EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


10mar03


La CVR entrega informe a la Fiscal de la Nación sobre el caso Huanta.


La CVR recomienda formular denuncia penal contra "Comandante Camión" y otros presuntos responsables de homicidios, ejecuciones extrajudiciales y secuestros ocurridos en Huanta durante 1984

La Comisión de la Verdad y Reconciliación recomendó al Ministerio Público realizar -en el más breve plazo- trece acciones referidas al caso Huanta entre la que destaca: Proceder a formular denuncia penal contra Alberto Rivero Valdeavellano, Álvaro Francisco Serapio Artaza Adrianzén (alias Comandante Camión), Augusto Gabilondo García del Barco, Luis Alberto Celis Checa, Jesús Vilca Huincho y otros miembros de la Marina de Guerra del Perú por la presunta comisión de delitos de homicidio calificado, secuestro y ejecución extrajudicial.

"Los hechos que la Comisión presenta ahora son el más duro y aleccionador ejemplo de la violencia que vivió nuestro país en el año de 1984. En primer lugar, el asesinato de seis personas pertenecientes a la Iglesia Evangélica Presbiteriana en la comunidad de Callqui, el 1 de agosto de 1984. En segundo lugar, el 2 de agosto, el secuestro y desaparición del periodista Jaime Ayala Sulca, corresponsal del diario La República, en la base de la Infantería de Marina acantonada en el Estadio Municipal de Huanta. En tercer lugar, algunos días después, el 23 de agosto, el descubrimiento de 50 cadáveres enterrados en las fosas en Pucayacu, algunos kilómetros al norte de la ciudad de Huanta, en territorio perteneciente a la provincia de Acobamba, departamento de Huancavelica".

Estas declaraciones fueron vertidas este mediodía por el presidente de la CVR Dr. Salomón Lerner Febres durante la visita de inspección que realizó -junto a otros Comisionados- al Estadio de Huanta en Ayacucho. Allí, los Comisionados recibieron los testimonios de Alejandro Coronado Reyes; del señor José Navarrete y su esposa Herminia Ore; de Heraclio Baca y de Roberto Soto Porras (*).

"Al presentar este informe la Comisión de la Verdad y Reconciliación cumple su misión de colaborar con los órganos jurisdiccionales. Nuestros hallazgos no determinan responsabilidad penal inmediata, ni condenan de antemano a nadie.

Corresponde a la justicia pronunciarse sobre estos hechos y hacerlo procediendo de una manera sustancialmente distinta de como se hizo hace más de 15 años.

Siempre es penoso recordar graves y vergonzosos hechos que perturban la conciencia moral de nuestra patria. Pero estamos todavía a tiempo de hacer justicia, que es distinto de ejercer venganzas.

La reconciliación sólo será posible -lo diremos una y otra vez- cuando las voces de las víctimas sean escuchadas, cuando los perpetradores afronten judicialmente sus culpas y cuando nuestras instituciones recuperen la credibilidad mellada. De los escombros de este desastre moral, estamos seguros que resurgirá una Nación rejuvenecida y capaz de mirar el futuro. Este Estadio, recinto de injusticia y de horror, debe ser desde ahora un recordatorio de lo que nunca más debe suceder, un símbolo de la necesidad de justicia en el tiempo presente y un lugar de esperanza y de promesas de paz".

Lima, 10 de marzo de 2003.
Oficina de Prensa del Comisión de la Verdad.

DDHH en Perú

small logo
Este documento ha sido publicado el 17mar03 por el Equipo Nizkor y Derechos Human Rights