EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


12may07


Trinidad Jiménez dice que España apoya la ley de Justicia y Paz


La afirmación es de Trinidad Jiménez, secretaria de Estado para Iberoamérica de la Cancillería española, quien estuvo de visita en Bogotá durante los últimos dos días.

Fue nombrada en Septiembre, justamente cuando se creó la secretaría de Estado para Iberoamérica.

Aquí se reunió con el presidente Álvaro Uribe, el canciller Fernando Araujo y con sectores sociales y empresariales para presentar formalmente su nuevo cargo y tratar temas de cooperación española en Colombia.

Cuándo se concretará el acuerdo de asociación que están trabajando?
Hace apenas un mes después de la cumbre que hubo en República Dominicana del Grupo de Río-Unión Europea se aprobó el inicio de negociaciones. Hay una próxima cumbre en Lima en mayo del 2008. Me gustaría que ya para ese momento se hayan establecido unas bases muy sólidas de ese acuerdo. Hay una cosa fundamental que es acabar con cierto proteccionismo de la Unión Europea.

Además del comercio hay otro tipo de vínculos que se van a negociar?
Lo bueno de los acuerdos que hay con la Unión Europea es que no son acuerdos exclusivamente comerciales y financieros sino que son de carácter político y con las relaciones de cooperación. La Unión Europea destina una cantidad de recursos para el desarrollo.

Entonces, en el mundo globalizado del escenario internacional creo que no podemos desperdiciar esa oportunidad de poder trabajar juntos, eso nos daría una gran fortaleza. Son los conjuntos regionales los que van a poder definir y América Latina tiene una oportunidad histórica y hacerlo con la unión Europea creo que le da más fuerza.

Cómo ve el gobierno España las diferencias entre el gobierno colombiano y las Farc para llegar a un acuerdo humanitario?
Hay que seguir confiando en que podamos encontrar una solución y buscar una alternativa, precisamente es hecho el que no nos hace seguir presentes como países garantes y también es esa determinación por parte del gobierno y por parte de las Farc la que nos invita a participar en el proceso.

Por otra parte todo depende del clima que se da en el país, si hay mayor o menor violencia, porque es evidente que las negociaciones no funcionan igual cuando hay ausencia de violencia que cuando existe una violencia fuerte.

El presidente Uribe es de la tesis que para el acercarse a ese posible intercambio humanitario quiere ver muestras de paz. Pero un acuerdo humanitario no es un proceso de paz, un acuerdo humanitario se da en medio de la guerra. Cómo ve España eso?
Es difícil opinar desde afuera sobre todo cuando España también se ha visto sacudida por la violencia. Evidentemente no es la misma situación. Quiero opinar desde un profundo respeto no solamente al gobierno sino al pueblo de Colombia quien ha sido quien ha tenido que sufrir toda esa violencia.

Entiendo que aunque efectivamente se trata de un acuerdo humanitario no se trata de un proceso de negociación como el que se esta viviendo con el Eln, que es poner fin a las armas y por tanto buscar una vía de reinserción a la sociedad.

A pesar de eso a nadie se le escapa que es mas fácil llegar a un acuerdo humanitario con la ausencia de atentados y con la ausencia de violencia. Seria razonable establecer unas mínimas reglas de juego que permitieran ir avanzado, porque alguien tiene que dar el primer paso.

Ha habido algún avance para el intercambio después de la propuesta inicial de España, Francia y Suiza?
El éxito de nuestro papel está basado en la discreción. En este momento hay una cierta dificultad para llegar a un acuerdo, pero insisto en que confiamos que de repente se puedan desbloquear las propuestas que se han hecho.

Frente al proceso de paz con los paramilitares en Colombia hay voces que advierten sobre la posibilidad de que la Ley de Justicia y Paz no sea lo suficientemente estricta para blindar el proceso ante los tribunales internacionales. Qué piensa de esto su gobierno?
Soy conciente de que la ley de justicia y paz ha sido una ley controvertida y muy discutida, pero finalmente la propia reglamentación de la ley ha ido acotando los espacios para que efectivamente junto a la desmovilización haya una protección y reparación a las victimas.
También la propia Unión Europea y nosotros como país miembro hemos mostrado nuestro apoyo a la ley como un instrumento útil para poder ir avanzando y creemos que puede ser un buen instrumento. Es muy importante hablar siempre de respeto y aplicación muy escrupulosa de esta ley y de todo lo que lleva consigo.

Colombia está viviendo un escándalo por vínculos de paramilitares con altos funcionarios. Cómo ve España ese proceso de destape de todos esos vínculos?
Colombia es un gran país que además tienen unas condiciones objetivas, su propia ciudadanía, su propia tradición democrática, su articulación política que la hace un país capaz de enfrentar todas esas dificultades. Yo confiaría en el estado de derecho, en el funcionamiento de las instituciones democráticas.

Se habla en algunos sectores de un crecimiento de la xenofobia en España con los colombianos y con los suramericanos en general. Cómo va ese proceso en España?
En España viven un millón y medio de latinoamericanos y dentro de la población inmigrante son los que con más facilidad se han adaptado. Es verdad que ha habido momentos en que la percepción desde afuera, cuando hay rechazo de un determinado numero de personas que quiere entrar y no puede porque no cumple los requisitos legales, esos casos pueden ser percibidos como rechazo pero son casos aislados.

En España todavía hay espacio para que pueda venir mucha gente a trabajar, de hecho en este momento la economía española va tan bien, gracias en parte a toda la población inmigrante

Hay quienes creen que Colombia al estar tan cerca de Estados Unidos se está aislando del resto de países de la región. Le parece acertado ese análisis?
Desde el gobierno de España nos relacionamos con todos y cada uno de los gobiernos de la región. Tenemos una relación muy estrecha con todos los gobiernos, más allá de todas las diferencias políticas e ideológicas que podamos mantener con algunos gobiernos. Más allá de las diferencias ideológicas hay una identidad de intereses y de proyectos que exigen el entendimiento y el acuerdo.

Es verdad que a Colombia siempre se le ha visto como un país aliado de Estado Unidos, pero al mismo tiempo hay otros acuerdos y otras relaciones con otros gobiernos de la zona. América Latina es hoy más soberana que nunca y por tanto más democrática, esto exige una cierta reordenación de las relaciones políticas, no solamente en el seno de la región sino con Estados Unidos y con Europa.

En que estado están las relaciones bilaterales de España y Colombia en términos de ayuda?
Tenemos una relación estratégica en el sentido de que somos países amigos, aliados, que tratamos de coordinar nuestras posiciones en el escenario internacional y en el ámbito de Naciones Unidas.

Tenemos unas relaciones muy fluidas y muy articuladas en todos los campos. También tenemos una cooperación en el ámbito académico, científico, intercambio a nivel de investigadores, una relación muy estrecha entre universidades muy buenas y en el ámbito económico. España también esta participando y apoyando los procesos de paz que hay abiertos en este momento.

[Fuente: El Tiempo, Bogotá, 12may07]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Informes DH en Colombia
small logoThis document has been published on 21May07 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.