EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


2002


Objetivos de la Delegación Diocesana de Enseñanza de la Archidiócesis de Madrid para el curso 2002-03.


Archidiócesis de Madrid
Delegación Diocesana de Enseñanza
Objetivos 2002-2003

La Delegación Diocesana de Enseñanza presenta como objetivo general para este curso "La transmisión de la fe a través de la acción educativa". La realización de esta programación se inscribe en el proceso sinodal que se ha puesto en marcha en nuestra Archidiócesis, poniendo especial empeño en la transmisión de la fe -anuncio, educación y testimonio- a los hombres y mujeres de nuestra sociedad actual.

1- Incentivar la dimensión evangelizadora de la enseñanza religiosa escolar y de su profesorado

"El cometido específico de los profesores de religión católica, en cuantos pedagogos de la armonía fe-razón, es la presentación del mensaje cristiano en diálogo con la cultura en la que el niño, el adolescente o el joven viven" (Plan Diocesano de Pastoral, n 27).

1.1. Seguir apoyando la tarea del profesor de religión de los centros públicos, impulsando su formación permanente, promoviendo el estudio y la mejora de su situaión jurídico-laboral.

1.2. Estar atentos al proceso de reforma de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación y a la nueva regulación de la ERE que incorpora.

1.3. Celebrar al comienzo del curso académico la "ceremonia de envío" de los profesores de la ERE para subrayar su identidad, su vinculación eclesial y la conciencia de su misión.

1.4. Continuar el seguimiento y el apoyo del profesorado de la ERE y de su tarea en los centros privados.

2- Potenciar el trabajo de todo el profesor cristiano como testigo de la fe en la escuela

"Entre los laicos, en orden a la transmisión de la fe, juegan un papel singular los padres de familia, los catequistas, los educadores..." (Plan Diocesano de Pastoral, n 24).

2.1. Trabajar con los profesores cristianos de cualquier área, insistiendo en el sentido y alcance de su vocación educadora. Profundizar en el conocimiento de la realidad para ofrecer la respuesta más adecuada a sus intereses y expectativas.

2.2. Programar reuniones generales de formación en las que se proporcionen materiales para su estudio por grupos, potenciando su identidad como laicos cristianos y su compromiso con la realidad social y con la escuela.

2.3. Promover un grupo de educadores que animen la actividad de estos grupos de trabajo, incorporando a esta tarea a los alumnos del último curso de las Escuelas de Magisterio.

2.4. Participar en las convocatorias que organiza el Consejo General de la Educación Católica para educadores cristianos.

3- Impulsar la colaboración con los proyectos educativos de los colegios diocesanos

"La escuela católica, como institución eclesial, sirve a la formación integral de niños, adolescentes y jóvenes, y es por tanto, un lugar relevante para su formación cristiana" (Plan Diocesano de Pastoral, n 30).

3.1. Fomentar los momentos de encuentro y celebración que resalten la identidad cristiana y la dimensión evangelizadora de los colegios diocesanos.

3.2. Buscar espacios comunes que nos permitan avanzar hacia la consecución de un ideario y un proyecto pastoral en el que se subraye la diocesanidad de estos colegios.

3.3. Dar a conocer a la comunidad diocesana la realidad y la importancia de los colegios diocesanos y de su proyecto educativo cristiano para la tarea evangelizadora.

3.4. Impulsar las iniciativas de colaboración entre lo s colegios diocesanos y apoyar la nueva asociación de directores de estos colegios, en cuanto a su proyecto educativo cristiano.

4- Promover la pastoral educativa y la coordinación con otras acciones pastorales de la diócesis.

"Quienes participan de esta misión tienen conciencia de que la transmisión de la fe se realiza siempre en el seno de la Iglesia Particular en comunión con la Iglesia Universal. De ahí que realicen su misión de forma integrada y conjunta, como miembros de un solo cuerpo que contribuyen a un fin común" (Plan Diocesano de Pastoral, n 20).

4.1. Profundizar en el campo propio de la Pastoral Educativa, para que se ponga de manifiesto la importancia de la ERE como acción complementaria de otras acciones pastorales.

4.2. Animar la celebración de la Jornada Diocesana de Enseñanza, suscitando la mayor participación de los agentes de pastoral implicados en el mundo educativo.

4.3. Promover la comunicación y coordinación de los centros católicos, fomentando su colaboración en el Plan Pastoral de la Diócesis.

4.4. Motivar y facilitar la participación de los profesores de la ERE y de la comunidad educativa en el Sínodo Diocesano de Madrid.

4.5. Seguir animando el Consejo Interdiocesano de la Educación Católica -CIEC- como lugar de encuentro y reflexión de las instituciones y personas que promueven la concepción cristiana de la educación.

"El reto de la nueva Evangelización se nos ha planteado en sus mismos fundamentos y en su mismo origen: como el reto de la transmisión de la fe. De la fe en Jesucristo Resucitado y en Su Evangelio de la Vida: la única Buena Noticia capaz de salvar radical y plenamente al hombre. Nos va mucho -yo diría, todo- en el empeño. No será pues la hora del Sínodo Diocesano? (...)

Preparemos el Sínodo con este estilo de apertura personal y comunitaria a la gracia: la de una auténtica conversión pascual a Jesucristo y a su Evangelio salvador, transida de profunda eclesialidad y de compromiso apostólico. Participemos todos en la gran consulta diocesana en los distintos foros y/o fórmulas que se propongan. Oremos humilde y perseverantemente al Buen Pastor, al Señor y Cabeza de la Iglesia, en la comunión del Espíritu Santo, para que haga de este tiempo sinodal de la Iglesia Particular de Madrid un tiempo de gracia y de salvación para todos los madrileños".

Antonio Ma Rouco Varela
Cardenal-Arzobispo de Madrid
[Fuente: Folleto elaborado por la Delegación de Enseñanza-Pastoral Educativa, Archidiócesis de Madrid, para el curso 2002-03.]

Conflicto enseñanza religiosa - DDHH en España

small logo
Este documento ha sido publicado el 11nov02 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights