EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


19dic03


La Historia desde dentro.

Por Rodolfo H. Terragno


Desde que ingresé a la función pública he llevado apuntes, reunido documentos y formado biblioratos que ya pueblan una enorme biblioteca y varios archivos. Mi propósito es usar todo ese material para escribir --cuando ya no tenga responsabilidad alguna-- una historia de la Argentina en el período del cual fui testigo y actor.

He recurrido a parte de ese material para reconstruir la historia de los sobornos en el Senado, tal como la viví desde el gobierno.

Los apuntes que transcribo fueron hechos para ayudar mi memoria. No puse esmero en su redacción, ni añadí reflexiones. En otras circunstancias, no los habría publicado así, faltos de elaboración. Dado el cariz que acaba de tomar el escándalo del Senado, creí conveniente dar este testimonio, sin modificar mi registro original.

Martes 4 de enero

Desayuno con el Presidente en el comedor presidencial. Cuando voy a retirarme llega Santibáñes. Tenemos una conversación de parado. Me dice que la SIDE no tiene acceso a Internet, por lo cual no puede mandar mensajes por e-mail, y que él no tiene ni siquiera una computadora. Me cuenta que Hugo Anzorreguy sólo hacía relaciones públicas (en lo internacional, buenas relaciones con la CIA, MI5 y Mossad, para tener respaldo). En lo interno, usaba fondos para subsidiar a los distintos partidos políticos. El Comité Nacional recibía 60.000 pesos mensuales.

Le cuento a Santibáñes que en 1996, cuando yo era presidente de la UCR y estábamos atravesando una situación financiera pésima, me negué a recibir un subsidio que -según me había informado el vicepresidente, Melchor Posse-- el gobierno de Menem había ofrecido durante un viaje mío al exterior. Supongo que era plata de la SIDE. De aquél entonces data mi proyecto de terminar con la plata negra y contabilizar todo peso que gaste la SIDE, siguiendo las normas de la ley de contabilidad, aunque los asientos contables no se den a publicidad mientras dure el secreto de inteligencia. Le pido a Santibáñes su apoyo a mi proyecto y me lo promete.

Miércoles 12 de enero

Distribuyo el Presupuesto Nacional mediante la Decisión Administrativa N 1/2000. Los fondos para la SIDE quedan fijos en $138.330.764.

Lunes 24 de enero

Santibáñes me pide $50.000.000 más. Es un incremento de +36%. Le digo que está igual que López Murphy, que también pide más presupuesto. "Estos Chicago boys son así: quieren bajar el gasto público hasta que se les da un cargo". Me explica que ha hecho una limpieza , dando de baja a 1.200 agentes de planta transitoria y casi 1.000 contratados. Era muy costoso pero indispensable porque "teníamos un caballo de Troya". Le pido un memorando en el cual me detalle y cuantifique los mayores costos. Me dice que hay informaciones que él no puede poner en un papel porque son legalmente secretas. Le digo que me presente un informe reservado, pero que yo no puedo desvestir a un santo para vestir a otro sin tener todos los elementos. "Por la Constitución, yo ejerzo la Administración General del país, soy el encargado de hacer recaudar las rentas de la Nación y ejecutar la ley de Presupuesto. Te imaginás que no puede haber ningún secreto para mí, y que yo no puedo tomar decisiones a ciegas".

Luego de la reunión le mando a Santibáñes mi proyecto de "Gastos Registrados de Publicidad Diferida". La idea es proteger el secreto que debe amparar a la inteligencia del Estado, pero impedir que los fondos reservados se conviertan en caja negra , que puedan usarse discrecionalmente para cualquier cosa. No voy a firmar aumentos para la SIDE mientras no se apruebe este régimen.

Marzo

El Ministerio de Economía me remite un proyecto de Decisión Administrativa por el cual se reasignan partidas para reforzar el presupuesto de la SIDE, no en $50.000.000 pero sí en $30.000.000: un aumento de casi 22%. No lo consideraré mientras no reciba el memorando de Santibáñes y no se apruebe el régimen de publicidad diferida.

Miércoles 12 de abril

He recibido muchos pedidos de reasignación de partidas. Ya le expliqué a Machinea que, en el próximo presupuesto, hay que eliminar esta facultad del Jefe de Gabinete. Un presupuesto deber clausurar las pujas sectoriales hasta el próximo ejercicio; si el Jefe de Gabinete puede reasignar partidas, la puja no se clausura y se descalabra la Administración. Él está de acuerdo, pero para "la línea" es muy cómodo este sistema porque, si el presupuesto es inmodificable, hay que hacerlo con mucho más cuidado.

Jueves 13 de abril

Hoy estaba previsto que me reuniera a las 9.30 con Machinea para tratar todos los pedidos de reasignación. Machinea invitó a Santibáñes a participar de la discusión. Sus razones: De la Rúa ha pedido ver las reasignaciones y Santibáñes, que tiene ascendiente sobre De la Rúa, puede ayudar a que todo sea más fácil. Le digo que, a mi juicio, Santibáñes no tiene nada que ver con esto, y que resiente nuestra autoridad pedir su cooperación. De todos modos, Santibáñes no interfiere en la discusión y se limita a reiterar el pedido de su Secretaría. Yo le insisto en que hay que cumplir determinados requisitos.

Junio

Llega para mi refrendo un proyecto de Decreto (no una D.A.) por el cual se le transfieren $30.000.000 a la SIDE. Ya tiene la firma de Vicens y el refrendo de Machinea. La línea de la Jefatura de Gabinete no encuentra inconvenientes. Me niego a firmarlo por 5 razones :

    a) No aceptaron mi idea sobre los gastos de publicidad diferida .

    b) No me presentaron el memorando que pedí.

    c) No corresponde que la reasignación se haga por decreto.

    d) El proyecto dice que los fondos son para el "Subprograma: 00. Proyecto: 00".

    e) No publíquese .

Llamo por teléfono a Loiácono y le digo que no voy a refrendar. Me dice que es una decisión política del Presidente y que no corresponde hacer objeciones. Le digo que el refrendo es una garantía que el Jefe de Gabinete le da al Presidente: "Firme tranquilo, Sr. Presidente, que está todo bien y yo me hago co-responsable". Yo no puedo decir eso.

Jueves 22 de junio

De la Rúa me dice que "hay muchas quejas" contra la Jefatura porque se cajonean proyectos. Le digo que, si se refiere al aumento del presupuesto para la SIDE, él ya conoce mi opinión. Me dice que Santibáñes le planteó la necesidad de mayor presupuesto en diciembre de 1999, antes de asumir, y que inclusive lo había puesto como condición para hacerse cargo. "Yo le dije que sí. Para un economista de su prestigio, que no tenía nada que ver con estas cosas, aceptar la SIDE fue un sacrificio. Él me dijo que lo hacía pero que necesitaba los recursos, yo le dije que los iba a tener, y ahora vos das vueltas".

Viernes 30 de junio

A última hora me llama Cafiero. Necesita verme urgentemente. Le digo que estoy saliendo para una entrevista con la periodista Nancy Pazos y le propongo vernos a las 23. Él no puede. Quedamos en desayunar mañana en mi casa.

Sábado 1 de julio

Cafiero llega a las 8.30. Está apurado porque tiene que irse a un homenaje a Perón. Me dice que Morales Solá denunció el jueves, en La Nación, que se pagaron coimas para sacar la ley laboral. Yo no tengo la prueba, pero por lo que he hablado con mis compañeros de bloque, creo que Morales Solá tiene razón, y le pido que hable con el Presidente para que se aclare qué pasó. Se dice que el dinero salió de la SIDE y hace falta que el Presidente de la orden de investigar. Yo soy el principal interesado en que se sepa todo, caiga quien caiga, porque yo estaba contra la ley y la voté por disciplina partidaria. No puedo aceptar que nadie sospeche que yo cobré para votar .

Lunes 3 de julio?

Le transmito a De la Rúa todo lo que me dijo Cafiero. Se disgusta. Me dice que Cafiero está preocupado por su situación personal, porque él votó a favor de la ley y tiene miedo que todo esto que ha inventado Morales Solá lo afecte.

Jueves 13 de julio

Me encuentro en España, donde me entrevisto con el Presidente del Gobierno, José María Aznar. La Secretaría Legal y Técnica, por pedido del Presidente, solicita a la Jefatura de Gabinete la devolución del expediente relativo al decreto de los $30.000.000 adicionales para la SIDE. La Jefatura cumple con su obligación de remitir el expediente.

Viernes 14 de julio

De la Rúa firma el Decreto R 569/2000.

Lunes 17 de julio

Palacio me informa que el expediente fue remitido a Legal y Técnica por pedido de la Presidencia. Llamo a Legal y Técnica para preguntar por qué requirieron el expediente y Loiácono me responde que el decreto ya fue firmado. Refrendó Storani, como mi reemplazante.

Martes 18 de julio

Hablo con Storani y le explico qué es lo que le hicieron firmar. Se indigna. Le muestro el decreto, que parece un decreto de rutina sobre partidas presupuestarias, ya aprobado por Economía.

Storani y yo, antes de la reunión de gabinete, le planteamos a De la Rúa nuestra inquietud por el hecho de que se le haya hecho firmar a él un decreto con el cual yo no estaba de acuerdo. Se molesta y dice que el decreto lo firmó el Presidente y correspondía.

Miércoles 19 de julio

Me encuentro con Morales Solá en la embajada de Francia, donde le otorgan la Legión de Honor a Claudio Escribano. Me dice que tiene una información y salimos a tomar un café frente a la embajada. Según su información, Pontaquarto distribuyó varios millones, proveniente de la SIDE, entre los senadores del PJ que votaron la ley laboral. Él cree que hubo un operador radical y un senador de la UCR haciendo de enlace. Tiene una lista de senadores del PJ que habrían recibido el dinero.

Jueves 20 de julio

Le informo al Presidente todo lo que me dijo Morales Solá. No me hace comentarios; sólo un gesto de desaprobación.

Le digo que he averiguado que el decreto de los 30 millones es R y que hay que transformarlo en público. Se muestra sorprendido. "No, no es un decreto reservado". Le pido que mande a buscarlo. Lo trae Loiácono. Confirma que es R, y dice que debe ser reservado porque, por ley, todos los gastos de la SIDE son reservados. Sostengo que podrá ser reservada la erogación, pero nunca la asignación del recurso. De la Rúa promete que levantará la reserva.

Luego hablo con Santibáñes y también a él le digo lo que me transmitió Morales Solá. Me dice que es todo falso. Sobre el Decreto R me dice: "Yo no pedí un decreto reservado, yo pedí la plata, que era lo que venía pidiéndole al Presidente desde antes de asumir".

Martes 1 de agosto

Junto con Storani, le recuerdo al Presidente que debe dar a publicidad el decreto. Se molesta y dice que al final vamos a ser nosotros quienes convirtamos en un problema algo que es absolutamente normal. Me pide a mí que no siga agitando el tema.

Viernes 18 de agosto

Me reúno con Chacho en el Senado. Me dice que ha hablado con Flamarique y que él no tiene dudas de que se pagaron las coimas. Dice que la plata la entregó Pontaquarto, que es amigo de Alasino y Genoud. Cree que la plata salió de la SIDE y que la "campaña periodística" que se lanzó contra él la montó la SIDE porque él está dispuesto a seguir este asunto. Coincidimos en que, si esto no se aclara, puede ser mortal para la Alianza.

La reunión se prolonga demasiado. La secretaria avisa que los periodistas están intrigados y quieren que hablemos. Decidimos dar una conferencia de prensa. Chacho le avisa por teléfono a De la Rúa. Damos la conferencia. Digo que "hay que actuar rápidamente, porque si no el descrédito será tan grande que la gente se preguntará para qué votamos".

Lunes 11 de setiembre

Declaro que los senadores "decentes y rectos" deben colaborar en la investigación porque, de lo contrario, "les va a pasar lo que le pasa a la pianista del prostíbulo: la ven salir y nadie le cree que, dentro, lo único que hace es tocar el piano".

De la Rúa me dice que el Jefe de Gabinete no puede estar haciendo declaraciones de ese tipo.

Lunes 18 de setiembre

A la noche voy a verlo al Presidente y me dicen que recién entra a una cena. Le pido al edecán que le anuncie que estoy. Vuelve y me invita a pasar. En el comedor estaban De la Rúa, Alvarez, Alfonsín, Storani y Machinea. De la Rúa me invita a quedarme. En la cena, Storani introduce el tema sobornos. Alfonsín dice que no lo había tratado porque pensaba que era más propio de una reunión "tripartita", sugiriendo que debía hablarlo a solas con De la Rúa y Álvarez. El Presidente lo insta a que continúe. Alfonsín dice: "Yo sé que Chacho está convencido de que hubo sobornos. Es posible que el diablo haya metido la cola, pero yo creo que Chacho tiene un problema personal con Genoud, y me gustaría discutirlo a solas con él". Plantea la necesidad de algunos cambios en el gobierno nacional; pero que esos cambios no podrían limitarse a Santibáñes y Flamarique porque se interpretaría como una inculpación. "Tengo entendido que Santibáñes quiere dejar el cargo, y creo que Flamarique podría ser movido a otra posición". Sugiere que Pou podría renunciar y propone cubrir el puesto con López Murphy, lo cual dejaría libre Defensa. "Llach está cansado y también podría dejar su cargo". Tengo la impresión de que, si yo no hubiese estado, habría insinuado cambios en la Jefatura.

Chacho dice que él no puede quedar complicado con "la banda de Genoud y Alasino", y que él no puede sentarse al lado de Pontaquarto, que es el "valijero". De la Rúa pide que no se hable de estos temas con ligereza porque es muy delicado afectar la honra de las personas sin pruebas.

Sábado 30 de setiembre

Clarín publica la siguiente información: "El Gobierno desmintió ayer la existencia de un decreto reservado que, según trascendió, estaría investigando el juez federal Carlos Liporaci. Una versión indicó que el juez recibió un anónimo revelando la firma de ese decreto por parte del Presidente en junio, por el que se destinaban 10 millones de pesos a un hipotético 'incentivo legislativo'".

Martes 3 de octubre

De la Rúa se queja, ante otros ministros y colaboradores, de que "desde el mismo gobierno están saliendo informaciones e interpretaciones que nos perjudican". No hace imputaciones a nadie en particular. Pero dice que hay ministros que hablan con Morales Solá y con otros periodistas que están tratando de desprestigiar al gobierno.

Miércoles 4 de octubre

Página 12 informa: "El jefe de la SIDE, Fernando de Santibañes, actualmente en la mira del juez Carlos Liporaci por el escándalo de las coimas en el Senado, deberá explicar en los próximos días un dato que, hasta hoy, pasó desapercibido a los ojos de los investigadores. Este año, la Secretaria de Inteligencia del Estado gastará exactamente 30 millones de pesos más de lo que fijaba por ley el Presupuesto 2000. La información consta en planillas oficiales en poder del Ministerio de Economía, que establecen el llamado "crédito definitivo" del año 2000 para cada repartición estatal: es decir, cuánto gastará verdaderamente este año, a poco de cerrar el ejercicio fiscal, cada organismo estatal. Semejante desvío sólo pudo haberse autorizado mediante un decreto de carácter reservado, información que ya está siendo analizada por los fiscales que llevan adelante la investigación del Senado. La norma secreta habría sido firmada por el Presidente la segunda semana de julio".

Jueves 5 de octubre

De la Rúa me pide la renuncia.

Lunes 9 de octubre

El Boletín Oficial publica -junto al decreto por el cual se acepta mi renuncia y la designación de mi reemplazante--el Decreto Reservado, 569/2000, que De la Rúa había firmado casi tres meses antes. Se ha querido blanquear esto por temor a que yo pudiera hacer una revelación.

Martes 5 de diciembre

Declaro ante el Juez en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal Carlos Daniel Liporaci, en la causa por presunto soborno de senadores. Lo hago en presencia de los fiscales Federico Delgado y Eduardo Freiler. Narro que me opuse a la firma del decreto reservado, que se suscribió aprovechando un viaje mío, y entrego al juez copia de mi proyecto de "Decreto sobre Gastos de Publicidad Diferida" en el Senado. En declaraciones a los periodistas acreditados en Tribunales digo que "no hay que dejar que muera la causa" y afirmo que, de lo contrario, "la gente seguirá pensando que la política es una mugre".

[Fuente: Web de Rodolfo Terragno. Artículo publicado en la Revista Debate, 19dic03]

Corrupcón

small logo
This document has been published on 21ene04 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights, in accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.