Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

03mar16


Testimonios y documentos que relacionan a Santiago Uribe con 'Los 12 Apóstoles'


BLU Radio tuvo acceso al escrito de acusación contra Santiago Uribe, hermano del expresidente Álvaro Uribe, detenido por presuntos vínculos con grupos paramilitares

La Fiscalía señala que a Santiago Uribe Vélez se le responsabiliza de conformar y dirigir desde la Hacienda La Carolina, en Yarumal, Antioquia, "un grupo armado ilegal que se estructuró con el propósito de ejecutar una política de exterminio en contra de quienes eran considerados como indeseables sociales, pero también eliminar militantes y auxiliadores de los grupos subversivos que operaban en la región".

Dice la Fiscalía que Santiago Uribe contó con el apoyo de Hernán Darío Zapata, alias 'Pelo de Chonta' y de alias 'Rodrigo', quienes con el respaldo de la Fuerza Pública, "extendieron su accionar delictivo a los municipios de Santa Rosa, Valdivia, Campamento, Angostura, Briceño, Gómez Plata y Carolina del Príncipe, contexto en el que se perpetró el homicidio de Camilo Barrientos Durán al considerarlo como auxiliador de la guerrilla".

Los hechos que se le endilgan a Santiago Uribe Vélez ocurrieron en los noventa y comenzaron a investigarse desde el 22 de Diciembre de 1995. El 25 de Agosto de 1999 se profirió una resolución inhibitoria, es decir, archivo temporal del caso por ausencia de pruebas.

El 28 de junio de 2010, el fiscal general de la Nación, que era Guillermo Mendoza Diago, traslada el expediente a la Unidad de Derechos Humanos y el 21 de Septiembre de 2010 se revoca la resolución inhibitoria tras considerar que es una nueva prueba el testimonio del mayor retirado de la Policía Nacional, Juan Carlos Meneses, "rendido ante un grupo de notables en Buenos Aires, Argentina".

Santiago Uribe niega pertenecer al grupo de Los 12 Apóstoles, y dice que "las condecoraciones que su hermano Álvaro Uribe Vélez le otorgó al mayor Juan Carlos Meneses fueron pedidas por la Policía Nacional" y agrega "que también es falso que su hermano haya intervenido para que le asignaran contratos a cambio de su silencio".

La defensa de Santiago Uribe considera que el mayor Juan Carlos Meneses es un "falso testigo", que hace parte del "complot contra los hermanos Santiago y Álvaro Uribe Vélez, orquestado por el padre Javier Giraldo y Gustavo Petro Urrego, quien desde el año 2005 ante el Congreso de la República, inició contra ellos una campaña de difamación".

Una de las piedras angulares del documento de la Fiscalía es que considera que los delitos cometidos presuntamente por Santiago Uribe Vélez son de lesa humanidad, "por tratarse de crímenes que se perpetraron en cumplimiento de ataques a la población civil, generalizados, sistemáticos, inhumanos y con móviles claramente discriminatorios".

La Fiscalía hace un juicioso análisis del fenómeno paramilitar en Antioquia entre 1988 y 2005 en el que dice que la primera fase tuvo que ver con la expansión de la guerrilla, que tuvo una fuerte oposición en "sectores campesinos de la población civil que tuvieron la disposición de armarse para repeler la insurgencia amparados en un decreto de 1965 y en la Ley 48 de 1968".

La Fiscalía alude al paro cívico de 1977 como un punto fundamental de la expansión del paramilitarismo porque comienzan a darse "acciones coordinadas entre la Fuerza Pública y grupos de Autodefensa".

Y agrega: "ello provocó que clanes familiares, medianos y pequeños finqueros, tuvieran como propósito atacar no sólo la subversión sino también la delincuencia", coordinados con las Fuerzas Militares, a través de la entrega de armas, adoctrinamiento anticomunista y la profundización de acciones militares.

En este punto se señala el surgimiento en 1977 de las autodefensas del Magdalena Medio, encabezadas por Ramón Isaza, en el sector de Puerto Berrío.

Luego viene el narco-paramilitarismo en los años ochenta, en donde el objetivo era proteger los intereses del narcotráfico y "ejecutar acciones violentas en contra de quienes pusieran en riesgo el control territorial estratégico".

Y en este punto se da como hecho relevante la creación de Acdegam, Asociación Campesina de Ganaderos y Agricultores del Magdalena Medio, "vinculada con varios grupos paramilitares, para atacar la insurgencia y el comunismo".

Se reseña el auge de las extorsiones ordenadas por las Farc en su Séptima Conferencia y se recuerda que el secuestro de Martha Nieves Ochoa Vásquez, hija del caballista y polémico hombre vinculado con el narcotráfico, Fabio Ochoa, dio origen al grupo armado MAS, o 'Muerte a Secuestradores'.

Posteriormente viene para la Fiscalía la "narcopolítica", en la que hay infiltración de delegados de narcotráfico y paramilitarismo en diferentes cargos públicos, incluso mediante el uso de la violencia.

En esta categoría incluye la llegada de Pablo Escobar al Congreso de la República, hay un hecho doloroso como el asesinato de Rodrigo Lara Bonilla y paralelamente se desarrollan negociaciones de paz con las Farc cuando hay una desmovilización parcial en La Uribe, Meta, "con la oposición de sectores de derecha que veían amenazados sus intereses y control en las zonas".

Luego viene la creación del movimiento político Unión Patriótica, "cuyos líderes, militantes y simpatizantes fueron masacrados o desplazados".

En Antioquia comienza el narcoterrorismo del cartel de Medellín para oponerse a la extradición y la UP obtiene éxito en las elecciones.

Posteriormente la Fiscalía dice que se crearon "grupúsculos" entre 1990 y 1994, de civiles armados que se mantuvieron clandestinos al igual que sus vínculos con la Fuerza Pública.

"Son organizaciones criminales que sirvieron a los intereses particulares de hacendados y/o narcotraficantes, estimuladas por la implosión del Cartel de Medellín, la redistribución del control territorial y armado luego de la muerte de Pablo Escobar.

Luego recuerda la Fiscalía la historia de las Convivir, que legalizaron algunos grupúsculos que delinquían en el norte de Antioquia como los de José María Barrera, Javier Piedrahíta, Rodrigo Pérez Alzate, alias 'Julián Bolívar', quien habría pertenecido a Los 12 Apóstoles, Carlos Ardila Hoyos, Arnoldo Vergara, Jesús Ignacio Roldán alias 'Monoleche' y Salvatore Mancuso.

La Fiscalía dice que Los 12 Apóstoles y su forma de delinquir en Yarumal puede considerarse un "grupúsculo", que en el contexto de lo que ocurría en esa zona del norte de Antioquia en los años noventa, con la expansión criminal de las Farc y del ELN, tuvo una oportunidad de actuar y de expandirse.

Para la Fiscalía es claro que Los 12 Apóstoles tuvieron "una política general y sistemática orientada a lesionar intereses fundamentales de la población civil, por razones políticas e ideológicas inaceptables".

Citan un informe de la entonces personera de Yarumal, Lilyam Soto del 2 de noviembre de 1993, relacionado con el aumento de las muertes violentas de personas sindicadas.

La misma funcionaria remite un informe de Derechos Humanos en el que se reporta el asesinato de 16 personas en Yarumal, al parecer por parte de los 12 Apóstoles, entre julio y octubre de 1993, principalmente siendo las víctimas habitantes de la calle, ladrones, consumidores de drogas, prostitutas y presuntos guerrilleros.

Por ejemplo, el 13 de agosto de 1993, Los 12 apóstoles mataron a Luis Fernando Holguín, habitante de la calle y consumidor esporádico de drogas.

El 15 de septiembre de 1993 Los 12 Apóstoles mataron a Claudia Patricia Arboleda, presunta trabajadora sexual y expendedora de estupefacientes.

En ese momento hay un testimonio clave que es el de Leonidas Pemberthy, quien revela detalles de cómo operaban Los 12 Apóstoles, protegidos por el Ejército, patrocinados por comerciantes, "contactados por personas prestantes de la ciudad de distintos gremios, incluso eclesiásticos, quienes hacen las conexiones con el Ejército".

En un informe del CTI del 20 de Agosto de 1997 se dice que Los 12 Apóstoles cometieron delitos de manera "deliberada y sistemática", pero además dice que "inicialmente los ricos formaron un grupo de autodefensas que lo hacían llamar Los 12 Apóstoles, pero como la Fiscalía los capturó, entonces contrataron a los de Urabá, quienes inicialmente llegaron, se alojaron en las fincas de los ricos, se movilizaron en carros y fueron conquistando jóvenes para la organización hasta el día de hoy que se ven varios grupos y entre todos suman por lo menos 300 hombres; ellos viven en una finca a la salida del pueblo en la carretera que va para la Costa Atlántica, extrañamente cerca del lugar donde el Ejército tiene la base militar".

Hay una testigo con identidad protegida que dice en la Fiscalía el 20 de Enero de 1994 que los integrantes de Los 12 Apóstoles son:

  • Álvaro Vásquez, dueño del restaurante San Felipe
  • Emiro Pérez, comerciante y ganadero
  • Donato Vargas
  • Roberto López
  • Paul Martínez.

La testigo dice que el padre Palacio es el sacerdote de la Iglesia Las Mercedes que coordina las relaciones de Los 12 Apóstoles con el Ejército.

Hay un testimonio clave que usa la Fiscalía para darle crédito a lo que ha dicho el mayor Juan Carlos Meneses en el caso:

Un testigo con reserva de identidad dijo ante la Dirección Regional de Fiscalías de Medellín el 7 de Junio de 1996, que era muy importante la participación del mayor Meneses en la estructura de Los 12 Apóstoles, "al punto que este les prestaba armamento y efectivo, citando como ejemplo que cuando Los 12 Apóstoles iban a realizar retenes le avisaban a Meneses y al teniente del Ejército Mauricio Osorio".

La Fiscalía destaca el papel del sacerdote Gonzalo Javier Palacio, sacerdote de la Iglesia Las Mercedes en Yarumal, asociado directamente al Ejército Nacional, como presunto integrante de Los 12 Apóstoles, que "servía de guía a los miembros de esa institución militar y parte de la red de informantes".

Es clave el papel en Los 12 Apóstoles de Rodrigo Pérez Alzate, alias 'Julián Bolívar', exparamilitar que se sometió a la Ley de Justicia y Paz y quien quedó en libertad el 22 de Mayo de 2015. La Fiscalía en la decisión que ordenó la captura de Santiago Uribe, pide investigarlo por estos hechos delincuenciales.

El asesinato de Camilo Barrientos Durán, conductor de un bus escalera y presunto auxiliador de la guerrilla y por el cual es investigado Santiago Uribe, es imprescriptible en la teoría de la Fiscalía de que esto fue un crimen de lesa humanidad, en el marco de una política de exterminio.

Pruebas contra Santiago Uribe:

  • Informe de DDHH de la personera de Yarumal Lilyam Soto Cárdenas con el listado de homicidios en Yarumal entre el 6 de julio y el 27 de Octubre de 1993.
  • Documento de Acción Urgente de Amnistía Internacional dirigido al presidente de la República en Septiembre de 1993 pidiendo acciones ante las ejecuciones extrajudiciales en Yarumal.
  • Documento del Cinep alertando sobre las ejecuciones extrajudiciales en Yarumal en el que se habla de las listas negras de personas que luego eran asesinadas.
    En ese documento del Cinep, según la Fiscalía, "dentro de las referencias de contexto se menciona que el 16 de julio de 1993, en la finca La Carolina, de propiedad del Senador Alvaro Uribe Vélez, un grupo de hombres fuertemente armados que prestan vigilancia a esta dieron muerte a Manuel Vicente Varelas, quien habría recibido siete disparos en cabeza, cara, cuello y hombros".
    Continúa el Cinep diciendo "la víctima sería el jefe de una reconocida banda de expendedores de droga y como antecedente se menciona que su residencia había sido allanada pocos días antes y la de su hermana baleada por personal de la Policía".
  • Informe N 369 del 18 de Abril de 1994 del CTI tras pesquisas por la muerte de Ovidio Ardila, señala que hay una banda de limpieza en Yarumal que se hace llamar Los 12 Apóstoles
  • Oficio N 984 de 1 de agosto de 1994 en el que se relacionan 25 homicidios en Yarumal, atribuidos a Los 12 apóstoles.
  • Oficio suscrito por Alvaro Licona, investigador de la Procuraduría general de la Nación, que dice el 24 de Abril de 1995 que "en efecto fueron muertas violentamente más de 30 personas en Yarumal, Antioquia, en el lapso comprendido entre julio de 1993 y noviembre de 1994".
    Dice además que "en la gestación de Los 12 Apóstoles participaron el capitán Pedro Benavides, los tenientes Franklim Téllez, Juan Carlos Meneses, el cabo Jairo Rodríguez y los agentes Norbey Arroyave y Alexander Amaya".
  • Informe del 20 de agosto de 1997 de investigadores del CTI Antioquia

Testimonios

  • José Leónidas Rada, el 4 de Octubre de 1993 sobre la existencia de Los 12 Apóstoles
  • Albeiro Martínez, el 19 de Octubre de 1995
  • Bernarda Rojas Rúa, el 5 de Enero de 1996
  • Albeiro de Jesús Piedrahita Agudelo el 6 de Febrero de 1996
  • Testigo con reserva de identidad el 9 de Agosto de 1996

Dice que "hasta donde se enteró, (los integrantes de Los 12 Apóstoles) en 1994, llegaban a la finca La Carolina de Álvaro Uribe Vélez, la de Álvaro Vásquez y otro predio donde permanecía Santiago Uribe Vélez.

Dentro de los integrantes del grupo están Alveiro quien permanece en la finca La Carolina, Oscar, hermano de Alveiro, permanece más en la finca donde se la pasa Santiago y Santiago (Uribe Vélez) "porque él también les da instrucciones de cómo hacer las cosas".

El testigo da detalles operativos del grupo: El reclutamiento lo hacía Rodrigo Pérez Alzate, alias Julián Bolívar y como ejemplo cita a alias 'El flaco'. quien "vino desde Medellín a asesinar a Camilo Barrientos, recomendado por el teniente de la Policía".

Dice también que sus integrantes se mantienen como alerta como disponibles al lado de la finca La Carolina, en la finca donde mantiene Santiago Uribe Vélez y en la de Rodrigo con su armamento.

"El testigo resaltó la existencia de una reunión realizada en febrero de 1994 en la hacienda La Carolina donde asistieron la mayoría de los integrantes de Los 12 Apóstoles, dentro de las cuales destaca la presencia del hermano del gobernador (Santiago Uribe Vélez), el padre Palacio, Álvaro Vásquez, Rodrigo Pérez alias 'Julián Bolívar', el teniente Meneses, día en el que le dieron dinero al teniente para que pintara los carros de la Policía y también para la compra de armamento que le iba a realizar en Montería al señor Javier Piedrahita.

El mismo testigo amplía su declaración el 22 de marzo de 2000 y según la Fiscalía: "Señaló a Santiago Uribe Vélez como uno de los integrantes del grupo de Los 12 Apóstoles e insistió en que integrantes de la organización permanecían en la hacienda La Carolina, como que allí también se hacían reuniones para el tema de financiación de la estructura".

"Se desconoció flagrantemente por parte de la Fiscalía, cuando se archiva la investigación contra Santiago Uribe, que para ese momento ya se contaba en el expediente con las pruebas, no desvirtuadas, que daban cuenta de la existencia de una estructura armada ilegal que operaba en el municipio de Yarumal y sus alrededores y también de la presunta vinculación de Santiago Uribe Vélez en la misma".

Hay un testigo con reserva de identidad del 7 de junio de 1996: "Fue claro en señalar los lugares en donde permanecían y enlistó los municipios en los que operaban, como que fue enfático en indicar que la hacienda La Carolina de propiedad de Santiago Uribe Vélez era el lugar de reunión del grupo y el sitio de donde salían sus miembros a realizar los actos delincuenciales en horas de la noche, quienes por su participación recibían remuneraciones que ascendían a 250 mil pesos mensuales, libres de alimentación".

Sobre Santiago Uribe dice que "era el jefe, porque todo el mundo le decía patrón y era el que coordinaba; cuando salían a operar, él se quedaba pendiente del radio y Rodrigo (Rodrigo Pérez Alzate) le daba por radio los informes sobre los resultados de los operativos". "Andaba con una ametralladora Ingram dentro del carro" - Es Alexander de Jesús Amaya Vargas, quien fue agente de la policía nacional en Yarumal e integrante de Los 12 Apóstoles. Santiago Uribe Vélez apareció comprometido grosso modo, interviniendo activamente en la estructuración del grupo ilegal y en la ejecución del propósito criminal" limpieza social".

El 25 de Agosto de 1999 "de manera ligera, contraevidente e incomprensible, se profirió una resolución inhibitoria a favor de Santiago Uribe Vélez, tomando en consideración sus escuetas y falaces exculpaciones e invocando circunstancias procesales que en esencia no enervaban la imputación".

Igual le archivaron al padre Gonzalo Palacios, mayor Juan Carlos Meneses.

Alexander de Jesús Amaya

En marzo de 2000 señaló a Santiago Uribe como uno de los integrantes de Los 12 Apóstoles e insistió en que integrantes de la organización permanecían en la hacienda La Carolina como que allí también se hacían reuniones para el tema de financiación de la estructura.

Juan Carlos Meneses

"Expresó que Santiago Uribe Vélez fue enfático en decirle que el grupo (los 12 apóstoles) estaba para colaborarle a los policías y que si este no era suficiente, él tenía conexiones con el Bajo Cauca quienes le venderían 100 fusiles para erradicar la guerrilla de la zona"

"Específicamente sobre la masacre de Ventanitas, recordó que Santiago Uribe le pidió colaboración para el dueño del restaurante Las Piedras; organizaron el operativo con la participación de personal militar de Uribe Vélez, se da el enfrentamiento con las personas que envió Santiago".

"Se trata de múltiples y complejas imputaciones que el testigo realizó en contra de Santiago Uribe Vélez, las cuales constituyen prueba directa inequívoca del vínculo de este ciudadano en la conformación de los grupos de autodefensas que operaron en el municipio de Yarumal, Antioquia, pero también de su compromiso en ciertos y determinados ataques contra la vida de civiles, a quienes se exterminaban a propósito de sus presuntas acciones delictivas o derivado de sus vínculos con organizaciones subversivas".

Santiago Uribe ha sido suscriptor y usuario de radios de comunicación asociados a diversas antenas.

Eunicio Alfonso Pineda Luján

"Adujo que cuando limpiaba uno de los tubos de desague de la marranera que cuidaba en la finca El Buen Suceso, escuchó cuando Santiago Uribe Vélez y Álvaro Vásquez Arroyave decidían matarlo porque conocía que en La carolina se había conformado un grupo armado ilegal. "Se trata de versiones inequívocas sobre la relación y vinculación de Santiago Uribe Vélez con la estructura paramilitar conocida como Los 12 Apóstoles"

[Fuente: Por Ricardo Ospina, Bluradio, Bogotá, 03mar16]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Colombia
small logoThis document has been published on 07Mar16 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.