Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

11jul15


Según las instituciones Grecia necesita al menos 81.700 millones de euros


Solventado el problema de los interlocutores, y solventado en parte el gran problema de las medidas concretas, Europa y Grecia se enfrentan hoy, en el Eurogrupo más decisivo del último lustro, a un desafío por desgracia muchísimo más profundo: el de la confianza.


Infografía sobre la deuda
griega al 05jun15
 

"Hay un problema importante de confianza" ha reconocido el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. "Va a ser una reunión muy difícil. Hay que ver si creen en lo que propone el Gobierno griego". "La negociación será excepcionalmente difícil", ha admitido el alemán Wolfgang Schäuble. "La clave es la confianza", ha añadido el ministro eslovaco, Peter Kazimir.

Grecia necesita 81.700 millones de euros, según los cálculos de las instituciones, y ahora mismo sólo hay disponibles 7.700 de los beneficios hechos por el BCE con dos programas de deuda. Así que la diferencia que hay que cubrir es de 74.000 millones de euros. Para amortizaciones (33.800), los préstamos del FMI y el BCE (2.100), intereses de la deuda (17.800), cubrir los atrasos (7.000), un colchón para los depósitos bancarios (4.500) y hasta 25.000 millones de recapitalización de la banca, mucho más de lo que dispone el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) ahora mismo.

En realidad, las necesidades del país, hasta finales de 2018, son de 90.200 millones de euros. Pero el país podría cubrir parte de ellas en solitario, Como fuentes de ingresos, según un documento que ha sido filtrado y que corroboran fuentes europeas, hay 2.500 millones potenciales de privatizaciones y otros 6.000 de superávit primario. El resto tendría que venir de fuera.

Propuesta griega

Atenas envió el jueves por la noche su batería de medidas, reformas y ajustes definitiva. También su estimación de necesidades. Las instituciones (BCE, FMI, Mede y Comisión Europea) las analizaron ayer, y han presentado su valoración al Eurogrupo, que se reúne hoy en Bruselas desde las 15.00 horas. A las 10.00 de la mañana, los integrantes del Grupo de Trabajo de Eurogrupo (altos cargos de los ministerios, secretarios del Estado o del Tesoro) llevan todo el día mirando el documento de las Instituciones. Y también el análisis independiente que las mismas han hecho de la situación de la economía griega, con especial atención a las necesidades financieras tras el 'corralito' y a la sostenibilidad de la deuda helena.

"Estamos haciendo progresos", ha indicado Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro a la entrada en el edificio. "Todas las instituciones, todas, hemos dicho que las propuestas griegas son una buena base para la negociación", ha coincidido el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici. Para él era esencial insistir en la unanimidad del dictamen, aunque en realidad una de las grandes dificultades para ese acuerdo es precisamente que el FMI mantiene una postura muy diferente. Porque tiene una opinión discrepante sobre la necesidad de una quita en la deuda helena, porque no puede formar parte del tercer programa mientras Grecia no abone sus impagos y porque su presencia no es deseada por todos.

Pero una cosa es que esa base exista para negociar y otra que se vaya a alcanzar acuerdo. Tanto el ministro eslovaco como el luxemburgués Garmegna han indicado que hay voluntad para hablar hoy de reestructurar la deuda, pero que es "un enorme problema".

Francia es el país que más claramente ha apostado por el acuerdo en las últimas horas. Con el secretario del Tesoro, Bruno Bezard, asesorando directamente al equipo negociador griego para que presentaran un papel que fuera suficiente.

La cuestión ahora es si los socios europeos se creen al primer ministro griego, Alexis Tsipras. No que acepten lo que ha puesto negro sobre blanco, sino que tenga la intención y la capacidad de ponerlas en marcha. El ministro austriaco, Hans Jorg Schelling, ha sido muy concreto, invitando a Tsipras a "legislar en las próximas dos semanas".

Recapitalización de los bancos

Calcada ha sido la intervención del ministro irlandés, Noonan. Por ejemplo, ha indicado que "es necesaria más información en algunos apartados. La propuesta griega no dice nada de los bancos", que van a necesitar una recapitalización y ayuda tras el cierre de estas semanas. Por ello, cree, "serán necesarias más medidas esta semana y la que viene", pasando por el Parlamento, puesto que cualquier programa de ayuda que se apruebe no tendrá efecto inmediato ni servirá para devolver el crecimiento a corto plazo. "El referéndum fue una victoria política para el Gobierno griego, pero económica y socialmente ha sido un desastre".

De la misma opinión es el ministro maltés, Edward Scicluna. "Necesitamos garantías de la implementación. No se trata de palabras", sino de hechos, ha indicado. "Algunos países son muy escépticos, otros no tanto".

"No estamos aquí para cerrar un acuerdo sino para retomar unas negociaciones muy difíciles", ha dicho el italiano Pier-Carlo Padoan, bajando las expectativas, sobre un "programa que será muy exigente".

Diferente ha sido la posición del español Luis de Guindos. Preguntado por su pronóstico ha respondido que "no se trata de una puesta o de una quiniela". Los ministros van a "analizar si la propuesta que ha hecho el Gobierno griego, que es volver atrás, supone una base adecuada y lo vamos a hacer con una mentalidad abierta. Todo el mundo quiere que Grecia continúe en el euro. Sabemos perfectamente las consecuencias de la decisión de hoy, somos plenamente conscientes. Tenemos que analizar la valoración que han hecho las instituciones que además no es concluyente ni está totalmente alineada en todos los puntos", ha resumido.

Falta de confianza

Guindos ha insistido en que el referéndum convocado por Tsipras generó "incertidumbres" entre los socios. Preguntado por esa falta de confianza y la capacidad de Atenas de cumplir lo firmado ha mostrado su recelo. "Sabemos que en el pasado no ha sido así, pero la buena y la confianza... sigo teniendo confianza en Grecia seguirá formando parte de la zona euro".

Qué se puede esperar de hoy? "Hoy es fundamental escuchar al ministro griego, ver lo que nos dicen las instituciones del análisis con base en el estudio que han realizado sobre la sostenibilidad de la deuda griega y cuáles son las necesidades de financiación. Y a partir de ahí, si efectivamente se considera que hay un riesgo para la estabilidad financiera de Grecia y de la Unión, dar un mandato a las instituciones para que empiecen la negociación de un programa completo".

Pagar al BCE y al FMI

Aunque del Eurogrupo de hoy saliera un compromiso fuerte, un acuerdo para empezar ya las negociaciones finales del tercer programa de rescate, el tiempo se echa encima.

Grecia tiene atrasos con el FMI y un pago de casi 3.500 millones de euros al BCE el 20 de julio. Cómo podría hacerle frente? La firma de un Memorándum de Entendimiento lleva tiempo, así que los países estudian las fórmulas posibles. La que más puntos tiene es el desembolso inmediato de los llamados SMP y ANFA, beneficios del BCE por diversas operaciones. Los SMP fueron de unos .1850 millones de euros en 2014 y se espera algo más en 2015. Sumados los de ambos años, más el ANFA. quizás no sea suficiente para el vencimiento del BCE, pero se quedaría cerca.

Se puede desembolsar ese dinero con tan poco tiempo? Si quieren, sí. Si hay acuerdo hoy, hasta seis parlamentos nacionales, más el griego, deben dar el visto bueno a empezar las negociaciones. Y una vez más para los pagos. Por eso hay mucha prisa. Según fuentes europeas, Grecia ha calculado que todo sería posible antes del 20 de julio, pero para eso la urgencia es máxima.

El documento que han presentado las Instituciones calcula que el país necesitaría 74.000 millones de euros del exterior. Pero esa cantidad, si se aprueba el tercer programa, descendería. Por ejemplo, si se recuperan los 10.900 millones del Mede para la recapitalización de la banca helena, la factura del rescate bajaría hasta los 63.100 millones. Hay otros 1.800 del propio Mede, y unos 3.500 millones del FMI, disponibles si abona los retrasos.

Así que la cantidad final del rescate podría bajar todavía más. La clave es si lo hará o si Europa, como pasó con España, prefiere una cantidad superior, para emergencias, a cambio de una condicionalidad todavía más alta. Porque las necesidades de capital de la banca, estimadas ahora en unos 25.000 millones, pueden ser muy superiores en función de la duración del corralito, de qué ocurre cuando se vuelvan a abrir las sucursales y de lo que haga el BCE con la línea de liquidez de emergencia.

[Fuente: Por Pablo R. Suanzes, Bruselas, El Mundo, Madrid, 11jul15]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

Economic, Social and Cultural Rights
small logoThis document has been published on 13Jul15 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.