Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

21feb15


Vandenbroele, detenido en Mendoza


Cerca de las 21, en el domicilio de su ex esposa, Laura Muñoz, en la calle Loria de Chacras de Coria, fue detenido Alejandro Vandenbroele, quien es señalado como testaferro del vicepresidente, Amado Boudou. Tenía un pedido de captura lanzado horas antes por la Interpol a pedido de la Justicia uruguaya, que lo acusa de lavado de dinero.

El empresario llegó a esa hora para dejar a su hija en su casa, tras el día de visita que le correspondía, y de inmediato fue apresado por tres agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que, tras introducirlo en una camioneta, lo llevaron a la Aeroestación Francisco Gabrielli, donde anoche quedó alojado para esperar el primer avión con destino a Buenos Aires en la mañana de hoy.

La solicitud internacional de detención había sido hecha a la Interpol por el juez uruguayo Néstor Valletti, quien lleva la causa en aquel país en la que el empresario con residencia en Mendoza está sospechado de lavado de dinero, en una eventual conexión con la compra de la calcográfica Ciccone.

Por esta operación está procesado también Boudou, de quien presuntamente, según las investigaciones, Vandenbroele era testaferro.

"Ya está el pedido de captura internacional, con alerta roja", había afirmado al diario Clarín a primera hora de la tarde de ayer el juez Valletti, añadiendo que una vez que fuera detenido, los tiempos para que esta persona fuera extraditada a aquel país dependerían "de la Justicia argentina o de la del país donde sea detenido".

Es que si la detención se realizaba en cualquier otro país, la extradición debía hacerse de inmediato hacia Uruguay, pero como se lo apresó en territorio argentino, la extradición puede esperar, porque el proceso se inició en este país.

En tal sentido, luego de estar alojado en el aeropuerto mendocino, Vandenbroele seguramente llegará a Buenos Aires donde la Justicia Federal argentina decidirá sus próximos pasos.

Respuesta a las negativas

En los últimos tiempos, Vandenbroele había sido citado en reiteradas oportunidades a declarar por la causa en la que está involucrado en Uruguay pero el pedido no tuvo éxito, razón por la cual se decidió detenerlo.

"Debimos apelar a esta instancia por su negativa a presentarse a declarar en los juzgados de Montevideo a los que se lo citó", destacó Valetti, cuya intención era indagarlo sobre un presunto lavado de dinero y por la maniobra de inyectar fondos a The Old Fund (la sociedad holandesa que en 2010 pasó a controlar Ciccone), a través de Dusbel, una sociedad anónima constituida en Uruguay.

Con la circular enviada para detener al empresario ya en la Ciudad de Buenos Aires, efectivos de la Policía Federal iniciaron su búsqueda allí mismo.

Así llegaron primero al departamento 3 "B" de la calle Quirno Costa 1273, domicilio que Vandenbroele había declarado en Uruguay, pero no estaba allí.

Por eso las miradas se dirigieron a Mendoza, particularmente a la zona de Vistalba, donde el imputado reside habitualmente, para estar cerca de su hija, que vive con su madre en la vecina localidad de Chacras de Coria.

Por eso también se esperaba que, llegando a la noche, y dado que el viernes era el día convenido para que estuviera con la niña, Vandenbroele fuera ubicado en ese lugar, como finalmente sucedió.

Vandenbroele había sido citado a declarar en Uruguay por primera vez el 4 de febrero de 2014, pero no se presentó a la audiencia alegando el cierre de fronteras que le había impuesto la Justicia argentina. En esa oportunidad, además, pidió declarar por escrito, solicitud desestimada por la Justicia uruguaya. La segunda citación se produjo el 28 de agosto pasado, pero Vandenbrole tampoco asistió al llamado.

Este caso comenzó para la Justicia uruguaya en abril de 2012, cuando una investigación de la Unidad de Información y Análisis (UIAF) dependiente del Banco Central de Uruguay (BCU), consideró sospechosa la transferencia de 620.000 dólares a favor de The Old Fund (luego conocida como Compañía de Valores Sudamericana) por la empresa Dusbel S.A, que nunca antes había transferido importes superiores a los 10 mil dólares.

Interesado entonces en la conexión que en Uruguay podría tener la nueva Ciccone Calcográfica, la principal autoridad monetaria uruguaya denunció ante la Justicia el caso, provocando el inicio de las indagaciones sobre el empresario que en Argentina fue marcado como testaferro de Boudou. Como el Vice, Vandenbroele está procesado también por la compra de Ciccone.

[Fuente: Por Horacio Meilán, Los Andes, Mendoza, 21feb15]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 23Feb15 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.