EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


29ago03


El CELS e H.I.J.O.S. denuncian a tres jueces por mal desempeño de sus funciones en la causa por la masacre de Margarita Belén.


El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) e Hijos por la Identidad y la Justicia, contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S.) Regional Chaco denunciaron hoy ante el Consejo de la Magistratura a los jueces, Diómenes G. R. Rojas; Tomás J. A. Inda y María Beatriz Fernández, integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, por mal desempeño de sus funciones en el marco de la causa en la que se investiga la "Masacre de Margarita Belén".

La masacre no sólo involucra a militares sino también a miembros del Ministerio Público y del Poder Judicial. Por ello, el CELS e H.I.J.O.S. denuncian ante el Consejo de la Magistratura a los jueces de Cámara por la maniobra que tuvo por objeto interferir en el esclarecimiento de los hechos.

El 22 de julio los jueces de Cámara resolvieron un hábeas corpus interpuesto por la defensa de los diez militares, tres de ellos en actividad, imputados en la causa. Al dictar la resolución, los jueces Rojas, Inda y Fernández cometieron diversas faltas.

En primer lugar, resolvieron una cuestión de fondo en el ámbito del hábeas corpus -vía no apta para discutir la competencia de un juez- contradiciendo así las normas y jurisprudencia aplicables al hábeas corpus.

Luego, al resolver, los jueces incurrieron en prejuzgamiento ya que se pronunciaron sobre la competencia territorial del juez de primera instancia antes de resolver el incidente de incompetencia que se encuentra en trámite y que deberá ser resuelto por el mismo tribunal.

En tercer término, a través de la utilización del hábeas corpus, la defensa pretendió evitar que las partes querellantes fueran oídas. Los magistrados fueron artífices de esta maniobra, la consolidaron y demostraron, de esta manera, su falta de imparcialidad.

Los organismos solicitaron al Consejo de la Magistratura que se aparte del Poder Judicial a todas aquellas personas que cumplieron un papel en el encubrimiento de la Masacre. Entre ellos al juez Inda, quien asumió como camarista en 1975 y se encontraba obligado a excusarse de entender en la causa por la "Masacre de Margarita Belén" debido a que su desempeño como magistrado, al momento en que sucedieron los hechos, también es objeto de investigación en el proceso.

En febrero de 1978 Inda confirmó -como integrante de la Cámara- el procesamiento de Néstor Carlos Sala, una de las víctimas de la Masacre, ocurrida en la madrugada del 13 de diciembre de 1976. Cómo no le llamó la atención a los camaristas (entre los que se encontraba Inda) que una de las personas sobre las que pendía resolución había sido asesinada encontrándose a disposición de la justicia?. La muerte de Sala recién fue investigada en 1983 y la Cámara Federal de Capital marcó expresamente esta grave irregularidad en la sentencia dictada en el Juicio a las Juntas.

Centro de Estudios Legales y Sociales - CELS
29 de agosto de 2003

DDHH en Argentina

small logo
Este documento ha sido publicado el 6sep03 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights