EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


20may02


La constitución del Consejo de Seguridad de Rosario reinstala el debate sobre el tópico de"la seguridad".


La reciente constitución del Consejo de Seguridad de Rosario por exclusivo impulso del gobierno provincial reinstala (como casi recurrentemente en estos últimos años) el debate sobre el tópico de"la seguridad".

Partidarios de la necesidad de cuestionar de manera global los actuales parámetros gubernamentales para el abordaje de esta compleja y delicada problemática, y de contribuir a la construcción de un enfoque popular sobre la cuestión, nos atrevemos a expresar una serie de consideraciones que hemos acuñado como producto de una larga práctica militante de denuncia y confrontación con la acción represiva estatal e institucional en lo últimos años.

Una primera consideración
El marco de análisis no debe quedar prisionero de lecturas secundarias o parciales, debe ser preservada del carrusel de ofertas electorales demagógicas, no debe limitarse a políticas de saneamiento o de simples retocamientos institucionales, y debe apartarse decididamente de concepciones funcionales a la fractura social y la criminalización social. Proponemos el siguiente abordaje inicial:

  • Experimentamos una etapa histórica signada por la configuración de un nuevo bloque mundial de poder, un verdadero Mega-Estado Mundial, mentor del pensamiento único, representado globalmente por un partido único, y ejecutor de un sistema único de dominación y dirección integral de la humanidad a escala planetaria, que recrea y diseña políticas represivas y de control para los cientos de millones de personas expulsadas violentamente de formas dignas de vida.
  • Sus instrumentos fundamentales: Grupo de los 7, ONU, OTAN, FMI, Banco Mundial, Mercado Comun Europeo. En América Latina es destacable la combinación actual del ALCA y el Plan Colombia, con los ya vigentes Operativos Unitas, la Conferencia de Ejércitos Americanos, la injerencia vergonzosa de la DEA y el FBI en los conflictos internos, y los planes sobre ensayos militares de contrainsurgencia respaldados por las políticas de "relaciones carnales".
  • Por lo tanto, cuando se ensaya desde el discurso oficial sobre el tópico de la "seguridad", se expresan los lineamientos fundamentales para la implementación de políticas estatales de represión y control predominantes a escala mundial,con centros de diseño y producción, en lo fundamental, en los EEUU, (Departamento de Estado, Fundación Heritage, Instituto Manhattan), para su aplicación globalizada por parte de los gobiernos conservadores del mundo neoliberal.-

Una segunda consideración
Resulta necesario un recorrido analítico sobre el tipo y naturaleza del sujeto a quien incumbe la ejecución de políticas de "seguridad", esto es, el Estado Argentino.:

  • Es el que produjo el genocidio de los '70, y a partir del 24 de Marzo de 1976 generó el acta de fundación y las bases para la viabilidad de la reconversión neoliberal.
  • Fue constructor de la impunidad de los '80 para los criminales del terrorismo de Estado, mediante las repudiadas leyes de Punto Final, Obediencia Debida e Indulto.
  • Fue impulsor de la violenta exclusión de los '90 mediante una acelerada concentración y privatización de las riquezas y de los recursos, a costa de una explosiva socialización de la miseria, la marginalidad y la super-explotación.

Un interrogante como conclusión: Puede proveer y garantizar "seguridad" un Estado edificado sobre los macabros pilares del genocidio, la impunidad y la exclusión?

El rol del Estado Santafecino en todo este proceso histórico debe considerarse como integrado al proyecto regresivo y desolador basado en la dialéctica entre ajuste eterno e impunidad ejecutado a sangre y fuego en los últimos treinta años. No resulta para nada accidental, ni mucho menos casual que dos carteras políticas de fundamental gravitación en el gobierno, Ministerio de Hacienda y Sub-Secretaría de Seguridad, estén a cargo en la actualidad de personajes de público compromiso con la dictadura genocida: un experimentado ajustador como Mercier, y un experto represor como Alvarez. Es el estado provincial que ocupa el segundo lugar en materia presupuestaria para seguridad y represión, que ha sofisticado y reforzado sus fuerzas y mecanismos de control social,que se destaca como poseedor de uno de los índices mas altos en casos de "gatillo fácil" y represión policial, por su perversidad con las minorías y trabajadoras sexuales, y por el repudio popular e internacional que ha condenado las muertes provocadas en comisarías y en los sucesos del pasado 19 y 20 de Diciembre.

Paralelamente, en la provincia rige y actúa todo un sistema de seguridad de carácter privado que configura un verdadero ejército que agrupa unos 3000 efectivos en 95 agencias, que apuntan a resguardar, fundamentalmente, los bienes y mercancías de los grupos empresarios monopólicos que se han erigido como los beneficiarios y "vencedores" del modelo injusticia, y que son gerenciadas por ex agentes de los cuerpos represivos con directa vinculación y participación en el genocidio perpetuado por la última dictadura.

Una tercera consideración
Frente a la conformación del marco estructural de violencia e inseguridad alentada y ejecutada desde la órbita estatal, es deber, de quienes desarrollamos nuestra actividad militante en directo correlato con dichos fenómenos, construir una contundente y articulada crítica política global a los principales parámetros en los que el sistema capitalista basa toda su concepción de "seguridad":

  1. El discurso gubernamental intenta instalar como verdad ideológica y cultural la siguiente ecuación: pobreza = delincuencia ; delincuencia = "inseguridad"(Miedo en la población que justifica el control policial que garantiza al sistema -Criminalización de los oprimidos y no de los causantes del genocidio político y social).
    "..... Porqué las prisiones permanecieron a pesar de esta contraproductividad? ( cuanto más tiempo en prisión se pasa menos re-educado y más delincuente se es). Yo diré precisamente porque de hecho producían delincuentes y la delincuencia tiene una cierta utilidad económica-política en las sociedades que conocemos. La utilidad mencionada podemos revelarla fácilmente: cuanto más delincuentes existan más crímenes existirán, cuanto más crímenes haya más miedo tendrá la población, y cuanto más miedo en la población más aceptable y deseable se vuelve el sistema de control policial.La existencia de ese peligro interno permanente es una de las condiciones de aceptabilidad de ese sistema de control , lo que explica porqué en los eriódicos, en la radio, en la televisión, en todos los países del mundo, sin ninguna excepción,se concede tanto espacio a la criminalidad como si se tratara de una novedad en cada nuevo día. Desde 1830 en todos los países del mundo se desarrollaron campañas sobre el tema del crecimiento de la delincuencia,hecho que nunca ha sido probado, pero esta supuesta presencia, esta amenaza, ese crecimiento de la delincuencia, es un factor de aceptación de los controles....".Michel Foucault Conferencia en Facultad de Filosofía de la Universidad de Brasil ( Revista "Barbarie", Nros. 4 y 5, Brasil, 1981/1982).-
  2. Como producto de esta concepción se alienta como política estatal no la solución de la problemática matriz(la vertiginosa y violenta pobreza), sino metástasis represiva sobre un valor agregado a la pobreza: la delincuencia.-Esta política puede reconocer el estilo "manodurista"(Patti, Rico, Ruckauf) de la "tolerancia cero", la que es presentada como cruzada guerrerista contra los delincuentes, mostrando sus rasgos reaccionarios al promover una verdadera limpieza de carácter clasista, racista y xenófoba; o bien, el de "integración comunitaria" expresada por los exponentes de la teoría de un "capitalismo más humanizado" o de la denominada "tercera vía", que promueve las prácticas aberrantes de la elación. Una política que no apunta a rescatar uno de los mejores atributos populares: la solidaridad, sino que alienta la "buchonería", el individualismo pragmático, la colaboración económica activa con la policía (sistema de las cooperadoras policiales), la fractura social desencadenante de la "guerra entre pobres" o "guerra horizontal", etc., o sea buscando sus resultados en base a la otenciación de lo peor de las miserias humanas.-
  3. En este clima de contexto debe articularse un fuerte discurso de cuestionamiento y denuncia contra:
    a) Las concepciones reaccionarias y antipopulares imperantes en el campo de la institución policial, que no son otras que las impregnadas por la doctrina criminal de los Camps, Saint Jean, Feced, Lofiego, etc., los que son glorificados y utilizados como emblema internos para el mantenimiento del mentado "espíritu de cuerpo". b) El accionar delictivo de la policía que la vincula con la materialización de los delitos mas graves y aberrantes (terrorismo, piratas del asfalto, venta ilegal de armas, tráfico de drogas, corrupción penitenciaria, juego clandestino, secuestros extorsivos, trata de mujeres, etc). c) El rol de complicidad y encubrimiento que realiza el Poder Judicial sobre el accionar delictivo de la policía, y su papel de "demonizador" de las víctimas: si en los '70 el objetivo de la represión lo constituía el sujeto político de la "violencia subversiva" y la frase acuñada para la legitimación del genocidio fue la de " en algo habrá andado" ,hoy el blanco móvil de la represión ha sido puesto en el sujeto de clase discordante con las pautas estéticas y culturales impuestas por la globalización neoliberal:los jóvenes trabajadores inmersos en las nuevas condiciones de la exclusión, la flexibilización y la precarización del trabajo, y la sospecha social (emparentamiento de la víctima con la droga, el alcohol y la delincuencia) es el argumento legitimador de la impunidad para los crímenes policiales. d)La "seguridad" también se ha transformado de un derecho humano de carácter público y de goce popular (derecho a trabajar, a alimentarse, a educarse, a no temer, etc.),en un privilegio de carácter privado: se facturan en el país 1.500.000 millones de dólares anuales por parte de las empresas privadas de seguridad. Por lo que la "seguridad pública"(5.000 efectivos en la provincia) es destinada a las tareas de control social: razzias, rastrillajes, torturas, amenazas, persecución y hostigamiento, y por supuesto "gatillo fácil": mas de 100 casos en la provincia y una preocupante línea ascendente.-

Una cuarta y última consideración
Nuestra vision de fondo: La lucha antirrepresiva la concebimos como parte de la batalla política,cultural y liberadora de todo nuestro pueblo en las actuales condiciones históricas. Por lo tanto,como lucha popular por la superación del capitalismo, y no como "adecuación" resignada a su sistema e ideología imperante, ni mucho menos como programa posibilista de reformas "humanizantes" de la muerte y la impunidad.-

Nuestra propuestas para la etapa:

  1. Exigencia de una política de recomposición de la cultura del trabajo ( rechazo a las imposiciones del FMI y sus socios locales, pleno empleo basado en el mercado interno, creación de fuentes de trabajo estables con salarios dignos, anulación de la reforma laboral, etc.)
  2. Resolución política de la problemática de la impunidad consagrada, base material e ideológica con la que se sigue reprimiendo (Anulación de la leyes de impunidad, procesamiento a todos los culpables del terrorismo de estado y de la epresión policial e institucional y su castigo carcelario. Cambio en las concepciones represivas antinacionales y antipopulares que son estructurales a las fuerzas de seguridad).-
  3. Participación popular y comunitaria, pero desde el debate colectivo sobre la concreción de propuestas solidarias, apuntadas a enfrentar la lógica de exclusión y la impunidad y reemplazarla por una de trabajo y justicia.
  4. Reformas sobre la Ley Orgánica de la Policía y sobre las facultades que ésta posee en materia de participación dentro del procedimiento judicial.-
    También reformas en las políticas de penalización y de cambio sustancial en los tipos de procedimientos judiciales.-
  5. Constitución de nucleamientos juveniles barriales y estudiantiles que confluyan en un Movimiento Juvenil Antirrepresivo, que mediante su denuncia y esclarecimiento promueva herramientas de prevención organizadas que cuestionen y eviten la naturalización de la represión y la muerte.

J.U.AN.(Jóvenes por la Unidad Antirrepresiva)
Liga Argentina por los Derechos del Hombre - Rosario

DDHH en Argentina

small logo
Este documento ha sido publicado el 21may02 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights