Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

18jun17


'Amenaza mortal' para el Oriente Medio


Las autoridades del Kurdistán iraquí anunciaron su intención de celebrar un referéndum sobre la independencia, lo que convertiría este nuevo país en una amenaza mortal para unos, y un aliado importante para otros, señala Guevorg Mirzayán, analista político, columnista de Sputnik.

El divorcio

El 25 de septiembre de 2017 –fecha que podría poner fin, según los kurdos, a la centenaria injusticia con respecto a su pueblo– se prevé celebrar el referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí.

No hay dudas cuál sería su resultado, es poco probable que el número de votos 'a favor' sea inferior al 80%, señala el analista.

El Gobierno iraquí se opone firmemente al plebiscito. No obstante, según Mirzayán, el destino del país se decidió hace casi 15 años, cuando la invasión de EEUU, de hecho, rompió todas las grapas que mantenían al país como un solo estado.

Los terrenos para llevar

La transformación del Kurdistán independiente 'de facto' en el 'de jure' provocaría una reacción en cadena que llevaría a la desintegración total de Irak. Los kurdos tomarían consigo no solo el territorio del Kurdistán, sino las tierras ocupadas por las milicias kurdas peshmerga durante la guerra contra Daesh, grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países. Por ejemplo, la ciudad de Kirkuk, rica en petróleo, según Erbil –capital del Kurdistán iraquí- también debería formar parte del Estado kurdo, así como la ciudad de Sinyar.

La reacción de los vecinos

Turquía e Irán no están interesados en la aparición de un Kurdistán iraquí independiente, puesto que tienen en su territorio sus propios enclaves kurdos, donde la situación no es nada tranquila: los militantes kurdos realizan incursiones desde las bases en Irak al territorio iraní, y en las provincias kurdas de Turquía hay casi una guerra civil, observa el experto.

De acuerdo con Mirzayán, Ankara y Teherán no pueden hacer nada al respecto desde el punto de vista militar.

"Sí, ahora los turcos advierten a los kurdos de la posibilidad de intervención, por ejemplo, a través del apoyo de la posición de Bagdad en Kirkuk. () Pero una cosa es amenazar, y totalmente otra – iniciar la guerra. Los peshmerga iraquíes ya han demostrado su capacidad de combate", explica el columnista.

Según el politólogo, si Ankara cumple sus amenazas (se une al embargo inevitable de Irak y lleva a cabo ciertas operaciones militares) Turquía perderá no solo todas las grandes inversiones económicas en la región, sino también las políticas.

Así, Masud Barzani, presidente del Kurdistán iraquí, podría anular el acuerdo con Erdogan sobre el rechazo del Kurdistán iraquí de apoyar a los kurdos turcos a cambio de dinero y productos turcos.

De hecho, el Kurdistán iraquí actualmente es el único amigo de Turquía en la región, y no sería prudente perderlo, señala el columnista.

Barzani también podría girar hacia Irán, puesto que es un rival geopolítico de Ankara.

Teherán, por su parte, tiene los mismos problemas de elección. El conflicto con el Kurdistán iraquí llevaría a que todas las inversiones en la región se pierdan a favor de los turcos.

Otros amigos

Por supuesto, hay una manera de salir de esta situación: Teherán y Ankara pueden superar la desconfianza mutua, y junto con Bagdad y Damasco organizar un bloqueo multilateral del Kurdistán iraquí. Sin embargo, en este caso, Barzani podría optar fácilmente por los otros socios, que quieren ser amigos de los kurdos iraquíes: por ejemplo, los estadounidenses, opina el periodista.

El Departamento de Estado asumió una postura muy diplomática sobre el referéndum, observa Mirzayán: "aprecian las aspiraciones legítimas del pueblo del Kurdistán iraquí" y al mismo tiempo, "apoyan a un Irak unido, estable y democrático".

Según el analista, Washington considera a los kurdos iraquíes (y a los de Siria) como un puntal de EEUU en la región, a través del cual se puede influir en todos los países.

"Un Kurdistán iraquí independiente proestadounidense es una excelente barrera para contener a todas las fuerzas regionales. Por lo tanto, los estadounidenses apoyarían a Erbil tanto con dinero, como con garantías de seguridad", opina.

Otro potencial amigo es Arabia Saudí. Los saudíes ya han apoyado de manera informal el referéndum, porque así serían capaces de contener tanto a Irán, como Turquía. A la posición de Riad ya se han unido los aliados saudíes: Egipto y los EAU.

Por último, los kurdos iraquíes podrían encontrar otros socios, cuyas garantías son más considerables, señala Mirzayán.

"Por ejemplo, Rusia. Las negociaciones necesarias ya se han celebrado en Moscú, y se han hecho las ofertas comerciales (según algunas fuentes, Rosneft participará en el desarrollo del sector de petróleo y gas del Kurdistán)", asegura el periodista.

Por lo tanto, actualmente Masud Barzani tiene todas las oportunidades para lograr una verdadera independencia del Kurdistán iraquí y registrar el divorcio de Bagdad. Sin embargo, Barzani podría actuar de otra manera y mantener un amplio espacio para maniobrar.

"Podría elegir más cuidadosamente el término en el referéndum: no "independencia", sino "parte de la confederación". Así, sería posible negociar con Bagdad sobre las condiciones de esta confederación, unas condiciones muy buenas", concluye Mirzayán.

[Fuente: Sputnik News, Moscú, 18jun17]

Tienda Donaciones Radio Nizkor

War in Afghanistan & Iraq
small logoThis document has been published on 19Jun17 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.