EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


19dic11


Sinopsis de la 29. audiencia del juicio por crímenes contra la humanidad cometidos en el circuito Necochea.


"El miedo no se me fue nunca"
Juicio del circuito represivo Necochea,
Comisaría Cuarta y Base Aérea
Audiencia del 19 de diciembre de 2011

"Era un hombre bajo, tosco, de tonada norteña, muy parecido a Charles Bronson", describió Lucía Martin al oficial de la Fuerza Aérea, Gregorio Rafael Molina, al recordar los momentos en que estuvo en cautiverio en el centro clandestino La Cueva. Aseguró que ese represor estuvo en su secuestro porque cuando la liberaron en un auto le preguntó por qué había corrido al llegar el operativo de alrededor de 10 personas armadas que se la llevó, junto con su novio, Luis Demare, el 8 de octubre de 1976.

"Mosquita muerta, ya sabemos quién sos", le dijo Molina mientras le introducía violentamente un arma en la boca, al segundo día de su cautiverio. Martin recordó que ese día "fue muy duro porque estuvieron torturando gente todo el día".

Contó que la noche en que la trasladaron a La Cueva "me di cuenta que estábamos bajando una escalera aunque me llevaban levantada dos personas que cada una me tocaba un pecho". Luego la hicieron desnudarse y abrirse de brazos y piernas. "Pensé que me iban a violar, decían obscenidades y después me tiraron la ropa encima y se fueron", relató y aclaró que eso lo hicieron cinco o seis meses.

En una oportunidad le generaron un encuentro de dos minutos con su novio, Luis Demare, con quien se abrazaron y se mintieron mutuamente al decir que estaban bien para no preocupar al otro. Cuando fueron liberados juntos, al cuarto día de cautiverio Luis le contó que le habían hecho un simulacro de fusilamiento y que le habían aplicado picana en los testículos.

Por último, Lucía Martin reflexionó que "siento que me arruinaron parte de la juventud (tenía 22 años en ese momento) y me atravesaron la vida para mal". Y agregó que "la verdad es que el miedo no se me fue nunca, y menos después de lo de López".

Asesinato en La Cueva

Marcelo Garrote López relató, por su parte, el secuestro del que fue víctima el 9 de octubre, cuando un grupo de personas armadas se lo llevó de su dormitorio, encapuchado y con las manos atadas en la espalda.

Afirmó que en el centro clandestino La Cueva compartió cautiverio en la misma sala con alrededor de diez personas entre los que se encontraban Jorge Vásquez, quien se le presentó como "el Negro Alegría" y le contó que allí también estaba su mujer Alicia Peralta, y Carlos Canaves "que lo torturaron durante 20 días", aseguró.

En ese lugar presenció el asesinato de uno de los secuestrados. "Había una persona que se quejaba, se lamentaba permanentemente sobre su situación. Bajó una persona y empezaron a discutir sobre religión. De golpe se escuchan un golpe y a continuación dos tiros", describió. Garrote López manifestó que suponía que se trataba de un ex sacerdote, Domingo Cachamani, porque luego de ese episodio no tuvieron más contacto con él.

En los seis días de cautiverio recibió dos interrogatorios. "En la primera me colocan unos dedales conectados a un sistema eléctrico", contó. Dijo que en el segundo "me obligan a desnudarme me ponen en una superficie con los brazos y las piernas abiertas y me hicieron pasar corriente". Y agregó que "escuchaba las torturas a los compañeros ", razón por la que dedujo que los llevaban a un lugar cercano.

A los seis días del secuestro lo liberaron y le "recomendaron" que "la próxima vez que quieras militar hacélo en la CNU (Concertación Nacionalista universitaria)".

Mar del Plata, 19dic11
Corresponsales del Equipo Nizkor

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Juicios Mar del Plata
small logoThis document has been published on 01Feb12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.