EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


22abr04


Abusos de autoridad, intimidaciones, hostigamientos.


"No torcerás el derecho, no harás acepción de personas, no aceptarás soborno, porque el soborno cierra los ojos de los sabios y corrompe las palabras de los justos. Justicia, sólo justicia has de buscar, para que vivas y poseas la tierra que Yahveh tu Dios te da. (Dt16, 19-20) Maldito el que se apropie del territorio de su prójimo(?) Maldito quien tuerce el derecho del forastero, el huérfano o la viuda (?) Maldito quien acepte soborno para quitar la vida a un inocente. (Dt 27, 17,19,25)

Resumen

Desde marzo continúa simultáneamente el desarrollo de operaciones militares contrainsurgentes de tipo paramilitar y militar en torno a las Zonas Humanitarias "Nueva Vida" y "Esperanza en Dios". En el marco de las estrategias de tipo paramilitar continúa la presencia de "civiles" armados, vestidos de camuflado en el Territorio Colectivo del Cacarica con patrullajes a pocos metros de la zona humanitaria de "Nueva Vida" (24-03-04)

En la comunidad de Vijao Cacarica unidades militares de la Brigada XVII se concentraron en este caserío. Los militares levantaron un censo de población. En horas de la noche, en desarrollo de operaciones psicológicas, simularon un posible ataque armado y dispararon indiscriminadamente con tiros de fusil (24-03-04)

Nuevamente un grupo de paramilitares fue visto en los alrededores de la Zona Humanitaria de "Nueva Vida" en el camino que conduce al caserío de La Virginia, uno de los lugares de trabajo familiar y comunitario de CAVIDA. Los armados, uno de ellos encapuchado se ocultó al ser descubiertos por los pobladores de CAVIDA (25-03-04).

A varios pobladores del caserío de Vijao e integrantes de CAVIDA que allí se encontraban, los militares ofrecieron entrenamiento militar en caso de ataques guerrilleros, muchos de los pobladores se negaron a aceptar la propuesta. Ese mismo día, en horas de la noche los efectivos regulares volvieron a activar sus armas con 9 tiros de fusil. (03-04-04) Tres días después en medio del pueblo de Vijao rodeado por unidades militares, a eso del medio día, se escucharon siete tiros de fusil por activación de los efectivos regulares (06-03-04). El desarrollo de las operaciones militares de tipo psicológico generó efectos sobre los afrodescendientes, muchos de los cuales se han negado a ser parte de las estrategias militares, quiénes se encuentran ahora estigmatizados y señalados.

En la zona humanitaria de Nueva Vida, en el marco del cumplimiento a la Sentencia de la Corte constitucional (T-955) de 2003 sobre la explotación de madera en el Cacarica y su requerimiento a concertar con las comunidades afrodescendientes en presencia de entidades del gobierno nacional y local, pobladores que no habitan ancestralmente el Territorio Colectivo del Cacarica, que se transportaron en embarcaciones pagadas con recursos estatales, ingresaron a la zona humanitaria organizando una manifestación contra las Comunidades de CAVIDA, Justicia y Paz Peace Brigades International. El representante legal de la comunidad Naufal Quinto, amenazado y perseguido se vio obligado a abandonar el Cacarica, desde hace varios meses. Dentro de los manifestantes se encontraban varios reconocidos "civiles" armados de la estrategia paramilitar, de La Balsa y Tumaradó y Riosucio, algunos de ellos con armas cortas escondidas en las botas o en la cintura, junto con agentes estatales militares.

Debido al hostigamiento, intimidación y amenaza permanente de destrucción de la Malla de la Vida, los pobladores de CAVIDA decidieron retirarse del proceso de concertación a pesar de lo cual el responsable del Ministerio del Interior, Minorías Etnicas, Jesús Ramírez, continúo acompañando decisiones que benefician a los manifestantes. Fortalecido y respaldado por estos mecanismos de intimidación Adan Quinto, quien había sido sancionado y posteriormente expulsado de la comunidad por el manejo indebido de recursos y por actuar a espaldas de la comunidad y favorecer a empresas madereras que extraen los recursos forestales de los afrodescendientes en 1.999; quien es denunciante en los procesos judiciales contra CAVIDA y Justicia y Paz, y en televisión contra Peace Brigades International, PBI, Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR y la Defensoría del Pueblo, participante en la rueda de prensa con el General (r) Jorge Enrique Mora Rangel (22-08-03) fue aparentemente nombrado como representante del Consejo Mayor. A raíz de los hechos nuevas familias se han desplazado, y el aumento del temor por toda la acción de inteligencia y de control que se desarrolló en la Zona Humanitaria de "Nueva Vida" (17-04-04 , 18-04-04, 19-04-04, 20-04-04)

En la práctica ha ocurrido un desacato a la Sentencia de la Corte Constitucional no solamente se obvió la formalidad sino que no existió proceso de concertación, se negó el derecho a la igualdad. Los hechos evidencian la erosión de los principios fundamentales de la Justicia y del Derecho, el uso del poder en contra de los intereses de los desfavorecidos y los empobrecidos que afirman integralmente su derecho a la Verdad, a la Justicia, a la Reparación Integral. La presencia de unidades militares encubiertas y de integrantes de los grupos paramilitares prueba a los ojos de quiénes han sido sus víctimas, a los ojos de la humanidad la ausencia de garantías para el ejercicio de los Derechos, la libertad de expresión y de asociación.

Lo que ha sucedido es absolutamente grave, éticamente repudiable, cuestionable desde el Derecho, desde la Política Pública, desde los principios Democráticos. Es la culminación de una cadena de mentiras, de estigmatizaciones, de señalamientos, de judicializaciones, de amenazas, de persecuciones, de asesinatos, de desapariciones forzosas, de desplazamientos en el absoluto cierre a espacios y formas de ejercicio democrático alternativo en defensa de la Vida y del Territorio.

Solicitudes

Enviar comunicaciones:

1. Al Vice Presidente de la República, Francisco Santos, la convocatoria a una sesión urgente de la Comisión Mixta de Verificación a fin de adoptar las medidas preventivas para la protección de la Vida y del Territorio de las familias y de los Consejos Comunitarios agrupados en CAVIDA.
Correo Electrónico: fsantos@presidencia.gov.co
Telefax:(57.1).337.1351

2. Al Procurador General de la Nación, Edgardo Maya Villazon, el inicio de investigaciones prontas frente a la actuación del Ministerio del Interior Minorías Etnicas y los hechos sucedidos en la última semana.
Teléfono y Fax: (57.1.)342.9723, (57.1).281.7531
Correo Electrónico: reygon@procuraduría.gov.co

3. Al Tribunal Superior Administrativo de Quibdó obrar en justicia determinando con celeridad a la luz de la sana crítica si hubo o no desacato a la Sentencia de la Corte Constitucional
T 955 Fax (574) 6711798

Detalles

  • Sábado 24 de marzo, hacia las 16:00 horas a 150 metros del puerto de la Zona Humanitaria de "Nueva Vida" varios hombres armados, vestidos de camuflado de la estrategia paramilitar fueron vistos por integrantes de CAVIDA, al ser descubiertos los armados se ocultaron, y se dirigeron en dirección al punto conocido como Zarabanda.

    A eso de las 21:30 horas en la comunidad de Vijao Cacarica unidades militares de la Brigada XVII que se concentraron en el caserío durante todo el día en desarrollo de operaciones psicológicas simularon un posible ataque armado dispararon indiscriminadamente con tiros de fusil. Una mujer afrodescendiente fue afectada psíquicamente y el conjunto de los habitantes estuvieron en desacuerdo con la actuación militar. Varios de los afrodescendientes exigieron a las unidades militares acatar el Derecho Internacional.

  • Domingo 25 de marzo a las 8:00 horas a menos de 700 metros de la zona humanitaria de "Nueva Vida" en dirección al poblado de La Virginia sobre el camino que conduce a la comunidad de la Virginia fueron nuevamente vistos dos hombres armados vestidos de camuflado de la estrategia paramilitar, al ser descubiertos se ocultaron y agilizaron su paso entre la vegetación. Uno de los paramilitares se encontraba encapuchado.

  • Sábado 3 de abril, en Vijao en presencia de los afrodescendientes y de integrantes de CAVIDA se escucharon siete tiros de fusil por activación de los efectivos regulares. Varios de los pobladores que se expresaron contra la actuación militar fueron intimidados. Ese mismo día, hacia las 21:00 horas de la noche los efectivos regulares volvieron a activar sus armas con 9 tiros de fusil.

  • Martes 6 de abril, varios pobladores del caserío de Vijao e integrantes de CAVIDA que se encontraban en este poblado, los militares de la Brigada XVII ofrecieron entrenamiento armado, manejo de fusil, recuperación de armas, estrategia de defensa en caso de ataques guerrilleros donde estuvieran vencidos los efectivos regulares. Muchos de los afrodescendientes se negaron a aceptar la propuesta.

    Hacia el medio día los militares activaron su fusiles y dispararon en 7 ocasiones. A través de las operaciones psicológicas y estrategias de control los militares levantaron un censo de la población actividad que fue cuestionada por pobladores.

  • Lunes 26 de marzo hacia las 18:00 horas a 25 minutos de la zona humanitaria de "Nueva Vida" sobre el río la Raya fueron vistos 5 civiles armados y camuflados con armas largas y cortas de la estrategia paramilitar quiénes se movilizaron en dirección a La Balsa.

  • Viernes 16 de abril, ingresó a la Zona Humanitaria de Nueva Vida un primer grupo de personas para participar en el proceso de concertación definido por la Corte Constitucional. Estos asambleistas llegaron en embarcaciones de fibra, motor de alta potencia de la Policía Nacional y de la empresa Maderas del Darién hasta el punto La Tapa. Algunos de ellos son denunciantes contra CAVIDA y Justicia y Paz o declarantes que desvirtúan la responsabilidad del Estado en la operación "Génesis".

    Horas más tarde ingresó una embarcación tipo chalupa con miembros del Ejército Nacional que son descargados en La Tapa, al parecer este viaje fue costeado con los recursos presupuestados para el proceso de concertación.

  • Domingo 18 de abril, en horas de la mañana ingreso un grupo de cerca de 150 personas a la Zona Humanitaria provenientes de Chigorodó, Carepa y Turbo que nunca han habitado en el Territorio Colectivo del Cacarica. Las 150 personas argumentaron que ingresaban porque iban a participar en la Asamblea pues ellos tenían ya derechos en esa tierra.

    Horas más tarde en la Zona Humanitaria "Nueva Vida" colgaron pancartas en el Kiosco, en la Escuela, en la Casa de Mujeres, en el Restaurante Escolar, en la Caseta del Encuentro Internacional contra las zonas humanitarias, los integrantes de CAVIDA, el representante legal Naufal Quinto, los acompañantes nacionales e internacionales de Justicia y Paz.

    Las comunidades de CAVIDA y varios de los Consejos Comunitarios solicitaron a Jesús Ramírez, del Ministerio del Interior, Dirección de Etnias, responsable de la convocatoria, retirar las pancartas en razón de la agresión que significa y contienen, de la creación de un ambiente que imposibilita la discusión en justicia y derecho.

  • Lunes 19 de abril entre las 12:30 y 14:30 horas dentro del lugar humanitario, un grupo de cerca de 150 personas, entre las que se encontraban militares de la Brigada XVII, quienes minutos antes se cambiaron el camuflado y se vistieron de ropa civil fuera de la zona humanitaria, organizaron una manifestación junto con "civiles" armados de la estrategia paramilitar, y tres declarantes dentro de los procesos judiciales montados y carentes de juicio y razón, contra CAVIDA y contra Justicia y Paz.

    Los manifestantes participaron en una marcha dando la vuelta por la Zona Humanitaria, luego se concentraron junto al kiosco ubicado al centro de la zona Humanitaria de " Nueva Vida". En la misma gritaron: "Fuera Justicia y Paz, queremos al Ejército", "que tumben la malla", "fuera los gringos", "viva Adán Quinto", "ojo con los cilindros", "Sí al gobierno colombiano, no a la ONG Justicia y Paz".

    Las consignas estuvieron acompañadas con decenas de pancartas hechas en serigrafía en las que se lee: "No más falsas Comunidades de Paz" "Adán Quinto por el futuro de un pueblo" "Sí Colombia no Justicia y Paz" "Si a la Seguridad Democrática No a la Guerra: Adán Quinto" "Sí a la Seguridad Democrática, sí a la Paz" "Sí al retorno libre y transparente: Adán Quinto", "No a los asentamientos de Represión, Viva la libertad" "Adán Quinto líder de la comunidad en 2 años logró el título colectivo para la comunidad, Naufal Quinto nombrado por Justicia y Paz en 4 años qué hizo por la comunidad".

    Durante todo el día, hombres con cámaras de vídeo filmaron la Zona Humanitaria "Nueva Vida", las marchas, el grupo de profesionales que prestan el servicio docente al Colegio Integral CAVIDA, el equipo misionero de nuestra Comisión Justicia y Paz, y los acompañantes internacionales.

    En horas de la noche, uniformados adscritos a la Brigada XVII violaron los lugares humanitarios sin exhibir ninguna orden y amanecieron dentro del lugar delimitado para la población civil, en el lugar en el que se ubica el trapiche de la comunidad. A raíz de las agresiones sistemáticas contra los integrantes de CAVIDA,

    varios de los Consejos Comunitarios y todas las familias de CAVIDA decidieron retirarse de la Asamblea convocada por la oficina de Etnias del Ministerio del Interior dejando constancia de la ausencia de garantías y exigieron verificar la situación de cada una de las casas y lugares comunitarios previniendo montajes o la colocación de armas.

  • Martes 20 de abril, a pesar de la decisión de los Consejos Comunitarios presentes y retornados en el Cacarica y de la Asamblea General de CAVIDA, de no participar en la elección por la ausencia de garantías manifiesta, el Director de Etnias del Ministerio del Interior, doctor Jesús Ramírez convocó al sector no retornado para que procedieran con la votación aparentemente reeligiendo a Adan Quinto Mosquera en contra vía del fallo de la Corte Constitucional que requería una concertación entre las partes.

    Al terminar la supuesta Asamblea, una de las personas que no habita en el Territorio destruyó la puerta lateral de la Zona Humanitaria de "Nueva Vida".

  • Miércoles 21 de abril en horas del medio día, un militar que se encontraba enfrente de la Zona Humanitaria de "Esperanza en Dios" anunció el ingreso de una comisión de fiscales que venían a capturar a los miembros de CAVIDA.

    En horas de la tarde nuestra Comisión de Justicia y Paz conoció que la abogada Johana Cabeza Arias, denunciante contra Justicia y Paz y contra varios miembros de CAVIDA, vinculada a la empresa Maderas del Darién, quien acompañó al General (r) Jorge Enrique Mora Rangel en la rueda de prensa de agosto de año pasado, quien ha presionado a varias personas para declarar falsamente está ofreciendo a medios de información un video con imágenes contra la organización afrodescendiente, y los organismos humanitarios nacionales e internacionales.

    Líneas de interpretación

    Cinismo, descaro, sin tacha moral, sin vergŁenza, sin el mínimo de decoro.

    El Derecho es una ficción. El Derecho convertido en instrumento de burla para sustentar el poder vestido de mentira, de engañó, de fuerza y de sangre. Concertaciones con perfume de "participación" aroma de la carroña y de la corrupción que pretenden imponer modelos de sociedad excluyentes y discriminatorios, expoliadores y destructores de la vida ambiental. Denunciantes que participan de los montajes, amantes del dinero, leales a la mentira y a la falsedad. Por el oro venden la vida, la dignidad. Entre mezclados abiertamente sin pudor militares que se vuelven civiles, paramilitares que se hacen civiles... ellos los manifestantes, los promotores, los agitadores. Todo es burla porque el poder y sus mecanismos de perversión rompen las fronteras de lo imaginado.

    No ha sido suficiente el desplazamiento. No ha sido suficiente el asesinato, la desaparición, y la tortura. No ha sido suficiente las amenazas, los señalamientos, las judicializaciones, las campañas mediáticas al lado de altos militares de las Fuerzas Militares. No ha sido suficiente la impunidad. No cesan en su empeño de aniquilación y de destrucción de propuestas integrales que afirman sus Derechos a la verdad, a la justicia integral, a la ReparaciÚn.

    Los pequeños logros jurídicos, como el fallo de revisión de tutela de la Corte Constitucional de las comunidades del Cacarica, tanto como la ley 70, que afirman la defensa de la Vida y el Territorio ante las propuestas extractivas industriales o la implementación agroindustrial, el Derecho, los límites no son nada ante el poder económico... el Estado Social de Derecho es una quimera.

    Hemos asistido al teatro del descaro en la que los actores poco se cuidaron de usar antifaz o siquiera maquillaje. Las máscaras se develan. Abiertamente se expresa quiénes y por qué se quiere acabar a CAVIDA, quiénes y por qué sacar a los acompañantes nacionales e internacionales. La fuerza se pretende imponer por encima de la razón. La fuerza se pretende imponer por encima de los mínimos de humanidad. La fuerza se pretende imponer como medio de la corrupción, de la destrucción del débil por el fuerte.

    Lo construido como mecanismos de prevención y de protección quiere ser arrasado, justo porque los fines de los desplazadores, de los victimarios y de los comerciantes del mercado global no se han podido lograr. Por eso hay que acabar con la Malla de la Vida, por eso hay que judicializar, por eso hay que amenazar, hay que intentar comprar el alma para poseer el Territorio. Por eso hay que incentivar la destrucción de toda vida en libertad, de toda vida en dignidad. La palabra concertación se ha usado como recurso del engaño y de una sutil imposición, se perpetúa la ilegalidad, la ilegitimidad.

    Queda esperar la campaña mediática que se anuncia, las nuevas fases de judicializaciones, las nuevas fases militares aparentemente contrainsurgentes pero dirigidas fundamentalmente contra la población civil del Cacarica y de CAVIDA que se niega a perder su identidad como civiles, a perder su derecho a la Verdad y a la Justicia en fórmulas de olvido y de ficciosas justicias. Ellas y ellos que se niegan a asumir proyectos económicos destructivos de la vida natural en sus territorios, las nuevas formas de colonización disfrazadas de "progreso".

    Queda esperar nuevas manifestaciones y nuevas agresiones, las armadas, las de aparatos regulares e irregulares, que usan de la fuerza sin ningún límite, su lógica es la barbarie su razón es el dinero, obsesión compulsiva idolatrada de los que se ocultan tras los rostros de hierro.

    Bogotá, D.C 22 de abril de 2004
    Comisión Internacional de Justicia y Paz

  • Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

    DDHH en Colombia
    small logoEste documento ha sido publicado el 13may04 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights