Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

26may14


Prisa afronta una factura extra de 120 millones por la baja tasación de Canal+


El Grupo Prisa ha asumido en los últimos meses pérdidas de cientos de millones de euros por el deterioro de Canal+. Y podría no haber pagado ni de lejos toda la factura. Al menos esa es la conclusión que se desprende de la valoración de la plataforma de pago que implica la oferta de Telefónica para adquirirla, claramente por debajo del valor en libros que aún consigna la editora de El País. Al punto que, de prosperar la propuesta de la multinacional de César Alierta, la firma de Juan Luis Cebrián tendrá que anotarse un agujero extra superior a 120 millones por la devaluación del activo.

Según consta en el último informe anual remitido a la CNMV, Prisa concedía a Distribuidora de Televisión Digital (DTS), sociedad cabecera de Canal+, un valor en libros de casi 1.513 millones de euros a 31 de diciembre de 2013. La oferta de 725 millones de Telefónica por el 56% que atesora Prisa supone una valoración de la plataforma de pago de 1.294,6 millones de euros. Un desfase de 218,3 millones, de los que la propietaria de la Cadena SER debería asumir en sus balances los 122,3 correspondientes a la cuota que aún ostenta en el activo.

Corría el año 2008 y la crisis económica apuntaba sin remedio. Prisa valoraba entonces la extinta Sogecable en casi 3.619 millones de euros. La estimación de su división audiovisual se mantuvo más o menos estable durante los duros años de recesión económica hasta el año 2012. Fue entonces -una vez vendido su canal en abierto Cuatro a Mediaset- cuando la compañía de los Polanco empezó a hacer aflorar el monumental deterioro de su plataforma de pago. En ese ejercicio ya constató una valoración de apenas 2.783,9 millones. El descenso a los infiernos se cerró en 2013, cuando el valor en libros se situó ligeramente por encima de los citados 1.500 millones.

Paradójicamente, Telefónica y Mediaset, que atesoran a partes iguales el 44% restante de la plataforma de pago, también tendrán que considerar esos casi 1.300 millones a la hora de comparar la venta con el valor en libros de su 22%. Por ejemplo, Telefónica le concede a su cuota un valor de 434 millones de euros al cierre de 2013, lo que implica una tasación del activo por encima de los 1.970 millones. La editora de Telecinco, que ya admitió en sus cuentas del año pasado una importante corrección de su estimación, lo deja en 385 millones, lo que supone una valoración de 1.750. En ambos casos se trata de planteamientos muy alejados de lo que marca el mercado.

Como telón de fondo, el contrato firmado con Mediapro por los derechos del fútbol. De hecho, Prisa ya ha confesado que no puede rentabilizarlo, en plena crisis del consumo y tras la última subida del IVA. Sin contar con la competencia de Telefónica en la compra de derechos premium, un rival con un músculo financiero inabordable. "Se ha contemplado la incidencia que puede tener en el número de abonados () la comercialización agresiva por parte de ciertos operadores con ofertas en las que se regalan los contenidos en combinación con otros servicios y por la competencia creciente en la adquisición de contenidos", exponía el Grupo Prisa para buen entendedor en el informe de gestión a sus cuentas anuales.

Se inicia la cuenta atrás

El proceso, en todo caso, no será rápido. De hecho, ni siquiera está rubricado el acuerdo entre Prisa y Telefónica, del que actualmente se sustancian los flecos. Según el hecho relevante remitido por Prisa a la CNMV, el deadline para la firma es el 7 de junio, después de que el grupo de medios se comprometiera a "negociar los contratos que documenten satisfactoriamente la transacción" por espacio de 30 días. A partir de ahí, se abren los plazos para diferentes actores. Por ejemplo, Mediaset tiene 15 días de tanteo para mejorar la oferta; los bancos acreedores disponen de 20 días para dar su plácet, y las autoridades de Competencia pueden demorarse más de un año en aprobarla.

Como adelantó El Confidencial, Mediaset no ha dicho su última palabra en el affaire Canal+. "Podrían plantear una propuesta por la totalidad o simplemente por una parte", aseguraban fuentes financieras tras el pacto Prisa-Telefónica. Ya se trate de una posibilidad real o de una forma de llamar la atención de la teleco para afrontar unidas la operación y limitar las restricciones de Competencia que sin duda vendrán, la aparición de la multinacional es para el sector un factor de distorsión innegable. Por ahora, su capacidad de manejar los tiempos ya le ha permitido efectuar una propuesta más que asumible por la plataforma de pago. Prisa, sin embargo, tendrá que pasar de nuevo por caja.

[Fuente: Por Daniel Toledo, El Confidencial, Madrid, 26may14]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 27May14 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.