Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

30oct15


Incoder revoca decisión que declaraba baldía hacienda en el Cesar


Cuatro resoluciones del Incoder emitidas en el 2011 y 2013 que decretaban que la antigua hacienda Bellacruz en Cesar -hoy llamada La Gloria- era un predio baldío indebidamente ocupado por privados se cayeron debido a una nueva decisión de esa institución.

La decisión es clave porque en una orilla está Germán Efromovich, presidente de Avianca, dueño de una empresa de palma africana que ha sostenido judicialmente que es la legítima dueña de los predios y que en el 2013 demandó a Jennifer Mojica, la entonces subgerente de tierras del Incoder, quien había decretado que esas tierras son baldíos de la Nación.

En la otra orilla están asociaciones de campesinos que aseguran que fueron desplazados de esas tierras y afirman que se trata de baldíos que les fueron adjudicados por el antiguo Incora, tierras que han venido ocupando. De hecho, en un auto del 23 de septiembre pasado, la Corte Constitucional le ordenó a la Policía no realizar más desalojos que atenten contra los derechos de quienes dicen que fueron desplazados, pero les advirtió a las asociaciones de campesinos que no pueden "ingresar ilegalmente a los predios de la hacienda".

El actual subgerente de Tierras Rurales del Incoder, Carlos Ignacio Carmona, firmó el 14 de octubre pasado la resolución 05659, la cual deja sin piso los actos administrativos de Mojica, frenando la recuperación del supuesto baldío ubicado en los municipios de Tamalameque, Pelaya y La Gloria. Y el lunes pasado firmó también un auto en el que el Incoder ordena que se inicie un nuevo proceso para clarificar quién es el verdadero dueño de esas tierras, si el Estado o privados.

La nueva resolución del Incoder estableció que la hacienda Bellacruz, a la fecha, "no presenta en registro la naturaleza jurídica de baldío, debido a la existencia de títulos de dominio privado vigentes y válidos".

Esto significa que los títulos que la empresa de Efromovich tiene sobre los predios siguen siendo legítimos y que, por ahora, el Estado no puede iniciar el proceso de recuperación de los predios hasta que se establezca su tradición.

"Los titulares inscritos en los correspondientes folios de matrículas inmobiliarias referentes al predio Hacienda Bellacruz, hoy La Gloria, continúan teniendo derechos legítimamente adquiridos y consolidados que les dan la garantía de la propiedad privada sobre estos inmuebles, disponiendo libremente de ellos", dice la resolución del Incoder, conocida por EL TIEMPO.

Los argumentos

El subgerente de tierras del Incoder tumbó las resoluciones que lo habían decretado un baldío (las dejó sin fuerza ejecutoria) porque encontró que el proceso de recuperación de esas tierras "no ofrece claridad en lo ordenado a la oficina de Registros de Instrumentos Públicos de Aguachica, ya que en la parte resolutiva de tales actos administrativos no se hace mención expresa de los folios de matrículas inmobiliarias en las que se debería registrar la decisión de indebida ocupación (). Tampoco es claro si los linderos que allí se citan coinciden plenamente".

Así, para la subgerencia de tierras del Incoder, el proceso que se inició hace 20 años para establecer de quién es esa tierra "no culminó y, en consecuencia, no se determinó si los predios eran o no baldíos, quedando después de 20 años el vacío jurídico para determinar cuáles son los predios que han salido o no del dominio del Estado, con el objeto de facilitar el saneamiento de la propiedad privada".

Bellacruz es una hacienda emblemática porque, a mediados de los 90, más de un centenar de familias huyeron de esa zona del Cesar y denunciaron amenazas de grupos paramilitares supuestamente financiados por los propietarios de la época.

[Fuente: El Tiempo, Bogotá, 30oct15]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Colombia
small logoThis document has been published on 19May16 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.