Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

05mar16


Gabriela, de las juventudes del MAS a "exitosa empresaria"


"La historia no siempre se escribe con la pluma y la tinta, sino mayormente con el corazón y con sangre". La reflexión pertenece a Gabriela Zapata Montaño durante una entrevista concedida a Tiempos del Sur.

Zapata, cochabambina hija de un policía y que tiene dos hermanos, desde joven comenzó a probar la política, la fama, el éxito y los sinsabores de la vida.

A sus 17 años, en 2005, formó parte de las juventudes del MAS. Una militante que trabajó activamente en la campaña para que Evo Morales llegara a la presidencia. Fue cuando conoció a Morales.

En 2006, cuando ella aún estudiaba la carrera de Derecho, su relación amorosa con Morales toma forma. En 2007, el romance se fortaleció. Tuvieron un hijo, pero este había muerto a los meses de nacido. A la fecha, no se conoce si está con vida o muerto.

Desde entonces Morales y Zapata dejaron atrás sus sentimientos y cada quien siguió su vida, afirmaron ambos. Ella se casó en 2011 con el hijo de un exminitro de Gonzalo Sánchez de Lozada y tuvo una hija.

Gabriela comenzó a trabajar en compañías internacionales, una de ellas vinculada con el expresidente de Paraguay y amigo de Morales, Fernando Lugo.

Ya con contactos con empresas internacionales, "la fortuna fue benevolente", dice Zapata -en una entrevista que ofreció a Tiempos del Sur-, cuando estuvo en México conoció a ejecutivos de la empresa china CAMC Engineering, quienes, en 2013, la invitaron como gerente comercial.

Pero Zapata, que dice que habla chino, alemán, español e inglés, no se conformó. En 2014 decidió conformar su empresa y se asoció al empresario Sigfredo Antelo Suárez con quien fundó Consilium SRL con un capital de 800.000 bolivianos. Esta firma se dedica a trabajos de arquitectura e ingeniería, además de construcción en hormigón y consultorías, con domicilio en Santa Cruz.

Su éxito como joven empresaria llamó la atención de algunos medios impresos del país que le dedicaron sus principales portadas destacando su actitud latente para luchar por sus sueños.

En las entrevistas que ofrecía hablaba de proyectos ligados a energía renovables, de fundaciones, de empresas jóvenes, pero no hacía referencia al trabajo y al alto cargo que tenía en CAMC.

Consultada sobre las claves del éxito, Gabriela respondió a la revista VIP en 2014 que "más que recetas, son principios y valores los que hacen la base de una vida exitosa, donde la disciplina y la perseverancia encuentran su razón de ser, cuando uno se plantea un objetivo y un propósito de vida".

En las entrevista, nunca dejó de expresar su admiración por Morales, su antiguo amor. "Siempre me impresionaron personas elocuentes e integras, que son consecuentes con su trabajo, y puedo decir con honestidad, que la persona que en este momento de mi vida se ha convertido en un modelo de mi admiración, es el Presidente Evo Morales Aima, por muchísimas razones", reveló.

En enero de este año guiñó al Mandatario. "Estamos orgullosos de tu firmeza (), de un caballero de honor como tú" y "cuando respiras y nos das respiro de esperanza, estamos contigo", le dijo en Facebook.

Nueve años después de romper su relación con el Presidente, cambió su suerte.

El 3 de febrero destaparon su relación sentimental con Morales con la denuncia de tráfico de influencias. Presuntamente el Estado suscribió millonarios contratos con la CAMC debido a que la madre de un hijo del presidente era la gerente.

Desde ese día su vida dio un giro trascendental, ahora está detenida preventivamente en la cárcel de mujeres de Obrajes acusada por enriquecimiento ilícito.3

Punto de vista

María José Rodríguez Beller
Experta en comunicación corporativa

La verdad conocida "por capítulos" ahonda la crisis

Tras el escándalo de Bill Clinton y Lewinsky, expertos en crisis descubrieron que la mayor afectación a la imagen y a la reputación del entonces presidente estadounidense fue la revelación de la verdad como el deshojar de una margarita. La resistencia de la Casa Blanca a afrontar la realidad de una vez provocó un rosario de medias verdades y pequeñas mentiras rebatidas con cada nuevo día. Esta entrega por capítulos -de las revelaciones de una y otra parte- creó la sensación de estar ante un escándalo de mayores proporciones a las reales.

Las mentiras y las versiones destinadas al disimulo de la verdad restaron gran parte de la confiabilidad que la gente había depositado mediante su voto. La que mermó fue esa porción de confianza que le correspondía al hombre y no al proyecto. El escándalo no trituró la reputación del partido demócrata sino de su más visible líder del momento, Clinton. El proyecto pudo subsistir y sacudirse del abollón sin negar a su protagonista. Sin embargo, él quedó lastimado y signado por un buen tiempo y requirió de una larga campaña de reconstrucción de imagen.

El inicio de la resolución de la crisis quizá se dio el momento en que el Presidente admitió la verdad y pidió disculpas públicas por su comportamiento. Unas disculpas llegadas a destiempo, pero disculpas al fin. El reconocimiento del error y la voluntad de finalmente dejar de escudarse en la mentira sirvieron de base sólida para remontar la crisis.

Coinciden los analistas en que a Clinton no se le castigó por ser adúltero, pero sí por mentir. Porque la mentira revela el comportamiento real del hombre, pone al desnudo sus miserias, cobardías y temores. Si hubiera dicho la verdad de inicio, el lanzamiento de su reconstrucción habría contado con cimientos más sólidos, porque la mentira los corroe hasta hacer imposible la recomposición.

Un romance y un hijo son parte de la vida (obviamente siendo consentidos por ambas partes) y no debieran generar una crisis. Son la mentira y la negación las que encendieron la mecha de la crisis Zapata-Evo. Dos elementos parecidos que no son lo mismo, pues una es evitar la verdad y la otra una demostración clara de la insensibilidad hacia una persona con la que se ha compartido el nacimiento y la muerte de un hijo, dos de las emociones más intensas en la vida. Quizá ellas se convirtieron en el motor de la crisis Zapata-Evo.

Ahonda la crisis también la continuidad de las mismas actitudes que la dispararon como la creación de nuevas historias poco verosímiles, actuar correctivamente a destiempo, echar lodo sobre otros, en especial sobre ella...

La menos lastimada terminará siendo ella, pues cuando cumpla sus supuestas culpas por corrupción prevalecerá su condición de madre, cosa que el Presidente lastimosamente no pudo probar.

[Fuente: Página Siete, La Paz, 05mar16]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Bolivia
small logoThis document has been published on 07Mar16 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.