EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


07sep04


Posción del Ministro de Exteriores ante la denominada reforma integral del servicio exterior.


La Dirección General de Comunicación Exterior informa de lo siguiente:

El Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Miguel ángel Moratinos pidió el lunes en Madrid a los Embajadores que participen activamente en el proceso de reforma integral del servicio exterior puesto en marcha por el Gobierno.

El Ministro dijo que la creciente implicación de la sociedad la actividad exterior debería ser un estímulo para esta reforma. El objetivo es la aprobación de una ley sobre Servicio Exterior que regule su singularidad. Esto se traduce en el mérito como incentivo, la búsqueda de perfiles adecuados para cada puesto y la formación continua de los funcionarios.

El Ministro dijo que todas las decisiones tomadas hasta ahora, como la retirada de las tropas españolas de Iraq, respondían a una visión estratégica y no a criterios coyunturales, y el balance inmediato es satisfactorio, aseguró.

El Ministro afirmó que se iniciaba ahora una fase en la que hay que traducir en políticas concretas esos ejes estratégicos y que la variante principal del escenario internacional reciente es el terrorismo. Señaló que ha pedido a los responsables de esta materia en el Ministerio que presenten un Plan tan pronto como la Comisión del 11-M termine sus trabajos y que uno de los aspectos de este Plan será dar continuidad y reforzar la cooperación internacional tanto contra el terrorismo de ETA como contra las redes de Al-Qaeda.

El jefe de la diplomacia española dijo que la lucha contra el terrorismo debe incorporar dimensiones políticas, económicas, sociales o culturales. España debe ser un factor promotor de legitimidad en su política exterior, defendiendo un respeto escrupuloso de la legalidad internacional, contribuyendo a la resolución de conflictos que alimentan el odio, como el de Oriente Medio, y promoviendo un mejor conocimiento del mundo islámico.

Uno de los objetivos de la política exterior española debe ser construir una alianza estratégica con los países del mundo arabo-musulmán que se sienten amenazados por el terrorismo de Al-Qaeda y que están resueltos a luchar contra él, dijo.

En cuanto a Europa, definida como eje prioritario de su política exterior, el ministro afirmó los intereses españoles se defienden mejor dentro de una lógica de integración y por tanto en colaboración con Francia y Alemania, grandes motores de las iniciativas integracionistas. Sin embargo, se mostró contrario a los directorios y dijo que España deberá esforzarse por construir complicidades con unos y otros socios en función de los temas.

En cuanto a la negociación de las próximas Perspectivas Financieras, el Ministro dijo que la clave de la negociación debería ser garantizar la gradualidad y un reparto equilibrado y equitativo de los costes y beneficios de la ampliación entre todos los Estados miembros. España va a promover en esta negociación una transición gradual que amortigŁe los posibles shocks financieros de los Estados miembros.

Respecto a Gibraltar, dijo que se intentaría avanzar mediante una política de intereses compartidos con los gibraltareños, cuyo futuro no puede estar contra España, sino con España.

El Ministro también se refirió a Rusia, dedicando un recuerdo a las víctimas de los recientes atentados y subrayando el interés por una relación con Rusia que incluya la cooperación contra el terrorismo y además la consolidación de la estabilidad europea y la colaboración en otras regiones.

En cuanto a Estados Unidos, dijo que España es socio y aliado firme. Oriente Medio, Afganistán, el Norte de áfrica o Iberoamérica son áreas relevantes en la concertación con Washington. Pero el ministro dijo que estas relaciones deberían ir más allá del ámbito de la defensa, incluyendo campos como el comercial, el científico o los contactos entre sociedades civiles.

Destacó la pujanza del idioma español en este país y el desarrollo de relaciones con su comunidad hispana.

En referencia a Iberoamérica, el ministro anunció una acción política más decidida, con más presencia política y más iniciativas comunes. Dijo que habrá una mayor implicación en los procesos de diálogo y consolidación democrática en Colombia y Venezuela. Con Cuba, se buscará la forma más eficaz de promover una dinámica democratizadora y que proteja los derechos humanos. España quiere ayudar a Cuba a abrirse al mundo, dijo.

Con el horizonte de la Cumbre Iberoamericana de Sevilla en el 2005, España quiere que la Secretaría General de las Cumbres cumpla con eficacia su papel impulsor. Quiere además mantener su función de motor de relaciones entre América Latina y la Unión Europea. El objetivo a corto plazo es lograr un Acuerdo de Asociación Unión Europea-Mercosur y luego el desarrollo de las relaciones con la Comunidad Andina y Centroamérica.

En cuanto al Norte de áfrica, los problemas de estabilidad y la falta de oportunidades económicas en la zona no se superarán si no hay avances serios hacia la integración regional. El primer obstáculo para que este proceso arranque es el conflicto del Sáhara y por ello ello el Gobierno español quiere utilizar su capacidad de interlocución, afirmó.

En Oriente Próximo, el Gobierno español tratará activamente de recuperar el Proceso de Paz. Todo ello en el marco de la Hoja de Ruta y con la plena implicación del Cuarteto.

En relación con Iraq, el Gobierno español quiere contribuir a su estabilización, tanto a través de un papel constructivo en el Consejo de Seguridad, como manteniendo sus compromisos de asistencia financiera y animando a los países vecinos de Irak, en especial a Irán y Siria, para que cooperen.

Moratinos afirmó que se quiere hacer un mayor esfuerzo en cuanto a Asia, como demuestra la creación de una Dirección General específica, la mayor integración de la Casa Asia en el Ministerio y la futura elaboración de un nuevo Plan de Acción para Asia. El ministro destacó la apertura del Centro Cervantes en Pekín en el 2006 y en otras ciudades importantes como Tokio y Nueva Delhi en el curso de la legislatura.

Respecto al áfrica Subsahariana, dijo que se incorporará a esta región en la política exterior española más allá de la cooperación. El ministro dijo que se prestará más atención a los conflictos olvidados de áfrica y destacó su próximo viaje a Darfour (Sudán) y la próxima elaboración de un Plan áfrica.

El Ministro subrayó como principio fundamental de su política exterior el multilateralismo eficaz: un aumento de las contribuciones a los Organismos de Desarrollo y una mayor implicación en las iniciativas de lucha contra la pobreza; el firme compromiso con la reforma de Naciones Unidas siguiendo criterios de representatividad, democratización, eficacia y transparencia; y una plena implicación en la defensa de los derechos humanos.

El Ministro se refirió al cambio de nombre del Ministerio para incorporar a la Cooperación Internacional, que se traduce en prioridad clave de este Gobierno. Recordó el compromiso de incrementar los fondos de ayuda al desarrollo hasta el 0,5 por ciento del PIB al final de la legislatura desde el 0,23 por ciento actual.

Otros objetivos en materia de cooperación son el diálogo con los agentes de cooperación y la aprobación de un "Estatuto del Cooperante".

Otro elemento significativo es la intención del Gobierno de fortalecer el papel del Parlamento en política exterior. Ello se traduce tanto en someter a su aprobación la posible participación de tropas españolas en el exterior, como en la incorporación de parlamentarios a las delegaciones oficiales españolas en contacto con terceros países y la multiplicación de intervenciones y comparecencias de miembros del Gobierno en sede parlamentaria.

El ministro afirmó que es necesario desarrollar también mecanismos de cooperación y un diálogo permanente con las Comunidades Autónomas.

[Fuente: Ministerio de Asuntos Exteriores, Madrid, Esp, 07sep04]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en España
small logoEste documento ha sido publicado el 09sep04 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights