EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


07nov11


Sinopsis de la 22. audiencia del juicio por crímenes contra la humanidad cometidos en el circuito Necochea.


Juicio del circuito represivo Necochea,
Comisaría Cuarta y Base Aérea
Audiencia del 07 de noviembre de 2011

"Nosotros inauguramos La Cueva"

Julio Víctor Lencinas relató el periplo que sufrió en 1976 luego de ser secuestrado el 26 de marzo en momentos en que se desempeñaba como secretario general del gremio de los trabajadores marítimos. Estuvo en la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), la Base Naval, Prefectura, La Cueva, Sierra Chica, la comisaría IV, Devoto y finalmente la Unidad Penal N 9 de la Plata.

Un grupo de soldados del ejército lo secuestró de la sede del sindicato y lo trasladaron a la ESIM. Allí se encontró con Alfredo Bataglia y Rafael Molina con quienes compartió cautiverio y traslados (con Molina solamente hasta La Cueva). "Me encapuchan, me atan las manos y me tiran atrás en la camioneta", describió. Y recordó que "a los que nos secuestraban nos denominaban buitres, yo era el buitre 22".

Aseguró que en La Cueva había una mesa de madera y tres colchones en el piso. "Nosotros inauguramos el lugar", dijo Lencinas. Y describió que el viejo radar de la Base Aérea, donde funcionaba el centro clandestino de detención, era "un montículo en el que hay que bajar 12 o 13 escalones".

"Nos dicen que el jefe de la Base había dejado entrar a nuestras mujeres y que nos esperaban en la guardia", recordó Lencinas en referencia a su esposa y las de Battaglia y Molina. Allí vio a unas personas de apellido Basave, Garamendi y Serra. Y en la comisaría IV pudo encontrarse con el periodista Amílcar González.

Juana Gutierrez contó el secuestro de su hermano Félix el 14 de abril de 1976 por parte de personal del ejército y su traslado a la comisaría IV donde lo pudo ver y llevarle comida y ropa. "Hasta que lo pude ver me dijeron que estaba muy golpeado y no comía", afirmó.

Estuvo cuatro meses en la dependencia policial hasta que lo trasladaron en avión a la unidad Penal N9 de La Plata. "Le hacían simulacros de lanzarlo al vacío", dijo Gutierrez. "Era duro, me contó que lo más leve era la picana", recordó.

En última instancia declaró Alberto Muñoz que relató lo que supo del secuestro de sus padres (Ledda Barreiro y Alberto Muñoz) mientras él se encontraba a disposición del Poder Ejecutivo Nacional en la Unidad 9 de La Plata. "Los secuestraron en su casa de la Avenida Independencia y estuvieron en el Radar de la Base Aérea donde fueron sometidos a vejámenes y torturas", afirmó. Contó que luego "son llevados a la Cuarta de donde son liberados". "Mis padres no fueron los mismos nunca", sentenció.

Mar del Plata, 07nov11
Corresponsales del Equipo Nizkor

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Juicios Mar del Plata
small logoThis document has been published on 31Jan12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.