirano eran dueños junto a la holandesa Royal Ahold de la cadena de supermercados Disco. Además, la familia tenía vínculos con el Opus Dei y la Logia fascista P2. Cabe destacar que antes del desfalco en los años del corralito en la Argentina, los Peirano quebraron el banco Alemán, en Paraguay, del mismo grupo, en lo que fue el inicio de lo que luego culminó en el corralito.

Pero no sólo el banco que hoy está sospechado de cuentas en el HSBC Ginebra operó en el corralito. En base a una denuncia del Banco Central (BCRA), la fiscalía recogió pruebas de operaciones ilícitas de tráfico de divisas y créditos irregulares a financieras del mismo grupo, sin las garantías del caso.

En el artículo del 8 de agosto del 2010, se relató además que Peirano solía actuar de anfitrión del ex presidente Eduardo Duhalde en una finca que el hombre tenía en Tucumán. Aunque suene extraño, todos estos comportamientos llevaron a que Juan Peirano Basso tenga un especio preponderante en el directorio de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Compartió plantilla, en ese contexto, con Manuel Sacerdote, del Bank Boston, y con Amalia Lacroze de Fortabat, cuya herencia radicada en Suiza está gestionada por el ex legislador de la Coalición Cívica y ex Banco Central (BCRA), Alfonso Prat Gay.

Todas esas maniobras de las empresas financieras antes mencionadas muestran un modus operandi extendido en buena parte del sector. Y ponen en evidencia que no es extraño ni alejado de la realidad lo que plantean las denuncias de evasión del caso HSBC.

A la vez que tampoco es la primera vez que estas compañías quedan en el ojo de la tormenta por operaciones de evasión, lavado y fuga. De hecho, si se observa lo ocurrido en otros bancos como el JP Morgan y el BNP Paribas, la conducta para operar es un 100% similar.

[Fuente: Por Leandro Renou, Tiempo Argentino, Bs As, 13abr15]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 14Apr15 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.