Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

08sep15


Brutal asesinato de un jornalero boliviano en una finca cerca de Orán


Juan Choque tenía 23 años y llegó junto a un amigo para trabajar en la quinta. El fin de semana murió a raíz de crueles machetazos. Sospechan del compañero.

Los indicios y la situación alimentan la hipótesis de que se trataría de una disputa entre amigos que terminó en homicidio. Juan Choque, un jornalero boliviano de 23 años que había llegado a una finca de Orán para trabajar, fue encontrado cruelmente asesinado el domingo cerca del mediodía. Hasta ayer no había detenidos, solo era buscado un compatriota de la víctima que, consideran, podría estar vinculado al hecho.

El peón había llegado a la finca junto con un amigo y compatriota, cuya identidad hasta ayer no había trascendido.

Según el dueño del establecimiento agrícola, de apellido Alvarado, la actividad en la finca había sido intensa ya que el sábado se había levantado una cosecha de tomate que debía ser embalada para su posterior venta.

Choque colaboraba en las tareas agrícolas, aunque estaba allí contratado como sereno y cuidador del lugar.

La finca está ubicada a unos 13 kilómetros de la ciudad de Orán, sobre la ruta nacional 50 (camino a Aguas Blancas).

El hallazgo

Alvarado fue, como muchos otros domingos, a ver en qué situación estaba su finca. Esta vez su interés era repasar cuánto se había avanzado en el empaquetado de la reciente cosecha de tomate.

Después de recorrer los 500 metros que hay entre la ruta nacional 50 y la finca, le llamó la atención ver el portón de ingreso abierto, sin ninguna traba, y sin que el sereno estuviera cerca. Era algo muy raro, ya que el lugar siempre permanecía cerrado para evitar que extraños ingresaran.

Al avanzar algunos metros hacia el depósito de madera, donde se realizaba el embalaje, otro signo ya no solo le llamó la atención sino que comenzó a preocuparle: había una huella como si algo pesado y de volumen hubiera sido arrastrado sobre la tierra desde el galpón hacia la parte de atrás, por donde pasa el arroyo Agua Linda. En el trayecto había manchas húmedas y sanguinolentas.

Llamó varias veces a Choque, pero el hombre no aparecía. Tampoco su compatriota y compañero de trabajo. El lugar parecía inhóspito la mañana siguiente a una jornada laboral intensa.

Sin detenerse demasiado en el interior de la habitación de madera y techo de chapa, Alvarado siguió la huella hasta llegar al curso de agua, a unos cinco metros de distancia.

Allí era evidente que algo había sido arrojado al agua, que corre abajo, a poco más de dos metros. Nuevas manchas de sangre y la huella marcada en la tierra lo llevaron a seguir el cauce aguas abajo.

Después de caminar unos cinco metros, encontró el cuerpo de Choque. Estaba boca abajo, entre el agua, el barro y el pasto de la orilla.

Alvarado llamó inmediatamente a la Policía oranense. Acababa de descubrir un crimen que se había cometido algunas horas atrás, en su finca. Y la víctima era, precisamente, el sereno.

Un ataque certero

Al llegar los efectivos de la Comisaría N 24 de la ciudad de Orán, comprobaron que el cuerpo de Choque tenía heridas profundas y superficiales en distintas partes.

Eran visibles un certero puntazo en el pecho y un corte en la cabeza, con el que desprendieron una parte del cuero cabelludo.

"Esto parece un ataque con un machete". Las palabras de uno de los hombres que estaba en el lugar sonaron a una breve y sintética reconstrucción de un crimen.

Tras realizar una inspección del lugar, relevamiento fotográfico y levantamiento de muestras de sangre, los efectivos trasladaron el cuerpo hasta la morgue de Orán.

Horas más tarde, el médico forense que realizó la autopsia del cadáver, indicó que la causa de la muerte fue por taponamiento cardíaco, shock cardiogénico y fractura en la región occipital y parietal izquierda de la cabeza.

Buscan al amigo en Bolivia

El amigo del jornalero Juan Choque no aparece. Tampoco el machete con el que habría sido mortalmente atacado el sereno de la finca de Alvarado, como se conoce al predio ubicado a unos 13 kilómetros de la ciudad de Orán. Y con ello, la Policía también desconoce los motivos que derivaron en el asesinato del joven.

Luego de entrevistar a algunos puesteros que viven cerca del lugar del crimen, efectivos de la Brigada de Investigaciones N 2, con asiento en Orán, viajaron a la ciudad boliviana de Bermejo para informar de lo sucedido a sus pares del vecino país y solicitarles información sobre la víctima y sobre su amigo, quienes habían ido a la finca oranense para trabajar.

Además, la comitiva de policías solicitó a las autoridades del vecino país asistencia para dar con el paradero del amigo de Choque. El jornalero, cuyo nombre no se dio a conocer, desapareció de la finca oranense.

[Fuente: Por Yamil Salomón, El Tribuno, Salta, 08sep15]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 09Sep15 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.