Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

04may17

Français


El Ministro Luis Alberto Sánchez convierte el derecho a consulta en una farsa


El Ministerio de Hidrocarburos ha sido fuertemente criticado por su actuación en el Departamento de Tarija en relación, por un lado, con la marcha de protesta de los campesinos pobladores del Área protegida de Tariquía (oficialmente conocida como "Reserva nacional de flora y fauna de Tariquía") en contra de la explotación hidrocarburífera en esta área, y, por otro, en relación con el acto jurídico de Consulta del proyecto "Jaguar X6 del Bloque Huacareta", realizado en la localidad de Entre Ríos, que afecta también a campesinos.

Lo que debía proteger el Ministro son las características de la denominada "Consulta previa", características que vienen determinadas por la CPE, el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de la ONU y el propio Tribunal Constitucional de Bolivia en su Sentencia 2003/2010-R del 25 de Octubre de 2010, la cual ha sido incluso empleada como referencia por la Corte IDH en su Sentencia del 27 de junio de 2012 en el caso el pueblo Sarayaku del Ecuador.

Sin embargo, su actuación se encuadra en el desacato a la Constitución y las leyes y, para más escarnio de propios y extraños, en la descalificación de campesinos pobres que habitan históricamente en la denominada eufemísticamente "Área Protegida Tariquia".

Para el ministro y su cohorte de funcionarios sátrapas, el hecho de que se trate de campesinos y pobres los coloca en el lugar del imaginario ideológico que él utiliza, donde sólo caben la marginación, el desprecio y la ignominia.

Desde enero a la fecha de este comentario, la Unidad de Comunicación del Ministerio de Hidrocarburos, conocida por su acrónimo UCOMH, ha publicitado hechos contradictorios y, por tanto, en pura lógica formal, falsos, lo que implica la violación flagrante del principio de buena fe. Simplemente lo que afirmó en enero se negó en abril.

Desde el Ministerio, al referirse al Área Protegida Tariquia, afirmaban en el mes de enero "que no hay nada concreto aún, que es un proceso de largo aliento". En cambio, el 21 de abril, y con la evidente intención de descalificar y desmentir a la representación de la marcha denominada "Gran Marcha, paso a paso por la dignidad", afirmaban que la exploración había sido aprobada. Es decir, que el único paso cierto que dio la UCOMH fue para crear una "posverdad", o sea, una verdad imaginaria que sólo el poder puede interpretar.

En la localidad de Entre Ríos y con el apoyo del protervo Walter Ferrufino confirmaron que los indígenas guaranís apoyan el desarrollo energético de Tariquía, como si lo que estuviera en discusión fuera el "desarrollo" y no el derecho a consulta y sin tener en cuenta que los guaranís que allí estaban no son residentes en Tariquía.

Por si no bastara, para que la "posverdad" fuera intrínsecamente coherente aprovecharon el proceso de consulta de otro proyecto, el de Jaguar X6 del Bloque Huacareta, que nada tiene que ver con Tariquía (basta ver un mapa para comprenderlo) y agregaron la presencia de indígenas guaranís de los denominados kapangas, que ni habitan ni son parte de esa zona protegida.

Esto ocurría mientras el Viceministro Salinas declaraba en la página web del Ministerio que la consulta es con los comunarios que viven en el lugar: "Salinas precisó que el tema socio-ambiental es consensuado con los comunarios que viven en los lugares directamente afectados y que 'no es algo que imponga la empresa'. Por ello se llama proceso de Consulta y Participación porque los involucrados participan y son parte del proceso".

Esta declaración fue hecha a través de la Unidad de Comunicación del Ministerio el 21 de enero y resulta que el 21 de abril el propio Viceministro Fernado Salinas, junto al Ministro Sánchez, saludaban ufanados la "presencia del pueblo guaraní" que no pertenece al área Tariquia y tampoco era parte del proceso de consulta del Jaguar X6, porque dicho pozo está en zona de comunidades campesinas.

Para más inri, el Ministro de Hidrocarburos, de nuevo a través de su sitio web oficial, afirmaba el 24 de enero de 2017 lo siguiente: "'Mediante Consulta y Participación que se hace en las comunidades de las áreas de influencia, ellos dirán si hay o no actividad exploratoria. Si aprueban, haremos la sísmica, si nos dicen que no quieren hacer, no se hace, pero son ellos quienes definen, no esas personas que están sentadas en las cuatro esquinas de la plaza principal de Tarija, que dicen ser buenos tarijeños', manifestó Sánchez".

Como si esto no fuera suficiente ignominia, el docto e imaginativo García Linera aparece en el acto público en que convirtieron lo que tenía que ser un acto jurídico de consulta previa del Jaguar X6, afirmando que esta consulta incluye la del Área de Tariquía y afirmando cosas tan peregrinas como que los que se oponen y van a marchar por las calles de Tarija "son los que ganan 5.000 dólares mensuales" y, terrible crimen, "han estudiado en la Universidad".

García Linera hace mucho que perdió lo papeles, pero estas expresiones racistas y clasistas no hacen más que confirmar su deriva intelectual y su forma de consolidar el paradigma de la "posverdad" en contra de campesinos pobres que él considera, por excepción, ignorantes e indignos de "ser" educados.

En un alarde digno de un "auto de fe" inquisitorial, el Ministro de Hidrocarburos Luis Sánchez afirmaba el 21 de abril en Entre Ríos: "Con mucha honestidad el equipo del Ministerio de Hidrocarburos ha socializado los alcances que tiene el posible proyecto, con la verdad y hoy las comunidades le dicen sí al proyecto. Me llena de satisfacción que los comunarios aprueben el posible proyecto, como verdaderos tarijeños y bolivianos. Sí podemos hacer inversiones en equilibrio con la Madre Tierra",..."

Sin embargo, los propios habitantes de Tariquía afirmaban que han sido condicionados a no recibir el programa de viviendas del Gobierno central si ponían en duda la "honestidad" del Ministerio y apoyaban la denominada "Gran Marcha, paso a paso por la dignidad" que, según la versión del auto de fe pública, la conformaban unos pocos manipulados por las ONGs o "pseudo ambientalistas".

Estos campesinos pobres de Tariquia preguntan al gobierno allí presente, entre otras cosas muy filosas, por qué dicen que es "consulta previa" si se hace después de firmado el contrato de exploración y le preguntan públicamente si el Gobierno está dispuesto a respetar si el pueblo le dice no.

Es necesario señalar que esta coerción social practicada por el Estado, y que podríamos calificar de extorsión, introduce un vicio de nulidad insubsanable en cualquier proceso de consulta.

Lo que ocurre es que dentro del mismo Gobierno creen que con propaganda y gente contratada para ser "su" representante indígena o para disfrazarse de indígena y bailar ante la autoridad en los actos televisados a nivel nacional, cumplen con la legalidad de un proceso de Consulta Previa.

En realidad actúan de la misma forma y con las mismas prácticas neoliberales implementadas en los procesos de Consulta hechos en la época de la capitalización, de los "joint ventures", dado que la Consulta Previa rige en Bolivia desde el año 1991.

Un repaso a los Estudios de Impacto Ambiental y a las Licencias Ambientales evidencia que no existen diferencias sustanciales con las épocas de Goni. De hecho, hasta una ex viceministra de Goni fue Directora General de Gestión Socioambiental del MHE, Doña María Cristina Arellano de Frank, y estuvo a cargo de la Consulta con el Gobierno actual.

Lo cierto es que no se evidencia ningún cambio sustancial. Más bien al contrario, vemos que, tal cual lo anuncia el propio Gobierno, se trata de una actuación planificada que desnaturaliza el proceso de consulta y lo reduce a meros intercambios económicos.

Por el oro negro de sus territorios les darán cuentas de vidrio, pues para eso entiende el Gobierno actual que es la consulta, tal cual se puede colegir de lo afirmado el 21 de abril por un consultado: "El corregidor de la Comunidad San Diego Sud, provincia O'Connor del departamento de Tarija, Freddy Tejerina, señaló que los procesos de Consulta y Participación que desarrolla el Ministerio de Hidrocarburos son importantes porque permiten que los comunarios participen y opinen sobre los proyectos que puedan desarrollarse en su comunidad. 'Ahora sabemos que la Consulta y Participación nos permite ser parte del proyecto', aseguró Tejerina, quien junto a los comunarios de San Diego Sud fueron parte del proceso de Consulta y Participación para el proyecto Perforación del pozo exploratorio Jaguar X6 que se llevó a cabo este mes de abril y los comunarios dieron su apoyo."

Ahora bien, podríamos suponer que es verdad lo que afirma este ciudadano que ocupa un puesto originado en la época de la colonia y que es parte de los campesinos pobres de una región donde el sistema económico es de subsistencia. Sin embargo, no es así. El señor Corregidor no tuvo un delirio virreynal; es no más el criterio que ha impuesto el Ministerio de Hidrocarburos tal cual se desprende de lo afirmado por el Ministro Luis Alberto Sánchez: "Durante su discurso el Ministro destacó que el actual gobierno es respetuoso de las normas y para cada proyecto hidrocarburífero realiza la correspondiente Consulta a las comunidades de influencia del proyecto. 'Entre 2006 y 2016 se han hecho 69 consultas en todos los proyectos hidrocarburíferos. Las comunidades son las que deciden en qué va a consistir la compensación, si quieren hospitales o escuelas. Es fácil para quienes tienen caminos, hospitales, escuelas decir no a la exploración. Sánchez aclaró que la mano de obra a contratar para el desarrollo del proyecto será de la comunidad de San Diego u otras comunidades aledañas; asimismo, los ambientalistas que participen en el proyecto deberán ser personas que provengan de la zona del proyecto'".

No hay por dónde perderse. El Ministro Sánchez y su séquito de dirigentes cooptados, viceministros, asesores y demás, han prevaricado en forma pública y flagrante. No obstante, su actuación quedará impune porque en Bolivia el tema de la justicia no funciona, tal cual reconoce hasta el propio Evo Morales.

Por suerte para ellos el neoliberalismo creó el paradigma de la "posverdad", cuya definición se ajusta como un guante a su discurso.

[Fuente: Por Irandey Tupapire, Corresponsal de Radio Nizkor, La Paz, Bolivia, 04may17]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Bolivia
small logoThis document has been published on 05May17 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.