Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

05sep14


La Europa política 'dimite' y se pone en manos de Draghi para espantar la deflación


La política monetaria -gestión de los tipos de interés y de la liquidez- toma definitivamente las riendas de la política económica. A falta de un auténtico Gobierno europeo capaz de estimular el crecimiento, Draghi se erigió ayer como el salvador de la Eurozona para espantar el riesgo de deflación ante la ausencia de estímulos fiscales -o de reformas económicas- que impulsen la economía pese a que el desempleo sigue clavado en el entorno del 11,5%.

No es para menos su papel protagonista teniendo en cuenta que la caída generalizada de los precios 'a la japonesa' ha dejado de ser una hipótesis de trabajo para convertirse en una seria amenaza. Lo que Draghi teme es que la ralentización del crecimiento económico estimado para el segundo semestre de este año en la UE alimente un proceso deflacionario, algo que explica que el BCE haya sacado su artillería pesada. Muy parecida, en todo caso, a la que utilizaron EEUU y Reino Unido al comienzo de la recesión y que les ha permitido dejar atrás la crisis hace ya varios años. Pero mientras que en los países anglosajones -origen de la burbuja crediticia- se han combinado políticas fiscales y monetarias fuertemente expansivas (la inflación se ha comido buena parte de la deuda), parece que en Europa se confía sólo en Draghi y sus banqueros centrales, que ya no actúan de forma unánime, como admitió ayer el propio presidente del BCE.

Qué es lo que pretende Fráncfort? Pues ni más ni menos que inundar de liquidez los mercados -lo que explica la euforia bursátil- para evitar una depreciación general del valor de los activos financieros. Es decir, evitar la deflación tras los sustos del verano, tanto en términos de IPC como de crecimiento económico. Como dijo ayer Draghi, cuando las expectativas de inflación de los agentes económicos son a la baja, como sucede ahora, se resiente la inversión, ya que nadie invierte cuando los precios de los activos tienden a depreciarse.

Y lo que ha ocurrido es que la inflación en la Eurozona se ha hundido hasta el 0,3% de la mano de una demanda interna que se ha desacelerado de forma intensa. Y lo que es todavía peor, nada indica que el futuro inmediato sea mejor. El BCE, de hecho, ha revisado a la baja sus propias previsiones macroeconómicas.

Inflación baja para largo

Sus economistas consideran ahora que el PIB de la zona euro crecerá este año apenas un 0,9%, y un 1,6% el próximo en un contexto de atonía de la demanda interna. Muy poco para estimular los precios y acercar la inflación a "niveles cercanos al 2%", como señaló ayer Draghi. De hecho, el BCE cuenta con que los precios crezcan sólo un 1,1% el año próximo, todavía lejos de ese umbral que se considera compatible con la estabilidad de precios. Y a medio plazo -cinco años- lo previsto es que la inflación siga siendo "considerablemente baja".

No será fácil teniendo en cuenta, como admitió ayer el presidente del BCE, que la transmisión de la política monetaria sigue estando rota. El crédito a las empresas no financieras -pese a una política monetaria tan expansiva y acomodaticia- caía en julio a un ritmo anual del 2,2%, mientras que el destinado a los hogares apenas crecía un 0,5%, muy poco para estimular el consumo privado, que representa más de la mitad del PIB en todos los países de la Eurozona.

Y por qué actúa ahora Draghi de forma tan agresiva y no lo ha hecho antes? David Cano, socio de Analistas Financieros Internacionales (AFI) ofrece una respuesta. Los asuntos más delicados -como la propia supervivencia del euro y la unión bancaria- están ya en vías de solución, y ahora el BCE tiene argumentos más sólidos para convencer a Merkel y a sus aliados de que es hora de volcarse en el crecimiento económico. El problema, como sostiene Cano, es que las últimas medidas del BCE llegan tarde, "pero es mejor así". Y recuerda que "en EEUU ante una situación similar se aprobaron medidas que allí sí han funcionado".

Depreciación del euro

Lo que se hace ahora es poner el foco de atención en el tipo de cambio del euro, apreciado en torno a un 10% respecto de su tipo de equilibrio con el dólar estadounidense. Cualquier depreciación de la moneda única tenderá, lógicamente, a aumentar los precios en la Eurozona, toda vez que las importaciones serán más caras.

La oportunidad del momento es clara teniendo en cuenta, además, que la balanza comercial de EEUU tiende a estar más saneada (el déficit cayó en julio un 0,6% hasta los 40.500 millones de dólares) debido, sobre todo, a su menor dependencia energética. Es decir, que EEUU está ahora en mejores condiciones de aceptar un encarecimiento del dólar. Entre otras cosas porque su economía, tras la reciente revisión al alza, se ha acelerado en el segundo trimestre hasta el 4,2% anual. Y cualquier apreciación del 'billete verde' ya no tendría efectos negativos para su crecimiento.

Ocurre lo contrario en países como España, que en los dos últimos trimestres ha coqueteado con la deflación. El PIB nominal cayó un 0,6% en el primer trimestre y un 0,4% en el segundo pese a que se ha producido una aceleración de crecimiento. Es decir, que la mayor actividad no se ha traslado a los precios.

La parte positiva de la expansión monetaria anunciada ayer tiene que ver, por lo tanto, con la 'importación' de inflación con el nuevo tipo de cambio, lo que permitirá aumentar el PIB nominal (referencia que se utiliza para calcular la deuda o el déficit); pero la parte negativa es que algunos componentes de la cesta de la compra (en particular el transporte) tenderán a subir por el encarecimiento de los carburantes.

La depreciación del euro drenará, en todo caso, renta disponible a las familias, pero al mismo tiempo eso permitirá un crecimiento más equilibrado, toda vez que ya en el primer semestre se ha producido un notable deterioro de la balanza comercial española. Y el desequilibrio exterior fue lo que llevó a la economía a la recesión por falta de financiación.

[Fuente: Por Carlos González, El Confidencial, Madrid, 05sep14]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 16Sep14 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.