EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


25sep03


Con amenazas e intimidacioes los paramilitares organizan una campaña a favor del referendo, en Ariari (Meta).


En desarrollo de la estrategia de control militar, social y político en la región del Ariari a través de las estructuras armadas encubiertas que se han consolidado debido a la omisión, a la tolerancia y a la complicidad del Batallón 21 Vargas, los campesinos en medio de la persecución, del asesinato de líderes, del control de las actividades comunitarias han sido objeto de nuevas amenazas de muerte, intimidaciones.

Luego de una serie de confrontaciones armadas entre las Fuerzas Militares con apoyo de "civiles" armados de la estrategia paramilitar y la guerrilla de las FARC EP, los paramilitares han iniciado una ofensiva de presión militar electoral.

Sábado 20 de Septiembre de 2003 a las 14:00 horas, "civiles armados" de la estrategia militar encubierta, obligaron a los pobladores de Medellín del Ariari, municipio de El Castillo, departamento del Meta, dirigirse al Coliseo Comunal a una reunión.

El reconocido Paramilitar llamado "Camilo" expresó que todos los de la comunidad están obligados a votar a favor del referendo, el próximo 26 de octubre, "quiénes no voten, serán mirados como "guerrilleros" o "auxiliadores de la guerrilla" (...) "todos los candidatos al consejo y la alcaldía están actuando bajo mi directriz (...) hemos logrado desterrar a la guerrilla, tenemos en lista a 5 más por ser "auxiliadores de la guerrilla", les damos una semana a esas personas para salir, tenemos a cuatro ya plenamente identificados como auxiliadores, falta uno por investigar".

Luego de más de una hora de reunión los "civiles" armados dieron por terminada la reunión y continuaron sus acciones de control en el casco urbano.

Durante los últimos días los paramilitares, "civiles" armados, algunas veces vestidos de camuflado han participado en las campañas electorales de algunos de los candidatos.

Hace dos meses los "civiles armados" amenazaron a una candidata al consejo municipal del Castillo, obligándola a abandonar la región. En algunas reuniones de campañas electorales estos "civiles" han participado de ellas, con la anuencia de los candidatos.

Al final todo permite deducir que lo que acontece en los últimos 16 meses en el Ariari sin la complicidad estructurante de las Fuerzas Armadas. En Medellín del Ariari los "civiles" armados dentro de la estrategia militar encubierta son la autoridad real ante una población indefensa que es testiga muda, por el terror, de una acción conjunta y combinada con unidades regulares.

Nadie puede comprender como la Política de seguridad "democrática" desarrollada tan intensivamente en la región del Ariari no logra afectar las estructuras encubiertas paramilitares, tanto como, las omisiones y las complicidades de agentes estatales no logran ser afectadas por dichas medidas.

Es evidente que el blanco de las actuaciones regulares e irregulares ha sido la población civil, a quien se le ha negado el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de asociación, a la libertad de pensamiento y a la libertad de elección y por supuesto el de la vida y la libertad.

Las nuevas formas de crematorio están a la vista, la impunidad es el calor que las consolida ... el control social y la obligación a ser de un modo de existir, de ser y de "democracia" es la negación de la dignidad

Todo parece justificarse porque la seguridad no tiene límites, porque la guerra a las guerrillas es la guerra a la población.

Bogotá, D.C septiembre 25 de 2003
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

DDHH en Colombia

small logo
Este documento ha sido publicado el 02oct03 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights