EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


07abr03


La actuación conjunta de las AUC y los militares del Batallón Colombia provocan desplazamiento de población civil y numerosas desapariciones y asesinatos.


La Corporación Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" pone en conocimiento de la comunidad nacional e internacional los siguientes hechos, que evidencian la violación de los derechos humanos de la población del municipio de Viotá (Cundinamarca):

HECHOS

1) El día 30 de marzo de 2003 siendo las 10:00 de la mañana entre las Vereda Moganbo y Palmar, ubicadas a diez minutos del Centro de Capacitación de la Federación Sindical Unitaria Agropecuaria -Fensuagro-, un grupo de seis labriegos conformados por Hernando Peñalosa (32 años), Victor Rubio (19 años), Wilson Duarte (30 Años.), Hernando Mican (21 años), Harvey Montaño (27 años) y Orlando Silva (40 años), hicieron un receso laboral y se encontraron para ir a tomar gaseosa a la tienda; cuando fueron sorprendidos por un grupo de treinta (30) hombres fuertemente armados con artefactos de largo alcance, vestimenta camuflada, equipos de comunicación y brazaletes que los identificaban como miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia, quienes tras arrinconarlos, hostigarlos y solicitarles sus documentos de identificación, procedieron a detenerlos desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde.

2) Los uniformados acusaban a los campesinos de ser integrantes de los grupos subversivos que operan en la región y tras una serie de insultos se identificaron como Autodefensas Unidas del Casanare que venían a la región con el objetivo de eliminar a los opositores de su organización.

3) Tras casi cuatro horas de detención, fueron liberados sólo cuatro de los seis campesinos, quedando en su poder los señores Hernando Micán Y Wilson Duarte.

4) Gracias a la declaración de varios campesinos que advirtieron la presencia del grupo paramilitar en la zona rural de Viotá, los dirigentes comunales informaron al coronel González quien comanda el Batallón Colombia, acerca de la ubicación exacta (incluso aportaron un croquis) de tales hombres, cual era la finca "Florencia" ubicada a aproximadamente 8 kilómetros del casco urbano. Según el mencionado coronel, él le dio la orden a sus hombres de partir inmediatamente hacia tal punto, y ellos volvieron afirmando que allí no habían encontrado nada. Al respecto, los campesinos que aún se encuentran en algunas de las fincas afirmaron que el camión del Ejército que iba cargado de hombres, supuestamente con destino a la finca Florencia había llegado sólo hasta el km 6 (es decir, 2 km antes del lugar en donde están acantonados los paramilitares) y se había devuelto sin hacer descarga de hombres. Hecho que demuestra que sólo fingieron la intención se ir a combatirlos, y que por lo tanto genera una total desconfianza de la población hacia el Ejército.

5) El día 1 de abril de 2003, los cuerpos sin vida de los labriegos desaparecidos fueron encontrados en la vereda El Palmar; el de Wilson Duarte, fue hallado en un lugar cercano al sitio en donde se acantonó el grupo paramilitar, con indicios de tortura, decapitado y con una enorme incisión en la región abdominal, en la cual fue incrustada su cabeza.

6) El miércoles 2 de abril el número de familias desplazadas aumentó de 425 a 500, según informe rendido por las juntas de acción comunal de las veredas.

7) Se recibió información por parte del administrador de la finca en donde funciona el Centro de Capacitación agraria de Fensuagro, que el pasado martes primero de abril, el Ejército ocupó el predio causando una serie de daños y consumiendo los víveres que allí se encontraban (incluyendo algunos cerdos).

8) En la población aledaña de San Gabriel, según información aportada por el movimiento comunal, el Ejército ha realizado reuniones con los habitantes, con el objetivo de advertir a la población acerca de la llegada de "los paramilitares", por lo cual se generó el riesgo de un desplazamiento masivo que se sumaría al de las personas que actualmente permanecen en el casco urbano de Viotá.

9) Debido a la publicación y divulgación de denuncias públicas firmadas por varias de las organizaciones gremiales y de derechos humanos, el capitán ARBELAEZ ha preguntado insistentemente a los dirigentes de Fensuagro y ha señalado al fiscal general de la organización sindical, señor Nelson Reina quien es habitante del municipio de Viotá, como el autor intelectual del comunicado. Así mismo el día 31 de marzo, el mismo Capitán intentó detener al secretario general de Fensuagro, señor Nicolás Hernández, culpándolo por la autoría de los documentos. Es por eso que alertamos sobre la suerte que puedan tener los dirigentes y defensores de derechos humanos de la Fensuagro que atiende esta región, así como las de sus familias.

A continuación se muestra una relación de violaciones de derechos humanos ocurridas en el mes de marzo:

  • 1) 06mar03 - José Ananias Mora - Detenido desaparecido

  • 2) 07mar03 - José Salamanca Pinzón - Detenido desaparecido

  • 3) 08mar03 - Nohelia García Aguirre - Detenido desaparecido

  • 4) 10mar03 - Luis Alejandro Izquierdo - Detenido desaparecido

  • 5) 11mar03 - Antolin Viracachá - Asesinado

  • 6) 14mar03 - Edgar Rubio- Asesinado

  • 7) 19mar03 - Arturo Pedreros - Asesinado

  • 8) 30mar03 - Hernando Micán y Wilson Duarte - Detenidos desaparecidos encontrados asesinados con visibles señales de tortura el 1 de abril en la vereda El Palmar

INFORMACIÓN GENERAL

Los habitantes del casco urbano del municipio de Viotá (Cundinamarca) han afirmado que los paramilitares realizan patrullajes nocturnos cerca del hospital municipal y que ni la Policía ni la Policía ni el Ejército han reaccionado para impedirlo, aún cuando tales acciones ilegales son evidentes y conocidas por la comunidad general.

Del mismo modo, el grupo paramilitar cuenta con la presencia de una persona encapuchada que tiene la labor de "reconocer" a los habitantes de la región que han sido retenidos y/o encontrados en su trayectos por las veredas. Lo anterior, según un campesino que fue "mandado a llamar" por intermedio de otro habitante de la zona, quien le dijo que "el Ejército lo necesitaba en la finca Florencia"; al llegar allí, se encontró con que los uniformados que requerían su presencia se hacían llamar "autodefensas".

Varios de los testimonios dicen que los carros en los que están deteniendo y desapareciendo a los habitantes del municipio son camionetas de color rojo, blanco y plateado.

Son muchas pruebas denunciadas por las organizaciones de Derechos Humanos que indican los nexos de militares con grupos paramilitares, así como el irrespeto por parte de los organismos de seguridad del Estado a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario. Lo que está sucediendo en la municipalidad de Viotá, es un ejemplo fehaciente de dicha relación, pues lo que se está pretendiendo es el desvertebramiento del tejido social y la eliminación física y política de los sobrevivientes del genocidio contra la Unión Patriótica y del Partido Comunista, así como del Movimiento Sindical Agrario representado en Fensuagro que tiene su centro de producción y capacitación en la Vereda de Puerto Brasil en el municipio de Viotá. Contradiciendo lo que algunos medios de comunicación malintencionadamente han querido mostrar para confundir a la opinión publica sobre la autoría del desplazamiento forzado y en nada mencionan la relación explícita entre grupos paramilitares y el batallón Colombia en Viotá (tal y como lo afirma el períodico El Tiempo el día 2 de abril Pág 2-10 con el título "Viotá sucumbe ante el conflicto").

PETICIONES

1) Que se adelanten sin dilación las investigaciones penales y disciplinarias de estos graves hechos, para garantizar la sanción a los responsables y así evitar que las flagrantes violaciones a los derechos humanos de la población de Viotá queden en la impunidad.

2) Que se solicite al Estado colombiano (Procuraduría General de la Nación) que se investiguen las irregularidades que se están cometiendo en los operativos adelantados por parte del Ejército Nacional, así como las demás violaciones de derechos humanos que se han venido cometiendo en la zona rural del municipio de Viotá (Cundinamarca).

3) Que se efectúe la desmilitarización de la zona y se conforme una comisión de verificación sobre la situación de derechos humanos en éste municipio que esté conformada por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, el Programa Presidencial de Derechos Huamnos, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio del Interior, la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación y las Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos.

Bogota, 07 de abril de 2003
Corporación Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo"

DH en Colombia

small logo
Este documento ha sido publicado el 09abr03 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights