EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


02may05


El Parlament de Catalunya de 1932.


Recientemente una sesión solemne del actual Parlament conmemoró el vigésimo quinto aniversario de su constitución. En conjunto me pareció un acto malogrado porque no se puso el énfasis necesario sobre la importancia que tuvo, entre avatares adversos, el Parlamento catalán que se constituyó el 5 de diciembre de 1932 y donde el presidente, Francesc MaciÓ, pronunció aquellas fervorosas palabras: "Sentiu-la, la joia d┤aquest moment. Hi ha un poble alšat al voltant vostre". De los ochenta y dos diputados, cuarenta y ocho eran de Esquerra Republicana de Catalunya, catorce de Lliga Catalana, cinco de la Unió Socialista de Catalunya (coaligada con ERC), cinco del Partit Nacional RepublicÓ d┤Esquerra, próximo a ERC pero que acabó formando minoría propia, uno de Unió DemocrÓtica y el resto de grupos que se proclamaban republicanos.

Aparte el mítico Avi,el venerable MaciÓ, como presidente, por la mayoría fueron elegidos personajes conocidos: Martí Barrera, Pere Coromines, Lluís Companys, Ventura Gassol, Rovira i Virgili, Carles Pi i Sunyer, Manuel Serra i Moret, Humbert Torres, etcétera. Por la minoría de la Lliga, Raimon d┤Abadal, Lluís Duran i Ventosa, Antoni Martínez Domingo, RomÓ Sol, Ferran Valls iTaberner o Joan Ventosa i Calvell. Había caras desconocidas y algunos diputados muy jóvenes como Josep Andreu i Abelló o Josep Tarradellas. éste fue conseller del primer gobierno, pero duró unas semanas, ya que MaciÓ durante su breve mandato provocó dos crisis. Companys fue el primer presidente del Parlament, del que dimitió en junio de 1933 para entrar en el gobierno español como ministro de Marina. Fue sustituido en la presidencia por Joan Casanovas i Maristany, quien, como Companys, también fue votado por la Lliga. En aquel periodo apareció el conseller delegat del presidente. En Navidad de 1933 murió MaciÓ, y Companys le sustituyó como presidente.

El Parlament trabajó con ahínco y promulgó muchas leyes, a pesar de que la Lliga, desde enero de 1934 hasta después del verano, se retiró del Parlament en desacuerdo principalmente por la Llei de Contractes de Correu. Muchas transferencias -como cultura y educación- fueron simbólicas, pero Gassol dio un paso adelante y creó escuelas de elite y la Universitat Aut˛noma de Barcelona. Además, mejoró la prestigiosa constelación de bibliotecas, museos y archivos, amén del patrimonio histórico. Sería prolijo enumerar los logros del Parlament, aunque subrayaremos las leyes sanitarias o el instituto del atur foršós.Pero el 6 de octubre de 1934 el levantamiento de Companys y la Generalitat contra el gobierno de Madrid provocó la intervención del ejército y el ingreso en prisión de todo el gobierno catalán. Naturalmente se suspendió la autonomía y algunas penas de muerte se cambiaron por indultos. Aquel grave error político fue preludio de la Guerra Civil... El Parlament se paralizó y en el ínterin el gobierno nombró a gobernadores generales o presidentes de la Generalitat tan diferentes como Joan Pich i Pon, el banquero Ignacio Villalonga o el financiero FŔlix Escalas.

El Parlament catalán fue un centro de debates, generalmente civilizados, aunque se escucharon también alguna violenta diatriba e incluso insultos por parte de dos diputados jabalíes,uno de ERC y otro de la Unió Socialista. El nombre de jabalíes se aplicaba a unos pocos parlamentarios de las Cortes de la República, de Balbontín a Pérez Madrigal...

El Parlament no se restableció hasta febrero de 1936, después del triunfo de las izquierdas en toda España y la vuelta triunfal del gobierno catalán de las cárceles de fuera de Catalunya. El mismo mes nombró otro consell executiu que aquel año -y antes del estallido de la guerra- pasaría de siete consellers a ocho. Los parlamentarios hicieron un debate monográfico sobre las causas y consecuencias del 6 de octubre, que vale la pena repasar en el diario de sesiones. Pero llegó el alzamiento militar de 1936, la revolución en la calle, la debilidad del Gobierno de la Generalitat frente a unos poderosos anarquistas, los asesinatos de gente de derecha, la quema de iglesias, el exilio de miles de perseguidos (provistos de pasaportes de la Generalitat) y la valentía de quienes, críticos con el momento de marasmo y de desgobierno, iban a luchar al frente contra el llamado globalmente fascismo o mantenían su fidelidad muy crítica a la República como Unió DemocrÓtica de Catalunya.

En el periodo bélico el Parlament se reunió pocas veces. Destaquemos la reunión de 1937, en la que Joan Casanovas (que había tenido que huir, amenazado, en noviembre de 1936) justificó su actitud, y a finales de 1938, cuando Josep Irla, presidente en funciones, sustituyó a Casanovas al ser nombrado presidente del Parlament.

Después del ignominioso fusilamiento de Companys, Irla asumió la presidencia de la Generalitat de Catalunya en el exilio y Antoni Rovira i Virgili le sustituyó como presidente del Parlament. Al morir éste en el año 1949, como vicepresidente primero correspondía asumir la presidencia a Manuel Serra i Moret, dirigente de la Unió Socialista de Catalunya, adscrita entonces al PSUC, pero no fue reconocido por el tándem Irla-Tarradellas. En 1954, Tarradellas fue elegido en México presidente de la Generalitat en el exilio y entonces Francesc Farreras y Duran asumió la presidencia del Parlament. Después de la liberación de Francia del yugo nazi, ┐por qué Irla no convocó el Parlament en el exilio? Se le ha hecho este reproche, pero los que lo vivieron me dijeron que la mayoría de los diputados estaban en América, una parte había muerto y los de la Lliga habían regresado a Catalunya. La dispersión era importante y las arcas de la Generalitat en el exilio no podían pagar viajes. Fue, pues, un Parlament simbólico de continuidad.

El acto que recordaba el 25.║ aniversario del actual Parlament hubiera podido poner énfasis en algunos puntos que resumo en este artículo y, sobre todo, rendir homenaje a dos parlamentarios, víctimas de la Guerra Civil. En verano de 1936, en Lleida fue asesinado el diputado de la Lliga Joan Rovira i Roure (padre del político de la UCD Rovira Tarazona) y en 1939 el franquismo fusiló en Girona al diputado de ERC Josep FÓbrega i Pou, de setenta y un años. La historia a menudo merece ser más recordada para evitar que perdamos la memoria de hechos importantes.

[Fuente: Por Albert Manent, La Vanguardia, Barcelona, 02may05]

Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

DDHH en España
small logoThis document has been published on 02may05 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.