Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

17ago17


Esta es la fortuna de los exmagistrados bajo la lupa de la justicia


Desde hace 48 horas, las fortunas personales de los expresidentes de la Corte Suprema de Justicia Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino quedaron oficialmente bajo la lupa de las autoridades.

EL TIEMPO estableció que para investigadores de Estados Unidos y locales es claro que esa es una de las vías para seguir la pista a supuestos pagos millonarios a esos tres exmagistrados, que a cambio habrían manipulado y direccionado procesos a favor de senadores, tal como lo evidencia una conversación que la DEA les grabó al exfiscal Anticorrupción Gustavo Moreno y a su socio Leonardo Pinilla.

Por estos hechos, el fiscal general Néstor Humberto Martínez compulsó copias para que se investigue a Bustos, Ricaurte y a los presuntamente beneficiados: los senadores Hernán Andrade, Musa Besaile y al exgobernador Luis Alfredo Ramos.

EL TIEMPO se anticipó a la búsqueda de los bienes y estableció que la fortuna de Bustos, amigo y promotor del corrupto exfiscal Moreno, se concentra en varios predios ubicados en Bogotá e Ibagué. De hecho, en siete años, el exmagistrado ha realizado transacciones de finca raíz que, al menos en papeles, alcanzan los 4.000 millones de pesos.

De la casa en la calle 8. sur con carrera 37, que ocupaba a principios de los 80, cuando estaba casado con Ana Josefa Velasco, Bustos pasó a un apartamento, de 289 metros cuadrados, que negoció en febrero del 2010, por 850 millones de pesos.

Para el momento de la compra, la Sala Penal seguía inmersa en procesos de la 'parapolítica' y en casos como los del senador Hernán Andrade, quien fue llamado a indagatoria en julio de ese año por supuestamente recibir plata de los Cabrera, saqueadores de Cajanal.

Ese mismo año, el senador conservador entró a la lista de parlamentarios investigados por las irregularidades en la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE). Este es uno de los expedientes que encabeza la lista de procesos que la Corte empezará a revisar a raíz de este escándalo. También figura el expediente por 'parapolítica' contra Musa Besaile, congelado hace varios años.

El oficial y el exministro

A principios del 2014, Bustos adquirió otro apartamento en Torres de La Cabrera, zona en donde el metro cuadrado cuesta hasta 12 millones de pesos. Pero el predio, de 388 metros cuadrados, lo negoció por 1.850 millones de pesos y lo hipotecó de inmediato.

A finales de ese año, y con la defensa de Gustavo Moreno, el senador Andrade fue absuelto del caso de los Cabrera Polanco.

Bustos ocupa ese predio con su nueva esposa, Martha Pineda, ternada por el Presidente Santos a la Comisión Disciplinaria Judicial. Dentro de las transacciones de Bustos, que se ha negado a hablar con EL TIEMPO, dos llaman la atención.

En junio del 2010, en entonces magistrado le vendió un apartamento a Atlas Universal SAS, constructora gerenciada por John Lizarazo Suárez. Se trata de un oficial de la Policía sancionado a 11 años de inhabilidad, tras ser vinculado al grupo de uniformados que interceptó ilegalmente comunicaciones de jefes 'paras'. La firma del oficial, quien tiene demandada la Nación por las sanciones, le pagó a Bustos 350 millones de pesos por el predio, de 172 metros cuadrados.

La otra transacción llamativa data de finales de los 90. Se trata de un oficina en la carrera 10. con calle 96. Siendo estudiante, el hoy exministro Yesid Reyes se la vendió al reputado penalista Juan Fernández Carrasquilla que en esa época era delegado ante el Consejo de Estado. El predio se escrituró en 1993, cuando Fernández ya negociaba el sometimiento de los jefes del cartel de Cali.

Tras un cambio de manos y una supuesta cancelación de hipoteca (a nombre de Reyes), el predio pasó a manos de Leonidas Bustos, que la vendió en enero del 2010. Ahora, litiga desde una oficina cerca."Nunca hipotequé ese predio. Debe ser un error", dijo Reyes quien negó que Bustos hubiera apoyado su aspiración a la Fiscalía.

Camilo Tarquino y Francisco Ricaurte

En cuanto a Camilo Tarquino, este registra varias transacciones. El exmagistrado, que hace 20 días le admitió a EL TIEMPO que conocía a Gustavo Moreno, pero que no fue su socio, compró un apartamento, en marzo del 2010. Siendo aún magistrado, pagó 970 millones de pesos.

También adquirió El Novillero, un predio en Pacho, Cundinamarca. Además vendió propiedades en Ibagué y en Bogotá. Una de ellas, un lote de 490 millones, pasó a manos de un médico al que la Corte le acababa de negar una millonaria indemnización laboral.

A Francisco Ricaurte, quien compartió oficina con Gustavo Moreno, solo le figuran Alto Redondo, San Rafael y Las Mercedes, tres lotes en Boyacá que en papeles no superan los 300 millones de pesos.

Agentes federales le explicaron a EL TIEMPO que el rastreo de bienes se extendería a Estados Unidos, siempre y cuando se pruebe que hubo pagos y que estos usaron el sistema financiero de su país.

Se enreda candidatura de esposa de bustos

El escándalo de corrupción en el alto tribunal no solo afecta la aspiración de Francisco Javier Ricaurte como magistrado de la justicia especial para la paz (JEP).

También podría complicar a Martha Cristina Pineda, esposa del exmagistrado Leonidas Bustos, quien fue ternada el año pasado por el presidente Juan Manuel Santos como candidata a magistrada de la nueva Comisión de Disciplina Judicial, que reemplazará a la Sala Disciplinaria de la Judicatura.

Su elección en la terna fue criticada por expertos que la calificaron como una muestra de nepotismo en la Rama Judicial. Pineda fue una de las funcionarias 'estrella' de la administración del exprocurador general Alejandro Ordóñez.

[Fuente: El Tiempo, Bogotá, 17ago17]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Colombia
small logoThis document has been published on 18Aug17 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.