Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

26ago14


El Gobierno japonés admite decenas de suicidios vinculados a la catástrofe de Fukushima


El Gobierno japonés ha admitido este martes que al menos 130 personas se han suicidado en los últimos tres años por depresiones vinculadas al terrible accidente nuclear que sacudió la central de Fukushima en 2011.

La noticia coincide con el veredicto de un juzgado local que condena a la empresa propietaria de esa instalación, Tokyo Electric Power (Tepco), a pagar 49 millones de yenes (unos 357.000 euros) al marido de una de las víctimas de este fenómeno colateral.

El caso de Hamako Watanabe, de 58 años de edad, se había convertido en un símbolo para los afectados por el devastador suceso provocado por un enorme tsumani que dejó cerca de 19.000 muertos y que obligó a evacuar a más de 150.000 personas.

Watane, su marido Mikio y sus tres hijos, tuvieron que abandonar su vivienda sita a 30 kilómetros de la central de Daiichi. El clan se vio obligado a trasladarse de refugio en refugio hasta encontrar un pequeño apartamento, pero la pareja perdió su trabajo en una granja avícola que se vio obligada a cerrar ante el enorme rechazo que se generó en el país respecto a cualquier producto alimenticio procedente de esa región.

"Estaba todo el día preocupada, preguntando: "Qué vamos a hacer? Cómo vamos a pagar nuestra hipoteca?", ha reconocido Mikio Watane en una conversación con Reuters hace varias semanas.

A finales de junio de 2011, Mikio accedió a pasar una noche con Hamako en su antigua morada, que todavía se encuentra en la denominada "zona de exclusión", a donde se prohíbe retornar a sus habitantes.Más de 50.000 japoneses del área de Fukushima siguen viviendo como desplazados, sin poder volver a sus hogares.

A la mañana siguiente intentó convencerla para que volvieran a la residencia familia. Hamako se negó.

"Te puedes ir. Yo me quedo, incluso si eso significa vivir sola. No quiero irme jamás de mi casa, me dijo", ha añadido el japonés.

Hamako cumplió con su deseo, aunque recurriendo a un método estremecedor. Un día más tarde, aprovechando que Mikio había salido para limpiar de maleza los alrededores, la fémina se roció con combustible y se quemó viva.

La iniciativa de Mikio rompió con la tradición japonesa donde las víctimas de incidentes similares tienden a evitar largos procesos judiciales aceptando por el contrario una compensación, algo que había ocurrido con una decena de muertes relacionadas con lo que en Japón se apoda el 3/11.

Riesgo de depresiones

Numerosos expertos han alertado sobre una posible oleada de depresiones en cadena entre los afectados por el desastre de Fukushima que no ha recibido ninguna atención mediática.Tan solo en esa provincia se han registrado 1.500 suicidios desde abril del 2011.

El Gobierno japonés ha establecido una línea telefónica ad hoc para tales casos y ha enviado a asistentes especializados a la región. Por su parte,Tepco paga actualmente un 'salario' mensual de poco más de 700 euros a todos los evacuados por la "ansiedad" generada.

Según el abogado de la difunta, la sentencia en torno a Hamako abre la vía a toda una avalancha de demandas contra la firma eléctrica, que incluso antes de esta resolución tenía previsto pagar 36.000 millones de euros en compensaciones por lo acaecido.

La compañía ha difundido un comunicado tras conocerse el veredicto en el que volvía a pedir perdón por el accidente y añadía: "Rezamos para que Hamako Watane haya encontrado la paz".

El dinero destinado a indemnizaciones es precisamente uno de los factores que ha disparado la factura total del suceso, que ahora se estima que rondará los 80.800 millones de euros, casi el doble de lo previsto por el ejecutivo en el 2011, según un estudio realizado por dos universidades japonesas.

[Fuente: Por Javier Espinosa, El Mundo, Madrid, 26ago14]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 27Aug14 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.