EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


15jul03


Guatemala: °cierto! 4 a 3
Por Otto Zeissig Vásquez


Se despejaron las dudas, la Constitución, el régimen de legalidad del país y las instituciones democráticas están sometidas al capricho mesiánico de Efraín Ríos Montt. Por 4 a 3, como lo adelantó Ríos Montt el 19 de Junio, mucho antes de recurrir a la Corte de Constitucionalidad, fue amparado por una Corte de Constitucionalidad, CC, conformada a la medida del militar genocida, promotor del gobierno más corrupto y alcahuete de los ladrones más descarados.

Ayer 14 de julio, la humanidad celebró uno de los eventos gloriosos de su historia, la Revolución francesa que heredó al mundo el surgimiento del Estado Republicano, la separación de poderes, un modelo cuyos cimientos están en la dignidad de la persona humana, la soberanía popular y el sometimiento de todos a la ley. En Guatemala cuatro magistrados obligados a defender la Constitución, la pervirtieron, pasando por alto la norma que prohíbe expresamente la candidatura presidencial del ex dictador militar.

La resolución acarrea con la pestilencia de un órgano que desde su integración se sujeta a intereses de los funcionarios que son los mismos que eventualmente violarán la Constitución que están llamados a defender. En este caso en particular la designación de los dos suplentes al tribunal recayó, sospechosamente, en los magistrados con mayor identificación hacia el partido oficial, el recientemente nombrado por el Presidente de la República, responsable de una cuestionada gestión al frente del Registro de la Propiedad Inmueble y de otro, el representante del Congreso, Diputado al Parlamento Centroamericano por el FRG.

Como es muy guatemalteco, las expectativas de los todavía incrédulos ciudadanos, ha comenzado a encontrar refugio en la esperanza de acudir a la Corte Interamericana, esperando que allende las fronteras, el tribunal repare la flagrante violación constitucional. Algunos especulan que el Tribunal Supremo Electoral no necesariamente debería aceptar la inscripción de Ríos Montt, amparada por la CC. Otros piensan que la comunidad internacional presionará al Gobierno y al partido oficial. Todos esperan que alguien más que ellos mismos, detenga esta vergŁenza y restituya el respeto a la Constitución, y esta es la actitud que nos derrota siempre.

Tal vez sobre esa premisa descanse el cálculo del FRG, la existencia de una sociedad incapaz de reaccionar y movilizarse a la altura de las circunstancias. Dispuesta ahora a aceptar la violación a la Constitución, una más, aunque muy grave. Dispuesta, a lo mejor, de aceptar un nuevo fraude electoral, sea en las urnas o en la utilización de toda la maquinaria electoral en la campaña del FRG.

Haber dejado únicamente en manos de un Ministerio Público venal, el robo en el Ministerio de Gobernación y contemplar el regreso del Diputado Byron Barrientos a su curul del Congreso; haber observado el saqueo de otros miserables al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, y otra vez contemplar el regreso de Carlos Wohlers a su curul, y que el General genocida siga pagando el salario prófugos de la Justicia, son termómetros que hablan muy mal de nuestro valor y dignidad como sociedad. El FRG nos tiene tomada la medida y seguirá así mientras compruebe que no somos capaces de recuperar e imponer un norte digno a la Nación.

La actitud ciudadana tiene hoy una enorme responsabilidad, dejar hacer, dejar pasar o encarar el sentido profundo del proyecto compartido de la Nación. El proceso electoral en curso no debe ser obstáculo, sino aliciente para poner el dedo en las yagas. Los partidos políticos deben suspender sus actividades de mercadeo electoral y ponerse a la cabeza o por lo menos a la par, de una verdadera discusión política. Todos juntos a construir democracia.

Escuchar juntas; la nefasta noticia de la resolución de la CC, las opiniones ciudadanas y los anuncios triviales de las campañas políticas, nos dan una sensación de caos y de surrealismo imposibles de digerir juntas. Algo hay que hacer.

Los programas de radio abiertos a las llamadas del público, se convirtieron desde ayer por la noche en un medio de catarsis de miles de ciudadanos y ciudadanas indignadas, la expresión de su pensamiento es positiva, pero sin acción °No pasa nada!.

Ante tal escenario de tragedia es importante que la población en general esté consciente de las consecuencias de la sentencia dictada por cuatro cómplices del partido oficial, que además reconozca en el fallo las implicaciones y riesgos futuros que encarna y sobre todo de que esté plenamente consciente, que sobre todos nosotros los guatemaltecos, y de nadie más, depende el futuro del país.

[Fuente: Otto Zeissig Vásquez de Incidencia Democrática para ALAI-AMLATINA, 15jul03]

DDHH en Guatemala

small logo
Este documento ha sido publicado el 27jul03 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights