Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

22ago17

English | Français | Русский


Informe del Secretario General sobre la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (abr.-ago. 2017)


Ir al inicio

Naciones Unidas
Consejo de Seguridad

S/2017/726

Distr. general
22 de agosto de 2017
Español
Original: inglés

Informe del Secretario General sobre la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia

I. Introducción

1. Este informe, preparado de conformidad con la resolución 2323 (2016) del Consejo de Seguridad, abarca los acontecimientos políticos y de seguridad en Libia, ofrece un panorama general de la economía, los derechos humanos y la situación humanitaria en el país y describe las actividades de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) desde la publicación de mi informe anterior el 4 de abril de 2017 (S/2017/283).

II. Evolución de la situación política y de seguridad

2. El período que se examina se caracterizó por los numerosos esfuerzos desplegados por las Naciones Unidas y los Estados Miembros para revitalizar el proceso político en el contexto de un entorno de seguridad sumamente inestable. Los enfrentamientos en Trípoli provocaron la retirada de algunos grupos armados recalcitrantes y la mejora del control de la seguridad en la capital por fuerzas que apoyan al Consejo de la Presidencia. La violencia se intensificó en el sur de Libia, donde las fuerzas de los dos principales grupos armados, el Ejército Nacional de Libia y la Tercera Fuerza, asociada a Misrata, se enfrentaron por el control de posiciones estratégicas.

3. Los agentes políticos y de seguridad de Libia siguieron participando en un diálogo para promover el proceso político. Estas actividades tuvieron lugar en medio de un creciente debate popular sobre la naturaleza y el final del período de transición y la posibilidad de que se celebraran elecciones en 2018. También se seleccionaron delegaciones de representantes de la Cámara de Representantes y el Consejo Superior de Estado de conformidad con el Acuerdo Político Libio para dialogar sobre posibles enmiendas al acuerdo. La Asamblea Constituyente finalizó un proyecto de constitución para garantizar que un marco constitucional estaría en vigor al final del período de transición. El 29 de julio de 2017, la Asamblea votó y aprobó la Constitución, que se someterá a referéndum popular para su aprobación.

4. Durante el período sobre el que se informa, nombré a Ghassan Salamé (Líbano) mi nuevo Representante Especial y Jefe de la UNSMIL, con efecto a partir del 26 de julio de 2017. Sustituyó a Martin Kobler (Alemania), quien terminó su mandato como mi Representante Especial y Jefe de la UNSMIL el 30 de junio.

Aplicación del Acuerdo Político Libio

5. La UNMSIL siguió colaborando con las partes interesadas libias para facilitar un proceso político inclusivo para abordar las cuestiones polémicas en el Acuerdo Político Libio. El 24 de abril de 2017, la Cámara de Representantes anunció la formación de un comité de diálogo de 24 miembros, entre ellos tres mujeres. El 9 de mayo, el Consejo Superior de Estado anunció su propio comité de 13 miembros, entre ellos una mujer. Aunque los dos comités no se han reunido oficialmente desde su formación, varios miembros de ambos se reunieron en La Haya para celebrar consultas oficiosas los días 23 de mayo y 7 de julio bajo los auspicios del Ministro de Relaciones Exteriores de los Países Bajos. El 15 de julio, el Primer Ministro Faiez Serraj, a título personal, propuso una hoja de ruta de transición que incluía, entre otras cosas, un llamamiento al alto el fuego en todo el territorio de Libia y la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales en marzo de 2018.

Colaboración regional e internacional

6. Los Estados Miembros interesados, incluidos los países vecinos de Libia, los Estados miembros de la Unión Europea y las organizaciones regionales, prosiguieron sus esfuerzos para impulsar el proceso político libio y zanjar las diferencias entre los principales interesados. El 8 de mayo, mi ex Representante Especial asistió a la 11 reunión de los Estados vecinos de Libia a nivel ministerial, celebrada en Argel. Los Ministros de Relaciones Exteriores afirmaron la necesidad de resolver la crisis política mediante un diálogo inclusivo y acogieron con satisfacción las recientes reuniones entre los jefes de las instituciones nacionales de Libia.

7. El 23 de mayo de 2017, la Unión Europea acogió la segunda reunión del Cuarteto (la Unión Africana, la Unión Europea, la Liga de los Estados Árabes y las Naciones Unidas) en Bruselas. La UNSMIL también prestó apoyo a las visitas realizadas por el Alto Representante de la Unión Africana para Libia, el ex Presidente Jakaya Kikwete de la República Unida de Tanzanía, y una delegación ministerial del Comité de Alto Nivel de la Unión Africana sobre Libia, durante las cuales se reunieron con las partes interesadas libias con miras a hacer avanzar el proceso político.

8. El 6 de junio de 2017, los Ministros de Relaciones Exteriores de Argelia, Egipto y Túnez se reunieron por segunda vez para examinar el apoyo a los esfuerzos de reconciliación en Libia bajo el liderazgo de las Naciones Unidas. El 2 de julio, durante la Cumbre de la Unión Africana en Addis Abeba, el Comité de Alto Nivel de la Unión Africana se reunió por tercera vez para promover un enfoque común hacia una solución política de la crisis.

9. Durante el período sobre el que se informa, los Estados Miembros emprendieron varias iniciativas para apoyar el proceso político. El 21 de abril de 2017, Italia organizó la primera reunión entre el Presidente de la Cámara de Representantes y el Jefe del Consejo Superior de Estado. Sobre la base de iniciativas anteriores de Egipto, el Primer Ministro Serraj y el General Khalifa Haftar se reunieron en Abu Dhabi los días 2 y 3 de mayo. El 25 de julio, el Presidente de Francia acogió una segunda reunión bilateral entre el Primer Ministro Serraj y el General Haftar, que dio lugar a la emisión de una declaración en la que se pedía un alto el fuego, un diálogo político inclusivo para permitir la aplicación efectiva del Acuerdo Político Libio y la celebración de elecciones. Los días 20 y 31 de julio, Egipto convocó reuniones para facilitar el diálogo entre las delegaciones militares de Misrata y el Ejército Nacional de Libia.

Situación en la región occidental

10. En Trípoli, fuerzas afiliadas al "Gobierno de Salvación Nacional", ya desaparecido, fueron expulsadas de la ciudad después de que se enfrentaron con fuerzas que apoyaban al Consejo de la Presidencia. El 26 de mayo de 2017, fuerzas que apoyaban al Consejo Presidencial repelieron un ataque de las fuerzas afines al Gobierno de Salvación Nacional, que causó la muerte de al menos 44 combatientes y cuatro civiles. Las fuerzas al mando del Consejo Presidencial, incluida la Guardia Presidencial, tomaron el control de puestos clave en la ciudad, incluido el aeropuerto internacional de Trípoli. El 7 de julio, fuerzas favorables al Consejo Presidencial impidieron que grupos partidarios del Gobierno de Salvación Nacional entraran en la ciudad. El enfrentamiento, que tuvo lugar en Qarabulli, unos 25 km al este de la capital, dio como resultado cuatro muertos y la ampliación de la zona de control de las fuerzas favorables al Consejo Presidencial.

11. El 11 de junio de 2017, el batallón Abu Bakr Saddiq anunció que había puesto en libertad a Saif al-Islam Gadafi en Zintan, donde había permanecido detenido desde 2011. El grupo, afiliado al Ejército Nacional de Libia, afirmó que Gadafi había sido puesto en libertad de conformidad con la ley de amnistía de 2012. Su excarcelación no se ha verificado de manera independiente.

Situación en la región oriental

12. En el este, los enfrentamientos entre el Ejército Nacional de Libia y distintos grupos armados continuaron en Bengasi y Derna. El 23 de junio de 2017, el Ejército Nacional de Libia se hizo con el control del distrito de Souk al-Hout de Bengasi, expulsando al Consejo Consultivo de los Revolucionarios de Bengasi de su último bastión importante. El 5 de julio, el Ejército Nacional de Libia anunció la liberación de Bengasi, a pesar de que los combates continuaban en algunos barrios aún ocupados por el Consejo Consultivo. El avance del Ejército Nacional de Libia tuvo un alto costo, con la pérdida de 78 combatientes en los primeros 20 días de julio solamente. La campaña para tomar los barrios controlados por los grupos armados tuvo lugar al mismo tiempo que se registró un aumento del número de ataques terroristas asimétricos. El 19 de mayo, un dirigente tribal y otras tres personas resultaron muertas en un ataque con un artefacto explosivo improvisado colocado en un vehículo. El 10 de junio, se perpetró otro ataque de ese tipo contra el alcalde de Bengasi, causando heridas a cinco personas. Los civiles que regresan a sus hogares en Bengasi siguen siendo víctimas de las minas, los artefactos explosivos improvisados y otros restos explosivos de guerra.

13. La situación en Darnah sigue siendo tensa y el acceso a la ciudad sigue siendo extremadamente limitado, lo que ha hecho que empeorase la situación humanitaria. El Ejército Nacional de Libia sigue enfrentándose con elementos del Consejo Shura Muyahidín de Darnah, con el refuerzo del apoyo aéreo. El 15 de julio de 2017, el Comandante del Ejército Nacional de Libia encargado de las operaciones en Darnah anunció que continuaban las deliberaciones con los ancianos locales para negociar el fin de los enfrentamientos en la ciudad.

Situación en la región meridional

14. Durante el período sobre el que se informa, el Ejército Nacional de Libia ha ampliado su alcance de manera considerable en Libia meridional. El 18 de mayo de 2017, tras una serie de enfrentamientos entre fuerzas afines al Ejército Nacional de Libia y la Tercera Fuerza afiliada a Misrata, los elementos de la Brigada de Defensa de Bengasi junto con la Tercera Fuerza atacaron la base aérea de Buraq al-Shati, controlada por el Ejército Nacional de Libia, causando la muerte de al menos 89 militares y seis civiles. El ataque fue ampliamente condenado en Libia, en particular por el Consejo Presidencial, y desencadenó airadas reacciones de las tribus locales. A pesar de tomar el pleno control de la base aérea, la Tercera Fuerza se vio obligada a retirarse de instalaciones clave en el sur de las que se habían apoderado, incluidos los yacimientos de petróleo de Sharara. El Ejército Nacional de Libia actuó con rapidez para ocupar sus posiciones. El 24 de mayo, el nuevo comandante militar de la zona militar de Sabha nombrado por el mando del Ejército Nacional de Libia pidió a todas las unidades militares en el sur que se unieran al Ejército Nacional.

15. Desde el punto de vista político, muchos agentes en la zona meridional siguen mostrándose renuentes a involucrarse en lo que consideran un conflicto entre el este y el oeste. Por lo tanto, se formaron dos grupos para defender los intereses del Sur y mejorar la adopción de medidas coordinadas por los agentes del Sur. El 5 de junio de 2017, 15 miembros del Consejo Superior de Estado de la región meridional anunciaron la creación del "bloque meridional" y el 17 de julio, un grupo de activistas influyentes del Sur que representan a las principales comunidades tribales anunció la creación de la "Asamblea de las fuerzas nacionales de Fezzan".

El EIIL en Libia

16. El EIIL no controla territorios desde la liberación de Sirte en diciembre de 2016, aunque sigue activo en el país. Elementos del EIIL actuaban en la región desértica al sur y sudoeste de Sirte, y hay células latentes en otras partes del país. Durante el período que se examina, el EIIL llevó a cabo al menos seis ataques principalmente contra la Fuerza Al-Bunyan Al-Marsous, que apoya al Consejo de la Presidencia y controla la seguridad en Sirte. Estos ataques incluyeron uno el 14 de mayo de 2017, en que el EIIL se apoderó de tres camiones de combustible en la carretera de Jufra. No obstante, el EIIL sigue sufriendo pérdidas, incluida la muerte de un comandante el 23 de abril por el Ejército Nacional de Libia.

Situación económica

17. Los niveles de producción de petróleo llegaron a más de un millón de barriles de petróleo por día, como anunció el 30 de junio de 2017 el Presidente de la Empresa Nacional de Petróleo. Este es el más alto nivel de producción de petróleo desde 2013. Se prevé que la producción de petróleo llegará a 1,25 millones de barriles por día a finales de 2017. No obstante, el valor del dinar libio siguió disminuyendo, hasta llegar a 8,4 dinares por dólar de los Estados Unidos al 19 de julio, frente a 6,36 dinares por dólar en marzo de 2017.

18. Pese al aumento de la producción de petróleo, que se prevé que representará más del 80% de los ingresos del Gobierno en 2017, el déficit presupuestario es mucho mayor de lo que se había previsto. El 13 de julio de 2017, el Banco Central de Libia informó de que el déficit presupuestario para el primer semestre del año ascendía a 6.700 millones de dinares. Si bien esto es ligeramente menor que en 2016, el Banco Central sigue enjugando el déficit con las reservas de divisas, que disminuyen rápidamente. Se prevé que las reservas disminuirán a 44.600 millones de dólares a finales de 2017, de 53.500 millones de dólares hace un año.

19. Para facilitar el desembolso efectivo del presupuesto, los Estados Unidos de América siguieron celebrando reuniones de diálogo económico en Túnez, a las que asistieron representantes del Consejo de la Presidencia, el Ministerio de Finanzas, el Banco Central de Libia y la Oficina Estatal de Auditoría. La UNSMIL asistió a las reuniones en calidad de observadora.

III. Proceso de redacción de la Constitución

20. Durante el período que se examina avanzó el proceso de redacción de la constitución. Tras la propuesta del Primer Ministro Serraj presentada el 15 de julio de 2017, ha adquirido mayor urgencia la elaboración de un marco constitucional para poner fin a la transición. El 12 de marzo, la Asamblea Constituyente formó un comité de consenso de 12 miembros encargado de actualizar el proyecto de texto de la constitución redactado en abril de 2016. Posteriormente, el Comité elaboró un proyecto con el fin de abordar las preocupaciones entre los miembros que habían rechazado el proyecto de abril de 2016 o habían boicoteado sus actuaciones. Por primera vez en más de un año, una gran mayoría de los miembros de la Asamblea Constituyente, incluidos algunos de los que habían boicoteado el proceso, se reunieron en su sede de Beida. La reunión brindó a los miembros la oportunidad de proponer proyectos de constitución alternativos para el texto de abril de 2016.

21. El 29 de julio de 2017, el texto revisado del proyecto de abril de 2016 del comité de consenso fue aprobado por 43 votos contra 1. El próximo paso del proceso es la aprobación de una ley sobre el referéndum. El proyecto se deberá someter a referéndum popular antes de que sea legalmente aprobado.

22. Paralelamente a los esfuerzos de la Asamblea para ultimar un texto, los asociados libios e internacionales siguieron concienciando sobre los asuntos constitucionales con una amplia gama de grupos interesados de Libia, incluidos grupos y organizaciones de mujeres. Se ha hecho todo lo posible por lograr la participación de las minorías de Libia a fin de que sus derechos y aspiraciones se reflejen en un proyecto de texto que se someterá a un referéndum.

IV. Otras actividades de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia

A. Apoyo electoral

23. La UNSMIL siguió prestando asesoramiento y apoyo técnico a la Comisión Superior para las Elecciones Nacionales. El 7 de mayo de 2017, la Comisión solicitó la reanudación de un marco integrado de asistencia electoral de las Naciones Unidas, incluida la elaboración de un nuevo proyecto de asistencia electoral del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Como resultado de ello, las Naciones Unidas llevarán a cabo una evaluación técnica de las necesidades de la Comisión, así como de la capacidad institucional y la preparación operacional para realizar actividades y eventos relacionados con las elecciones. De particular importancia será una evaluación de las medidas necesarias para actualizar el censo electoral antes de un posible referendo sobre un proyecto de Constitución y los procesos electorales conexos, así como los efectos de las condiciones de seguridad en los procesos.

B. Derechos humanos, justicia de transición y estado de derecho

24. Durante el período que se examina, todas las partes en el conflicto cometieron violaciones de las normas internacionales de derechos humanos y el derecho internacional humanitario. Las víctimas contaron con escasas vías de reparación debido al estado general de anarquía y las deficiencias de las instituciones judiciales.

25. La persistente violencia siguió causando bajas entre la población civil. Del 4 de abril al 21 de julio de 2017, la UNSMIL documentó un total de 144 bajas civiles (66 muertos y 78 heridos). Entre las principales causas de muerte figuraban los disparos directos, los ataques aéreos, ataques con granadas y el uso de restos explosivos de guerra y artefactos explosivos improvisados

26. Los ataques contra centros de salud y personal médico continuaron en todo el país, en particular en Zawiyah, Bengasi, Trípoli y Sabha. Durante el período que se examina, el principal hospital de Zawiyah se cerró en tres ocasiones debido a los enfrentamientos armados en sus proximidades. Los ataques contra centros de salud tienen importantes consecuencias para las mujeres, que constituyen el 56% del personal de los hospitales en las tres regiones de Libia.

Secuestros y asesinatos

27. Los grupos armados de todas las partes siguieron tomando rehenes, llevando a cabo ejecuciones ilegales y torturas, así como desapariciones forzadas, incluso de civiles, en particular mujeres y otros no combatientes. Algunas personas fueron objeto de ataques por motivos de identidad familiar o tribal, conexiones y opiniones políticas, así como para pedir rescate o el intercambio de prisioneros.

28. El 18 de mayo de 2017, decenas de combatientes y civiles capturados fueron ejecutados sumariamente o asesinados de otra manera durante un ataque coordinado contra la base aérea de Birak al-Shati, controlada por el Ejército Nacional de Libia. Según se informó, algunos cuerpos fueron hallados con las manos atadas y un solo disparo en la cabeza. El Consejo Presidencial ha abierto una investigación sobre los incidentes.

29. Durante los enfrentamientos que tuvieron lugar en Trípoli el 26 de mayo de 2017, los cadáveres de cinco guardias de la prisión de Hadba fueron trasladados a un depósito de cadáveres de Trípoli con heridas de bala en la parte posterior de la cabeza, lo que plantea dudas sobre posibles ejecuciones sumarias. Unas horas antes, la Brigada de los Revolucionarios de Trípoli se había hecho con el control de las instalaciones.

30. Durante el período sobre el que se informa, aparecieron cinco vídeos en los medios sociales que muestran a las fuerzas del Ejército Nacional de Libia llevando a cabo aparentes ejecuciones sumarias de presuntos combatientes del Consejo Consultivo de los Revolucionarios de Bengasi. Poco después la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) solicitó la suspensión del servicio de las personas supuestamente implicadas en los hechos.

Detenciones, torturas y muertes bajo custodia

31. En todo el país, la detención arbitraria siguió siendo una práctica generalizada en las prisiones y los centros de detención oficiales, controlados por grupos armados. Poco se avanzó en la revisión de casos individuales a fin de que los detenidos fuesen o procesados o liberados de conformidad con la legislación libia.

32. Si bien la UNSMIL visitó varias instalaciones, incluida la prisión de Hadba y la Dirección de Seguridad de Abu Salim, no pudo realizar entrevistas privadas con los detenidos. A pesar de las reiteradas solicitudes, la UNSMIL no pudo visitar el centro de detención de Mitiga, uno de los mayores centros de detención de Trípoli, controlado por la Fuerza Especial de Disuasión, que depende del Ministerio del Interior. La UNSMIL siguió recibiendo denuncias fiables de tortura, violencia sexual y de género, malas condiciones en las cárceles, negligencia médica y denegación de visitas a los familiares de los detenidos.

33. Tras la toma de la prisión de Hadba por grupos armados partidarios del Consejo Presidencial el 26 de mayo de 2017, el estado y paradero de los prisioneros, entre ellos altos funcionarios del derrocado régimen de Gadafi, seguían sin estar claros.

Grupos en situaciones vulnerables

Migrantes

34. Los migrantes siguieron siendo víctimas de actos de extre ma violencia, tortura y otros malos tratos, trabajo forzoso, privación arbitraria de la libertad, violación y otras formas de violencia sexual y explotación por los traficantes, los miembros de los grupos armados y las fuerzas de seguridad. El 11 de abril de 2017, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) denunció la existencia de mercados de esclavos en Libia, donde los migrantes subsaharianos se compraban y vendían y las mujeres se vendían como esclavas sexuales. El 8 de mayo, la Corte Penal Internacional informó al Consejo de Seguridad de que estaba examinando detenidamente la viabilidad de iniciar una investigación de los delitos relacionados con los migrantes en Libia, si los requisitos en materia de jurisdicción de la Corte lo permitían.

35. La UNSMIL visitó centros de detención bajo el control del Departamento de Lucha contra la Migración Ilegal en Gharyan, Trípoli, Misrata y Surman, donde miles de migrantes han estado detenidos de forma arbitraria durante períodos prolongados sin posibilidad de impugnar la legalidad de su detención. La UNSMIL había documentado casos de tortura, malos tratos, violaciones y otras formas de violencia sexual. Los centros de detención seguían estando superpoblados, y los detenidos a menudo estaban desnutridos, en condiciones higiénicas deficientes y con un acceso limitado o nulo a la atención médica.

36. Los migrantes rescatados o interceptados en el mar por la guardia costera de Libia eran desembarcados en 10 puntos designados entre Ras Ajdir y Misrata, y luego trasladados a centros de detención controlados por el Departamento de Lucha contra la Migración Ilegal. La UNSMIL recibió numerosas denuncias de interceptaciones peligrosas por hombres armados que según se creía, pertenecían a la Guardia Costera de Libia. La UNSMIL ha estado revisando su apoyo a la Guardia Costera de Libia, de conformidad con la política de las Naciones Unidas de diligencia debida en materia de derechos humanos.

Mujeres

37. Durante el período sobre el que se informa, algunas mujeres fueron arbitrariamente privadas de su libertad, a menudo por conexiones familiares o para el intercambio de prisioneros, y fueron recluidas en centros donde no había guardias de sexo femenino, lo que las expone al riesgo de abusos sexuales. Las mujeres y las niñas migrantes son especialmente vulnerables a las violaciones y otros actos de violencia sexual y explotación a manos de funcionarios, incluidos los del Departamento de Lucha contra la Migración Ilegal, miembros de los grupos armados, los traficantes y los tratantes.

Niños

38. Los niños siguieron siendo víctimas de secuestros, detenciones arbitrarias y malos tratos y a menudo estaban recluidos en centros de detención con adultos. También se vieron atrapados en ataques indiscriminados o fuego cruzado, al menos 12 murieron y 11 resultaron heridos en las hostilidades durante el período sobre el que se informa. Las limitaciones de acceso para vigilar y verificar las violaciones graves contra los niños siguen siendo una de las principales preocupaciones, y hacen que sean escasos los datos reunidos que reflejan la situación sobre el terreno.

Desplazados internos

39. Muchos desplazados internos fueron objeto de amenazas, intimidación y ataques selectivos. El 31 de mayo de 2017, miembros del grupo armado Sbortowat de la región de Warshafanah detuvieron y maltrataron a desplazados internos de la comunidad tawergha en el campamento de la Academia Naval de Janzour, obstaculizaron su libertad de circulación, y perturbaron el suministro de electricidad al campamento. El 6 de junio, un desplazado interno de Bengasi fue apuñalado cuando un grupo armado atacó un asentamiento de desplazados internos en Misrata. El mismo día, un vehículo que transportaba a una familia de desplazados de Bengasi fue atacado en Misrata por un hombre supuestamente afiliado a un grupo armado local, causando la muerte de una mujer y heridas a sus dos hijos.

Activistas y trabajadores de los medios de comunicación

40. Durante el período sobre el que se informa, los defensores de los derechos humanos, activistas, periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación fueron víctimas de ataques selectivos e intimidación. Sigue sin conocerse el paradero de Jabir Zain, un activista de Trípoli, después de su secuestro el 26 de septiembre de 2016, antes de su participación en un seminario sobre los derechos de la mujer. La USMIL recibió información de que miembros de la Segunda Brigada de Apoyo, nominalmente dependientes del Ministerio del Interior, habían llevado a cabo el secuestro, aunque el grupo lo niega.

Justicia de transición y reconciliación nacional

41. El 14 de mayo de 2017, el Consejo de la Presidencia emitió un decreto por el que se establecía un comité preparatorio para la reconciliación nacional, encargado de organizar un proceso de diálogo para elaborar el mandato de una futura comisión de reconciliación nacional. Gracias a la asistencia proporcionada por el Fondo para la Consolidación de la Paz y el PNUD, la UNSMIL sigue apoyando el proceso de reconciliación nacional mediante un programa amplio e inclusivo.

42. Se firmaron dos acuerdos para facilitar el regreso de los desplazados internos a sus comunidades de origen. El 18 de mayo de 2017 se llegó a un acuerdo entre las comunidades Mashashiya y Zintan sobre el regreso de las personas desplazadas en la región desde 2011 y sobre el establecimiento de mecanismos independientes para abordar las cuestiones de las reparaciones, indemnizaciones y personas desaparecidas. Ambas partes solicitaron a la UNSMIL que facilitara el diálogo y la aplicación del acuerdo. El 20 de junio, el Consejo Presidencial ratificó un acuerdo sobre el regreso y la indemnización de los desplazados tawergha. La UNSMIL y el PNUD instaron al comité preparatorio y el Consejo Presidencial a aplicar el acuerdo de plena conformidad con las normas internacionales, incluido el respeto del principio de no condicionalidad sobre el regreso de los desplazados internos, la plena transparencia y la supervisión de la indemnización y otros pagos, y la necesidad de abordar las cuestiones de la verdad y la rendición de cuentas mediante un programa nacional.

43. En un esfuerzo por hacer frente a los conflictos locales y crear las condiciones para un proceso de reconciliación nacional, la UNSMIL facilitó en Malta, del 24 al 26 de mayo de 2017, un diálogo entre las tribus Awlad Suleiman y Qaddadfa. La UNSMIL sigue colaborando con ambas partes para avanzar hacia un proceso efectivo de negociación. La UNSMIL también convocó una reunión entre dirigentes y representantes tribales de Misrata y la zona oriental de Libia como un primer paso hacia un proceso de reconciliación. A fin de promover la cooperación y la sinergia entre las diversas iniciativas de mediación, la UNSMIL organizó el 15 de junio una reunión de mediadores internacionales que trabajan sobre la situación en el sur de Libia.

Sistema judicial y penal

44. Si bien los fiscales, jueces y otros funcionarios judiciales siguieron trabajando en un difícil entorno operacional y de seguridad, en el período que se examina se reactivaron parcialmente las oficinas fiscales y judiciales en el centro y el este de Libia. El Ministro de Justicia del Gobierno de Pacto Nacional confirmó su compromiso de abordar la situación de las personas detenidas ilegalmente y garantizar un trato humano a los detenidos.

45. En abril y mayo de 2017, la UNSMIL facilitó una serie de cursos prácticos sobre la reforma penitenciaria y las Reglas internacionales para el tratamiento de los reclusos en Trípoli y Túnez para agentes de la policía judicial, los miembros de la judicatura y los agentes de la sociedad civil.

46. En mayo de 2017, en el marco de la iniciativa de reforma de la justicia penal en Libia, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito facilitó un acuerdo entre los Ministerios de Justicia de Libia y Argelia. El acuerdo permitirá a los expertos de la Escuela Nacional de Administración Penitenciaria de Argelia y a los expertos en administración penitenciaria de la Oficina contra la Droga y el Delito prestar apoyo a un amplio conjunto de actividades de capacitación, incluida la capacitación de instructores, a los agentes de la policía judicial de Libia. Una vez terminado, se espera que los graduados se sumen a los institutos de formación de la policía judicial de Libia.

Política de diligencia debida en materia de derechos humanos

47. El 7 de abril de 2017, la UNSMIL, el personal directivo superior y los jefes de los organismos del equipo de las Naciones Unidas en Libia convinieron en una evaluación preliminar del riesgo general y un procedimiento operativo permanente para la aplicación de la política de diligencia debida en materia de derechos humanos relativa al apoyo de las Naciones Unidas a las fuerzas de seguridad de las Naciones Unidas en Libia (véase A/67/775-S/2013/110). El sistema de las Naciones Unidas en Libia está revisando su apoyo a las fuerzas de seguridad libias y está considerando la posibilidad de introducir medidas de mitigación que puedan reducir el riesgo de que se cometan violaciones del derecho internacional humanitario, los derechos humanos y el derecho de los refugiados.

C. Sector de la seguridad

Apoyo a Libia en la planificación de medidas de seguridad provisionales

48. En Trípoli, la UNSMIL, con el apoyo de la célula de planificación y enlace de la Unión Europea, siguió colaborando con las autoridades locales para establecer una estructura de seguridad de la capital. El alto el fuego del 15 de marzo de 2017 y la posterior salida de la capital de fuerzas partidarias del Gobierno de Salvación Nacional en mayo brindó una oportunidad para que el Consejo Presidencial y las fuerzas afiliadas consolidaran su control de la ciudad. El 20 de abril el Primer Ministro Serraj firmó el Plan de Seguridad de Trípoli, que congregó a la guardia presidencial y a los agentes de seguridad del Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior, la fuerza de lucha contra el terrorismo y los guardacostas de la marina de Libia.

49. Al 30 de junio de 2017, 30 comisarías de policía estaban en funcionamiento en Trípoli y se han puesto en marcha planes para abrir otras 30. En una iniciativa conexa, la UNSMIL y el PNUD elaboraron un programa conjunto de apoyo a la policía, la justicia y las instituciones penitenciarias en el marco del punto focal mundial.

Gestión de armas y municiones

50. En colaboración con el Servicio de Actividades Relativas a las Minas, la UNSMIL siguió prestando asistencia a las autoridades libias en sus esfuerzos por hacer frente a la amenaza que representa la proliferación de armas y municiones no controladas y el riesgo residual de muertes y heridas causadas por los restos explosivos de guerra y trampas explosivas. El Servicio prestó apoyo al Centro de Actividades relativas a las Minas de Libia en la elaboración de un marco de gestión de armas y municiones para informar futuras medidas gubernamentales de control de existencias. La UNSMIL y el Servicio también redoblaron sus esfuerzos para coordinar la respuesta internacional a la amenaza de los artefactos explosivos en Sirte.

51. La UNSMIL y el Servicio también organizaron jornadas de capacitación para las autoridades nacionales en el fomento de la capacidad institucional y operacional, incluida la garantía de calidad, la eliminación de municiones explosivas, los reconocimientos no técnicos, la conciencia de los riesgos y la respuesta médica para mejorar su capacidad de responder a la situación humanitaria y facilitar el acceso en condiciones de seguridad, en particular para los desplazados internos y los repatriados.

52. El Servicio dictó cursos de capacitación en primeros auxilios a 48 operadores de Bengasi que se ocupan de los artefactos explosivos. Para elevar el perfil de las necesidades de las víctimas de incidentes con explosivos, el Servicio, en coordinación con una organización no gubernamental internacional y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), celebró en Túnez el primer seminario sobre asistencia a las víctimas para Libia, los días 27 y 28 de julio de 2017. El Servicio siguió coordinando con los asociados en la formación sobre los riesgos en apoyo de la concienciación sobre los peligros que entrañan los explosivos y el aumento de la seguridad de la población. De enero a junio, más de 21.000 personas participaron en esos programas en toda Libia.

D. Empoderamiento de las mujeres

53. En mayo, la UNSMIL, con el apoyo de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres), finalizó la estrategia nacional sobre la mujer, la paz y la seguridad 2017 -2018 para promover la participación política de las mujeres, en particular mediante el fomento de la capacidad y la asistencia técnica.

54. La UNSMIL siguió capacitando a las mujeres miembros de la Cámara de Representantes y prestó asistencia técnica en apoyo del grupo de mujeres del parlamento. Del 4 al 7 de mayo de 2017, la UNSMIL también colaboró con el Viceministro del Interior en la búsqueda de oportunidades de capacitación de las mujeres policías. Los miembros de la Alta Comisión Electoral Nacional también participaron en un taller de capacitación sobre presupuestación basada en el género, organizado del 4 al 6 de agosto. El 8 de mayo, la UNSMIL, junto con el Ministro de Estado de Asuntos de la Mujer y el Desarrollo de la Comunidad, dio a conocer un estudio sobre el liderazgo de las mujeres libias, en el que se señalaba el bajo porcentaje de mujeres en puestos directivos y se formulaban recomendaciones para aumentar el liderazgo de las mujeres.

55. Los días 19 y 20 de mayo de 2017, la UNSMIL, junto con ONU -Mujeres y el PNUD, organizó un debate sobre las enseñanzas extraídas de la participación de las mujeres libias en el proceso de diálogo político. A partir del debate, los participantes se pusieron de acuerdo en los principios y métodos de participación para futuros diálogos y procesos de negociación.

E. Los jóvenes, la paz y la seguridad

56. Durante el período que se examina, la UNSMIL amplió su colaboración con jóvenes de ambos sexos, en particular promoviendo sus actividades en las redes sociales. Los días 6 de abril y 14 y 23 de mayo de 2017, mi Representante Especial celebró reuniones con representantes de ambos sexos de más de 15 organizaciones juveniles en Trípoli. Del 16 al 18 de mayo, con el apoyo del Fondo para la Consolidación de la Paz, la UNSMIL reunió a 30 jóvenes activistas dedicados a promover la reconciliación en sus comunidades para garantizar la integración de sus opiniones y preocupaciones en el proceso de reconciliación nacional. La UNSMIL también está facilitando el establecimiento de una red nacional de jóvenes para la reconciliación.

57. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y otros asociados, prestó apoyo al Gobierno en la elaboración del "Documento de política para la juventud de la estrategia nacional para la juventud", en el que se presentaba un análisis exhaustivo de la situación actual que serviría de base para el desarrollo de una estrategia nacional para la juventud de Libia.

58. En una encuesta de percepción llevada a cabo por la UNSMIL en abril de 2017 la juventud libia se reveló como el grupo que más apoyaba el Acuerdo Político Libio. La encuesta puso de manifiesto que más del 75% de los jóvenes libios de ambos sexos apoyan la aplicación del Acuerdo y la premisa de unir al país bajo un gobierno de unidad nacional al mando de civiles.

F. Coordinación y asistencia internacional

59. El 18 de julio de 2017, el Gobierno de Consenso Nacional organizó en Trípoli la primera reunión del Comité Superior de Políticas, la estructura suprema del marco de coordinación de la cooperación técnica internacional con el Gobierno de Libia en la que participaron el Primer Ministro de Libia, altos representantes del Gobierno de Consenso Nacional, representantes de los países donantes y de las entidades del sistema de las Naciones Unidas en Libia. Los participantes estudiaron los medios concretos que podrían usarse para fortalecer las alianzas internacionales con miras a mejorar las condiciones de vida de las personas necesitadas teniendo en cuenta las necesidades y prioridades presentadas por el Gobierno de Consenso Nacional.

60. Los días 30 y 31 de marzo de 2017, se celebró en Túnez la quinta reunión del Foro sobre Cooperación para el Desarrollo de expertos de Libia para debatir las opciones de política para un marco nacional de protección social y la prestación de un apoyo inmediato a las personas pobres y vulnerables. El evento tenía por objetivo reducir la vulnerabilidad en el país.

G. Asistencia humanitaria, de estabilización y para el desarrollo

61. En general, la situación humanitaria se mantuvo sin cambios durante el período que abarca el presente informe. Como consecuencia de escaladas de violencia esporádicas en el sur de Libia hubo desplazamientos en pequeña escala y se redujo aún más el acceso a los productos básicos y la asistencia humanitaria de emergencia, especialmente el apoyo médico. Los niveles de vida y la prestación de servicios básicos siguió deteriorándose con los continuos cortes de electricidad, especialmente en el Sur.

62. La falta de financiación dificulta los esfuerzos para responder sin interrupción y de manera amplia a las necesidades humanitarias. Si bien el objetivo del Plan de Respuesta Humanitaria para 2017 es llegar a 941.000 personas necesitadas y para lograrlo hacen falta donaciones por valor de 151 millones de dólares, hasta ahora solo se ha recibido el 28% de los fondos para cubrir las necesidades de financiación (42,9 millones de dólares).

63. A pesar de las dificultades e insuficiencias, los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas siguieron prestando socorro y asistencia humanitarios urgentes, fundamentalmente por conducto de sus homólogos nacionales. La OIM observó una disminución del número de desplazados internos en el país: más de 240.000 desplazados internos a fines del período que abarca el informe, en comparación con 303.000 en febrero de 2017. El retorno a las comunidades de origen aumentó considerablemente durante el período: alrededor de 250.000 personas retornaron en mayo, especialmente a Bengasi, Sirte y Ubari. De abril a julio, el ACNUR prestó apoyo a aproximadamente 8.000 desplazados internos y personas que regresaban a sus comunidades en Libia con artículos básicos de socorro, equipos de material para refugios e intervenciones en efectivo en las montañas de Nafusa y la zona de Bengasi.

64. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prestó apoyo al Ministerio de Salud para mejorar la capacidad del sistema de salud de este último, en particular mediante la creación de un departamento de gestión de situaciones de emergencia y un centro de operaciones de emergencia. Se finalizó una evaluación sobre la disponibilidad de servicios y el grado de preparación, del que la comunidad humanitaria y los agentes de desarrollo pueden obtener valiosos datos. La OMS también prestó asistencia técnica a las autoridades libias a fin de aumentar la capacidad operativa para prestar asistencia humanitaria. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) adquirió y entregó 550 refrigeradores y 550 reguladores de voltaje que se instalaron en establecimientos de salud en toda Libia. Desde abril de 2017, el UNFPA ha distribuido botiquines médicos de salud reproductiva para emergencias a 21 establecimientos de salud en varias provincias que prestan servicios a unas 44.000 embarazadas vulnerables. Asimismo, en colaboración con la OMS y el UNICEF, el UNFPA dio comienzo, junto con el Ministerio de Salud de Libia, a la formulación de una estrategia quinquenal de salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y de los adolescentes.

65. Casi 3.500 refugiados y solicitantes de asilo han sido registrados desde el comienzo de 2017 y el número de refugiados asciende actualmente a más de 42.000. El ACNUR y sus asociados prestaron asistencia a casi 6.000 personas con atención primaria de la salud en centros de detención y con consultas médicas semanales, kits de higiene e intervenciones en efectivo a unos 650 refugiados y solicitantes de asilo en dos centros de desarrollo comunitario de Trípoli. El ACNUR reasentó a un grupo de refugiadas que grupos armados habían mantenido en cautiverio y transfirió otro grupo a un nuevo emplazamiento para poder proporcionarles la asistencia médica y protección necesarias.

66. A raíz del recrudecimiento de la inseguridad alimentaria de los desplazados internos, los repatriados y los refugiados, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) prestó asistencia mediante la distribución de alimentos in situ a casi 78.000 personas en toda Libia. Junto con el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU -Hábitat), el ACNUR y el UNFPA, el PMA extendió su evaluación de las necesidades multisectoriales de los hogares a otros nueve municipios (Jufrah, Bengasi, Sirte, Ajdabia, Zawiya, Bayda, Sabha, Ubari y Kufrah) y amplió su base de información mediante una iniciativa conjunta de mercado.

67. El UNICEF y la OMS llevaron a cabo más de 86.000 días de inmunización subnacionales en ocho distritos en el sur de Libia, que sirvieron para vacunar a 103.374 niños. Con el flujo de migrantes hacia el sur, esos días de inmunización fueron una de las medidas de mitigación para evitar la entrada de poliovirus al país.

68. Durante los primeros seis meses de 2017, el UNICEF y sus asociados facilitaron el acceso a servicios de apoyo psicosocial a más de 20.000 niños en espacios adaptados a los niños tanto comunitarios como en las escuelas. Más de 3.200 niños, incluidos niños con discapacidad y niños en tránsito, siguen asistiendo a clases de recuperación y actividades recreativas y recibiendo refuerzo educativo.

69. Desde el 2 de abril hasta el 24 de julio de 2017, la OIM registró más de 68.800 migrantes que habían llegado a Italia a través de la ruta del Mediterráneo central. La guardia costera de Libia y otras entidades rescataron a más de 7.700 migrantes entre el 1 de abril y el 24 de julio y se informó de más de 1.600 muertes. La OIM identificó a más de 390.000 migrantes en Libia, aunque estima que el número total de refugiados y migrantes presentes en el país se sitúa entre 700.000 y 1 millón.

70. Durante el período sobre el que se informa, la OIM rehabilitó dos centros de detención en Trípoli, inició obras en otros dos centros y prestó asistencia a 3.700 migrantes desamparados para que pudieran regresar a sus hogares a través de su programa de repatriación y reintegración voluntaria de asistencia humanitaria. Con esta tarea, el número total de personas que recibió asistencia a través del programa, al 24 de julio de 2017, ascendió a más de 5.500 personas. Por otro lado, la OIM y el ACNUR también prestaron apoyo para mejorar los puntos de desembarco en la región occidental de Libia y ofrecer mejores condiciones de acogida a los refugiados y migrantes.

71. El Servicio para la Estabilización en Libia, que se puso en marcha en abril de 2016 y recibe financiación de 13 donantes por un total de 36,7 millones de dólares, rehabilitó y reequipó instalaciones en Bengasi, Kiklah, Awbari, Sabha y Sirte. El programa está ampliando sus obras a Trípoli, Bani Walid, Kufrah y Derna en función de la situación de seguridad y la disponibilidad de recursos financieros.

72. Como parte de esta participación conjunta para el fortalecimiento de la resiliencia institucional de las principales instituciones de gobernanza en Libia, el Gobierno de Consenso Nacional pidió más apoyo al PNUD para solucionar cuestiones relacionadas con el funcionamiento técnico de la oficina ejecutiva en el gobierno central. El PNUD concluyó la evaluación de las funciones gubernamentales básicas, incluidas esferas de empleo en el Gobierno y la administración pública, el sector de la seguridad, el estado de derecho y la gobernanza local. En mayo de 2017, por invitación del Consejo Presidencial, el PNUD llevó a cabo una misión conjunta con la UNSMIL a Trípoli para evaluar las nuevas prioridades esenciales en la oficina ejecutiva en la capital. El PNUD ha iniciado una intervención de transición selectiva, junto con la UNSMIL.

73. Para evaluar las necesidades de recuperación de Libia, las entidades del sistema de las Naciones Unidas en el país, el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo y la Unión Europea establecieron conjuntamente un equipo de tareas encargado de examinar la calidad de las evaluaciones de las necesidades actuales y contribuir de esa manera a la formulación de políticas para la estrategia sectorial de mediano plazo de Libia, centrándose en cuestiones institucionales y de capacidad. El UNFPA también estableció una estrategia nacional de desarrollo estadístico en Libia, que incluye apoyo a la supervisión y la presentación de informes sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en colaboración con la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos y el Banco Africano de Desarrollo.

74. La UNESCO continuó dirigiendo las intervenciones de emergencia para proteger los museos y monumentos en Libia, en estrecha colaboración con el Departamento de Antigüedades. Se han puesto en marcha medidas de protección de emergencia para proteger los sitios clave que pertenecen al patrimonio de la humanidad y los museos. Se siguen organizando actividades para fomentar las capacidades de los conservadores libios y funcionarios de aduanas, oficiales de policía y personal encargado de su patrimonio en la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales.

V. Despliegue de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia y disposiciones de seguridad

75. Como se indica en las resoluciones 2238 (2015), 2273 (2016), 2291 (2016) y 2323 (2016) del Consejo de Seguridad, la UNSMIL siguió trabajando en el restablecimiento gradual de una presencia permanente en Libia hasta donde lo permitían las condiciones políticas y de seguridad. A tal fin, la UNSMIL y el personal del equipo de las Naciones Unidas en Libia continuaron con la presencia temporal rotativa de personal internacional en Trípoli y las misiones diarias a otras partes del país, incluidos Tobruk, y más recientemente, Bengasi, lo que permitió el acceso a asociados clave en todo el territorio del país. Gracias a esa presencia también se pudieron realizar visitas a lugares críticos, como los centros de detención de migrantes, celebrar reuniones con agentes políticos y de seguridad y autoridades judiciales y establecer contactos y llevar a cabo intervenciones relacionadas con la prestación de asistencia humanitaria, la estabilización y el desarrollo. En vista de las condiciones de seguridad en Libia, al 30 de junio de 2017 un total de 156 funcionarios de contratación internacional de la UNSMIL seguían desplegados en Túnez y 37 funcionarios de contratación nacional en Libia.

76. Se prevé desplegar en septiembre una unidad de guardias de las Naciones Unidas al complejo en Trípoli que se consideró para utilizarse como local de la UNSMIL.

Seguridad y protección del personal y las operaciones

77. Durante el período que se examina, el personal de las Naciones Unidas en Libia siguió trabajando en un entorno de seguridad de alto riesgo para llevar adelante programas y actividades y ejecutar el mandato de la UNSMIL. En Trípoli, la situación de la seguridad sigue siendo precaria y una reanudación del conflicto armado en la capital podría afectar tanto al personal de las Naciones Unidas como a sus operaciones. Las Naciones Unidas siguen expuestas a una amplia gama de amenazas, por lo cual siguen siendo necesarios recursos adicionales de seguridad para sus programas.

78. Durante el período que abarca el informe, la UNSMIL se esforzó por aumentar las operaciones dentro de Libia y mantener una presencia permanente de personal de seguridad, de apoyo y sustantivo en Trípoli con arreglo a un sistema de rotación. Como resultado de la situación de seguridad, se siguieron imponiendo restricciones al movimiento de personal en Trípoli y a los vuelos de personal internacional a Trípoli y otros destinos de Libia.

79. El 28 de junio de 2017, un convoy de la UNSMIL que regresaba de una misión al centro de detención de mujeres gestionado por la Dirección de Lucha contra las Migraciones Ilegales en Surman fue atacado por un grupo armado en la carretera (costera) de Al-Sahili, en la parte occidental de al-Zawiya, 70 km al oeste de Trípoli. A raíz del ataque cuatro funcionarios quedaron brevemente detenidos (uno de los cuales había resultado herido durante el incidente) y se produjeron pérdidas y daños de bienes de las Naciones Unidas. La UNSMIL está llevando a cabo una investigación sobre las circunstancias.

80. Continuó la amenaza de atentados terroristas contra la comunidad internacional y si bien el EIIL ya no controla territorios en Libia, al menos seis ataques durante el período sobre el que se informa, en su mayoría en los alrededores de Sirte, se atribuyeron a ese grupo.

VI. Examen de la evaluación estratégica

81. En respuesta a la resolución 2323 (2016) del Consejo de Seguridad, en que el Consejo dijo que aguardaba con interés las conclusiones del examen de evaluación estratégica del Secretario General, el Departamento de Asuntos Políticos llevó a cabo una evaluación de esa índole para examinar la función de las Naciones Unidas y establecer prioridades para la UNSMIL y el equipo de las Naciones Unidas en el país. El examen se llevó a cabo de febrero a julio de 2017. El Departamento de Asuntos Políticos contrató a Jean-Marie Guehenno como facilitador principal para el proceso de evaluación estratégica, quien encabezó una misión de evaluación estratégica interinstitucional a Túnez y Libia del 21 al 26 de mayo de 2017. La misión estuvo integrada por representantes del Departamento de Asuntos Políticos, el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, el Departamento de Apoyo a las Actividades sobre el Terreno, el Departamento de Seguridad, el PNUD (en representación del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo), el ACNUR (en nombre de los organismos humanitarios) y el ACNUDH. Sus principales objetivos fueron: a) examinar la estrategia política para Libia; b) evaluar la forma en que la inseguridad y la inestabilidad en Libia, y las consiguientes consecuencias humanitarias y socioeconómicas, afectan el mandato de la UNSMIL y los programas del equipo de las Naciones Unidas en el país; c) examinar la estructura de las Naciones Unidas sobre el terreno, incluidas las cuestiones relativas a la integración entre la UNSMIL y el equipo de las Naciones Unidas en el país; y d) contribuir a la estrategia global de las Naciones Unidas y a la hoja de ruta en apoyo a la transición en Libia.

82. La evaluación estratégica incluyó reuniones con los interlocutores pertinentes de las Naciones Unidas (la UNSMIL y el equipo de las Naciones Unidas en el país), las partes interesadas libias, los Estados Miembros y los asociados internacionales y de países vecinos, así como las organizaciones regionales. Gracias a la evaluación estratégica se logró hacer una revisión de la situación política, de seguridad, de los derechos humanos, económica y humanitaria en Libia, con inclusión de las cuestiones relacionadas con las mujeres y la juventud. Además, se evaluaron las capacidades nacionales y propusieron opciones estratégicas para el sistema de las Naciones Unidas en Libia, incluidas las prioridades y estructura, sobre la base de las capacidades existentes.

83. Tras la misión de evaluación estratégica se recomendó que la UNSMIL, como misión política especial integrada, siguiera centrándose en los buenos oficios y los esfuerzos de mediación para: a) prestar apoyo a la transición política en Libia mediante el apoyo a las instituciones libias clave; b) apoyar los esfuerzos encaminados a asegurar las armas no controladas y combatir su proliferación; c) promover el respeto y la protección de los derechos humanos y el estado de derecho; y d) coordinar la participación internacional. Las principales recomendaciones de la evaluación son reiterar la primacía de la política; fomentar la credibilidad, considerando a los libios como prioridad, inclusive mediante el mejoramiento de las estructuras existentes; centrar la atención en los arreglos de seguridad y la estructura de seguridad nacional; dar prioridad a los países vecinos de Libia en los esfuerzos desplegados para coordinar las iniciativas internacionales; mantener una postura de principio en relación con la cuestión de la migración; y asegurar un apoyo previsible para la asistencia humanitaria. En el examen se recomendó que la UNSMIL volviera a considerar su estructura a fin de aumentar su capacidad para apoyar el proceso político y fortalecer la coordinación entre sus secciones sustantivas y el equipo de las Naciones Unidas en el país, a fin de asegurar la coherencia en la ejecución de los mandatos y la aplicación de una programación de acuerdo con prioridades en toda Libia. Si bien en el examen se consideraron tres opciones de reconfiguración, se propuso la siguiente estructura para la Misión: un Representante Especial y dos Representantes Especiales Adjuntos, uno para asuntos políticos y otro que también actuaría como Coordinador Residente y Coordinador de Asuntos Humanitarios. Con esta opción la UNSMIL tendrá una mayor oportunidad de aplicar una estrategia política amplia y también aprovechar al máximo las ventajas comparativas de la Misión y los organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas mediante la facilitación de una mayor integración y coordinación estratégica.

VII. Observaciones y recomendaciones

84. La prioridad de mi nuevo Representante Especial, Ghassan Salamé, será lograr la participación de todas las partes interesadas libias con miras a reactivar un proceso político inclusivo en el marco del Acuerdo Político Libio y apoyar un Gobierno legítimo capaz de unificar el país y sus instituciones nacionales. Este objetivo debe reforzarse con medidas para mejorar la situación de la seguridad y estabilizar la economía. He pedido a mi Representante Especial que prepare una estrategia amplia y un plan de acción para la participación de las entidades del sistema de las Naciones Unidas en Libia, de conformidad con las recomendaciones del examen estratégico. La estrategia se presentará durante un evento de alto nivel que se celebrará paralelamente al septuagésimo segundo período de sesiones de la Asamblea General. Tengo la esperanza de que los participantes en el evento estén representados al más alto nivel y que apoyen el papel central de las Naciones Unidas en la facilitación de un diálogo político dirigido por Libia para ayudar a los libios a lograr la estabilidad, la seguridad y la unidad nacional.

85. Son alentadoras las recientes iniciativas de los Estados Miembros para reunir a las partes interesadas libias y fomentar las avenencias y la reconciliación. Percibo una creciente determinación entre los principales agentes libios para solucionar la crisis actual mediante una solución política. Mi Representante Especial se esforzará por unificar y consolidar las diversas iniciativas que se están llevando a cabo bajo el liderazgo de las Naciones Unidas. Hago un llamamiento a todos los agentes libios y a los agentes regionales e internacionales para que presten su pleno apoyo y cooperación a mi Representante Especial en ese sentido.

86. Hay una oportunidad para resolver la crisis en Libia y respaldar la reanudación de la transición democrática. Aliento a todas las partes interesadas libias a dar prioridad al interés de su país, asumir sus responsabilidades y trabajar con un espíritu de avenencia y determinación para hallar una solución política. No existe una solución militar para la crisis política. El Acuerdo Político Libio sigue siendo un marco viable para superar la crisis política de Libia. Exhorto a todos los agentes libios a que se sirvan de ese marco como base para trazar claramente el camino a seguir para llevar a término el período de transición, en particular mediante la adopción de la serie de enmiendas requeridas del Acuerdo.

87. Solo un acuerdo político amplio entre las facciones políticas, las instituciones del Estado que compiten entre sí y los agentes de la seguridad y sociales pueden crear un entorno propicio para las elecciones. La aprobación de la propuesta de constitución y el número creciente de llamamientos por las partes interesadas libias para celebrar elecciones en 2018 ponen de relieve la necesidad de fomentar la capacidad de las instituciones libias pertinentes. Las Naciones Unidas están dispuestas a apoyar la celebración de un referéndum y un proceso electoral basado en un consenso político, así como en un marco jurídico adecuado y en condiciones operacionales y de seguridad propicias.

88. La gestión y la solución de conflictos a nivel local son fundamentales para abordar los agravios subyacentes que alimentan el conflicto actual en Libia y para impedir una mayor escalada. Aliento a las autoridades libias a crear un proceso de reconciliación nacional inclusivo y acojo con beneplácito la decisión del Consejo de la Presidencia de crear un comité preparatorio para la reconciliación. Mi Representante Especial y el sistema de las Naciones Unidas están dispuestos a seguir apoyando los esfuerzos que se están realizando a este respecto y deseo encomiar a los mediadores locales e internacionales por sus incansables esfuerzos y contribuciones para resolver el conflicto a nivel local.

89. Me preocupa que la situación de seguridad sigue siendo muy inestable, con enfrentamientos esporádicos pero significativos en distintas partes del país que están costando la vida de muchos civiles, entre ellas las de niños. Exhorto a todas las partes a actuar con moderación y a entablar un diálogo para llegar a una solución política. Quisiera expresar mi agradecimiento por los esfuerzos realizados por el Consejo Presidencial, el Gobierno de Consenso Nacional y los miembros de la Cámara de Representantes, entre otros, que colaboraron con la UNSMIL para facilitar la liberación de su personal tras el ataque contra un convoy de la UNSMIL el 28 de junio de 2017. Aliento al Gobierno de Consenso Nacional a que lleve a cabo una investigación sin tardanza a fin de asegurar que los autores sean llevados ante la justicia.

90. La única manera de hacer frente con eficacia a las amenazas a la seguridad nacional es mediante la creación de unas fuerzas armadas y de seguridad libias unificadas, que operen bajo el control civil. En este sentido, acojo con satisfacción las medidas adoptadas por el Consejo Presidencial para aplicar el Plan de Seguridad de Trípoli y los esfuerzos del Ministerio del Interior para consolidar su control sobre las direcciones de policía local. También acojo con beneplácito el compromiso de llamar a un alto el fuego asumido por el Primer Ministro Serraj y el General Haftar después de la reunión de París, bajo los auspicios del Presidente de Francia. Los insto a que dialoguen de manera constructiva, con la facilitación de mi Representante Especial, para ampliar el consenso en todo el espectro de agentes políticos y de seguridad de Libia sobre cuestiones militares pendientes.

91. Las fuerzas de seguridad libias hicieron importantes avances contra los grupos terroristas en todo el país, incluidos los esfuerzos del Ejército Nacional Libio para garantizar la seguridad de Bengasi y los esfuerzos continuos de las fuerzas al mando del Gobierno de Consenso Nacional para combatir los focos restantes del EIIL. Estos logros pueden perderse si no se sustentan en un compromiso político y en medidas concretas para unificar las fuerzas de seguridad libias y en esfuerzos para rehabilitar las zonas afectadas por el conflicto.

92. Me preocupa la anarquía reinante en el país. Se debe poner fin a los secuestros y la toma de rehenes, incluidos los niños; la tortura y otros malos tratos; las ejecuciones sumarias y los homicidios; las desapariciones forzadas y las detenciones arbitrarias, en régimen de incomunicación y prolongadas. Los grupos delictivos, incluidos los involucrados en el contrabando de petróleo a los países vecinos, constituyen una amenaza directa para el estado de derecho y socavan los esfuerzos por restablecer la estabilidad.

93. Demasiados niños, mujeres y hombres inocentes han perdido la vida o han sido objeto de tratos inhumanos y degradantes cuando intentaban cruzar el Mediterráneo. Los derechos fundamentales de los migrantes deben respetarse en todo momento. Insto a las autoridades libias a que ponga de inmediato en libertad a los más vulnerables, en particular las mujeres en situación de riesgo, las mujeres embarazadas, las familias con niños, los menores no acompañados o separados, y las personas con discapacidad.

94. La presencia generalizada de artefactos explosivos en toda Libia, incluidos los artefactos explosivos improvisados, así como grandes cantidades de existencias de municiones sigue constituyendo una amenaza para los civiles y los agentes humanitarios, y la capacidad nacional para hacer frente a esta situación es limitada. Es imperativo contar con el apoyo de los Estados Miembros para seguir financiando actividades en las zonas más gravemente afectadas, proporcionar capacitación y equipo a los agentes libios, y mejorar la coordinación entre los trabajadores humanitarios y los agentes de seguridad que llevan a cabo actividades de remoción de minas.

95. La prestación de servicios básicos se ha convertido en una prioridad urgente en todo el país. Es imperativo que se asignen y desembolsen los fondos del presupuesto nacional para poder prestar servicios y mejorar la situación económica cada vez más difícil. En este sentido, acojo con beneplácito la creación del Comité Superior de Políticas y la adopción del marco de coordinación para la cooperación técnica internacional con el Estado de Libia. El aumento de la capacidad de las autoridades locales seguirá siendo una prioridad para la UNSMIL en su labor de apoyo a los esfuerzos del Gobierno para mejorar la prestación de servicios.

96. Encomio a las mujeres libias por participar activamente en los diversos procesos políticos, de paz y de reconciliación. Aliento a todos los libios a que sigan realizando esfuerzos para aplicar la resolución 1325 (2000) del Consejo de Seguridad sobre las mujeres y la paz y la seguridad. Mi Representante Especial entablará contactos con las mujeres libias y facilitará una mayor participación y compromiso de las mujeres de todo el espectro de la sociedad de Libia en el proceso político y las instituciones públicas.

97. De conformidad con las recomendaciones de la evaluación estratégica de todo el sistema de las Naciones Unidas, tengo la intención de aumentar la presencia de las Naciones Unidas en Libia mediante una rotación escalonada y progresiva del personal primero en Trípoli y luego de manera gradual en otras partes del país. La oficina principal de la UNSMIL se mantendrá de manera temporaria en Túnez. Deseo expresar mi agradecimiento al Gobierno de Túnez por acoger la Misión.

98. También de conformidad con la evaluación estratégica, tengo la intención de reconfigurar la estructura de dirección superior de la UNSMIL para incluir el nombramiento de un Representante Especial Adjunto para asuntos políticos. Esto aumentará la capacidad de la Misión para apoyar el proceso político y ayudará a fortalecer la coordinación entre sus secciones sustantivas en apoyo de su mandato político. A este respecto, también recomiendo una prórroga de un año del mandato de la UNSMIL.

99. Quisiera expresar mi agradecimiento a la Unión Africana, la Unión Europea y la Liga de los Estados Árabes por su firme apoyo a la labor de las Naciones Unidas en Libia. Me siento particularmente alentado por el compromiso y el apoyo de los Estados vecinos y los agentes y organizaciones regionales con el proceso político libio. Para apoyar un proceso liderado e impulsado por los propios libios, facilitado por las Naciones Unidas, es fundamental que la comunidad internacional encare la situación con cohesión y de manera unificada.

100. Doy la bienvenida a mi nuevo Representante Especial, Ghassan Salamé, y deseo expresar mi agradecimiento al anterior Representante Especial, Martin Kobler, por sus incansables esfuerzos en la ejecución del mandato de la Misión. Deseo expresar mi sincero reconocimiento al personal de la UNSMIL y del sistema de las Naciones Unidas en el país por su dedicación y ardua labor y sus esfuerzos en apoyo de la transición pacífica y democrática en Libia.


Tienda Donaciones Radio Nizkor

Libya War
small logoThis document has been published on 31Aug17 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.