EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


14ene11


Una mujer complicó a camaristas y relató que fue violada en el D2


Tenía 17 años cuando fue secuestrada. Dijo que Miret y Romano no la escucharon.

Una mujer testigo en los juicios por delitos de lesa humanidad cometidos en Mendoza durante la última dictadura militar declaró que cuando tenía 17 años fue detenida, amenazada y violada. Esto ocurrió en noviembre de 1975 en el centro clandestino D-2 del Palacio Policial donde, después del golpe de marzo del 76, desapareció un número indeterminado de presos.

En la decimoséptima sesión de los juicios orales que la Justicia Federal en esta provincia desarrolla contra una docena de ex militares y policías, declaró Luz Faingold, miembro de una reconocida familia de artistas, actores y músicos.

La mujer, presentada como otro caso de una larga lista de testigos que padecieron torturas en el D-2 por los abogados querellantes que representan a familiares de ex presos políticos en Mendoza, declaró que cuando tenía 17 años fue violada. "Fue en un lugar que no reconozco porque estuve vendada y luego permanecí detenida dos semanas en el D-2", relató.

"Ocurrió en noviembre de 1975 cuando llegué con amigos a una casa de reunión y fuimos detenidos y llevados con vendas en los ojos y luego separados". El destino fue el tristemente célebre departamento policial.

"Allí fui amenazada antes de la violación con un revólver en la cabeza mientras me exigían que dijera nombres de jóvenes involucrados en la subversión porque si no mi cadáver iba a aparecer al día siguiente en Papagayos", donde por entonces aparecían periódicamente cadáveres de personas no identificadas, entre ellas prostitutas ajusticiadas por un tal "Comando Moralista Pío XII"

Faingold reseñó que "luego ya presa en el D-2 fui visitada por el policía Eduardo Smaha, quien de buenas formas me pedía que revelara nombres". En un momento, la mujer titubeó, pero luego fue contundente: "Es el tercer señor que está de lentes hacia la izquierda" y efectivamente el señalado fue Smaha, quien ya ha sido mencionado por otros ex detenidos.

El relato continuó y comprometió a dos camaristas cuestionados: "Más tarde me recibió el entonces fiscal federal Otilio Romano, quien no quiso atender mi denuncia sobre la violación y que reconocí hace poco al ver una foto suya en un diario local".

Por último la testigo declaró que también fue entrevistada por el entonces juez federal Luis Miret, otro de los camaristas mendocinos apuntados por los militantes de los derechos humanos, quien "luego de escucharme me retó y gritoneó durante media hora antes de dejarme salir".

A ambos camaristas no sólo se los cuestionó en su accionar en los años '70, sino que el fiscal Omar Palermo pidió que se los investigue por prevaricato y por no promover la investigación de casos sobre desaparecidos y otros delitos de lesa humanidad, y el juez Walter Bento, los acusó penalmente. Finalmente, ambos terminaron renunciado al cargo.

Luz Faingold concluyó su declaración bajo juramento informando que "seis meses después del golpe del 24 de marzo de 1976 fui apresada otra vez y enviada a un Hogar de Menores y de allí mi familia me envió afuera del país y regresé años después".

[Fuente: Diario Los Andes, Mendoza, Arg, 14ene11]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 06Apr11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.