EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


11Jan04


Investigación de la 800 Brigada de la Policía Militar en virtud del artículo 15-6.


Ver la versión original en inglés.

Antecedentes.

(U) El 19 de enero de 2004, el teniente general (LTG) Ricardo S. Sanchez, comandante de la Fuerza Combinada de Tareas Conjuntas número 7 (CJTF-7) solicitó que el comandante de la Comandancia Central de Estados Unidos nombrara un Oficial Investigador (IO) con la graduación de general de división (GD) o superior para investigar la realización de operaciones en la 800 Brigada de la Policía Militar (MP). El LTG Sanchez solicitó que se investigaran las operaciones de detención e internamiento realizadas por la brigada desde el 1 de noviembre de 2003 hasta el momento actual. El LTG Sanchez citó informes recientes de malos tratos a los detenidos, fugas de las instalaciones de confinamiento, y lapsos de responsabilidad, que indicaban problemas de sistema dentro de la brigada y sugerían una falta de criterios claros, de eficacia y de liderazgo. El LTG Sanchez solicitó una investigación exhaustiva y global para sacar conclusiones y hacer recomendaciones referentes a la adecuación y al rendimiento de la 800 Brigada de la MP (ANEXO 2)

(U) El 24 de enero de 2003, el jefe del Estado Mayor de la Comandancia Central Estadounidense (CENTCOM, ), GD R. Steven Whitcomb, en nombre del comandante de la CENTCOM, ordenó al jefe de la Comandancia de Componentes de Fuerzas de Tierra de la Coalición (CFLCC, ), LTG David D. McKieman, que dirigiera una investigación sobre las operaciones de detención e internamiento de la 800 Brigada de la PM desde el 1 de noviembre de 2003 hasta la actualidad. La CENTCOM ordenó que la investigación analice todos los hechos y circunstancias que rodean los informes recientes en los que se mantienen sospechas de malos tratos a los detenidos en Irak. También ordenó que la investigación analizase las fugas de detenidos y los lapsos de responsabilidad comunicados por la CJTF-7, y que se realizara una investigación más exhaustiva y global sobre la adecuación y el rendimiento de la 800 Brigada de la MP. (ANEXO 3)

(U) El 31 de enero de 2004, el comandante de la CFLCC encargó al GD Antonio M. Taguba, Asistente Adjunto del Comandante General de la CFLCC la dirección de esta investigación. El GD Taguba recibió órdenes de realizar en virtud del Art. 15-6 una investigación sobre las operaciones de detención e internamiento de la 800 Brigada de la MP. Específicamente, al GD Taguba se le ordenó:

a.(U) investigar todos los hechos y circunstancias relacionados con las recientes alegaciones de abusos contra los detenidos, específicamente las alegaciones de malos tratos en la prisión de Abú Ghraib (Instalación Central de Confinamiento de Bagdad [BCCF]);

b.(U) investigar las fugas de detenidos y los lapsos de responsabilidad comunicados por la CJTF-7, específicamente las alegaciones referentes a estos hechos en la prisión de Abú Ghraib;

c.(U) investigar la formación, los criterios de funcionamiento, el empleo, las políticas de mando, los procedimientos internos y el clima de mando que se dan en la 800 Brigada de la MP, si fuera apropiado;

d.(U) Obtener resultados específicos respecto a los hechos relacionados con todos los aspectos de la investigación, y recomendar medidas correctivas, si fuera necesario. (ANEXO 4) (U) La solicitud por parte del LTG Sanchez de que se investigara a la 800 Brigada de la MP fue posterior al inicio de una investigación penal por parte de la Comandancia de Investigación Penal del Ejército Estadounidense (USACIDC) sobre alegaciones específicas de malos tratos a los detenidos, cometidos por miembros de la Compañía 372 de la MP, y del Batallón 320 de la MP en Irak. Estas unidades forman parte de la 800 Brigada de la MP. La Brigada es un activo en el teatro de operaciones de Irak, en el momento en que se inició esta investigación estaba incluida en el Control Táctico (TACON) de la CJTF-7, pero en el Control Operativo (OPCON) de la CFLCC. Además, la CJTF-7 disponía de varios informes sobre fugas de detenidos de las Instalaciones de Confinamiento de la Coalición/Estados Unidos en Irak en los pasados meses. Estas instalaciones incluyen el Campo de Bucca, el Campo de Ashraf, Abú Ghraif, y el Complejo de Detenidos de Alto Valor (HVD)/Campo Cropper. La 800 Brigada de la MP era la encargada de estas instalaciones. Además, cuatro soldados del Batallón 320 de la MP habían sido formalmente acusados en virtud del Código Uniforme de Justicia Militar (UCMJ, ) de malos tratos a los detenidos en mayo de 2003 en la Instalación de Internamiento en el Teatro de Operaciones (TIF) del Campo de Bucca, Irak. (ANEXOS 5-18, 34 y 35).

(U) Empecé a formar mi equipo de investigación antes del nombramiento real por el comandante de la CFLCC. Reuní a expertos en la materia del grupo de capitanes preboste (PM) de la CFLCC y de asesores de tribunal militar (SJA) de la CFLCC. Escogí al COL Kinard J. La Fate, capitán preboste de la CFLCC, como lugarteniente en esta investigación. También contacté con capitán preboste general del Ejército, GD Donald J. Ryder, para obtener el apoyo de los MP expertos en las materias de operaciones de detención e internamiento. (ANEXOS 4 y 19).

(U) El Equipo de Investigación también revisó la Evaluación de las Operaciones de Interrogatorio y Detención Contraterroristas del Departamento de Defensa (DoD) en Irak realizada por el GD Geoffrey D. Miller, comandante de la Fuerza de Tareas Conjuntas de Guantánamo (JTF-GTMO). Desde el 31 de agosto al 9 de septiembre de 2003, el GD Miller dirigió un equipo de personal experto en interrogatorios estratégicos en el Cuartel General de la CJTF-7 y en el Grupo de Investigación Iraquí (ISG) para revisar la actual capacidad del teatro de operaciones iraquí para aprovechar rápidamente a los internos y obtener inteligencia que se pueda convertir en acción. El equipo del GD Miller se centró en tres áreas: integración, sincronización y fusión de la inteligencia; las operaciones de interrogatorio; y las operaciones de detención. El equipo del GD Miller usó como puntos de referencia los procedimientos y competencias de interrogatorio de JTF-GTMO (ANEXO 20).

(U) El Equipo de Investigación empezó su estudio con un análisis en profundidad del Informe sobre Detención y Correctivos en Irak, fechado el 5 de noviembre de 2003 y efectuado por el GD Ryder y un equipo de policías militares y expertos jurídicos, médicos y en automatización. El comandante de la CJTF-7, LTG Sanchez, había solicitado previamente que un equipo de expertos en la materia evaluara e hiciera recomendaciones específicas respecto a las operaciones de detención y correctivos. Desde el 13 de octubre al 6 de noviembre de 2003, el GD Ryder dirigió personalmente este equipo de evaluación/asistencia en Irak. (ANEXO 19).

Evaluación de las operaciones de interrogatorio y detención contraterroristas del DoD en Irak (evaluación del GD Miller)

(S/NF) El equipo del GD Miller se centró principalmente en el interrogatorio estratégico a detenidos/internos en Irak. Entre las conclusiones a las que llegó en su Sumario Ejecutivo se encontraban que la CJTF-7 no tenía competencias y procedimientos establecidos que afectaran a una estrategia unificada para detener, interrogar y comunicar información sobre detenidos/internos en Irak. El Sumario Ejecutivo también establecía que las operaciones de detención deben actuar como elemento para permitir el interrogatorio. (ANEXO 20)

(S/NF) Con respecto a los interrogatorios, el equipo del GD Miller recomendó que la CJTF-7 estableciera y formara una fuerza de vigilancia para detención, subordinada al comandante del Centro de Interrogatorio Conjunto (JIDC), que "establezca las condiciones para el interrogatorio y el aprovechamiento con éxito de los internos/detenidos". Respecto a las Operaciones de Detención, el equipo del GD Miller estableció que la función de las Operaciones de Detención es proporcionar un entorno seguro y humano que apoye la recopilación expeditiva de inteligencia. Sin embargo, establecía también que "es esencial que la fuerza de vigilancia establezca activamente las condiciones para aprovechar con éxito a los internos" (ANEXO 20)

(S/NF) El equipo del GD Miller concluyó también que las Operaciones Conjuntas de Interrogatorio Estratégico (pertenecientes a la DJTF-7) se ven obstaculizadas por la falta de control activo de los internos en el entorno de la detención. El equipo de Miller consideró también que el establecimiento del Centro Conjunto de Interrogatorio y Detención en el Teatro de Operaciones (JIDC) en Abú Ghraib (BCCF) consolidará las operaciones de detención e interrogatorio estratégico y provocará una sinergia entre los recursos de la MP y de Inteligencia Militar (MI) y un esfuerzo de interrogatorio estratégico integrado, sincronizado y centrado. (ANEXO 20)

(S/NF) El equipo del GD Miller observó también que la aplicación de las nuevas estrategias y técnicas de interrogatorio estratégico contiene nuevos enfoques y métodos de funcionamiento. El equipo de Miller concluyó también que, para aprovechar al máximo la eficacia de los interrogatorios, es necesario que un asesor del tribunal militar efectúe una revisión jurídica y recomendaciones sobre las operaciones de interrogatorio a internos. (ANEXO 20).

Comentarios del (IO) sobre la evaluación de Miller.

(S/NF) El equipo del GD Miller reconoció que estaban usando los procedimientos y las competencias de interrogatorio de JTF-GTMO como puntos de referencia para sus observaciones y recomendaciones. Hay fuertes indicios de que el valor de inteligencia de los detenidos de JTF-Guantánamo (GTMO) es diferente del de los detenidos/internos mantenidos en Abú Ghraib (BCCF) y en otras instalaciones de detención de Irak. En la actualidad, hay gran número de delincuentes iraquíes detenidos en Abú Ghraib (BCCF). No se cree que éstos sean terroristas internacionales o miembros de Al Qaeda, Anser Al Islam, de los talibanes, ni de otras organizaciones terroristas internacionales. (ANEXO 20).

(S/NF) La recomendación hecha por el equipo del GD Miller de que la "fuerza de vigilancia" participe activamente en el establecimiento de las condiciones para aprovechar con éxito a los internos parecería oponerse a las recomendaciones hechas por el equipo del GD Ryder y por el AR 190-8, que establece que la policía militar "no participe en las sesiones de interrogatorio supervisadas por inteligencia militar". El Informe Ryder concluía que la recomendación del OEF por la cual la policía militar establece las condiciones favorables para posteriores interrogatorios se opone al funcionamiento adecuado de un centro de detenciones. (ANEXO 20)

Informe sobre detención y correctivos en Irak (informe del GD Ryder).

(U) El GD Ryder y su equipo de evaluación realizó una revisión exhaustiva de todo el sistema de detenidos y correctivos en Irak y proporcionó recomendaciones sobre cada una de las siguientes áreas, tal y como había solicitado el comandante de la CJTF-7:

  • e.(U) Gestión del sistema de detenidos y correctivos
  • f.(U) Gestión de detenidos, incluido el movimiento de detenidos, la segregación y la responsabilidad
  • g.(U) Medios de mando y control del sistema de detención y correctivos
  • h.(U) Integración de la detención y los correctivos militares en la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) y adecuación de los planes de transición a un sistema de correctivos dirigido por iraquíes.
  • i.(U) Cuidado médico y gestión sanitaria de los detenidos
  • j.(U) Instalaciones de detención que cumplen los criterios de salud, higiene y salubridad exigidos.
  • k.(U) Integración judicial y gestión de etiquetado para detenidos delincuentes
  • l.(U) Procesamiento judicial de los detenidos
  • m.(U) Bases de datos y expedientes de detenidos, incluida la integración con la aplicación legal y las bases de datos judiciales (ANEXO 19)

(U) Muchos de los resultados y de las recomendaciones establecidos por el equipo del GD Ryder quedan fuera del alcance de esta investigación. Sin embargo, varios resultados importantes están claramente relacionados con esta investigación y se resumen a continuación (el resaltado de ciertas áreas es añadido):

A.(U) Gestión de detenidos (incluido el movimiento, la segregación y la responsabilidad)

(U) Hay una amplia variación en los criterios y métodos aplicados por las diversas instalaciones de detención. Varios puntos de reunión de División/Brigada y prisiones iraquíes controladas por Estados Unidos presentaban un uso deficiente o insuficientemente detallado de la fuerza y de otros procedimientos o políticas de funcionamiento vigentes (por ejemplo, armas en la instalación, técnicas inadecuadas de control y gestión de los detenidos, etc.). Sin embargo, no había unidades de la policía militar que aplicaran deliberadamente prácticas de confinamiento inadecuadas. (ANEXO 19)

(U) Actualmente, debido a la falta de instalaciones iraquíes adecuadas, los delincuentes iraquíes (generalmente delitos cometidos por iraquíes contra iraquíes) se encuentran detenidos junto a internos de seguridad (en general ofensas cometidas por iraquíes contra la Coalición) y prisioneros de guerra enemigos en las mismas instalaciones, aunque segregados en diferentes celdas/complejos. (ANEXO 19)

(U) La gestión por miembros de la misma unidad de múltiples grupos dispares de detenidos en un único emplazamiento puede provocar confusión respecto al manejo, procesamiento y tratamiento, y facilita normalmente la transferencia de información entre diferentes categorías de detenidos. (ANEXO 19)

(U) Las unidades 800 (I/R) de la MP no recibieron instrucción específica sobre Internamiento/Reasentamiento (I/R) y correctivos durante su periodo de movilización. La instrucción sobre correctivos sólo se encuentra en el METL de dos Batallones de Confinamiento (I/R) de la MP en todo el Ejército, uno de los cuales está destinado actualmente en Afganistán, y elementos del otro se encuentran en el Campo de Arifyan, Kuwait. Las unidades de la MP destinadas en JTF-GTMO recibieron diez días de instrucción sobre funcionamiento de instalaciones de detención, de los cuales dos se dedicaron a defensa personal sin armas, formación en técnicas de comunicación interpersonal, traslados forzosos de celda, y seguridad del oficial de correccionales. (ANEXO 19)

B. (U) Medios de mando y control del sistema de detención y correctivos.

1.(U) La 800 Brigada de la MP fue un grupo organizado originalmente con ocho Batallones de MP (I/R) compuestos por compañías de Vigilancia y Refuerzo de Combate de la MP. Debido a los planes de rotación de las fuerzas, la 800 redesplegó dos batallones de HHC (Headquarters and Headquarters Company) en diciembre de 2003, el Batallón 115 de la MP y el Batallón 324 de la MP. En diciembre de 2003, el Batallón 400 de la MP fue relevado de su misión y redesplegado en enero de 2004. El batallón 724 de la MP volvió a desplegarse el 11 de febrero de 2004 y se espera que los restantes vuelvan a desplegarse en marzo y abril de 2004. Son el Batallón 310 de la MP, el Batallón 320 de la MP, el Batallón 530 de la MP, y el Batallón 744 de la MP. Las unidades que permanecen quedan en general con escasez de fuerzas, y las unidades del Componente de Reserva no disponen de un sistema de reemplazo de personal individual para mitigar las bajas médicas o la partida de determinados soldados que han cumplido los 24 meses de servicio federal activo en un periodo de cinco años. (ANEXO 19)

2.(U) La 800 Brigada de la MP (I/R) pertenece actualmente a la CFLCC, con TACON a la CJTF-7 para realizar operaciones de Internamiento/Reasentamiento (I/R) en Irak. Todas las operaciones de detención se realizan en el AO (Área de Operaciones) de la CJTF-7; Campo de Ganci, Camp Vigilant, Campo de Bucca, TSP Whitford, y un emplazamiento separado de Detención de Alto Valor (HVD). (ANEXO 19)

3.(U) La 800 Brigada de la MP ha experimentado dificultades para adaptar su tarea organizativa, su formación y sus recursos de equipamiento de una unidad diseñada para realizar operaciones comunes con prisioneros de guerra enemigos en el COMMZ (Kuwait). Además, la proporción entre detenidos y soldados de la MP doctrinalmente instruidos, y los modelos de distribución de las instalaciones están basados en una población dócil y autodisciplinada de prisioneros de guerra enemigos, y no de delincuentes e internos de seguridad de alto riesgo. (ANEXO 19)

4.(U) Los prisioneros de guerra enemigos y civiles internos deberían recibir plena protección de las Convenciones de Ginebra a no ser que la denegación de esta protección se deba a necesidades militares específicamente articuladas (por ejemplo, aislamiento para impedir que dirijan operaciones de insurgencia). (ANEXOS 19 y 24)

5.(U) El Artículo 190-8, Prisioneros de Guerra, Personal retenido, internos civiles y otros detenidos enemigos, FM (Manual de Campo) 3-19.40, Operaciones de Internamiento y Reasentamiento de la Policía Militar, y FM 34-52, Interrogatorios de Inteligencia, exigen que la policía militar establezca un área para los esfuerzos de recopilación de inteligencia dentro de las instalaciones de prisioneros de guerra enemigos. La Policía Militar, experta en la recopilación pasiva de inteligencia dentro de una instalación, no participa en las sesiones de interrogatorio supervisadas por Inteligencia Militar. La reciente recopilación de inteligencia para respaldar la Operación Libertad Duradera adoptó un método por el cual la policía militar establecía las condiciones favorables para las entrevistas posteriores. Tales acciones proceden generalmente contra el funcionamiento adecuado de una instalación de detención, que intenta mantener a su población en un estado dócil. La 800 Brigada de la MP no ha recibido órdenes de cambiar sus procedimientos de instalación para establecer las condiciones para los interrogatorios de IM, ni de participar en dichos interrogatorios. (ANEXOS 19 y 21-23)

6.El informe del GD Ryder también realizó, entre otras, las siguientes recomendaciones a corto y medio plazo respecto al mando y control de los detenidos:

a.(U) Alinear el proceso de liberación de los internados de seguridad con la Policía del Departamento de Defensa. El proceso de filtrado de los internos de seguridad debería incluir resultados de inteligencia, de interrogatorios y evaluación de amenaza actual.

b.(U) Determinar el alcance de la recopilación de inteligencia que se produzca en Camp Vigilant. Readecuar el Complejo Noreste para separar la operación de filtrado y la Instalación Correccional Central de Bagdad, dirigida por los iraquíes. Establecer procedimientos que definan el papel de los soldados de la policía militar que protegen el complejo, separando claramente las acciones de los vigilantes y las acciones del personal de inteligencia militar.

c.(U) Consolidar todas las Operaciones de los Internos de Seguridad, excepto la misión de seguridad MEK (Muyahidín-e Jalq), bajo una única Central de Operaciones de Brigada de la Policía Militar para la OIF (Operación Libertad Iraquí) 2.

d.(U) Insistir en que todas las unidades que deban rotar en el Teatro de Operaciones Iraquíes (ITO) para dirigir operaciones de internamiento y confinamiento en apoyo de la OIF 2 sean componentes orgánicos de la CJTF-7. (ANEXO 19)

Comentarios del IO en relación al informe del GD Ryder.

(U) El objetivo del Equipo GD de Ryder era observar las operaciones de detención y prisión, identificar asuntos potencialmente sistémicos y de derechos humanos, y proporcionar recomendaciones a corto, medio y largo plazo para mejorar las operaciones del CJTF-7 y la transición del sistema penitenciario iraquí desde el control y supervisión del ejército de EEUU a la Autoridad de la Coalición Provisional y finalmente al gobierno iraquí. Los hallazgos y recomendaciones del Equipo GD Ryder son concienzudos y precisos y deben ser llevados inmediatamente a la práctica. (ANEXO 19).

(U) Desgraciadamente, muchos de los problemas sistémicos que afloraron durante la evaluación del Equipo del GD Ryder son los mismos asuntos que componen la materia de esta investigación. De hecho, muchos de los malos tratos padecidos por los prisioneros se produjeron durante, o próximos a, las fechas de dicha evaluación. Como se señalará en detalle en las siguientes secciones de este informe, discrepo de la conclusión del Equipo del GD Ryder en un aspecto esencial, que es su conclusión de que no se le había pedido a la 800 Brigada de la MP que cambiase sus procedimientos en la instalación para establecer las condiciones para las entrevistas de la MI. Si bien está claro que a la 800 Brigada de la MP y sus mandos no se les asignó la tarea de establecer las condiciones de los detenidos para subsiguientes interrogatorios de la MI, es obvio a partir de la revisión de las entrevistas de la CID a los sospechosos y testigos que esto se había llevado a cabo en un nivel más bajo (ANEXO 19).

(U) Estoy plenamente de acuerdo con la conclusión de GD Ryder en relación a los efectos del AR 190-8. La policía militar, aunque experta en la recolección pasiva de inteligencia en el interior de una instalación, no debe participar en las sesiones de interrogatorio supervisadas por la Inteligencia Militar. Más aún, la policía militar no debe involucrarse en el establecimiento de "condiciones favorables" para entrevistas subsiguientes. Estas acciones, como se perfilará en esta investigación, son claramente contraproducentes de cara a dirigir sin problemas un centro de retención. (ANEXO 19).

Acciones investigativas preliminares.

(U) Después de nuestra revisión del Informe del GD Ryder y del Informe del GD Miller, mi equipo de investigación comenzó inmediatamente una revisión en profundidad de todos los documentos disponibles relacionados con la 800 Brigada de la MP. Revisamos en detalle la voluminosa investigación de la CID relacionada con los supuestos malos tratos en los centros de detención de Irak, especialmente el Centro de Detención de Abu Ghraib (BCCF). Analizamos aproximadamente cincuenta declaraciones de testigos de la policía militar, el personal de inteligencia militar, posibles sospechosos y detenidos. Revisamos numerosas fotos y vídeos de malos tratos reales de los detenidos tomados por personal del centro de detención, que están ahora bajo la custodia y control de la Comandancia de Investigación Penal del Ejército de Estados Unidos y del equipo de la acusación CJTF-7. Las fotografías y vídeos no están contenidos en esta investigación. Obtuvimos copias de la lista de nombres de la 800 Brigada de la MP, de la cadena de graduación y de diversas investigaciones y acciones disciplinarias relacionadas con este mando durante los últimos meses. (Todos los ANEXOS revisados por el Equipo de Investigación)

(U) Además de la policía militar y de los responsables legales de las oficinas de CFLCC PMO y SJA, obtuvimos también los servicios de dos personas expertas en prácticas y formación de policía militar para la detención. Estos eran el teniente coronel Timothy Weathersbee, al mando del Batallón 705 de la MP de Estados Unidos, Cuartel Disciplinario, Fort Leavenworth, y SFC Edward Baldwin, Consejero Disciplinario de la Escuela de Policía Militar del Ejército de EEUU, Fort Leonard Wood. También solicité y recibí los servicios del coronel (doctor) Henry Nelson, un psiquiatra especializado de las fuerzas aéreas estadounidenses asignado para dar asistencia a mi equipo de investigación. (ANEXO 4)

(U) Además de los informes del GD Ryder y el GD Miller, el equipo revisó numerosos materiales de referencia, incluyendo la Política de Interrogatorio y Contra-Resistencia CJTF-7 del 12 de octubre de 2003, la Investigación AR 15-6 sobre Amotinamientos y Disparos en Abu Ghraib del 24 de noviembre de 2003; las Reglas de Enfrentamiento para Interrogatorios de la Brigada 205 MI (IROE, ); las registros/diarios del personal del centro y numerosos informes de investigaciones e Informe de Incidentes Graves (SIR, ) de AR 15-6 sobre fugas/disparos de detenidos y asuntos disciplinarios del la 800 Brigada de la MP. (ANEXOS 5-20, 37, 93 Y 94)

(U) El 2 de febrero de 2004, llevé a mi equipo a Bagdad para una inspección de un día de la prisión de Abu Ghraib (BCCF) y el Complejo de Detenidos de Gran Valor (HVD, siglas en inglés para familiarizarme con dichos centros. También nos encontramos al coronel Jerry Mocello, al mando del 3er Grupo de Investigación Penal MP (CID), el coronel Dave Quantock, al mando de la 16 Brigada MP, coronel Dave Phillips, al mando de la 89 Brigada MP, y el coronel Ed Sannwaldt, capitán preboste del CJTF-7. El 7 de febrero de 2004, el equipo visitó el Centro de Detención Camp Bucca para familiarizarse con el centro y la estructura operativa. Además de esto, el 6 y 7 de febrero de 2004, en Camp Doha, Kuwait, llevamos a cabo sesiones de entrenamiento de gran alcance sobre prácticas de detención homologadas. Continuamos nuestra preparación revisando la investigación en marcha de la CID y recibimos un breve informe preliminar del Agente Especial al Mando, CW2, Paul Arthur. Actualizamos nuestros conocimientos sobre los materiales de referencia aplicables para cada área de especialización de los miembros del equipo, y practicamos técnicas de investigación. Yo me reuní con el equipo en numerosas ocasiones para dar los últimos toques a las listas de testigos adecuados, revisar las declaraciones existentes de testigos, coordinar la logística, y reunir pruebas en potencia. También nos coordinamos con el CJTF-7 para organizar la asistencia de testigos, forzar las medidas de protección y la logística general para el traslado del equipo a Bagdad el 8 de febrero de 2004. (ANEXOS 4 Y 25)

(U) Al mismo tiempo, debido a la Transferencia de Autoridad del 1 de febrero entre el III Corps y el V Corps, y la inminente desmovilización del Mando de la 800 Brigada de la MP, di órdenes para que varios testigos esenciales que se estaban preparando para abandonar el centro de operaciones permanecieran en Camp Arifjan, Kuwait, hasta que pudieran ser entrevistados (ANEXO 29). Mi equipo se destacó en Bagdad el 8 de febrero de 2004 y llevó a cabo una serie de entrevistas con diversos testigos (ANEXO 30). Volvimos a Camp Doha, Kuwait, el 13 de febrero de 2004. El 14 y 15 de febrero entrevistamos a una serie de testigos de la 800 Brigada de la MP. El 17 de febrero volvimos a Camp Bucca, Irak, para completar las entrevistas a testigos de aquella localidad. Del 18 de febrero al 28 de febrero recogimos documentación, recopilamos referencias, realizamos entrevistas de seguimiento, y completamos un análisis detallado del material acumulado a lo largo de la investigación. El 29 de febrero dimos por finalizado nuestro sumario ejecutivo y las transparencias para reunión informativa. El 9 de marzo remitimos el informe escrito del AR 15-6 con los hallazgos y recomendaciones al Lugarteniente CFLCC SJA, teniente Mark Johnson para su revisión legal. La reunión informativa con la autoridad designada, el teniente general McKiernan, tuvo lugar el 3 de marzo de 2004. (ANEXOS 26 Y 45-91.)

Hallazgos y recomendaciones.

(PRIMERA PARTE)

(U) La investigación debe indagar todos los hechos y circunstancias que rodean las alegaciones recientes sobre malos tratos de los detenidos, especialmente las alegaciones sobre malos tratos en la Prisión de Abu Ghraib (Centro de Confinamiento Central de Bagdad)

(U) La Comandancia de Investigación Penal (CID, ) del ejército de Estados Unidos, dirigida por el coronel Jerry Mocello, y un equipo de agentes profesionales muy cualificados ha realizado un excelente trabajo al investigar varios incidentes complejos y muy inquietantes de maltrato de detenidos en la prisión de Abu Ghraib. Llevaron a cabo más de 50 entrevistas de testigos, sospechosos criminales potenciales y detenidos. También dieron a conocer numerosas fotografías y vídeos que muestran de forma gráfica y detallada los malos tratos del personal de la Policía Militar en numerosas ocasiones desde octubre a diciembre de 2003. Varios sospechosos potenciales ofrecieron confesiones completas y absolutas relacionadas con su intervención personal y la de otros soldados compañeros suyos en dichos malos tratos. Varios sospechosos potenciales invocaron sus derechos según el Artículo 31 del Código Uniforme de Justicia Militar (UCMJ, ) y la 5 Enmienda de la Constitución estadounidense. (ANEXO 25)

(U) Además de la revisión exhaustiva e integral de todas estas declaraciones y pruebas documentales, entrevistamos a numerosos oficiales, suboficiales y soldados recién alistados de la 800 Brigada de la MP, así como a miembros de la Brigada 205 de la Inteligencia Militar que trabajaban en la prisión. No consideramos que fuera necesario volver a entrevistar a los numerosos testigos que ya habían proporcionado previamente declaraciones integrales a la CID, y he utilizado dichas declaraciones para los propósitos de esta investigación. (ANEXOS 26, 34, 35, Y 45-91)

En relación a la primera parte de la investigación, hago la siguiente relación de hechos:

(U) Que la Base Operativa Avanzada (FOB, ) Abu Ghraib (BCCF) proporciona seguridad tanto de los detenidos de seguridad como por delitos criminales del Centro Correccional Central de Bagdad, facilita la realización de interrogatorios para CJTf-7, presta apoyo a otras operaciones CPA en la prisión e incrementa la fuerza de protección/calidad de vida de los soldados allí asignados para garantizar el éxito de las operaciones en marcha para garantizar un Irak libre. (ANEXO 31)

(U) Que el comandante de la Brigada 205 de Inteligencia Militar fue designado por el CJTF-7 como persona al mando del FOB Abu Ghraib (BCCF) con efectividad del 19 de noviembre de 2003. Que la Brigada 205 MI lleva a cabo interrogatorios operacionales y estratégicos para el CJTF-7. Que desde el 19 de noviembre de 2003 hasta la Transferencia de Autoridad (TOA, ) el 6 de febrero de 2004, el coronel, Thomas M. Pappas estuvo al mando del la Brigada 205 MI y del FOB Abu Ghraib (BCCF). (ANEXO 31)

(U) Que el 320 Batallón de Policía Militar de la 800 Brigada de la MP es responsable de las Fuerzas de Guardia en Camp Ganci, Camp Vigilant y Bloque de Celdas 1 del FOB Abu Ghraib (BCCF). Que desde febrero de 2003 hasta que fue relevado de sus obligaciones el 17 de enero de 2004, el teniente coronel Jerry Phillabaum sirvió como Comandante del Batallón 320 de la MP. Que desde diciembre de 2002 hasta que fue relevado de sus obligaciones, el 17 de enero de 2004, el capitán Donald Reese sirvió como Jefe de la Compañía de la Compañía 372 de la MP, que estaba a cargo de la guardia de los detenidos del FOB Abu Ghraib. (ANEXOS 32 Y 45)

(U) Que desde julio de 2003 hasta el momento presente, la BG Janis L. Karpinski estuvo al mando de la 800 Brigada de la MP. (ANEXO 45)

(S) Que entre octubre y diciembre de 2003, en el Centro de Confinamiento de Abu Ghraib (BCCF), hubo numerosos incidentes de malos tratos sádicos, flagrantes e injustificadamente criminales infligidos a diversos detenidos. El maltrato sistemático e ilegal de los detenidos fue perpetrado intencionadamente por varios miembros de las fuerzas de guardia de la policía militar (Compañía 372 de la Policía Militar, Batallón 320 de la Policía Militar, 800 Brigada de la MP) en el Grupo (sección) 1-A de la prisión de Abu Ghraib (BCCF). Las alegaciones de maltrato fueron corroboradas con las detalladas declaraciones de testigos (ANEXO 26) y el hallazgo de evidencia fotográfica extremadamente gráfica. Debido a la naturaleza extraordinariamente delicada de dichas fotografías y vídeos, la investigación del Cid actualmente en marcha, y su potencial para el enjuiciamiento criminal de varios sospechosos, la evidencia fotográfica no se incluye en el conjunto de mi investigación. Las fotografías y vídeos están disponibles en el Mando de Investigación Criminal y el equipo de acusación del CTJF-7. Además de los crímenes anteriormente mencionados, hubo también malos tratos cometidos por miembros del Batallón 325 de la MI, de la 205 Brigada de la MI, y del Centro Conjunto de Interrogatorio e Información (JIDC, ). Concretamente, el 24 de noviembre de 2003, la SPC Luciana Spencer, de la 205 Brigada de la MI, decidió degradar a un detenido obligándole a desnudarse y volver desnudo a su celda. (ANEXOS 26 Y 53)

(S) Hallo que el abuso intencionado de los detenidos a manos del personal de la policía militar incluyó los siguientes actos:

  • a)(S) Puñetazos, bofetadas y patadas a los detenidos; haciéndoles saltar sobre los pies descalzos;
  • b)(S) Grabación en vídeo y fotografías de reclusos desnudos, varones y hembras;
  • c)(S) Obligar por la fuerza a varios detenidos a adoptar posturas sexualmente explícitas para fotografiarles;
  • d)(S) Obligar a los detenidos a despojarse de sus ropas, manteniéndolos desnudos durante varios días seguidos;
  • e)(S) Obligar a prisioneros varones desnudos a vestir ropa interior de mujer;
  • f)(S) Obligar a grupos de prisioneros varones a masturbarse mientras les sacaban fotos y les grababan en vídeo;
  • g)(S) Colocar a prisioneros varones desnudos en un montón y saltar sobre ellos;
  • h)(S) Situar a un prisionero desnudo en una Caja MRE, con un saco de arena en la cabeza y sujetando cables en sus dedos de las manos y los pies y el pene para simular una tortura eléctrica;
  • i)(S) Escribir "Soy un Biolador" (sic) en la pierna de un prisionero del que se afirmaba que había violado a otro prisionero de 15 años, y después retratarlo desnudo.
  • j)(S) Colocar una cadena o correa de perro alrededor del cuello de un detenido y hacer que
  • una soldado posase para la fotografía.
  • k)(S) Un guardia de la policía militar teniendo relaciones sexuales con una prisionera;
  • l)(S) Utilizar perros de trabajo del ejército (sin bozal) para intimidar y aterrorizar a los prisioneros y, por lo menos en una ocasión, morder y herir gravemente a un detenido;
  • m)(S) Tomar fotografías de detenidos iraquíes muertos.
  • (ANEXOS 25 Y 26)

(U) Dichos hallazgos están ampliamente refrendados por las confesiones escritas suministradas por varios sospechosos, declaraciones por escrito de prisioneros, y declaraciones de testigos. Para llegar a mis hallazgos he considerado cuidadosamente las declaraciones pre-existentes de los siguientes testigos y sospechosos (ANEXO 26):

  • n)(U) SPC Jeremy Sivits, Compañía 372 MP - Sospechoso
  • o)(U) SPC Sabrina Harman, Compañía 372 MP - Sospechoso
  • p)(U) SGT Javal S. Davis, Compañía 372 MP - Sospechoso
  • q)(U) PFC Lynndie R. England, Compañía 372 MP - Sospechoso
  • r)Adel Nakhla, Traductor civil, Titan Corp. Asignado a la Brigada 205 MI - Sospechoso
  • s)(U) SPC Joseph M. Darby, Compañía 372 MP
  • t)(U) SGT Neil A. Wallin, Batallón Médico de Apoyo Área 109
  • u)(U) SGT Samuel Jefferson Provance, Batallón 302 MI
  • v)(U) Torin S. Nelson, Contratado, Titan Corp. Asignado a la Brigada 205 MI
  • w)(U) CPL Matthew Scott Bolanger, Compañía 372 MP
  • x)(U) SPC Matthew C. Wisdom, Compañía 372 MP
  • y)(U) SSG Reuben R. Layton, Enfermero, Destacamento Médico 109
  • z)(U) SPC John V. Polak, Compañía 229 MP

(U) Además, varios detenidos describieron también los siguientes actos de abuso que, dadas las circunstancias, considero creíbles, dada la claridad de sus declaraciones y las evidencia de respaldo proporcionada por otros testigos (ANEXO 26):

  • aa)(U) Romper bombillas químicas y derramar el líquido fosfórico sobre los prisioneros;
  • bb)(U) Amenazar a los detenidos con una pistola de 9 mm cargada;
  • cc)(U) Derramar agua fría sobre los detenidos desnudos;
  • dd)(U) Pegar a los detenidos con un mango de escoba y una silla;
  • ee)(U) Amenazar a los detenidos varones con la violación;
  • ff)(U) Permitir que un guardia de la policía militar cosiera la herida de un prisionero tras haber sido estrellado contra la pared de su celda;
  • gg)(U) Sodomizar a un prisionero con una bombilla y quizá con el palo de una escoba.
  • hh)(U) Emplear perros militares para asustar e intimidar a los detenidos con amenazas de ataque, que, en un caso, acabaron con una mordedura real.

    9. (U) He considerado cuidadosamente las declaraciones proporcionadas por los siguientes detenidos, que dadas las circunstancias, encuentro creíbles por la claridad de las afirmaciones y las pruebas adjuntas ofrecidas por otros testigos:

  • (U) Amjed Isail Waleed, detenido n 151365
  • (U) Hiadar Saber Abed Miktub-Aboodi, detenido n 13077
  • (U) Huessin Mohssein Al-Zayiadi, detenido n 19446
  • (U) Kasim Mehaddi Hilas, detenido n 151108
  • (U) Mohanded Juma Juma (sic), detenido n 152307
  • (U) Mustafa Jassim Mustafa, detenido n 150542
  • (U) Shalan Said Alsharoni, detenido n 150422
  • (U) Abd Alwhab Youss, detenido n 150425
  • (U) Asad Hamza Hanfosh, detenido n 152529
  • (U) Nori Samir Gunbar Al-Yasseri, detenido n 7787
  • (U) Thaar Salman Dawod, detenido n 150427
  • (U) Ameen Sa'eed Al-Sheikh, detenido n 151362
  • (U) Abdou Hussain Saad Faleh, detenido n 18470 (ANEXO 26)

    10. (U) Contrariamente a la cláusula de AR 190-8, y las pruebas halladas en el Informe del GD Ryder, los interrogadores de la MI y de OGA solicitaron activamente a los guardias de la MP que establecieran condiciones mentales y físicas para interrogar favorablemente a los testigos. Contrariamente a las pruebas del Informe del GD Ryder, encuentro que el personal asignado a la Compañía 372 de la MP, 800 Brigada de la MP, recibieron órdenes de cambiar los procedimientos de las instalaciones para "establecer las condiciones" de los interrogatorios de la MI. No he encontrado ninguna prueba directa de que el personal de la MP participara en esos interrogatorios de la MI. (ANEXOS 19, 21, 25 Y 26)

    11. (U) Llego a esta conclusión basándome en el hecho probado del maltrato que se infligió a los detenidos y en las siguientes declaraciones de testigos (ANEXOS 25 Y 26):

    (U) SPC Sabrina Harman, Compañía 372 de la MP, afirmó en su declaración jurada con referencia al incidente en el que un detenido fue introducido en una caja con cables puestos en los dedos de las manos, de los pies y en el pene, que su trabajo era "mantener despiertos a los detenidos". Afirmó que la MI estaba hablando con el CPL Grainer. Declaró: "La MI quería que hablaran. El trabajo de Grainer y Frederick era hacer el trabajo de la MI y las OGA para conseguir que la gente hablara".

    (U) SGT Javal S. Davis, Compañía 372 de la MP, afirmó lo siguiente en su declaración jurada: "Yo vi prisioneros en la sección bajo control de la MI, el ala 1A, a los que obligaban a hacer cosas que a mí me parecían moralmente cuestionables. En el ala 1A nos dijeron que tenían reglas distintas y SOP diferentes para el tratamiento de los prisioneros. Yo nunca vi las reglas o los SOP de esa sección, sólo lo supe de palabra. El soldado al cargo de la 1A era Grainer. Él afirmó que los agentes y los soldados de la MI le pedían que hiciera algunas cosas, pero nunca por escrito para que no pudiera quejarse". Cuando se le preguntó que por qué las reglas en las secciones 1A/1B eran diferentes al resto, el SGT Davis dijo que: "El resto de las secciones albergan prisioneros normales, pero en 1A/B están bajo control de la MI". Cuando se le preguntó que por qué no informó a sus superiores de los malos tratos, el SGT Davis declaró: "Porque supuse que si estaban haciendo cosas fuera de lo normal o al margen de las normas, alguien diría algo. Además, esa sección era de la MI y parecía que el personal de la MI estaba a favor del abuso". El SGT Davis también afirmó que escuchó a la MI sugiriendo a los guardias que abusaran de los prisioneros. Cuando se le preguntó qué tipo de cosas decía la MI, declaró: "Aflójanos a este, asegúrate de que pasa mala noche, asegúrate de que obtenga el tratamiento". Aseguró que estos comentarios fueron realizados al CPL Granier y al SSG Frederick. Por último, el SGT Davis declaró que: "A mi entender, el personal de la MI felicitó a Granier por su forma de llevar la sección de la MI. Por ejemplo, con frases como Muy bien, están viniéndose abajo enseguida. Responden a todas las preguntas. Están dando buena información, por fin. Sigue así. Cosas de ese tipo".

    (U) SPC Jason Kennel, Compañía 372 de la MP, fue preguntado si estaba presente cuando se realizaron abusos a los detenidos. Declaró: "Les vi desnudos, pero la MI nos decía que les quitáramos los colchones, las sábanas y la ropa". No podía recordar quién de la MI le había ordenado hacer eso, pero comentó que "si querían que hiciera eso tenían que hacerlo mediante papeleo". Más tarde fue informado de que "no podíamos hacer nada que avergonzara a los prisioneros".

    (U) Adel L. Nakhla, un traductor externo civil estadounidense, fue interrogado sobre varios detenidos acusados de violación. Comentó que: "Los detenidos estaban todos desnudos, y había un grupo de gente de la MI, la MP estaba allí aquella noche, y los prisioneros recibieron órdenes del SGT Granier y el SGT Frederick de admitir lo que les estaban preguntando en los interrogatorios. Les obligaban a hacer ejercicios extraños como ponerse bocabajo, saltar, les tiraban agua y les hacían mearse encima, les llamaban todo tipo de cosas, como "maricas", o les decían que si les gustaba hacer el amor con hombres, y luego les esposaban y les ataban los pies con grilletes y les apilaban unos encima de otros asegurándose de que el pene del de abajo tocara el culo del de arriba".

    (U) SPC Neil A. Wallin, Batallón Médico de Apoyo de Área 109, médico, testificó: "La celda 1A se empleaba para alojar detenidos de alta prioridad y la 1B para los detenidos de alto riesgo o problemáticos. Durante mi visita a la prisión observé que algunos de los detenidos recién llegados a la prisión eran obligados a llevar ropa interior femenina, lo cual era un método para conseguir que se vinieran abajo".

    12. (U) Antes de su llegada a Irak para la Operación Libertad en Irak, el Batallón 320 de la MP, y la Compañía 372 de la MP, no recibió formación de operaciones de detenidos e internos. También llego a la conclusión de que se proporcionaron muy pocas instrucciones o formación al personal de la MP sobre la normativa a aplicar de la Convención de Ginebra sobre el Tratamiento de Prisioneros de Guerra, FM 27-10, AR 190-8, o FM 3-19.40. Por otro lado, encuentro que no se proporcionaron suficientes copias, si es que se proporcionó alguna, de la Convención de Ginebra al personal de la MP o a los detenidos (ANEXOS 21-24, 33, y varias declaraciones de testigos).

    13. (U) Otro ejemplo obvio de que el mando de la brigada no se comunicaba con sus soldados ni garantizaba su eficiencia táctica hace referencia al incidente de malos tratos a detenidos ocurrido en el campamento Bucca, en Irak, el 12 de mayo de 2003. Soldados de la Compañía 223 de la MP informaron al mando de la 800 Brigada de la MP de que cuatro soldados de la policía militar del Batallón 320 de la MP habían abusado de una serie de detenidos durante el ingreso en el campamento Bucca. Una investigación intensiva por parte del CID determinó que cuatro soldados del Batallón 320 de la MP había pegado patadas y puñetazos a estos detenidos tras una misión de traslado desde la base aérea de Talil (ANEXOS 34 Y 35).

    14. (U) Se acusó formalmente bajo el UCMJ a estos soldados y se llevó a cabo una investigación Artículo 32 por parte del LTC Gentry, que recomendó llevar a cabo un consejo de guerra general para los cuatro acusados, propuesta que apoyó la BG Karpinski. A pesar de estos abusos documentados, no hay pruebas de que la BG Karpinski intentara en ningún momento recordar a los soldados de la 800 Brigada de la MP los requisitos dictados por la Convención de Ginebra con relación al tratamiento de detenidos, ni tomó ninguna medida para que esos malos tratos no se repitieran. Tampoco hay pruebas de que el LTC(P) Phillabaum, comandante de los soldados involucrados en el incidente de abusos en el campamento Bucca, tomara alguna iniciativa para asegurarse de que los soldados recibían la formación adecuada con respecto al tratamiento de detenidos (ANEXOS 35 Y 62).

    Recomendaciones referentes a la primera parte de la investigación:

    (U) Implementar inmediatamente en Irak un Equipo de Formación Móvil (MTT, siglas en inglés) multidisciplinar constituido por varios expertos en distintas materias de operaciones de internamiento/asentamiento, derecho internacional y operativo, tecnologías de la información, gestión de instalaciones, técnicas de interrogatorio y obtención de datos, sacerdotes, concienciación de cultura árabe, y prácticas médicas como corresponde a las actividades de I/R. Este equipo tendrá que supervisar y llevar a cabo formación exhaustiva en todos los aspectos referentes a las operaciones de detención y confinamiento.

    (U) Que toda la policía militar y el personal de la inteligencia militar involucrado en algún aspecto de las operaciones con detenidos u operaciones de interrogatorio en CJTF-7, y unidades subordinadas, obtengan inmediatamente formación por parte de un experto en derecho internacional/operacional sobre las cláusulas específicas de la Ley de Guerra Terrestre FM 27-10, específicamente las de la Convención de Ginebra relativa al Tratamiento de Prisioneros de Guerra, Prisioneros Enemigos de Guerra, Personal Retenido, Internos Civiles, y Otros Detenidos, y AR 190-8.

    (U) Que un único comandante de CJTF-7 sea responsable de todas las operaciones con detenidos en todo el escenario operativo de Irak. También recomiendo que el Capitán General Proboste del Ejército asigne un mínimo de dos (2) expertos en cada materia, un oficial y un externo, para ayudar al CJTF-7 a coordinar las operaciones de los detenidos.

    (U) Que los comandantes de los recintos de detención y los comandantes de recintos de interrogatorio se aseguren de que haya copias de la Convención de Ginebra Relativa al Tratamiento de Prisioneros de Guerra y anuncios sobre las protecciones disponibles tanto en inglés como en los idiomas de los detenidos, colocadas en lugares visibles en todos los recintos de detención. Los detenidos con preguntas referentes a su tratamiento tendrán la posibilidad de leer en su totalidad la Convención.

    (U) Que todos los comandantes de recintos de detención y los comandantes de recintos de interrogatorio publiquen un conjunto completo y exhaustivo de Procedimientos Operativos Estándar (SOP, ) en cuanto al tratamiento de detenidos, y que se requiera que todo el personal lea los SOP y firme un documento que indique que han entendido y comprendido los SOP.

    (U) En concordancia con las recomendaciones del Informe del GD Ryder, y con mis propias conclusiones y recomendaciones en esta investigación, todas las unidades del escenario operativo de Irak que lleven a cabo operaciones de internamiento/confinamiento/detención en apoyo de la operación libertad en Irak sean OPCON para todos los propósitos, para incluir la acción bajo el UCMJ, a CJTF-7.

    (U) Nombramiento del C3, CJTF como selector de personal para las operaciones de detenidos en el Área Conjunta de Operaciones (JOA, ) (el GD Tom Miller, C3, CJTF-7, ha sido nombrado por COMCJTF-7).

    (U) Que se lleve a cabo una investigación UP AR 381-10, Procedimiento 15, para el alcance de la culpabilidad del personal de Inteligencia Militar, asignado a la Brigada 205 de la MI y el Centro Conjunto de Interrogación e Información (JIDC, ) en cuanto al abuso de detenidos en Abu Ghraib (BCCF).

    (U) Que es vital que al selector de personal para las operaciones con detenidos se le asigne un Juez Abogado a tiempo completo, con formación especializada y conocimiento de derecho internacional y operativo, para ayudar y aconsejar sobre temas de operaciones con detenidos.

    Hallazgos y recomendaciones.

    (SEGUNDA PARTE)

    (U) La investigación realizada sobre la fuga de detenidos y los errores de recuento según informó CJTF-7, específicamente las alegaciones referentes a estos eventos en la prisión de Abu Ghraib:

    Referente a la segunda parte de la investigación, llego a las siguientes conclusiones:

    La 800 Brigada de la MP era responsable de las operaciones de Internamiento y Asentamiento (I/R, ) (ANEXOS 45 Y 95).

    (U) El Batallón 320 de la MP y la 800 Brigada de la MP estaban al cargo de las operaciones con detenidos en la Prisión de Abu Ghraib durante el período que cubre esta investigación (ANEXOS 41, 45 Y 59).

    (U) El Batallón 310 de la MP y la 800 Brigada de la MP estaban al cargo de las operaciones con detenidos y las operaciones de la Base de Operaciones Delantera (FOB, ) en las instalaciones de detención del campamento Bucca hasta la transferencia de autoridad el 26 de febrero de 2004 (ANEXOS 41 Y 52).

    (U) el Batallón 744 de la MP y la 800 Brigada de la MP estaban al cargo de las operaciones con detenidos y las operaciones de la FOB en las instalaciones de detención HVD hasta la transferencia de autoridad el 4 de marzo de 2004 (ANEXOS 41 Y 55).

    (U) El Batallón 530 de la MP y la 800 Brigada de la MP estaban al cargo de las operaciones con detenidos y las operaciones de la FOB en las instalaciones de detención MEK hasta la transferencia de autoridad el 15 de marzo de 2004 (ANEXOS 41 y 97).

    (U) Las operaciones con detenidos incluían el reconocimiento de responsabilidades, el cuidado y el bienestar de los prisioneros de guerra enemigos, de las personas retenidas, los detenidos civiles y otros detenidos, así como los prisioneros delincuentes iraquíes (ANEXO 22).

    (U) La responsabilidad pública por los detenidos es, según las directrices, tarea de la MP IAW FM 3-19.40 (ANEXO 22).

    (U) Hay una ausencia generalizada de conocimiento, implementación y énfasis de los requisitos básicos legales, regulativos, doctrinales y de mando en la 800 Brigada de la MP y sus unidades subordinadas (varias declaraciones de testigos en ANEXOS 45-91).

    El manejo de detenidos y prisioneros tras el ingreso fue incoherente entre los centros de detención, los recintos, los campamentos e incluso los turnos de la zona de responsabilidad de la 800 Brigada de la MP (ANEXO 37).

    (U) El campamento Bucca, operado por el Batallón 310 de la MP, tenía un "SOP para el ingreso de detenidos" y unas "Directrices de formación" para el traslado y la liberación de detenidos, que parecen haber sido respetados (ANEXOS 38 Y 52).

    (U) Los detenidos que entraban o salían están siendo documentados en el Sistema Nacional de Registro de Detenidos (NDRS, ) y el Sistema de Herramientas Automatizado Biométrico (BATS, ), como requiere la regulación en todos los centros de detención. Sin embargo, no se está desarrollando todo su potencial, y no suele ofrecer una imagen precisa "a tiempo real" del total de detenidos debido a una actualización deficiente (ANEXO 56).

    (U) Hubo un grave fallo de recuento de detenidos en la Prisión de Abu Ghraib. El Batallón 320 de la MP empleaba una "hoja de cambios" de creación propia para documentar el traslado de un detenido de un lugar a otro. Para llevar un recuento correcto, es imperativo que estas hojas de cambio se procesen y que la lista de detenidos se actualice en las 24 horas posteriores al traslado. En Abu Ghraib, este proceso solía tardar hasta cuatro días. Este retraso resultaba en un recuento impreciso de los Números de Serie de Internamiento (ISN, siglas en inglés), grandes diferencias entre la lista de detenidos y los ocupantes reales de un recinto individual, y una confusión considerable entre los soldados de la MP. El Batallón 320 de la MP S-1, la CPT Theresa Delbalso, y el S-3, MAJ David DiNenna, explicó que esta desorganización se debía a la falta de mano de obra para procesar las hojas de cambio de forma adecuada (ANEXOS 39 y 98).

    (U) El Batallón 320 TACSOP requiere un recuento de detenidos al menos cuatro veces al día en Abu Ghraib. Sin embargo, un registro detallado de los diarios operativos reveló que estos recuentos a menudo no se hacían o no eran documentados por la unidad. Además, no hay indicios de que los errores en recuentos o la pérdida de un detenido en el proceso de recuento disparaba una inmediata acción correctiva por parte del TOC del Batallón (ANEXO 44).

    (U) Existe una falta de regularización en la forma en la que el Batallón 320 de la MP llevaba a cabo los recuentos físicos de los detenidos. Cada recinto dentro de un campamento concreto realizaba los recuentos de forma distinta. Algunos obligaban a los prisioneros a formar en filas de diez personas, otros les hacían sentarse por grupos y algunos llevaban a todos los detenidos a un extremo del recinto y los contaban mientras regresaban al otro lado (ANEXO 98).

    (U) FM 3-19.40 subraya la necesidad de pasar lista dos veces al día (repasando el total de los ISNs). El Batallón 320 de la MP sólo realizaba esta comprobación dos veces a la semana. Dada la escasez de actualizaciones del sistema, estas comprobaciones solían ser imprecisas (ANEXOS 22 y 98).

    (U) La 800 Brigada de la MP y las unidades subordinadas adoptaron términos no oficiales como "controles de banda", "enrolamientos" y "llamadas", que contribuían a los errores en el recuento y a la confusión entre los soldados (ANEXOS 63, 88 Y 98).

    (U) Los diarios operativos de los diferentes recintos y el TOC del Batallón 320 contenía numerosas entradas no profesionales y comentarios irrespetuosos, que reflejaban la falta de disciplina de la unidad. No hay indicios de que los diarios fueran revisados en algún momento por alguno de sus superiores (ANEXO 37).

    (U) Los SOP de recuento no se desarrollaban al completo y los TACSOPs en vigor eran totalmente ignorados. Los SOP existentes no se enseñaban y no se distribuían al nivel inferior. Casi todos los procedimientos estaban archivados en el TOC de la unidad, en lugar de estar en los puestos de las unidades subordinadas y los guardias (ANEXOS 44, 67, 71 y 85).

    (U) Los SOP de recuento y de operaciones de las instalaciones no eran lo suficientemente específicos, carecían de medidas de implementación y de un sistema de comprobaciones e informes que garantizaran su cumplimiento (ANEXOS 76 y 82).

    (U) La Doctrina Básica del Ejército no era mencionada a menudo ni se empleaba para llevar a cabo las prácticas de recuento entre las unidades subordinadas de la 800 Brigada de la MP. El procesamiento, el recuento y el cuidado de los detenidos, procesos realizados a diario, parecen haber sido realizados a medida que se llevaban a cabo las operaciones, apoyándose en las directrices ofrecidas por los miembros más jóvenes de la unidad que tenían experiencia en correccionales civiles (ANEXO 21).

    Los soldados tenían una preparación pobre y no habían sido formados para conducir operaciones de I/R antes de la implementación, en el lugar de movilización, a su llegada al escenario y durante su misión (ANEXOS 62, 63 Y 69).

    (U) La documentación proporcionada en esta investigación identificó 27 huidas o intentos de huida de las instalaciones entre AOR de la 800 Brigada de la MP. Basándome en mi evaluación y detallado análisis del proceso de recuento subestándar mantenido por la 800 Brigada de la MP, es bastante probable que hubiera más casos de huida que fueron borrados como errores administrativos o directamente no fueron documentados. El ILT Lewis Raeder, líder de pelotón, de la Compañía 372 de la MP, informó de que él conocía al menos dos huidas adicionales (una de un campo de trabajo y otra por una ventana) de Abu Ghraib (BCCF) que no fueron documentadas. El LTC Dennis McGlone, comandante, del Batallón 744 de la MP, describió la huida de un detenido en el Pabellón de Reclusos de Alto Valor, que se fue a la letrina y salió corriendo, escapando de los guardias. Por último, la BG Janis Karpinski, comandante, de la 800 Brigada de la MP, afirmó que hubo más de 32 huidas de sus instalaciones, lo que no concuerda con el número proporcionado por los materiales de la investigación (ANEXOS 5-10, 45, 55 y 71).

    (U) Los recintos carcelarios de Abu Ghraib y el Campamento Bucca están muy por encima de su capacidad máxima estimada, mientras que el personal de guardia es escaso y carece de recursos. Este desequilibrio ha contribuido a unas condiciones de vida pobres, a huidas, y a errores de recuento en las distintas instalaciones. El hecho de que los recintos estén demasiado poblados también limita la capacidad de identificar y segregar a los líderes entre los detenidos que podrían organizar huidas y motines en las instalaciones (ANEXOS 6, 22 y 92).

    (U) El filtrado, procesamiento y liberación de los detenidos que no deberían estar bajo custodia lleva demasiado tiempo y contribuye a que el número de presos sea excesivo y que el ambiente esté revuelto. Actualmente hay tres mecanismos distintos de liberación en todo el escenario de operaciones de internamiento. En primer lugar, la unidad de arresto puede liberar a un detenido si se decide que su detención no está justificada. En segundo lugar, un detenido puede ser liberado si se llega a la conclusión de que carece de información pertinente, y que su liberación no irá en detrimento de la sociedad. La BG Karpinski tenía autoridad para firmar la libertad de los detenidos bajo esta segunda condición. Y por último, los detenidos acusados de cometer "Crímenes contra la coalición" retenidos en los diferentes recintos de CJTF-7 AOR, pueden ser liberados si se determina que no poseen información valiosa y que ya no son una amenaza para las Fuerzas de Coalición. El proceso de liberación para esta categoría de prisioneros consiste en una selección de la Célula de Magistrados del Ejército Estadounidense local y una revisión de una Junta para la Liberación de Detenidos formada por la BG Karpinski, el coronel Marc Warren, SJA, CJTF-7 y la GD Barbara Fast, C-2, CJTF-7. La GD Fast es la "Autoridad para la Liberación de Detenidos" para aquellos prisioneros retenidos por haber cometido delitos contra la coalición. Según la BG Karpinski, esta categoría de prisioneros supone más del 60% del total de la población carcelaria, y es la categoría de más rápido crecimiento. Sin embargo, la GD Fast, según Karpinski, denegaba de forma rutinaria las recomendaciones de la junta para liberar a prisioneros de esta categoría que ya no eran considerados una amenaza y claramente cumplían los requisitos para la puesta en libertad. Según Karpinski, el extraordinariamente lento e ineficaz proceso de liberación ha contribuido de forma significativa a la superpoblación de los centros.

    (ANEXOS 40, 45, Y 46)

    25. (U) No se llevaron a cabo de forma rutinaria Revisiones Posteriores a la Acción (AAR, ) tras una fuga u otro incidente grave. No parece que se haya difundido a los subordinados ningún informe de lecciones aprendidas que permitiera la acción correctiva en el nivel más bajo. El equipo de investigación solicitó copias de AAR, y no se le proporcionó ninguna. (Declaraciones de múltiples testigos)

    26. (U) Las Lecciones Aprendidas (es decir, los Hallazgos y Recomendaciones de varias Investigaciones 15-6 relacionadas con fugas y errores de recuento) recibieron un sello de aprobación y Karpinski ordenó que se pusieran en práctica. No hay evidencia de que jamás se realizara ninguna acción relacionada con la mayoría de las órdenes que exigían la puesta en vigor de cambios sustanciales. Además, no hubo seguimiento por parte del mando para verificar que se tomaban acciones correctivas. Si los hallazgos y recomendaciones contenidos en sus propias investigaciones hubieran sido analizados y puestos en práctica por la BG Karspinski, podrían haberse evitado muchas de las posteriores fugas, fallos de responsabilidad y casos de malos tratos. (ANEXOS 5-10)

    (U) La iluminación del perímetro que rodea a Abu Ghraib y las instalaciones de detención de Camp Bucca es inadecuada y tiene que mejorarse para iluminar las zonas oscuras que se han convertido en vías habituales de escape (ANEXO 6).

    (U) Ni las normas del campamento ni las disposiciones de la Convención de Ginebra están expuestas en inglés ni en el idioma de los detenidos en ninguna de las instalaciones de detención del AOR de la 800 Brigada de la MP, a pesar de que en diversas investigaciones se había anotado la falta de este importantísimo requisito. (Declaraciones de múltiples testigos y observaciones personales del Equipo de Investigación).

    (U) Los guardias iraquíes del BCCF Abu Ghraib exhiben una ética de trabajo y unas lealtades cuestionables, y suponen un contingente peligroso en potencia dentro del Emplazamiento Duro. Estos guardias han entregado contrabando, armas e información a los delincuentes iraquíes internados. Asimismo, han facilitado la huida al menos de un detenido. (ANEXO 8 y 26-SPC Declaración de Polak).

    (U) En general, el personal contractual civil estadounidense (Titan Corporation, CACI, etc.), los nacionales de terceros países y los contratistas locales no parecen estar adecuadamente supervisados dentro de las instalaciones de detención de Abu Ghraib. Durante nuestra inspección in situ, vagaban por el centro y gozaban de demasiado acceso libre sin supervisión en la zona de los detenidos. El hecho de que haya civiles vestidos de modos distintos (civiles y DCU) en la zona de detención y en sus alrededores produce confusión y puede haber acrecentado las dificultades en el proceso de toma de responsabilidad y en la detección de las fugas. (ANEXO 51, Declaraciones de múltiples testigos y observaciones personales del Equipo de Investigación).

    (U) SGM Marc Emerson, SGM Operaciones, Batallón 320 de la MP, alegó que se habían comunicado las Normas de Detención (DROE, ) y los principios generales de la Convención de Ginebra en cada guardia y cambio de turno en Abu Ghraib. Sin embargo, ninguno de nuestros testigos, ni tampoco nuestras observaciones personales, respaldan su alegación. Creo que el SGM Emerson no es un testigo creíble. (ANEXOS 45, 80 y observaciones personales del Equipo de Investigación).

    (U) Varios entrevistados insistieron en que los Soldados de la MP y MI de Abu Ghraib (BCCF) recibían formación regular sobre los principios básicos de las operaciones con detenidos; sin embargo, han sido incapaces de entregar ninguna documentación justificativa, listas de asistencia ni de proporcionar soldados que puedan recordar el contenido de esta formación. (ANEXOS 59, 80, y Falta de Expedientes sobre Formación).

    (S/NF) Las distintas instalaciones de detención gestionadas por la 800 Brigada MP han tenido internadas de forma habitual personas que les han sido entregadas por Otras Agencias del Gobierno (OGA, ) sin responsabilizarse por ellas, conocer su identidad, ni el motivo de su detención. El Centro Conjunto de Interrogatorio e Información (JIDC) de Abu Ghraib denominaba a estos detenidos "detenidos fantasmas". Al menos en una ocasión, El Batallón 320 de la MP de Abu Ghraib tuvo internos a un puñado de "detenidos fantasmas" (6 - 8) por OGA, que trasladaban de un lado a otro dentro de las instalaciones de detención para ocultarlos al equipo de investigación del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) que estaba de visita. Esta maniobra fue engañosa, contraria a la Doctrina del Ejército, y viola las disposiciones del derecho internacional. (ANEXO 53)

    (U) Se han documentado y comunicado los siguientes motines, fugas y tiroteos a este Equipo de Investigación. Aunque no hay ningún dato de otras misiones de un tamaño y duración similar con los que comparar el número de fugas, los factores más significativos derivados de estos informes son dos. Primero, las investigaciones y los SIR, carecían de los datos claves necesarios para evaluar los pormenores de cada incidente. Segundo, cada investigación parece haber apuntado a los mismos tipos de deficiencias; sin embargo, se hizo poco o nada para corregir los problemas y para implementar las recomendaciones conforme a las órdenes de BG Karpinski, ni tampoco se insistió desde el mando para garantizar que se corrigieran estas deficiencias:

    (U) 4 de junio de 2003. Esta fuga se mencionó en la Investigación 15-6 que cubría la fuga del 13 de junio de 2003, la recuperación y el tiroteo de los detenidos en Camp Vigilant (Batallón 320 de la MP). No obstante, no se facilitó ninguna investigación ni información nacional, a pesar de las solicitudes de este equipo de investigación. (ANEXO 7)

    (U) 9 de junio de 2003. Motín y tiroteo de cinco detenidos en Camp Crooper ( Batallón 115 de la MP). Presuntamente hubo varios detenidos que se amotinaron después de que los MP del Batallón 115 de la MP reprimieran a un detenido tras golpear a un guardia en el recinto B de Camp Crooper. La conclusión de la investigación 15-6 de ILT Magowan ( Batallón 115 de la MP, Jefe de Pelotón) fue que el detenido se había soliviantado y había golpeado a un MP. Tras ser reprimido, uno de los MP se quitó la parte superior de su DCU y enseñó los músculos a los detenidos, acrecentando con ello el motín. Los MP estaban abrumados y los guardias dispararon munición mortal para proteger la vida de los MP del recinto, por lo que cinco detenidos fueron heridos. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron las malas comunicaciones, la falta de una cadena de mando clara, obstrucción por las instalaciones de las vistas de los guardias apostados, el QRF no contaba con equipamiento no mortal, y el SOP era inadecuado y no estaba actualizado. (ANEXO 5).

    (U) 12 de junio de 2003. Fuga y recuperación del detenido n 8399, fuga y tiroteo del detenido n 7166, e intento de fuga de un detenido sin identificar de la Zona de Detención de Camp Crooper (Batallón 115 de la MP). Presuntamente varios detenidos lograron fugarse por la noche en las horas previas a las 03.00. Según la conclusión de la investigación 15-6 de CPT Wendlandt (Batallón 115 de la MP, S-2), los detenidos se habían escapado presuntamente gateando bajo la alambrada en un lugar con iluminación inadecuada. Un detenido fue parado antes de escapar. Un MP del equipo de búsqueda del Batallón 115 de la MP recuperó al detenido n 8399, y el detenido n 7166 fue disparado y matado por un soldado en el proceso de recuperación. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron la superpoblación, mala iluminación y la naturaleza de los curtidos delincuentes detenidos en ese lugar. Debemos señalar especialmente que el mando fue informado con un mínimo de 24 horas de antelación del inminente intento de fuga y comenzó a hacer anuncios por megafonía en árabe de las normas del campamento. La investigación señaló que las normas y directrices no estaban expuestas en los campamentos en las lenguas nativas de los detenidos (ANEXO 6).

    (u) 13 de junio de 2003. Fuga y recuperación del detenido n 8968 y tiroteo de ocho detenidos en Abu Ghraib (BCCF) (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos intentaron fugarse aproximadamente a las 14.00 horas del Recinto Camp Vigilant, Abu Ghraib (BCCF). Según la conclusión de la investigación 15-6 de CPT Wyks (Batallón 400 de la MP, S-1), el detenido presuntamente había escapado deslizándose bajo la alambrada mientras el guardia de la torre miraba en otra dirección. Este detenido fue capturado posteriormente por QRF. Aproximadamente a las 16.00 del mismo día, entre 30 y 40 detenidos se amotinaron y apedrearon a tres guardias de MP del interior. Un guardia fue herido y los guardias de la torre hicieron disparos mortales a los amotinados, hiriendo a siete y matando a un detenido. (ANEXO 7).

    (U) 5 de noviembre de 2003. Fuga de los detenidos números 9877 y 10739 de Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos escaparon a las 03.45 del Emplazamiento Duro, Abu Ghraib (BCCF). El SPC Warner (Batallón 320 de la MP, S-3 RTO) inició un SIR. El SIR indicó que dos delincuentes prisioneros habían escapado a través de la ventana de su celda en el nivel 3A del Emplazamiento Duro. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 11).

    (U). 7 de noviembre de 2003. Fuga del detenido n 14239 de Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente un detenido escapó a las 13.30 del Recinto 2 del Campamento Ganci, Abu Ghraib (BCCF). El SSG Hydro (Batallón 320 de la MP, S-3 Asst. NCOIC) inició un SIR. El SIR indicó que un detenido había escapado del extremo norte del recinto y se descubrió su falta durante la distribución de la comida del mediodía, pero en el SIR no figura ningún método de escape. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 12).

    (U) 8 de noviembre de 2003. Fuga de los detenidos números 115089, 151623, 151624, 116734, 116735 y 116738 de Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos escaparon a las 20.22 del Recinto 8 del Campamento Ganci, Abu Ghraib (BCCF). El MAJ DiNenna (Batallón 320 de la MP, S-3) inició un SIR. El SIR indicó que 5-6 prisioneros habían escapado del extremo norte del recinto, pero en el SIR no figura ningún método de escape. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 13).

    (U) 24 de noviembre de 2003. Motín y tiroteo de 12 detenidos números 150216, 150894, 153096, 153165, 153169, 116361, 153399, 20257, 150348, 152616, 116146 y 152156 en Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos iniciaron un motín aproximadamente a las 13.00 en todos los recintos del Campamento Ganci. Esto tuvo como consecuencia el tiroteo y muerte de tres detenidos, nueve detenidos heridos y nueve soldados estadounidenses heridos. Según la conclusión de la investigación 15-6 del Coronel Bruce Falcone (220 Brigada de la MP, Vicecomandante), los detenidos se amotinaron en protesta por las condiciones en que vivían, el motín se violentó, el uso de fuerzas no mortales fue ineficaz y, después de que el CDR del Batallón 320 de la MP ejecutara el "Golden Spike", el plan de contención de emergencia, se autorizó el uso de fuerza mortal. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron la falta de formación completa de los guardias, pobres o inexistentes SOP, falta de realización de la guardia formal antes del cambio de turno, falta de ensayos o formación continua, la mezcla de munición no mortal con munición mortal en las armas, falta de realización de AARs tras los incidentes, falta de exhibición y comprensión de las ROE, superpoblación, falta de estandarización de los uniformes y mala comunicación entre el mando y los soldados (ANEXO 8).

    (U) 24 de noviembre de 2003. Tiroteo de un detenido en Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente un detenido tenía una pistola en su celda y aproximadamente a las 18.30 un equipo de extracción le disparó con munición no mortal y mortal en el proceso de recuperación del arma. Según la conclusión de la investigación 15-6 del Coronel Bruce Falcone (220 Brigada de la MP, Vicecomandante), uno de los detenidos del nivel 1A del Emplazamiento Duro había conseguido una pistola y un par de cuchillos de un guardia iraquí que trabajaba en el campamento. Nada más recibir esta información, un equipo de extracción ad hoc compuesto por personal de la MP y la MI realizó lo que ellos denominaron un registro rutinario de la celda, que tuvo como resultado el tiroteo de un MP y del detenido. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron un guardia iraquí corrupto, SOP inadecuados, las ROE de detención vigentes en el momento fueron ineficaces por los numerosos niveles de autorización necesarios para el uso de fuerza mortal, mala formación de los MP, vías de responsabilidad ambiguas, y relación ambigua entre los efectivos de la MI y la MP (ANEXO 8).

    (U) 13 de diciembre de 2003. Tiroteo por medios no mortales a la multitud en Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos se enzarzaron en una pelea con otros detenidos aproximadamente a las 10.30 en el Recinto 8 del Campamento Ganci, Abu Ghraib. SSG Matash (Batallón 320 de la MP, Sección S-3) inició un SIR. El SIR indicó que había habido una pelea en el recinto y que los MP usaron munición no mortal para dispersar a la multitud y terminar con la pelea, consiguiendo tal efecto. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 14).

    (U) 13 de diciembre de 2003. Tiroteo por medios no mortales a la multitud en Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos se enzarzaron en una pelea con otros detenidos aproximadamente a las 11.20 en el Recinto 2 del Campamento Ganci, Abu Ghraib. SSG Matash (Batallón 320 de la MP, Sección S-3) inició un SIR. El SIR indicó que había habido una pelea en el recinto y que los MP hicieron dos disparos no mortales para dispersar a la multitud, consiguiendo tal efecto. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 15).

    (U) 13 de diciembre de 2003. Tiroteo por medios no mortales a la multitud en Abu Ghraib (Batallón 320 de la MP). Presuntamente 30-40 detenidos se enzarzaron en una pelea con otros detenidos aproximadamente a las 16.42 en el Recinto 3 del Campamento Ganci, Abu Ghraib (BCCF). SSG Matash (Batallón 320 de la MP, Sección S-3) inició un SIR. El SIR indicó que había habido una pelea en el recinto y que los MP utilizaron munición no mortal para dispersar a la multitud y terminar con la pelea, consiguiendo tal efecto. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 16).

    (U) 17 de diciembre de 2003. Tiroteo por medios no mortales a un detenido de Abu Ghraib ( (Batallón 320 de la MP). Presuntamente varios detenidos asaltaron a un MP a las 14.59 dentro del Campamento Ganci, Abu Ghraib (BCCF). SSG Matash (320 BRIGADA de la MP, Sección S-3) inició un SIR. El SIR indicó que tres detenidos habían asaltado a un MP, lo cual tuvo como resultado el uso de un disparo no mortal que calmó la situación. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 17).

    (U) 7 de enero de 2004. Fuga del detenido n 115032 de Camp Bucca (Batallón 310 de la MP). Presuntamente un detenido se fugó entre las 04.45 y las 06.40 horas del Recinto 12 de Camp Bucca. Según la conclusión de la investigación de CPT Kaires (Batallón 310 de la MP S-3) y CPT Holsombeck (Batallón 724 de la MP S-3), el detenido se fugó a través de una zona débil no detectada en la alambrada. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron la inexperiencia de los guardias, faltas en toma de responsabilidad, autocomplacencia, falta de presencia de liderazgo, falta de visibilidad y falta de una comunicación clara y concisa entre los guardias y los líderes (ANEXO 9).

    (U) 12 de enero de 2004. Fuga de los detenidos números 115314 y 109950, y fuga y recuperación de cinco detenidos sin identificar de las instalaciones de detención de Camp Bucca (Batallón 310 de la MP). Presuntamente varios detenidos se fugaron aproximadamente a las 03.00 del Recinto 12 de Camp Bucca. Según la investigación AR 15-6 del LTC Leigh Coulter (800 Brigada de la MP, Arifjan Detachment OIC Camp), tres de los detenidos se fugaron por la celda de detención frontal en condiciones de visibilidad limitada por la niebla. Se percibió a uno de los detenidos, se le disparó con munición no mortal, y se le devolvió a su recinto de detención. Aquella misma noche, cuatro detenidos salieron por la alambrada de la zona sur del campamento, fueron vistos y atrapados por QRF. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron la falta de un esfuerzo coordinado para el emplazamiento de los MP durante la implementación del plan de niebla, superpoblación y malas comunicaciones. (ANEXO 10).

    (U) 14 de enero de 2004. Fuga del detenido n 12436 y falta de un guardia iraquí del Emplazamiento Duro, Abu Ghraib ( Batallón 320 de la MP). Presuntamente un detenido se fugó a las 13.35 del Emplazamiento Duro de Abu Ghraib (BCCF). SSG Hydro (Batallón 320 de la MP, S-3 Asst. NCOIC) inició un SIR. El SIR indica que un guardia iraquí ayudó a un detenido a escapar firmando su salida en un informe de trabajo y desapareciendo con él. En el momento del segundo SIR no se había localizado a ninguna de las dos personas desaparecidas. No se ha facilitado a este equipo de investigación información alguna sobre conclusiones, factores que hayan contribuido a los hechos ni medidas correctivas. (ANEXO 99).

    (U) 26 de enero de 2004. Fuga de los detenidos números 115236, 116272 y 151933 de Camp Bucca (Batallón 310 de la MP). Presuntamente varios detenidos se fugaron entre las 04.40 y las 07.00 horas durante un período de intensa niebla. Según la conclusión de la investigación de CPT Kaires (Batallón 310 de la MP S-3), los detenidos se deslizaron a gatas bajo una valla cuando había una visibilidad de únicamente 10-15 metros por la niebla. Los factores que contribuyeron a los hechos fueron la visibilidad limitada (oscuridad en condiciones de niebla), falta de una adecuada presentación de informes de responsabilidad, número inadecuado de guardias, inicio de la alimentación de los detenidos durante las operaciones de poca visibilidad y falta de descanso de los MP. (ANEXO 18).

    (U) Según he señalado personalmente, esta investigación determinó que prácticamente había una falta completa de SOP en cualquiera de las instalaciones de detención. Asimismo, a pesar del hecho de que se había informado de numerosas fugas en las instalaciones de detención de todo Irak (más de 35), las investigaciones AR 15-6 que siguieron a estas fugas fueron simplemente olvidadas o ignoradas por el Comandante de Brigada sin divulgación a otras instalaciones. Los Informes tras las Acciones y las Lecciones Aprendidas, en su caso, se quedaron en cada una de las instalaciones y no se compartieron con otros comandantes o soldados de la Brigada. El Mando no emitió jamás TTP estándar para gestionar los incidentes de fuga. (ANEXOS 5-10, Declaraciones de múltiples testigos y observaciones personales del equipo de investigación).

    Recomendaciones relativas al apartado dos de la investigación.

    (U) El ANEXO 100 de esta investigación incluye una serie de recomendaciones pormenorizadas y con referencias para mejorar las prácticas de responsabilidad sobre los detenidos en toda la zona de operaciones de OIF.

    (U) Deben estandarizarse las prácticas de responsabilidad en cada instalación de detención concreta y adaptarlas a los reglamentos aplicables y el derecho internacional.

    (U) Los sistemas de contabilidad NDRS y BATS deben ampliarse y utilizarse en la máxima medida posible para facilitar la actualización en tiempo real cuando se traslade o transfiera a los detenidos de un lugar a otro.

    (U) Las "Hojas de cambio" o su equivalente doctrinal deben tramitarse y actualizarse inmediatamente en el sistema para garantizar la precisión en la asunción de responsabilidad. Las listas de detenidos o los recuentos ISN deben concordar con las listas que se facilitan a los guardias de los recintos para garantizar la adecuada responsabilidad por los detenidos.

    (U) Desarrollar, dotar de personal e implementar SOP completos y pormenorizados usando las lecciones aprendidas de esta investigación, así como las conclusiones, recomendaciones e informes previos.

    (U) Los SOP deben redactarse, divulgarse, proporcionar formación sobre ellos y comprenderse al nivel más bajo.

    (U) Los delincuentes iraquíes hechos prisioneros deben estar encarcelados en instalaciones independientes de cualquier otra categoría de detenido.

    (U) Todos los recintos deben estar conectados a la lista maestra de forma que los soldados de la MP puedan responsabilizarse de sus detenidos en tiempo real sin tener que esperar a que se tramiten sus hojas de cambio. Con esto, la hoja de cambio también serviría como forma de comprobar la exactitud de la lista actualizada por cada recinto. El sistema BATS y NDRS puede utilizarse para esta función.

    (U) Las faltas de responsabilidad, fugas y trastornos dentro de las instalaciones de detención deben comunicarse inmediatamente tanto a través de la Cadena de mando operativa como administrativa, a través de un Informe de Incidente Grave (SIR). Posteriormente puede seguirse el rastro de los SIR y hacer un seguimiento diario mediante SITREP hasta que se resuelva la situación.

    (U) Es necesario comunicar las Normas de Detención (DROE), las Normas de Interrogatorio (IROE) y los principios de la Convención de Ginebra en cada cambio de turno y guardia.

    (U) Es necesario realizar AAR tras los incidentes graves en cada instalación. Las observaciones y las acciones correctivas que se desarrollan de los AAR deben ser analizadas por la respectiva sección S-3 del Batallón de la MP, desarrollarse en un plan de acción, compartirlas con otras instalaciones, e implementarlas como política.

    (U) Tiene que haber unas mejoras estructurales significativas en cada una de las instalaciones de detención. Entre los cambios necesarios se incluye una mejora significativa de la iluminación del perímetro, vallado adicional con eslabones de cadena, estacar todo el alambrado en zigzag, desarrollo del emplazamiento duro y ampliación de Abu Ghraib (BCCF).

    (U) Deben exhibirse de forma prominente las disposiciones de la Convención de Ginebra y las normas de las instalaciones en inglés y en el idioma de los detenidos en cada recinto y campamento de cada instalación de detención IAW AR 190-8.

    (U) Restringir aún más el acceso de los civiles estadounidenses y otros contratistas por las instalaciones. Los contratistas y civiles deben llevar un uniforme autorizado y fácilmente identificable para distinguirlos más fácilmente de las masas de detenidos que van vestidos de civil.

    (U) Las instalaciones deben contar con un período de interrupción en el traslado o transferencia de un mínimo de una hora previa a cada vez que se pase lista del 100% de los detenidos o se hagan los recuentos ISN para garantizar la precisión en la responsabilidad.

    (U) Debe estandarizarse el método de realización de los recuentos por cabeza de los detenidos dentro de un determinado recinto.

    (U) Las unidades militares que realicen operaciones I/R deben conocer, recibir formación y hacer referencia constante a las políticas de mando de la Doctrina del Ejército y CJTF. Las referencias facilitadas en el presente informe cubren prácticamente todas las deficiencias que he enumerado. Aunque no compensan, ni pueden compensar, las carencias de liderazgo, todos los soldados, de todos los niveles, pueden utilizarlas para mantener unos procedimientos operativos estandarizados y unas prácticas de responsabilidad eficaces.

    Conclusiones y recomendaciones.

    (TERCERA PARTE)

    Investigar la formación, los criterios, el empleo, las políticas de mando, los procedimientos internos y el clima jerárquico en la 800 brigada de la Policía Militar, según corresponda:

    De conformidad con la Tercera Parte de la Investigación, varios miembros escogidos del equipo de investigación (fundamentalmente, el coronel La Fate y yo) entrevistamos personalmente a los siguientes testigos:

    • 1. (U) General de brigada Janis Karpinski, jefe de la 800 brigada PM
    • 2. (U) Coronel Thomas Pappas, jefe de la 205 brigada IM
    • 3. (U) Coronel Ralph Sabatino, letrado general del Mando del ejército de tierra de las fuerzas de la coalición (CFLCC) censor jurado, Ministerio de Justicia (entrevistado por el coronel Richard Gordon, letrado CFLCC)
    • 4. (U) Teniente coronel Gary W. Maddocks, S-5 y segundo jefe, 800 brigada PM
    • 5. (U) Teniente coronel James O'Hare, letrado jefe, 800 brigada PM
    • 6. (U) Teniente coronel Robert P. Walters Jr., jefe, 165 batallón IM (Aprovechamiento táctico)
    • 7. (U) Teniente coronel James D. Edwards, jefe, 202 batallón IM
    • 8. (U) Teniente coronel Vincent Montera, jefe, 310 batallón PM
    • 9. (U) Teniente coronel Steve Jordan, ex-director, Centro conjunto de interrogación e informes, oficial de enlace de la 205 brigada IM
    • 10. (U) Teniente coronel Leigh A. Coulter, jefe, 724 batallón PM y oficial de información, Destacamento Arifjan, 800 brigada PM
    • 11. (U) Teniente general Dennis McGlone, jefe, 744 batallón PM
    • 12. (U) Comandante David Hinzman, S-1, 800 brigada PM
    • 13. (U) Comandante William D. Proietto, segundo letrado civil, 800 brigada PM
    • 14. (U) Comandante Stacy L. Garrity, S-1 (FWD), 800 brigada PM
    • 15. (U) Comandante David W. DiNenna, S-3, 320 batallón PM
    • 16. (U) Comandante Michael Sheridan, segundo jefe, 320 batallón PM
    • 17. (U) Comandante Anthony Cavallaro, S-3, 800 brigada PM
    • 18. (U) Capitán Marc C. Hale, jefe, 670 compañía PM
    • 19. (U) Capitán Donald Reese, jefe, 372 compañía PM
    • 20. (U) Capitán Darren Hampton, ayudante S-3, 320 batallón PM
    • 21. (U) Capitán John Kaires, S-3, 310 batallón PM
    • 22. (U) Capitán Ed Diamantis, S-2, 800 brigada PM
    • 23. (U) Capitán Marc C. Hale, jefe, 670 compañía PM
    • 24. (U) Capitán Donald Reese, jefe, 372 compañía PM
    • 25. (U) Capitán James G. Jones, jefe, 229 compañía PM
    • 26. (U) Capitán Michael Anthony Mastrangelo, Jr., jefe, 310 compañía PM
    • 27. (U) Capitán Lawrence Bush, inspector general, 800 brigada PM
    • 28. (U) Primer teniente Lewis C. Raeder, jefe de sección, 372 compañía PM
    • 29. (U) Primer teniente Elvis Mabry, ayudante del jefe de brigada, 800 brigada PM
    • 30. (U)Primer teniente Warren E. Ford, II, jefe, cuartel general 320 batallón PM
    • 31. (U) Segundo teniente David O. Sutton, jefe de sección, 229 compañía PM
    • 32. (U) Suboficial jefe Edward J. Rivas, 205 brigada IM
    • 33. (U) Brigada Joseph P. Arrington, suboficial al mando, 320 batallón PM
    • 34. (U) Brigada Pascual Cartagena, suboficial al mando, 800 brigada PM
    • 35. (U) Brigada Timothy L. Woodcock, suboficial al mando, 310 batallón PM
    • 36. (U) Primer sargento Dawn J. Rippelmeyer, 977 compañía PM
    • 37. (U) Brigada Mark Emerson, suboficial de operaciones 320 batallón PM
    • 38. (U) Primer sargento Brian G. Lipinski, 372 compañía PM
    • 39. (U) Primer sargento Andrew J. Lombardo, sargento de operaciones, 310 batallón PM
    • 40. (U) Sargento de primera clase Daryl J. Plude, sargento de sección, 229 compañía PM
    • 41. (U) Sargento de primera clase Shannon K. Snider, sargento de sección, 372 compañía PM
    • 42. (U) Sargento de primera clase Keith A. Comer, 372! compañía PM
    • 43. (U) Sargento jefe Robert Elliot, jefe de patrulla, 372 compañía PM
    • 44. (U) Sargento jefe Santos A. Cardona, adiestrador de perros, 42 destacamento PM, 16 brigada PM
    • 45. (U) Sargento Michael Smith, adiestrador de perros, 523 destacamento PM, 937 grupo de ingenieros
    • 46. (U) MA1 William J. Kimbro, adiestrador de perros de la marina, Unidad naval canina y de señales
    • 47. (U) Steve Stephanowicz, civil estadounidense contratado como interrogador, CACI, 205 brigada IM
    • 48. (U) John Israel, civil estadounidense contratado como intérprete, Titan Corporation, 205 brigada IM

    (ANEXOS 45-91)

    En relación con la tercera parte de la investigación, establezco las siguientes conclusiones específicas:

    1. La general de brigada Janis Karpinski asumió el mando de la 800 brigada de la PM el 30 de junio de 2003, del general de brigada Paul Hill. La GB Janis Karpinski ha permanecido al mando desde esa fecha. La 800 brigada PM está compuesta por ocho batallones de PM en la región táctica de Irak: 115 batallón PM, 310 batallón PM, 320 batallón PM, 324 batallón PM, 400 batallón PM, 530 batallón PM, 724 batallón PM y 744 batallón PM. (ANEXOS 41 Y 45)

    2. Antes de que la GB Karpinski asumiera el mando, los miembros de la 800 brigada PM creían que se les permitiría volver a casa cuando quedaran en libertad todos los presos del centro de detención de Camp Bucca, tras el cese de las grandes operaciones terrestres el 12 de mayo de 2003. En un momento dado llegó a haber en Camp Bucca entre 7.000 y 8.000 detenidos. Varios miles quedaron en libertad mediante tribunales formados en virtud del artículo 5 y un proceso de selección. Muchos miembros del mando creían que, con la liberación de los presos, iban a volver a casa. A finales de mayo y principios de junio de 2003, la 800 brigada PM recibió una nueva misión, la de administrar el sistema penal iraquí y varios centros de detención. Esta nueva misión significaba que los soldados no ban a volver a territorio estadounidense como se preveía. La moral se resintió y, durante los meses sucesivos, no pareció que el mando hiciera nada por remediar este problema. (ANEXOS 45 Y 96)

    3. Existen abundantes pruebas, en las declaraciones de numerosos testigos, de que los soldados de la 800 brigada PM no estaban capacitados para desarrollar las funciones especializadas básicas, especialmente las tareas de internamiento y realojamiento. Además, no existen pruebas de que el mando, pese a ser consciente de estos fallos, intentara corregirlos de forma sistemática, sino sólo mediante la formación ocasional por parte de individuoscon experiencia de cárceles civiles. (Declaraciones de múltiples testigos y observaciones personales del equipo de investigación.)

    4. Mi conclusión es que la 800 brigada PM no estaba suficientemente preparada para una misión que incluía administrar una prisión o un establecimiento penal en el complejo de Abu Ghraib. Estoy de acuerdo con la investigación Ryder en que las unidades de la 800 brigada PM no recibieron una formación específica para hacerse cargo de una prisión durante su periodo de movilización. Las unidades de PM no asumieron misiones específicas durante su formación, ni antes ni después de la movilización, por lo que no estaban preparadas para misiones concretas. En sus lugares de movilización, la formación dependió de cada compañía, con poca o ninguna dirección ni orientación de los batallones o las brigadas, y consistió fundamentalmente en tareas corrientes y entrenamiento policial. Sin embargo, no he encontrado pruebas de que el mando, pese a ser consciente de este fallo, pidiera nunca una formación específica de prisiones al comandante de la Escuela de Policía Militar, el centro de detención del ejército estadounidense en Mannheim, Alemania, el jefe de la Policía Militar del ejército ni la prisión militar del ejército en Fort Leavenworth, Kansas.(ANEXOS 19 Y 76)

    5. Sin una formación adecuada para una misión decentros civiles de detención, el personal de la Brigada se apoyó excesivamente en los miembros con experiencia en cárceles civiles, incluidos muchos que trabajaban como guardias o funcionarios de prisiones en la vida civil. Casi ninguno de los testigos a los que entrevistamos estaba familiarizado con las disposiciones del AR 190-8 o el FM 3-19.40. No parece que se elaborara jamás una Lista esencial de tareas (METL) ni se llevara a la práctica un plan de formación en la Brigada. (ANEXOS 21, 22, 67 Y 81.)

    6. Concluyo asimismo, como el equipo del general de división Ryder, que la 800 brigada de la PM, en su conjunto, no era suficiente para llevar a cabo la tarea encomendada. La doctrina militar estipula que para organizar una brigada de internamiento y realojamiento son necesarios entre siete y 21 batallones, y que el tamaño medio del batallón debería ser el duficiente para hacerse cargo de unos 4.000 presos al mismo tiempo. Esta investigación indica que la GB Karpinski y su equipo no distribuyeron de forma adecuada los recursos en el territorio de Irak. Abu Ghraib tenía siempre entre 6.000 y 7.000 detenidos, pero estaba vigilado por un solo batallón, mientras que el Centro de detención de altop riesgo no tiene más que unos 100 presos y está administrado también por un batallón. (ANEXOS 19, 22 Y 96.)

    7. Las unidades de la reserva no tienen un sistema de sustitución individual que permita aliviar las bajas por motivos médicos o de otro tipo. Con el tiempo, es evidente que la 800 brigada PM padeció escasez de personal debido a los casos de retirada del servicio activo, evacuación médica y desmovilización. Además de tener pocos efectivos, la calidad de vida de los soldados destinados en Abu Ghraib era muy baja. No había comedores, tienda ni instalaciones de recreo. Eran numerosos los ataques con morteros, disparos sueltos y granadas, que suponían una grave amenaza para los soldados y los prisioneros. Asimismo, el número de detenidos era enorme y la brigada carecía de los recursos y el personal necesarios para resolver graves problemas logísticos. Por último, parece que, debido a las relaciones pasadas dentro de la brigada, la amistad tenía muchas veces más importancia que las debidas relaciones en la cadena de mando. (ANEXO 101, declaraciones de múltiples testigos y observaciones personales del equipo de investigación.)

    8. Con respecto a la misión de la 800 brigada PM en Abu Grhaib (BCCF), concluyo que había fricciones evidentes y una falta de comunicación real entre el jefe de la 205 brigada IM, que controlaba la base de operaciones de Abu Ghraib (BCCF) desde el 19 de noviembre de 2003, y el jefe de la 800 brigada PM, que controlaba el campo de detención dentro de la base. No había una clara delimitación de responsabilidades entre los mandos, escasa coordinación y ninguna integración entre las dos funciones. La coordinación se producía en los niveles inferiores, sin que hubiera mucha supervisión por parte de los mandos. (ANEXOS 31, 45 Y 46.)

    9. Esta ambigua relación entre los mandos se vio agudizada por la Orden Fragmentada (FRAGO) 1108 de CJTF-7, dada el 19 de noviembre de 2003. ovember 2003. El apartado 3.C.8, "Atribución de responsabilidades del jefe de la 205 brigada IM para el Centro de detención de Bagdad", establece lo siguiente:

    3.C.8.A. 205 BRIGADA IM

    3.C.8.A.1. CON EFECTO INMEDIATO, EL JEFE DE LA 205 BRIGADA DE IM ASUME LA RESPONSABILIDAD DEL CENTRO DE DETENCIÓN DE BAGDAD (BCCF) Y ES DESIGNADO COMANDANTE DE LA BASE DE OPERACIONES. EL CONTROL TÁCTICO (TACON) DE LAS UNIDADES ESTACIONADAS ACTUALMENTE EN ABU GHRAIB (BCCF) CORRESPONDERÁ A LA 205 BRIGADA IM POR "LA SEGURIDAD DE LOS DETENIDOS Y LA PROTECCIÓN DE LA BASE".

    Aunque la GB Karpinski no la apoyó, la FRAGO 1108 establecía que el control táctico de todas las unidades de PM de Abu Ghraib correspondía al comandante de la 205 brigada IM. Con ello, en la práctica, el responsable de las unidades de PM responsables de los detenidos en el centro no era un oficial de PM, sino de IM. Es una acción no aconsejable, debido a las distintas misiones y prioridades que tienen cada una de estas especialidades. (ANEXO 31)

    10. La publicación conjunta 0-2 de las Fuerzas Armadas de la Acción Unificada, de 10 de julio de 2001, define el Control Táctico (TACON) como la dirección detallada y el control de los movimientos o maniobras necesarios, dentro de la zona de operaciones, para llevar a cabo las misiones o tareas asignadas. (ANEXO 42)

    "TACON es la autoridad sobre las fuerzas asignadas o asociadas y los mandos o las instalaciones militares disponibles para llevar a cabo la tarea en cuestión, que se limita a la dirección detallada y el control de los movimientos o maniobras necesarios, dentro de la zona de operaciones, para llevar a cabo las misiones o tareas asignadas. TACON es parte intrínseca de OPCON y se puede delegar en jefes a cualquier nivel de jefe en combate hacia abajo".

    11. Basándome en todos los datos y las circunstancias de esta investigación, establezco que la 800 brigada PM y la 205 brigada IM tuvieron escaso o ningún reconocimiento de esta Orden TACON. Además, no hay pruebas de si el comandante de la 205 brigada IM informó con claridad al comandante de la 800 brigada PM, y en concreto al jefe del 320 batallón PM destinado en Abu Ghraib (BCCF), sobre los requisitos específicos de esta relación de TACON. (ANEXOS 45 y 46)

    12. Al revisar exhaustivamente las declaraciones de testigos y las entrevistas personales, queda claro que el 320 batallón PM y la 800 brigada PM siguieron funcionando como si fueran responsables de la seguridad, la salud, el bienestar y la seguridad global de los detenidos en Abu Ghraib (BCFF). Tanto la GB Karpinski como el coronel Pappas se comportaron como si así fuera. (ANEXOS 45 y 46)

    13. Con respecto al 320 batallón PM, concluyo que el jefe del batallón, el teniente coronel Jerry Phillabaum, fue un comandante y jefe muy ineficaz. Numerosos testigos confirman que el jefe de operaciones del batallón, comandante David W. DiNenna, era el verdadero encargado del funcionamiento diario. En un momento dado, la GB Karpinski envió al teniente coronel Phillabaum a Camp Arifjan, Kuwait, para una estancia aproximada de dos semanas, aparentemente para liberarle en parte de las presiones que sufría como jefe del 320 batallón. Este traslado a Camp Arifjan fue inmediatamente posterior a un informe presentado por el teniente coronel Phillabaum al jefe del Grupo operativo conjunto F-7 (CJTF-7), el teniente general Sánchez, a finales de octubre de 2003. La GB Karpinski situó al teniente coronel Ronald Chew, jefe del 115 batallón PM, al frente del 320 batallón PM durante un periodo de unas dos semanas. El teniente coronel Chew estaba además al mando del 115 batallóm PM, destinado en Camp Cropper, BIAP, Irak. No he podido encontrar órdenes que suspendieran ni relevaran del mando al teniente coronel Phillabaum, ni que situaran al teniente coronel Chew al mando del 320. Tampoco hay indicios de que se comunicara esta sustitución al jefe del CJTF-7, el jefe del 337 TSC ni los soldados del 320 batallón PM. La sustitución temporal de un comandante por otro sin una orden y sin notificarlo a los superiores ni a los subordinados es algo sin precedentes en mi carrera militar. El teniente coronel Phillabaum recibió varias reprimendas por diversos fallos de seguridad que permitieron varias fugas. El 320 batallón PM estaba estigmatizado como unidad a causa de un caso anterior de malos tratos a un detenido, ocurrido en mayo de 2003 en el centro de detención de Bucca, bajo el mando del teniente coronel Phillabaum. A pesar de sus claras deficiencias como jefe y líder, la GB Karpinski permitió que el teniente coronel Phillabaum permaneciera al mando de su batallón más problemático, que vigilaba al mayor número de detenidos, con diferencia, de toda la 800 brigada PM. El teniente coronel Phillabaum fue suspendido de sus obligaciones por el teniente general Sánchez, jefe del CJTF-7, el 17 de enero de 2004. 8ANEXOS 43, 45 Y 61).

    14. En el transcurso de esta investigación, llevé a cabo una larga entrevista con la GB Karpinski que duró más de cuatro horas y está incluida en los anexos. La GB Karpinski se mostró muy emocional durante gran parte de su testimonio. Lo que me inquietó especialmente fue su absoluto rechazo a entender o aceptar que muchos de los problemas inherentes a la 800 brigada PM estaban causados o agudizados por defectos del mando y su negativa a establecer y aplicar unos criterios y principios básicos entre sus soldados. (ANEXO 45 y observaciones personales del equipo entrevistador)

    15. La GB Karpinski alegó que no había recibido ninguna ayuda del Mando de asuntos civiles; en concreto, ninguna ayuda del GB John Kern ni el coronel Tim Regan. Responsabilizó de gran parte de los malos tratos ocurridos en Abu Ghraib (BCCF) al personal de IM, y afirmó que el personal de IM había dado a los PM "ideas" que desembocaron en malos tratos a los detenidos. Además, culpó de dichos abusos al sargento de sección Snider, de la 372 compañía, el jefe de la compañía, capitán Reese, y el primer sargento Lipinski. Afirmó que los problemas en Abu Ghraib eran culpa del coronel Pappas y el teniente coronel Jordan, porque el coronel Pappas estaba al mando de la base de Abu Ghraib. (ANEXO 45)

    16. Asimismo, la GB Karpinski implicó durante su testimonio que los malos tratos criminales ocurridos en Abu Ghraib quizá se debieron a la disposición final de los casos de malos tratos a detenidos ocurridos en Camp Bucca en mayo de 2003. Aseguró que "más o menos al mismo tiempo que ocurrían dichos incidentes en el centro de Bagdad, se decidió negociar con los culpables de Bucca. Es decir, lo que transmitió el sistema a los soldados era que lo peor que les podía ocurrir era que les enviasen de vuelta a casa". Me parece importante destacar que casi todos los testigos declararon que los casos graves de malos tratos en Abu Ghraib se produjeron a finales de octubre y principios de noviembre de 2003. Las fotografías y declaraciones lo confirman. Los casos de Bucca no debían someterse a juicio hasta enero de 2004, y el trato final no se cerró hasta el 29 de diciembre de 2003. No existe absolutamente ninguna prueba de que la decisión de numerosos miembros de la PM de maltratar intencionadamente a los presos en Abu Ghraib (BCCF) estuviera influira por el resutlado de los casos de Camp Bucca. (ANEXOS 25, 26 y 45).

    Recomendaciones resumidas respecto a los tres jefes principales:

    1. Que la GB Janis L. Karpinski, jefe de la 800 brigada de la PM, sea relevada del mando y reciba un memorándum general de reprimenda por los actos mencionados en las conclusiones anteriores.

    2. Que el coronel Thomas M. Pappas, jefe de la 205 brigada de IM, reciba un memorándum general de reprimenda y sea sometido al procedimiento de investigación 15, AR 381-10 de Actividades de Información del Ejército, por los actos mencionados en las conclusiones anteriores.

    3. Que el teniente coronel Jerry L. Phillabaum, jefe del 320 batallón de PM, sea relevado del mando, reciba un memorándum general de reprimenda y sea eliminado de la Lista de promociones por los catos mencionados en las conclusiones anteriores.

    Conclusión.

    1. Varios soldados del Ejército de Estados Unidos han cometido actos atroces y graves infracciones del derecho internacional en Abu Ghraib&BCCF y Camp Bucca, Irak. Además, varios mandos importantes de la 800 brigada PM y la 205 brigada IM no cumplieron con las normas, políticas y directrices establecidas para prevenir el maltrato a los detenidos en Abu Ghraib (BCCF) y Camp Bucca durante el periodo entre agosto de 2003 y febrero de 2004.

    2. La aprobación y aplicación de las recomendaciones de esta Investigación AR 15-6 y las destacadas en otras investigaciones previas son fundamentales para establecer, las condiciones, los recursos y los efectivos necesarios para evitar casos futuros de malos tratos a detenidos.

    Ver la versión original en inglés.


  • Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

    State of Exception and Human Rights
    small logoThis document has been published on 12may04 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.