Mujeres desaparecidas
Todas íbamos a ser reinas

El Testimonio de sus Familiares

Capítulo IV

Cecilia Labrin, fue llevada a la casa de calle Londres N 38. No tenemos ningún testigo que nos pueda confirmar que luego fue trasladada a Cuatro o Tres Álamos, solamente su madre doña Olivia Delfina Sazo Gamboa en declaración pública afirma "Me he impuesto de la circunstancia de encontrarse mi hija en el campamento de Tres Álamos. Esta información no tiene carácter oficial, pero fue obtenida en condiciones tales que no cabe duda de su veracidad. En tal virtud, teniendo SS, las mas amplias atribuciones en orden a dirigir la investigación hacia su término, sería procedente oficiar al Ministerio del Interior y a la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos -SENDET-, afín de que informen de la situación de mi hija haciéndoles presente la circunstancia de existir antecedentes acerca de la permanencia de ella en el campamento de Tres Álamos".

"Esta información deberá ser requerida con la mayor urgencia, pues temo fundadamente por la salud de mi hija, consta en el expediente que al momento de ser privada de libertad tenía ya 3 meses de embarazo, actualmente debe encontrarse próxima a ser madre".

El hijo de Cecilia Labrín debía haber nacido el mes de febrero de 1975.

En entrevista tenida con la madre de Cecilia, doña Olivia Sazo Gamboa, durante el curso de esta investigación, recibimos de ella la siguiente información sobre el posible destino de Cecilia y de su hijo: "Por una hermana mía, quién vive en Valparaíso, doña Berta Sazo Gamboa casada con Juan Pastene sargento de la Marina, actualmente jubilado, pude saber algo de mi hija y de mi nieta".

En octubre de 1975, doña Olivia viajó a Valparaíso a visitar a su madre doña Angela Gamboa que se encontraba enferma. En esa oportunidad Olivia habla con su hermana, quién le informa que su marido Juan Pastene, que pertenecía al Servicio de Seguridad de la Marina, había leído una lista de personas detenidas en la cual figuraba Cecilia con todos sus antecedentes y se anotaba igualmente que esta prisionera política había dado a luz una niña el día 5 de marzo de 1975 con un peso de 3.850 Kg.

Un tiempo después Olivia entrega estos antecedentes a la Vicaría de la Solidaridad. Los abogados convocan a Juan Pastene el cual acepta testimoniar para luego arrepentirse a último momento.

"Durante todos estos años he vivido en la incertidumbre día tras día. Está viva, esta muerta?... y si la mataron, cómo lo hicieron?... de a poco... a pausas... o la mataron de un balazo".

"Siempre pienso que la niña nació y si fue así cómo fue el parto de mi hija?... tuvo a su hija en sus brazos, la pudo acariciar como yo lo hice con ella?... En verdad quisiera que estuviera viva, pero si estuviera muerta que me lo digan de una vez. Hasta unos meses atrás pensé que estaba viva, fuera del país, pero con esto de las osamentas, ya no sé... no sé".

"Con la desaparición de Cecilia mi familia quedó destruida, su hermana menor que tenía 12 años cuando se llevaron a Cecilia, nunca más volvió a ser la misma y ahora sufre de graves trastornos psicológicos. A su hermano lo tengo hace años internado en un Hospital Psiquiátrico con el diagnóstico de esquizofrenia, ese niño que era brillante, que ese año preparaba su prueba de aptitud académica es ahora una sombra de un ser humano.

"Si no hubiera justicia, si no se conociera la verdad, este país seda aberrante, extraño; además a quién quieren que perdone?, sino sé qué fue de ella y quiénes fueron los que la tuvieron delante de ellos por última vez".

El hijo de Gloria Lagos Nilsson debería haber nacido en el mes de mayo de 1975 puesto que fue detenida el 26 de agosto cuando su embarazo se encontraba en el tercer mes. Habría sido su cuarto hijo. No contamos sin embargo, con ninguna información sobre ella luego de su detención en el centro de incomunicados de Cuatro Álamos, ni nada sabemos acerca del nacimiento de su hijo.

Cecilia Miguelina Bojanic deberla haber tenido a su hijo en el mes de febrero de 1975. Sin embargo, ni de ella ni de Flavio Oyarzún se ha sabido nada, nunca más. Dónde fueron llevados luego de ser sacados a mediados de octubre de Cuatro Álamos y que hicieron con ellos?, es algo que aún hay que investigar.

En el caso de Jacqueline Drouilly que fue detenida el día 30 de octubre de 1974 con tres meses de embarazo, su niño deberla haber nacido en el curso del mes de abril de 1975. (Según la madre de Jacqueline esta había sido examinada por una Comisión Internacional de Cruz Roja al interior del campamento de recluidos de Tres Álamos y allí se había comprobado su embarazo).

El nombre de Jacqueline Drouilly y el de su cónyuge Marcelo Salinas Eytel aparecen en la nómina de los 119 chilenos y chilenas que habrían muerto en el extranjero. Entre los días 22 y 24 de julio de 1975 la prensa chilena adicta al régimen dictatorial publicó ampliamente dos nóminas, con 60 nombres la primera y con 59 la segunda, dando cuenta de la muerte de ellos en diversas partes de Argentina, Colombia, Venezuela, Panamá, México y Francia.

Esta noticia la habría extraído la prensa chilena de dos diarios publicados simultáneamente: uno en Brasil, el "O'Día", y el otro en Argentina, 'LEA". Posteriormente se demostró que la revista "LEA" se había editado por una única vez y que su contenido casi exclusivo era dar cuenta de la muerte de militantes del MIR. La revista "LEA" se habría impreso en una editorial estatal argentina dependiente del Ministerio de Bienestar Social, cuyo Jefe era José López Rega, secretario privado de la Presidenta Estela Martinez de Perón y vinculado a la organización anticomunista "Triple A".

En cuanto al diario "O'Día" de Curitiba, Brasil, nunca se comprobó su existencia y las agencias informativas internacionales establecidas en Brasil no pudieron obtener la fuente de la noticia, sin embargo la prensa chilena la citó ampliamente en su información. Así el diario Las Ultimas Noticias, bajo la dirección de Fernando Díaz Palma en grandes titulares informó: En práctica nuevo plan entre miristas: sangrienta vendetta interna hay en el MIR. Desaparecidos en Chile resucitan en Argentina, pero ahora son ultimados por sus propios compañeros.

Por su parte El Mercurio bajo la dirección de René Silva Espejo, informó: Se les reclamaba como desaparecidos. Miristas muertos eran buscados en Chile.

Estas informaciones eran absolutamente falsas. Tal como lo relató el abogado Hernán Montealegre, en un Seminario realizado en Santiago el 14 y 15 de noviembre de 1989. "El arrojo mío consistió en que como se habla dicho que estas personas habían muerto en enfrentamientos en Argentina y Brasil, decidí personalmente viajara Argentina y Brasil y descubrir este problema de la muerte y de los enfrentamientos. Me encontré con la noticia de la falsificación que hubo con la revista Lea y con el diario Día, tanto en Buenos Aires como en Curitiba. En realidad ese fue el motivo fundamental de mi detención; a mi lo que se me hizo cuando se me detuvo fue castigarme.. Desde el momento en que a mi se me detuvo en mi casa a las 5 de la mañana, el personal de la DINA me pregunto in-mediatamente 'dónde está su pasaporte', yo le respondí: 'mí pasaporte lo entregué en el Ministerio de Relaciones exteriores, no tengo pasaporte'. Me dijeron: "no señor, queremos el pasaporte con el que usted viaja a preocuparse de los 119 niños de buena conducta ."

Todos los países extranjeros mencionados, como los lugares en donde los miristas se habrían matado entre ellos, desmintieron terminantemente la noticia, inclusive Argentina. Ante la evidencia de la mentira se pidió en Chile mismo y por organismos internacionales una explicación. El 20 de agosto de 1975 el propio General Pinochet anunció que el Gobierno había dispuesto una investigación de los hechos por los canales oficiales y asimismo dentro del país. Esta investigación nunca se realizó y si se hizo sus resultados no se conocen hasta ahora. En el extranjero Sergio Diez, representante del régimen militar ante las Naciones Unidas, declaró que los detenidos desaparecidos no existían.

Desde comienzos del año 1974 se habla iniciado la búsqueda de personas detenidas o secuestradas que nunca más aparecieron. Sus familias hablan recurrido al Comité por la Paz para que los asesorara. Por todos ellos, como sabemos, se habrían interpuesto Recursos de Amparo que jamás fueron acogidos. Frente a estos hechos la Iglesia pidió a la Corte Suprema un ministro en visita para que investigara la situación de estas personas. La dictadura acosada planifica el montaje de que 119 de estas personas buscadas se habían asesinado entre ellos, en el extranjero.

Entre los 119 nombres que aparecen en esta lista, 19 son de mujeres detenidas desaparecidas.

La primera de ellas es Barbara Uribe Tamblay secuestrada el 10 de julio de 1974. La número 12 es Jacqueline Drouilly y el No 52 es Marcelo Salinas Eytel. En esta lista no están incluidas Cecilia Labrín, Gloria Esther Lagos ni Cecilia Bojanic que también desaparecen en 1974.

El por qué figura Jacqueline y no las otras 3 mujeres detenidas embarazadas que desaparecen en 1974, ni las otras 5 mujeres detenidas y hechas desaparecer durante ese año no tiene todavía explicación. Que pasó con ellas? y al mismo tiempo, qué sucedió con Jacqueline Drouilly?.

Por otra parte existen serios antecedentes que serán dados a conocer oportunamente por Amnistía Internacional, por el gobierno Alemán y por los abogados que llevan el proceso sobre Colonia Dignidad, que señalan que los 119 detenidos desaparecidos habrían sido trasladados en algún momento a Colonia Dignidad junto a otros prisioneros y allí, en una fecha que todavía se ignora habrían sido asesinados y sus cuerpos ocultados. Si así fuera habría que investigar: qué sucedió con el hijo de Jacqueline Drouilly, si nació antes de desaparecer su madre? y si así fuera, dónde está?...

La madre de Jacqueline, señora Norma Yurich nos ha dicho: "Hasta el último día la buscaré; luego de su detención y su desaparecimiento su padre y dos de sus hermanas partieron al exilio, la familia se destruyó. Yo la buscaré hasta el último momento de mi vida... Todos los días me levanto y me acuesto pensando en ella. Uno no puede vivir sin este fantasma adentro, no lo puede tocar pero ahí está... está".

Más adelante la Señora Norma agrega: "Si tuviera adelante a los hechores no sé qué.. (llora en silencio) a ellos preferiría no verlos; pero a los que dieron la orden, a ellos sí y la justicia tendrá al fin que saber lo que hace".

El hijo de Michelle Peña Herreros debió nacer 15 días después de su secuestro. Si el relato de su madre Gregoria es confirmado el niño habría nacido en la maternidad del Hospital de la Fuerza Aérea a donde fue trasladada desde el Hospital Militar. Habría que investigar en las fichas de ingreso y de alta de ambos recintos.

Según Gregoria su nieto debió nacer los primeros días de julio de 1975. No le cabe duda que ese niño vive y que debe estar en poder de otras personas, si así fuera debería tener ahora 15 años. Por otra parte, de las declaraciones del ex agente de la DINA Juan Rene Muñoz Alarcón hechas en la Vicaría de la Solidaridad a Monseñor Cristian Precht Bañados, antes de ser asesinado el día 23 de Octubre de 1977 destacamos el siguiente antecedente que en alguna forma pudiera estar relacionado con el destino de Michelle Peña, ya que ella desaparece junto a Ricardo Lagos Salinas y en relación con dirigentes del Partido Socialista: Exequiel Ponce y Carlos Lorca, los cuales también están desaparecidos. En esa declaración Muñoz Alarcón expresa lo siguiente en relación con las personas que están desaparecidas: "que en la Colonia Dignidad hay 112 personas, en Santiago en Peñalolen y Colina se encuentran el resto. Ellos son alrededor de 145... los demás están muertos".

Más adelante agrega: "Todos estos prisioneros están vivos, en malas condiciones físicas, muchos de ellos al borde de la locura por el tratamiento que les han dado"; luego señala:

"Carlos Lorca y Exequiel Ponce están en el pabellón No 12 de Colonia Dignidad, también se encuentra alguien de apellido Tolosa militante de las JJ.CC. Los que están vivos no son más de 150... l40 y tantas personas. En el archivo que tiene la DINA figura sólo las chapas de ellos. Sus nombres sólo están en el archivo oficial.( "Chile, la memoria prohibida". Tomo III. Cap. 1.- Pág. 37)

En otro lugar de su declaración Muñoz Alarcón afirma que las mujeres están en San José de Maipo, en donde están los enfermos del pulmón.

El 5 de agosto de 1988 Albert Schreiber, residente en la Colonia Dignidad y hombre de confianza Paul Shaffer, jefe de este recinto, reconoció ante un Juez que efectivamente había llevado a Juan Muñoz Alarcón y a su familia al interior de la Colonia Dignidad.

Gregoria Peña luego de 10 años de búsqueda y espera de su hija y de su nieto piensa que lo más probable es que Michelle haya sido asesinada y que su nieto está vivo ignorando por completo quiénes son sus padres.

"Yo exijo saber, ...primero saber todo lo que pasó con ella. Por supuesto espero justicia, justicia limpia y pura... eso... Esa hija mía que tuve a los 16 años fue todo para mi a pesar de mi edad y de las dificultades... dura vida esta. La guerra civil, el campo de concentración en Francia; la segunda guerra mundial, el miedo, el frío, el hambre, luego Chile... y aquí viví nuevamente una dictadura atroz que me tomó a mi hija".

El hijo de Nalvia Rosa Mena Alvarado debió haber nacido en octubre de 1976. El nombre de Nalvia Rosa Mena Alvarado está entre los 70 nombres de Detenidos Desaparecidos incluidos en la querella contra la DINA Rol 553-78 que tramita la justicia militar. En varios de estos casos hubo reconocimiento por parte de la DINA de que ellos fueron detenidos. Esta querella contra la DINA que fue interpuesta a fines de 1978 fue sobreseída definitivamente en noviembre de 1989. En efecto, el Ministerio Público Militar primero y luego el Juez Militar Carlos Parera que en su tiempo formé parte de la DINA decidieron cerrar definitivamente la causa, tras más de once años de tramitación y cuando aún las llamadas "primeras diligencias" no se han realizado. De este modo, el destino corrido por Nalvia, su esposo Luis Emilio, su cuñado Manuel, su suegro del mismo nombre, y su hijo que, tal vez nació, sigue siendo desconocido.

Ignoramos totalmente el paradero de Elizabeth Rekas así como el destino de su hijo que debía haber nacido en octubre de 1976. Sólo podemos indicar que años más tarde, por declaración jurada realizada en Alemania por George Packmor, (hombre de confianza de Paul Shaffer), fue llevada desde Santiago a Colonia Dignidad la citroneta de la firma Varela donde trabajaba Antonio Eliozondo y desde cuyo interior fueron raptados él y Elizabeth.

En efecto, George Packmor huyó de la Colonia Dignidad junto a sus esposa Lotty en febrero de 1985 y logró llegar a Alemania. Una vez allí él y su esposa entregaron innumerables antecedentes sobre las relaciones entre la DINA, Manuel Contreras, sus oficiales y la Colonia Dignidad. Todos estos antecedentes se encuentran en el juicio que Amnistía Internacional entabla contra la Colonia Dignidad en Alemania. La citroneta, el padrón, el número de motor, están registrados junto a otros vehículos pertenecientes a detenidos desaparecidos que se encontraban en Colonia Dignidad. George Packmor entregó en detalle estos antecedentes.

Fueron conducidos también a Colonia Dignidad Elizabeth Rekas y Antonio Eliozondo?. No lo sabemos. Pero estos antecedentes son un rastro que permitiría saber algo tal vez de Elizabeth Rekas y de su hijo.

Reinalda del Carmen Pereira Plaza debería haber tenido a su hijo en el mes de marzo de 1977.

El Ministro en Visita Carlos Cerda Fernandez, que investigó la desaparición de 10 dirigentes comunistas ocurrida en 1976, encargó reos el día 14 de agosto de 1986 a un total de 40 personas, como autores en distintos grados, de los delitos de privación ilegítima de libertad y de asociación ilícita en las personas de Edras de las Mercedes Pinto Arroyo y de Reinalda del Carmen Pereira Plaza, ambos desaparecidos en diciembre de 1976. Treinta y tres de los reos pertenecen, en retiro o en actividad, a las Fuerzas Armadas; dos son civiles y otros siete de la Policía de Investigaciones.

En la nómina dada a conocer por el Ministro Cerda Fernández figuran varios altos oficiales de Carabineros y de la FACH, entre ellos, el ex Comandante en jefe de esta última institución, General Gustavo Leigh Guzmán, reo como autor del delito de asociación ilícita.( Diario La Cuarta del 15 de Agosto de 1986)

El magistrado explicó que había cursado las respectivas órdenes de detención, a todos los que eran funcionarios en retiro de Investigaciones y Carabineros, Armada y Fuerza Aérea. Así mismo dijo que había oficiado a los respectivos comandos para que fueran arrestados en sus unidades, todas aquellas personas que se encuentran en servicio activo en las Fuerzas Armadas.

La investigación llevada a cabo por el Ministro Cerda Fernández le permitió conocer de otros 27 casos de detenidos desaparecidos. Sin embargo, la Corte Suprema rechazó la petición que él hacía para extender la investigación judicial a estos 27 casos. En esa nómina iba el nombre de otra mujer detenida desaparecida, la señora María Flores Barraza de Araya, secuestrada el 2 de abril de 1976, posiblemente por el mismo grupo que secuestró meses después a Reinalda del Carmen.

El Ministro Carlos Cerda acusaba al General Leigh por presunto delito de asociación ilícita referente a la supuesta creación de un denominado "Comando Conjunto".

La madre de Reinalda del Carmen conjuntamente con otros familiares de detenidos desaparecidos concurrieron llenos de esperanza a conocerlos resultados de la investigación llevada a cabo por el Ministro Carlos Cerda, investigación que desentrañaba los secretos de la represión efectuada por la dictadura entre los años 1975 - 1976.

Sin embargo, la acusación del Ministro fue rechazada por la Corte de Apelaciones de Santiago, y las familias una vez más debieron vivir la absoluta indefensión; además el Ministro fue castigado por la Corte Suprema. Este castigo se sumaba a las amenazas y seguimientos de que habla sido objeto desde que asumió en 1985 la investigación sobre los 10 detenidos del Partido Comunista de diciembre de 1976. A pesar de las amenazas y los castigos a que fue sometido, el Ministro Cerda continuó investigando; a través de recursos de casación interpuestos en contra del fallo dictado por la Corte, en los cuales se alegaba vicios en la forma y en el fondo, solicitó la dictación de un fallo de reemplazo. Recién en agosto de 1989 los recursos interpuestos por el Ministro Cerda fueron vistos por el tribunal

La tercera Sala de la Corte Suprema por decisión unánime de los 5 magistrados que la integran: Emilio Ulloa, Estanislao Zúñiga y Hernán Cereceda; más los abogados integrantes Ricardo Martin y Juan Colombo, rechazaron los recursos de casación y sobreseyeron definitivamente la causa, argumentando que los hechos denunciados e investigados estaban afectos a la Ley de Amnistía dictada en abril de 1978.

De este modo la investigación de la desaparición de Reinalda del Carmen junto a otros detenidos desaparecidos, habría quedado definitivamente e sobreseída y archivada, cuatro meses antes de la derrota de Pinochet en las urnas. En la parte final del fallo se expresa: "Que los delitos no podrán ser reabiertos posteriormente aún cuando surjan nuevos antecedentes que ameritaran reanudar la investigación, porque ellos no tendrían el carácter de punibles por efecto natural de la Ley de Amnistía".

La madre de Reinalda del Carmen en el curso de esta investigación nos ha dicho al relatarnos sus sentimientos y esperanzas: "para mí ha sido algo indescriptible, lo más profundo... indescriptible. Lo peor que puede pasar.... tengo la esperanza de que pueda estar viva, pero me rebelo al mismo tiempo de que sí sea. Si estuviera viva, en manos de quién está?. Y si la están utilizando profesionalmente, y tal vez la maltraten?... y el niño que nació... dónde?, cómo se llamará?, dónde están él y su madre'.

Al preguntarle por qué desea saber la verdad, responde: "confírmame no más", y agrega: "se da cuenta de la importancia?, saber con certeza que está muerta... que me entregaran algo... aunque sólo sean sus huesos". Sentada frente a nosotros con su cabeza baja, hace un gesto de tomar algo entre sus manos y llevarlo a su corazón.

Usted comprende, no puede haber impunidad El caso de ella y de otros deben reabrirse con o sin Ley de Amnistía, debemos exigirlo. Para este crimen no puede haber olvido nunca. Si no supiera la verdad podría quedarme en el camino sin saber de mi hija, otros familiares han muerto desgarrados porque no supieron la verdad. Además, cómo amnistiar a asesinos que nunca se reconocieron como culpables?'.

De Gloria Ximena Delard no sabemos nada como tampoco de su hermana Carmen luego que fueron detenidas en Argentina. Igualmente ignoramos si su hijo que debía haber nacido en julio de 1977 se encuentra con vida.(Ver Epílogo).


Editado electrónicamente por el Equipo Nizkor- Derechos Human Rights el 25ago01
Capitulo Anterior Proximo Capitulo Sube