EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


15may06


Claudia Sosa salió libre tras una inédita reducción de pena.


Lo último que se supo de Claudia Sosa fue que el ex gobernador Roberto Iglesias no quería abandonar su mandato sin antes inscribir en su gestión la reducción de pena de esta mujer, conocida como la que mató a su marido policía -algo que de hecho hizo, tras años de soportar violencia física, psicológica y económica-. El entonces gobernador cumplió y finalmente -tras cinco años de prisión- Sosa logró la libertad condicional el 9 de marzo de este año.

El 1 de marzo de 2001, a las 3, Claudia le dio un tiro en la cabeza al policía Eduardo Quiroga mientras el hombre dormía. Esa noche él la había violado, la había obligado a representar una película pornográfica y le había introducido el cañón de su Taurus 9 milímetros en la vagina, como había hecho en ocasiones anteriores.

Así lo narró Sosa en su declaración durante el juicio y ante la colectiva de mujeres "Las Juanas y las Otras". Esta agrupación feminista se hizo cargo del caso y marchó por las calles, organizó campañas de firmas, charlas y obras de teatro para su liberación.

Según Pablo Salinas, uno de los abogados defensores de Claudia Sosa (el otro es Diego Lavado), esta intervención tuvo mucho que ver con la liberación de esta mujer maltratada. El logro fue mayor: el caso no tiene precedentes en cuanto a la rebaja de pena que se consiguió. Si bien en un comienzo se había hablado de reducirla a seis años de prisión, finalmente anunciaron que sería de siete años y medio.

La carátula del expediente era de "Homicidio agravado con circunstancias extraordinarias de atenuación". Esto implicaba que la escala penal fuera de ocho a 25 años de prisión, de los cuales recibió 15. Esta sentencia fue criticada en su momento, así como una de las pericias psicológicas, que la calificaban de "psicópata con rasgos perversos".

Sosa cumplió cinco años debido a su buena conducta y, sobre todo, a la reducción de la condena que Iglesias le otorgó a través de la facultad constitucional con la que contaba.

"Es un hito en la historia de la provincia. No hay registros de rebajas de esta dimensión. En esto se demuestran dos cosas: lo importante que son los mecanismos constitucionales de control y lo injusto que puede llegar a ser el sistema judicial", sostuvo Salinas.

La dupla de abogados que la representó en un principio había presentado un recurso de casación, en el que se cuestionaba la aplicación del artículo 41 bis del Código Penal. Esta norma establece el aumento de un tercio de la pena a quien use un arma de fuego para matar.

Si bien uno de los jueces de la sala penal, Fernando Romano, atendió el pedido, los otros dos lo rechazaron. Romano había considerado que el arma y su manipulación eran parte de la vida cotidiana de la pareja.

De trascendencia nacional

El día en que Claudia Sosa salió de la sala penal, tras escuchar su sentencia, los gritos de su madre retumbaron entre las paredes. A partir de entonces, la campaña para liberar a Claudia Sosa se puso en marcha.

Su nombre tituló uno de los capítulos del programa de televisión "No matarás", de María Laura Santillán, que narraba en imágenes y entrevistas crímenes relacionados con la violencia de género.

La puesta en escena de su caso abrió el debate. "Recibimos varios llamados de mujeres golpeadas. Este caso permitió develar las dificultades y deficiencias del sistema. Hay falta de recursos para dar respuesta a la demanda y falta de seguimiento de los casos", sostuvo Rosana Rodríguez, de Las Juanas.

El día en que la liberaron, Claudia Sosa dio una sorpresa a su madre. Le contó que estaba libre, que quería empezar una nueva vida y dejar atrás el pasado. Aunque por el momento rechaza hablar con medios de comunicación, "Claudia está feliz", contó Rosana Rodríguez.

[Fuente: Los Andes, Mendoza, Arg, 15may06]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 08Jun06 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.