Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones Online
Derechos | Equipo Nizkor       

11sep12


Deloitte detecta irregularidades en las cuentas de la sociedad editora de 'El País'


Prisa arranca el nuevo curso con otra oleada de despidos por la que más de 130 profesionales se unirán a los 2.000 que ya han dejado la casa en los últimos tres años. Un costoso ajuste de plantilla por el que el grupo de medios ha desembolsado ya más de 95 millones que no siempre ha recogido con propiedad en las cuentas de sus filiales. Y es que según advierte Deloitte en su última auditoría a la sociedad editora de El País, ésta cometió irregularidades a la hora de contabilizar los costes del proceso de reestructuración llevado a cabo en 2010, lo que infló la cuenta de resultados de la firma y desvirtúa su comparación con el año 2011.

"Durante el ejercicio 2010 la sociedad comenzó un proceso de reestructuración. Los costes incurridos en este proceso durante el citado ejercicio ascendieron a 2.150 miles de euros registrados en el epígrafe gastos de personal de la cuenta de la cuenta de pérdidas y ganancias de dicho ejercicio. No obstante, al considerar los Administradores que el mencionado gasto no debiera haber afectado a la cuenta de resultados, la Sociedad aumentó el saldo del epígrafe otros ingresos de explotación con cargo a reservas de libre disposición por importe de 2.150 miles de euros", reza el informe de auditoría recientemente publicado.

Esto es, la empresa -que consignó un beneficio de 10,55 millones en 2010- difuminó en sus cuentas el impacto económico real de las salidas. Deloitte añade que, según los principios contables generalmente aceptados, lo que procedía por parte de la sociedad Diario El País S.L. era "incrementar las reservas de libre disposición y reducir la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio 2010 en el epígrafe otros ingresos de explotación por el citado importe". Los gestores del rotativo, en cambio, explican la fórmula adoptada en tanto "el mencionado gasto no debería afectar a la cuenta de resultados, al objeto de que la imagen del desempeño de las operaciones del ejercicio se viese alterada en la menor medida posible".

Según expone el informe de gestión, Diario El País S.L. "es la sociedad del Grupo Prisa que agrupa la participación en la editora del diario () y en las sociedades americanas que gestionan la edición del periódico en los países latinoamericanos, así como en las sociedades de impresión y servicios auxiliares". La firma facturó el año pasado 15,03 millones de euros, casi cuatro millones más que el año anterior, procedentes en su mayor parte de los dividendos obtenidos por la participación en el buque insignia de Prisa. El resultado del ejercicio quedó en 10,12 millones y la firma subraya que ha puesto en marcha "las políticas adecuadas de contención de gastos" para afrontar el entorno económico adverso.

150.000 euros por consejero

Las cuentas aparecen firmadas por el flamante presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, así como por el resto de consejeros, entre los que figuran Arianna Huffington, Matías Cortés o los ex directores Joaquín Estefanía o Jesús Ceberio. La remuneración que se embolsan no es baladí. "La sociedad ha abonado a los miembros de su Consejo de Administración una retribución por importe de 150 miles de euros durante el ejercicio 2011", expone el informe. Esta retribución, sin embargo, la han recibido únicamente los consejeros externos, ya que los que representan al grupo -profesionales del diario El País- no han percibido remuneración alguna.

Cebrián accedía a la presidencia del Consejo de Administración de El País en abril de 2011, lo que en paralelo suponía la desaparición de la mancheta de la familia Polanco. Apenas un mes después, Huffington se incorporaba al cónclave como reflejo de "la vocación global del periódico" y de su apuesta por "responder a los retos de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de la información".

Más allá de salidas pactadas, el diario El País ha quedado hasta ahora a salvo del macroexpediente de regulación de empleo que la empresa comenzó en 2009 con el eufemístico Plan de Eficiencia Operativa. No obstante, Prisa ya insinuó a finales de abril un drástico recorte de personal en el diario, medida paralizada in extremis por la contundente reacción de los trabajadores, que obligó a mediar al propio Juan Luis Cebrián. Los anuncios de septiembre -que supondrán la salida de personal en el económico Cinco Días, en la división de revistas, en la comercializadora de publicidad Prisa Brand Solutions (PBS) y hasta en el área corporativa- marcan una nueva fase de despidos low cost en el proceso de reducción de costes. Y es que la compañía aprovechará la nueva reforma laboral para despedir con indemnizaciones de 20 días por año trabajado. La firma calcula que el plan de ajuste llevado a cabo hasta ahora implica ahorros de 70 millones anuales.

El presidente ejecutivo dejó claro durante la Junta General de Accionistas celebrada en junio que no sólo habría más despidos en los próximos meses, sino que todos los activos de la sociedad estaban en venta. La compañía registraba hasta junio unas pérdidas de 61,1 millones de euros y una deuda neta superior a 3.370 millones. Todo tras la entrada de Telefónica y sus principales bancos acreedores en el capital. El agujero no ha sido óbice para que los principales ejecutivos de la casa recibieran en julio una lluvia de acciones en atención al plan de retribuciones de la empresa.

[Fuente: Por Daniel Toledo, El Confidencial, 11sep12]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 12Sep12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.