Información
Equipo Nizkor
        Tienda | Donaciones online
Derechos | Equipo Nizkor       

25oct13

Français | English


La Comisión de la ONU encargada de política especial y de descolonización reitera su apoyo a la opción de la autodeterminación del pueblo del Sáhara Occidental


La Cuarta Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, encargada de Política Especial y de Descolonización, concluyó el pasado 14 de octubre de 2013 el debate acerca de cuestiones de descolonización. En esta sexagésima octava sesión la Cuarta Comisión adoptó 11 proyectos de resolución sobre este asunto.

Uno de esos proyectos versó sobre la cuestión del Sáhara Occidental. En el mismo, aprobado sin votación, recomendó a la Asamblea General apoyar el proceso de negociaciones "con miras a lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que conduzca a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental".

Mediante este proyecto de resolución, la Asamblea General apoyaría por tanto el proceso de negociación con vistas a conseguir una solución política que permita la autodeterminación del pueblo del Sáhara occidental, y encomiaría los esfuerzos desplegados por el Secretario General y su Enviado Personal en este sentido;

En el texto, la Cuarta Comisión acoge con beneplácito el compromiso de las partes de seguir mostrando voluntad política y trabajando en una atmósfera propicia al diálogo, a fin de entrar en una fase más intensiva de las negociaciones, de buena fe y sin condiciones previas, observando los esfuerzos realizados y los acontecimientos ocurridos desde 2006.

La Asamblea General, mediante la adopción de este proyecto de resolución, estaría también exhortando a las partes a que cooperen con el Comité Internacional de la Cruz Roja y a que cumplan las obligaciones que les incumben conforme al derecho internacional humanitario.

Para terminar, en el proyecto de resolución aprobado por al Cuarta Comisión, se solicita al Comité Especial Encargado de Examinar la Situación con Respecto a la Aplicación de la Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales que siga examinando la situación en el Sáhara Occidental y la informe al respecto en su sexagésimo noveno período de sesiones.

En el debate general sobre todos los temas relativos a la descolonización, el Sr. Mourad Benmehidi (Representante Permanente de Argelia ante las Naciones Unidas) hizo hincapié en la responsabilidad permanente de las Naciones Unidas como garante imparcial del ejercicio de los pueblos de los territorios no autónomos de su derecho a la libre determinación

Reiteró la solidaridad de Argelia con los pueblos sometidos a dominación colonial y su firme compromiso de trabajar con los Estados miembros para proporcionar el impulso necesario en aras de la completa y rápida eliminación del colonialismo de todos los territorios no autónomos.

Con respecto al Sáhara Occidental, el Sr. Benmehidi señaló que todavía estaba esperando el cumplimiento escrupuloso por parte de las Naciones Unidas de su misión de paz con vistas a ofrecer a este "valiente pueblo" la oportunidad de ejercer por fin su derecho a la libre determinación en condiciones de normalidad, libertad y probidad garantizadas internacionalmente.

Para Argelia ésta es sin duda una cuestión de descolonización y cualquier intento de inscribirla en otro contexto redundaría sólo en el retraso de su arreglo, "que ya ha durado demasiado tiempo". Argelia reitera que es responsabilidad de las Naciones Unidas el garantizar la resolución de esta cuestión en el marco del respeto del derecho inalienable del pueblo saharaui a la libre determinación .

Recordó que en la Cumbre de la Unión Africana celebrada en enero de 2013, la Comisión de la Unión Africana para la Paz y la Seguridad había recibido el mandato de tomar cuantas medidas fueran necesarias para la organización de un referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui, de conformidad con las decisiones de la Organización de la Unidad Africana (OUA ) y de las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

Añadió que en el quincuagésimo aniversario de la Organización de la Unidad Africana/Unión Africana, en mayo pasado, los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana pidieron que se ponga fin a la ocupación ilegal de los territorios del Sáhara Occidental. Ambos mensajes vienen a disipar todas las dudas acerca de la posición de la Unión Africana en relación con la solución justa y definitiva de este conflicto y reafirman igualmente el compromiso de la organización de trabajar en pro de la plenitud del proceso de descolonización en África.

Argelia está dispuesta a proseguir con sus esfuerzos para ayudar a las dos partes en el conflicto, el Frente Polisario y Marruecos, a superar las divergencias de interpretación sobre la finalidad del proceso de negociación iniciado por la resolución 1754 (de 2007) del Consejo de Seguridad y mantenido en resoluciones posteriores, así como para trabajar en aras de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que conduzca a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.

El Sr. Kingsley Mamabolo (Representante Permanente de la República de Sudáfrica ante las Naciones Unidas), expresó su preocupación por el hecho de que todavía exista una colonia en África, el Sáhara Occidental, y recordó que este territorio es miembro de pleno derecho de la Unión Africana.

Añadió que es el pueblo saharaui quien debe determinar su propio destino político a través de las urnas. Por lo tanto, las Naciones Unidas y la comunidad internacional deben desempeñar sus respectivos papeles y proporcionar al pueblo del Sáhara Occidental los medios necesarios para el ejercicio de sus legítimos derechos mediante la vía del referéndum.

El representante sudafricano lamentó que a pesar de los informes de la sociedad civil alegando numerosas violaciones a los derechos humanos en el Sáhara Occidental, el Consejo de Seguridad no sea capaz de incluir un componente de "derechos humanos" en el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) .

El Sr. Mamabolo expresó también que Sudáfrica sigue preocupada por la explotación ilegal de los recursos naturales del Sáhara Occidental, la cual debe hacerse en consulta y con el consentimiento del pueblo del territorio concernido, y señaló que ninguno de los informes del Secretario General menciona esta cuestión. El Comité Especial de Descolonización -Comité de los 24 - debe organizar una visita en estas áreas con el fin de aclarar la cuestión de quién se beneficia de la explotación de los recursos saharauis, propuso el Sr. Mamabolo .

El Sr. Mohammed Loulichki (Representante Permanente del Reino de Marruecos ante las Naciones Unidas) manifestó que a medida que ha ido examinando la cuestión del Sáhara, la Cuarta Comisión ha ido perdiendo de vista progresivamente los fundamentos de este debate y se ha instalado en una "rutina alimentada de ideas preconcebidas y de certezas preestablecidas".

Por desgracia para la región, dijo, el espíritu de hegemonía heredado de la Guerra Fría, ha transformado la descolonización de esta parte de Marruecos en un conflicto regional que impide a la región del Magreb erigirse en polo de estabilidad, de entendimiento y de prosperidad compartida. A pesar de todas las vicisitudes, Marruecos ha mantenido siempre la mano tendida, no sólo para encontrar una solución de compromiso a este litigio regional, sino también para promover mejores relaciones con sus vecinos, Argelia y Mauritania.

El representante de Marruecos dijo que la iniciativa de autonomía presentada por su país en abril de 2007 cumple con todos los parámetros establecidos por el Consejo de Seguridad desde el año 2000, en la medida en que se encuentra a mitad de camino entre los dos opciones extremas -la integración y la independencia-, señalando que la iniciativa aún está sobre la mesa.

Marruecos, continuó, va a seguir confiando en las Naciones Unidas para seguir buscando una solución política que respete la integridad territorial y la unidad nacional del país. Marruecos continuará también trabajando para mejorar las relaciones con sus países vecinos, Argelia y Mauritania.

Añadió que la ONU debe ser la única autoridad encargada de impulsar una solución definitiva a esta disputa que respete la integridad territorial y la unidad nacional de Marruecos.

Recordó que el Enviado Personal del Secretario General estaba en estos momentos de gira por la región para relanzar la dinámica de negociación y ayudar a las partes y los Estados vecinos a encontrar una solución política a través del nuevo enfoque diplomático centrado en la noción de compromiso.

Marruecos, dijo Loulichki , apoya los esfuerzos del Enviado Personal y se adhiere a su nuevo enfoque.

Tras la aprobación de este texto, el representante de la Unión Europea, el Sr. Filip Vanden Bulcke, reiteró el pleno apoyo de la Unión Europea a los esfuerzos del Secretario General por lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que permita al pueblo del Sáhara Occidental ejercer su derecho a la libre determinación, de conformidad con los principios de la Carta de la ONU.

La Unión Europea apoya la "diplomacia itinerante" ("diplomatie de la navette"), propuesta por el Enviado Personal del Secretario General y adoptada por las partes, ha asegurado, y añade que también alienta a las partes a que sigan cooperando con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la aplicación de medidas de creación de confianza. Apoya igualmente el llamamiento del Consejo de Seguridad en el sentido de que el ACNUR registre a los refugiados de los campamentos de Tinduf.

La Unión Europea expresa su preocupación, sin embargo, por las consecuencias del conflicto en el Sáhara Occidental sobre la seguridad y la cooperación en la región.

Por otra parte, tras la aprobación por la Cuarta Comisión de Asamblea General de la ONU del proyecto de resolución sobre la cuestión del Sáhara Occidental, el portavoz del Ministerio de Exteriores de Argelia, Sr. Amar Belani, en una declaración efectuada ese mismo día 8 de octubre a la prensa, dijo que "Al reafirmar, una vez más, la preeminencia del parámetro central referido a la auto- determinación, este proyecto de resolución se ajusta a los principios de la Carta de la ONU y hace hincapié en la responsabilidad de las Naciones Unidas a la hora de garantizar que esta cuestión se resuelva en el marco del respeto del derecho inalienable del pueblo del Sáhara Occidental a la autodeterminación".

El Sr. Belani también declaró que "tratándose de una cuestión de descolonización, creemos que cualquier intento de enmarcar la cuestión del Sáhara Occidental en otro contexto o en otro enfoque, no puede sino retrasar su arreglo y socavar los esfuerzos desplegados por el Secretario General de la ONU y su enviado personal".

Señaló, además, que "el debate de este año en la Cuarta Comisión se ha caracterizado por las numerosas intervenciones poniendo de manifiesto la explotación ilegal de los recursos del Sáhara Occidental y denunciando las numerosas violaciones a los derechos humanos cometidas en esta última colonia de África".

Recordamos que la cuestión del Sáhara Occidental fue debatida durante la 68 sesión de la Cuarta Comisión de las Naciones Unidas, encargada de Política Especial y de Descolonización y celebrada entre el 7 y el 14 de octubre de 2013.

El Enviado Personal del Secretario General de las Naciones Unidas para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, estaba el lunes 7 de octubre en Marruecos en el marco de una nueva gira por la región. También tenía previsto viajar a Argel.

Con motivo de su última visita a Marruecos, en marzo de 2013, declaró después de una reunión con el ex ministro de Relaciones Exteriores, Saad Dine El Otmani, que la situación en la región del Sahel y su entorno hace más urgente que nunca que se llegue a una solución de la cuestión del Sáhara Occidental.

También dijo que su visita estaba "consagrada a la búsqueda de una solución de la cuestión del Sáhara Occidental de conformidad con las sucesivas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU".

Actual factor de bloqueo, Marruecos mantiene su oposición hasta la fecha a una solución del conflicto basada en el derecho internacional y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad.


En relación con el estatus jurídico del Sáhara Occidental, cabe recordar que el 26 de febrero de 1976, España comunicó al Secretario General que a partir de dicha fecha daba por terminada su presencia en el Territorio del Sáhara y que estimaba necesario hacer constar lo siguiente: España se consideraba a partir de ese momento exenta de toda responsabilidad de carácter internacional en relación con la administración del Territorio, en vista de que había cesado su participación en la administración temporal establecida para el mismo.

En 1990 la Asamblea General reafirmó que la cuestión del Sáhara Occidental era un problema de descolonización.

Cabe recordar que el Departamento de Asuntos Jurídicos de las Naciones Unidas, en un dictamen emitido el 29 de enero de 2002 acerca del alcance e implicaciones legales de los acuerdos de exploración de recursos minerales en las costas saharauis concertados entre Marruecos y compañías del sector, reiteró que se está ante un problema de descolonización.

En su dictamen al Secretario General de la ONU, el entonces Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos y Asesor Jurídico de las Organización, Hans Corell, ofrecía una clarificación histórica sobre la naturaleza del conflicto así como sobre el carácter de la presencia marroquí en el Sáhara Occidental. En su sección sobre "La condición jurídica del Sáhara Occidental bajo la administración de Marruecos", informaba literalmente lo siguiente:

"5. El Sáhara Español, un protectorado español desde 1884, se incluyó en 1963 en la lista de Territorios no autónomos con arreglo al Capítulo XI de la Carta (A/5514, anexo III). A partir de 1962, España, en su calidad de Potencia administradora, transmitió información técnica y estadística sobre el Territorio en virtud de lo dispuesto en el apartado e) del Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas. Esa información fue estudiada por el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales (el "Comité Especial"). En una serie de resoluciones de la Asamblea General sobre la cuestión del Sáhara Español/Sáhara Occidental, se reafirmó la aplicabilidad al Territorio de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales (resolución 1514 (XV) de la Asamblea General).

6. El 14 de noviembre de 1975 España, Marruecos y Mauritania emitieron en Madrid una declaración de principios sobre el Sáhara Occidental (el "Acuerdo de Madrid"), con arreglo al cual las facultades y responsabilidades de España, como Potencia administradora del Territorio, se transfirieron a una administración temporal tripartita. El Acuerdo de Madrid no transfirió la soberanía sobre el Territorio ni confirió a ninguno de los signatarios la condición de Potencia administradora, condición que España, por sí sola, no podía haber transferido unilateralmente. La transferencia de la autoridad administrativa sobre el Territorio a Marruecos y Mauritania en 1975 no afectó la condición internacional del Sáhara Occidental como Territorio no autónomo.

7. El 26 de febrero de 1976, España informó al Secretario General de que, con efecto a partir de esa fecha, había puesto fin a su presencia en el Sáhara Occidental y renunciado a sus responsabilidades respecto del Territorio, dejándolo así de hecho bajo la administración de Marruecos y Mauritania en las zonas que cada uno de ellos controlaba. Tras el retiro de Mauritania del Territorio en 1979 y la concertación del acuerdo mauritano-saharaui de 19 de agosto de 1979 (S/13504, anexo I), Marruecos ha administrado el Territorio del Sáhara Occidental por sí sólo. Marruecos, sin embargo, no figura como la Potencia administradora del Territorio en la lista de Territorios no autónomos de las Naciones Unidas y, por consiguiente, no ha transmitido la información sobre el Territorio prevista en el apartado e) del Artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas."

Hasta aquí los pasajes extractados de ese dictamen del responsable jurídico de la ONU y que ya entonces ratificaban que se está ante una cuestión de descolonización que lleva aparejado el ejercicio del derecho inalienable a la autodeterminación del pueblo concernido, el pueblo saharaui.

Radio Nizkor con información suministrada por el Departamento de Información de las Naciones Unidas en Nueva York, por el sitio web documental de la ONU y por el Diario argelino El Watan.

Charleroi, 25 de octubre de 2013


Tienda de Libros Radio Nizkor On-Line Donations

Sáhara Occidental
small logoThis document has been published on 25Oct13 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.