EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

19sep11


Auto de procesamiento de varios oficiales navales en la causa por crímenes contra la humanidad de la Armada Argentina


Poder Judicial de la Nación

Eduardo Tentoni
Juez
Federal ad hoc

Expte. Nº 04/07 - Secretaría de Derechos Humanos

Bahía Blanca, 19 de septiembre de 2011.

AUTOS Y VISTOS:

Para resolver en esta causa 04/07 caratulada: “Investigación de delitos de Lesa Humanidad (Armada Argentina)” en trámite ante este Juzgado Federal de Primera Instancia N° 1 de Bahía Blanca, Secretaría de Derechos Humanos a cargo del Dr. Mario A. FERNÁNDEZ MORENO, la situación procesal de: 1. BOTTO Guillermo Félix de nacionalidad argentina, titular de M 5.177.381, nacido el 03 de julio de 1939 en la ciudad de Miramar, Provincia de Buenos Aires; hijo de Guillermo José (f) y de Antonio Lucía Barreiro (f), Capitán de Navío (RE) de la Armada Argentina, casado, con  domicilio en calle Franco Nº 3668 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2. BUSTOS Luis Ángel argentino, D.N.I. 5.519.267, nacido el 10 de octubre de 1948 en la ciudad de Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires; hijo de Luis y Juana Dólar, ambos fallecidos, portero de edificio, Cabo 1º (RO) de la Prefectura Naval Argentina, domiciliado en Luzuriaga 243, de la ciudad de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires; 3. CARRIZO Tomás Hermógenes, de nacionalidad argentina, titular de DNI 4.284.511, nacido el 11 de octubre de 1938 en la ciudad de La Esperanza, provincia de Jujuy; hijo de Cruz Auristela Delgado (f) y de Oscar Raúl (f), Capitán de Fragata (RE) de la Armada Argentina, casado, con domicilio en Granadilla (ex Urquiza) 652, Cerro de Oro, Villa de Merlo, Pcia. de San Luis; 4. CASTRO Oscar Alfredo, de nacionalidad argentina, titular de L.E. 5.127.615, nacido el 03 de marzo de 1930 en la Capital Federal; hijo de Ciriaco (f) y de Isabel Calvo (f), Capitán de Navío de Infantería de Marina (RE) de la Armada Argentina, de estado civil casado, domiciliado en calle 484 N° 2.520 de la localidad de Manuel Bonnet, Partido de La Plata, Provincia de Buenos Aires; 5. CORNELLI Félix Ovidio, de nacionalidad argentina, titular de LE 4.658.801, nacido el 26 de noviembre de 1927 en la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, provincia de Buenos Aires; hijo de Arturo (f) y de Arminda Medina (f), Prefecto Mayor (RE) de la Prefectura Naval Argentina, casado, con domicilio en La Pampa Nº 2119 Piso 12 Dto. B de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 6. GARCÍA Manuel Jacinto, de nacionalidad argentina, titular de CI 2.166.678, nacido el 22 de septiembre de 1924 en la ciudad de Lincoln, Provincia de Buenos Aires; hijo de Manuel García Fernández (f) y de Luisa Tallada (f) -ambos españoles-, Contralmirante (RE) de la Armada Argentina, casado, domiciliado en Pacheco 271 de la localidad de Martínez, Provincia de Buenos Aires, encontrándose cumpliendo detención domiciliaria por disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 12 -sito en Comodoro Py 2002 Piso 4º  de la Ciudad Autónoma de Buenos Aries (Tel: 48917190)- a cargo del Dr. Sergio Gabriel TORRES, Secretaría Nº 23 en razón del auto de procesamiento dictado el 23/06/09 en la causa 14217/03 (ex 761) caratulada: "Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA); ACOSTA Jorge Eduardo; ASTIZ Alfredo Ignacio; AZIC Juan Antonio entre otros s/ Delito de Acción Pública"; 7. PILA Pedro Alberto   de nacionalidad argentina, DNI 6.343.047, nacido el 10 de octubre de 1938 en la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe; hijo de Pablo Lázaro y Alcira Hortensia ALMIRÓN, ambos fallecidos, Prefecto (RE) de la Prefectura Naval Argentina, domiciliado en Calle 150 N° 28 de Berazategui, Pcia. de Buenos Aires; 8. PONS Luis Alberto, de nacionalidad argentina, DNI M 4.391.937, nacido el 20 de agosto de 1942 en Buenos Aires, hijo de Luis (f) y de Nélida Mié (f), Capitán de Corbeta (RE) de la Armada Argentina, casado, con domicilio en Libertador 5484 Piso 4° "A" de la Ciudad  Autónoma de Buenos Aires; 9. MARTÍNEZ LOYDI Francisco Manuel, de nacionalidad argentina, titular de la M.I. 5.493.764, nacido el 03 de diciembre de 1942 en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires; hijo de Manuel (f) y de Erminia Loydi (f); Prefecto Principal (RE) de la Prefectura Naval Argentina, casado, domiciliado en calle 24 N° 4532 de la ciudad de Necochea, Provincia de Buenos Aires y  10. NOUGUÉS Néstor Alberto argentino, D.N.I. 5.491.288, nacido el 23 de junio de 1942 en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires; hijo de Julio Néstor y Amanda Menéndez, ambos fallecidos, Ayudante Mayor (RE) de la Prefectura Naval Argentina, domiciliado en Isabel la Católica 3244 de Ingeniero White, ciudad de Bahía Blanca

RESULTANDO:

Dada  la inusual cantidad de cuerpos -a la fecha 84-, anexos e incidentes -más de 136-, que hace engorrosa la búsqueda de las citas y con el fin de que esta resolución se baste a si misma, se transcribirán los textos de varias decisiones, escritos, declaraciones, etc.,  advirtiendo que las palabras en negritas -o subrayadas- que los repiten no se corresponden con el formato normal de sus originales.

I - REQUERIMIENTO:

1. CONTEXTO HISTÓRICO - NORMATIVOPrevio a enunciar los hechos requeridos, la Fiscalía realiza a fs. 696/715 una exposición del contexto histórico en el cual fueron consumados y del marco normativo que los había regido, afirmando que en su totalidad fueron cometidos “...en la ejecución de un plan sistemático de represión y exterminio, constitutivo de genocidio, ejecutado desde el Estado por miembros de sus Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad (provinciales y federales)...”

1.1.  SITUACIÓN ANTERIOR AL 24 DE MARZO DE 1976:  La Fiscalía sostiene a fs. 696/715 que el 6 noviembre de 1974 se estableció en todo el país el estado de sitio y que desde ese momento, los imputados por los hechos cuya instrucción requiere, dispusieron de la estructura de las Fuerzas Armadas para gestar y aplicar el plan sistemático de exterminio y perpetrar crímenes de lesa humanidad.

A partir del 24 de marzo de 1976 -refieren-, las mismas Fuerzas Armadas asignaron toda la estructura y organización institucional del país al cumplimiento integral del genocidio ya planificado.

1.2. EL GOLPE DE ESTADO DEL 24 DE MARZO DE 1976: Que asestado el golpe de estado, las Fuerzas Armadas asumieron el control de los poderes públicos.

Agrega que el gobierno de facto autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional", inmediatamente emitió el Acta para el Proceso de Reorganización Nacional, que erigió la Junta de Comandantes que presidió la Nación, declarando caducos los cargos ejecutivos, disolviendo todos los cuerpos legislativos de los estamentos nacionales, provinciales y municipales; removiendo la Corte Suprema de Justicia de la Nación, suspendiendo la actividad política y gremial entre otras medidas, además de emitir numerosos comunicados de prensa advirtiendo a la población del estado de sitio imperante, el control operacional sobre todo el país de la Junta de Comandantes de las Fuerzas Armadas, la clausura de libertad de expresión, y otras medidas ilícitas destinadas a intimidar a la población civil. El funcionamiento de la Junta Militar, el Poder Ejecutivo Nacional y la Comisión de Asesoramiento Legislativo a partir de ese momento se rigió por la Ley 21.256.

Durante la dictadura militar -continúa la Fiscalía-, se instauró un régimen de terror, tendiente a la eliminación de un sector nacional que, en su concepción, resultaba incompatible con su ideología y con el orden que pretendían imponer. Para cumplir su objetivo no importaba atropellar los derechos humanos profundizándose la represión ilegal, cometiéndose hechos atroces, que serán denunciados en 1979 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que se reflejarán en el informe de la CONADEP, en el “Juicio a las Juntas" y que se describen en el presente requerimiento.

Estos hechos, cometidos durante la última dictadura militar, serán atribuidos por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal - en pleno - en la causa 13/84, al sistema operativo ordenado por los Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, por el cual la estructura operativa de las fuerzas, detuvo a gran cantidad de personas, las alojó en centros clandestinos de detención (CCD), las interrogó en crueles sesiones de torturas, mantuvo su cautiverio en condiciones inhumanas de vida y alojamiento, para luego disponer sobre el destino de ellas. En miles de casos, la decisión fue el fusilamiento y la desaparición.     

Antes de dejar el gobierno, los militares decidieron autoamnistiarse mediante el dictado de la ley 22.924, la cual, ya en democracia, fue anulada por la ley 23.040.

1.3.  EL JUICIO A LAS JUNTAS: Que con el dictado de los decretos 158/83, el Poder Ejecutivo Nacional de entonces decidió promover el enjuiciamiento de las tres primeras juntas militares que detentaron el poder a partir del 24 de marzo de 1976.

Según lo normado, el enjuiciamiento de los comandantes debía llevarlo a cabo el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, pero ante la constatación de la actitud de no cumplir su cometido, asegurando la impunidad de los autores, la Cámara Nacional de Apelaciones Criminal y Correccional de Capital Federal, como lo preveía la ley 23.049, avocó el conocimiento de la causa seguida a los comandantes que integraron las juntas militares.

La mencionada Cámara Nacional de Apelaciones, será la que el 9 de diciembre de 1985 dictará la histórica sentencia en la causa 13/84 caratulada “Causa originariamente instruida por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas en cumplimiento del decreto 158/83 del Poder Ejecutivo Nacional", que tuvo por acreditada la existencia de un plan sistemático de represión y exterminio ejecutado desde el estado, y la instrumentación de ese plan sistemático a través del secuestro, alojamiento en centros clandestinos de detención, tortura y desaparición de personas, utilizando para ello la estructura orgánica de las Fuerzas Armadas y de todo el Estado, tanto para su consumación, como para el encubrimiento de los crímenes y la destrucción de la prueba que incriminaba a los autores.

La Corte Suprema de la Nación, más allá de las fundamentaciones diferentes, por unanimidad, confirmó la sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en cuanto a la existencia de un plan sistemático de represión (C.S.J.N., causa N° 450/86)

El punto 30 de la sentencia: En el punto 30 del fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones, en la aludida causa 13/84, el Tribunal instó el procesamiento de los oficiales superiores que comandaron las zonas y subzonas de defensa y a los responsables operativos de las acciones delictivas, en base a todas las pruebas recolectadas en ese juicio, textualmente: “Disponiendo, en cumplimiento del deber legal de denunciar, se ponga en conocimiento del Consejo Supremo de las FF.AA., el contenido de esta sentencia y cuantas piezas de la causa sean pertinentes, a los efectos del enjuiciamiento de los Oficiales Superiores, que ocuparon los comandos de zona y subzona de Defensa, durante la lucha contra la subversión, y de todos aquellos que tuvieron responsabilidad operativa en las acciones (arts. 387 del Código de Justicia Militar y 164 del Código de Procedimientos en Materia Penal)" (Fallos: 309 Tomo 2, pág. 1656).

Por su parte, las Cámaras Federales de Apelaciones de todo el país -incluida la de Bahía Blanca, respecto de los hechos cometidos bajo el control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército y de la Armada- asumieron el conocimiento de las causas de sus jurisdicciones, ante la inactividad del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, y estando todos los plazos holgadamente vencidos.

Luego de las condenas a alguno de los comandantes de las juntas militares en la mencionada causa 13/84, el 23 de    diciembre  de 1986 se sancionó la ley 23.492  –llamada de punto final-. La norma, publicada el 29 de diciembre de 1986, disponía la extinción de la acción penal si dentro de los 60 días no se citaba a prestar declaración indagatoria a los militares imputados. El efecto buscado –de corte a la posibilidad de juzgamiento, garantizando la impunidad- no se alcanzó, pues varias Cámaras Federales actuaron con diligencia (pese a la feria judicial), para citar a los imputados antes del 23 de febrero de 1987.

Posteriormente, el 4 de junio de 1987 se sancionó la ley 23.521 -llamada de obediencia debida-, que exculpaba a los oficiales, suboficiales y subalternos, disponiéndose que “Se presume sin admitir prueba en contrario (...) que no son punibles por haber obrado en virtud de obediencia debida (...) porque obraron en estado de coerción bajo subordinación de la autoridad superior y en cumplimiento de órdenes sin facultad o posibilidad de inspección, oposición o resistencia a ellas en cuanto a su oportunidad y legitimidad".

Mediante estas dos leyes, a las que se sumó luego el Decreto 1002/89 -por el cual el Poder Ejecutivo de entonces dispuso indultar a los últimos imputados bajo proceso-, se impidió el enjuiciamiento de los responsables del genocidio de la última dictadura militar, dejando impune a los responsables del capítulo más oscuro de la historia argentina.

Los imputados de los delitos cometidos en ejecución del plan criminal del terrorismo de estado que se encontraban privados de libertad, la recuperaron. Los procesados fueron desprocesados y las citaciones a audiencias indagatorias, dejadas sin efecto.

La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, declaró la inconstitucionalidad del art. 1 de la ley 23.521, fallo que fue revocado por la C.S.J.N., el 24 de junio de 1988 en la causa “Mántaras, Mirtha s/plantea inconstitucionalidad ley 23.521", decidiendo darle validez a la ley cuestionada.

Asimismo, la Cámara bahiense dictó, el 1° de diciembre de 1989, la inconstitucionalidad del decreto 1002/89, en el expediente N° 386, caratulado “Dr. Juan Carlos Wlasic (apoderado de Pedro Alberto Martinelli) en autos “Aquino Mercedes s/ Denuncia (caso Martinelli - Oliva)" s/Plantea inconstitucionalidad Decreto 1002/89". El máximo Tribunal federal, con fecha 14 de octubre de 1992, revocó la sentencia, pronunciándose por la constitucionalidad del decreto referido, el cual  fue declarado nulo a  fs. 545/586.

Pese a la paralización de la persecución penal dispuesta, y al efecto buscado y logrado de mantener impune los crímenes consumados con el alegado propósito de “combatir el terrorismo", los procesos en curso no tuvieron finalización.

A partir de esta circunstancia, se iniciaron en 1995 los “Juicios por la Verdad", cuya tramitación estuvo basada en los argumentos vertidos por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el precedente “Velásquez Rodríguez" del 29 de julio de 1988, al decidir que es un deber del estado, a través de sus órganos judiciales, investigar y sancionar las violaciones a los derechos humanos; subsistiendo dicho deber mientras se mantenga la incertidumbre acerca de la verdad de lo ocurrido, más allá de los impedimentos legales internos de cada orden normativo.

En 1999 mediante la presentación del caso “Lapacó" ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Estado argentino reconoció expresamente el derecho a la verdad de las víctimas –y sus familiares- del terrorismo de Estado.

El mismo año, en esta jurisdicción, la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, inicio la ex causa Nº 11 (c) caratulada “Presentación de A.P.D.H. del Neuquén, Bahía Blanca y otros en causa Nº 11/86 reclamando saber el destino de los desaparecidos"  (actual causa Nº 05/07/03, recaratulada “Investigación de delitos de lesa humanidad cometidos bajo el control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército") buscando disipar la mayor incertidumbre que dejó el genocidio argentino: el destino de los detenidos-desaparecidos y de los niños nacidos en cautiverio (actual causa N° 05/07/04).

La situación de impunidad, no salvada con los “Juicios por la Verdad" que no tenían como objeto determinar responsabilidad penal sino dilucidar la verdad histórica, se intentó revertir con el dictado de la ley 25.779, de agosto de 2003, que declaró insanablemente nulas a las leyes de “Punto Final" y “Obediencia Debida".

El camino para la reanudación de los procesos que habían paralizado los leyes de impunidad, quedó definitivamente allanado con el pronunciamiento de la C.S.J.N. en el caso “Simón Julio Héctor y otros s/privación ilegítima de la libertad etc." del 14 de junio de 2005, donde el máximo tribunal confirmó la validez de la ley 25779 y declaró, a todo evento, de ningún efecto las leyes 23.492 y 23.521 y cualquier acto fundado en ellas que pueda oponerse al avance de los procesos que se instruyan, o al juzgamiento y eventual condena de los responsables, u obstaculizar en forma alguna las investigaciones llevadas a cabo por los canales procedentes y en el ámbito de sus respectivas competencias, por crímenes de lesa humanidad cometidos en el territorio de la Nación Argentina.

Superados los impedimentos legales que aseguraron hasta el presente la impunidad de los responsables del genocidio argentino, debe investigarse la responsabilidad penal de las personas imputadas en los hechos requeridos.

2.  ESQUEMA REPRESIVOEl Ministerio Público Fiscal también a fs. 696/715 señala:

2.1. Introducción: El sistema clandestino de represión a través del cual se consumó una innumerable cantidad de delitos que encuadran dentro de la categoría de crímenes contra la humanidad, se basó en una planificación integral, sobre la cual transcurrió la operatoria del plan represivo.

“El sistema puesto en práctica -secuestro, interrogatorio bajo tormentos, clandestinidad e ilegitimidad de la privación de la libertad y, en muchos casos la eliminación de las víctimas-, fue sustancialmente idéntico en todo el territorio de la Nación y prolongado en el tiempo" (Causa 13/84 Cap. XX).

Este sistema represivo se encuentra documentado en la normativa ilegal dictada por las Fuerzas Armadas. En particular, merecen destacarse –como muestra de la precisa planificación del plan genocida- las siguientes:

    - la Directiva del Consejo de Defensa Nº 1/75 (Lucha contra la subversión), que tuvo por objeto instrumentar el empleo de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y Policiales para la lucha contra la subversión.
    - la Directiva Nº 404/75 (Lucha contra la subversión) del Comandante General del Ejército, destinada a poner en ejecución inmediata las medidas y acciones para la lucha contra la subversión.
    - El “Plan del Ejército" (Contribuyente al Plan de Seguridad Nacional), que programó la destitución del Gobierno en todo el ámbito del país y la detención masiva de personas del ámbito político, económico y gremial.
    - La Directiva Antisubversiva N° 1/75 “S" del Comandante General de la Armada, que estableció la organización y el plan general de las operaciones de represión de la Armada.
    - El Plan de Capacidades (PLACINTARA) C.O.N N° 1 “S"/75, contribuyente a la Directiva Antisubversiva N° 1/75 “S", que reglamentó en detalle el plan represivo de la Armada.

2.2. La estructura represiva de la Armada:  La Fiscalía indica que la jurisdicción de la Armada Argentina comprendía el mar, los ríos navegables, sus riberas, zonas portuarias y la zona territorial circundante a las bases y establecimientos en tierra.

Así, el esquema organizativo de la Armada para llevar adelante la actividad represiva, no se basó formalmente -como en el caso del Ejército- en una división del territorio bajo su jurisdicción en Zonas, Subzonas o Áreas de defensa.

Dentro del marco conformado por los decretos 261, 2770, 2771 y 2772 de 1975 y por la Directiva Nº 1/75 del Consejo de Defensa, la Armada emitió la Directiva Antisubversiva 1/75 “S", en la que estableció que los comandos, organismos y dependencias de dicha fuerza constituirían, a los fines de combatir la subversión, una sola Zona de Defensa.

En dicha Directiva se estableció que la misión de la Armada Argentina consistía en “operar ofensivamente contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción, y fuera de ella en apoyo de las otras Fuerzas Armadas, para detectar y aniquilar las organizaciones subversivas, a fin de contribuir a preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado".

Posteriormente, el 21/11/75, la Armada dictó como contribuyente de la Directiva arriba mencionada, el Plan de Capacidades (PLACINTARA) C.O.N. N° 1/75 “S".

Dicho Plan de Capacidades, estableció los lineamientos de   la   acción   propia  de  esa  fuerza,  mantuvo  el  esquema   operativo  -preexistente en la Armada-, compuesto por once Fuerzas de Tareas, destinadas a la actuación en el marco interno y asentadas en las principales unidades y comandos operativos.

El Anexo “D" del PLACINTARA estableció en la sección 1.2. que el Comando General de la Armada tendría jurisdicción sobre:

    - Los mares adyacentes al territorio de la República hasta las 200 millas y las aguas navegables de jurisdicción nacional.
    - Las Bases, establecimientos, cuarteles y edificios pertenecientes a la Armada u ocupados por ella y las zonas adyacentes que sean necesarias para su defensa, cuyas áreas serían delimitadas por el Comando General de la Armada, previo acuerdo con el Comando de la jurisdicción vecina.
    - El Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.
    - Los puertos de jurisdicción nacional.
    - Los buques de matrícula argentina dedicados al tráfico internacional y cabotaje marítimo y/u otras actividades en su jurisdicción.
    - Los buques mercantes de bandera extranjera en aguas territoriales argentinas.
    - Los servicios de seguridad para la aeronavegación en las aguas nacionales.

El Comando de Operaciones Navales -con sede en la Base Naval Puerto Belgrano, de acuerdo al punto 5.1. del PLACINTARA- era la máxima autoridad operativa en la Armada, encargada de planear, conducir y supervisar todas las acciones.

El Comando de Operaciones Navales se hallaba subordinado al Comando General de la Armada, y tenía bajo su dependencia a los Comandos de las Fuerzas de Tareas.

Estos Comandos, que se hallaban en un mismo plano,  carecían de autonomía en la conducción de la acción represiva, la cual era única y centralizada. Dependían, entonces, del Comando General de la Armada, a través del Comando de Operaciones Navales.

Los Comandos de las Fuerzas de Tareas, a su vez, debían confeccionar planes contribuyentes al PLACINTARA, de acuerdo con lo dispuesto en el punto 4.6.

Las Fuerzas de Tareas, que abarcaban las distintas zonas bajo jurisdicción de la Armada, estaban divididas en Grupos de Tareas, cuya cantidad dependía del tamaño de la jurisdicción en la que debieran desarrollaran sus acciones.

Para cumplir determinadas funciones, los Grupos de Tareas se dividían -a su vez- en pequeñas unidades denominadas Unidades de Tareas. Estas Unidades, dependiendo de las situaciones, podían subdividirse también en Elementos de Tareas, que eran la unidad orgánica más reducida.

2.3. Panorama en Bahía Blanca y la región: Afirma  la Fiscalía que dentro del ámbito cuya competencia territorial corresponde al Juzgado Federal N° 1 de Bahía Blanca, existieron diversas unidades dependientes de la Armada Argentina, que constituyeron los centros del accionar represivo de dicha fuerza en nuestra región.

La Fuerza de Tareas N° 2, de acuerdo al punto b. del PLACINTARA, estaba integrada por la Fuerza de Apoyo Anfibio, la Escuela para Oficiales de la Armada, el Centro de Incorporación y Formación de Conscriptos de Marinería, las dependencias con asiento en Bahía Blanca y Punta Alta, la Prefectura Zona Atlántico Norte y la Prefectura Bahía Blanca.

Dicha Fuerza de Tareas tenía jurisdicción sobre el partido de Coronel Rosales, la zona del partido de Bahía Blanca acordada con el Comando Cuerpo Ejército V° y la zona portuaria de Ingeniero White, Cuatreros y Galván (punto 2.2. del anexo “D" del PLACINTARA).

Entre las principales unidades dependientes de la Armada en esta jurisdicción, se encuentran la Base Naval Puerto Belgrano, la Base de Infantería de Marina Baterías y la Base Aeronaval Comandante Espora. 

Por su importancia, merece destacarse la Base Naval Puerto Belgrano, ubicada en el partido de Coronel Rosales. En esta unidad tenía su sede el Comando de Operaciones Navales. Funcionaba también allí el Batallón de Seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano, el Hospital Naval Puerto Belgrano, y el Arsenal Naval Puerto Belgrano, entre otras dependencias.

Durante la época en que ocurrieron los hechos objeto de este requerimiento se desempeñaron como Comandantes de dicha base:

    - Capitán de Navío Edmundo NÚÑEZ, desde el 10/02/76 hasta el 28/01/77.
    - Capitán de Navío Zenón Raúl BOLINO, desde el 28/01/77 hasta el 04/01/78.
    - Capitán de Navío Alberto M. D´AGOSTINO, desde el 29/01/78.

La Base de Infantería de Marina Baterías, ubicada a pocos kilómetros de la Base Naval Puerto Belgrano, era el asiento de los Batallones de Infantería de Marina N° 1 y N° 2 y de la Fuerza de Apoyo Anfibio.

En la Base Aeronaval Comandante Espora –una de las principales bases operativas de la Aviación Naval-, tenían asiento varias escuadrillas y un taller aeronaval.

Las tres Bases mencionadas se hallaban, en cuanto a la llamada lucha contra la subversión, bajo jurisdicción exclusiva de la Armada, de acuerdo con el punto 1.2.2. del Anexo “D" del PLACINTARA.

2.4. Centros clandestinos de detención: Los Centros Clandestinos de Detención (CCD) constituían -según los términos de fs. 696/715- un punto fundamental del sistema de represión.

En las unidades sujetas a la jurisdicción de la Armada, funcionaron diversos centros clandestinos de detención, durante el período comprendido -al menos- entre los años 1976 y 1978, a saber: 

a) Un edificio de grandes dimensiones, ubicado dentro de un predio amplio, en cercanías del mar. Dicho predio se encontraba atravesado por una vía de trocha angosta situada al ras del suelo. El inmueble era antiguo y húmedo, los pisos eran de cemento y una parte del edificio se hallaba recubierta con piedra. Constaba de varios niveles: en el primero funcionaban los dormitorios y la enfermería, comunicados por un pasillo; en los niveles superiores, a los cuales se accedía mediante una escalera ubicada en el exterior del edificio, se interrogaba y torturaba a los prisioneros. Había también boxes construidos con bloques, donde se colocaba a los detenidos. El baño consistía en un inodoro químico.

b) Un buque surto en la Base Naval Puerto Belgrano, presumiblemente el ARA “9 de Julio". Dicho buque, durante el período en que ocurrieron los hechos que se requieren, habría permanecido “radiado" (desafectado) de servicio, según surge de fs. 12.

El traslado de los secuestrados a los centros clandestinos de detención -en adelante, CCD- se llevaba a cabo, en la mayoría de los casos, con la víctima vendada y reducida en el piso de atrás de algún automóvil. Durante el cautiverio, permanecían esposados, con grilletes en los pies y los ojos vendados, pese a lo cual, por los relatos coincidentes de los sobrevivientes, se pueden conocer algunas características de los lugares de detención.

Las condiciones de vida y alojamiento en los mencionados CCD eran inhumanas. La crueldad de los maltratos, tormentos, torturas, vejaciones, violaciones y sometimientos escapan a cualquier intento de descripción.

Lo expuesto es demostrativo de la planificación integral de la represión desatada, que no fue ejecutada “con algunos excesos", sino que contenía desde su origen, la persecución, el hostigamiento y el exterminio de un `grupo nacional´, con lo cual el atropello a los derechos humanos no fue una consecuencia imprevista, sino que fue el medio escogido deliberadamente para la consecución de los fines económicos, sociales y culturales que, a cualquier precio, perseguían los ejecutores del genocidio argentino.

En la mencionada causa N° 13/84, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, al exponer la situación que se daba en todo el territorio argentino, describe y a la vez da por acreditado que:

    “...los comandantes establecieron secretamente un modo criminal de lucha contra el terrorismo. Se otorgó a los cuadros inferiores de las fuerzas armadas una gran discrecionalidad para privar de libertad a quienes aparecieran, según la información de inteligencia, como vinculados a la subversión; se dispuso que se los interrogara bajo tormentos y que se los sometiera a regímenes inhumanos de vida, mientras se los mantenía clandestinamente en cautiverio, se concedió, por fin, una gran libertad para apreciar el destino final de cada víctima, el ingreso al sistema legal (Poder Ejecutivo Nacional o Justicia), la liberación o, simplemente, la eliminación física" (Fallos: 309-1, 291/292).

El fragmento transcripto es válido como descripción de la situación ocurrida en Bahía Blanca y su región, donde se secuestró a gran cantidad de ciudadanos y se saquearon sus bienes; las víctimas fueron alojadas en Centros Clandestinos de Detención, sometidas a torturas y tormentos, y sólo en algunos casos en los que se decidía no asesinarlas –incluso haciendo desaparecer el cuerpo- eran puestas a disposición del P.E.N.

3. CONDICIONES DE DETENCIÓN: Más adelante a fs. 4145/4167 los  Sres. Fiscales consignan que al menos, desde el 14 de marzo de 1976 el buque "ARA 9 de Julio" fue utilizado como centro clandestino de detención -fecha de ingreso de Graciela SEBECA- y desde que las Fuerzas Armadas asestaron el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, una numerosa cantidad de personas fue alojada por personal de la Armada Argentina en el buque mencionado, mientras se encontraba radiado de servicio en un muelle de la B.N.P.B.

Seguidamente agregan que:

"...Los hechos que afectaron a las víctimas mencionadas, comparten particularidades que develan un plan común que obra con sus caracteres de sistemático y generalizado detrás de cada hecho particular.

Es común el fichaje previo por parte de la especialidad de inteligencia, de las actividades políticas de las personas que en fechas coincidentes o cercanas al golpe de estado de 1976, serían privadas de su libertad de manera ilegal, sin que mediara orden de autoridad competente, para luego trasladarlas a distintas dependencias de la Armada Argentina (en adelante A.R.A.) en el ámbito de la B.N.P.B.

La mayor parte del tiempo en cautiverio las víctimas permanecieron en el C.C.D. organizado en el Buque “A.R.A. 9 de Julio".

Las condiciones de detención en dicho centro, son las que han dado definición a los C.C.D. de la última dictadura militar, pues, cada una de las personas que permanecieron allí encerradas fue sometida a condiciones de vida crueles.

Desde el mismo inicio de su privación de libertad, las víctimas se encontraron en situación de vulnerabilidad extrema, al permanecer frente a sus captores, guardias e interrogadores atados, vendados o encapuchados, y en esa situación se las obligó a transitar por humillaciones, golpes, simulacros de fusilamiento, amenazas de muerte; se los sometió a interrogatorios brutales en los que se les aplicaba electricidad sobre sus cuerpos, sesiones y maltratos que se imponían a las víctimas sin que tuvieran la menor posibilidad de defenderse.

Todo ello, amén del sentimiento de incertidumbre acerca de lo que las voluntades que regían sus vidas decidirían con ellos, de la sola circunstancia del confinamiento en soledad -en lugares de dimensiones reducidas sin visión del exterior, con luz artificial en forma permanente- que en sí misma resulta degradante, dada la imposibilidad absoluta de comunicarse con otras personas, y de la amenaza latente de que el intento de comunicarse con otro detenido conllevaría un castigo adicional al ya sufrido por el solo hecho de encontrarse en un centro clandestino de detención.

Las condiciones extremas del cautiverio, tuvieron una intencionalidad concreta signada por la finalidad de anular su personalidad y facilitar la faena de los interrogadores, dirigida a obtener de las víctimas confesiones acerca de otras personas que estaban siendo buscadas o mayor información sobre diferentes círculos en que se desenvolvían, en los que se destacaban los ámbitos políticos, sindicales y educativos.

Resulta ineludible hacer referencia a que aún resta determinar la identidad de otras víctimas que fueron privadas de libertad para luego ser puestas en cautiverio en el buque mencionado. Las personas sobrevivientes al centro clandestino de detención que han brindado su testimonio refieren la presencia de otras víctimas que se habrían encontrado en igual situación, en un número muy superior a las determinadas hasta el momento.

Algunas de las víctimas abarcadas, provenían de unidades de la Prefectura Naval Argentina, y tanto éstas como las que fueron trasladadas directamente al C.C.D. del Buque “A.R.A. 9 de Julio" fueron liberadas desde la misma B.N.P.B, o trasladadas al Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca.

Tras permanecer en cautiverio en esa unidad algunas víctimas fueron liberadas, en tanto que otras siguieron privadas de su libertad en la Unidad Carcelaria nro. 4 de esta ciudad..." (fs. 4146/4147 ap. 3)

4. ESTRUCTURA ORGÁNICA DE LA ARMADA: Los Sres. Fiscales manifiestan a fs. 4145/4167 que la vinculación entre los hechos en tratamiento y los imputados cuya detención solicitan "...surge de la existencia e implementación del plan sistemático aludido, el que fue diseñado, ordenado y aplicado desde la estructura jerárquica de las Fuerzas Armadas, y en los casos que nos ocupan, desde los mandos de la Armada Argentina..."

Afirman que resulta de relevancia:

"...determinar las personas que ocupaban cargos jerárquicos en la estructura de la Armada Argentina al momento de producirse los hechos, ya que desde dicha estructura se emitieron y transmitieron las órdenes ilegales que terminarían traduciéndose en padecimientos violentos e inhumanos por parte de las víctimas. De la voluntad de las personas que ocuparon puestos decisorios o de transmisión de órdenes ilegales dependió la producción de los hechos aquí abarcados, su inicio, sus cruentas circunstancias y su culminación..."

Y en tal propósito la Fiscalía señala:

4.1.  COMANDO DE OPERACIONES NAVALES (C.O.N.): Refieren que este organismo dependiente del Comandante en Jefe de la Armada Argentina (A.R.A) entre los años 1968 y 1987, como en la actualidad, tuvo su asiento en la B.N.P.B. y de acuerdo al Reglamento Orgánico RA - 9 - 004 de 1972, era la máxima autoridad operativa de la A.R.A.

Seguidamente informan:

"...Conforme el artículo 101, el C.O.N. será el responsable “del planeamiento, organización y ejecución de las operaciones navales para el control de las áreas marítimas de interés y las tareas de adiestramiento operativo de las Fuerzas de la Armada conducente a ello.", siendo su tarea general (art. 202): “…Planear, organizar y ejecutar las operaciones navales para el control de las áreas marítimas de interés y las tareas de adiestramiento operativo de las fuerzas de la Armada conducente a ello."

El rol destacado que en el accionar “antisubversivo" asumió el C.O.N. se encuentra reflejado en las funciones contempladas en, entre otras, el Plan de Capacidades (PLACINTARA) C.O.N. N° 1 “S"/75 contribuyente a la Directiva Antisubversiva COAR N° 1/75 y sus anexos.

Al momento de consumarse los hechos en tratamiento, el Comandante de Operaciones Navales era Luis María MENDÍA. En consideración a resultar un hecho público su fallecimiento, se ha solicitado la incorporación del certificado de defunción que así lo acredite.

Además del Comandante, el C.O.N. contaba con su respectivo Estado Mayor, e integraba el mismo un Jefe de Estado Mayor (v. artículo 302 del Reglamento Orgánico del Comando de Operaciones Navales).

Entre febrero de 1976 y el 14 de abril de 1976 el Jefe del Estado Mayor del C.O.N. fue César Augusto GUZZETI. Desde el 14 de abril de 1976 ocupó ese cargo Manuel Jacinto GARCÍA quien permaneció allí hasta el 17 de diciembre de 1976.

El C.O.N. se organizaba además en un Estado Mayor General (art. 303 del Reglamento Orgánico del C.O.N.) y un Estado Mayor Especial (art. 304 del Reglamento Orgánico del C.O.N.).

Entre los departamentos que integraban el Estado Mayor General, se encontraban “Inteligencia" (cap. 6 del Reglamento Orgánico del C.O.N.). La jefatura de dicho departamento del C.O.N., entre el 27 de enero de 1975 y el 6 de diciembre de 1976, estuvo a cargo de Guillermo Martín OBIGLIO.

El aludido Departamento “Inteligencia" contaba, a su vez, con las Divisiones: “Inteligencia y acción psicológica", “División contrainteligencia y despacho", “División planes y adiestramiento".

De acuerdo a lo que surge del legajo de conceptos de Guillermo Félix BOTTO, el mismo se desempeñó entre el 6 de febrero de 1976 y el 1 de agosto del mismo año, como Jefe de la “División Contrainteligencia del C.O.N.".

Resta aun determinar, a partir del examen de la documentación agregada y la actividad procesal por desarrollar, la identidad de los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en los hechos que se investigan en el marco de estas actuaciones. Una vez determinada la identidad y períodos de revista de los mismos, se procederá a ampliar las imputaciones correspondientes..."

Yendo a otro aspecto de la organización de la A.R.A., los Sres. Fiscales consignan que del Comando de Operaciones Navales, dependían tres comandos, el Naval, el de Infantería de Marina y el de Aviación Naval señalando a su respecto lo siguiente:

a) Comando Naval: Sostienen que durante el año 1976, se desempeñó como comandante del Comando Naval el extinto Jorge Isaac ANAYA, de quien hemos solicitado se incorpore su certificado de defunción. El Jefe de Estado Mayor del Comando Naval durante 1976 fue Zenón Raúl BOLINO, de quien efectuamos idéntico pedido. En el ámbito del Comando Naval funcionaba la Base Naval Puerto Belgrano

b) Comando de Infantería de Marina: Informan que Eduardo FRACASSI se desempeñó como Comandante de Infantería de Marina desde el 19 de enero de 1976 al 14 de diciembre de 1976, en tanto que Eduardo Lucas QUINTANA revistó como jefe de Estado Mayor del Comando Infantería de Marina durante 1976 y a su respecto hemos solicitado se incorpore el correspondiente certificado de defunción. En el ámbito del Comando Infantería de Marina, funcionaba la Base de Infantería de Marina “Baterías"

c) Comando Aviación Naval: Indican que este Comando era el tercer Comando dependiente del Comando de Operaciones Navales. En su ámbito funcionó la Base Aeronaval Comandante Espora. Desde el 4 de febrero de 1976, fue comandante de Aviación Naval, Ángel Lionel MARTÍN, en tanto que Juan SIDOTI se desempeñó como Jefe de su Estado Mayor

4.2. BASE NAVAL PUERTO BELGRANO: Los Sres. Fiscales señalan a fs. 4145/4167 que en el ámbito del Comando Naval, funcionaba la Base Naval Puerto Belgrano (B.N.P.B.), cuya actividad regulaba el Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano R.A-9-050 del año 1974 que le asignaba la misión de asegurar el sostén logístico y proveerá seguridad a las Fuerzas y Unidades Navales que se apoyan en esta Base; y contribuirá al sostén logístico de las Fuerzas y Unidades Aeronavales y de Infantería de Marina en su zona de influencia y proveerá sostén logístico de las Bases Avanzadas y Puntos de Apoyo que se determinen, a fin de contribuir a asegurar la capacidad operativa del poder naval (art. 101).

La organización -y responsables- de la B.N.P.B. la describen así:

a) Jefatura:  "..Desde el 10 de febrero de 1976 y hasta el 28 de enero de 1977 el Capitán de Navío Edmundo Oscar NUÑEZ, se desempeñó como Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano.

De acuerdo al Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano R. A – 9 – 050, del año 1974, concretamente al Capítulo 2. "Jefatura de la Base", “La Jefatura de la Base Naval Puerto Belgrano será ejercida por un Oficial Superior del Cuerpo de Combate, con el título de Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano. (Artículo 201. "Jefatura, Jerarquía y Título").

Asimismo dispone que: “La jefatura de la Base Naval Puerto Belgrano dependerá y será puesto en posesión de la Jefatura, por el Comandante Naval.

Tendrá además dependencia funcional, de cada uno de los Direcciones y Servicios que intervengan en los respectivos elementos funcionales de la logística operativa. (Artículo 202. “Dependencia y reconocimiento").

En relación a las tareas del Jefe de la B.N.P.B. dispone el reglamento que:

    a. Administrará, conducirá y supervisará lo relacionado con la función logística, la función de seguridad, la función de servicios generales y la función de operaciones que desarrolla la Base. Cumplirá asimismo con los deberes, atribuciones y responsabilidades, que determina el R.G.S.N. –Tomo 2 – Del Servicio de Abordo – Libro 1 – Del Personal Superior en el Cap. 21.105, en todo lo que sea de aplicación a la Base.
    b. Ejercerá jurisdicción Militar sobre todo el Personal que habite, trabaje o transite en la Base Naval y tierras fiscales asignadas.
    c. Establecerá las reglamentaciones pertinentes en el orden administrativo, disciplinario, municipal y comercial.
    d. Hará cumplir las leyes nacionales dentro de su jurisdicción dando la debida y oportuna intervención a las autoridades correspondientes.
    e. Cumplirá toda otra tarea asignada en virtud de leyes especiales o que por su naturaleza se vinculen directa o indirectamente a la Base, como así también las que eventualmente sean fijadas por la superioridad."(Artículo 203).."

b) Subjefatura:  "...Ricardo BARROETAVEÑA, también durante 1976, ocupó el cargo de Subjefe de la Base Naval Puerto Belgrano... el mismo habría fallecido...

En relación al Subjefe de la B.N.P.B. el Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano R.A -9- 050, del año 1974 dispuso:

Dependencia del Subjefe. El subjefe dependerá directamente del Jefe de la Base y será su relevo natural." (Artículo 205).

En cuanto a las tareas a cargo del Subjefe de Base, el reglamento de mención prescribe que:

    a. Cumplirá las funciones que el R.G.S.N. – Tomo 2 – Libro 1 – establece para el Segundo Comandante en todo lo que sea de aplicación a la Base.
    b. Dirigirá y coordinará la actividad de las Subjefaturas, Departamento y Divisiones mencionadas en el Art. 103. Transmitirá a sus respectivos Jefes las resoluciones y políticas del Jefe de la Base.
    c. Mantendrá informado al Jefe de la Base sobre los aspectos que le son de resolución directa.
    d. Confeccionará los Planes de Acción.
    e. Ejercerá la Presidencia de los Casinos Militares, de la cual dependerán todas las Subcomisiones que integran los mismos.
    f. Dirigirá todas las Comisiones Militares internas dispuestas por el Jefe de la Base."(Artículo 206)

c) Subjefaturas, Departamentos y Divisiones: Informan que la organización de la B.N.P.B. estuvo estructurada en Subjefaturas (dependientes del Subjefe), las que a su vez se integraban con Departamentos y Divisiones, agregando que:

"...En relación a estas, el Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano R. A -9- 050, del año 1974, dispuso en su artículo 104 “Subjefaturas" que:

"Los jefes de las subjefaturas indicadas en el Art. 103 a., cumplirán aparte de sus tareas específicas, las siguientes que serán comunes:

Asesorarán al Jefe de la Base.

Cumplirán las funciones generales y obligaciones que figuran en el R.G.S.N. Tomo 2 – Libro 1 – Cap. 21.107 en todo lo que sea de aplicación a la Base.

Dirigirán y coordinarán la actividad de los Departamentos y Divisiones componentes; transmitirán a sus respectivos Jefes las resoluciones y políticas del Jefe de la Base.

Mantendrán informado al Jefe de la Base sobre los aspectos que le son de resolución directa y pedirán directivas sobre aquellos que requieran su opinión.

Confeccionarán los respectivos Planes de Acción (Instrucción y Obras); informando al Jefe de la Base sobre las capacidades de los medios, moral, adiestramiento, equipo, abastecimiento y estado general de preparación y eficiencia.

Firmarán correspondencia de rutina y técnica y emitirán instrucciones contribuyentes

Instruirán y adiestrarán al personal subordinado."

Diligenciarán correspondencia de la Subjefatura, proponiendo al Jefe de la Base las resoluciones que correspondan.

Proveerán vigilancia y seguridad a las instalaciones bajo su control.".

En tanto que en el artículo 105 disponía en relación a Departamentos y Divisiones que:

    a. Cumplirán genéricamente lo dispuestos por el Art. 104.
    b. Cumplirán las funciones generales y obligaciones que figuran en el R.G.S.N. – Tomo 2 – Libro 1 – Cap. 21.107 y 21.108 en todo lo que sea de aplicación a la Base."

E inmediatamente afirma la Fiscalía que:

"...La Subjefatura "Operaciones" de la B.N.P.B., desde el 4 de marzo de 1976 hasta el 17 de diciembre de 1976, estuvo a cargo de Marcelo Agustín LINARES, quien en dicho carácter y siendo Capitán de Fragata, califica en el legajo de conceptos a Ricardo Joaquín MOLINA, quien desde el 15 de marzo de 1976 y el 26 de noviembre de 1976 se desempeñara como Jefe del Departamento Inteligencia y División Policía de la Base Naval Puerto Belgrano.

En el ámbito del Departamento Inteligencia de la B.N.P.B. funcionó la División Contrainteligencia, cuya jefatura, entre el 16 de febrero de 1976 y el 10 de enero de 1977, estuvo a cargo de Tomás Hermógenes CARRIZO, quien de acuerdo a una anotación de su legajo de servicios con fecha 13 de marzo de 1976 pasó a revistar en la Subjefatura "Operaciones" y de acuerdo a los Boletines Navales Reservados números 111/75 PM3/76, al mismo tiempo se desempeñó como Jefe del Registro Civil de BNPB y Jefe Militar Barrio Puerto Rosales.

Por otra parte, surge del legajo de servicios de Leandro Marcelo MALOBERTI que se desempeñó como Jefe de la División Contrainteligencia de la Base Naval Puerto Belgrano desde el 24 de marzo de 1971 hasta el 31 de diciembre de 1977..."

En relación a las tareas generales y particulares de la División Contrainteligencia de la B.N.P.B, recuerdan los Sres. Fiscales que el Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano R. A – 9 – 050, del año 1974, establecía que:

"...3. Tareas generales de la División.

    a) Ejecutará las tareas prescriptas en el Art. 608 de la Publicación R.0-1-702 "DOCTRINA DE INTELIGENCIA NAVAL" y las que especialmente se ordenen.
    b) Asistirá al Jefe de la Subjefatura General en asuntos de Inteligencia, Contrainteligencia y Acción Psicológica relacionados con la "Seguridad" de la Jurisdicción.
    c) Asesorará y asistirá a los Cargos Contrainteligencia de la Base Naval.
    d) Atenderá los requerimientos informativos que le formulen las Subjefaturas, Departamentos y/o Divisiones Independientes y que no estén comprendidos dentro de las tareas señaladas a).
    e) Propondrá los planes de instrucción en Contrainteligencia para el Personal de la Base Naval supervisando su cumplimiento.
    f) Intervendrá en la proposición de modificaciones a la doctrina, normas, procedimientos y planes referidos a Contrainteligencia.

4. Tareas particulares de la División Contrainteligencia.

    a) Entenderá en la preparación y redacción de planes, normas e instrucciones de Contrainteligencia para la Base Naval.
    b) Entenderá en el planeamiento, ejecución, supervisión, y evaluación de adiestramiento en Contrainteligencia en la Base Naval.
    c) Llevará el control del Personal "OBSERVADO" desde el punto de vista de Contrainteligencia y que revista por la Base Naval.
    d) Llevará actualizado el fichero con la información local y aquella que considere de interés, facilitándola al organismo/s de inteligencia que se la requieran.
    e) Intervendrá en estudios sobre "Condiciones de Seguridad" de la Base Naval.
    f) Mantendrá actualizada la "Carpeta Contrainteligencia" de la Base Naval.
    g) Asesorará en todo lo referido a Censura Naval.
    h) De producirse en la Base Naval actos de sabotaje, espionaje y/o subversivos tomará intervención, en coordinación con el COMANDO NAVAL, COMANDO DE OPERACIONES NAVALES y el SERVICIO DE INTELIGENCIA NAVAL."

4.3. FUERZA DE TAREAS 2: Los Sres. Fiscales indican que la Fuerza de Tareas 2 (F.T. 2), denominada "FUERZA DE APOYO ANFIBIO", era una de las 11 Fuerzas de Tareas organizadas desde el C.O.N. y estaba a cargo del área de seguridad 512.

Precisan que:

"...De la Fuerza de Tareas 2, dependían la Fuerza de Apoyo Anfibio (F.A.P.A.), la Escuela de Oficiales de la Armada y la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte y Bahía Blanca.

A su vez, la F.A.P.A reunía a todas las unidades que daban apoyo a la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1.

Estas unidades eran, el Batallón de Vehículos Anfibios, la Agrupación de Comandos Anfibios, el Batallón de Comunicaciones Nro. 1, el Batallón Antiaéreo, y el Batallón de Comando y Servicios.

La jurisdicción de la Fuerza de Tareas 2, abarcaba los edificios, instalaciones y establecimientos dentro del perímetro de la B.N.P.B., incluyendo Puerto Rosales; el partido de Coronel Rosales; la zona del Partido de Bahía Blanca acordada con el Comando del Vto. Cuerpo Ejército; como así también la zona portuaria de Ingeniero White, Cuatreros y Galván.

En lo que hace a la especialidad de inteligencia, la Fuerza de Tareas 2 tenía como agencia de colección a la Central de Inteligencia de la B.N.P.B. y a las Divisiones o Secciones de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan, como la División Contrainteligencia Base Aeronaval Comandante Espora (B.A.C.E.), la División Contrainteligencia Base de Infantería de Marina Baterías (B.I.M.B.) y la División Inteligencia Prefectura Naval Argentina Zona Atlántico Norte (Z.A.N.)..."

Luego de lo anterior, los Sres. Fiscales indican que:

"...Durante 1976, comandó la F.A.P.A. Oscar Alfredo CASTRO quien fue sucedido en ese cargo por Carlos Alberto César BÜSSER. En tanto que en el Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, entre el 23 de diciembre de 1975 hasta el 27 de diciembre de 1976, se desempeñó Luis Alberto Pablo PONS..."

4.4. SERVICIO DE INTELIGENCIA NAVAL (S.I.N.): Los Sres. Fiscales expresan  a fs. 4145/4167 que el Servicio de Inteligencia Naval (S.I.N.), dentro de la estructura en la que se organizaba la Armada Argentina, al momento de ejecutar los hechos en tratamiento, dependía de la Jefatura de Inteligencia, la que dentro del Comando en Jefe de la Armada, funcionaba bajo la órbita del Sub-jefe del Estado Mayor General de la Armada, quien a vez dependía del Jefe de Estado Mayor de la Armada, siendo este subordinado inmediato del Comandante en Jefe de la Armada Argentina.

En lo atinente a las funciones que en el ámbito de la B.N.P.B. y del área de seguridad 512, desempeñaba el Servicio de Inteligencia Naval (S.I.N.), se remiten a lo transcripto en el apartado precedentemente agregando que de las disposiciones referidas surge explícita la relación entre el S.I.N. y otras centrales de inteligencia.

Los Sres. Fiscales concluyen este apartado expresando que:

"...En cuanto a la Jefatura del Servicio de Inteligencia Naval, desde el 25 de enero de 1974 ocupó ese cargo el Capitán de Navío Lorenzo de MONTMOLLIN, quien permaneció en esa función hasta el 08 de febrero de 1977... habría fallecido el 5 de marzo de 1991..."

5. PREFECTURA NAVAL ARGENTINA: Los Sres. Fiscales  a fs. 4145/4167 y a fs. sub 1/13vta. del incidente número 04/07/inc.97 caratulado: "Ministerio Público Fiscal s/ Solicita en causa N° 04/07..."  refieren que la fuerza de seguridad Prefectura Naval Argentina (P.N.A.) se encontraba, en el esquema represivo, bajo el control operacional de las Fuerzas Armadas y que la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte, integraba la Fuerza de Tareas 2 "Fuerza de Apoyo Anfibio" para agregar que a su vez, en lo atinente a la especialidad de inteligencia, la Fuerza de Tareas 2, contaba entre las agencias de colección de información con la División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de las unidades subordinadas, lo que incluía a Prefectura Naval Argentina Zona Atlántico Norte.

Terminado este organigrama, señalan:

"...Desde el 19 de diciembre de 1975, revistó como Prefecto de Zona de la Prefectura Naval Argentina de Zona del Atlántico, Félix Ovidio CORNELLI, cargo que en sus legajos de servicios y concepto obra como el último destino que tuvo antes de su retiro voluntario, ocurrido en septiembre de 1977.

Dentro del Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina, desde el 1 de agosto de 1975, en la sección Acción Psicológica en el cargo de Jefe se desempeñó Francisco Manuel MARTÍNEZ LOYDI, quien con fecha 1 de enero de 1977 pasó a revistar como Ayudante de órdenes del señor Subprefecto Nacional Naval..." (fs. 4145/4167)

5.1. SUBORDINACIÓN Y COORDINACIÓN:  A fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97 agrega la Fiscalía:

“…La coordinación de las diferentes fuerzas represivas en la denominada lucha contra la subversión resulta acreditada, en lo que aquí respecta, por la La Ley 18.390 (B.O. 28/10/69) -vigente al tiempo de los hechos bajo investigación- en cuanto dispone que la Prefectura Naval Argentina (en adelante PNA) queda subordinada, al Comando en Jefe de la Armada.

El Anexo I del Decreto 672 (B.O. 26/07/71) -reglamentario de la Ley 18390- vigente al 24/03/76 textualmente señalaba: "...La Prefectura Naval Argentina está organizada en la forma que se detalla en el presente anexo, a fin de cumplir con los asuntos de su competencia que establece la legislación vigente y con las tareas que imponga el Comandante en Jefe de la Armada…”.

Para ello se creó la Dirección de Prefecturas de Zona, cuyo Director dependía y era puesto en posesión del cargo por el Prefecto Nacional Naval.

Esta Dirección, entendía en hacer cumplir, a través de las Prefecturas de Zona y demás organismos operativos subordinados, todas las normas, ordenanzas y disposiciones en vigencia; como así también las tareas y operaciones asignadas a la Prefectura Naval Argentina. (Reglamento Orgánico de la Prefectura Naval Argentina (Publicación R.I 2-028)

Por otro lado, el Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina (en adelante SIPNA), cuyo Jefe tenía como tarea general asistir al Prefecto Nacional Naval y demás dependencias de la PNA en asuntos de inteligencia, coordinaba y supervisaba el funcionamiento técnico informativo de las Secciones de Información de las Prefecturas de Zona, Organismos y Dependencias.

En tal sentido resulta ilustrativo el ANEXO “ALFA”, vigente en 1976 (Informe de Inteligencia N° 42 “S”/1976 – Letra 8687-IFI, del 20/05/1976, que da cuenta de la vigencia del Anexo Alfa durante el año 1976), en tanto estableció las normas de funcionamiento de los Organismos de Informaciones, y determinó que el SIPNA sería el organismo Centralizador de Planeamiento; las Prefecturas de Zona, Prefecturas, Subprefecturas y Servicio de Inteligencia serían los Organismos Colectores Responsables; y el SIPNA y las Secciones Informaciones, los Organismos Especializados.( archivo de Inteligencia “ANEXO ALFA)

Paralelamente, el Placintara C.O.N. Nº 1/75"S" dispuso que la Prefectura de Zona Atlántico Norte (en adelante PZAN) y la Prefectura Bahía Blanca se integraran a la Fuerza de Tareas N° 2 "Fuerza Apoyo Anfibio" con asiento en la Base Naval Puerto Belgrano (BNPB); y a su vez que la Sección Informaciones de la PZAN operase como agencia de colección de la F.T.2 "Fuerza Apoyo Anfibio" integrándose a la Central de Inteligencia de Puerto Belgrano (CEIP) dependiente del Comando de Operaciones Navales.

De acuerdo a lo expuesto, la información tendiente a la selección de blancos fluía de manera sistemática entre las distintas unidades organizadas por el PLACINTARA; máxime considerando que la especialidad y actividad de inteligencia fue un elemento vital para el funcionamiento direccionado y oportuno de la maquinaria represiva.

A partir de lo establecido en el anexo A de Inteligencia del PLACINTARA y de los archivos de inteligencia obrantes en la causa y citados a lo largo de esta presentación, resulta que el SIPNA tenía estrecha relación con el Servicio de Inteligencia Naval, que dependía a su vez de la Jefatura N-2 Inteligencia del Estado Mayor General de la Armada (EMGA).

A su vez, el SIPNA  y la PZAN, desde la Sección Informaciones, contaban con canales por los que circulaba información referida a quienes luego serían víctimas del terrorismo de Estado, lo cual se encuentra acreditado en los numerosos archivos de inteligencia agregados al expediente principal, debiéndose además tener en cuenta que el medio escrito fue sólo uno de los canales por los que circulaba lo producido por la inteligencia militar; y que los archivos de inteligencia existentes, son una muestra parcial; en relación a la totalidad de prueba documental que existió, y ha sido destruida o permanece oculta.

Lo descrito en relación a la distribución y diseminación de información e inteligencia queda confirmado a su vez por el ANEXO ALFA, precedentemente citado, en cuanto estableció que el SIPNA tenía función y responsabilidad exclusiva en la formulación de planes de Inteligencia, y en la diseminación de información hacia las Prefecturas y/o Dependencias que correspondan.

Por otro lado, estableció que los Prefectos de Zona y/o Jefes de dependencias serán los responsables de la Inteligencia en el nivel Interno-Institucional; y la responsabilidad en el área local de inteligencia, será ejercida también por los jefes de las Secciones Informaciones, quienes deberían establecer contactos con los Organismos de la Comunidad Informativa local.

Con el cúmulo de elementos de convicción incorporados a la causa se encuentra suficientemente acreditado que la PZAN obtenía información a través de tareas de Inteligencia llevadas a cabo por personal propio, como así también del espionaje llevado a cabo por otras unidades afines de la Armada Argentina, y de las demás fuerzas como Ejército, Gendarmería o Policía Federal y Provincial, que conformaban la Comunidad Informativa local en esta jurisdicción (MEMORANDUM 8687 IFI N° 85 ESC/76 del 9/08/76 obrante a fojas 13532/3)

Su funcionamiento se remonta al menos al año 1972, concretamente a partir de la Orden Especial Nro 1/72 (Normas para el funcionamiento de la Comunidad de Inteligencia) cuya copia se encuentra agregada a fojas 13.377 de la causa principal.

En este sentido, resultan claros los canales a través de los cuales se lograba la selección de los “blancos” en la “lucha contra la subversión”, resultando gráficamente así:

Comando en Jefe de la Armada
Estado Mayor Gral. (EMGA)

Jefe MONTOMOLLIN Jefatura N-2 Inteligencia
Jefe MONTMOLLIN  SIN - SIPNA                    

PZAN

Sección Informaciones - GT de la FT 2
(Agencia de colección de la FT2 integra  la Ctral. Ppal. de Inteligencia)

CON  - Fuerzas de Tareas    
Estado mayor
Dpto de Inteligencia                                         
División contrainteligencia                                 
Central Principal de Inteligencia - Agencia de colección de:
Comando Naval -FT 1
BNPB
División contrainteligencia
Comando de Infantería de Marina - FT 9
BIMB
División Contrainteligencia
FAPA - FT 2
Departamento de Inteligencia
División Contrainteligencia
Comando de Aviación Naval - FT 10
BACE
División Contrainteligencia

Comunidad Informativa:

Jefe: Jefe del Destacamento de Icia. 181 integrada por:

Regional Sur de Gendarmería Nacional
Prefectura de Zona Atlántico Norte
Delegación Bahía blanca de la policía Federal
Unidad Regional 5ta..."  (fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97)

5.2. PREFECTURA DE ZONA ATLÁNTICO NORTE: Sobre la misma, la Fiscalía indica:

"...De acuerdo al Manual Orgánico de Prefecturas de Zona, al que nos remitimos en su totalidad en honor a la brevedad, la PZAN tenía como tarea general "…fiscalizar el ordenamiento, adiestramiento y alistamiento de las Prefecturas, Subprefecturas y demás organismos operativos de su jurisdicción, con el objeto de cumplir las funciones y ejecutar las tareas y operaciones asignadas a la Prefectura Naval Argentina…".  (Manual Orgánico de Prefecturas de Zona, pág. 1-1 a 1-3.)

En particular, y en lo que aquí resulta de interés, debía entender en asuntos de Inteligencia, Contrainteligencia y Acción Psicológica, asistiendo al Prefecto Nacional Naval por intermedio del SIPNA.

Particularmente ilustrativo resulta el Memorando 8389 N° 4 "C"/975, de fecha 26/02/1975, producido por el Servicio de Inteligencia de la PNA, destinado a la Sección Informaciones de la PZAN, en cuanto configura una Directiva de carácter permanente relativa a los requerimientos informativos sobre el ámbito gremial.

Asimismo, el Memorando IFI N° 29 "C"/75 de fecha del 11/08/1975, cuyo Objeto reza: "C/medidas particulares contra la subversión", suscripta por el entonces Director de Prefecturas de Zonas, en cuanto dispone una serie de medidas a tomar, resulta determinante en relación  a lo hasta aquí descrito.

La organización de la Prefectura de Zona Atlántico Norte -cuyo Comando tenía asiento en esta ciudad- comprendía diferentes Divisiones  y Secciones, gráficamente (Reglamento Orgánico de Prefectura de Zona (Publicación R.P PNA 3-042) y Memoria anual de la Sección Informaciones correspondiente al año 1976):

Jefatura Prefectura de Zona
Prefecto de Zona

División Secretaría

Sección Inspecciones técnicas
Sección Despacho y Archivo
Sección Servicios Generales

Sección Jurídica
Sección Informaciones

Subsección Colección de Informaciones
Subsección Planes
Subsección Documentación
Subsección Explotación de Prensa
Subsección Despacho 
Subsección Comisión Nacional de Zonas de Seguridad.

Departamento de Operaciones
División Operaciones

Sección Aviso a los Navegantes y Comunicaciones
Sección Planes
Sección Investigaciones
Sección Guardias
Sección Perros
Sección Aviación
Sección Control de Avería e Incendios

División Logística

Sección Personal y CIA
Sección Abastecimiento
Sección Material y Talleres
Sección Intendencia
Sección Sanidad

Cabe consignar que, además de las tareas de inteligencia llevadas a cabo por la PZAN, a su vez participaron activamente, junto con la Prefectura Bahía Blanca en operativos antisubversivos, consistentes en allanamientos ilegales y secuestro de personas, las cuales posteriormente fueron entregadas para que el personal de la Armada Argentina o del V Cuerpo de Ejército dispusiera de ellas. (Operativos antisubversivos de la Prefectura Zona Atlántico Norte y Prefectura Bahía Blanca: Ver Memorándum  8687 - IFI - Nº 29 "ESC"/76 y Memorándum  8687 - IFI - Nº 34 "ESC"/76. Entre los procedimientos realizados a partir de marzo de 1976 por la P.Z.A.N. bajo el mando del Prefecto Mayor  Félix Ovidio CORNELLI y del Subprefecto Francisco M.  MARTÍNEZ LOYDI esta serie de documentos describen la detención de trabajadores de la Usina Eléctrica de Ingeniero White perteneciente a D.E.B.A., algunos de ellos también Profesores de la Universidad Nacional del Sur).

En este sentido, la Memoria Anual 1976 de la Prefectura de Zona Atlántico Norte (fs. 14731/1433) resulta elocuente y confirma lo precedentemente descrito (fs. 14730/33 y punto 4 "Actividad subversiva" de la Memoria Anual de Sección Informaciones de 1976, agregada a la Causa a fojas 14742)..." (fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97)

5.2.1. Sección Informaciones  de la Prefectura  Zona Atlántico Norte:   De esta dependencia de la PZAN el Ministerio Público Fiscal indica:

"...Sección Informaciones: Sin perjuicio de los antes expuesto, el Manual Orgánico de las Secciones Informaciones (Publicación R1-1-009 "C"  fs. 14949/14956)  establecía que las mismas debían: "Asistir al prefecto Nacional naval por intermedio del SIPNA y al titular de la Dependencia, en el área de Inteligencia (Tareas de Inteligencia y Contrainteligencia)".

Entre las Tareas particulares se destaca:

"Efectuar enlace con las Fuerzas armadas y de Seguridad, reparticiones Policiales y demás organismos del Estado, en el área de su jurisdicción en asuntos de su competencia, de acuerdo a las directivas que imparta al respecto el Titular de la Dependencia o su Servicio de Inteligencia".

"Ejecutar los Planes de Inteligencia y Contrainteligencia de acuerdo a las Directivas del jefe del SIPNA"

"Entender en el cumplimiento de los requerimientos informativos que le formule el Prefecto Nacional (Servicio de Inteligencia), el titular de la Dependencia, los organismo integrantes de la Comunidad Informativa y Organismos de la repartición".

"Intervenir en todos los hechos acaecidos en su jurisdicción que por reglamento interesen al SIPNA"

El mismo Manual establece que la Sección Informaciones estará a cargo de un Jefe de la Sección Informaciones, el cual dependerá de la Jefatura del Organismo y/o Dependencia donde funcione la Sección; y un Encargado de Subsección, cuya principal función será de asistencia al Jefe de Sección.

Durante el año 1976 se desempeñó como jefe a cargo de la Sección Francisco Manuel MARTINEZ LOYDI, reemplazado posteriormente en 1977 por Ramón Eladio ROMERO.

Como Encargado de la Sección se desempeñó Antonio Juan CANGELOSI (f) durante el año 1976 y 1977.

El Manual precedentemente citado, estableció que la Sección Informaciones quedaría conformada por Subsecciones, y consignó las tareas que llevarían a cabo cada una de ellas:

La Subsección Colección de Información tenía por tarea recolectar toda la información referente a actividades de carácter político, subversivo, estudiantil, religioso y extranjera; como así también ejecutar las actividades que permitan evaluar el factor psicológico propio y la preservación de las medidas de Contrainteligencia.

Se desempeñaron en esta Subsección durante el año 1976: Santiago SANCHEZ (f), Edith Brandelli CASTILLO y Néstor Alberto NOUGUÉS.

La Subsección Planes tenía por finalidad asistir al jefe de la Sección en el mantenimiento, actuación y cumplimiento de los Planes: Acopio Informativo de Puertos Argentinos, PLACINTARA (Área de Inteligencia), Anual de Requerimiento, de Acción Psicológica y todo otro plan de carácter informativo que se asigne a la Sección.

En esta Subsección durante el año 1976 Y 1977 se desempeñaron Edith Brandelli CASTILLO y Néstor Alberto NOUGUÉS.

La Subsección Documentación, tenía como principal tarea la confección de los informes que debían ser evacuados por la Sección y los pedidos que se formularan, relacionados con antecedentes.

Edith Brandelli CASTILLO y Néstor Alberto NOUGUÉS también se desempeñaron en esta Subsección, durante el mismo periodo.

La Subsección Explotación de Prensa estaba a cargo de efectuar una racional explotación de los medios de prensa nacional y extranjera distribuyendo las informaciones obtenidas a las subsecciones correspondientes.

En esta Subsección se desempeñó durante los años 1976 y 1977 Florentino CIMINI.

La Subsección Comisión Nacional de Zonas de Seguridad participaba en las tareas que dimanaban de la existencia en la Dependencia de Delegaciones de la comisión Nacional de Zonas de Seguridad.

En esta Subsección se desempeñó Florencio CIMINI durante los años 1976 y 1977.

La Subsección Despacho tenía por tareas el Despacho General de Sección, efectuar las tareas administrativas pertinentes, y lo necesario para mantener el más elevado grado de reserva documental.

Florentino CIMINI, durante el mismo periodo también revistó en esta Subsección.

Si bien la reglamentación citada resulta determinante, el MEMORANDUM 8687 - IFI N° 30 "ESC" - 76, de fecha 27/03/1976 y el Memorando 8687 IFI N° 31 "ESC"/976, del 30/03/1976, expresamente informan: "las detenciones mencionadas, fueron efectuadas con el asesoramiento de la Sección Informaciones, quien previamente efectuó la inteligencia correspondiente".

Por último, en  la Memoria Anual de la Sección (fs. 14734/14763), correspondiente al año 1976, se refiere que "Para un mejor desenvolvimiento de la Subsección Colección de Informaciones, es necesario contar con una partida o bien gestionar el sistema de reintegro de gastos, ya que el personal en varias oportunidades tiene que pagar de su peculio personal en reuniones con confidentes…" (fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97)

5.2.2. Departamento Operaciones de la Prefectura  Zona Atlántico Norte:   De esta dependencia de la PZAN el Ministerio Público Fiscal indica:

"...El Departamento de Operaciones a cargo del Jefe de Operaciones, tenía por tareas asistir al Prefecto de Zona en todo lo concerniente a la ejecución de planes y órdenes de operaciones; obtención, distribución, sostén y mantenimiento del personal; instrucción, adiestramiento, sostén y empleo de los efectivos y medios de la Prefectura de Zona y Dependencias subordinadas (Manual Orgánico de Prefecturas de Zonas", pág. 4-1/4-2) 

Durante el año 1976, se desempeñó como Jefe el Prefecto Principal Juan Carlos LEER (f), quien fuera reemplazado a partir de 1977 por el Prefecto Principal Luis Martiniano GAUNA (f).

De este Departamento dependían dos Divisiones: Operaciones y Logística.

La División Operaciones tenía por tarea principal entender en la ejecución de los planes de operaciones que correspondan a la Prefectura de Zona, y proponer al Prefecto de Zona el empleo de los efectivos y medios para ejecutar las tareas que le fueran encomendadas.

La División se encontraba organizada en las siguientes Secciones: Aviso a los navegantes y Comunicaciones; Planes; Guardias; Perros; AviaciónControl averías e incendio; e Investigaciones.      

Durante 1976, se desempeñó como Jefe de División Juan Bautista Ramón GHIORZI (f).

La Sección Investigaciones tenía entre sus tareas principales actuar en la prevención, averiguación y represión de los delitos, faltas y contravenciones.

Asimismo, debía asistir a otras dependencias subordinadas a la Prefectura de zona en la identificación de personas, evacuar los antecedentes policiales y judiciales que  le requirieran y realizar los trabajos técnicos especializados que le requirieran las dependencias subordinadas a la Prefectura de Zona ("Manual Orgánico de Prefecturas de Zonas", pág. 5-4. .

 Como Jefe de la misma se desempeñó Manuel Francisco MARTÍNEZ LOYDI, quien como se ha dicho precedentemente, de manera simultánea ejercía la jefatura de la Sección Informaciones; resultando a todas luces evidente la afectación de dicha Sección a la "lucha contra la subversión".

En la sección Investigaciones revistaba el imputado Carlos ROTTA.

La División Logística se encontraba a cargo de todos los aspectos relacionados con el apoyo logístico; por lo que debe entenderse en líneas generales, las funciones de abastecimiento, mantenimiento, transporte y movimientos de personal, y otras funciones de sanidad, construcciones, alimentación.

Dicha División tenía bajo su dependencia las siguientes Secciones: Personal y Centro de Instrucción y Adiestramiento; Material y Talleres; Abastecimiento; Intendencia; y Sanidad.

Y como Jefe se desempeñó Raúl Ricardo ZAPPELLI durante los años 1976 y 1977.

El Departamento de Operaciones tuvo activa participación en la represión que los sujetos activos y fuerzas involucradas denominaron: "lucha contra la subversión", dado que la Prefectura de Zona no se limitó a realizar la inteligencia previa en la selección de blancos desde la Sección Informaciones, sino que también se involucró activamente en la concreción de los procedimientos "antisubversivos", lo que de por sí denota esfuerzos operativos y de logística volcados al ámbito interno en la lucha contra el "enemigo subversivo".

En la Memoria Anual de 1976 de la Prefectura de Zona se deja constancia de los distintos operativos llevados a cabo, en coordinación con la Fuerza de Tareas N° 2, bajo la conducción del comando de esta última, en Ingeniero White.

Por último, resulta relevante el informe de inteligencia obrante a fojas 19/21 del Incidente 04/07/84, el cual da cuenta de la intervención de la Prefectura de Zona en la detención de SAMPINI; y las declaraciones testimoniales de Armando Oscar y Héctor Rubén SAMPINI, quienes refieren que entre las personas que participaron de la detención se encontraba un individuo de apellido ROTTA (v. Declaración testimonial de Armando Oscar y Héctor Rubén SAMPINI en la causa nro. 109 (5), caratulada "Subsecretaría de Derechos Humanos s/ denuncia". Fs 16/18 y 20/22)...."  (fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97)

5.2.3. Prefectura Bahía Blanca:  De esta dependencia de la PZAN el Ministerio Público Fiscal indica:

"...La Prefectura Bahía Blanca tenía por tarea general ejecutar las órdenes y disposiciones tendientes al cumplimiento de las funciones y ejecución de las tareas y operaciones asignadas a la Prefectura Naval Argentina.

En su jurisdicción, debía dirigir y ejecutar las tareas de Inteligencia, Contrainteligencia y Acción Psicológica;  ejercer la conducción del personal y servicios de las Prefecturas; y entender en la ejecución de los planes operativos que se le asignen.

Para el cumplimiento de las tareas establecidas la Prefectura Bahía Blanca se organizaba en dos Divisiones: Operaciones y Logística, con similares funciones a las descriptas para las Divisiones pertenecientes a la PZAN, extensamente descriptas en la Publicación R.I. PNA 70 "Manual Orgánico de Prefecturas", cuya copia se adjunta a esta presentación.

En la División Operaciones se desempeñó como Jefe Pedro Alberto PILA durante al año 1976, quien fue reemplazado por Armando Adolfo TROCCOLI durante el año 1977.

En la División Logística se desempeñó como Jefe Enrique Arturo MALAMUD (f).

Por otro lado, se encuentra acreditado que en dependencias de la Prefectura Bahía Blanca funcionó un centro clandestino de detención, lo cual surge de los numerosos testimonios obrantes en la causa, como así también del Libro de Detenciones donde se anotaban las detenciones de la Prefectura Bahía Blanca.

A partir de los elementos reseñados a lo largo de esta presentación, resulta manifiesto el accionar represivo de la Prefectura Naval Argentina, a través de la Prefectura de Zona Atlántico Norte y la Prefectura Bahía Blanca en esta jurisdicción.

Una vez realizadas las tareas de inteligencia y fijado el blanco sobre el que las fuerzas represivas harían recaer su ofensiva violenta, se procedía al secuestro de las víctimas mediante un operativo en el que tomaban parte las dependencias mencionadas, como así también fuerzas conjuntas de la Armada y/o Ejército Argentino.

Las personas secuestradas eran reducidas y llevadas a centros clandestinos de detención organizados en predios tanto de la Prefectura Naval Argentina como de unidades de la Armada (entre otros, Buque "ARA 9 de Julio") y del Ejército Argentino (entre ellos, en Batallón de Comunicaciones 181)..." (fs. sub 1/13vta. inc. 04/07/97)

6. BATALLÓN DE COMUNICACIONES 181: Los Sres. Fiscales  en relación al Ejército Argentino, y limitándose a lo que aquí resulta de interés directo, informan  a fs. 4145/4167 y fs. 12632/12637 que el diseño territorial de la represión durante la última dictadura militar, dividía el país en zonas, las que a su vez, se subdividían en subzonas. Dentro de éstas, se diseñaron las áreas de seguridad.

"...Dentro de la Subzona de Seguridad 51, funcionaba el Área 511, a cargo del Batallón de Comunicaciones Comunicaciones 181 "Sargento Mayor Santiago Buratovich", y comandada por el Jefe de dicha unidad. Desde diciembre de 1974, hasta noviembre de 1976, el coronel (retirado) Argentino Cipriano TAUBER revistó como Jefe del Batallón de Comunicaciones 181, siendo también en consecuencia, Jefe del Área 511 de la Subzona 51..." (fs. 4145/4167)

"...sucintamente, mencionaremos limitándonos a lo que aquí resulta de interés directo, que el diseño territorial de la represión durante la última dictadura militar, dividía el país en Zonas, las que a su vez, se subdividían en Subzonas. Dentro de éstas, se diseñaron las Áreas de seguridad.

Dentro de la Subzona de Seguridad 51, funcionaba el Área 511, a cargo del Batallón de Comunicaciones 181 "Sargento Mayor Santiago Buratovich", y comandada por el Jefe de dicha unidad.

Cabe consignar que la Cámara Federal de Apelaciones local ha sostenido que: "…resulta de particular importancia establecer cuáles eran los lugares de detención -denominados indistintamente en la causa CCD (centro clandestino de detención), LRD (lugar de reunión de detenidos) o LTD (lugar transitorio de detención)-, su ubicación y dependencia funcional, cuya existencia dentro del Área de Seguridad 511 está plenamente acreditada (cf. informe de la CONADEP y sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal en la causa n° 13/84; cf. Fallos 309-1:170/1), y que son los siguientes: La escuelita, en terrenos del Ejército aledaños al camino de la Carrindanga; dentro del Batallón de Comunicaciones de Comando 181: a) ex gimnasio del Batallón, b) sala de guardia o retén de guardia y calabozos, c) sala u oficina del Capellán y d) el galpón y en la zona urbana un galpón ferroviario en inmediaciones de la estación de Ferrocarril." (v. C.F.A.B.B. en causa N° 65.230, caratulada "TAUBER, Argentino Cipriano",  16 de abril de 2009).

Desde diciembre de 1974, hasta noviembre de 1976, el coronel (retirado) Argentino Cipriano TAUBER revistó como Jefe del Batallón de Comunicaciones 181, siendo también en consecuencia, Jefe del Área 511 de la Subzona 51.

Sin perjuicio de lo precedentemente expuesto, resulta preciso señalar que la organización para la lucha antisubversiva, en lo que aquí interesa, en el año 1976, incluía: la Zona de Seguridad 5 (a cargo del General de División Osvaldo René Azpitarte, Comandante del Vto. Cuerpo de Ejército), la Subzona de Seguridad 51 (a cargo del General de Brigada Adel Edgardo Vilas, 2do. Comandante del Vto. Cuerpo de Ejército), y el Área de Seguridad 511 (a cargo del Jefe del Batallón de Comunicaciones de Comando 181, con la necesaria asistencia del 2do. Jefe y la plana mayor respectiva).

En este sentido se ha inclinado la Cámara de Apelaciones antes citada al establecer que: "Está demostrado en el grado de probabilidad suficiente de la etapa preparatoria que el imputado fue jefe del área 511, que esa jefatura del área estaba encargada de "combatir la subversión" y que en el área 511 se cometieron distintos delitos de persecución ideológica; y es doctrina recibida que los hechos atribuibles al aparato de poder dominado de modo pleno por los jefes como en el caso del imputado, pueden serle atribuidos a éste, a título de autoría como hechos suyos".

El accionar represivo local tuvo, en lo que interesa a esta imputación, como característica la participación conjunta en distintos tramos de los hechos delictivos de las Fuerzas Ejército y Armada, amén de la necesaria participación de las Fuerzas de Seguridad y la Unidad Carcelaria N° 4..."  (fs. 12632/12637  ap. 4)

7. POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: En cuanto a la Policía de la Provincia de Buenos Aires, los Sres. Fiscales afirman  a fs. 4145/4167 que era una de las fuerzas policiales que, en el esquema represivo, actuaba bajo control operacional de las Fuerzas Armadas y efectúan la siguiente referencia a la Comisaría de la localidad de Punta Alta:

"...Conforme surge de lo informado a fs. 2276/2287, en la Comisaría Coronel Rosales, con la jerarquía de Comisario se desempeñó entre el 19 de enero de 1976 y el 23 de junio de 1976 Juan Pedro RUSECKAITE.

En el mismo destino, pero con el grado de oficial Inspector se desempeñó Víctor Oscar FOGELMAN, entre el 08 de febrero de 1974 y el 7 de septiembre de 1976.

Asimismo, surge del informe mencionado que en esa dependencia revistó el Cabo (luego Cabo 1ro.) Elso Antonio NÚÑEZ..."

8. UNIDAD CARCELARIA Nº 4: Respecto al personal de la Unidad Carcelaria Nro. 4, ubicada en el barrio de Villa Floresta de esta ciudad, los Sres. Fiscales  a fs. 4145/4167 indican que supo retirar a los detenidos de los centros clandestinos de detención o sus inmediaciones, trasladarlos -habitualmente vendados o encapuchados- hasta las dependencias de la Unidad Carcelaria y luego alojarlos en sus celdas, a las que llegaban en pésimas condiciones de salud, a disposición de autoridades militares y del Poder Ejecutivo Nacional, disponiendo para ello de un pabellón que se conocía como el "pabellón de presos políticos".

Antes de cerrar este apartado, los Sres. Fiscales afirman que:

"...Durante 1976, hasta enero de 1977, se desempeñó como Jefe de esta Unidad Carcelaria el Prefecto Mayor (retirado) Héctor Luis SELAYA. En tanto que en esas fechas el Subprefecto Ernesto BEISTEGUI se desempeñaba como subjefe. Respecto a éste último, solicitamos se oficie al Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires a fin de que se remita el legajo de servicios correspondiente, a efectos de determinar con exactitud el período de revista.

Por su parte el Subalcaide (retirado) Leonardo Luis NÚÑEZ, al momento de encontrarse alojadas las víctimas incluidas en el presente escrito en la Unidad Carcelaria nro. 4, se desempeñaba como Ayudante de la Jefatura de la Unidad Carcelaria Nro. 4, al tiempo que estaba a cargo del pabellón de presos políticos..."

9. VÍCTIMAS: Los hechos descriptos por la Fiscalía de los que resultaron afectados las 65 personas mencionadas en los requerimientos de fs. 696/715; fs. 1122/1130; 1792/1794; 4145/4147; 4579/4580; 4868/4869vta.; 5103/5105; 7703/7707 1122/1130; fs. 12632/12637; fs. 14911/14920; 16784/16785; fs. 1/3 del incidente N° 04/07/inc.84 caratulado: "Ministerio Público Fiscal s/ promueve inhibitoria (víctimas: Coussement, Peralta, Sampini )" y fs. sub 1/13 del incidente número 04/07/inc. 97 caratulado  “Ministerio Público Fiscal s/ Solicita en causa N° 04/07 (Bustos, Castillo,  Nougués,  Pila, Rotta, Zappelli)”  se  transcriben  literalmente, ordenándose por el nombre de las víctimas:

9.1. ALFARO Crisólogo Segundo: "...De acuerdo surge del Libro de detenciones de la Prefectura Bahía Blanca, el nombrado fue privado de su libertad el 31 de marzo de 1976, por orden emanada de la Fuerza de Tareas N° 2, y con destino "COFUERTAR 2".

Trasladado a la sede de Prefectura Bahía Blanca, fue posteriormente alojado en el CCD organizado en el buque ARA "9 de Julio", de acuerdo surge de la declaración de Edgardo PONCE  al referir: "…Nos hicieron subir por una planchada y nos ingresan en un buque, por lo que pude suponer en ese momento. A partir de ahí estuvimos siempre encapuchados. Un compañero Aman PETIT que está fallecido, que fue detenido el mismo día que yo, esa madrugada, ya en el buque, se descompuso y lo sacaron a la rastra, no sé adonde lo llevaron. Otro compañero Segundo ALFARO también fallecido, chileno naturalizado, también se descompuso y lo sacaron (21)...

 (21) A su vez, el Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976. Hace referencia a la detención de ALFARO el 31/03/1976 recuperando su libertad el 6/04/1976 y expresa "… todas los detenidos precedentemente lo fueron por la prefectura de Bahía Blanca…".  (fs. 14911/14920)

9.2. ALTAMIRANO Jerónimo Orlando: "...En el mes de septiembre de 1978 se encontraba prestando el servicio militar en la Base Naval Puerto Belgrano. El 01/09/78 su familia tuvo la última noticia de ALTAMIRANO, a través de una carta remitida por éste desde la Base. Posteriormente, la familia recibió un telegrama enviado por la Base, en el que informaban que ALTAMIRANO había desertado del servicio militar. Aun permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación...”  (fs. 696/715 ap. VI 18)

9.3. APUD Orlando: "...era delegado del Sindicato Único de Petroleros Argentinos. El día 25/03/1976 alrededor del mediodía, personal de Prefectura irrumpió en su domicilio y procedió a su detención. Varias personas participaron del operativo, lo trasladaron a la sede de Prefectura Bahía Blanca, en Ingeniero White, y lo alojaron en un calabozo junto a otras personas detenidas. (15)

Alrededor de las 20:00 hs., le vendaron los ojos y lo encapucharon. Lo subieron a un camión y lo trasladaron al CCD "Buque ARA 9 de Julio", donde fue sometido a fuertes torturas psicológicas, amenazado continuamente y sometido a severos interrogatorios, los cuales se realizaban fuera del  buque en otra dependencia.

Siete meses después, el día de su liberación, encapuchado lo subieron a un colectivo de la Armada, y lo trasladaron hasta la ciudad de Bahía Blanca, dejándolo en las inmediaciones del Club Colón.  (16)

(15) Ver el Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976 y Libro de Detenciones de Prefectura. (16) Ver declaración testimonial de Orlando APUD, agregada a la Causa 04/07, y ratificada a fojas 13.983..." (fs. 14911/14920)

9.4. BARBE Raúl: "...se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería...

El 29 de marzo fue detenido Raúl BARBE  (13), al tomar su puesto de trabajo luego de una licencia. Esposado fue conducido a las oficinas de Prefectura que estaban bajo el puente "La Niña". Luego, en un vehículo de prefectura fue llevado hasta su domicilio donde vivía con su madre en calle Maldonado 55, escoltado por alrededor de diez efectivos, quienes al llegar revisaron toda su casa.

Luego fue llevado a la calle Moreno, a la sede de Prefectura, donde el nombrado permaneció alrededor de dos horas, para ser luego trasladado al Batallón 181, siendo alojado en la cuadra con el resto de los detenidos. Los testimonios son coincidentes en cuanto sostienen que la orden de detención contra ellos provenía de la Marina.

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa. (14)

(13) Ver declaración testimonial de Raúl BARBÉ, agregada a la Causa 04/07. (14) Memorando 8687 IFI N° 31 "ESC"/976, del 30/03/1976. "Asunto: Procedimiento efectuado por personal de esta Jefatura de zona". Da cuenta del allanamiento realizado en el domicilio de Raúl BARBE, sindicado como activista comunista. Reiterando que "las detenciones mencionadas, fueron efectuadas con el asesoramiento de la Sección Informaciones,quien previamente efectuó la inteligencia correspondiente" ... Nota N° 182 "ESC"/978, del 6/12/1978. "Objeto: R/antecedentes". Comunica los antecedentes obrantes en la Sección Informaciones de Raúl BARBÉ, y refiere a su detención por parte de la PZAN..." (fs. 14911/14920)

9.5. BARRAGÁN Alberto Marcelo: "...El Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976 hace referencia a la privación de libertad de BARRAGÁN el 31/03/1976 recuperando su libertad el 6/04/1976 y expresa "… todas los detenidos precedentemente lo fueron por la prefectura de Bahía Blanca…"

De acuerdo surge del Libro de Detenciones de prefectura bahía Blanca, el nombrado fue detenido a pedido  de COFUERTAR 2, con destino COFUERTAR 2, pudiendo presumirse que el mismo fue alojado en el CCD Buque ARA 9 de Julio.

Cabe consignar lo mencionado en el Informe N° 49 "ESC"/980, del 13/05/1980. "OBJETO: R/Antecedentes… Barragán, Alberto Marcelo:… Registra:… 31-03-976: Fue detenido por la Prefectura a solicitud de la Armada, y trasladado a la BNPB. 6-04-976: fue puesto en libertad por falta de mérito..." (fs. 14911/14920)

9.6. BUSCAZZO Roberto Aurelio: "...se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería.

El mismo 24 de marzo, en ocasión de tomar servicio fueron privados de libertad Roberto Aurelio BUSCAZZO...

Ante la presencia de todo el personal fueron llevados a punta de pistola  con los brazos en alto a la sede de Prefectura, siendo alojados en los calabozos. Allí fueron maltratados no recibiendo ninguno de ellos explicación alguna acerca de la detención.

Horas después fueron trasladados en distintos vehículos al Comando V Cuerpo de Ejército, específicamente al Batallón de Comunicaciones 181, donde fueron alojados en la cuadra de conscriptos, donde se encontraban otras personas detenidas...

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa..."  (fs. 14911/14920)

9.7. CANINI Rodolfo: "...Desde fines de marzo de 1976, permaneció detenido en un camarote del buque "A.R.A. 9 de Julio", el que se encontraba en la Base Naval Puerto Belgrano.

El 13 de abril de 1976 fue trasladado hasta el Batallón de Comunicaciones 181 del Ejército, junto con los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ y Edgardo CARRACEDO.

El 26 de mayo del mismo año fue alojado en la Unidad Penitenciaria N° 4 de Bahía Blanca..." (fs. 1128 vta./1129)

9.8. CARCEDO Gerardo Víctor: "...Fueron secuestrados en la vía pública el 17/10/76 alrededor de las 03:00 hs., al salir de una confitería ubicada en la calle Colón N° 220 de Bahía Blanca. Fueron interceptados por dos personas armadas y vestidas de civil, quienes mediante amenazas los obligaron a subir a un automóvil. Luego fueron vendados y encapuchados, y trasladados al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fueron interrogados y sometidos a tormentos, incluyendo    -en el caso de CARCEDO- la aplicación de corriente eléctrica. ERRAZU fue liberada entre el segundo y el cuarto día posteriores a su secuestro. CARCEDO habría sido retirado del centro de detención la noche del 22/11/76. Aún continúa desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI  8)

9.9. CARRÁ Daniel Osvaldo: "...Fue secuestrado en el domicilio de sus padres, ubicado en la calle Alberdi N° 70 de la ciudad de Punta Alta el 26/12/76, aproximadamente a las 4:00 hs, por un grupo de 5 personas que, vestidas de civil y fuertemente armadas, se identificaron como policías. Tres de los secuestradores se hallaban encapuchados y dos disfrazados con pelucas.

Ante la presencia de su madre, su padre y su esposa, CARRA fue esposado y encapuchado, y luego trasladado al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1) de este requerimiento, donde fue interrogado y sometido a tormentos. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 15)

9.10. CARRACEDO Edgardo Daniel: "...El día 24 de marzo de 1976, entre las 06:00 hs. y las 06:15 hs. fue detenido en su domicilio de Juan José Paso N° 925 de Punta Alta, por un grupo que irrumpió en forma violenta en la vivienda de la víctima. El grupo estaba conformado por entre 8 y 10 personas, las que se encontraban vestidas con prendas de fajina, de color verde, sin insignias visibles y portando armas largas.

Carracedo, al tiempo que era encañonado, fue sacado de su domicilio. Una vez en el exterior, pudo observar que en la calle se encontraban varios vehículos y personal de la Armada Argentina. Luego, fue conducido hasta la esquina de las calles Paso y 9 de Julio de Punta Alta, donde lo introdujeron en una camioneta de la Armada, de color verde, en la que se encontraban otros sujetos armados, procediendo los captores a encapucharlo una vez a bordo del vehículo.

En la camioneta referida fue trasladado hasta la Base Naval Puerto Belgrano, ingresando por el Puesto N° 1. En el patio de la Comisaría que se encuentra a pocos metros del puesto, lo hicieron descender para  introducirlo en el interior del edificio, donde fue colocado contra una pared; luego le ataron las manos con una cadena y un candado. Unas horas después lo llevaron nuevamente al patio, junto a otros detenidos, y lo hicieron subir a la caja de un camión y conduciéndolo hasta la dársena  de la Base Naval.

Desde dicha dársena, lo hicieron subir a un buque y lo introdujeron en un camarote, donde le sacaron la capucha. CARRACEDO pudo observar allí que el ojo de buey estaba tapado. Unas horas después de la llegada del nombrado CARRACEDO al camarote, fue introducido en el mismo sitio Raúl SPADINI, permaneciendo ambas víctimas juntas durante algunas horas. Durante ese tiempo la luz  del camarote permaneció continuamente encendida.

En varias oportunidades CARRACEDO fue trasladado encapuchado a la comisaría en la que había permanecido tras ser detenido, donde fue interrogado y le tomaron una fotografía.

Asimismo, permaneció detenido en el buque hasta el 13 de abril de 1976, fecha en la que, también con una capucha colocada, fue trasladado en la caja de un camión -sentado sobre una rueda-  hasta el Batallón de Comunicaciones 181 del Ejército, junto con otros secuestrados, entre los que se encontraban los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Aedo JUÁREZ y Rodolfo CANINI.

En el Batallón de Comunicaciones 181 CARRACEDO fue ubicado en una dependencia ubicada en planta alta, donde también se encontraban otros detenidos; manteniéndoselo en el lugar hasta el 26 de mayo.

En esa fecha fue trasladado a la Unidad Carcelaria N° 4 de Villa Floresta en la que permaneció hasta el 26 de noviembre de 1976, cuando fue nuevamente trasladado, en esa oportunidad a la   Unidad N° 9 de La Plata..." (fs. 1122 vta./1123 vta.)

9.11. CHISU Miguel Ángel: "...en su declaración testimonial: "…Estuve un día detenido en los calabozos de prefectura, en Ingeniero White, y a la noche nos llevaron supuestamente a la Base. Estaba encapuchado. Había mucha gente. De la Junta 4 o 5: DODERO, VÁZQUEZ, OLMEDO, y gente del puerto. Nos trasladan en un camión, sentado en ruedas de auxilio, atado y encapuchado. Cuando bajamos, nos trasladan, caminamos por tablas supongo, para desorientarnos por donde nos llevaban. Y subimos a un barco…"

- Miguel Ángel CHISU, trabajaba en la Junta Nacional de Granos, en la playa de camiones, y estaba afiliado al gremio de la Junta Nacional de Granos . A partir del 24 de marzo de 1976, las autoridades de facto dispusieron la intervención de la Junta, y el 2 de abril de 1976 Miguel Ángel CHISU fue detenido por personal de Prefectura en su lugar de trabajo. Simultáneamente, fue remitido a su domicilio un telegrama que le notificaba su cesantía.

Llevado a la sede de Prefectura Bahía Blanca, en Ingeniero White, fue alojado en un calabozo, hasta lo noche del día siguiente, que fue trasladado en un camión, junto con otras personas, atado y encapuchado hasta el CCD  "Buque ARA 9 de Julio".

Durante el tiempo que permaneció detenido en condiciones inhumanas, fue sometido a todo tipo de tormentos tanto físicos como psicológicos, e interrogado en varias oportunidades por personal de marina.

Un mes después, previo a ser liberado, lo llevaron a una oficina junto con otros detenidos, donde un marino de uniforme que se presentó como el Jefe de la Base, les manifestó que  no se metan más "en el gremio ni en el peronismo".

En un colectivo de marina, fueron llevados a Ingeniero White, donde los liberaron..."  (fs. 14911/14920)

9.12. COUSSEMENT Cristina Elisa: "...Secuestrada el 6 de agosto de 1976, en su lugar de trabajo en  Mar del Plata. Trasladada a Bahía Blanca. Es muerta en un operativo militar el 18 de septiembre del mismo año, junto a Roberto Adolfo Lorenzo, entre los Kms. 11 y 12 de la ruta nacional Nº 33, paraje La Vitícola. No se acreditó su liberación anterior al presunto enfrentamiento"... llevados al V Cuerpo de Ejército, y al Batallón de Comunicaciones 181...

No obstante la descripción de los hechos realizada precedentemente resulta determinante a los fines de esta presentación la documental digitalizada agregada a los autos a fojas 12.950 y en particular el contenido de los informes de inteligencia, cuya copia simple se adjunta:

- Memorando 8499 IFI N° 26 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Mar del Plata, para información del jefe de la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico, de fecha 13 de agosto de 1976, suscripto por el Jefe de la Sección Informaciones Subprefecto Ariel Macedonio SILVA, y el Jefe de Prefectura Mar del Plata Prefecto Principal Juan Eduardo MOSQUEDA.

Seguidamente consta con fecha 31 de agosto de 1976, que el Jefe de la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona del Atlántico, Subprefecto Francisco M. MARTINEZ LOYDI, toma conocimiento e informa a la BNPB, por disposición del Prefecto de Zona (en ese entonces, Félix Ovidio CORNELLI).

De este informe surge que María Cristina COUSSEMENT y José Luis PERALTA fueron secuestrados y luego interrogados por personal de la Sección de Informaciones de la Prefectura Naval de Mar del Plata en coordinación con la Fuerza de Tareas N° 6...

Por su parte, la Prefectura Naval Mar del Plata, se encontraba en igual situación respecto de la Fuerza de Tareas nro. 6 a la fecha en que personal de dicha fuerza secuestró a María Cristina COUSSEMENT y José Luis PERALTA..."  (fs. 1/3 incidente 04/07/inc.84)

Del hecho, el señor Secretario Dr. Mario A.  FERNÁNDEZ MORENO -a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos del Juzgado Federal Nº 1 de Bahía Blanca-  transcribe a fs. sub. 5/9  del incidente 04/07/inc. 84 esta parte del requerimiento de elevación a juicio presentado por el Ministerio Público Fiscal el 30/03/09 a fs. 11296/11528 de la causa 05/07 caratulada: “Investigación de delitos de lesa humanidad cometidos bajo control operacional del Comando V Cuerpo de Ejército”  

“...Cristina era hija de Marcelo Ricardo COUSSEMENT y  Perla Catalina SEGUI, había nacido un 22 de febrero de 1955 en la ciudad de Ayacucho y tenía una militancia asociada a la Juventud Peronista.

Al momento de producirse los hechos en descripción, contaba con 21 años de edad, estaba casada con Rubén Santiago BAUER y trabajaba en una tejeduría de la ciudad de Mar del Plata.

En este lugar fue secuestrada el 6 de agosto de 1976. Ese mismo día un grupo de personas se hizo presente en su casa, la privó de libertad y sustrajo todas sus pertenencias, incluyendo el mobiliario del departamento.

Desde la ciudad de Mar del Plata fue trasladada, en avión, a esta ciudad y luego ingresada al centro clandestino de detención “La Escuelita” de Bahía Blanca.

A continuación, miembros del Ejército Argentino la sacaron de este lugar y le dieron muerte.

El homicidio de la víctima fue objeto de una operación montada desde las estructuras militares, ya que se pretendió encubrir el fusilamiento que pudo constatarse con el análisis de su cuerpo montando un escenario de enfrentamiento bélico, cuyo acaecimiento resulta de una verificación imposible, toda vez que COUSSEMENT en ningún momento recobró su libertad, con lo cual mal podría sostener un combate armado con sus victimarios que lo mantenían reducido, atado, tabicado y sujeto a cuanto interrogatorio, práctica o sesión de tortura decidieran someterla.

La noticia de su muerte fue publicada en el diario La Nueva Provincia, el día 19 de septiembre de 1976. En este artículo el periódico reprodujo un comunicado del Vto. Cuerpo de Ejército cuya divulgación perseguía encubrir lo sucedido tras un pretendido enfrentamiento bélico:

“…el día 17 de septiembre, siendo aproximadamente las 20:30, una pareja que se desplazaba en un automóvil Fiat 128 pretendió eludir un control de vehículos que una patrulla militar efectuaba en la ruta 33 a la altura de la granja Darino aproximadamente a 10 kilómetros al norte de Bahía Blanca. El vehículo mencionado se acercó al lugar sin despertar sospechas, pero en el momento de de enfrentar el puesto de control, el conductor aceleró la marcha al mismo tiempo que su acompañante (la mujer) abría fuego contra el personal militar. Repelida la agresión, los ocupantes del automóvil fueron abatidos. La mujer fue identificada como Cristina Elisa Coussement (a) “Pichi”, “aspirante” de la organización declarada ilegal en segundo término… dentro del vehículo había una pistola ametralladora (…) un revólver calibre 38 largo, munición para ambas armas y un portafolios conteniendo formularios en blanco de documentos de identidad (…) el conductor del vehículo de sexo masculino no había sido identificado hasta el momento de emitirse este comunicado…”.

La versión del Ejército se completó con la elaboración de un acta que fue firmada por el Subcomisario de la Policía Federal Argentina ALAIS. Según la misma, el Mayor BRUZZONE habría llamado a la dependencia policial –desde el Centro de Operaciones Táctico del Ejército-, para informar el episodio en el que habría muerto COUSSEMENT y una persona de sexo masculino que no había podido ser identificada.

Posteriormente, se comprobó que el hombre era Roberto LORENZO, otro cautivo del centro clandestino que había sido secuestrado el 14 de agosto de 1976.

Del operativo de montaje de un enfrentamiento inexistente con la aparición de cadáver de presuntos abatidos participó también el personal de la Agrupación Tropa del Departamento III “Operaciones” del Comando Vto. Cuerpo de Ejército, según fue admitido por el jefe del grupo operativo, Mayor Emilio IBARRA, en ocasión de declarar en el marco del “juicio por la verdad”.

Lo expuesto hasta aquí, junto al informe del médico Mariano CASTEX, refutan la versión dada por el Ejército y demuestran que LORENZO y COUSSEMENT fueron sacados de “La Escuelita” y asesinados por personal militar del Comando Vto. Cuerpo. Las conclusiones del perito resultaron concluyentes: “se hace difícil aceptar el contraste entre la cantidad de disparos frontales que recibe el conductor y el escasísimo número de disparos que recibe el acompañante Roberto A. Lorenzo; ello se dificulta aún más al no describir el autopsista lesiones cutáneas por estallido de cristales y/o ventanilla, limitándose al habitual formuleo reiterativo y carente de rigurosidad médico-legal. Por todo lo dicho, la hipótesis que se me ofrece de un enfrentamiento desde un automotor, no es aceptable, pues no se hallan con facilidad las variables que tornen congruentes todos los disparos entre sí”.

Desbaratada por inverosímil y tornarse una hipótesis absurda la versión oficial que pretendió imponerse a la verdad simulando un combate casual entre personal militar y algunos de sus prisioneros, se torna nítido el hecho del fusilamiento de Cristina COUSSEMENT mientras se encontraba reducida en cautiverio...” (fs. sub. 5/9 )

9.13. DE DIOS Ramón: "...Durante el mes de marzo de 1976, permaneció detenido en un camarote del buque "A.R.A. 9 de Julio", el que se encontraba en la Base Naval Puerto Belgrano..."  (fs. 1129) 

9.14. DEL RÍO Jorge Eleodoro: "...Fue secuestrado de su domicilio el 08/09/76 en horas de la tarde, por un grupo compuesto por al menos tres personas con vestimenta de civil, armados con pistolas y actuando a cara descubierta. Fue llevado de su domicilio al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fue interrogado y sometido a tormentos. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 3)

9.15. DIEZ Diana Silvia: "...Fue secuestrada el 18/11/76 aproximadamente a las 15:30 hs., tras retirarse en automóvil de su lugar de trabajo, en compañía de su cuñado y de una compañera de trabajo. En la intersección de las calles Darregueira y Donado de Bahía Blanca, el vehículo en que viajaban fue interceptado por varias personas que viajaban en tres automóviles, quienes los hicieron descender y les pidieron documentos de identidad.

Diana DIEZ fue obligada a subir a uno de los vehículos, donde le hicieron respirar un algodón o trapo con algún tipo de somnífero, quedando semiadormecida.

Fue conducida al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1) de este requerimiento, donde fue sometida a todo tipo de vejámenes, siendo golpeada y torturada mediante la aplicación de corriente eléctrica, al tiempo que era interrogada. Fue liberada el 04/02/77..."  (fs. 696/715 ap. VI 10)

9.16. DODERO Argimiro Eduardo: "...se desempeñaba como dirigente sindical en el Gremio de la Junta Nacional de Granos, miembro de la comisión directiva durante 1975, y en 1976 fue miembro de la Federación de la Junta Nacional de Granos de la Argentina. 

El 27 de marzo de 1976, durante la mañana, personal de Prefectura Bahía Blanca irrumpió en la casa de su madre, donde él vivía, en calle Mascarello N° 3944 de Ingeniero White, donde fue detenido e inmediatamente trasladado a la sede de Prefectura Bahía Blanca sita en  Ingeniero White. El nombrado pudo reconocer en ese procedimiento a un Oficial de apellido FERNÁNDEZ que había sido compañero suyo de colegio.

Lo alojaron en un calabozo, donde se encontraban detenidos otros dirigentes sindicales. A la noche de ese mismo día, esposado y con los ojos vendados lo subieron a un camión junto con otras personas, y lo trasladaron al CCD Buque ARA 9 de Julio.

A los días, fue fotografiado y sometido en varias oportunidades a interrogatorios, los cuales se llevaban a cabo fuera del buque, en otra dependencia de la Base.

Así permaneció durante 60 días aproximadamente, en pésimas condiciones de encierro y sometido a tormentos tanto físicos como psicológicos. El día de su liberación, personal perteneciente a la marina lo subió en un auto, y lo dejó en Punta alta, alrededor de las 14 hs.

Cabe destacar que en el libro de detenidos de Prefectura Bahía Blanca consta que el nombrado fue detenido por "pedido COFUERTAR 2", con destino "COFUERTAR 2"..." (fs. 14911/14920)

9.17. DUCK Héctor Ramón: "...Fue privado de su libertad el 27 de marzo de 1976 en horas de la mañana, al llegar al Puerto Ingeniero White donde desempeñaba tareas laborales como estibador. 

Al llegar fue interceptado por personal de Prefectura que se encontraba en el lugar, y luego de ser requisado fue llevado a la sede de Prefectura de Ingeniero White siendo alojado en un calabozo. Allí fue golpeado y sometido a un interrogatorio donde se lo acusaba de pertenecer a agrupaciones terroristas.

Posteriormente, esposado y cubierto con una frazada fue subido a un camión y llevado a la sede de la Prefectura de Zona, sita en calle Moreno, donde había otras personas detenidas.

Horas después, esposado y encapuchado, fue trasladado en un camión al Comando V Cuerpo de Ejército, donde fue visto por Pedro MIRAMONTE.

Allí fue nuevamente interrogado y sometido a tortura con picana eléctrica, alojado en la cuadra, donde se encontraban otras personas detenidas, donde permaneció alrededor de tres días, hasta su traslado a la Unidad N° 4 de Villa floresta, donde permaneció hasta el 26/11/1976, fecha en que fue trasladado a la Unidad N° 9 de La Plata.

Mediante decreto del Poder Ejecutivo Nacional de fecha 31/09/1979 se dispuso el cese de su detención.

Además de la declaración testimonial de la propia víctima, la cual se encuentra agregada a estos autos, y ratificada a fojas 14.219/9vta, obran en la causa numerosos archivos de inteligencia de los que surge el modo en que se desarrollaron los hechos..." (fs. 14911/14920)

9.18. ERALDO Eduardo Eraldo: "...Padre de Norberto Eduardo ERALDO (hecho N° 1), fue privado de su libertad entre los meses de septiembre y octubre de 1976, y visto durante el mes de noviembre del mismo año en el centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1) de este requerimiento, donde fue sometido a tormentos. Fue liberado entre fines de noviembre y diciembre de 1976..."  (fs. 696/715 ap. VI 6)

9.19. ERALDO Norberto Eduardo: "..Fue secuestrado mientras viajaba en un colectivo desde la ciudad de Mar del Plata a Bahía Blanca, en abril de 1976. El vehículo fue detenido por un grupo de personas que vestían uniformes de la Armada Argentina (Infantería de Marina), quienes le colocaron una manta en la cabeza y lo subieron a un automóvil. Luego fue trasladado a la Base Naval Puerto Belgrano, donde permaneció detenido solo y encapuchado en el camarote del buque ARA “9 de julio”, donde fue interrogado y sujeto a tormentos. Aproximadamente 23 días después fue puesto en libertad.

El 31/08/76 a la madrugada fue nuevamente privado ilegalmente de su libertad, mientras se hallaba en el domicilio de la calle O'higgins N° 793 de Bahía Blanca, por un grupo de 5 personas encapuchadas y armadas que se identificaron como pertenecientes a “Coordinación Federal”. Tras intimidar a sus padres y hermanos, los individuos ataron a Norberto Eduardo ERALDO y lo subieron a un automóvil, llevándolo a un centro clandestino de detención dependiente de la Armada. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..." (fs. 696/715 ap. VI 1)

9.20. ERRAZU María Cristina: "...Fueron secuestrados en la vía pública el 17/10/76 alrededor de las 03:00 hs., al salir de una confitería ubicada en la calle Colón N° 220 de Bahía Blanca. Fueron interceptados por dos personas armadas y vestidas de civil, quienes mediante amenazas los obligaron a subir a un automóvil. Luego fueron vendados y encapuchados, y trasladados al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fueron interrogados y sometidos a tormentos, incluyendo    -en el caso de CARCEDO- la aplicación de corriente eléctrica. ERRAZU fue liberada entre el segundo y el cuarto día posteriores a su secuestro. CARCEDO habría sido retirado del centro de detención la noche del 22/11/76. Aún continúa desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI  8)

9.21. FERNÁNDEZ ARECHAVALA Diana Miriam: "...Entre las 10.30 y las 14.30 hs. del 16 de julio de 1976, Diana FERNÁNDEZ fue privada de su libertad, en momentos en que se encontraba en el domicilio de sus padres, en la localidad de Ingeniero White, por parte de Hernán Lorenzo PAYBA y personal a su cargo, quienes interrogaron a FERNÁNDEZ y la habían colocado en dependencias de la Prefectura, para luego, en horas de la noche, conducirla a dependencias del Comando Vto. Cuerpo de Ejército en Bahía Blanca, unidad desde la cual, habría sido liberada en la jornada siguiente tras interrogatorios que se le realizaron en dependencias militares. (25)  V. declaración testimonial agregada a la Causa 04/07..." (fs 14911/14920)

9.22. FERNÁNDEZ Juan Antonio: "...El nombrado era empleado ferroviario, donde cumplía tareas de "llamador", lo cual resulta acreditado con el Memorando 8687 IFI N° 20, del 27/03/1976.

El mismo fue privado de su libertad el 24 de marzo, de acuerdo surge del informe citado: "Asunto: Procedimientos efectuados por personal de la Prefectura de zona y Prefectura Bahía Blanca". Expresa: "Detenciones efectuadas por personal de esta jefatura de Zona el día 24 de marzo de 1976 en la Usina Provincial de la localidad de Ingeniero White: … FERNÁNDEZ, Juan Antonio…".

Dicho informe posteriormente consigna: "Se deja constancia que las detenciones mencionadas fueron efectuadas con el asesoramiento de la sección Informaciones, quien previamente efectuó la inteligencia correspondiente. Todos los nombrados… fueron entregados al Comando V Cuerpo de Ejército".

Lo mismo se confirma en el Libro de detenciones de Prefectura Bahía Blanca, donde consta que el mismo fue detenido "por actividades subversivas", con destino al Comando V Cuerpo de Ejército..." fs. 14911/14920)

9.23. FLORIDO Raúl: "...Fue privado de su libertad entre el 25 y 26 de marzo de 1976 en un procedimiento ejecutado por personal de Prefectura Naval Argentina Bahía Blanca y puesto a disposición del Ejército.

El Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976, al describir la situación de la Sociedad de Amarradotes Aversano y Compañía, refiere: "La Comisión directiva desarrolla actividades únicamente en lo relacionado con la obra social de sus afiliados, contándose entre estos a RAÚL FLORIDO, el que es considerado como perteneciente a "MONTONEROS". El causante es controlado no observándose que desarrolle actividad política acorde a su ideología, dentro de la zona portuaria. Con fecha 25/03/976 fue detenido por Prefectura Bahía Blanca y entregado a efectivos del Ejército Argentino, posteriormente en los primeros días del mes de abril fue dejado en libertad…"

Respecto a su detención el Memorando 8687 IFI N° 20, del 27/03/1976 refiere: "Asunto: Procedimientos efectuados por personal de la Prefectura de zona y Prefectura Bahía Blanca… 26-3-76: Personal de la Prefectura Bahía Blanca procedió a detener a  FLORIDO, Raúl… profesión: amarrador de buques…", constando en el Libro de detenciones de prefectura Bahía Blanca que el nombrado fue detenido por actividades subversivas con destino al Comando del V Cuerpo de Ejército..."  (fs. 14911/14920)

9.24. FUXMAN Miguel Ángel: "...Miguel Ángel FUXMAN…

Todos los nombrados se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería.

El mismo 24 de marzo, en ocasión de tomar servicio fueron privados de libertad Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Roberto MORO y Raúl Wilfredo PALMUCCI.

Ante la presencia de todo el personal fueron llevados a punta de pistola  con los brazos en alto a la sede de Prefectura, siendo alojados en los calabozos. Allí fueron maltratados no recibiendo ninguno de ellos explicación alguna acerca de la detención.

Horas después fueron trasladados en distintos vehículos al Comando V Cuerpo de Ejército, específicamente al Batallón de Comunicaciones 181, donde fueron alojados en la cuadra de conscriptos, donde se encontraban otras personas detenidas.

Miguel Ángel FUXMAN , fue detenido el 26 de marzo al llegar a su puesto de trabajo por personal de Prefectura, y conducido en un vehículo, a la sede de prefectura de ingeniero White. 

Luego, en un vehículo del Ejército fue trasladado al V Cuerpo de Ejército, donde fue alojado en la cuadra junto con los antes mencionados.

El 29 de marzo fue detenido Raúl BARBE , al tomar su puesto de trabajo luego de una licencia. Esposado fue conducido a las oficinas de Prefectura que estaban bajo el puente "La Niña". Luego, en un vehículo de prefectura fue llevado hasta su domicilio donde vivía con su madre en calle Maldonado 55, escoltado por alrededor de diez efectivos, quienes al llegar revisaron toda su casa.

Luego fue llevado a la calle Moreno, a la sede de Prefectura, donde el nombrado permaneció alrededor de dos horas, para ser luego trasladado al Batallón 181, siendo alojado en la cuadra con el resto de los detenidos. Los testimonios son coincidentes en cuanto sostienen que la orden de detención contra ellos provenía de la Marina.

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa..."  (fs. 14911/14920)

9.25. GASTALDI Patricia Magdalena: "...Fueron secuestrados entre el 2 y el 4 de octubre de 1976, en horas de la madrugada, en su domicilio de la calle Donado N° 96, piso 6°, dpto. D de Bahía Blanca, por un grupo de 5 o 6 personas vestidas de civil que se movilizaba en al menos dos automóviles Torino, aparentemente disfrazadas (boinas de color, cabello largo), quienes portaban armas largas y se identificaron como pertenecientes a “Coordinación Federal”. Ambos fueron esposados y encapuchados, luego los sacaron del departamento, primero a RUSSIN y luego a GASTALDI, y los introdujeron en vehículos separados.

Ambos fueron conducidos al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fueron interrogados y sometidos a tormentos.

El 16/11/76 a la noche le aplicaron a Patricia Magdalena GASTALDI una inyección que la adormeció. Luego la introdujeron atada y vendada en un automóvil y la abandonaron en una ruta, cercana a la localidad de San Cayetano, provincia de Bs. As.

Horacio RUSSIN habría sido retirado del CCD la noche del 22/11/76. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 7)

9.26. GINDER Miguel Antonio: "El 3 de agosto de 1976 aproximadamente a las 01:30  horas de la madrugada , un grupo de de personas, entre los que se encontraban oficiales de la Armada Argentina, destruyó la puerta de ingreso a la vivienda de Miguel Antonio GINDER, ubicada en Juan B. Justo n° 3.306 de Ingeniero White, y, amenazando con armas de fuego y con un sostenido despliegue de violencia arrancó de la cama en que se encontraba al mencionado GINDER y sus padres. Al momento de los hechos la víctima contaba con 19 años.

Este grupo de personas, después de destrozar la casa familiar, y actuar sobre las tres personas, procedieron a encapuchar a Miguel Ángel GINDER y a su padre de nombre Miguel GINDER.

Luego, fueron trasladados a dependencias de la Prefectura Naval Argentina de Ingeniero White, lugar en el que el progenitor de Miguel Antonio GINDER sufrió un principio de infarto, a raíz de esa circunstancia fue conducido al Hospital Municipal de Bahía Blanca, permaneciendo allí internado durante cinco días.

Tres días después de ser secuestrado, Miguel Antonio GINDER fue llevado, encapuchado y esposado, a la Base Naval de Puerto Belgrano.

En la comisaría ubicada en el acceso a la Base Naval mencionada, fue dejado en un calabozo en el que permanecía esposado y encapuchado, allí fue sometido a torturas físicas (recibiendo golpes y corriente por picana eléctrica) y psíquicas (simulacros de fusilamiento, le atormentaban diciéndole que su padre había muerto) y otras situaciones más que le produjeron a GINDER un gran sufrimiento durante toda su vida.

Transcurridos setenta y cinco días de su detención, le quitaron la capucha, las esposas y le permitieron asearse, entregándole para que se cambie prendas militares.

Al serle quitada la capucha que le cubría la cara, Miguel Antonio GINDER pudo reconocer que se encontraba en la Base Naval Puerto Belgrano.

Tras ello, GINDER permaneció en cautiverio quince días más. Finalmente el 3 de noviembre de 1976 fue llevado ante un Jefe de Inteligencia, cuyo apellido sería MOLINA, quien le manifestó que con él se habían equivocado y que se olvidara de lo sucedido.

Ese día, Miguel Antonio GINDER fue puesto en libertad.

3 - Aportan documentación. Adjuntamos al presente, copia certificada del expediente n° 149602/05, caratulado "GINDER, Miguel Antonio s/ ley 24043" de trámite ante la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación..."  (fs. 4579/4580vta.)

9.27. GIORNO Hugo Mario:  "...La noche del 23 de marzo de 1976 Hugo Mario GIORNO partió desde Buenos Aires en ómnibus a la ciudad de Punta Alta. Unos 20 km antes de arribar a destino, siendo aproximadamente las 7:00 hs. del día 24 de marzo, el colectivo en que viajaba fue detenido en la intersección de las rutas 3 y 249, por un operativo de la Armada Argentina, realizado por personal uniformado.

Los militares hicieron bajar a todos los pasajeros para su identificación, indicándole a GIORNO que subiera a la caja de una camioneta tipo Ford F-100 que formaba parte del operativo, siendo custodiado por dos soldados con armas largas. Desde allí, y tomando por la ruta 249, fue trasladado en el vehículo a la ciudad de Punta Alta, ingresando luego a la Base Naval Puerto Belgrano por el puesto N° 1, alrededor de las 8:30 de la mañana.

El mismo día 24 de marzo de 1976 su domicilio fue allanado.

Una vez dentro de la Base, Hugo Mario GIORNO fue conducido al patio de la Comisaría que se encuentra en las inmediaciones del puesto mencionado. Allí le colocaron una capucha y lo trasladaron a un cuarto ubicado en el interior de la Comisaría, donde fue interrogado por al menos tres personas, siendo a la vez golpeado y amenazado con ser llevado a un buque del que, le advertían, no volvería nunca más.

Desde allí, siempre encapuchado, GIORNO fue subido a un camión o camioneta, que realizó un recorrido por el interior de la Base Naval Puerto Belgrano. Al cabo de un trecho, lo hicieron descender del vehículo en una de las dársenas de la Base, y lo trasladaron al interior del Crucero “ A.R.A. 9 de Julio”.  Allí fue colocado en uno de los camarotes del buque, donde le sacaron la capucha y lo dejaron encerrado.

A los tres días de ingresar al buque, fue llevado nuevamente hasta la entrada de la Base Naval, donde volvió a ser interrogado, golpeado y amenazado.

Durante el tiempo que permaneció en el navío fue llevado en dos o tres oportunidades a bañarse a un vestuario similar al de un club, donde pudo advertir que las toallas tenían el ancla característica de la Armada Argentina.

El 13 de abril de 1976 fue sacado del buque y subido –encapuchado- a un camión junto con otros secuestrados entre los que se encontraban Aedo Juárez, Rodolfo Canini, Edgardo Carracedo y su hermano Néstor Alberto GIORNO, siendo todos trasladados a dependencias del Vto. Cuerpo de Ejército en Bahía Blanca.

Allí fueron llevados a un lugar donde se encontraban detenidas varias personas, entre ellas Reinaldo Reiner, Abertano Quiroga, Cándido Romero, Jorge Valemberg y Hugo Costa, junto con otras de apellido Coste, Di Francisco, Cruz, Galíndez, y Tassara. Al día siguiente fueron trasladados a un primer piso, al que llamaban gimnasio, lugar custodiado en forma permanente, donde permaneció hasta el 26 de mayo de 1976. En una ocasión GIORNO fue llevado a una oficina e interrogado por el suboficial Santiago Cruciani.

Unos días antes de ser retirado del lugar, se hizo presente un militar que se identificó como SUAITER, quien hizo colocar a todos los detenidos contra una pared y les tomaron fotografías, las cuales fueron publicadas días después en el diario “La Nueva Provincia”.

El día 26 de mayo, GIORNO junto con las cuatro personas que habían sido trasladadas desde la Base Naval y dos personas más, fueron llevados hasta  la Unidad Carcelaria N° 4 de Villa Floresta en una camioneta del servicio penitenciario, siendo alojados en el pabellón de presos políticos.

A mediados de diciembre de 1976 fue conducido junto con otros 20 o 30 detenidos a la Base Aeronaval Comandante Espora, donde debieron abordar un avión y fueron trasladados a la ciudad de La Plata, siendo muy golpeados en el transcurso del viaje. Al llegar a dicha ciudad son introducidos en un camión y trasladados a la unidad carcelaria N° 9 de La Plata.

El 24 de diciembre de 1977, aproximadamente a las 19:00 hs. fue liberado, regresando a la ciudad de Punta Alta el día 25 de diciembre del mismo año..."  (fs.1123 vta./1124 vta.)

9.28. GIORNO Néstor Alberto: "...El 24 de marzo de 1976 en horas de la mañana, Néstor GIORNO se dirigió a su domicilio de Murature 1084, Punta Alta, siendo alertado por una vecina que personal de la Armada había estado en su vivienda. Al llegar al domicilio, constató que las puertas habían sido destrozadas y el interior revisado, y que habían sustraído libros y apuntes varios, tras lo cual se dirigió al domicilio de sus suegros y luego al Sindicato de Luz y Fuerza. En la esquina de las calles Brown y 9 de Julio, GIORNO fue detenido en un operativo efectuado por personal de la Armada, donde personas encapuchadas le pidieron documentos, lo hicieron subir a un automóvil Ford Falcon, en el que le colocaron una bolsa en la cabeza, le ataron las manos y colocándolo en el piso del vehículo.

En esas condiciones fue conducido hasta el puesto N° 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, ubicado en las calles Alberdi y Colón. Allí lo hicieron descender del automóvil en forma violenta y lo introdujeron en el hall central del puesto de la Policía Militar de la Base Naval, donde le ataron las manos con cadenas y le cambiaron la bolsa por una capucha de paño naval oscuro.

Permaneció varias horas en el lugar, hasta que junto con otros detenidos que se encontraban allí, fue introducido en la parte posterior de un camión y conducido al interior de la Base. Lo hicieron descender del vehículo en cercanías del muelle comercial donde se encontraba el buque "ARA 9 de Julio", lo condujeron a través de un navío hasta llegar a otro en el cual quedó detenido.

Una vez en el interior de la embarcación, le sacaron la capucha y lo colocaron frente a una persona que tenía la cabeza íntegramente cubierta y que le tomó una fotografía, siendo conducido luego a un camarote de reducidas dimensiones, que contaba con un camastro, una pileta y un placard. La puerta de acceso tenía algún tipo de cerrojo o candado, y el ojo de buey estaba tapado.

Ese mismo día fue conducido nuevamente, junto con otros detenidos, hasta la comisaría en la que había permanecido al ingresar a la Base, donde fue interrogado.

Varios días después de ser alojado en la embarcación, fue sacado de la misma y llevado hasta un vestuario amplio similar al de un gimnasio deportivo, con boxes y duchas, donde pudo bañarse.

En el buque estuvo privado de su libertad hasta el el 13 de abril de 1976, cuando fue encapuchado nuevamente y subido a un camión junto a otros detenidos, entre ellos su hermano Hugo GIORNO, Edgardo CARRACEDO, Aedo JUÁREZ y Rodolfo CANINI, y trasladado a una cuadra ubicada dentro del Batallón de Comunicaciones 181 del Ejército Argentino, siendo conducido al día siguiente a un gimnasio dentro de dicho Batallón.

En dicha unidad militar le tomaron una fotografía y fue interrogado, permaneciendo allí durante 42 días, tras los cuales fue trasladado junto con otros detenidos a la Unidad Carcelaria N° 4 de Villa Floresta.

En ese lugar estuvo detenido hasta fines del año 1976, cuando fue trasladado en un avión tipo Focker a la Unidad Carcelaria N° 9 de La Plata junto con otras víctimas, partiendo desde la Base Aeronaval Comandante Espora. Durante el viaje y permanencia en dicha Unidad Carcelaria fue objeto de continuos golpes y malos tratos.

Fue liberado a fines de febrero de 1978..." (fs. 1124 vta./1125 vta.),

9.29. GRILL Néstor Rubén: "...Fue secuestrado de su domicilio ubicado en Darregueira N° 441 de Bahía Blanca el 04/11/76 a la 01:30 hs., por varias personas encapuchadas y armadas. Previo revisar toda la casa, los individuos se retiraron, llevándose a Néstor Rubén GRILL, ante la presencia de su padre y su hermano. Fue oído en el centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fue sometido a tormentos. Habría sido retirado de dicho centro la noche del 22/11/76. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..." (fs. 696/715 ap. VI 9)

9.30. HEINRICH Enrique: "...El 30 de junio de 1976, alrededor de las 21:00 hs., al llegar a su domicilio de Moreno 575 de Bahía Blanca, Miguel Ángel Loyola fue maniatado por varias personas que lo inmovilizaron y luego secuestraron. Los captores, siete hombres armados en total, permanecieron en el lugar hasta aproximadamente las 05:00 hs. del 1 de julio, momento en que se retiraron con la víctima.

Minutos antes de la detención de Loyola, cuando ingresaba a la misma vivienda, María Cristina Taylor de Loyola había sido interceptada por cuatro hombres vestidos de civil, con las caras descubiertas  y fuertemente armados.

Concretado el secuestro de Loyola, Enrique Heinrich fue víctima del mismo delito, el 1 de julio de 1976 a las 06:00 hs., en su domicilio de la calle Colombia 64 de Bahía Blanca, por cinco personas que portaban armas cortas y ametralladoras, que se identificaron como pertenecientes a la Policía Federal.

El 4 de julio de 1976, Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich, por entonces obreros gráficos del diario 'La Nueva Provincia' de esta ciudad, fueron encontrados sin vida en el paraje La Cueva de Los Leones, sito en el Km. 11 de la ruta nacional 33 a unos 100 metros de la ruta. Los cuerpos estaban maniatados por la espalda con sogas y presentaban numerosos impactos de bala.

En el marco de la causa referida han sido procesados por estos hechos Juan Manuel Bayón, Walter Bartolomé Tejada y Julián Oscar Corres.

También fueron imputados, aunque les fue dictada falta de mérito: Argentino Cipriano Tauber, Norberto Eduardo Condal, Miguel Angel García Moreno y Mario Carlos Antonio Méndez...

Con la documental incorporada a los autos y en particular con el contenido del informe de fecha 22 de marzo de 1976 (Memorando 8687 IFI N° 27 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico) agregado a fs. 4684/4688 puede prima facie sostenerse la participación de Francisco Manuel Martínez Loydi y Félix Ovidio Cornelli en el hecho investigado.

El primero, entre el 30 de junio y el 4 de julio de 1976 comandaba la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina (Zona del Atlántico). El segundo se encontraba a cargo de esa Prefectura de Zona y ambos suscribieron el documento que da cuenta de tareas de inteligencia que precedieron a los homicidios calificados por la forma alevosa de comisión -víctimas indefensas- y por el concurso premeditado de dos o más personas.

El tenor de este instrumento permite considerar a ambos autores mediatos -en el sentido que Claus Roxin atribuye al término-, desencadenantes de procesos reglados a partir de sus informes de inteligencia, de las privaciones ilegales de la libertad y posterior asesinato de Heinrich y Loyola.

Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales, corresponde también imputar por los hechos en cuestión a Manuel Jacinto GARCÍA -Jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales (C.O.N.) a la fecha de los hechos- Guillermo Martín OBIGLIO -Jefe del Departamento Inteligencia del C.O.N.-, Guillermo Félix BOTTO -a cargo de la División Contrainteligencia del Departamento referido- y los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. a los que la Prefectura Naval Argentina se encontraba subordinada por lo que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en el hecho que ahora nos ocupa.

Asimismo les cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976 y Luis Alberto Pablo PONS a cargo del Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, a la fecha de los hechos.

IV - Nos encontramos ante dos privaciones ilegítimas de la libertad seguidos del homicidio de las víctimas, que resultan vinculados entre sí por la calidad de estas -gremialistas de un mismo sindicato con actuación conjunta pública-, la fecha en que se produjera el secuestro y el lugar y modo en que fueran asesinados, por lo que deben ser investigados como un hecho único.

La circunstancia de que en estos hechos delictivos haya existido un concurso de voluntades dirigido a su realización, por parte de distintos autores con dominio funcional de los sucesos, no obsta a que los mismos deban ser investigados y juzgados por un sólo magistrado.

La pertenencia de los imputados a distintas fuerzas de seguridad no puede ser erigido en un elemento diferenciador de competencia judicial; entre otras razones porque durante la dictadura militar ocurrida en nuestro país entre los años 1976 y 1978, éstas se encontraban vinculadas a los fines de ejecutar el plan común criminal -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas; con sus caracteres de sistemático y generalizado..." (fs. 5103/5105vta.)

9.31. IZARRA Jorge Osvaldo: "...El 24 de marzo de 1976 a la mañana, un grupo de militares de la Armada, uniformados y armados, algunos de los cuales se encontraban encapuchados arribó al domicilio de Jorge IZARRA, ubicado de la calle Roca N° 464 de Punta Alta.

 Los efectivos ingresaron al domicilio del padre de la víctima, ubicado en el frente del inmueble, siendo acompañados hasta la casa del fondo del terreno, donde IZARRA se encontraba con su esposa y su hijo de un año de edad.

Los individuos le manifestaron que los debía acompañar, a lo que accedió ante las violentas intimidaciones que le efectuaron. Fue llevado hasta la esquina de las calles Irigoyen y Roca, quedando algunos militares en su domicilio, revisando las dependencias. Al llegar a la esquina mencionada le colocaron una capucha de color blanco, lo ataron y lo subieron a un vehículo tipo camioneta. Luego ingresaron al puesto N° 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, y lo trasladaron a las instalaciones de la Policía de la Base.

En este último lugar lo hicieron descender del vehículo e ingresar en las dependencias de la Policía Naval (denominado también "centro de informaciones"), donde le quitaron la capucha. En una de las habitaciones de dicho lugar le colocaron una nueva capucha, ésta de color oscuro, y fue sacado a un patio cubierto donde se encontraban más detenidos en su misma situación.

Luego, junto con otras personas, los hicieron subir a la caja de un camión, y ya en horas de la noche fueron trasladados al crucero "A.R.A. 9 de Julio", al cual accedieron atravesando la cubierta de un buque carguero.

Una vez en el crucero "9 de Julio" le sacaron la capucha y lo ubicaron en un camarote acondicionado como celda, al que le habían quitado el picaporte, cerrándose con cadena y candado.

IZARRA era periódicamente retirado del barco, previo ser nuevamente encapuchado, siendo conducido en un vehículo a la dependencia policial ya descripta, donde era interrogado y golpeado constantemente con puños y patadas, especialmente en los oídos, al tiempo que se le aplicaba electricidad con un instrumento denominado "mega". También sufrió amenazas y simulacros de ejecución.

Finalmente, unos 10 días después de su secuestro, fue sacado de su celda, descendiendo del barco y llevado en medio de  amenazas de muerte hasta un Jeep; siendo liberado en la esquina de las calles Humberto Primo y Rivadavia de la ciudad de Punta Alta..." (fs. 1125 vta./1126 vta.),

9.32. JARA Rubén Rodolfo: "...El 28 de marzo de 1976, en horas de la mañana, en ocasión en que el señor Rubén Adolfo Jara se encontraba en su domicilio de calle 2 de julio Nro. 229 o 230 de la localidad de Punta Alta, donde el mismo tenía su vivienda y las oficinas de su empresa denominada "OMPA", se hizo presente en el lugar un oficial de la policía bonaerense de apellido Fogelman, quien le comunicó en forma verbal que debía trasladarlo a la Base Naval Puerto Belgrano para tomarle una declaración. Luego de que Fogelman accediera a que Jara se cambiara de ropa, ambos subieron a un automóvil Ford Falcon perteneciente a la comisaría de Punta Alta, a bordo del cual se encontraban el comisario Rusticain y un cabo de apellido Núñez.

El automóvil con Jara y las otras tres personas a bordo se dirigió hasta el Puesto 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, el cual fue atravesado sin que se produjera su registro y luego a la parte posterior de la sede de policía militar que se encuentra en cercanías del puesto 1. Al llegar a ese lugar, Fogelman le dijo a Jara que debía colocarle una capucha, procediendo a colocarle una de tela de color oscuro, tras lo cual se lo hizo descender del vehículo e ingresar a la dependencia policial, allí Jara fue conminado a levantar las manos bajo amenaza de considerarse muerto. Jara permaneció en ese recinto aproximadamente media hora, luego fue esposado y se le comunicó que sería llevado a un camarote.

Tras ello, lo hicieron subir a una camioneta o jeep, en el cual fue trasladado hasta que se lo hizo descender e indicándosele que camine por un tablón, tras lo cual pasó por sobre una lancha o barco antes de llegar al que sería el lugar de su detención.

Al entrar al barco donde continuaría su privación de libertad, Jara golpeó su cabeza y se le indicó que se agachara porque estaba en un barco. Una vez ingresado a un camarote en el que no entraba luz exterior, Jara fue puesto contra una pared de chapa, le sacaron las esposas y se le dijo que al escuchar el cierre de la puerta y golpear, se saque la capucha que cubría su cabeza.

En horas de la noche o madrugada, durante la primera semana de su cautiverio Jara era sacado del lugar en que estaba confinado y llevado a recorrer lugares. También por la noche, escuchaba gritos productos de golpes y torturas. La comida le era llevada en períodos irregulares de tiempo.

En una ocasión Jara fue llevado fuera del barco a una especie de vestuario en una construcción de material, para que se bañe.

Tras aproximadamente una semana de cautiverio, Jara fue sacado del barco y a bordo de un vehículo conducido a lo que estima que podría ser la sede de la policía militar, donde había estado al ingresar a la Base Naval Puerto Belgrano. Allí fue golpeado, empujado e interrogado por una persona, pero en presencia de varias más, que lo acusó de ser montonero y le refirió hechos de su pasado.

Aproximadamente dos días después de la sesión descripta, Jara fue nuevamente llevado a un interrogatorio. En dos ocasiones, estima Jara que en un lugar cercano a la sede de la policía militar del puesto 1, fue atado al elástico de una cama y estando semidesnudo le fue aplicada electricidad con picana. En la sesión participaba un interrogador con voz gruesa que Jara reconocía de interrogatorios pasados y otra gente a la que llamaban "Doctor" y "Padre".

En otras ocasiones Jara era sacado del barco y se le decía que sería fusilado. Asimismo, en una oportunidad fue trasladado a una oficina en la que le dijeron que sería liberado si procedía a cerrar su empresa y, tras devolver toda la documentación que tuviera, desaparecía de Punta Alta. Luego de ello fue ingresado nuevamente al barco y al cabo de dos o tres días, se le comunicó que podía radicarse en Bahía Blanca pero no podía aparecer en Punta Alta donde quedaría su familia. Luego de que se le comunicara lo descripto, se le indicó a Jara que se ponga dos pantalones porque lo iban a tirar al mar y hacía frío.

En una oportunidad, su esposa le llevó ropa a la Base Naval Puerto Belgrano, la que fue recibida por Jara.

Al ser liberado, alrededor del 8 de mayo de 1976, Jara fue paseado por la Base Naval Puerto Belgrano y dejado en una de las salidas laterales de dicha Base. Ya en libertad, Jara cerró sus oficinas, quemó sus ficheros y se radicó en Bahía Blanca.

Alrededor de los meses de agosto o septiembre de 1976, Jara gestionó una entrevista en la Base Naval Puerto Belgrano con un capitán de la Armada de apellido Molina, durante el transcurso de la entrevista, se anunció que un teniente de apellido Carrizo quería realizar una consulta a Molina, quien accedió a ello. Al momento de ingresar Carrizo al recinto en el que se encontraban Molina y Jara, éste, que se encontraba de espaldas a la puerta de ingreso de la oficina, al escuchar la voz de Carrizo reconoció que era la voz de la persona que lo había torturado e interrogado durante su cautiverio. Al girar para ver a Carrizo, Jara pudo ver que se trataba de una persona que se encontraba uniformada, de un metro setenta y cinco de estatura aproximadamente, de más de treinta años de edad, de contextura normal. Advirtiendo Molina que Carrizo se sobresaltó al ver a Jara allí, le ordenó que se retirara.

Con posterioridad, aproximadamente en noviembre o diciembre de 1976 Jara, al arribar a Bahía Blanca proveniente de Buenos Aires donde se había entrevistado con Antonio Vañek, en la estación de trenes de la ciudad fue seguido por dos personas quienes lo hicieron subir a un Ford Falcon color verde, quienes le indicaron que no molestara a Vañek, ni a nadie, tras lo cual fue dejado en el Parque de Mayo de esta ciudad..." (fs. 1792/1794)

9.33. JUÁREZ Aedo Héctor: "...Entre los días 23 y 24 de marzo de 1976, Aedo Héctor JUÁREZ se trasladó con su esposa e hijos, desde Punta Alta a la ciudad de Bahía Blanca.

Su casa de Punta Alta, sita en San Martín 182, fue allanada por personal de la Armada, quienes destrozaron todas las instalaciones y requisaron las pertenencias. También fue allanada su casa de Monte Hermoso, ubicada en Tronador y Los Fresnos, y los domicilios de sus hermanos, situados en la calle Tucumán al 300 de Punta Alta, a quienes requisaron sus efectos personales.

Ante esa situación, JUÁREZ se puso en contacto con un oficial de la Prefectura Naval Argentina de nombre Mario DI GIORGO, quien le recomendó que se presentara ante la Prefectura, y que desde allí lo acompañarían a la Base Naval Puerto Belgrano.

Entre el 26 y 27 de marzo de 1976, JUÁREZ fue a la Prefectura en Ingeniero White y desde allí se dirigió junto con Mario DI GIORGO hasta Punta Alta, presentándose en horas del mediodía en el puesto N° 1 de la Base Naval Puerto Belgrano. Allí se identificó ante un policía de civil de la Base, quien indicó a DI GIORGO que se retire. Luego hicieron pasar a JUÁREZ a una dependencia interior del puesto N° 1, donde le colocaron una capucha y lo llevaron hasta una sala contigua donde fue interrogado con violencia, aplicándole golpes para que respondiera.

Desde ese puesto, fue introducido en un vehículo, encapuchado y esposado, y trasladado al crucero "A.R.A. 9 de Julio", el  que se encontraba en una de las dársenas de la Base Naval. Allí lo alojaron en un camarote y le sacaron la capucha, quedando expuesto a una luz muy potente que nunca se apagaba y que le afectó gravemente la vista.

Permaneció totalmente aislado, sometido a humillaciones, malos tratos continuos y pésimas condiciones alimentarias y sanitarias.

El 13 de abril de 1976 fue trasladado -encapuchado y esposado- en un camión de la Armada, junto a los hermanos Hugo y Néstor GIORNO, Rodolfo CANINI y Edgardo CARRACEDO, y una mujer joven encapuchada y esposada, hasta el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca. Allí fue introducido en un calabozo, junto con cuatro perros que lo custodiaban.

Luego de permanecer cuatro o cinco días en ese lugar, fue trasladado a una cuadra, donde se encontraban detenidos varios representantes sindicales. Allí sufrió pésimas condiciones de detención, y fue sometido a simulacros de fusilamientos.

A fines de mayo de 1976, fue trasladado en forma violenta y denigrante, junto con otros detenidos, hasta la cárcel de Villa Floresta, a bordo de un camión del ejército, haciéndose descender a todos en el interior del penal. Allí permaneció detenido hasta el mes de octubre de 1976, fecha en que fue trasladado a la cárcel de La Plata, sufriendo durante el traslado golpes y maltratos constantes. Al llegar al citado establecimiento penitenciario fue nuevamente sometido a golpizas, manteniéndose su privación de libertad hasta marzo de 1977..." (fs. 1126 vta./1127 vta.),

9.34. LARREA Héctor Ernesto: "...Fueron secuestrados la madrugada del 25/09/76, en su domicilio de la localidad de Argerich, partido de Villarino, provincia de Buenos Aires. Silvia Haydeé LARREA llegó a su domicilio proveniente de Bahía Blanca. Al entrar en la casa se encontró con un grupo de personas encapuchadas y provistas de armas largas, que habían ingresado en la vivienda varias horas antes. Le colocaron esposas y una capucha, la golpearon y la adormecieron mediante la aplicación de una sustancia que podía ser éter, reteniéndola durante una hora aproximadamente. El grupo de secuestradores estaba compuesto por alrededor de 8 a 10 personas que se desplazaban en al menos tres vehículos.

Luego llegó al domicilio, también proveniente de Bahía Blanca, Héctor Néstor LARREA -hermano de Silvia Haydeé-, acompañado por su familia y la madre de ambos. Al entrar en la casa fueron sorprendidos por los secuestradores, quienes los golpearon y ataron. Luego, tras robar diversos elementos de valor, se llevaron del domicilio a Silvia y Néstor LARREA y los condujeron a un centro clandestino de detención ubicado en dependencias de la Armada. Ambos fueron interrogados bajo tormentos y vejámenes diversos, incluyendo el paso de corriente eléctrica por el cuerpo. Silvia Haydeé LARREA fue liberada aproximadamente seis días después de su secuestro, a las 02:00 hs., en la localidad de Cabildo. Héctor Néstor LARREA fue liberado el 02/10/76 en horas de la noche, en el paraje El Divisorio, partido de Coronel Pringles..."  (fs. 696/715 ap. VI 4)

9.35. LARREA Silvia Haydeé: "...Fueron secuestrados la madrugada del 25/09/76, en su domicilio de la localidad de Argerich, partido de Villarino, provincia de Buenos Aires. Silvia Haydeé LARREA llegó a su domicilio proveniente de Bahía Blanca. Al entrar en la casa se encontró con un grupo de personas encapuchadas y provistas de armas largas, que habían ingresado en la vivienda varias horas antes. Le colocaron esposas y una capucha, la golpearon y la adormecieron mediante la aplicación de una sustancia que podía ser éter, reteniéndola durante una hora aproximadamente. El grupo de secuestradores estaba compuesto por alrededor de 8 a 10 personas que se desplazaban en al menos tres vehículos.

Luego llegó al domicilio, también proveniente de Bahía Blanca, Héctor Néstor LARREA -hermano de Silvia Haydeé-, acompañado por su familia y la madre de ambos. Al entrar en la casa fueron sorprendidos por los secuestradores, quienes los golpearon y ataron. Luego, tras robar diversos elementos de valor, se llevaron del domicilio a Silvia y Néstor LARREA y los condujeron a un centro clandestino de detención ubicado en dependencias de la Armada. Ambos fueron interrogados bajo tormentos y vejámenes diversos, incluyendo el paso de corriente eléctrica por el cuerpo. Silvia Haydeé LARREA fue liberada aproximadamente seis días después de su secuestro, a las 02:00 hs., en la localidad de Cabildo. Héctor Néstor LARREA fue liberado el 02/10/76 en horas de la noche, en el paraje El Divisorio, partido de Coronel Pringles..."  (fs. 696/715 ap. VI 4)

9.36. LOYOLA Miguel Angel: "...El 30 de junio de 1976, alrededor de las 21:00 hs., al llegar a su domicilio de Moreno 575 de Bahía Blanca, Miguel Ángel Loyola fue maniatado por varias personas que lo inmovilizaron y luego secuestraron. Los captores, siete hombres armados en total, permanecieron en el lugar hasta aproximadamente las 05:00 hs. del 1 de julio, momento en que se retiraron con la víctima.

Minutos antes de la detención de Loyola, cuando ingresaba a la misma vivienda, María Cristina Taylor de Loyola había sido interceptada por cuatro hombres vestidos de civil, con las caras descubiertas  y fuertemente armados.

Concretado el secuestro de Loyola, Enrique Heinrich fue víctima del mismo delito, el 1 de julio de 1976 a las 06:00 hs., en su domicilio de la calle Colombia 64 de Bahía Blanca, por cinco personas que portaban armas cortas y ametralladoras, que se identificaron como pertenecientes a la Policía Federal.

El 4 de julio de 1976, Miguel Ángel Loyola y Enrique Heinrich, por entonces obreros gráficos del diario 'La Nueva Provincia' de esta ciudad, fueron encontrados sin vida en el paraje La Cueva de Los Leones, sito en el Km. 11 de la ruta nacional 33 a unos 100 metros de la ruta. Los cuerpos estaban maniatados por la espalda con sogas y presentaban numerosos impactos de bala.

En el marco de la causa referida han sido procesados por estos hechos Juan Manuel Bayón, Walter Bartolomé Tejada y Julián Oscar Corres.

También fueron imputados, aunque les fue dictada falta de mérito: Argentino Cipriano Tauber, Norberto Eduardo Condal, Miguel Angel García Moreno y Mario Carlos Antonio Méndez...

Con la documental incorporada a los autos y en particular con el contenido del informe de fecha 22 de marzo de 1976 (Memorando 8687 IFI N° 27 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico) agregado a fs. 4684/4688 puede prima facie sostenerse la participación de Francisco Manuel Martínez Loydi y Félix Ovidio Cornelli en el hecho investigado.

El primero, entre el 30 de junio y el 4 de julio de 1976 comandaba la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina (Zona del Atlántico). El segundo se encontraba a cargo de esa Prefectura de Zona y ambos suscribieron el documento que da cuenta de tareas de inteligencia que precedieron a los homicidios calificados por la forma alevosa de comisión -víctimas indefensas- y por el concurso premeditado de dos o más personas.

El tenor de este instrumento permite considerar a ambos autores mediatos -en el sentido que Claus Roxin atribuye al término-, desencadenantes de procesos reglados a partir de sus informes de inteligencia, de las privaciones ilegales de la libertad y posterior asesinato de Heinrich y Loyola.

Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales, corresponde también imputar por los hechos en cuestión a Manuel Jacinto GARCÍA -Jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales (C.O.N.) a la fecha de los hechos- Guillermo Martín OBIGLIO -Jefe del Departamento Inteligencia del C.O.N.-, Guillermo Félix BOTTO -a cargo de la División Contrainteligencia del Departamento referido- y los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. a los que la Prefectura Naval Argentina se encontraba subordinada por lo que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en el hecho que ahora nos ocupa.

Asimismo les cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976 y Luis Alberto Pablo PONS a cargo del Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, a la fecha de los hechos.

IV - Nos encontramos ante dos privaciones ilegítimas de la libertad seguidos del homicidio de las víctimas, que resultan vinculados entre sí por la calidad de estas -gremialistas de un mismo sindicato con actuación conjunta pública-, la fecha en que se produjera el secuestro y el lugar y modo en que fueran asesinados, por lo que deben ser investigados como un hecho único.

La circunstancia de que en estos hechos delictivos haya existido un concurso de voluntades dirigido a su realización, por parte de distintos autores con dominio funcional de los sucesos, no obsta a que los mismos deban ser investigados y juzgados por un sólo magistrado.

La pertenencia de los imputados a distintas fuerzas de seguridad no puede ser erigido en un elemento diferenciador de competencia judicial; entre otras razones porque durante la dictadura militar ocurrida en nuestro país entre los años 1976 y 1978, éstas se encontraban vinculadas a los fines de ejecutar el plan común criminal -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas; con sus caracteres de sistemático y generalizado..." (fs. 5103/5105vta.)

9.37. MAIDA Sergio Armando: "...El 26 de noviembre de 1976, alrededor de las 22:00 horas, Sergio Armando MAIDA y Liliana TOIMBERMAN fueron ilegalmente detenidos en su domicilio en la localidad de Trelew, por tres personas armadas que se movilizaban en un automóvil Ford Falcon color claro. (26)

De allí, fueron llevados a la fuerza, y trasladados en avión al CCD Baterías, donde permanecieron alojados en condiciones inhumanas, vendados y tabicados, sometidos a todo tipo de vejaciones  y tormentos. (27) El día que fueron liberados, los adormecieron y los subieron a un camión, dejándolos en la ruta a pocos kilómetros de la localidad de San Antonio Oeste, Provincia de Río Negro . (28)

Cabe consignar que los hechos descritos fueron oportunamente desarrollados por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Rawson al disponer el procesamiento de Jorge Rafael VIDELA y Carlos Alberto BARBOT...

(26)  Ver denuncia policial efectuada por Leonardo MAIDA en la comisaría Seccional Primera de la ciudad de Trelew, y declaración testimonial de Virgen María QUINTOMAN, obrantes a fojas 1 y 9 del Expte. 924-239-1976 "MAIDA, Sergio Armando - TOIMBERMAN, Liliana s/presunto secuestro Trelew". Ver también fojas 61

(27) Ver declaraciones testimoniales de Diana DIEZ, Eduardo ERALDO, Marta MANTOVANI.

(28) Ver declaración testimonial de Sergio armando MAIDA y de Hilda Liliana TOIMBERMAN, del 22/12/1976, obrante a fojas 24/29 del Expte. 924-239-1976 "MAIDA, Sergio Armando - TOIMBERMAN, Liliana s/presunto secuestro Trelew"; declaración de Sergio Armando MAIDA del 19/11/2007 obrante a fojas 77/82..." "  (fs. 14911/14920)

9.38. MANCILLA Héctor Alfredo: "...El Memorando 8687 IFI N° 20, del 27/03/1976, refiere que el nombrado "pertenece al peronismo histórico, y se desempeñaba como custodia de la C.G.T. Regional Bahía Blanca, y guardaespaldas del Diputado Nacional Rodolfo A. PONCE, siendo el mismo como uno de los más peligrosos hombres de Ponce. En el domicilio, al ser allanado se le secuestró una pistola…".

Respecto a su privación de libertad el mismo informe refiere: "Asunto: Procedimientos efectuados por personal de la Prefectura de zona y Prefectura Bahía Blanca". Expresa: "… 26-3-76: Personal de la Prefectura Bahía Blanca procede a detener a  MANCILLA, Héctor Alfredo…".

Una vez detenido por personal de Prefectura fue trasladado al V Cuerpo de Ejército de acuerdo surge del Libro de Detenciones de Prefectura Bahía Blanca..." (fs. 14911/14920)

9.39. MANTOVANI de MONTOVANI Martha: "...Fue secuestrada en la vía pública el 18/11/76 a las 23:30, luego de retirarse junto con otras personas de la librería donde trabajaba, ubicada en Chiclana al 300 de Bahía Blanca. Fueron interceptados por un automóvil Ford Falcon color negro del que descendieron cuatro personas con las caras ocultas con medias de mujer y vestidos de civil pero con borceguíes de tipo militar. La introdujeron violentamente en el auto, le pegaron un culatazo en la cabeza y la colocaron en el piso del vehículo. Luego fue encapuchada y trasladada al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1) de este requerimiento, donde fue sometida a vejaciones diversas, golpeada y atormentada mediante la aplicación de electricidad en el cuerpo y simulacros de fusilamiento, al tiempo que era interrogada. El 30/12/76 fue liberada a las 02:00 hs., en un camino empedrado, camino a la localidad de Ingeniero White..." (fs. 696/715 ap. VI 11)

9.40. MARTINELLI Laura Susana: "..Carlos Alberto OLIVA fue secuestrado el 05/08/76 en el hall de la Municipalidad del partido de Gral. Pueyrredón, en la ciudad Mar del Plata. Horas más tarde, después del mediodía, Laura Susana MARTINELLI –pareja de OLIVA– fue privada de la libertad en el domicilio de Alberto Jorge Pellegrini, ubicado en la calle San Luis N° 3089 de Mar del Plata, donde residía temporalmente con OLIVA. La hija de ambos, de 5 meses, fue dejada por los secuestradores en una tintorería, donde más tarde fue recogida por Esther AQUINO, hermana de la madre de MARTINELLI.

Días antes de los secuestros, el 01/08/76 a la madrugada, un grupo de 5 o 6 personas de civil fuertemente armadas, pertenecientes a la Armada Argentina, había irrumpido en el domicilio de Lucía Natividad AQUINO, hermana de la madre de Laura Susana MARTINELLI, buscando a esta última y a OLIVA. Previamente, habían concurrido al domicilio de Esther AQUINO con el mismo propósito, llevándola luego con ellos hasta el departamento de Lucía Natividad. Revisaron ambos departamentos y al no hallar a MARTINELLI ni a OLIVA, decidieron quedarse en el domicilio de esta última, impidiéndoles desplazarse, controlándolas y amenazándolas con sus armas. Permanecieron en la vivienda hasta el mediodía del 04/08/76.

Laura Susana MARTINELLI y Carlos Alberto OLIVA fueron trasladados a la Base Naval Mar del Plata, donde fueron sometidos a diversos vejámenes y torturas. Allí permanecieron hasta los primeros días de septiembre de 1976, siendo luego trasladados a la Base Naval Puerto Belgrano, donde también sufrieron vejaciones y tormentos.

El 28/12/76 tanto MARTINELLI como OLIVA, por medio del decreto N° 3462, fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

El 31/12/76 Laura Susana MARTINELLI fue muerta en un presunto enfrentamiento con fuerzas conjuntas de la Armada y el Ejército, hecho en el que también fallecieron carbonizados dos N.N.

El 17/01/77, ambas víctimas cesaron en su situación de detenidos a disposición del P.E.N., mediante el decreto N° 56.

Carlos Alberto OLIVA aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 2)

9.41. MARZIANI Aníbal: "...De acuerdo surge del libro de detenciones de la Prefectura Bahía Blanca, el nombrado fue privado de su libertad el primero de abril de 1976, por orden emanada de la Fuerza de Tareas N° 2, y con destino "COFUERTAR 2".

Asimismo el Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976. Refiere "… ANÍBAL MARIANI, jornalero, fue detenido el 31-3-76… recuperó su libertad el 6/4/76… Todos los detenidos precedentemente lo fueron por la Prefectura Bahía Blanca…"

Por su parte, Ramón REYNAFÉ en su declaración testimonial manifiesta que: "Tuve un compañero que nunca más volvió a trabajar del miedo  que tenía. Se llama Aníbal MARZIALI. También, por conversaciones posteriores supe que estuvieron en el barco Orlando APUD y Edgardo PONCE"..." (fs. 14911/14920)

9.42. MELLINO Elvio Alcides: "...Ingresó al servicio militar el 02/03/76, siendo asignado a la Base Naval Puerto Belgrano. El 03/09/76 un grupo de civiles armados allanó la casa de sus padres en La Plata. En octubre del mismo año, MELLINO fue transferido de la Sección Imprenta a la Sección Baterías, donde no cubría guardias ni tenía puesto fijo. Tras largo tiempo sin recibir noticias del hijo, los padres de MELLINO viajaron a Puerto Belgrano, donde las autoridades les informaron que su hijo había salido de franco para cumplir con una comisión en la ciudad de La Plata, el 24 de mayo de 1977. Al no regresar fue declarado desertor. Aun permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 17)

9.43. MONTERO Osvaldo Néstor: "...se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería.

El mismo 24 de marzo, en ocasión de tomar servicio fueron privados de libertad Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Roberto MORO y Raúl Wilfredo PALMUCCI.

Ante la presencia de todo el personal fueron llevados a punta de pistola  con los brazos en alto a la sede de Prefectura, siendo alojados en los calabozos. Allí fueron maltratados no recibiendo ninguno de ellos explicación alguna acerca de la detención.

Horas después fueron trasladados en distintos vehículos al Comando V Cuerpo de Ejército, específicamente al Batallón de Comunicaciones 181, donde fueron alojados en la cuadra de conscriptos, donde se encontraban otras personas detenidas...

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa..."  (fs. 14911/14920)

9.44. MORO Roberto: "...se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería.

El mismo 24 de marzo, en ocasión de tomar servicio fueron privados de libertad Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Roberto MORO y Raúl Wilfredo PALMUCCI.

Ante la presencia de todo el personal fueron llevados a punta de pistola  con los brazos en alto a la sede de Prefectura, siendo alojados en los calabozos. Allí fueron maltratados no recibiendo ninguno de ellos explicación alguna acerca de la detención.

Horas después fueron trasladados en distintos vehículos al Comando V Cuerpo de Ejército, específicamente al Batallón de Comunicaciones 181, donde fueron alojados en la cuadra de conscriptos, donde se encontraban otras personas detenidas...

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa..."  (fs. 14911/14920)

9.45. OCHOA Norman: "...Durante el mes de marzo de 1976, permaneció detenido en la Base Naval Puerto Belgrano..." (fs. 1129)

"El 24 de marzo de 1976, aproximadamente a las 6.00 hs, un grupo de personas entre los que había militares de la Armada Argentina, alguno de ellos oficiales de esa fuerza, irrumpió en el domicilio de Norman Oscar OCHOA, sito en  Pellegrini nro. 135 de Punta Alta, provincia de Buenos Aires, y luego de revisar las dependencias, procedió a privar de libertad de OCHOA.

Éste fue conducido desde su domicilio hasta un vehículo de la Armada Argentina, y ubicado en el asiento trasero del mismo, junto a dos personas que portaban armas.

A bordo del vehículo, sus captores lo encapucharon antes de llegar a la entrada a la Base Naval Puerto Belgrano. Tras ingresar a la misma, OCHOA fue descendido del vehículo en cercanías de una edificación que sería de la Policía de Establecimientos Navales y, aún encapuchado, puesto en una especie de patio, donde permaneció de pie.

Desde ese lugar fue trasladado a un calabozo dentro del buque "A.R.A. 9 de Julio", al que se accedía tras ascender por una plataforma que comunicaba a la embarcación con el territorio.

OCHOA permaneció privado de libertad en ese calabozo, que era de pequeñas dimensiones, durante tres días, en los que fue permanentemente expuesto a tratos degradantes y vejaciones psíquicas.

Durante las noches de su cautiverio, OCHOA era sometido a interrogatorios. En algunos de estos, la víctima permanecía encapuchado; cuando esto no ocurría, quienes permanecían encapuchados eran los interrogadores.

En el transcurso de la tercer noche que OCHOA pasaba en cautiverio, alrededor de las 5 hs. de la madrugada fue sacado del camarote en el que permanecía encerrado, para ser introducido en un vehículo con la inscripción "A.R.A." y un escudo con un ancla. Allí se le quitó la capucha que cubría su cabeza, y entonces pudo advertir que el automotor salió del interior de la Base Naval Puerto Belgrano con rumbo a la ciudad de Punta Alta, para lo cual tuvo que pasar por las vías del Puesto de Ingreso de esa Base,, conocido como "Puesto 1", ubicado en Colón y Alberdi de Punta Alta.

Al llegar al domicilio de OCHOA, quien ocupaba en el vehículo el lugar del acompañante, bajó del mismo y le indicó a OCHOA que se vaya y que no mirara hacia atrás."  (req. fiscal fs. 4145/4167)

9.46. OLIVA Carlos Alberto: "..Carlos Alberto OLIVA fue secuestrado el 05/08/76 en el hall de la Municipalidad del partido de Gral. Pueyrredón, en la ciudad Mar del Plata. Horas más tarde, después del mediodía, Laura Susana MARTINELLI –pareja de OLIVA– fue privada de la libertad en el domicilio de Alberto Jorge Pellegrini, ubicado en la calle San Luis N° 3089 de Mar del Plata, donde residía temporalmente con OLIVA. La hija de ambos, de 5 meses, fue dejada por los secuestradores en una tintorería, donde más tarde fue recogida por Esther AQUINO, hermana de la madre de MARTINELLI.

Días antes de los secuestros, el 01/08/76 a la madrugada, un grupo de 5 o 6 personas de civil fuertemente armadas, pertenecientes a la Armada Argentina, había irrumpido en el domicilio de Lucía Natividad AQUINO, hermana de la madre de Laura Susana MARTINELLI, buscando a esta última y a OLIVA. Previamente, habían concurrido al domicilio de Esther AQUINO con el mismo propósito, llevándola luego con ellos hasta el departamento de Lucía Natividad. Revisaron ambos departamentos y al no hallar a MARTINELLI ni a OLIVA, decidieron quedarse en el domicilio de esta última, impidiéndoles desplazarse, controlándolas y amenazándolas con sus armas. Permanecieron en la vivienda hasta el mediodía del 04/08/76.

Laura Susana MARTINELLI y Carlos Alberto OLIVA fueron trasladados a la Base Naval Mar del Plata, donde fueron sometidos a diversos vejámenes y torturas. Allí permanecieron hasta los primeros días de septiembre de 1976, siendo luego trasladados a la Base Naval Puerto Belgrano, donde también sufrieron vejaciones y tormentos.

El 28/12/76 tanto MARTINELLI como OLIVA, por medio del decreto N° 3462, fueron puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

El 31/12/76 Laura Susana MARTINELLI fue muerta en un presunto enfrentamiento con fuerzas conjuntas de la Armada y el Ejército, hecho en el que también fallecieron carbonizados dos N.N.

El 17/01/77, ambas víctimas cesaron en su situación de detenidos a disposición del P.E.N., mediante el decreto N° 56.

Carlos Alberto OLIVA aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 2)

9.47. OLMEDO Alfredo Ismael: "...se desempeñaba como Secretario General de la Junta Nacional de Granos. El 31 de marzo de 1976 fue ilegalmente detenido por personal de Prefectura Bahía Blanca (3), y alojado en los calabozos de dicha sede. Posteriormente fue trasladado al Centro Clandestino de Detención que organizado en el buque ARA "9 de Julio".                 

Lo precedentemente descrito se corrobora con los dichos de Miguel Ángel CHISU en su declaración testimonial: "…Estuve un día detenido en los calabozos de prefectura, en Ingeniero White, y a la noche nos llevaron supuestamente a la Base. Estaba encapuchado. Había mucha gente. De la Junta 4 o 5: DODERO, VÁZQUEZ, OLMEDO, y gente del puerto. Nos trasladan en un camión, sentado en ruedas de auxilio, atado y encapuchado. Cuando bajamos, nos trasladan, caminamos por tablas supongo, para desorientarnos por donde nos llevaban. Y subimos a un barco…"

 Un elemento de convicción determinante en cuanto al modo y responsabilidad de quienes dispusieron y ejecutaron el hecho es el Informe N° 123 "ESC"/986 Letra: 8687-IFI obrante en los archivos de Inteligencia recuperados, el que expresamente refiere en relación a Alfredo Ismael OLMEDO: "31-03-76: Peronista ortodoxo. Pro-secretario General de la Junta Nacional de Granos. En la misma fecha fue detenido por la Prefectura a solicitud de la A.R.A. y trasladado a la B.N.P.B."  

(3) V. Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976. Hace referencia a la detención de Alfredo Ismael OLMEDO el 31/03/1976 recuperando su libertad el 6/04/1976 y expresa "… todas los detenidos precedentemente lo fueron por la prefectura de Bahía Blanca…"

MEMORANDUM 8687 IFI N° 57 "ESC"/976. "Asunto: Actual situación de los gremios de la Junta Nacional de Granos (Delegación Bahía Blanca)…". Refiere en lo que aquí respecta lo siguiente: "Con fecha 2-4-76, fueron dados de baja (6) seis empleados mediante Ley 21.274, (por razones de servicio), en resolución "I", N° 29/76, Trámite N° 352.878, dictada por el interventor Militar en la JNG, Mayor D. Eduardo Carlos HOIAK, siendo estos los siguientes:… OLMEDO, Alfredo Ismael…" (fs. 14911/14920)

9.48. OSORES Emiliano: "...El nombrado se desempeñaba como Secretario General de SUPA en la ciudad de Bahía Blanca. El mismo fue detenido por personal de Prefectura el 29 de marzo de 1976, a requerimiento de la BNPB y posteriormente trasladado al V cuerpo de Ejército, de acuerdo surge del Memorando 8687 - IFI n° 8 "C"/976, Memorando 8687 IFI N° 51 "ESC"/76, del 19/05/1976; y del libro de detenciones de Prefectura Bahía Blanca..." (fs. 14911/14920)

9.49. PALMUCCI Raúl Wilfredo: "...se desempeñaban laboralmente en la Central Termoeléctrica DEBA, la cual el día 24 de marzo de 1976 fue tomada por la Armada Argentina. A tal fin se envió un tren de ferrocarril con personal armado que estaba instalado en el patio de la Central, reemplazando a la gente de portería.

El mismo 24 de marzo, en ocasión de tomar servicio fueron privados de libertad... Raúl Wilfredo PALMUCCI.

Ante la presencia de todo el personal fueron llevados a punta de pistola  con los brazos en alto a la sede de Prefectura, siendo alojados en los calabozos. Allí fueron maltratados no recibiendo ninguno de ellos explicación alguna acerca de la detención.

Horas después fueron trasladados en distintos vehículos al Comando V Cuerpo de Ejército, específicamente al Batallón de Comunicaciones 181, donde fueron alojados en la cuadra de conscriptos, donde se encontraban otras personas detenidas...

El Capitán de Fragata Eduardo COSTA, quien era proveedor de materiales eléctricos de la Usina, conocía a los nombrados, e intentó diferentes gestiones para lograr que los liberen, motivo por el cual fue sancionado a 45 días de arresto en la Base Naval Puerto Belgrano.     

Durante el tiempo que permanecieron detenidos, se presentó ante ellos el Coronel ALVAREZ, quien los sometió a una especie de interrogatorio, y les manifestó que serían liberados.

Alrededor de 9 días después todos recuperaron su libertad.

Los hechos descritos resultan suficientemente acreditados a partir de los archivos de inteligencia de la Prefectura de Zona Atlántico Norte, agregados a la causa..."  (fs. 14911/14920)

9.50. PERALTA  José Luis: "...Secuestrado en Mar del Plata, entre el 6 y el 10 de agosto de 1976. Es trasladado a Bahía Blanca. Es visto en el centro clandestino de detención "la escuelita", y sin que conste su liberación es muerto en un operativo militar, el 18 de septiembre de 1976, en Dorrego y General Paz de Bahía Blanca,  junto con Ricardo Garralda, sin que conste su anterior liberación."... Los tres son llevados al V Cuerpo de Ejército, y al Batallón de Comunicaciones 181...

No obstante la descripción de los hechos realizada precedentemente resulta determinante a los fines de esta presentación la documental digitalizada agregada a los autos a fojas 12.950 y en particular el contenido de los informes de inteligencia, cuya copia simple se adjunta:

- Memorando 8499 IFI N° 26 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Mar del Plata, para información del jefe de la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico, de fecha 13 de agosto de 1976, suscripto por el Jefe de la Sección Informaciones Subprefecto Ariel Macedonio SILVA, y el Jefe de Prefectura Mar del Plata Prefecto Principal Juan Eduardo MOSQUEDA.

Seguidamente consta con fecha 31 de agosto de 1976, que el Jefe de la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Zona del Atlántico, Subprefecto Francisco M. MARTINEZ LOYDI, toma conocimiento e informa a la BNPB, por disposición del Prefecto de Zona (en ese entonces, Félix Ovidio CORNELLI).

De este informe surge que María Cristina COUSSEMENT y José Luis PERALTA fueron secuestrados y luego interrogados por personal de la Sección de Informaciones de la Prefectura Naval de Mar del Plata en coordinación con la Fuerza de Tareas N° 6...

Por su parte, la Prefectura Naval Mar del Plata, se encontraba en igual situación respecto de la Fuerza de Tareas nro. 6 a la fecha en que personal de dicha fuerza secuestró a María Cristina COUSSEMENT y José Luis PERALTA..." (fs. 1/3 incidente 04/07/inc.84)

9.51. PAZOS de ALDEKOA Rodolfo: "...ALDECOA N.N. (a) Cacho Secuestrado en el mes de marzo de 1976 y detenido en CCD que funcionaba en la Base Naval Puerto Belgrano y alojado en el buque ARA "9 de Julio", siendo su estado desaparecido..."  (fs 1122/1130)

"...Que en el requerimiento de instrucción de fojas fs.  1122/30 se describieron los hechos que tuvieron por víctima a "ALDECOA, N.N. (a) "Chacho", quien "durante el mes de marzo de 1976, permaneció detenido en un camarote del buque ARA "9 de Julio", ubicado en la Base Naval Puerto Belgrano".

Mediante diligencias de prueba llevadas a cabo por  esta Unidad Fiscal se logró avanzar en mayores detalles acerca de las circunstancias de tiempo, modo y lugar de los secuestros reiterados, aplicación de tormentos y liberación de quien coincidió en su cautiverio en el centro clandestino instalado en el buque ARA "9 de Julio" con Jorge IZARRA y Ramón DE DIOS.

En virtud de ello, se precisa la descripción fáctica de conformidad con lo establecido en el Art. 188 inc. 2, y se solicita la incorporación a esta causa prueba documental relativa al caso.

II. - Ampliación de la descripción del hecho: Alrededor de las dos o tres de la mañana del 24 de marzo de 1976, personal de la Armada Argentina irrumpió en la casa de Stella Maris PAZOS de ALDEKOA, hija del nombrado, donde vivía junto con su marido Pablo MODESTI (f), su hijo de dos años, una señora que se dedicaba a los quehaceres domésticos de nombre Elina VELAZQUEZ, y el hijo de esta última de diez años de edad.

Golpearon la puerta violentamente, y Pablo MODESTI abrió la puerta. Así ingresaron, estaban uniformados y  fuertemente armados. Revolvieron toda la casa, y al no encontrar a Rodolfo PAZOS de ALDEKOA, se retiraron.

En ese mismo inmueble, sito en calle Luiggi 1049 de la localidad de Punta alta, Rodolfo PAZOS de ALDEKOA, tenía su estudio donde trabajaba diariamente, pero ese día ya se encontraba en su domicilio junto con su esposa, adonde estas mismas personas se dirigieron con miras a detenerlo.

Al llegar, lo detuvieron, lo encapucharon y lo llevaron a la Base Naval Puerto Belgrano. A ingresar por el puesto N° 1 de la Base, pudo ver a través de un agujerito que tenía su capucha, que había dos filas de personas encapuchadas, y detenidas en su misma situación.

Luego fue alojado en el Buque ARA 9 de Julio, donde estuvo alojado en el camarote contiguo al de Ramón DE DIOS. Allí fue sometido a interrogatorios y fuertes amenazas y torturas psicológicas; su presencia en el buque fue percibida por IZARRA.

Aproximadamente dos días después, lo retiran del Buque, lo suben a un auto, y lo dejan a dos cuadras de su casa.

El 2 de noviembre de 1976, Rodolfo PAZOS de ALDEKOA se encontraba trabajando en su estudio, cuando a las 19.20 horas ingresaron por la fuerza tres personas que se movilizaban en un Tormo color blanco y un Renault 12 color crema., quiénes lo subieron mediante golpes y lo secuestraron, con destino desconocido.-

A partir de distintas averiguaciones llevadas a cabo por Pablo MODESTI, yerno del NOMBRADO, su familia tomó conocimiento que Rodolfo se encontraba detenido en el y Cuerpo de Ejército.

Más aún, establecieron contacto con una persona que trabajaba allí, a través de la cual de manera clandestina, le hacían llegar alimentos, e intercambiaban mensajes vía esquelas.

Habiendo tomado conocimiento acerca del paradero de PAZOS de ALDEKOA, el 4/11/1976, cl Dr. Mario M. GUIDO presentó un Habeas Corpus solicitando expresamente "... haga lugar a este recurso y pida los informes de ritual a la Unidad Regional de policía, a la Delegación Local de la Policía Federal y al Comando del V Cuerpo de Ejército..."

El 12/11/1976 el Ejército respondió que el nombrado se encontraba detenido por averiguación de antecedentes desde el 05/11/1976; donde además, fue sometido a torturas e interrogado, habiendo sido alojado también en el centro clandestino de detención La Escuelita.

Posteriormente con fecha 29/11 / 1976 se remite nuevo oficio al V Cuerpo para que informe si ALDEKOA seguía allí detenido; y con fecha 13/12/1976 el Ejército informa que el nombrado "se encuentra bajo sumario y detenido en la Unidad Regional 5ta. de la Policía de la Provincia de Buenos aires".

Finalmente, a mediados de diciembre Rodolfo PAZOS de ALDEKOA fue liberado.

III.- Se adjunta al presente, copia certificada de la declaración testimonial prestada ante esta Unidad Fiscal por Estela Maris PAZOS de ALDEKOA, hija de la víctima, y en virtud de ello solicito se fije fecha de audiencia a fin de que la testigo ratifique su declaración.

Asimismo, solicito la incorporación a esta causa del Expte. N° 165 caratulado "PAZOS de ALDEKOA, Rodolfo s/recurso de Habeas corpus solicitado por el Dr. Mario M. GUIDO" (1 cuerpo, de 14 fojas), el que se encuentra agregado a la causa 05/07 de trámite ante ese Juzgado Federal, Secretaría de Derechos Humanos conforme remisión que oportunamente realizó la Cámara Federal de Apelaciones y que se encontraría en la Caja 4.

Por lo expuesto, solicito se tenga por ampliada la descripción del hecho que tuvo por víctima a Rodolfo PAZOS de ALDEKOA, se incorpore la documentación indicada y se cite a ratificar  la declaración prestada por Stella Maris PAZOS DE ALDEKOA..."  (fs. 16784/16785)

9.52. PERPETUA Aníbal: "...Durante el mes de marzo de 1976, permaneció detenido en un camarote del buque ARA "9 de Julio", ubicado en la Base Naval Puerto Belgrano..."  (fs. 1129),

9.53. PETIT Aman: "...El Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976 hace referencia a la privación de libertad de Aman PETIT el 31/03/1976 recuperando su libertad el 6/04/1976 y expresa y consigna "… todas los detenidos precedentemente lo fueron por la prefectura de Bahía Blanca…".

Por su parte en el Libro de detenciones de Prefectura bahía Blanca consta que el nombrado fue detenido a pedido de COFUERTAR2, con destino COFUERTAR2.

El nombrado, de acuerdo surge de los elementos obrantes en la causa, fue trasladado a la sede de Prefectura Bahía Blanca, y de allí alojado en el CCD El Buque ARA 9 de Julio. 

Extremo que resulta confirmado a partir de la declaración testimonial de Edgardo PONCE: "…Nos hicieron subir por una planchada y nos ingresan en un buque, por lo que pude suponer en ese momento. A partir de ahí estuvimos siempre encapuchados. Un compañero Aman PETIT que está fallecido, que fue detenido el mismo día que yo, esa madrugada, ya en el buque, se descompuso y lo sacaron a la rastra, no sé adonde lo llevaron…"  (fs. 14911/14920)

9.54. PIOLI Cora María: "...Fue secuestrada el 25/11/76 alrededor de las 22:45 hs., en su domicilio ubicado en la calle Patricios N° 743 de Bahía Blanca, por un grupo de 7 u 8 personas vestidas de civil y fuertemente armadas que dijeron pertenecer a la Policía Federal y se movilizaban en una camioneta Ford F-100 color verde.

En el domicilio se hallaban presentes también su madre, una hermana con su hija de pocos meses, un amigo de la familia y un vecino. Todos fueron encapuchados y llevados a los dormitorios de la vivienda. Los individuos interrogaron a Cora PIOLI y luego se la llevaron de su domicilio, junto con ropa y efectos personales, previo haber robado también dinero en efectivo y un cheque.

La víctima fue conducida al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1) de este requerimiento, donde fue interrogada y sometida a tormentos. Aún permanece desaparecida, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 12)

9.55. PONCE Edgardo: "...El nombrado trabajaba en la zona portuaria en Ingeniero White,  estaba afiliado a SUPA, y formaba parte del Consejo Directivo de COPEL. El 1 de abril de 1976 fue privado de su libertad en su domicilio sito en calle Jujuy 1037, barrio Noroeste de Bahía Blanca. Personal de Prefectura ingresó al patio, revisaron todo, y finalmente ingresaron a su casa y lo detuvieron. (22)

En el operativo participaron alrededor de diez personas, con equipo de combate y fuertemente armados.

Lo hicieron subir a un camión y lo condujeron hasta la sede de Prefectura en Ingeniero White, donde lo alojaron en una celda junto a otras personas que se encontraban detenidas.

Ese mismo día a la noche, le colocaron una capucha, y junto a otras personas detenidas, lo subieron a un camión con destino al CCD del buque "9 de Julio". Allí lo ubicaron en un camarote, donde permaneció durante toda su detención, a excepción de las oportunidades en que lo sacaban para someterlo a interrogatorios.

El día de su liberación, luego de permanecer por más de una semana detenido, durante la noche, junto a otras personas detenidas, fue conducido en un camión hasta una oficina, donde lo recibió un oficial de la Armada, quien los amenazó. Luego lo subieron a una especie de vehículo celular, y lo liberaron en la sede de Prefectura Bahía Blanca, en Ingeniero White...

(22) Informe N° 49 "ESC"/980, del 13/05/1980. "OBJETO: R/Antecedentes… PONCE, Edgardo:… Registra: … 1-04-976: Fue detenido por la Prefectura a solicitud de la Armada, y trasladado a la BNPB. 6-04-976: fue puesto en libertad por falta de mérito…"   (fs. 14911/14920)

9.56. REYNAFÉ Ernesto: "...Desde 1968, Ernesto REYNAFÉ trabajaba en el Puerto Ingeniero White, como estibador; ya afiliado al partido peronista, en el año 1969 se afilió al S.U.P.A.

El 24 de marzo de 1976, REYNAFÉ se encontraba en Gral. Cerri, en la casa de sus suegros. Días después, al regresar a su lugar de trabajo, en horas de la tarde, personal de Prefectura, alrededor de 7 personas fuertemente armadas, con uniforme de combate, que se movilizaban en una camioneta oficial y en un automóvil marca Ford Falcon color verde, procedieron a privarlo de su libertad. Lo redujeron violentamente, tirándolo al piso, le colocaron esposas, lo golpearon y luego lo subieron a una camioneta, y lo trasladaron a la sede de Prefectura sita en Ingeniero White. (17)

Al llegar, le colocaron una capucha, fue golpeado brutalmente con un palo en su espalda, y permaneció allí hasta que lo subieron nuevamente en una camioneta, y lo llevaron al CCD que se estableció en el buque ARA "9 de Julio".  (18) Allí permaneció en condiciones infrahumanas de encierro, fue duramente interrogado y sometido a todo tipo de tormentos y a sesiones de tortura con picana eléctrica.          

Finalmente, fue liberado desde el Puesto 1 de la Base Naval Puerto Belgrano, oportunidad en que un Teniente de Navío le manifestó que sería liberado bajo vigilancia. (19)

(17) Ver declaración testimonial de Héctor Aníbal PERPETUA obrante a fojas 1253/1257vta.

(18)  El Memorando PZAN IFI N° 49/87, en relación a la detención de Ernesto REYNAFÉ expresamente dice: "El 31/03/76 fue detenido por la Prefectura a solicitud de la A.R.A. y trasladado a la BNPB…"; asimismo nos remitimos a la declaración de APUD y Argimiro DODERO, precedentemente citadas.

Asimismo el Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976 da cuenta de la detención de REYNAFÉ el 31/03/1976 refiriendo que "Por considerar que en el momento de cambio de gobierno, podrían haber afectado el normal desarrollo de las tareas de la zona portuaria. Todos los detenidos precedentemente lo fueron por la Prefectura de Bahía Blanca"

(19) Ver declaración testimonial de Ernesto REYNAFÉ, agregada a la Causa 04/07, y Libro de Detenciones de prefectura Bahía Blanca..." (fs. 14911/14920)

9.57. REYNAFÉ Ernesto de Luján: "...Detenido el mismo día que su hermano de acuerdo surge de los documentos citados y de otros testimonios (20), fue  secuestrado y alojado en Buque ARA 9 de Julio, donde permaneció cautivo alrededor de una semana.

Lo dicho se corrobora con la declaración de testimonial de Ramón REYNAFÉ, cuando expresa: "…PREGUNTADO EL TESTIGO PARA QUE DIGA si su hermano Ernesto de Luján REYNAFÉ estuvo detenido con él. CONTESTA Al ser detenido en Prefectura lo ví, y luego volví a verlo en el colectivo el día que nos liberaron. Por conversaciones posteriores supe que también había estado detenido en el buque...".

A su vez, del Libro de detenciones de Prefectura Bahía Blanca surge que el nombrado fue por orden de COFUERTAR 2, con destino COFUERTAR 2...

(20) V. Declaración testimonial de Aníbal PERPETUA y de Argimiro DODERO obrantes en la causa..." (fs. 14911/14920)

9.58. REYNAFÉ Ramón Oscar: "...Personal de Prefectura irrumpió en la casa del nombrado donde vivía con su esposa, buscándolo, pero no pudieron dar con su paradero dado que REYNAFÉ se encontraba por razones laborales en la localidad de Médanos. Al regresar a Bahía Blanca, su esposa le comunica que personal de Prefectura lo estaba buscando, motivo por el cual ese mismo día se presentó en la sede de Prefectura de Ingeniero White, donde le comunicaron que quedaba privado de su libertad a disposición del Poder Ejecutivo Nacional.

Luego lo alojaron en un calabozo junto con otras personas detenidas.

Esa misma noche, les comunicaron que serían trasladados, le colocaron una capucha y un número 1 en la espalda, y lo hacen ascender a un vehículo, junto con las otras personas detenidas, para ser alojado en el centro clandestino de detención "Buque ARA 9 de julio".

Permaneció en un camarote alrededor de una semana en pésimas condiciones de cautiverio.

En una oportunidad fue sacado de allí y sometido a interrogatorio.

El día de su liberación, lo sacaron del barco junto con otras personas, y los condujeron en un vehículo hasta una oficina a la que lo ingresaron solo. Allí le sacan la capucha y pudo ver un señor sentado bastante gordo, de 50 o 60 años, quien lo amenazó y le advirtió que no hablara sobre lo acontecido.

Posteriormente, hicieron ascender a todos los detenidos a un colectivo que los llevó hasta el puente La Niña, en Ingeniero White..." (fs. 14911/14920)

9.59. RUSSIN Horacio Bartolomé: "...Fueron secuestrados entre el 2 y el 4 de octubre de 1976, en horas de la madrugada, en su domicilio de la calle Donado N° 96, piso 6°, dpto. D de Bahía Blanca, por un grupo de 5 o 6 personas vestidas de civil que se movilizaba en al menos dos automóviles Torino, aparentemente disfrazadas (boinas de color, cabello largo), quienes portaban armas largas y se identificaron como pertenecientes a “Coordinación Federal”. Ambos fueron esposados y encapuchados, luego los sacaron del departamento, primero a RUSSIN y luego a GASTALDI, y los introdujeron en vehículos separados.

Ambos fueron conducidos al centro clandestino de detención descripto en el punto III. D. 1), donde fueron interrogados y sometidos a tormentos.

El 16/11/76 a la noche le aplicaron a Patricia Magdalena GASTALDI una inyección que la adormeció. Luego la introdujeron atada y vendada en un automóvil y la abandonaron en una ruta, cercana a la localidad de San Cayetano, provincia de Bs. As.

Horacio RUSSIN habría sido retirado del CCD la noche del 22/11/76. Aún permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..."  (fs. 696/715 ap. VI 7)

9.60. SAUBIETTE Leonel Eduardo: "...Entre marzo y abril de 1977 se encontraba prestando el servicio militar en la Base Naval Puerto Belgrano. Había anunciado a sus padres que su baja definitiva se produciría el 05/04/77. Ante la llegada de esa fecha sin que retornara al hogar, sus padres se comunicaron con la Base, donde les informaron que SAUBIETTE había salido de allí en la fecha referida. Aun permanece desaparecido, sin que se haya acreditado su liberación..." (fs. 696/715 ap. VI 16)

9.61. SAMPINI  Rubén  Héctor: "...El 22 de julio de 1976 es secuestrado en su domicilio de Ingeniero White, por personal de la Prefectura Naval Argentina. En el mismo operativo secuestran a su hermano y a su madre.

Los tres son llevados al V Cuerpo de Ejército, y al Batallón de Comunicaciones 181. Su madre y su hermano, quienes lo escucharon por última vez a la medianoche del mismo 22 de julio, son liberados al día siguiente. Rubén Héctor Sampini aun permanece desaparecido."... ( fs.  sub. 1/3 del incidente N° 04/07/inc.84 caratulado: "Ministerio Público Fiscal s/ promueve inhibitoria (víctimas: Coussement, Peralta, Sampini)"

9.62. SEBECA Graciela Susana: "...El 13 de marzo de 1976, alrededor de las 15:00 hs., fue secuestrada en la ciudad de Ushuaia junto con su hermana Gabriela Alejandra, en un operativo efectuado por personal de la Armada en la vivienda en que ambas se domiciliaban. Graciela Sebeca y su hermana fueron introducidas en camionetas separadas, pertenecientes a la Base Naval Ushuaia, y trasladadas a la comisaría de dicha ciudad.

Una vez allí fueron colocadas en distintas celdas e interrogadas, y tras determinar que la persona buscada era Graciela SEBECA, su hermana fue puesta en libertad, mientras que Graciela fue conducida a un calabozo de reducidas dimensiones. Luego se le informó que al día siguiente sería trasladada en un avión de la marina hasta la Base Comandante Espora de Bahía Blanca.

El 14 de marzo de 19766 en horas de la mañana, dos personas vestidas de civil llegaron a la comisaría y condujeron a Graciela SEBECA hasta el aeropuerto de Ushuaia, donde la hicieron abordar un avión, ubicándola sentada entre los dos individuos que la habían ido a buscar a la comisaría.

Tras arribar a la Base Aeronaval Comandante Espora, la hicieron descender del avión y la condujeron hasta un lugar descampado donde se encontraba un automóvil Fiat 600.

Al llegar al vehículo Graciela SEBECA fue encapuchada y golpeada, y luego introducida en el automóvil y tirada en el piso, siendo advertida de que si se movía la matarían, tras lo cual el vehículo se puso en marcha, durante aproximadamente dos horas.

Finalizado el recorrido, Graciela SEBECA fue descendida del vehículo y trasladada, todavía encapuchada, al camarote de un barco. Durante su permanencia en dicho lugar de detención fue objeto de un continuo trato vejatorio y degradante por parte de los guardias que allí se desempeñaban, quienes la golpeaban y manoseaban. En horas de la noche, los guardias impedían que la declarante durmiera, lo que lograban disparando ráfagas de ametralladoras en cercanías del buque.

En al menos tres oportunidades, fue sacada del barco en el que se encontraba secuestrada y conducida a una oficina donde fue interrogada.

Tras permanecer alrededor de un mes en el barco, Graciela SEBECA fue retirada encapuchada, siendo conducida, junto con al menos otro detenido, en la caja de un camión hasta una dependencia del Ejército en la ciudad de Bahía Blanca.

El camión se detuvo tras aproximadamente una hora y media de viaje y Graciela SEBECA fue descendida del vehículo, en medio de golpes y amenazas. Fue llevada a una especie de sala grande y ubicada contra una pared en la que había otras personas en su misma situación. Luego fue conducida a una habitación contigua, en la que permaneció detenida alrededor de 20 días hasta su liberación..." (fs. 1127 vta./1228)

9.63. SPADINI Raúl: "...Alrededor del 26 de marzo de 1976, mientras se encontraba en su lugar de trabajo, en el Taller Aeronaval Central ubicado en cercanías de la Base Aeronaval Comandante Espora, aproximadamente a las 13:00 hs., se hicieron presentes tres personas a bordo de un automóvil Ford Falcon. Los individuos hicieron subir a Raúl SPADINI al vehículo y lo trasladaron a las dependencias de la Policía de Establecimientos Navales, en la Base Naval Puerto Belgrano.

Una vez allí, fue conducido hasta una oficina donde le sacaron el pase que tenía para acceder a la Base, le colocaron una capucha y lo introdujeron en un automóvil, que tomó rumbo al muelle de la Base. Lo hicieron descender del vehículo, lo introdujeron en el buque "A.R.A. 9 de Julio" y lo alojaron en un camarote acondicionado como calabozo, donde le quitaron la capucha. En el mismo camarote se encontraba Edgardo CARRACEDO, compañero de trabajo de Raúl SPADINI.

Al día siguiente de ser colocado en el buque, los guardias abrieron la puerta del calabozo, lo encapucharon nuevamente y lo retiraron del barco. Ya en el muelle lo introdujeron en una camioneta en la que había otras tres personas, quienes le preguntaron dónde prefería ser liberado. Raúl SPADINI solicitó que lo dejaran en el domicilio de sus suegros, en la calle Alvear N° 849 de Punta Alta.

Una cuadra y media antes de llegar al lugar, le quitaron la capucha, le ordenaron que fuera al día siguiente a retirar el pase que le habían quitado tras su detención, y lo hicieron descender del vehículo..."  (fs. 1128/1128 vta.).

9.64. TOIMBERMAN Liliana: "...El 26 de noviembre de 1976, alrededor de las 22:00 horas, Sergio Armando MAIDA y Liliana TOIMBERMAN fueron ilegalmente detenidos en su domicilio en la localidad de Trelew, por tres personas armadas que se movilizaban en un automóvil Ford Falcon color claro. (26)

De allí, fueron llevados a la fuerza, y trasladados en avión al CCD Baterías, donde permanecieron alojados en condiciones inhumanas, vendados y tabicados, sometidos a todo tipo de vejaciones  y tormentos. (27) El día que fueron liberados, los adormecieron y los subieron a un camión, dejándolos en la ruta a pocos kilómetros de la localidad de San Antonio Oeste, Provincia de Río Negro . (28)

Cabe consignar que los hechos descritos fueron oportunamente desarrollados por el Juzgado Federal de Primera Instancia de Rawson al disponer el procesamiento de Jorge Rafael VIDELA y Carlos Alberto BARBOT...

(26)  Ver denuncia policial efectuada por Leonardo MAIDA en la comisaría Seccional Primera de la ciudad de Trelew, y declaración testimonial de Virgen María QUINTOMAN, obrantes a fojas 1 y 9 del Expte. 924-239-1976 "MAIDA, Sergio Armando - TOIMBERMAN, Liliana s/presunto secuestro Trelew". Ver también fojas 61

(27) Ver declaraciones testimoniales de Diana DIEZ, Eduardo ERALDO, Marta MANTOVANI.

(28) Ver declaración testimonial de Sergio armando MAIDA y de Hilda Liliana TOIMBERMAN, del 22/12/1976, obrante a fojas 24/29 del Expte. 924-239-1976 "MAIDA, Sergio Armando - TOIMBERMAN, Liliana s/presunto secuestro Trelew"; declaración de Sergio Armando MAIDA del 19/11/2007 obrante a fojas 77/82..."  (fs. 14911/14920)

9.65. VÁZQUEZ Modesto: "...Se desempeñaba como Pro-Secretario de la Junta Nacional de Granos. El 31 de marzo de 1976 fue detenido por personal de la Prefectura Bahía Blanca, y alojado en los calabozos de dicha sede. (10)

Posteriormente fue trasladado al CCD "Buque ARA 9 de Julio", de acuerdo resulta acreditado a partir de la declaración testimonial de Miguel Ángel CHISU, antes citada, y de los dichos de Argimiro DODERO en cuanto expresa: "Nos ubican frente a una puerta, martillan un arma y nos dicen "muchachos acá mandamos nosotros" y nos tiran adentro de un camarote con las vendas, sin las esposas. Tenía las características de un barco, si bien no lo vimos cuando subimos, me daba cuenta por el ojo de buey, la cama, la puerta, todo. Ahí si me saqué la capucha y me metí en la cama, siempre con la luz encendida. Nos daban mate cocido para comer. Empezamos a cuchichear y estaban algunos de estos muchachos que estaban en Prefectura, REYNAFÉ, Vázquez, el presidente del consejo deliberante de Punta Alta, y se escuchaba por su voz fuerte Aníbal Perpetua"...

(10)    V. Memorando 8687 IFI N° 8 "C"/976, del 14/06/1976. Hace referencia a la detención de Modesto VÁZQUEZ el 31/03/1976 recuperando su libertad el 6/04/1976 y expresa "… todas los detenidos precedentemente lo fueron por la prefectura de Bahía Blanca…", y MEMORANDUM 8687 IFI N° 57 "ESC"/976, "Asunto: Actual situación de los gremios de la Junta Nacional de Granos (Delegación Bahía Blanca)…". Refiere en lo que aquí respecta lo siguiente: "Con fecha 2-4-76, fueron dados de baja (6) seis empleados mediante Ley 21.274, (por razones de servicio), en resolución "I", N° 29/76, Trámite N° 352.878, dictada por el interventor Militar en la JNG, Mayor D. Eduardo Carlos HOIAK, siendo estos los siguientes:… VÁZQUEZ, Modesto…" (fs. 14911/14920)

10. IMPUTADOS Y REQUERIMIENTOS: Conforme al art. 188 inc. 1 del C.P.P.N. la Fiscalía detalla los datos personales y profesionales  que considera relevantes para formular los requerimientos contra los imputados.

Al respecto indica:

10.1. Capitán de Navío (RE) Guillermo Félix  BOTTO:

a) Datos personales: “...Nacido el 3 de julio de 1939. Egresado en la promoción 89 de la Marina de Guerra en 1957. En 1976 ostentaba el grado de Teniente de Navío. El 31 de diciembre de dicho año, fue promovido a Capitán de Corbeta, habiendo pasado a retiro el 1 de septiembre de 1993, con el grado de Capitán de Navío...” (fs. 4145/4167 ap. 10)
b) Datos profesionales: “...Durante el año 1976 se desempeñó, con el grado de Teniente de Navío de Infantería de Marina, en las secciones Identificación e Inteligencia de la Subjefatura Operaciones, en la Base Naval Puerto Belgrano...” (fs. 697/715)
c) Requerimiento:  A fs. 5103/5, fs. 12632/12637 y fs. 14919/14919vta. "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales, corresponde también imputar por los hechos en cuestión a Manuel Jacinto GARCÍA -Jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales (C.O.N.) a la fecha de los hechos- Guillermo Martín OBIGLIO -Jefe del Departamento Inteligencia del C.O.N.-, Guillermo Félix BOTTO -a cargo de la División Contrainteligencia del Departamento referido- y los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. a los que la Prefectura Naval Argentina se encontraba subordinada por lo que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en el hecho que ahora nos ocupa. Asimismo les cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976 y Luis Alberto Pablo PONS a cargo del Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, a la fecha de los hechos..." (fs. 5103/5105)  y  "...1.- Objeto. Que vengo por el presente a ampliar las imputaciones formuladas respecto de Guillermo Félix BOTTO, en relación a los hechos que tuvieron por víctimas a Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VAZQUEZ, Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES, Diana Miriam FERNÁNDEZ, Sergio Armando MAIDA y Liliana TOIMBERMAN.  Por lo que, además de los hechos oportunamente imputados, deberá integrar la plataforma fáctica atribuida a BOTTO los hechos motivo de esta presentación, en su calidad de AUTOR MEDIATO, atento el rol que le cupo en la lucha contra la subversión, al tiempo de cometidos los mismos.  2.- Antecedentes. Los relación precisa y circunstanciada de los hechos que tuvieron por víctimas a las personas precedentemente citadas, ha sido materia de desarrollo y obra en el requerimiento de instrucción obrante a fojas 4579/80; y la presentación fiscal de fecha 13/12/2010, en oportunidad de ampliar las imputaciones respecto del coimputado Luis Alberto PONS. 3. Petitorio. Por todo lo expuesto, solicito se tenga por ampliada la imputación respecto de Guillermo Félix BOTTO, se lo indague por la totalidad de hechos atribuidos y conforme su responsabilidad como autor mediato..." (fs. 14919/14919vta.)

10.2. Cabo Primero de la Prefectura Naval Argentina (RO)  Luis Ángel BUSTOS:

a) Datos personales: "...nacionalidad argentina, titular de D.N.I. 5.519.267, nacido el 10 de octubre de 1948 en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires; hijo de Luis Ángel y Juana DOLA, Cabo Primero (RE) de la Prefectura Naval Argentina. Según surge de lo informado por la Cámara Nacional Electoral, se domicilia en Luzuriaga 243, de la ciudad de Mar del Plata...." (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
b) Datos profesionales: "...con el grado de cabo primero se desempeñó en la Subsección Colección de Información y servicio de calle, desde el 19/12/1975 hasta el 14/12/1976. Al ser calificado, sus superiores dejaron constancia en su Legajo de Conceptos: "…Es un gran conocedor de la jurisdicción y de las funciones que cumple. Leal y siempre dispuesto a colaborar con sus superiores; es un elemento de gran valía…". (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
c) Requerimiento:  A fs. sub 1/13 del incidente 04/07/inc. 97 por  "...haber formado parte del plan -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura orgánica de la Prefectura Naval Argentina; y en particular, la coautoría directa consumada, en cada caso, con la actividad de inteligencia y operativa desplegada, en los períodos indicados, desde los destinos en unidades de Prefectura Naval Argentina (Sección Informaciones de la PZAN) que fueron descriptos, por haber producido los secuestros y aplicaciones de tormentos de las siguientes víctimas: Diana Silvia DIEZ, María Cristina ERRAZU, Patricia Magdalena GASTALDI,  Eduardo ERALDO, Héctor Ernesto LARREA, Silvia Haydeé LARREA, Marta MANTOVANI, "Chacho" ALDECOA, Rodolfo CANINI, Edgardo CARRACEDO, Ernesto DE DIOS, Hugo Mario GIORNO, Néstor Alberto GIORNO, Jorge IZARRA, Rubén Adolfo JARA, Aedo Héctor JUÁREZ, Norman OCHOA, Aníbal PERPETUA, Graciela SEBECA, Raúl SPADINI, Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VÁZQUEZ,  Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES y Diana Miriam FERNÁNDEZ. Asimismo, haber producido en el mismo carácter de coautores directos los secuestros, aplicaciones de tormentos, y la muerte de: Laura Susana MARTINELLI, Enrique HEINRICH, Miguel Ángel LOYOLA, Cristina Elisa COUSSEMENT y José Luis PERALTA. Como así también, haber producido en el mismo carácter de coautores directos los secuestros, aplicaciones de tormentos, muerte y eliminación del cuerpo de: Gerardo Víctor CARCEDO, Daniel Osvaldo CARRÁ, Jorge Eleodoro DEL RÍO, Néstor Rubén GRILL, Norberto Eduardo ERALDO, Elvio Alcides MELLINO, Carlos Alberto OLIVA, Cora María PIOLI, Horacio Bartolomé RUSSIN, Leonel Eduardo SAUBIETTE y Rubén Héctor SAMPINI..."

10.3. Capitán de Fragata (RE) Tomás Hermógenes CARRIZO:

a) Datos personales: "...Nacido el 11 de octubre de 1938. Titular del D.N.I. nro: 4.284.511..." (fs. 4145/4167 ap. 10)
b) Datos profesionales: "...Tras haber sido suboficial de la Armada Argentina, en 1974 egresó como Teniente de Corbeta. Alcanzó el 31 de diciembre de 1996 el grado de Capitán de Fragata, con el que pasó a retiro..." (fs. 4145/4167 ap. 10)
c) Requerimiento: A fs. 4145/4147;  5103/5105; 7703; fs. 10847 "...Atento que Tomás Hermógenes CARRIZO no fue indagado por los hechos que tuvieron por víctimas a Gerónimo Orlando ALTAMIRANO y a Leonel Eduardo SAUBIETTE... es que venimos a solicitar se amplíe la declaración indagatoria de los nombrados en relación a los hechos referidos..." (fs. 10847)

10.4. Capitán de Navío (RE) Oscar Alfredo CASTRO:

a) Datos personales: "...Nacido el 3 de marzo de 1930. ." (fs. 4145 /4167)
b) Datos profesionales: "...Durante 1976, comandó la F.A.P.A... Egresado de la promoción nro. 77 del Comando Infantería de Marina. Con el grado de Capitán de Navío, pasó a retiro el 1 de enero de 1980... " (fs. 4145 /4167)
c) Requerimiento: A fs. 5103/5105; fs. 12632/12637; fs.14032/14834   y fs. "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales…  cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976… a la fecha de los hechos..." (fs. 5103/5105)  y  "...1.- Objeto. Que vengo por el presente a ampliar las imputaciones formuladas… en relación a los hechos que tuvieron por víctimas a Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VÁZQUEZ, Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES, Diana Miriam FERNÁNDEZ, Sergio Armando MAIDA y Liliana TOIMBERMAN..." (fs. 14919/14919vta.)

10.5. Prefecto Mayor (RE) Félix Ovidio CORNELLI:

a) Datos personales: "...Nacido el 26 de noviembre de 1926, en San Nicolás, Provincia de Buenos Aires. Titular de la Libreta de Enrolamiento nro. 4.658.801..." (fs. 4145 /4167)
b) Datos profesionales: "...Desde el 19 de diciembre de 1975, revistó como Prefecto de Zona de la Prefectura Naval Argentina de Zona del Atlántico, Félix Ovidio CORNELLI, cargo que en sus legajos de servicios y concepto obra como el último destino que tuvo antes de su retiro voluntario, ocurrido en septiembre de 1977... Pasó a retiro el 2 de septiembre de 1977 con el grado de Prefecto Mayor, el que había alcanzado el 31 de diciembre de 1973..." (fs. 4145 /4167)
c) Requerimiento: A fs. 5103/5105 y fs. 12632/12637  "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Con la documental incorporada a los autos y en particular con el contenido del informe de fecha 22 de marzo de 1976 (Memorando 8687 IFI N° 27 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico) agregado a fs. 4684/4688 puede prima facie sostenerse la participación de Francisco Manuel Martínez Loydi y Félix Ovidio Cornelli en el hecho investigado.  El primero, entre el 30 de junio y el 4 de julio de 1976 comandaba la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina (Zona del Atlántico). El segundo se encontraba a cargo de esa Prefectura de Zona y ambos suscribieron el documento que da cuenta de tareas de inteligencia que precedieron a los homicidios calificados por la forma alevosa de comisión -víctimas indefensas- y por el concurso premeditado de dos o más personas. El tenor de este instrumento permite considerar a ambos autores mediatos -en el sentido que Claus Roxin atribuye al término-, desencadenantes de procesos reglados a partir de sus informes de inteligencia, de las privaciones ilegales de la libertad y posterior asesinato de Heinrich y Loyola..." (fs. 5103/5105)

10.6. Contralmirante (RE) Manuel Jacinto GARCÍA TALLADA:

a) Datos personales: "...Nacido el 22 de septiembre de 1924. Hijo de Manuel García y de Luisa Tallada. Titular de la Libreta de Enrolamiento nro. 4.457.395..." (fs. 4145 /4167)
b) Datos profesionales:  "...Además del Comandante, el C.O.N. contaba con su respectivo Estado Mayor, e integraba el mismo un Jefe de Estado Mayor (v. artículo 302 del Reglamento Orgánico del Comando de Operaciones Navales)... Desde el 14 de abril de 1976 ocupó ese cargo  Manuel Jacinto GARCÍA quien permaneció allí hasta el 17 de diciembre de 1976... Desde el 31 de diciembre de 1974 ostentó el grado de Contraalmirante, con el que pasó a retiro el 1 de marzo de 1978..." (fs. 4145 /4167)
c) Requerimiento: A fs. 5103/5105 y fs. 12632/12637  "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales, corresponde también imputar por los hechos en cuestión a Manuel Jacinto GARCÍA -Jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales (C.O.N.) a la fecha de los hechos- Guillermo Martín OBIGLIO -Jefe del Departamento Inteligencia del C.O.N.-, Guillermo Félix BOTTO -a cargo de la División Contrainteligencia del Departamento referido- y los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. a los que la Prefectura Naval Argentina se encontraba subordinada por lo que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en el hecho que ahora nos ocupa.  Asimismo les cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976 y Luis Alberto Pablo PONS a cargo del Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, a la fecha de los hechos..." (fs. 5103/5105)

En la audiencia indagatoria de fs. 14406/14408 del 11/11/10  Sr. Fiscal Federal Dr.  Antonio CASTAÑO luego de serle otorgada la palabra manifestó:

“…ha quedado aclarado en esta audiencia, en función de la imputación que ya se le ha realizado en este Ministerio Público Fiscal en su escrito de fs. 5103/5, he omitido en cuanto a la calificación y el grado de participación que le cupo al imputado, solo resta imputar en su carácter de Prefecto Nacional Naval con el Grado de Contralmirante, cargo en el que se desempeño desde el 20/01/75 al 14/04/76, en el que se le atribuye responsabilidad criminal en su carácter de autor mediato por los hechos antes referidos. En ese período, se realizaron las tareas de Inteligencia que determinaron la consumación de los referidos hechos…”

10.7. Prefecto (RE) de la Prefectura Naval Argentina Pedro Alberto PILA:

a) Datos personales: "...de nacionalidad argentina, titular de D.N.I. 6.343.047, nacido el 10 de octubre de 1938 en la ciudad de Reconquista, provincia de Santa Fe; hijo de Pedro Lázaro y Alcira Hortensia ALMIRÓN, Prefecto (RE) de la Prefectura Naval Argentina. La Cámara Nacional Electoral informa que su domicilio es calle 150 N° 28, Berazategui, provincia de Buenos Aires..." (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
b) Datos profesionales: "...con grado de Prefecto se desempeñó desde el 01/01/1976 al 31/12/1976, como Jefe de la División Operaciones de la Prefectura Bahía Blanca. Al ser calificado por sus superiores durante el periodo 01/01/76-01/08/1976, en su legajo de conceptos consta: "… ha demostrado al suscripto en todo momento lealtad y entusiasmo por su carrera. Se preocupa sobremanera por el correcto desempeño de sus funciones. Sabe conducir a sus subalternos. Se destaca por su capacidad operativa policial puesta de manifiesto en distintas acciones que se realizaron en el mes de marzo ppdo. con motivo del cambio de gobierno en que debió actuarse en conjunto con Fuerzas de la Armada y del Ejército, contribuyendo a una felicitación de la unidad como así también se manifiesta diariamente en distintos operativos de seguridad…"  (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
c) Requerimiento: A fs. sub 1/13 del incidente 04/07/inc. 97  por "...haber formado parte del plan -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura orgánica de la Prefectura Naval Argentina; y en particular, la coautoría mediata consumada, en cada caso, con la actividad de inteligencia y operativa desplegada, en los períodos indicados, desde los destinos en unidades de Prefectura Naval Argentina que fueron descriptos, por haber producido los secuestros y aplicaciones de tormentos de las siguientes víctimas: Diana Silvia DIEZ, María Cristina ERRAZU, Patricia Magdalena GASTALDI,  Eduardo ERALDO, Héctor Ernesto LARREA, Silvia Haydeé LARREA, Marta MANTOVANI, "Chacho" ALDECOA, Rodolfo CANINI, Edgardo CARRACEDO, Ernesto DE DIOS, Hugo Mario GIORNO, Néstor Alberto GIORNO, Jorge IZARRA, Rubén Adolfo JARA, Aedo Héctor JUÁREZ, Norman OCHOA, Aníbal PERPETUA, Graciela SEBECA, Raúl SPADINI, Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VÁZQUEZ,  Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES y Diana Miriam FERNÁNDEZ. Asimismo, haber producido en el mismo carácter de coautores mediatos los secuestros, aplicaciones de tormentos, y la muerte de: Laura Susana MARTINELLI, Enrique HEINRICH, Miguel Ángel LOYOLA, Cristina Elisa COUSSEMENT y José Luis PERALTA. Como así también, haber producido en el mismo carácter de coautores mediatos los secuestros, aplicaciones de tormentos, muerte y eliminación del cuerpo de: Gerardo Víctor CARCEDO, Daniel Osvaldo CARRÁ, Jorge Eleodoro DEL RÍO, Néstor Rubén GRILL, Norberto Eduardo ERALDO, Elvio Alcides MELLINO, Carlos Alberto OLIVA, Cora María PIOLI, Horacio Bartolomé RUSSIN, Leonel Eduardo SAUBIETTE y Rubén Héctor SAMPINI..."

10.8. Capitán de Corbeta (RE) Luis Alberto Pablo PONS:

a) Datos personales: "...Nacido el 20 de agosto de 1942. Titular de la Matrícula Individual nro. 4.391.937..." (fs. 4145 /4167)
b) Datos profesionales: "...La Fuerza de Tareas 2 (F.T. 2), denominada "FUERZA DE APOYO ANFIBIO", era una de las 11 Fuerzas de Tareas organizadas desde el C.O.N. y estaba a cargo del área de seguridad 512. De la Fuerza de Tareas 2, dependían la Fuerza de Apoyo Anfibio (F.A.P.A.), la Escuela de Oficiales de la Armada  y la Prefectura Naval Zona Atlántico Norte y Bahía Blanca. A su vez, la F.A.P.A reunía a todas las unidades que daban apoyo a la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1. Estas unidades eran, el Batallón de Vehículos Anfibios, la Agrupación de Comandos Anfibios, el Batallón de Comunicaciones Nro. 1, el Batallón Antiaéreo, y el Batallón de Comando y Servicios... En tanto que en el Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, entre el 23 de diciembre de 1975 hasta el 27 de diciembre de 1976, se desempeñó Luis Alberto Pablo PONS... Alcanzó el grado de Capitán de Corbeta, con el que pasó a retiro el 1 de diciembre de 1980..." (fs. 4145 /4167)
c) Requerimiento: A fs. 697/715; 1122/1130; 4145/4167; 4562/3; 4624/5; 5103/5105; 7703/7707; 12632/12637 y 14911/14920 "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Encontrándose la Prefectura Naval Argentina a la fecha de los hechos operacionalmente subordinada a la Armada Argentina, integrando en esta jurisdicción la Fuerza de Tareas 2 organizada por el Comando de Operaciones Navales, corresponde también imputar por los hechos en cuestión a Manuel Jacinto GARCÍA -Jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales (C.O.N.) a la fecha de los hechos- Guillermo Martín OBIGLIO -Jefe del Departamento Inteligencia del C.O.N.-, Guillermo Félix BOTTO -a cargo de la División Contrainteligencia del Departamento referido- y los restantes miembros del Estado Mayor del C.O.N. a los que la Prefectura Naval Argentina se encontraba subordinada por lo que, en función de la jerarquía y capacidad decisoria con que contaban, han tenido participación criminal en el hecho que ahora nos ocupa. Asimismo les cabe responsabilidad en el hecho a Oscar Alfredo CASTRO quien comandara la Fuerza de Tareas 2 durante 1976 y Luis Alberto Pablo PONS a cargo del Batallón de Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nro. 1, a la fecha de los hechos..." (fs. 5103/5105) "...los hechos que tuvieron por víctimas a Gerardo Víctor CARCEDO, Jorge Eleodoro DEL RÍO, María Cristina ERRAZU, Eduardo ERALDO, Patricia Magdalena GASTALDI, Héctor Ernesto LARREA, Silvia Haydeé LARREA, Horacio Bartolomé RUSSIN, Daniel Osvaldo CARRA, Diana Silvia DIEZ, Cora María PIOLI, Norberto Eduardo ERALDO, Néstor Rubén GRILL, Martha MANTOVANI, Laura Susana MARTINELLI, Carlos Alberto OLIVA, Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VÁZQUEZ,  Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES, Diana Miriam FERNÁNDEZ, Sergio Armando MAIDA y Liliana TOIMBERMAN. Por lo que, además de los hechos oportunamente imputados, deberá integrar la plataforma fáctica atribuida a PONS los hechos motivo de esta presentación, en su calidad de AUTOR MEDIATO, atento el rol que le cupo en la lucha contra la subversión, al tiempo de cometidos los mismos..." (fs. 14911/14920)

10.9. Prefecto Principal (RE) Francisco Manuel MARTÍNEZ LOYDI:

a) Datos personales: "...Nacido el 3 de diciembre de 1942 en Bahía Blanca. Titular de la Libreta de Enrolamiento nro. 5.493.764..." (fs. 4145 /4167)
b) Datos profesionales: "...La Prefectura Naval Zona Atlántico Norte, integraba la Fuerza de Tareas 2 "Fuerza de Apoyo Anfibio". A su vez, en lo atinente a la especialidad de inteligencia, la Fuerza de Tareas 2, contaba entre las agencias de colección de información con la División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de las unidades subordinadas, lo que incluía a Prefectura Naval Argentina Zona Atlántico Norte... Dentro del Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina, desde el 1 de agosto de 1975, en la sección Acción Psicológica en el cargo de Jefe se desempeñó Francisco Manuel MARTÍNEZ LOYDI, quien con fecha 1 de enero de 1977 pasó a revistar como Ayudante de órdenes del señor Subprefecto Nacional Naval... Miembro de Prefectura Naval Argentina. El 31 de diciembre de 1975 fue ascendido al grado de Subprefecto, grado de ostentó hasta el 31 de diciembre de 1980, fecha de su ascenso al grado de Prefecto. Pasó a retiro con el grado de Prefecto Principal, al que accedió el 31 de diciembre de 1986..." (fs. 4145 /4167)
c) Requerimiento: A fs. 5103/5105 y fs. 12632/12637  "...en los hechos de los que fueran víctimas Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola...  Con la documental incorporada a los autos y en particular con el contenido del informe de fecha 22 de marzo de 1976 (Memorando 8687 IFI N° 27 'ESC'/76 elaborado por la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina Zona del Atlántico) agregado a fs. 4684/4688 puede prima facie sostenerse la participación de Francisco Manuel Martínez Loydi y Félix Ovidio Cornelli en el hecho investigado.  El primero, entre el 30 de junio y el 4 de julio de 1976 comandaba la Sección Informaciones de la Prefectura Naval Argentina (Zona del Atlántico). El segundo se encontraba a cargo de esa Prefectura de Zona y ambos suscribieron el documento que da cuenta de tareas de inteligencia que precedieron a los homicidios calificados por la forma alevosa de comisión -víctimas indefensas- y por el concurso premeditado de dos o más personas. El tenor de este instrumento permite considerar a ambos autores mediatos -en el sentido que Claus Roxin atribuye al término-, desencadenantes de procesos reglados a partir de sus informes de inteligencia, de las privaciones ilegales de la libertad y posterior asesinato de Heinrich y Loyola..." (fs. 5103/5105)

10.10. Ayudante Mayor (RE) de la Prefectura Naval Argentina Néstor Alberto NOUGUÉS:

a) Datos personales: "...de nacionalidad argentina, titular de D.N.I. 5.491.288, nacido el 23 de junio de 1942 en la ciudad de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires; hijo de Julio Néstor y Amanda MENÉNDEZ, Ayudante Mayor (RE) de la Prefectura Naval Argentina. La Cámara Nacional Electoral informa que su domicilio es Isabel la Católica 3244, Ingeniero White, ciudad de Bahía Blanca..." (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
b) Datos profesionales: "...con grado de ayudante tercero, y a partir del 31/12/1978 como Ayudante Segundo, se desempeñó en la Sección Informaciones desde el 19/12/75 al 31/07/1979. En lo que aquí respecta, durante el año 1976 y 1977, se desempeñó específicamente en las Subsecciones Colección de Información; Planes; y Documentación. Durante el periodo 19/12/1975 a 31/07/1976, al ser calificado por sus superiores consta: "… buen colaborador, disciplinado y correcto, conocedor de la función que ejercita…". Cabe consignar demás, que a fojas 29 de su legajo de servicios consta con fecha 05/07/1975: "El causante fue propuesto para ocupar cargo de alta responsabilidad"..."  (fs. sub 1/13 incidente 04/07/inc. 97)
c) Requerimiento:  A fs. sub 1/13 del incidente 04/07/inc. 97 por  "...haber formado parte del plan -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura orgánica de la Prefectura Naval Argentina; y en particular, la coautoría directa consumada, en cada caso, con la actividad de inteligencia y operativa desplegada, en los períodos indicados, desde los destinos en unidades de Prefectura Naval Argentina (Sección Informaciones de la PZAN) que fueron descriptos, por haber producido los secuestros y aplicaciones de tormentos de las siguientes víctimas: Diana Silvia DIEZ, María Cristina ERRAZU, Patricia Magdalena GASTALDI,  Eduardo ERALDO, Héctor Ernesto LARREA, Silvia Haydeé LARREA, Marta MANTOVANI, "Chacho" ALDECOA, Rodolfo CANINI, Edgardo CARRACEDO, Ernesto DE DIOS, Hugo Mario GIORNO, Néstor Alberto GIORNO, Jorge IZARRA, Rubén Adolfo JARA, Aedo Héctor JUÁREZ, Norman OCHOA, Aníbal PERPETUA, Graciela SEBECA, Raúl SPADINI, Miguel Ángel GINDER, Alfredo Ismael OLMEDO, Argimiro Eduardo DODERO, Miguel Ángel CHISU, Modesto VÁZQUEZ,  Héctor Ramón DUCK, Raúl BARBE, Roberto Aurelio BUSCAZZO, Osvaldo Néstor MONTERO, Miguel Ángel FUXMAN, Roberto MORO, Raúl Wilfredo PALMUCCI, Orlando APUD, Ernesto REYNAFÉ, Ernesto de Luján REYNAFÉ, Ramón Oscar REYNAFÉ, Juan Antonio FERNÁNDEZ, Héctor Alfredo MANSILLA, Raúl FLORIDO, Aníbal MARZIANI, Edgardo PONCE, Aman PETIT, Alberto Marcelo BARRAGÁN, Crisólogo Segundo ALFARO, Emiliano OSORES y Diana Miriam FERNÁNDEZ. Asimismo, haber producido en el mismo carácter de coautores directos los secuestros, aplicaciones de tormentos, y la muerte de: Laura Susana MARTINELLI, Enrique HEINRICH, Miguel Ángel LOYOLA, Cristina Elisa COUSSEMENT y José Luis PERALTA. Como así también, haber producido en el mismo carácter de coautores directos los secuestros, aplicaciones de tormentos, muerte y eliminación del cuerpo de: Gerardo Víctor CARCEDO, Daniel Osvaldo CARRÁ, Jorge Eleodoro DEL RÍO, Néstor Rubén GRILL, Norberto Eduardo ERALDO, Elvio Alcides MELLINO, Carlos Alberto OLIVA, Cora María PIOLI, Horacio Bartolomé RUSSIN, Leonel Eduardo SAUBIETTE y Rubén Héctor SAMPINI..."

11. DISEÑO TERRITORIAL DE LA REPRESIÓN:  A fs. 12632/12637 la Fiscalía expresa que:

"...el diseño territorial de la represión durante la última dictadura militar, dividía el país en Zonas, las que a su vez, se subdividían en Subzonas. Dentro de éstas, se diseñaron las Áreas de seguridad.

Dentro de la Subzona de Seguridad 51, funcionaba el Área 511, a cargo del Batallón de Comunicaciones 181 “Sargento Mayor Santiago Buratovich", y comandada por el Jefe de dicha unidad.

 Cabe consignar que la Cámara Federal de Apelaciones local ha sostenido que: “…resulta de particular importancia establecer cuáles eran los lugares de detención –denominados indistintamente en la causa CCD (centro clandestino de detención), LRD (lugar de reunión de detenidos) o LTD (lugar transitorio de detención)–, su ubicación y dependencia funcional, cuya existencia dentro del Área de Seguridad 511 está plenamente acreditada (cf. informe de la CONADEP y sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal en la causa n° 13/84; cf. Fallos 309-1:170/1), y que son los siguientes: La escuelita, en terrenos del Ejército aledaños al camino de la Carrindanga; dentro del Batallón de Comunicaciones de Comando 181: a) ex gimnasio del Batallón,  b) sala de guardia o retén de guardia y calabozos,  c) sala u oficina del Capellán y  d) el galpón y en la zona urbana un galpón ferroviario en inmediaciones de la estación de Ferrocarril." (v. C.F.A.B.B. en causa N° 65.230, caratulada “TAUBER, Argentino Cipriano",  16 de abril de 2009).

Desde diciembre de 1974, hasta noviembre de 1976, el coronel (retirado) Argentino Cipriano TAUBER revistó como Jefe del Batallón de Comunicaciones 181, siendo también en consecuencia, Jefe del Área 511 de la Subzona 51.

Sin perjuicio de lo precedentemente expuesto, resulta preciso señalar que la organización para la lucha antisubversiva, en lo que aquí interesa, en el año 1976, incluía: la Zona de Seguridad 5 (a cargo del General de División Osvaldo René Azpitarte, Comandante del Vto. Cuerpo de Ejército), la Subzona de Seguridad 51 (a cargo del General de Brigada Adel Edgardo Vilas, 2do. Comandante del Vto. Cuerpo de Ejército), y el Área de Seguridad 511 (a cargo del Jefe del Batallón de Comunicaciones de Comando 181, con la necesaria asistencia del 2do. Jefe y la plana mayor respectiva).

En este sentido se ha inclinado la Cámara de Apelaciones antes citada al establecer que: “Está demostrado en el grado de probabilidad suficiente de la etapa preparatoria que el imputado fue jefe del área 511, que esa jefatura del área estaba encargada de “combatir la subversión" y que en el área 511 se cometieron distintos delitos de persecución ideológica; y es doctrina recibida que los hechos atribuibles al aparato de poder dominado de modo pleno por los jefes como en el caso del imputado, pueden serle atribuidos a éste, a título de autoría como hechos suyos".

El accionar represivo local tuvo, en lo que interesa a esta imputación, como característica la participación conjunta en distintos tramos de los hechos delictivos de las Fuerzas Ejército y Armada, amén de la necesaria participación de las Fuerzas de Seguridad y la Unidad Carcelaria N° 4.

Por lo antes expuesto este Ministerio imputa responsabilidad a quienes se desempeñaran como 2do Jefe y Plana Mayor del Batallón de Comunicaciones Nº 181, por los hechos ocurridos en su jurisdicción..." (fs. 12632/12637 )

12. ATRIBUCIÓN DE RESPONSABILIDAD:La Fiscalía a  fs. 12632/12637  indica que las descripciones de los hechos efectuadas en oportunidad de formular requerimientos de instrucción, las constancias obrantes en la causa y los autos de procesamiento de otros consortes de causa, a los cuales  remite, permiten -a su criterio- tener por acreditado que las víctimas mencionadas fueron privadas ilegalmente de su libertad, siendo alojadas en el Centro clandestino de Detención “Buque ARA 9 de Julio", siendo posteriormente trasladadas al Batallón de Comunicaciones Nº 181, a "...excepción de HEINRICH y LOYOLA, quienes fueron privados de su libertad a principio de julio de 1976, siendo hallados sus cadáveres el día 4 de julio de 1976 en el Paraje “Cueva de los Leones"; ubicado en la ruta 33 a la altura del kilómetro 11..."

Asimismo -agrega-  teniendo en consideración lo expuesto en relación a los cargos ocupados por cada uno de los imputados, y los roles desde dichas funciones que los mismos ejecutaron en la aplicación del plan criminal -clandestino e ilegal- implementado para secuestrar, torturar, asesinar y producir la desaparición de personas, utilizando la estructura de las fuerzas armadas y las de seguridad -federales y provinciales- a ella subordinadas, la Fiscalía realiza las siguientes imputaciones:

12.1. En relación a los hechos de que fueron víctimas Rodolfo CANINI, Edgardo CARRACEDO, Hugo Mario GIORNO, Néstor Alberto GIORNO, Aedo Héctor JUÁREZ y Graciela SEBECA  deberán responder penalmente ..."...En el carácter de coautor del delitos de asociación ilícita (art. 210 C.P.), y de coautor mediato de la privación ilegal de la libertad agravada por haber sido cometida con el empleo de violencia  y amenazas  (artículo 144 bis, inciso 1°, último párrafo, en función del artículo 142, incisos 1°, conforme leyes 14.616, 20.642 y 21.338 del Código Penal) en concurso real (artículo 55 C.P) con imposición de tormentos agravados por ser la víctima perseguida política (artículo 144 ter, 2do. párrafo, texto según Ley 14.616 C.P.)..." (fs. 12632/12637 )

12.2. En relación a los hechos de que fueron víctimas  Enrique HEINRICH y Miguel Ángel LOYOLA deberán responder penalmente ... : "...En el carácter de coautor del delito de asociación ilícita (art. 210 C.P.), y coautor mediato de privación ilegal de la libertad agravada por haber sido cometida con el empleo de violencia  y amenazas  (artículo 144 bis, inciso 1°, último párrafo, en función del artículo 142, incisos 1°, conforme leyes 14.616, 20.642 y 21.338 del Código Penal) en concurso real (artículo 55 C.P) con imposición de tormentos agravados por ser la víctima perseguida política (artículo 144 ter, 2do. párrafo, texto según Ley 14.616 C.P.), en concurso real con el delito de homicidio agravado por alevosía, el concurso premeditado de dos o más personas y con el fin de lograr la impunidad de los delitos cometidos (Art. 80 incs. 2, 3 y 4 texto según ley 20.642).

13. ENCUADRE NORMATIVO DE LOS HECHOSAl respecto los Sres. Fiscales -y por remisión a lo expuesto a fs. 696/715- señalan:

13.1. LESA HUMANIDAD: Los hechos requeridos de instrucción, configuran crímenes de lesa humanidad, categoría que viene dada por la extrema gravedad de los mismos, la afectación de los bienes jurídicos fundamentales e inherentes a la condición humana, los medios utilizados para su realización y las modalidades de ejecución.

Asimismo, la gran escala, la naturaleza sistemática y generalizada, y la agresión deliberada a la vida, la libertad, la integridad psicofísica y a la dignidad de la población civil, hacen que estos hechos trasciendan a las personas en su concepción individual, para afectar al género humano en su concepción global y vulnerar el derecho de gentes, consagrado por nuestra Constitución Nacional (art. 118).

En sede judicial con motivo de la sentencia de la causa 13/84, se acreditó el plan sistemático de exterminio y se concluyó que “...los hechos juzgados son antijurídicos para el derecho argentino. Son contrarios al derecho de gentes. No encuentran justificación en las normas de la cultura. No son un medio justo para un fin justo. Contravienen principios éticos y religiosos".

En el caso “Arancibia Clavel, Enrique" (Causa 259), la Corte Suprema de Justicia de la Nación el 24 de agosto de 2004, sentenció: “los delitos como el genocidio, la tortura, la desaparición forzada de personas, el homicidio y cualquier tipo de actos dirigidos a perseguir y exterminar opositores políticos, pueden ser considerados crímenes contra la humanidad porque atentan contra el derecho de gentes tal como lo prescribe el art. 118 C.N." (Fallos 327:3312).

La escala, magnitud y gravedad de estos hechos requeridos y la circunstancia de ser consecuencia del plan sistemático de exterminio, determina la lesa humanidad y con ello pasan a estar, tanto su naturaleza, contenido y condiciones de responsabilidad, regulados por el derecho internacional, que se impone a las normas internas que pudiera establecer cada estado, y en consecuencia son:

13.2. IMPRESCRIPTIBLES: Por medio de la ley 25.788, se le otorgó rango constitucional a la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad (aprobada por ley 24.584), que en su artículo I enuncia: “Los crímenes siguientes son imprescriptibles, cualquiera que sea la fecha en que se hayan cometido: (...) b) Los crímenes de lesa humanidad cometidos tanto en tiempo de guerra como en tiempo de paz (...) así como la expulsión por ataque armado u ocupación y los actos inhumanos debidos a la política de apartheid, y el delito de genocidio aún si estos actos no constituyen una violación del derecho interno del país donde fueron cometidos".  Por su parte, la C.S.J.N. en el caso Priebke ha sostenido “los delitos contra la humanidad son imprescriptibles" (CSJN, JA, 1996 - I - pág. 325/365).

13.3. NO AMNISTIABLES: La  Corte  Interamericana de Derechos Humanos, en el caso “Barrios Altos, Chumbipuna Aguirre y otros vs. Perú", sentencia del 14 de marzo de 2001, ha dicho “...son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos".

Nuestro máximo tribunal en el ya citado caso “Arancibia Clavel", al tratar la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad, ha considerado que: “...se trata de supuestos que no han dejado de ser vivenciados por la sociedad entera dada la magnitud y la significación que los atañe. Ello hace que no sólo permanezcan vigentes para las sociedades nacionales sino también para la comunidad internacional misma".

A estas características, se le suma el hecho de que no son indultables, se encuentran sometidos a la jurisdicción universal y conllevan la obligación ineludible, en cabeza de los estados, de juzgamiento de los responsables de violaciones masivas a los derechos humanos. Esto es así, tanto para los delitos de lesa humanidad, como para los delitos conexos a los mismos.

Entre los más graves delitos de lesa humanidad, se encuentra la desaparición forzada de personas, comprendida por el derecho penal internacional en la Convención Interamericana sobre Desaparición de Personas, como la privación de libertad de una o más personas, cualquiera sea su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo, o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de información o de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o de informar sobre el paradero de la víctima.

Considerando la convención citada, y las previsiones de la legislación interna de los artículos 141, 142 y 144 bis y ter del Código Penal, es válido concluir el carácter de lesa humanidad de las privaciones ilegítimas de la libertad consumadas en el marco del plan genocida implementado en nuestro país.

Por lo tanto, al momento de consumarse los casos incluidos en este requerimiento, la desaparición forzada ya estaba considerada por el derecho argentino como un delito de lesa humanidad.

Al respecto la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los precedentes “Velásquez Rodríguez" y “Blake" ha señalado que “la desaparición forzada de personas constituye una violación múltiple y continuada de numerosos derechos reconocidos en la Convención y que los Estados Partes están obligados a respetar y garantizar".

La sustentabilidad de que nos encontramos en presencia de crímenes de Lesa Humanidad, caracterizados por ser imprescriptibles y no amnistiables, se funda en el citado fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “Simón", en el cual el máximo tribunal sostuvo que: “…el derecho internacional también impone la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad, consagrada primeramente por el derecho internacional consuetudinario y codificada en convenciones con posterioridad, conforme al criterio sostenido en la causa A.533.XXXVIII. “Arancibia Clavel, Enrique Lautaro s/ homicidio calificado y asociación ilícita y otros --causa n° 259--". No existe problema alguno de tipicidad, pues se trata de casos de privación ilegal de libertad o ésta en concurso con torturas y con homicidios alevosos, es decir, de delitos que siempre merecieron las penalidades más graves de nuestras leyes positivas, y en cuanto a su calificación como crímenes de lesa humanidad, tampoco es discutible, desde que los más graves crímenes cometidos en la Segunda Guerra Mundial y juzgados conforme al Estatuto de Nüremberg fueron precisamente masivas privaciones ilegales de libertad seguidas de torturas y de homicidios alevosos" (del voto del Dr. ZAFFARONI).

13.4. GENOCIDIO: La otra nota saliente de estos hechos, es que son cometidos en el marco del genocidio perpetrado durante la última dictadura militar.

Las consideraciones efectuadas por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nº 1 de La Plata, en la sentencia del caso “Etchecolatz" (Causa 2251/06, fallo del 17/09/06) –confirmada por la Cámara Nacional de Casación Penal-, son totalmente válidas para los casos objeto de este proceso, ya que se trata de hechos consumados en el marco del mismo plan sistemático de exterminio que abarcó todo el territorio nacional. En dicho precedente, se ha concluido que el caso argentino puede enmarcarse en el concepto de genocidio.

La sentencia referida alude a la Resolución 96 (I) del 11 de diciembre de 1946 dictada como consecuencia de los hechos vividos a raíz del nazismo.

En la misma se declaró que:

“el genocidio es la negación del derecho a la existencia de grupos humanos enteros, como el homicidio es la negación del derecho a la vida de seres humanos individuales; tal negación del derecho a la existencia conmueve la conciencia humana, causa grandes pérdidas a la humanidad en la forma de contribuciones culturales y de otro tipo representadas por esos grupos humanos y es contraria a la ley moral y al espíritu y los objetivos de las Naciones Unidas. Muchos crímenes de genocidio han ocurrido al ser destruidos completamente o en parte, grupos raciales, religiosos, políticos y otros. Continúa luego señalando que `La Asamblea General por lo tanto: Afirma que el genocidio es un crimen de Derecho Internacional que el mundo civilizado condena y por el cual lo autores y sus cómplices, deberán ser castigados, ya sean estos individuos particulares, funcionarios públicos o estadistas y el crimen que hayan cometido sea por motivos religiosos, raciales o políticos, o de cualquier otra naturaleza" En otro fragmento de la misma sentencia se dice que: “...respecto de si lo sucedido en nuestro país debe ser encuadrado en el concepto de `grupo nacional´ según la redacción que tuvo finalmente el art. II de la Convención, ya se anticipó una respuesta afirmativa la cual por otra parte surge obvia en la redacción del fallo hoy fundamentado." Citando la obra de Feirstein y Levy “Hasta que la muerte nos separe. Prácticas sociales genocidas", el Tribunal sentenciante ha compartido que: “...la caracterización de `grupo nacional´ es absolutamente válida para analizar los hechos ocurridos en la Argentina, dado que los perpetradores se proponen destruir un determinado tramado de las relaciones sociales en un estado para producir una modificación lo suficientemente sustancial para alterar la vida del conjunto. Dada la inclusión del término `en todo o en parte´ en la definición de la Convención de 1948, es evidente que el grupo nacional argentino ha sido aniquilado `en parte´ y en una parte suficientemente sustancial como para alterar las relaciones sociales al interior de la propia nación".

Por lo expuesto, además de las consideraciones y descripciones de hechos que se formulan en este requerimiento, se concluye que el caso argentino se adecua al concepto de genocidio contenido en la Convención para la Sanción y Prevención del Genocidio de las Naciones Unidas, aprobada en diciembre de 1948.

14. CRITERIOS PARA DETERMINAR TIPO DE AUTORÍA: Sostienen los Sres. Fiscales en el ap. 11 de su requerimiento de fs.  4145/4167 que el carácter de autor en los delitos tratados adopta perfiles específicos a partir de haber sido cometidos desde una estructura de poder organizada.

La “autoría mediata", los “eslabones intermedios" y el “ejecutor directo" son tratados así:

“...De acuerdo al desarrollo doctrinario aportado por Claus Roxin, conforman la autoría mediata a través de las estructuras de poder organizada, las siguientes notas:

a) Dominio de organización.

Los aparatos en los que se verifica “dominio por organización" cuentan con distintos actores, cada uno con un rol específico y que se interrelaciona con los restantes.

Es así como el creador de órdenes, quien tiene un dominio absoluto de la organización, emite las órdenes a través de los mandos de la estructura organizativa, en estos casos, militar, cuyo funcionamiento asegura que la orden se va a cumplir al margen de la identidad de los mandos intermedios y de la del ejecutor directo.

Esta organización, transforma en innecesario el recurrir a la coacción o el engaño para el cumplimiento de la orden, toda vez que el funcionamiento de la estructura es burocrático y eso opera como garantía de no afectación de la ejecución del plan global, particularizado en una orden.

Este modelo implica que cuanto más alejado está el autor de la víctima y de la conducta típica directa, cuenta con un mayor dominio organizativo, lo que ocurre en la proporción en que se asciende en la escala jerárquica del aparato de poder.

El encubrimiento incrementa la responsabilidad, ya que allí reside el dominio decisivo, y desde allí descienden las órdenes a través de organización que encontrará a ejecutores intermedios que transmitirán las órdenes.

Este transmisor se convierte también en autor mediato, ya que en sus facultades, ordena la ejecución de conductas ilegales.

Así, se concluye que no sólo los extremos de la organización deben responder como autores. También resultan imputados los eslabones intermedios por los que pasa la directiva a ejecutar.

Tal es el caso de los imputados que nos ocupan, quienes tenían autonomía para transmitir aquellas órdenes, y lo hacían, transfiriéndolas a las instancias inferiores, donde eran ejecutadas.

b) Actuación al margen de la legalidad.

Esta característica ha sido adoptada por los aparatos organizados de poder en la ejecución de planes ilegales, los que necesitan de un funcionamiento eficiente y totalmente despojado de controles y formalidades que la burocracia legal exige para dar amparo legal a las actuaciones.

c) Fungibilidad del ejecutor. 

  En la organización burocrática, el ejecutor directo aparece como una figura sustituible, aunque dotada de libertad y por ende responsable. Por un lado, domina concretamente el hecho y, al mismo tiempo, es un engranaje -sustituible en cualquier momento- en la organización de poder.

Es por eso que en su conducta, está su voluntad final y está también el designio del autor mediato, el “hombre detrás de las palancas". De todas maneras, el ejecutor realiza la conducta típica, antijurídica y culpable, obra con dolo y sin coacción ni error.

En la autoría por medio de aparatos organizados de poder, el dominio del hecho se configura por la estructura de poder y no por la identidad de los que integren la cadena de mandos. Si alguno de los sujetos de la parte final de la estructura se niega, el hecho no va a dejar de realizarse. Simplemente otro ocupará el lugar y cumplirá su misión.

En cuanto a los “eslabones intermedios", entre quien emite la orden y el ejecutor material, integran también el dominio necesario para el acontecimiento del hecho delictivo, cada eslabón de la cadena de mandos dirige el ámbito de su incumbencia en la estructura que integra, En síntesis, es autor mediato también el “eslabón intermedio" de una organización jerárquica ya que desde su posición tiene el dominio del hecho.

No están exentos de responsabilidad penal, quienes constituían los mandos intermedios por donde fluían las órdenes ilegales, quienes además tenían margen de decisión autónoma en su ámbito, y estaban a cargo del control del funcionamiento de la estructura de poder..."

15. ASOCIACIÓN ILÍCITAAdemás de lo expuesto, solicitan los Sres. Fiscales en el ap. 12 del requerimiento de fs. 4145/4167 que, tanto al momento de efectuar las declaraciones indagatorias, como al resolver las situaciones procesales de los imputados que hayan sido indagados, más allá de distinguir los diferentes grados de participación y de las distintas fuerzas a las que pertenecen los imputados -todas las que integraron el plan de exterminio-, se tenga en cuenta jurisprudencia consolidada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación a partir del mencionado precedente “Arancibia Clavel", en el que se califica a la participación criminal en crímenes de Lesa Humanidad durante la última dictadura militar como una conducta tipificada como incursa en el tipo penal de “asociación ilícita" organizada para cometer crímenes de Lesa Humanidad, lo que resulta típico del artículo 210 del código penal (C.P.) y es en sí misma un delito de Lesa Humanidad.

En tal sentido expresan:

“...Las características de los hechos consumados, tanto sea por sus particularidades como por su cantidad, resultan indicativas de la preexistencia de un acuerdo de voluntades para una organización criminal montada en el seno de las Fuerzas Armadas, las que propiciaron el ámbito desde el que se planificó y luego, por medio de una cadena de mandos militares, que incluía también otras fuerzas que actuaban bajo control operacional, se ejecutó el plan sistemático y generalizado de exterminio de opositores políticos y de todos aquellos ciudadanos rotulados como “subversivos", la que llegó en los hechos a constituirse en una categoría flexible y omnicomprensiva.

La extendida y minuciosa organización de las Fuerzas Armadas y de seguridad a ellas subordinadas, constituyó el ámbito adecuado no sólo para planificar la persecución, captura, cautiverio y decidir la liberación o muerte -en algunos casos con desaparición- de las víctimas, sino también para asegurar la puesta en práctica generalizada y uniforme de las órdenes ilegales emitidas, de manera tal que los perfiles adoptados por esas violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos, son reveladores de una gran organización y planificación dispuesta al servicio del terrorismo de Estado.

En el sentido de la aplicación de la figura de asociación ilícita para imputados que actuaron durante la última dictadura militar planificando y ejecutando el plan de exterminio que fuera explicado, se ha pronunciado el 5 de agosto último el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes en la causa “NICOLAIDES Cristino, DE MARCHI Juan Carlos, BARREIRO Rafael Julio Manuel, LOSITO Horacio, PÍRIZ Carlos Roberto, REYNOSO Raúl Alfredo p/sup. asociación ilícita agravada en concurso real con los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, abuso funcional, aplicación de severidades, vejaciones, apremios ilegales y de tormentos"(Expte. Nº 460/06).

En términos coincidentes, el último 4 de septiembre de 2008 el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán en la causa: “VARGAS AIGNASSE, Guillermo S/Secuestro y Desaparición" (Expte. V - 03/08) condenó aplicando la figura de asociación ilícita..."  (fs. 4145/4167 ap. 12)

16. CRITERIO APLICADO: Por la remisión antedicha, la Fiscalía explica que el criterio adoptado “...por el agrupamiento de casos respetando la comunidad de pruebas que existe..." (fs. 4145vta. ap. 2 2do. párrafo) lo ha sido:

a) En “...consideración a la cantidad de hechos que se encuentran en la etapa de investigación en el marco de estas actuaciones, el número de personas imputadas, el volumen de la documentación agregada y de la que aun resta por incorporar..." (fs. 4145vta. ap. 2)
b) Para “...evitar el dispendio de recursos y lograr así una mayor eficacia en las actuaciones.... máxime cuando hasta el momento en estas actuaciones -sin perjuicio de lo que resta incluir- se cuenta con períodos sucesivos de detenidos en diferentes centros clandestinos..." (fs. 4145vta. ap. 2
c) Porque resulta “...de la experiencia indicada por el trámite de causas por delitos de Lesa Humanidad durante la última dictadura militar, tanto en ésta como en otras jurisdicciones. Se trata de lograr que este proceso avance hacia etapas ulteriores, y dar así cumplimiento a las pautas que derivan del derecho a un juicio rápido que asiste tanto a imputados como a víctimas y sus familiares..." (fs. 4145vta. ap. 2)

II - ANTECEDENTES DE LA CAUSA 04/07:

Repasando los antecedentes de la causa 04/07 surge tanto la razón de su separación con la causa 05/07 y el estado de avance de la investigación al tiempo de asumir la subrogancia.

Repasando los antecedentes de la causa 04/07 surge tanto la razón de su separación con la causa 05/07 y el estado de avance de la investigación al tiempo de asumir la subrogancia.

1. EXCLUSIÓN EN EL JUICIO POR LA VERDAD: Los delitos que se investigan  en la presente causa 04/07 no fueron materia del "Juicio por la Verdad" abierto a prueba el 01/06/1999 por la Excma. Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca (C.F.A.B.B.) en el expediente nro. 11(C) caratulado: "Presentación de A.P.D.H. del Neuquén-Bahía Blanca y otros en causa Nº 11/86 reclamando saber el destino de los desaparecidos y de las criaturas nacidas en cautiverio" 

Esta exclusión tuvo su origen en la elevación a la Corte Suprema de Justicia de la Nación de la causa 11/86(b) -más tarde escindida, recaratulada y renumerada como 04/07: "Investigación de Delitos de Lesa Humanidad - Armada Argentina" (fs.214/218vta. y 323)- para tratar el recurso de apelación extraordinario interpuesto a fs. 144/154 por el otrora Fiscal de Cámara doctor Hugo Omar CAÑON el 03/03/1998 contra la sentencia de la C.F.A.B.B. de fs. 124/138 que fue resuelto el 19/09/2000 a fs. 190/191

2. INTERVENCIÓN ORIGINARIA DE LA EXCMA. CÁMARA FEDERAL: Que según las copias certificadas de fs. 198/210vta., la C.F.A.B.B. en la causa 410/01 al declarar el 2 de junio de 2005 que ya no le correspondía intervenir originariamente en ese incidente y en las causas nº 11/86 (a y b), 11(c) y 11(d) ordenó la agregación de estas tres últimas a la primera "...y remitirlas en original o copia -con el incidente- al Juzgado Federal que corresponda por incompetencia de esta Cámara Federal. Las piezas documentales comunes por hechos ocurridos en las distintas jurisdicciones, se remitirán al Juzgado Federal nº 1 de Bahía Blanca por razones de inmediatez, al cual deberán ocurrir los restantes Juzgados y/o partes..." (fs. 210, puntos 1 y 2 de la parte resolutiva).

3. PEDIDO DE LA QUERELLANTE: Que luego de recibir las causas mencionadas el Juzgado Federal Nº 1 de Bahía Blanca a cargo del Dr. Alcindo ÁLVAREZ CANALE, Secretaría Nº 2 en lo Criminal y Correccional -según las copias certificadas de fs. 214/218vta.-, el 20 de diciembre de 2005 la Dra. Martha MÁNTARAS solicitó retrotraer el procedimiento al momento anterior al dictado de las leyes de impunidad, pretendiendo -además- la declaración de inconstitucionalidad de las leyes de punto final y de obediencia debida y de los indultos que beneficiaron en esta jurisdicción a jefes y oficiales de la Armada querellados y que se dispusiera la prisión de quienes se hallaban en tal carácter antes del dictado de la ley 23521 y que se citara -por último- a prestar declaración indagatoria al personal militar imputado que aún no hubiera comparecido.

4. DICTAMEN FISCAL FAVORABLE: Que a fs. 36/vta. del incidente 285/05/01 caratulado: "Incidente de Nulidad de las Leyes Nro. 23.492 y 23.521 y de los indultos del Decreto 1002/87" en la causa 283/05" en trámite por ante el Juzgado Federal N° 1 a cargo del Dr. Alcindo ÁLVAREZ CANALE -según el 2do. párr. de la copia certificada a fs. 215vta.- el Sr. Fiscal Federal Dr. Antonio H. CASTAÑO dictaminó favorablemente el pedido de la querella resumido en el apartado precedente.

En efecto, allí el Sr. Fiscal expresó:

"Atento el pedido efectuado y teniendo en cuenta que en causa "Simón, Julio Héctor y otros" de fecha 14 de junio del corriente año, la C.S.J.N. falló declarando la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia debida y Punto Final, como también la validez de la ley 25.779 y, a todo evento, de ningún efecto las leyes 23.492 y 23.521 y cualquier acto fundado en ellas que pueda oponerse al avance de los procesos que se instruyen, o al juzgamiento y eventual condena de los responsables, u obstaculizar en forma alguna las investigaciones llevadas a cabo por los canales procedentes y en el ámbito de sus respectivas competencias, por crímenes de lesa humanidad cometidos en el territorio de la Nación Argentina, corresponde hacer lugar a lo peticionado, en un todo de acuerdo a los considerandos que fundan el referido Fallo...".

5. EXCUSACIONES Y EXCLUSIÓN: Que previo a resolver las cuestiones planteadas, al encontrarse el Sr. Juez Federal Dr. Alcindo ÁLVAREZ CANALE alcanzado en las causales de inhibición de los incisos 10° y 11° del art. 55 del C.P.P.N. con respecto al señor Contralmirante (RE) Raúl Alberto MARINO, decidió excusarse -según copia certificada a fs. 214/218vta.- escindiendo el 28 de diciembre de 2005 la causa 11/86(b) que inmediatamente remitó a su subrogante legal, el Sr. Juez Federal de Bahía Blanca, Dr. Luis Ramón DARDANELLI ALSINA (art. 57 del C.P.P.N.) quién -por las fundadas razones que alegó a fs. 226/227-, se inhibió de entender en dicha causa 11/86.

Luego de un breve período como Juez "Ad Hoc" se excluyó del trámite al Dr. Juan Francisco GROS (fs. 228 y 245/246).

6. REITERACIÓN DEL PEDIDO FISCAL: En medio de sorteos para la subrogancia, el Sr. Fiscal Federal Dr. Antonio Horacio CASTAÑO teniendo en cuenta lo fallado en la causa "Simón, Julio Héctor y otros" por la C.S.J.N., solicitó el 9 de junio de 2006 (fs. 251/251vta.) que se declarase la inconstitucionalidad de las leyes 23492 y 2352, como así también del indulto "...que benefició a Luis María Mendía, Antonio Vañek, Julio Antonio Torti, Juan José Lombardo, Juan Carlos Malugani, Raúl Alberto Marino, Edmundo Oscar Nuñez y Zenón Saúl Bolino...", requiriendo -además- la inmediata detención de los nombrados, su alojamiento en el servicio penitenciario federal, con el objeto de ser citados a prestar declaración indagatoria, a tenor de lo normado por el art. 294 y sstes. del C.P.P.N. (ley 23984), atento existir mérito suficiente para su llamado conforme lo había entendido la C.F.A.B.B. en la resolución de fecha 8 de julio de 1988 (v. fs. 2/5 y citación de fs. 26) por los hechos allí referidos.

7. SUBROGANCIA: Admitiendo las excusaciones formuladas por los Dres. Carlos A. FRANCOMANO ARRECHEA, Mirta Haydée MUZI, Jorge S. GROPPA, Nidia Alicia MOIRANO, Honorio SÁNCHEZ AGUILAR, Gustavo José PERRAMÓN DÁVALOS, Juan Ignacio SÁEZ y Omar Ramón BRIANTI (fs. 274; 276/277; 279; 284; 298/300; 303/307; 310/311 y 313)- citados para la subrogancia, el 19 de febrero de 2007 acepté el cargo de Juez Federal "ad hoc" (fs. 321) diferido por la C.F.A.B.B. y tomo conocimiento de la causa principal 11/86(b) renumerada 04/07, sus anexos e incidentes (fs. 323 y ss.).

Cabe destacar que recientemente -el 11/06/09- la Cámara Federal de Apelaciones de esta ciudad ratificó la designación del suscripto para entender en estos actuados, conforme surge de la resolución obrante a fs. 7743, sin que ello haya sido cuestionado por ninguna de las partes.

8. TRASLADO DE LOS PEDIDOS: Agregada a fs. 326/350 copia certificada de la presentación efectuada por la Dra. Mirtha MÁNTARAS en el incidente 285/05/01 mencionado en el ap. 2.4. y corrida vista al Ministerio Público Fiscal (fs. 352), se presentó el Sr. Fiscal Federal Dr. Antonio H. CASTAÑO (fs. 368/368vta.) indicando que:

"...sin perjuicio de que se tenga en cuenta lo solicitado por esta Fiscalía a fs. 251 respecto a la inconstitucionalidad del decreto nº 1002/89, corresponde que previo a todo trámite, S.S se pronuncie expresamente respecto al régimen procesal aplicable a estos autos, confiriendo luego -y una vez devuelta por el Juzgado Federal nº 2 de Neuquén la documentación contendia en la Caja B conforme lo solicitado por S.S. a fs. 323- nueva vista en los términos del art. 188 del C.P.P.N...".

Que mediante resolución del 22 de marzo de 2007 ordené correr traslado por cinco días de esas peticiones a los señores Oficiales de la Armada mencionados a fs. 12, siendo debidamente notificados por cédula el 30 de abril de 2007 el señor Vicealmirante (RE) Luis María MENDÍA a fs. 466; el 9 de mayo de 2007 el señor Vicealmirante (RE) Juan José LOMBARDO a fs. 457; el 17 de mayo de 2007 el señor Contralmirante (RE) Juan Carlos MALUGANI a fs. 520 y el 31 de mayo de 2007 los señores Vicealmirante (RE) Antonio VAÑEK a fs. 534; Contralmirantes (RE) Julio Antonio TORTI a fs. 535 y Raúl Alberto MARINO a fs. 537 y el Capitán de Navío Edmundo Oscar NÚÑEZ a fs. 538.

9. DESIGNACIÓN DEL DEFENSOR OFICIAL: No habiendo contestado el traslado antedicho ninguno de los imputados mencionados, decreté a fs. 539 que el Señor Defensor Público Oficial tomara intervención por los mismos, presentándose en ese carácter a fs. 540 el Dr. Luis Angel DEVAUX oponiéndose a la nulidad de las leyes 23492, 23521 y los indultos dispuestos por Decreto 1002/89.

10. RESOLUCION: Mediante el pronunciamiento del 14 de junio de 2007 de fs. 545/586 -y por los fundamentos que doy por reiterados- se resolvió:

"...PRIMERO: Continuar imprimiendo a las presentes actuaciones -sus anexos e incidentes- el trámite dispuesto por el Código Procesal Penal de la Nación (ley 23984).

SEGUNDO: Declarar la nulidad absoluta de las leyes 23492 y 23521, como la invalidez de cualquier acto fundado en ellas que pueda oponerse al juzgamiento y eventual condena de los responsables de la comisión de delitos de lesa humanidad cometidos en el ámbito de la jurisdicción territorial de este Juzgado en la causa 04/07, sus agregados e incidentes.

TERCERO: Declarar la nulidad del Decreto 1002/89 del Poder Ejecutivo Nacional en cuanto dispuso el indulto de los entonces Vicealmirantes (R) Luis María Mendía, Antonio Vañek, Julio Antonio Torti, Juan José Lombardo; Contralmirantes (R) Juan Carlos Malugani y Raúl Alberto Marino; y Capitanes de Navío (R) Edmundo Oscar Núñez y Zenón Saúl Bolino, dejando sin efecto tanto las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de la Cámara Federal de Apelaciones de esta ciudad que hayan declarado su validez como los sobreseimientos definitivos que -en su consecuencia- se dictaron en favor de los nombrados.

CUARTO: Retrotraer las situaciones procesales de los Señores Oficiales de la Armada Argentina arriba individualizados a aquellas en que se encontraban al tiempo del dictado de dichas normas, dándose nueva vista en los términos del art. 188 del C.P.P.N. al Ministerio Público Fiscal, conforme lo solicitara a fs. 368/368vta...".

11. CONTINUACIÓN: Que notificada a fs. 586/586vta. y fs. 607/610 la decisión antedicha y quedando firme por ausencia de apelación se continuó el proceso.

III -  HECHOS PROBADOS EN EL JUICIO A LAS JUNTAS:

De las 38.000 fojas (aprox. 190 cuerpos) de la causa 13/84 caratulada "Causa Originariamente instruida por el Consejo Supremo de las FF.AA. en cumplimiento del Decreto 158/83 del P.E.N." tramitada ante la Excma. Cámara Federal de Capital Federal desde el 04/10/84 contra los miembros de las tres primeras Juntas Militares del llamado Proceso de Reorganización Nacional (PRN) instalado en el país luego del golpe militar del 24/03/76 y de sus 9.000 procesos agregados por cuerda, interesan aquí las siguientes partes de su sentencia (Fallos 309:33) dictada el 09/12/85:

1. NORMATIVA APLICADA: Los miembros de las Juntas Militares del P.R.N. al ser indagados por el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (CSFFAA) en virtud del Decreto 158/83, señalaron -en parte- la normativa aplicada en la llamada "la lucha contra la subversión".

En efecto:

a) El Teniente General (R) Jorge Rafael VIDELA a fs. 923/960 reconoció: "...que el planeamiento y la conducción de la lucha contra la subversión se venia ejecutando desde el mes de octubre de 1975 conforme a un decreto emanado del Poder Ejecutivo Nacional y a una directiva impartida por el Ministerio de Defensa, en donde el accionar quedaba bajo la conducción de los Comandantes de cada una de sus Fuerzas. Aclaró que después del 24 de marzo de 1976, también se continuó actuando en esa forma, es decir que en ningún momento la Junta Militar tomó bajo su dirección el accionar de las Fuerzas Armadas. En lo que respecta al Ejército, el cumplimiento de esos decretos estaba inspirado en el Plan de la Fuerza Ejército, Plan de Capacidades para el Marco Interno del año 1972, que sirvió de base a la Directiva 404/75 que se vinculaba con la 504/77 y que estaban absorbidas en un solo documento..." (v. resultando II)

b) El Almirante (R) Emilio Eduardo MASSERA a fs. 1102/1140 afirmó que: "...toda la normativa legal implementada por su Arma... estaba en un todo de acuerdo con los Decretos 261/75, 2770, 2771 y 2772, y en concordancia con las directivas del Comando de Defensa 1/75... que después de la asunción al poder de las Fuerzas Armadas en marzo de 1976, se mantuvieron las mismas directivas militares. Que para combatir la lucha contra la subversión se dispuso la Directiva Antisubversiva nº 1/75 Secreta, contribuyente a la Directiva del Consejo de Defensa nº 1/75 Secreta... Explicó que los comandos, organismos y dependencias de la Armada previstos dentro de la organización "Placintara 72", constituían una sola zona de defensa, y de acuerdo a lo que en su momento debió haber formulado el Comandante de operaciones navales en su "Placintara 75", tenían que contribuir a ejecutar el plan general de la misma directiva antisubversiva aclaró que del Comando en Jefe de la Armada dependían el Comandante de Operaciones Navales, que tenía subordinados los Comandantes de Fuerzas de Tareas, que coincidía en general con el asentamiento geográfico de los grandes organismos para emitir directivas a las distintas Fuerzas..." (v. resultando b)

c) El Brigadier General (R) Orlando Ramón AGOSTI a fs. 974/993 admitió: "...que las Fuerzas Armadas y de Seguridad actuaron en todo momento orgánicamente y bajo sus comandos naturales y en cumplimiento de órdenes propias de servicio, no adoptándose ningún tipo de procedimiento inédito, ya que eran los comunes y ajustados a la Directiva 1/75..." (v. resultando c)

d) El Teniente General (R) Roberto Eduardo VIOLA a fs. 1498/1514 confesó: "...haber sido el firmante de la Directiva 604/79 que regulaba el comportamiento de la Fuerza para combatir la subversión. Con respecto al personal detenido dijo que se aplicaron las denominadas COT Nº 212/75 que correspondía a la administración del personal detenido por hechos subversivos, y la nº 217/66, que se refería a las normas y procedimientos relacionados con el mismo, a partir del 24 de marzo de 1976. Explicó que era enviado a su Comando un informe diario según lo determinado en la mencionada directiva; otro urgente para cuando existía una novedad operacional de importancia; y un informe periódico de valuación de las acciones de lucha contra la subversión que era elevado cuatrimestralmente... con relación al limite de libertad de acción otorgada a los comandos en la Directiva 504/77, que no debían esperar autorización y órdenes para intervenir en hechos de connotaciones subversivas..." (v. resultando d)

e) El Almirante (R) Armando LAMBRUSCHINI a fs. 1861/1866 ante la Cám. Fed. expresó: "...que había ejercido la Comandancia de su Arma desde el 15 de setiembre de 1978 hasta el 12 de setiembre de 1981. Que al asumir el Comando, estaba en vigor un plan que se llamaba "Placintara" y que fue confeccionado en el año 1975, en base a las directivas emanadas del Consejo de Defensa. Dicho plan se mantuvo durante su desempeño y se refería a la ejecución de operaciones en contra de las actividades subversivas, estando contempladas legalmente de acuerdo a la legislación vigente en ese momento... que el accionar subversivo perdió intensidad militar a mediados del año 1978, y que la Directiva Nº 1/75 del Consejo de Defensa Nacional le había asignado la responsabilidad primaria en la Dirección de las Operaciones contra la subversión, al Ejército Argentino en todo el ámbito nacional, y que la planificación, ejecución y control estuvo siempre reservada a los Comandantes de cada Fuerza..." (v. resultando e)

2. DIRECTIVAS ANTISUBVERSIVAS: En los capítulos VIII y IX de la sentencia antedicha se resumió la "...Legislación contra elementos subversivos..." en estos términos:

"...La gravedad de la situación en 1975, debido a la frecuencia y extensión geográfica de los hechos terroristas... motivó que se dictara una legislación especial para prevención y represión del fenómeno, debidamente complementada a través de reglamentaciones militares. El gobierno constitucional, en ese entonces, dictó los decretos 261/75 de febrero de 1975, por el cual encomendó al Comando General del Ejército ejecutar las operaciones militares necesarias para neutralizar y/o aniquilar... El Ejército dictó, como contribuyente a la directiva precedentemente analizada, la directiva del Comandante General del Ejército n° 404/75, del 28 de octubre de ese año, que fijó las zonas prioritarias de lucha, dividió la maniobra estratégica en fases y mantuvo la organización territorial -conformada por cuatro zonas de defensa -Nros. 1, 2, 3 y 5-, subzonas, áreas y subáreas -preexistentes de acuerdo al Plan de Capacidades para el año 1972 -PFE-PC MI72-... La Armada, por su parte, emitió, como complementaria a la directiva 1/75 del Consejo de Defensa, la directiva antisubversiva 1/75S COAR, en la que fijó su jurisdicción para la lucha antisubversiva como la natural de la Armada, comprendiendo el mar, los ríos navegables, sus riberas, zonas portuarias y la zona territorial circundante a las bases y unidades de tierra, manteniendo el control operacional de la Policía territorial de Tierra del Fuego. Posteriormente, el 21 de noviembre de 1975, dicha Fuerza dictó como contribuyente de la directiva, el Plan de Capacidades -PLACINTARA 75- que mantuvo el esquema de 11 fuerzas de tareas, preexistente en la Armada, y fijó los conceptos de la acción propia... Tampoco se advirtió un cambio sustancial explícito en las directivas... aparentando todos los que fueron dictados a partir de marzo de 1976 ser continuación de los anteriores, o sólo modificando aspectos coyunturales... La Armada, por su parte, ni siquiera dictó nuevos planes o directivas, limitándose a modificar, de acuerdo a las exigencias, o a actualizar, algunos anexos de Placintara 75..."

3. INTELIGENCIA MILITAR: En el capítulo XX del comentado fallo se puntualizó la importancia asignada a la "Inteligencia" en estos términos:

"...La Junta Militar se erigió desde el 24 de marzo de 1976 como el máximo órgano político del Estado... Si bien la estructura operativa siguió funcionando igual, el personal subordinado a los procesados detuvo a gran cantidad de personas, las alojó clandestinamente en unidades militares o en lugares bajo dependencia de las Fuerzas Armadas, las interrogó con torturas, las mantuvo en cautiverio sufriendo condiciones inhumanas de vida y alojamiento y, finalmente, o se las legalizó poniéndolas a disposición de la justicia o del Poder Ejecutivo Nacional, se las puso en libertad, o bien se las eliminó físicamente. Tal manera de proceder, que suponía la secreta derogación de las normas en vigor, respondió a planes aprobados y ordenados a sus respectivas fuerzas por los comandantes militares. Para determinar las razones que motivaron esta gravísima decisión debe partirse de la completa prioridad que se asignó al objetivo consistente en obtener la mayor información posible en una lucha contra organizaciones terroristas, que poseían estructura celular y que estaban preparadas para esconder la identidad de sus miembros, los que se hallaban mimetizados dentro de la población. Esto surge no sólo del contenido de los interrogatorios a que fueron sometidos los testigos que fueran víctimas, según lo relataron en la audiencia, sino que se explicitó en las directivas emitidas. Así, el punto 5.024 del R. C. 9-1 del Ejército, "Operaciones contra elementos subversivos", establece que las actividades de inteligencia adquirirán una importancia capital, pues son los que posibilitarán la individualización de los elementos subversivos y su eliminación, y que del mayor o menor esfuerzo de la actividad de inteligencia dependerá en gran medida el éxito de la contrasubversión. La relevancia que se asigna a la tarea de inteligencia aparece también reflejada en las disposiciones de la Armada (v. Placintara/75, Apéndice 3 del Anexo C, "Propósito", y Apéndice 1 del Anexo F en cuanto regla que la detención debe prolongarse el tiempo necesario para la obtención de inteligencia -punto 2.4.1.), y de la Aeronáutica , cuya Orden de Operaciones "Provincia", afirma en su punto 16 que el centro de gravedad para el logro de los objetivos estará orientado hacia el área de inteligencia. Agrega que, sin una adecuada inteligencia, será imposible encarar con éxito cualquier acción efectiva contra la subversión... Se otorgó a los cuadros inferiores de las Fuerzas Armadas una gran discrecionalidad para privar de libertad a quienes aparecieran, según la información de inteligencia, como vinculados a la subversión; se dispuso que se los interrogara bajo tormentos y que se los sometiera a regímenes inhumanos de vida, mientras se los mantenía clandestinamente en cautiverio; se concedió, por fin, una gran libertad para apreciar el destino final de cada víctima, el ingreso al sistema legal (Poder Ejecutivo Nacional o justicia), la libertad o, simplemente, la eliminación física..."

4. GRUPOS REVOLUCIONARIOSEsta expresión y otras como guerrillerosbandas terroristas, se explican en este apartado de la Sentencia.

En efecto:

4.1. COMIENZO:  En el considerando 2do. Cap. I  se dijo:

"...El fenómeno terrorista tuvo diversas manifestaciones con distintos signos ideológicos en el ámbito nacional con anterioridad a la década de 1970, pero es este año el que marca el comienzo de un período que se caracterizó por la generalización y gravedad de la agresión terrorista evidenciadas, no sólo por la pluralidad de "bandas que aparecieron en la escena, sino también por el gran número de acciones delictivas que emprendieron e incluso por la espectacularidad de muchas de ellas.

Sobre esta ubicación temporal coinciden puntualmente todos los informes requeridos por el Tribunal y la bibliografía aportada a la causa de donde, con alguna diferencia de matiz, se desprende que los principales grupos aparecieron públicamente en forma casi simultánea entre los años 1969 y 1970, aunque se indica que alguna de estas bandas venían gestándose desde varios años antes (conforme fs. 318, 386, 475 y 486 del cuaderno de prueba de la defensa del procesado Viola y fs. 375 del cuaderno de prueba de la defensa del enjuiciado Videla)..."

4.2. DIFERENTES GRUPOS:   En el considerando 2do. Capítulo III se estableció:

"...De acuerdo con los informes del Ejército y la Fuerza Aérea, obrantes a fs. 486 y 475, respectivamente, del cuaderno de prueba de la defensa de Viola, corroborados en términos generales por las publicaciones de "El Combatiente", "Estrella Roja", "Evita Montonera", "Estrella Federal", "Boletín Interno n° 61 del PRT", "Estatuto del Partido Revolucionario de los Trabajadores (Título V, arts. 21/24), agregados a fs. 30/34 del cuaderno de prueba citados y a fs. 298bis, 299, 300, 301, 303 y 304 del cuaderno de prueba de la defensa de Videla y también por la información publicada en el libro "El terrorismo en la Argentina", existieron diferentes grupos subversivos. Los principales, por su mayor cantidad de componentes, organización y disponibilidad de medios económicos y técnicos, fueron;

- Fuerzas Armadas Revolucionarias (F.A.R.), que fueron creadas a partir de 1977 con cuadros provenientes del Partido Comunista Revolucionario (P.C.R.), con la finalidad, declarada de apoyar inicialmente al movimiento guerrillero impulsado por Ernesto Guevara y que en 1974 se fusionaron con Montoneros.

- Ejército Montonero. Esta organización reconoció sus antecedentes más lejanos en el Movimiento Revolucionario Peronista (1955) y también en el Frente Revolucionario Peronista (1965), pero empezó a tomar forma a partir de 1966, consolidándose con ese nombre en 1970.

- Ejército Revolucionario del Pueblo (E.R.P.). Surge como apéndice armado del Partido Revolucionario de los Trabajadores (P.R.T.) en 1970, como consecuencia del quinto congreso del partido que, a su ves, había adherido a la Organización Latinoamericana de Solidaridad.

También actuaron públicamente las llamadas Fuerzas Armadas de Liberación, que tienen origen común en las Fuerzas Armadas Revolucionarias ya que también se constituyeron como desprendimiento del Partido Comunista Revolucionario y las Fuerzas Armadas Peronistas en cuyo génesis participaron las mismas corrientes que mayoritariamente se identificaron con Montoneros..."

4.3. CANTIDAD DE MILITANTES Y COMBATIENTES:  En el considerando 2do. Capítulo III  también se  señaló:

"...Lamentablemente no existen estimaciones oficiales conocidas acerca del número total de integrantes de estos grupos armados, aunque la conclusión acerca de que sus efectivos sumaban varios miles aparece como indudable si se tiene en cuenta que:

1- El documento final de la Junta Militar sobre la guerra contra la subversión y el terrorismo, agregado por cuerda, da cuenta de la participación, en el momento de mayor apogeo del movimiento subversivo, de 25.000 personas, asignándole el carácter de combatientes a 15.000.
2- La publicación "El Terrorismo como Fenómeno Internacional", agregada a fs. 230 del cuaderno de prueba de Viola, estima que el número total de militantes de las organizaciones guerrilleras oscilaba entre 7.000 y 8.000.
3- El procesado Viola, al ser indagado a fs. 1505 sobre este punto, indicó como cifra posible la de 20.000 militantes..." (considerando 2do. cap. III

4.4. MILITARIZACIÓN Y ADISTRAMIENTO DE LOS CUADROS COMBATIENTES:  En el considerando 2do. Capítulo III  asimismo se indicó:

"...La organización de tipo militar de esas bandas básicamente de las acciones de mayor envergadura acaecidas contra instalaciones castrenses, entrenamiento previo en el manejo de armas y las modalidades de lucha adoptadas que evidencian a las claras un adiestramiento de ese tipo. Esta condición es puesta de resalto, también, en su material de propaganda, del que merece destacarse el artículo "Hacia la construcción del Ejército Montonero", publicado en octubre de 1975 en "Evita Montonera", y el relativo a "Creación de una Escuela Militar en el PRT, publicado en "Estrella Roja",ambos agregados como prueba documental n° 9, por la defensa del procesado Viola.

Las modalidades de militarización de estas bandas se acreditan con el material bibliográfico de estudio dictado por ellas, agregado por cuerda a los cuadernos de prueba de las defensas de los procesados Galtieri y Massera, a saber:

1) "Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras", que en distintos capítulos contiene instrucciones sobre orden cerrado, capacitación física y criterios básicos de planificación operativa y logística.
2) Cuerpo de "Manuales sobre Guerrilla Rural", consistentes en documentos de instrucción sobre táctica, supervivencia, topografía, comunicaciones y sanidad, también editados por Montoneros.
3) "Manual de Información e Inteligencia" y "Cartilla de Seguridad" con "Instrucción sobre Procedimientos Operativos" , correspondientes a la misma organización.
4) Resolución 001/78 del Ejército Montonero por las que se impone el uso de uniforme, grados e insignias.
5) "Curso de Táctica, Información y Estudio de Objetivos" editado por el Partido Revolucionario de los Trabajadores.
6) "Reglamento para el Personal Militar del Ejército Revolucionario del Pueblo"donde se prevé la conformación de escuadras, batallones, etc. ..."(considerando 2do. cap. III)

4.5. ESTRUCTURA CELULAR DE LOS CUADROS:  En el considerando 2do. Capítulo III  se  agregó:

"...Especial importancia se asignó, en la organización militar, a la estructuración celular de los cuadros.

Tal como surge de los estatutos del Partido Revolucionario de los Trabajadores, agregados como prueba documental n° 1 en el cuaderno de prueba de Viola y de la "Segunda Conferencia de la Conformación de Cuadros"de esa misma organización, agregada a fs. 239/242 del cuaderno de prueba de Galtieri, "...la célula es la base fundamental donde se materializan las directivas del partido, donde se hacen realidad...", "...se componen de tres a seis compañeros y su constitución, responde a las necesidades de coordinar y organizar el trabajo cotidiano de los militantes...".

A continuación, en tales documentos, se clasifican las células en tres categorías, a saber: básicas, que son el organismo natural de militancia; técnicas, que son las destinadas a la organización de tareas de ese carácter; y de combate, cuya característica fundamental es la compartimentación absoluta.

Similares términos surgen del "Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras", agregado a fs. 239/242 del cuaderno de prueba de la defensa de Galtieri..."(considerando 2do. cap. III)

4.6. NORMAS DISCIPLINARIAS Y PUNITIVAS DE LAS ORGANIZACIONES ARMADAS REVOLUCIONARIAS: En el considerando 2do. Capítulo III  también se  señaló:

"...Por resultar inherente a la forma de organización militar, las bandas terroristas dictaron sus propias normas disciplinarias y punitivas y constituyeron organismos propios con la finalidad de sancionar determinadas conductas que consideraban delictuosas. En tal sentido obran agregadas publicaciones en "Evita Montonera", Nros. 8 y 13, sobre la condena y ejecución de una persona identificada como Fernando Haymal, a quien consideraban traidor y delator, y la condena a otra persona identificada como Roberto Quieto (cuaderno de prueba de Viola, prueba documental n° 9, y también surge, de documentación secuestrada a esas organizaciones, la realización de juicios revolucionarios a Rodolfo Gabriel Galimberti, Juan Gelman, Roberto Mauriño, Julieta Bullrich y Claudia Genoud.

Estas normas de tipo penal se encontraron plasmadas, en el caso de la organización Montoneros, en un "Código de Justicia Penal Revolucionario"(prueba documental n°5, punto VI, del cuaderno del procesado Viola)..."(considerando 2do. cap. III)

4.7. ARSENAL DE LOS GRUPOS REVOLUCIONARIOS: En el considerando 2do. Capítulo III  también se  señaló:

"...El arsenal utilizado por estas organizaciones provenía básicamente del robo a unidades militares, a funcionarios policiales e, incluso, a comercios dedicados a tal actividad.

Existe constancia en autos de una larga nómina de hechos de este tipo que parece innecesario reproducir en este punto, bastando, a título ilustrativo, con recordar que, según el informe del Estado Mayor General del Ejército, agregado a fs. 322/323 del cuaderno de prueba de la defensa del procesado Viola, en su período de actuación, estas bandas consumaron 2438 robos de armamentos y. explosivos y, según el informe de idéntica fuente, agregado a fs. 781 del mismo cuaderno de prueba, en el copamiento al Batallón 121 "San Lorenzo", provincia de Santa Fe, los elementos subversivos sustrajeron 170 fusiles FAL, 5 fusiles FAP, 3 MAG, 27 pistolas calibre 11, 25 mm., 5 escopetas, 3 fusiles MAUSER, 2 pistolas ametralladoras, 10.200 municiones, cargadores de FAL, mientras que en el intento de copamiento al Regimiento de Infantería de Monte, utilizaron fusiles FAL, pistolas ametralladoras Halcón, escopetas ITAKA, granadas de mano SFM-4 y pistolas calibre 11, 25 mm y 9 mm., entre otros.

Cabe destacar finalmente que para el adecuado uso de dicho arsenal los elementos subversivos eran adiestrados práctica y teóricamente hallándose agregados a fs. 239/243 del cuaderno de prueba de la defensa de Galtieri, los siguientes textos:

1) Manual Popular de Caños Incendiarios del Ejércitos Montonero", en el que se instruía sobre la fabricación y uso de tales elementos.
2) "Reglamento de Uso del Lanzagranadas SFM/LG22MP".
3) "Cartilla sobre Seguridad y Armas de uso Defensivo".
4) "Manual de Identificación de los elementos de la granada SFM/G5".
5) "Cartilla sobre Explosivos y Armas Químicas".
6) "Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras"que contiene una cartilla sobre armamentos e instrucciones básicas de tiro y portación de armas, y un cursillo sobre explosivos caseros..."(considerando 2do. cap. III)

4.8. FINANCIAMIENTO DE LAS ESTRUCTURAS DE LAS ORGANIZACIONES ARMADAS REVOLUCIONARIAS:  En el considerando 2do. Capítulo III  también se  señaló:

"...Toda la infraestructura reseñada produjo a las bandas terroristas, la imperiosa necesidad de obtener grandes sumas de dinero para financiarla.

Ese capital fue obtenido principalmente a través de la comisión de hechos delictivos, de los cuales ya han sido reseñados los más importantes.

Según el informe agregado a fs. 323 del cuaderno de prueba de Viola, los secuestros ascendieron a 1748 -la mayor parte de ellos con finalidad extorsiva- y los robos de dinero sumaron 551.

Finalmente, entre los hechos más significativos, el informe de fs. 490 del cuaderno de prueba citado, consigna el secuestro de los hermanos Juan y Jorge Born (que dio origen al suplemento especial de la publicación "Evita Montonera", titulado "Operación Mellizas", agregado en el cuaderno de prueba de Galtieri); el de Enrique Metz, directivo de la empresa Mercedes-Benz Argentina, y los asaltos a distintas sucursales del Banco de Galicia, del Banco de la Provincia de Córdoba, a la Cooperativa Sancor y al Banco Comercial de la Plata..."(considerando 2do. cap. III)

4.9. PUBLICIDAD DE LOS GRUPOS REVOLUCIONARIOS: En el considerando 2do. Capítulo IV  se  señaló:

"...La actuación de las bandas subversivas se caracterizó por la pública atribución de los hechos cometidos.

Ello surge del "Manual de Instrucción de las Milicias Montoneras"ya citado, que en su apartado 7.3.6. "Propagandización"imparte textualmente como enseñanza que "...toda operación que no sea en sí misma de propaganda (pintadas, panfletadas, etc.), debe contener en su planificación como una parte más, su propagandización. No basta con quemar el coche de un "carnero", es imprescindible que todos los compañeros vinculados a ese conflicto y los demás traidores, lo sepan. El objetivo último de nuestra política son las masas, por lo que las acciones milicianas, que son una parte de nuestra política, deben ser propagandizadas en las masas..."; de los Estatutos del Partido Revolucionario de los Trabajadores que, en su art. 15 disponen que "...difundir y cumplir la política del partido vía la enérgica agitación y propaganda política..."es una de las principales tareas de las células partidarias; y de las resoluciones del Comité Central de este partido, de octubre de 1970, que indican lo siguiente "... punto fundamental para un correcto rendimiento político en este plan es su aprovechamiento propagandístico. Este consistirá en un planteamiento y realización inteligente de la propaganda de cada acción concreta y de la sigla y el programa del ejército. Tenemos que medir políticamente cada acción, evitar cuidadosamente acciones dudosas, y elegir siempre aquellas más nítidamente populares; tenemos que preparar buenos comunicados, sobrios, estrictamente veraces y con claros contenidos políticos dentro de los lineamientos del programa del ejército. Tenemos que realizar nuestra propia propaganda con pintadas, cajas, volanteadas, etc., cosa muy importante para lograr que la gente note la proximidad física de nuestra fuerza militar, se dé cuenta de que los combatientes están cerca, que puede ser cualquiera de ellos que no se trata de una vanguardia aislada. Como orientación general señalamos que se garantizará una excelente propaganda armada en la medida en que las acciones, comunicados, volantes, etc., se han con la mirada puesta en las masas, con una línea de masas, y se observen perfectamente las reacciones de la gente, su estado de ánimo..."(cuaderno de prueba de Viola, prueba documental N° 1).

Siguiendo los lineamientos expuestos precedentemente, las distintas organizaciones subversivas emitieron una multitud de publicaciones y panfletos, donde a través de partes de guerra y comunicados daban detalles de los hechos cometidos, así por ejemplo a fs. 241 del cuaderno de prueba de Galtieri se agregaron, entre otros elementos, once comunicados del Ejército Revolucionario del Pueblo, donde se da cuenta de sendos atentados contra personas, cuatro partes de guerra donde se relatan otros tantos ataques contra instalaciones civiles y militares, y dos volantes donde se hace la apología de las actividades de dicha organización.

En el cuaderno de prueba de Lambruschini (fs.54) obra fotocopia certificada del acta labrada en el Juzgado Federal de Tucumán relacionada con la destrucción, por aplicación de la ley 20.785, de 5000 ejemplares de "Evita Montonera", 82.500 panfletos y ejemplares de "Estrella Roja"y "Avanzada Socialista".

En el cuaderno de prueba de Galtieri, también fue agregado, a fs.205, el suplemento especial de la revista "Evita Montonera" donde bajo el nombre de "Operación Mellizas"se relata en forma circunstanciada el operativo de secuestro y cobro de rescate en perjuicio de los hermanos Jorge y Juan Born.

Finalmente, merece consignarse que en el documento "Crítica y Autocrítica del Partido Montonero"publicado en la revista "Vencer"N° 2, agregada al cuaderno de prueba de Viola, se señala como un logro importante "...hemos multiplicado la propaganda, tanto con la generación de nuevos instrumentos de prensa -como Movimiento y Estrella Federal- como duplicando la impresión de ''Evita Montonera", así como desarrollando la impresión de boletines zonales y volantes que permitieron la presencia permanente de nuestras propuestas. En este plano de propaganda masiva, hemos dado un salto cualitativo con la creación y desarrollo del aparato interceptor de T.V (RLTV) ..."(considerando 2do. cap. IV)

4.10. MODO DE VIDA DE LOS INTEGRANTES DE LAS ORGANIZACIONES ARMADAS REVOLUCIONARIAS:  En el considerando 2do. Capítulo IV  se  señaló:

"...Otra característica distintiva consistió en que los integrantes de esas organizaciones encubrían su actividad terrorista adoptando un modo de vida que no hiciera sospecharla.

Sobre este aspecto nuevamente coinciden la apreciación realizada por los organismos técnicos requeridos por el Tribunal y lo reconocido, e incluso exaltado como legítimo, por las bandas subversivas.

Así, los informes confeccionados por la Fuerza Aérea y el Ejército explican que la planificación de la lucha de las bandas subversivas incluía la mímetización de sus componentes al medio social en el que le tocaba actuar como método para poder expandirse e infiltrarse en las estructuras oficiales y no oficiales (fs.475 y 486 del cuaderno de prueba del General Viola). El material de propaganda de las bandas terroristas consigna que del accionar abierto debe pasarse a las acciones encubiertas y clandestinas (conf. "Evita Montonera"de enero de 1975, prueba documental N°17 del cuaderno de prueba de la defensa de Viola), y que "...el pueblo argentino no deja engañar. Sabe que el ERP lo integran patriotas, hombres y mujeres, obreros, empleados, campesinos, estudiantes, profesionales honestos y hasta soldados del ejército opresor que lo abandonan para unirse a nuestras filas. Saben que los miembros del ERP no habitan en sótanos obscuros ni en departamentos de lujo, que se los puede encontrar en las fábricas compartiendo el duro trabajo y el amargo pan de los obreros en barrios y villas, en, las luchas de los colegios secundarios y universidades...", tal como textualmente consigna el ejemplar de "Estrella Roja"de agosto de 1973, también agregado al citado cuaderno. La instrucción de los propios cuadros se tradujo en órdenes de comportarse naturalmente, mantener la vivienda y amistades normales, poseer un trabajo rentado normal y, en caso de tener una trayectoria política conocida anterior, no abandonarla; así surge del "Manual de Seguridad del PRT", capítulo "Seguridad dentro de la Organización Clandestina"agregado a fs.239/243 del cuaderno de prueba de la defensa del General Galtieri..."(considerando 2do. cap. IV)

4.11. OBJETIVO DE LAS ORGANIZACIONES ARMADAS REVOLUCIONARIAS: En el considerando 2do. Capítulo V  se  señaló:

"...El objetivo último de esta actividad fue la toma del poder político por parte de las organizaciones terroristas, algunas de las cuales incluso intentó, como paso previo, a través de los asentamientos en las zonas rurales de Tucumán ya mencionados, la obtención del dominio sobre un territorio, a fin de ser reconocida como beligerante por la comunidad internacional.

Sobre esta idea concuerdan, básicamente, todos los informes técnicos requeridos por el Tribunal y se encuentra también plasmada en las publicaciones originadas en esas bandas, aportadas a la causa.

Al respecto merecen especial atención como ejemplo de lo expuesto:

A) El editorial titulado "El mandato político de Fernando Abal Medina", publicado en la revista "Militancia Peronista para la Liberación", del 6 de setiembre de 1973, agregada al cuaderno de prueba de Lambruschini, en cuanto dice "... ese es en esencia el proyecto político de Fernando Abal Medina, que obligadamente debemos rescatar. Sus pautas esenciales, podemos sintetizarlas en:1- Asunción de la guerra popular. 2-Adopción de la lucha armada como la metodología que hace viable esa guerra popular, mediante formas organizativas superiores. 3- Absoluta intransigencia con el sistema. 4- Incansable voluntad de transformar la realidad. 5- Identificación de la burocracia, como formando parte del campo contrarrevolucionario. 6- Entronque efectivo en las luchas del pueblo. 7-Confianza ilimitada en la potencialidad revolucionaria de la clase trabajadora peronista.-

B) la "Resolución sobre la relación partido-ejército del quinto Congreso del Partido Revolucionario de los Trabajadores", en cuanto dice que: "...el Partido,...es una organización ... que se constituye en la dirección política revolucionaria de todo el pueblo, en todos los terrenos de lucha, tanto en el terreno militar como en el económico, político, etc....".

C) El editorial "la Guerrilla Rural y Urbana"publicado en "Estrella Roja"de julio de 1974, agregado como prueba documental N° 6 al cuaderno de prueba de Viola, en cuanto expresa "....la guerrilla rural tiene la característica de que permite, gracias al auxilio de la geografía, la construcción relativamente veloz de poderosas unidades de combate....la consolidación de estas unidades permitirá disputar al enemigo zonas geográficas, primero durante la noche y luego durante el día. En la medida de que el paralelo desarrollo de la lucha política y aplicación de una línea correcta de masas a la actividad militar, fortalezca y engrose las columnas guerrilleras, será posible liberar zonas y construir más adelante sólidas bases de apoyo..."(considerando 2do. cap. V)

4.12. INVESTIGACIÓN JUDICIAL DE LA ACTUACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES ARMADAS REVOLUCIONARIAS ENTRE  LOS AÑOS 1970 Y 1973: En el considerando 2do. Capítulo VII  se  señaló:

"...La delincuencia terrorista fue objeto de investigación por parte del Poder Judicial:

A principios de la decáda continuaban conociendo los tribunales federales preexistentes hasta que en abril de 1970, por medio de la ley 18.670, se creó un procedimiento especial de juicio oral e instancia única a través del cual, entre otros, se condenó a los autores del secuestro y homicidio del Teniente General Pedro Eugenio Aramburu (según libros de registro de este Tribunal), hasta su derogación por medio de la ley 19.053, que creó la Cámara Federal en lo Penal de la Nación.

Entre el 1° de junio de 1971 y el 25 de mayo de 1973, la actividad jurisdiccional relacionada con estos delitos se concentró en el tribunal citado en último término, cuya actuación arrojó como resultado, la iniciación de 8927 causas y el dictado de 283 sentencias condenatorias (según surge de los libros de registro agregados por cuerda al cuaderno de prueba de Videla).

Luego de ello, disuelta la mencionada cámara, la investigación continuó en manos de la justicia federal. Sobre la etapa transcurrida entre mayo de 1973 y marzo de 1976 no fue requerida en autos información que permita describir la actividad judicial realizada en todo el ámbito territorial de la Nación. Sin embargo, existen datos parciales de los que resultan, por ejemplo, que el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal n° 4 de esta ciudad, instruyó 205 expediente, y el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Federal de la Ciudad de Paraná, instruyo otros 9 expedientes, todos relacionados con hechos terroristas (ver cuaderno de prueba de Lambruschini)..."(considerando 2do. cap. VII).

4.13. LEGISLACIÓN ESPECIAL APLICADA DESDE  EL AÑO 1975:  En el considerando 2do. Capítulo VIII  se  señaló:

"..L.a gravedad de la situación en 1975, debido a la frecuencia y extensión geográfica de los hechos terroristas, constituyó una amenaza para la vida normal de la Nación, estimando el gobierno nacional que los organismos policiales y de seguridad resultaban incapaces para prevenir tales hechos. Ello motivó que se dictara una legislación especial para prevención y represión del fenómeno, debidamente complementada a través de reglamentaciones militares.

El gobierno constitucional, en ese entonces, dicto los decretos 261/75 de febrero de 1975, por el cual encomendó al Comando General del Ejército ejecutar las operaciones militares necesarias para neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos en la Provincia de Tucumán; el decreto 2770 del 6 de octubre de 1975 por el que se creó el Consejo de Seguridad Interna, integrado por el Presidente de la Nación, los Ministros del Poder Ejecutivo y los Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas, a fin de asesorar y proponer al Presidente de la Nación las medidas necesarias para la lucha contra la subversión y la planificación, conducción y coordinación con las diferentes autoridades nacionales para la ejecución de esa lucha; el decreto 2771 de la misma fecha que facultó al Consejo a suscribir convenios con las provincias, a fin de colocar bajo su control operacional al personal policial y penitenciario; y el decreto 2772, también de la misma fecha que extendió "la acción de las Fuerzas Armadas a los efectos de la lucha antisubversiva a todo el territorio del país"...

El gobierno constitucional de entonces sancionó, además, leyes de fondo y de procedimiento que estaban dirigidas a prevenir o reprimir la actividad terrorista. Las principales fueron la ley 20.642, de enero de 1974, que introdujo distintas reformas al Código Penal, creándose nuevas figuras y agravando las escalas penales de otras ya existentes, en relación a delitos de connotación subversiva. En setiembre del mismo año se promulgó la ley 20.840 que estableció un régimen de penalidades para distintas actividades terroristas, y los decretos 807 (de abril de 1975), 642 (febrero de 1976) y 1078 (marzo de 1976), a través de los cuales se reglamentó el trámite de la opción para salir del país durante el estado de sitio. ..."(considerando 2do. cap. VIII).

4.14. GUERRA REVOLUCIONARIA:  En el considerando 6to.  se estableció:

"...Contemporáneamente y a partir de la segunda guerra mundial, se ha desarrollado una nueva forma de conflicto que se ha dado en llamar guerra revolucionaria.

Para Robert Thompson su mejor definición es: "una forma de guerra que permite que una minoría, pequeña y despiadada, obtenga por la fuerza el control de un país, apoderándose, por lo tanto, del poder por medios violentos y anticonstitucionales" ("Guerra Revolucionaria y Estrategia Mundial (1945-1969)", Ed. Paidós, Buenos Aires, 1969, p. 20).

Suelen igualmente distinguir los autores entre la guerra revolucionaria y la guerra de guerrillas. Mientras esta última es defensiva y táctica, incluye el hostigamiento de las fuerzas regulares, puede ser nacionalista o patriota y no necesariamente política, la primera es esencialmente política y social. Puede, durante cierta fase, incluir acción guerrillera pero sus objetivos son muchísimo más ambiciosos que los de la guerra partidaria. Puede también incluir, como en China, Vietnam y Argelia, un llamado al patriotismo contra una agresión o una ocupación foránea, pero los objetivos trascienden la idea de "libertación" usada en sentido convencional (Brian Crozieri "Teoría del conflicto", Editorial Emecé, Buenos Aires,1977, p. 186).

Conviene destacar que, de modo más o menos coincidente, los teóricos sobre el tema distinguen cinco fases dentro de la guerra revolucionaria, que caracterizan del modo que sigue. Fase uno: despliegue e infiltración en el país en que se inicia el proceso; organización clandestina del aparato revoluciónario; agitación social. Fase dos: intimidación de la población mediante el terrorismo en sus distintas formas, como modo de obtener el desprestigio de la autoridad pública y privarla de consenso. Fase tres: control de la población para comenzar a volcarla hacia el marxismo o asegurar su pasividad. Fase cuatro: ejercicio de dominio sobre un espacio geográfico poblado, para instalar un gobierno revolucionario y gestionar su reconocimiento internacional. Fase cinco: pasaje a la ofensiva general; desarrollo de la guerra civil y apoderamiento del país (Conf. informe obrante a fs. 486/496 del cuaderno de prueba del Teniente General Viola, producido por el Estado Mayor General del Ejército; Thompson, op. cit. ps. 21 y ss.; Crozier, op. cit. ps. , 174 y ss.; Osiris Guillermo Villegas, "Guerra Revolucionaria Comunista", Círculo Militar, Buenos Aires, 1962, ps. 87 a 91; General Alberto Marini, "Estrategia sin tiempo", Círculo Militar, Buenos Aires, 1971, ps. 262 a 264).

En consideración a los múltiples antecedentes acopiados en este proceso, especialmente documentación secuestrada, y a las características que asumió el fenómeno terrorista en la República Argentina, cabe concluir que dentro de los criterios clasificatorios que se vienen de expresar, éste se correspondio con el concepto de guerra revolucionaria. En cuanto al grado de desarrollo por ella alcanzado, el informe del Estado Mayor General del Ejército concluye en que llegó a la creación de zonas dominadas.

Sin embargo, a estar a la propia caracterización que en dicho informe se hace del estadio en cuestión, en modo alguno parece que las fuerzas insurgentes hubieran ejercido dominio sobre un espacio geográfico determinado, como paso previo a la instalación de un gobierno revolucionario, para la gestión de su reconocimiento internacional, Por el contrario, la propia Directiva Nº 333/75, ("operaciones contra la subversión en Tucumán"), establece que el enemigo -que estima en una capacidad aproximada entre 300 y 500 hombres- se aprestaba a efectuar la apertura de un "frente rural", describiendo actividades puramente preparatorias.

Por lo demás, en momento alguno, tales grupos insurgentes, fueron reconocidos como beligerantes, recibieron reconocimiento internacional, contaron con la capacidad de dictar normas con alguna eficacia general, y menos aún tuvieron poder de hecho, para aplicarlas, ni hubo intervención en el conflicto de potencia extranjera alguna.

En las condiciones dadas, es á claro que la lucha armada se desarrolló fronteras adentro, lo que excluye por completo el concepto de guerra que alude a una contienda entre Estados soberanos y que tiene por fin hacer prevalecer un punto de vista político (Vid. Podestá Costa, op. y loc. cit.; Hans Kelsen, "Principios de Derecho Internacional Público", traducida por Hugo Caminos y Ernesto C. Hermida, Ed. "El Ateneo", Buenos Aires, sin fecha; Ch. Rousseau, "Derechos Internacional Público profundizado", Traducción de Delia García Dairreaux, Editorial "La Ley", Buenos Aires, 1966, p. 371).

Tampoco importó una guerra civil internacional, por la falta de reconocimiento externo del estado de beligerancia de la facción en armas (Conf. Podestá Costa, op. cit., ps. 11, 12 y 15; Daniel Antokoletz, "Tratado de Derecho Internacional Público", quinta edición, Librería y Editorial "La Facultad", Buenos Aires, 1951, T. III, p. 531)..."

5. METODOLOGÍA EMPLEADA EN LA LUCHA CONTRA LA SUBVERSIÓN: El considerando 7mo. de la sentencia dictada en la causa 13/84  se tuvo por acreditado que:

"...en una fecha cercana al 24 de mazo de 1976, día en que las Fuerzas Armadas derrocaron a las autoridades constitucionales y se hicieron cargo del Gobierno, algunos de los procesados en su calidad de Comandantes en Jefe de sus respectivas Fuerzas, ordenaron una manera de luchar contra la subversión terrorista que básicamente consistía en:

a) capturar a quienes pudieran resultar sospechosos de tener vínculos con la subversión, de acuerdo con los informes de inteligencia;
b) conducirlos a lugares situados dentro de unidades militares o bajo su dependencia;
c) una vez allí, interrogarlos bajo tormentos, a fin de obtener los mayores datos posibles acerca de otras personas involucradas;
d) someterlos a condiciones de vida inhumanas, con el objeto de quebrar su resistencia moral;
e) efectuar todo lo descripto anteriormente en la clandestinidad más absoluta, para lo cual los secuestradores debían ocultar su identidad; realizar los operativos preferentemente en horas de la noche, las víctimas debían permanecer totalmente incomunicadas, con los ojos vendados y se debía negar a cualquier autoridad, familiar o allegado, la existencia del secuestrado y la de eventuales lugares de alojamiento;
f) amplia libertad de los cuadros inferiores para determinar la suerte del aprehendido, que podía ser luego liberado, puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, sometido a proceso militar o civil, o bien eliminado físicamente.

Los hechos enunciados debían ser realizados en el marco de las disposiciones legales existentes sobre la lucha contra la subversión, pero dejando sin cumplir aquéllas reglas que se opusieran a lo expuesto anteriormente.

Además, integraba el sistema ordenado la garantía de impunidad que se aseguraba a los ejecutores, por vía de lograr que los organismos legales de prevención del delito no interfirieran en la realización de los procedimientos, negando y ocultando la realidad de los hechos ante los pedidos de los jueces, organizaciones, familiares y gobiernos extranjeros, efectuando remedos de investigaciones sobre lo que ocurría, y utilizando al poder estatal para persuadir a la opinión publica local y extranjera de que las denuncias eran falsas y que respondían a una campaña orquestada de desprestigio al gobierno.

También ha quedado demostrado en este juicio, que las órdenes impartidas dieron lugar a la comisión de un gran número de delitos de privación ilegal de la libertad, a la aplicación de tormentos y a homicidios. Asimismo, se ha evidenciado que en la ejecución de los hechos, los subordinados cometieron otros delitos que no estaban directamente ordenados, pero que podían considerarse consecuencia natural del sistema adoptado..."

IV - LEGISLACIÓN ESPECIAL:

Transcriptas las partes de la sentencia de la causa 13/84 que integran esta resolución  conviene repasar las normas  de las FF.AA y FF.SS. vigentes en 1976 relacionadas a los hechos que se investigan.

1. LEY 16970 - DEFENSA NACIONALLa Ley 16970 publicada en el B.O. del 10/10/66 -derogada recién el el 05/05/88 por Ley 23554-, establecía que:

1.1. JUNTA DE COMANDANTES EN JEFE: Esta Junta era  designada como autoridad militar asesora del Consejo Nacional de Seguridad (CNS) en los asuntos relacionados con la estrategia militar (art. 22), disponiendo -además- que el Jefe del Estado Mayor Conjunto (JEMC) rotara entre las tres FF.AA (art. 23) y fuera asistido por los Servicios de Inteligencia de las mismas (art. 24).

1.2. CENTRAL NACIONAL DE INTELIGENCIA (CNI): Integrada por los organismos de inteligencia de las FF.AA. y de la Policía Federal "...relacionados funcionalmente en forma permanente..." era presidida por el Secretario de Informaciones de Estado (art. 25 modificado por Ley 20194 BO 09/03/73 y Decreto 162/73 BO 08/11/73) teniendo la CNI como propósitos explícitos:

a) Planear, orientar, centralizar y coordinar la actividad de la Secretaría de Informaciones de Estado (SIDE) , de los Servicios de Informaciones de las Fuerzas Armadas (SIFA), del Organo de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto (Jefatura II) y de la Superintendencia de Seguridad Federal (SSF), para producir Inteligencia Estratégica Nacional.
b) Confeccionar y mantener actualizada la apreciación general de inteligencia estratégica nacional, en el marco interno y externo.
c) Difundir la Inteligencia Estratégica Nacional al Poder Ejecutivo Nacional, al Consejo Nacional de Seguridad, al Comité Militar, a los Comandos en Jefe de las Fuerzas Armadas y a los Organismos de Planeamiento y Ejecución de Seguridad Nacional.
d) Formular y mantener actualizada la Doctrina Nacional de Inteligencia (art. 25 bis modificado por Ley 20194 BO 09/03/73).

2. DECRETO 1368 - ESTADO DE SITIO:  El Decreto 1368 firmado el 6 de noviembre de 1974  por la Presidenta  María E vda. de PERÓN refrendado por los Ministros Adolfo M. SAVINO; Oscar IVANISSEVICH; José LÓPEZ REGA; Alfredo GÓMEZ MORALES y Alberto L. ROCAMORA -prorrogado por Decreto 2717 del 01/10/75 y aclarada su vigencia en relación al ejercicio de derechos constitucionales por Decreto 642 del 17/02/76- estableció el estado de sitio  con el siguiente texto:

“…VISTO: Que las medidas adoptadas hasta el momento por el Gobierno Nacional para que los elementos de la subversión depongan su actitud y se integren a la Reconstrucción Nacional; y

Que las reiteradas expresiones de repudio y recomendaciones que en igual sentido hicieron las instituciones y sectores del país –políticos, religiosos, económicos y sociales- lejos de hallar eco, se agravan con las amenazas dirigidas, también ahora, contra niños en edad escolar, y

CONSIDERANDO:

Que es deber esencial del Estado Nacional Argentino preservar la vida, la tranquilidad y el bienestar de todos los hogares;

Que ejerciendo la plenitud de su poder el Estado Nacional Argentino debe, con toda energía, erradicar expresiones de una barbarie patológica que se ha desatado como forma de un plan terrorista aleve y criminal contra la Nación toda;

Que la asunción de medidas preventivas de excepción son procedentes para garantizar a todas las familias su derecho natural y sagrado a vivir de acuerdo con nuestras tradicionales y arraigadas costumbres;

Que la generalización de los ataques terroristas, que repugnan a los sentimientos del pueblo argentino sin distinción alguna, promueven la necesidad de ordenar todas las formas de defensa y de represión contra nuevas y reiteradas manifestaciones de violencia que se han consumado para impedir la realización de una Argentina Potencia y de una Revolución en Paz;

Por ello y atento a lo dispuesto en el artículo 86 inciso 19 de la Constitución Nacional, LA PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA EN ACUERDO GENERAL DE MINISTROS

DECRETA:

Artículo 1° - Declárase en estado de sitio a todo el territorio de la Nación Argentina a partir de la fecha del presente decreto.

Artículo 2° - Comuníquese, hágase saber al Honorable Congreso de la Nación, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese...”

3. DECRETO "S"N° 261 - OPERACIONES MILITARES EN TUCUMAN: La Presidente  María E.  MARTÍNEZ de PERÓN el 05/02/75 visto: "...Las actividades que elementos subversivos desarrollan en la Provincia de Tucumán y la necesidad de adoptar medidas adecuadas para su erradicación..." decretó -con el acuerdo general de sus ministros- que:

El Comando General del Ejército (CGE) procediera "...a ejecutar las operaciones militares que sean necesarias a efectos de neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos que actúan en la Provincia de Tucumán..."poniendo a su disposición y control operacional "...los efectivos y medios de la Policía Federal que le sean requeridos... para su empleo en las operaciones...", adoptando el Ministerio de Defensa "...las medidas pertinentes a efectos de que los Comandos Generales de la Armada y la Fuerza Aérea presten... el apoyo necesario..."y la Secretaría de Prensa y Difusión del PEN "...las operaciones de acción sicológica concurrentes que le sean requeridas..."

4. DECRETO 2770 - CONSEJO DE SEGURIDAD INTERNA: El 06/10/75 el Sr. Presidente Provisional del Senado de la Nación en Ejercicio del Poder Ejecutivo -Dr. Italo Argentino LUDER- considerando "...la necesidad de enfrentar la actividad de elementos subversivos que con su accionar vienen alterando la paz y la tranquilidad del país, cuya salvaguardia es responsabilidad del gobierno y de todos los sectores de la Nación..."creó el Consejo de Seguridad Interna (CSI) integrado por los Sres. Ministros del PEN y los señores Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas (v. considerandos y art. 3 del Dec. 2770 BO 04/11/75), siendo de su competencia "...La dirección de los esfuerzos nacionales para la lucha contra la subversión..."teniendo -entre otras atribuciones- "...Planear y conducir el empleo de las Fuerzas Armadas, fuerzas de seguridad y fuerzas policiales para la lucha contra la subversión..." quedando la Secretaría de Informaciones de Estado (SIDE) funcionalmente afectada al mismo al tener que "...cumplir las directivas y requerimientos que en tal sentido les imparta el referido Consejo...", subordinando -también a sus fines- a la Policía Federal y el Servicio Penitenciario Nacional, todo bajo la asistencia del Estado Mayor Conjunto (EMC) (arts. 2 inc. 2; 3 inc. e; 4; 5 y 6 dec. cit.).

5. DECRETO 2771 - CONVENIOS PROVINCIALES: También el 06/10/75 el Presidente LUDER ante "...la necesidad de contar también con la participación de las fuerzas policiales y penitenciarias de las provincias en la lucha contra la subversión..."decretó que el Consejo de Defensa debía firmar "...con los gobiernos de las provincias, convenios que coloquen bajo su control operacional al personal y a los medios policiales y penitenciarios provinciales que les sean requeridos por el citado Consejo para su empleo inmediato en la lucha contra la subversión..."(art. 1 dec. 2771 BO 04/11/75)

6. DECRETO 2772 - ANIQUILAR: Ante los Decs. 2770 y 2771 y frente a la necesidad de reglar la intervención de las FF.AA. en la ejecución de operaciones militares y de seguridad, el Sr. Presidente LUDER decretó -en la misma jornada del 06/10/75- que:

"...Las Fuerzas Armadas bajo el Comando Superior del Presidente de la Nación que será ejercido a través del Consejo de Defensa procederán a ejecutar las operaciones militares y de seguridad que sean necesarias a efectos de aniquilar el accionar de los elementos subversivos en todo el territorio del país..." (art. 1 dec. 2772 BO 04/11/75)

V - DIRECTIVA DEL CONSEJO DE DEFENSA  Nº 1/75 - LUCHA CONTRA LA SUBVERSIÓN:

Mediante la Directiva 1/75, el Consejo de Defensa  (CD) instrumentó el empleo de las fuerzas puestas a su disposición por los Dec. 2770, 2771 y 2772 precedentes bajo los siguientes términos:

1. MISIÓN: Impuso a las FF.AA. y FF.SS. la misión de ejecutar "...la ofensiva contra la subversión en todo el ámbito del territorio nacional para detectar y aniquilar las organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado..." en tres niveles:

a) Nacional: A cargo del CSI, en lo relativo a la estrategia general (asesoramiento del Consejo de Defensa  (CD) en materia de lucha contra la subversión)
b) Conjunto: A cargo del Consejo de Defensa (CD), con la asistencia del EMC, en la implementación de la estrategia militar y conducción del Poder Militar y
c) Específico: A cargo de cada Fuerza, en su jurisdicción territorial, en lo relativo al cumplimiento de la misión impuesta.

2. ESFUERZO PRINCIPAL: Entendiendo el Consejo de Defensa (CD) que la "subversión"desarrollaba su mayor potencial en los grandes centros urbanos y en algunas áreas colindantes, dispuso que el esfuerzo principal de la ofensiva fuera llevado "...sobre el eje Tucumán - Córdoba - Santa Fe - Rosario - Capital Federal - La Plata..."

3. ZONAS: Analizando el Consejo de Defensa (CD) que las operaciones a desarrollar en zonas potencialmente aptas o en áreas donde el "accionar subversivo"era limitado, la Directiva 1/75 ordenó que fueran:

"...lo suficientemente intensas como para desalentar o desarticular el aparato subversivo a fin de: a) Que se convierta en una zona sin problemas. b) Que sea una zona controlada como para no permitir la infiltración subversiva. c) Dar libertad de acción para el empleo de los medios en "zonas calientes"..."

4. ACCIONES: Para cumplir las misiones impuestas, el Consejo de Defensa  (CD) exigió que las acciones debían tender a:

"...1) Obtener una clara información sobre los elementos que integran el aparato político administrativo y sus elementos subversivos clandestinos y abiertos
2) Crear una situación de inestabilidad permanente en las organizaciones subversivas que permita restringir significativamente su libertad de acción.
3) Aniquilar los elementos constitutivos de las organizaciones subversivas a través de una presión constante sobre ellas.
4) Eliminar y desalentar el apoyo que personas u organizaciones de distintos tipos pueden brindar a la subversión.
5) Incrementar el apoyo de la población a las propias operaciones.
6) Orientar la opinión pública nacional e internacional a fin de que tome conciencia que la subversión es un "enemigo indigno de esta patria"
7) Identificar a los integrantes de los propios medios en los propósitos de la lucha contra la subversión
8) Aislar a la subversión de todo apoyo tanto de tipo interno como externo..."

5. LIBERTAD DE ACCIÓN: Dada la actitud ofensiva asumida, el CONSEJO DE DEFENSA (CD) otorgó a las Fuerzas Armadas y de Seguridad "...la más amplia libertad de acción para intervenir en todas aquellas situaciones en que se aprecie puedan existir connotaciones subversivas...." debiendo desarrollar las operaciones "...bajo el concepto del accionar conjunto...." estableciendo "...los acuerdos necesarios para lograr un inmediato y efectivo apoyo mutuo..."

6. CONTROL OPERACIONAL: Sobre la base de los convenios firmados con el Ministerio del Interior y Gobiernos Provinciales, el Consejo de Defensa (CD) dispuso que las Fuerzas Policiales y Servicios Penitenciarios Provinciales actuaran "...bajo control operacional del comando de la fuerza correspondiente a la jurisdicción..."

7. MISIONES PARTICULARES: El Consejo de Defensa (CD) claramente fijó las siguientes misiones particulares:

a) Ejército: Debía operar ofensivamente "...contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción y fuera de ella en apoyo de las otras FFAA, para detectar y aniquilar las organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado..."

Además:

"...1) Tendrá responsabilidad primaria en la dirección de las operaciones contra la subversión en todo el ámbito nacional. 2) Conducirá con responsabilidad primaria el esfuerzo de inteligencia de la comunidad informativa contra la subversión, a fin de lograr una acción coordinada e integrada de todos los medios a disposición. 3) Ejercerá el control operacional sobre: Policía Federal Argentina, Servicio Penitenciario Nacional y Elementos de policía y penitenciarios provinciales. 4) Ejercerá control funcional sobre SIDE. 5) Preverá: a) El apoyo a los servicios públicos esenciales. b) La protección de objetivos. c) El alistamiento de efectivos equivalentes a una Br I como reserva estratégica. 6) Establecer la VF necesaria fin de lograr el aislamiento de la subversión del apoyo exterior..."

b) Armada: Debía operar ofensivamente "...contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción y fuera de ella en apoyo de las otras FFAA, para detectar y aniquilar sus organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado..."

Además:

"...1) Satisfará con máxima prioridad los requerimientos operacionales que formule la Fuerza Ejército para la lucha contra la subversión. 2) Proporcionará el apoyo de inteligencia que le sea requerido por la Fuerza Ejército para posibilitar la conducción centralizada del esfuerzo de inteligencia para la lucha contra la subversión. 3) Ejercerá control operacional sobre los elementos de la policía territorial del Territorio Nacional de Tierra del Fuego. 4) Ejercerá sobre elementos policiales y penitenciarios nacionales y provinciales la relación de comando que resulte de los acuerdos a establecer con la Fuerza Ejército. 5) Preverá: a) El apoyo a los servicios públicos esenciales. b) La protección de objetivos. c) El alistamiento de efectivos equivalentes a 1 BIM como reserva estratégica. d) El apoyo a la Vigilancia de Fronteras terrestres. 6) Establecerá la VF marítima y fluvial, en particular el tránsito en el Río de La Plata, Río Paraná y Río Uruguay, a fin de lograr el aislamiento de la subversión, del apoyo exterior..."

c) Fuerza Aérea: Debía operar ofensivamente "...contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción y fuera de ella en apoyo de las otras FFAA,para detectar y aniquilar sus organizaciones subversivas a fin de preservar el orden y la seguridad de los bienes, de las personas y del Estado..."

Además:

"...1) Satisfará con prioridad los requerimientos operacionales que formule la Fuerza Ejército para la lucha contra la subversión. 2) Proporcionará el apoyo de inteligencia que le sea requerido por la Fuerza Ejército,para posibilitar la conducción centralizada del esfuerzo de inteligencia para la lucha contra la subversión. 3) Ejercerá sobre elementos policiales y penitenciarios nacionales y provinciales la relación de comando que resulte de los acuerdos a establecer con la Fuerza Ejército. 4) Preverá: a) El apoyo a los servicios públicos esenciales b) La protección de objetivos c) El alistamiento de medios aéreos de la reserva estratégica d) El apoyo de la VF terrestre 5) Intensificará el control del tránsito aéreo y de despacho aeroportuario en todo el ámbito nacional, en previsión de acciones subversivas con empleo del medio aéreo. Asimismo, intensificará el control de la actividad aérea privada."

e) Estado Mayor Conjunto: La Directiva 1/75 estableció que el EMC debía asistir:  "...al Consejo de Defensa en las tareas que éste le imponga en lo concerniente con la lucha contra la subversión..."ejerciendo "...el control funcional de la Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación..."y dirigiendo "...la acción sicológica a fin de lograr una acción coordinada e integrada de los medios a disposición..."

8. ENLACE CON AUTORIDADES GUBERNAMENTALES: Esta relación con todos los sectores del quehacer nacional, provincial y municipal, implicaba:

"...1) El requerimiento de la solución de problemas directamente relacionados con el planeamiento y ejecución de operaciones militares. 2) La sugerencia de adopción de medidas de orden general tendientes a eliminar las causas en que se apoya la subversión. 3) La inconveniencia de medidas adoptadas o a adoptar. 4) La información sobre el cumplimiento de resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad Interna, en lo que hace a la acción de gobierno relacionada con la lucha contra la subversión..."

9. RÉGIMEN FUNCIONAL DEL SISTEMA: La Directiva 1/5 dispuso que los Comandos Generales de las FFAA debían consolidar en el Consejo de Defensa que integraban "...los requerimientos..." o coordinar "...las opiniones de las Fuerzas respecto a distintos problemas..." presentándolas más tarde "...al CSI, al PEN o a los ministerios respectivos, según corresponda..."

También exigió que los Cdos. Grales. debían mantener a través del Ministerio del Interior "...enlace con los gobiernos provinciales..." coordinados por la autoridad militar de Ejército de mayor jerarquía dentro de cada provincia o por el Comandante de la Zona de Defensa cuando fuera mayor, siguiéndose el mismo criterio a nivel municipio.

10. COORDINACIÓN DE LAS OPERACIONES: La Directiva 1/75 autorizó a los Cdos. Grales. "...a adecuar, previo acuerdo, las actuales jurisdicciones territoriales con la finalidad de lograr un empleo más rentable de los medios disponibles y a establecer las relaciones de comando locales a efectos de asegurar la unidad de acción...", debiendo elaborar el Cdo. Grl. Ejército el "Régimen funcional de Inteligencia" y  el EMC el "Régimen funcional de Acción Sicológica" para remitirlos dentro del plazo de 10 (diez) días de recepción de la Directiva 1/75 al CONSEJO DE DEFENSA (CD) para su aprobación.

11. INFORMES: La Directiva 1/75 exigió a los Cdos. Grales. de las FFAA que elevaran al CONSEJO DE DEFENSA (CD), a través del EMC, los siguientes informes:

Inicial: A los 15 (quince) días de recepción de la directiva según el esquema del Anexo 4.
Semanal: Los días viernes antes de las 1200 horas conteniendo la síntesis de las operaciones realizadas y resultados obtenidos.
Urgente: Cuando se produzca un acontecimiento de significación en el ámbito de su jurisdicción.

VI - DIRECTIVA DEL COMANDANTE GENERAL DEL EJÉRCITO 404/ 75:

El 28/10/75 fueron distribuidas veinticuatro (24) copias de esta Directiva 404 firmada por el Gral. Roberto Eduardo VIOLA que puso en ejecución inmediata las medidas y acciones previstas por el Consejo de Defensa en la Directiva Nº 1/75.

1.  OFENSIVA: La DCGE 404/75 estableció que:

"...1) La actitud ofensiva a asumir por la Fuerza, más los elementos puestos a su disposición, debe materializarse a través de la ejecución de operaciones que permitan ejercer una presión constante, en tiempo y espacio, sobre las organizaciones subversivas. No se debe actuar por reacción sino asumir la iniciativa en la acción, inicialmente con actividades de inteligencia, sin las cuales no se podrán ejecutar operaciones, y mediante operaciones psicológicas.

2) Las operaciones serán ejecutadas: a) En todo el ámbito de la jurisdicción de la Fuerza, en forma simultánea, con el objeto de lograr un efecto de inestabilidad permanente y el desgaste progresivo de las organizaciones subversivas. b) Con un ritmo y amplitud que restrinja la libertad de acción de las organizaciones subversivas, impidiéndoles realizar acciones de envergadura.

3) La ofensiva debe permitir: a) Disminuir significativamente el accionar subversivo para fines del año 1975. b) Transformar la subversión en un problema de naturaleza policial para fines de 1976. c) Aniquilar los elementos residuales de las organizaciones subversivas a partir de 1977..."

2. MISIÓN DEL EJÉRCITO: Estuvo impuesta en el acápite 4 de la Directiva 404/75, que expresó:

"Operar ofensivamente contra la subversión en el ámbito de su jurisdicción y fuera de ella en apoyo de las otras Fuerzas Armadas, para detectar y aniquilar las organizaciones subversivas...

a. Tendrá responsabilidad primaria en la dirección de las operaciones contra la subversión en todo el ámbito nacional.
b. Conducirá, con responsabilidad primaria, el esfuerzo de Inteligencia de la comunidad informativa contra la subversión (...)
c. Establecerá la VF (Vigilancia de Frontera) necesaria a fin de lograr el aislamiento de la subversión del apoyo exterior."

3.  ZONAS DE DEFENSA (ZD): La Directiva del Comandante General del Ejército 404/75 del 28/10/75 fijó las zonas prioritarias de lucha y mantuvo la organización territorial del Plan de Capacidades para el año 1972 -PFE-PC MI72 conformada por 5 Zonas de Defensa (ZD), 19 Subzonas (SZD), 117 Áreas y Subáreas

4. COMANDO DE ZONAS: La Directiva Nº 404/75 fijó los lugares prioritarios del Ejército en la "lucha antisubversiva" manteniendo su organización territorial con el Plan de Capacidades 1972-PFE-PC-MI72 que desplegaba estos Comandos:

Comando de Zona I dependiente del Primer Cuerpo de Ejército con sede principal en la Capital Federal, comprendiendo las Provincias de Buenos Aires, La Pampa y la Capital Federal

Comando de Zona II dependiente del Segundo Cuerpo de Ejército extendido por Rosario, Santa Fe, comprendiendo las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos

Comando de Zona III dependiente del Comando del Tercer Cuerpo de Ejército abarcando las provincias de Córdoba, Mendoza, Catamarca, San Luis, San Juan, Salta, La Rioja, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero, con sede principal en la ciudad de Córdoba

Comando de Zona IV dependiente del Comando de Institutos Militares con radio de acción en la guarnición militar de Campo de Mayo, junto con algunos partidos de la provincia de Buenos Aires

Comando de Zona V dependiente del Quinto Cuerpo de Ejército, abarcando las provincias de Neuquén, RÍo Negro, Chubut y Santa Cruz y algunos partidos de la provincia de Buenos Aires, entre ellos la ciudad de Bahía Blanca

VII - PLAN DEL EJÉRCITO CONTRIBUYENTE AL PLAN DE SEGURIDAD NACIONAL:

A fines de 1975 la Junta de Comandantes en Jefe "...ante el grave deterioro que sufre la Nación..." resolvió "...adoptar las previsiones para el caso de tener que destituir al Gobierno Nacional y constituir un Gobierno Militar... " creándose este plan firmado por el Gral. Roberto Eduardo VIOLA.

Parte de su contenido lo resumo así:

1. ANEXO 2 INTELIGENCIA: Las notas importantes de este anexo fueron:

1.1. OPONENTES: El Plan consideraba oponentes "...a todas las organizaciones o elementos integrados en ellas existentes en el país o que pudieran surgir del proceso, que de cualquier forma se opongan a la toma del poder y/u obstaculicen el normal desenvolvimiento del Gobierno Militar a establecer..."estableciendo "...dos tipos de categorías, una que denominaremos activo y otra potencial. Tal caracterización responde al grado de participación actual de uno y a las posibilidades futuras del otro..."

Los categorizaba así:

a) Organizaciones Político Militares: "...(1) De prioridad l (Oponente Activo): a) Partido Revolucionario de los Trabajadores/ Ejército Revolucionario del Pueblo; b) Partido Auténtico/ Montoneros; c) Junta Coordinadora Revolucionaria; d) Ejército Revolucionario del Pueblo "Franja Roja"; e) Ejército Revolucionario del Pueblo "22 de Agosto"; f) Brigadas Rojas - Poder Obrero; g) Fuerzas Armadas de Liberación; h) Fuerzas Armadas Peronistas; i) Fuerzas Armadas de Liberación 22 de Agosto; j) Movimiento de Izquierda Revolucionario (de origen chileno); k) Ejército de Liberación Nacional "Tupamaros"(de origen uruguayo)- (2) De prioridad ll (Oponente Activo): a) Liga Comunista; b) Liga Comunista Revolucionaria; (3) Grado de Participación: a) Los de Prioridad l actúan permanentemente y con la casi totalidad de su estructura orgánica en acciones armadas o en apoyo directo a las mismas, particularmente las dos primeras b) La participación de las organizaciones de prioridad ll en igual tipo de acciones, se concreta normalmente por vía indirecta cohayuvando en la ejecución..."

A las OPM les asignaba el "Plan" la siguiente capacidad"...Continuar desarrollando, sucesiva, escalonada y/o simultáneamente en todo el territorio nacional con esfuerzo principal en los principales centros urbanos, las siguientes actividades: a) Infiltración en los distintos ámbitos del quehacer nacional con propósitos informativos y de neutralización y copamiento oportuno b) Ataque y saqueo de instalaciones militares, de FF, SS, FFPP con la finalidad de obtener recurso logísticos, desprestigiar a las fuerza, entorpecer el proceso y demostrar su presencia y capacidad operacional... ...Continuar integrando bandas armadas rurales y en caso necesario, abrir otro frente ante la imposibilidad de seguir actuando en Tucumán... Constituir el por ellos denominado "Ejército de Liberación Nacional", el que podría eventualmente agrupar al grueso de las organizaciones de izquierda, o por lo menos a las principales... Arrastrar al Movimiento Nacional Justicialista a su lucha en la clandestinidad por similitud al período posterior a la "Revolución Libertadora"... "

b) Organizaciones Políticas y Coraterales: "...(1) De Prioridad l (Oponente activo): a) Partido Comunista Revolucionario; b) Partido Socialista de los Trabajadores; c) Partido Política Obrera ; d) Partido Obrero Trotskista; e) Partido Comunista Marxista Leninista; f) Vanguardia Comunista; g) Frente Antiimperialista y por el Socialismo; h) Liga Argentina por los Derechos del Hombre; l) Unión de Mujeres Argentinas; j) Tendencia Revolucionaria Peronista; k) Juventudes Políticas Argentinas; (2) De Prioridad ll (Oponente Potencial): a) Partido Comunista Argentino; b) Frente de Izquierda Popular; (3) De Prioridad lll (Oponente Potencial): a) Partido Conservador Popular; b) Partido Demócrata Progresista; c) Partido Popular Cristiano; d) Partido Revolucionario Cristiano; e) Partido Unión del Pueblo Adelante; (4) De Prioridad lV ( Oponente potencial): a) Movimiento Nacional Justicialista; b) Movimiento de Integración y Desarrollo; (5) Grado de participación: (a) la gran mayoría de los elementos que integran las organizaciones de Prioridad l muy probablemente mantengan y hasta puedan llegar a incrementar su acostumbrada apoyatura a los medios de lucha armada de la subversión (b) Las organizaciones de Prioridad ll - que con posturas públicas reconocen la necesidad de cambio del actual gobierno si bien inicialmente podrían no oponerse al golpe militar, a la postre no renunciarían a sus tradicionales inclinaciones radicalizadas y podrían volcar un esfuerzo parcial en contra del interés de las FFAA c) Las de Prioridad lll en términos generales es probable que actúen por vía indirecta en contra del proceso y parcialmente a través de algunos de sus principales dirigentes y/o pequeños sectores d) De los Agrupamientos incluídos en Prioridad lV solo del Movimiento Justicialista se prevén manifestaciones parciales y como consecuencia del cambio. Del resto de los partidos considerados, se aprecian como probables únicamente posturas individuales y aisladas o de reducidas corrientes radicalizadas de cada uno e) Los elementos negativos que integran los nucleamientos incluídos en cada Prioridad serán adecuadamente seleccionados y considerados conforme a las previsiones del Anexo "Detención de Personas"f) Otros Agrupamientos políticos no incluídos en el presente documento como podrían ser la Unión Cívica Radical y el Partido Federalista es probable no se opongan al proceso y hasta lleguen a apoyarlo por vía del silencio o no participación..."

A las OPC les asignaba el "Plan"  la siguiente capacidad: "...Movilizar los distintos estamentos partidarios y/o de otras organizaciones particularmente gremiales y estudiantiles con vistas a un rechazo y oposición al nuevo gobierno y caracterizado por lo siguiente: a) Interés por integrar una progresiva "Resistencia Civil"b) Conformación de frentes de oposición a través de elementos dirigentes de cada organización. 2) Orientar desfavorablemente a la opinión pública... Desarrollar a través de elementos radicalizados de su organización e infiltrados en la misma acciones contribuyentes a la lucha subversiva que llevan a cabo las principales OPM..."

c) Organizaciones Gremiales: "...(1) De Prioridad l (Oponente activo): a) Comisión Nacional Intersindical; b) Ex CGT de los Argentinos; c) Movimiento de Unidad y Coordinación Sindical; d) Juventud Trabajadora Peronista; e) Agrupación de Base; f) Movimiento Sindical de Base; g) Movimiento Sindical Combativo; h) Coordinadora Nacional de Gremios Combativos y Trabajadores en Lucha; (2) De Prioridad ll (Oponente Potencial): a) Confederación General del Trabajo; b) 62 Organizaciones Peronistas; c) Juventud Sindical Peronista; d) Federaciones, Uniones, Asociaciones, Sindicatos y Gremios que integren las dos primeras; (3) Grado de participación: a) Las organizaciones incluídas en Prioridad l se considerarán serán los elementos de mayores incidencias negativas en la estabilización y solución del problema social; Particularmente sus dirigentes deben ser objeto de especial interés de los Equipos Especiales afectados a la "Detención de personas"; b) Las organizaciones de Prioridad ll es probable se manifiesten parcialmente contra el nuevo gobierno y como consecuencia lógica del cambio. Los responsables de tal accionar serán encuadrados dentro de las previsiones del Anexo " Detención de personas"..."

A las OG le asignaba la siguiente capacidad: "...Movilizar a las Confederaciones, Gremios y Sindicatos con el fin de oponerse a la toma del poder por parte de las FFAA y/u obstaculizar el desenvolvimiento del Gobierno Militar, mediante la concreción de alguna de las siguientes acciones: a) Paro general por tiempo indeterminado b) Paralización de todos los servicios públicos esenciales (Energía eléctrica, Obras sanitarias, transporte, comunicaciones,Gas, Servicios municipales, Sanidad, etc) c) Ocupación de fábricas, establecimientos industriales (privados o estatales), etc, en prejuicio de su capacidad productiva y como contribución a la agudeza del problema social d) Realización de actos de sabotaje en lugares vitales, tendientes a entorpecer la normal prestación de los distintos servicios públicos esenciales e) Constituir en la clandestinidad organizaciones gremiales y/o sindicales que dirijan la "resistencia de la clase obrera"contra el Gobierno Militar f) Efectuar demandas reivindicatorias salariales orientadas a provocar la quiebra o el entorpecimiento de un nuevo orden económico... g) Producir daños en industrias, empresas o propiedades de capital de origen extranjero, con el objeto de crear conflictos con el pago de indemnizaciones entre el gobierno militar y otros países h) Recurrir ante la Organización Internacional del Trabajo y similares, con la finalidad de crear una imagen desfavorable del Gobierno Militar..."

d) Organizaciones Estudiantiles (Oponente Activo): "...Las organizaciones estudiantiles que actúan en el ámbito universitario y secundario, en general responden a corrientes ideológicas orientadas hacia el socialismo y sirven en lo fundamental a intereses de la subversión. En tal sentido se destacan las siguientes: 1. Movimiento de Orientación Reformista; 2. Tendencia Universitaria Popular Antiimperialista Combatiente; 3. Frente De Agrupaciones Universitarias De Izquierda; 4. Juventud Universitaria Socialista de Avanzada; 5. Tendencia Antiimperialista Revolucionaria; 6. Tendencia Estudiantil Socialista Revolucionaria; 7. Juventud Guevarista; 8. Movimiento Nacional Reformista; 9. Agrupación Universitaria Nacional; 10. Juventud Universitaria Peronista; 11. Frente Estudiantil Nacional; 12. Concentración Nacional Universitaria; 13. Unión De Estudiantes Secundarios; 14. Franja Morada..."

A las OE le asignaba la siguiente capacidad: "...Concretar la orientación política-ideológica a la que cada una responde mediante las siguientes actividades: a) Huelgas y paros estudiantiles en todas las Universidades y Facultades del país b) Ocupación de todas las casas de estudio del país c) Incorporarse a las OPM como elementos simpatizantes o militantes para sumarse a la lucha activa y/o pasiva contra el Gobierno Militar d) Realizar actos relámpagos y concentraciones junto con organizaciones obreras para buscar la alianza obrero estudiantil que se oponga al Gobierno Militar 2) Apoyar y reforzar las manifestaciones y movilizaciones que se gesten en otros ámbitos en oposición al Gobierno Militar..."

e) Organizaciones Religiosas: "...El Movimiento de Sacerdotes para el "Tercer Mundo"es en la práctica la única organización de accionar trascendente al ámbito de ciertos sectores de nuestra población. De definida prédica socializante sirve a la postre a la lucha de clases que pregona el marxismo. La representación de este movimiento se materializa casi exclusivamente en los denominados Sacerdotes del Tercer Mundo, quienes en posturas contra el nuevo gobierno serían los particulares responsables..."

A las OR le asignaba la siguiente capacidad: "...1) Contribuir a crear a través de su prédica disociadora una opinión pública nacional e internacional contraria al Gobierno Militar. 2) Brindar distintos tipos de apoyo material en forma clandestina a las OPM. 3) Incrementar el adoctrinamiento con fines de captación en los medios en que se desenvuelva: Facultades, Colegios, villas de emergencia, ligas agrarias..."

f) Personas vinculadas (Oponente potencial):  "...Relacionadas al quehacer nacional, provincial, municipal o a alguna de las organizaciones señaladas, existen personas con responsabilidad imputable al caos por el que atraviesa la Nación e igualmente podrán surgir otras de igual vinculación que pretendieran entorpecer y hasta afectar el proceso de recuperación del país. A tales elementos, debidamente individualizados se los encuadrará conforme a las previsiones establecidas en el documento "Detención de personas"o normas que específicamente pudiera establecer la JCC..."

A las PV le asignaba la siguiente capacidad: "...1) Fuga al extranjero 2) Asilo en sedes y/o residencias diplomáticas 3) Ocultamiento dentro del país 4) Sustracción o destrucción de documentación, valores u otros elementos comprometedores 5) Resistirse a su detención por medios violentos o intentar el cohecho 6) Organizar o integrar grupos de "Resistencia Civil"o subversivos que formando parte o contribuyendo con las OPM existentes afecten el normal desenvolvimiento del Gobierno Militar..."

1.2. ELEMENTOS ESENCIALES DE INTELIGENCIA: Las previsiones del Plan del Ejército adoptadas "....para el caso de tener que destituir al Gobierno Nacional y constituir un Gobierno Militar..." precisaban que los requerimientos de inteligencia se formularían de acuerdo a la Directiva del Comandante General del Ejército 168/73 (Régimen funcional del Sistema de Inteligencia de la Fuerza Ejército - SIFE), dividiendo los elementos esenciales de inteligencia (EEI) de carácter inmediato y de carácter mediato:

a) De carácter inmediato: Las preguntas que formulaba y las respuestas que debían obtenerse eran:

"...¿El oponente activo disminuirá, mantendrá o incrementará su accionar subversivo en función del nuevo proceso nacional que iniciará el Gobierno Militar?...
¿El oponente potencial se volcará parcial o masivamente a una lucha solidaria con el oponente activo?...
¿Los principales partidos políticos de oposición al actual partido gobernante reaccionarán activamente en contra del nuevo poder?.
De ser así:...
¿Será general o parcial la reacción?...
¿Será solidariamente condicionada entre ellos y en particular con el Movimiento Justicialista?..."

b) De carácter mediato: Las preguntas que formulaba y las respuestas que debían obtenerse eran:

"...¿Reaccionará activamente la población o sectores de ella ante la toma del poder por las FFAA. Si así fuera, en que magnitud y zonas geográficas?..."

1.3. PARTES DE INTELIGENCIA: Producido el golpe de estado, los respectivos Ctes. de Área debían elevar estos partes:

 "...el día D a la hora H+8 y luego con una periodicidad de 24 hs, un Parte de Inteligencia, por el Canal Técnico, en el cual reseñarán las principales acciones producidas por el oponente desde la iniciación de las operaciones, consignando en particular: "...1) Reacciones del oponente activo. 2) Reacciones del oponente potencial. 3) Reacciones de la población. 4) Novedades derivadas de la detención de personas. 5) Requerimientos relacionados con el desarrollo de las actividades de inteligencia. 6) Probable evolución de los acontecimientos. d) Independientemente de lo anteriormente señalado, los respectivos Cdos elevarán otros partes en informes que las circunstancias determinen como aconsejables conocer por el Cdo Grl del Ej y/o JCG. e) El contacto personal y directo de los SS Ctes de Cpo e ll MN con el Cdo Grl del Ej mantendrá la misma vigencia que hasta el presente. f) Para todas las acciones relacionadas de Inteligencia de igual nivel, quedan facultados los SS Ctes a efectuar contactos horizontales de coordinación..."

2. ANEXO 3. DETENCIÓN DE PERSONAS: El Plan del Ejército estableció estos criterios para planear y ejecutar la detención de aquellas personas que determinara la JCG.

2.1. OPERACIÓN: Le otorgaba a la expresión "Operación" este significado:

 "...Detener... a todos aquellas personas que la JCG establezca o apruebe para cada jurisdicción, que signifiquen un peligro cierto para el desarrollo de las acciones militares o sobre las que existan evidencias de que hubieran cometido delitos o acciones de gran notoriedad en contra de los intereses de la Nación que deban ser investigados... Prever la detención de oponentes potenciales en la medida en que estos se manifiesten..."

2.2. ELABORACIÓN DE LAS LISTAS DE PERSONAS A DETENER: En la elaboración de las listas debía primar un concepto eminentemente selectivo y limitado a lo determinado en el acápite anterior. Las fases serían:

a) Planificación: Respecto a los elementos a detener se haría en principio, sobre la base de listas que cada comando de jurisdicción confeccionaría y que en todos los casos debía contar con la aprobación de la JCG. Estas listas podrían ampliarse como producto de estudios y necesidades, pero, como en el caso anterior la materialización de las detenciones debía contar con igual autorización de la JCG
b) Confección: En cada jurisdicción la confección de listas sería responsabilidad exclusiva de los Cdos Cpos e ll MM, lo cual no eximía la participación de medios de las otras FFAA de igual escalón de mando y hasta tanto el planeamiento se desarrollase a este nivel.
c) Comunicación: La JCG haría conocer a cada uno de los Ctes Cpos e ll MM las listas de las demás jurisdicciones a fin de poder concretar la detención de aquellas personas que, por una u otra circunstancia pudieran haberse desplazado de su zona natural de radicación.
d) Ampliación: A través de los elementos propios y de las otras FFAA que pudieran integrar los Equipos Especiales o de organismos de igual nivel existentes en la jurisdicción, podrían obtenerse los antecedentes necesarios para completar y/o ampliar detalles de planeamiento, en especial la confección de listas.

2.3. PROCEDIMIENTO Y ALOJAMIENTO: Estarían a cargo de Equipos Especiales que se integrarían y operarían de acuerdo a cada jurisdicción.

Cada comandante establecería en su jurisdicción lugares de alojamiento de detenidos sobre las siguientes reglas:

a) Las personas que de significativo grado de peligrosidad serían alojadas en Unidades Penitenciarias de jurisdicción.
b) El resto de las personas serían alojadas en dependencias militares y agrupadas según el trato que cada Cte en Cpo e ll MM estimare se le debía dar al detenido.
c) Para casos muy especiales y que por sus características resultare necesario su alojamiento en otra jurisdicción los respectivos Ctes formularían el pertinente requerimiento a la JCG.

2.4. INTEGRACIÓN: Conforme a las características de cada área, en la organización de Equipos Especiales se podrían integrar efectivos de las otras FFAA, actitud que, en lo posible sería la norma y en el concepto de operaciones conjuntas.

2.5. APÉNDICE 1 (INSTRUCCIONES PARA LA DETENCIÓN DE PERSONAS) AL ANEXO 3 (DETENCIÓN DE PERSONAS): Las listas de personas a detener una vez aprobadas por la JCG deberían ser ampliadas con la mayor cantidad posible de detalles, tendientes a tener la más absoluta seguridad en la ejecución de la operación.

a) Detalles: Entre los detalles fundamentales a incluir debían figurar:

 "...a. Datos de filiación b. Aspectos físicos de la persona c. Domicilio (habitual y eventual) particularmente en el cual pernocta d. Características edilicias del domicilio (casa, Dpto, encuadre urbano etc) e. Capacidades y limitaciones operativas de la vivienda f. Vías de escape y posibilidades de apoyo g. Vehículo que habitualmente usa, con especificación de características h. Previsiones de seguridad que rodean al blanco, custodia, tipo, cantidad, armamento, etc i. Gráficos destinados a clarificar la ubicación del domicilio j. Fotografías con iguales fines que lo anterior y en particular de las personas a detener 3. Los citados antecedentes serán obtenidos por vía de reconocimientos y/o por intermedio de los naturales medios de inteligencia de cada jurisdicción, pero siempre pretextando intereses distintos al verdadero motivo..."

b) Ficha: Todos los antecedentes reunidos sobre cada blanco serían volcados en una ficha cuyo modelo se agregó como Apéndice 2. Esa ficha era el elemento básico para empeñar la Consejo de Defensa (CD) y acompañar a ésta en la ejecución de la operación.

c) Proporción: Los efectivos a asignar a cada Consejo de Defensa (CD) deberían guardar la necesaria proporción a la capacidad del blanco, de forma tal que el éxito de la operación quedara asegurado.

d) Lugares: Podrían establecerse lugares de reunión de detenidos los cuales dispondrían de la adecuada seguridad.

e) Traslados: Los traslados de detenidos se harían en todos los casos bajo las más extremas medidas de seguridad.

f) Procedimiento: Para la detención se ajustaría a las características y proceder del blanco, evitando excesos que en algunos casos pudieran resultar negativos al interés de la Fuerza, debiendo observarse que:

"...No se permitirá la intervención de personas extrañas a las FFAA en defensa de los detenidos quedando librada su posibilidad a resolución de la JCG... Cuando la persona a detener esté definida como subversiva o manifieste una actitud violenta contra la Fuerza, su domicilio será minuciosamente registrado, incautándose de toda documentación de interés, armamento y explosivos que pudieran existir... En el caso que el causante no se encontrare en el domicilio o lugares establecidos en la ficha respectiva, se efectuará interrogatorio a otros integrantes del inmueble y/o vecinos en procura de información que determine su paradero..."

VIII - PROCEDIMIENTO OPERATIVO NORMAL (PON) Nº 24/75 DEL COMANDANTE DE LA SUBZONA 51 - DETENCIÓN, REGISTRO Y ADMINISTRACIÓN DE DELINCUENTES SUBVERSIVOS:

El General de Brigada Jorge Carlos OLIVERA ROVERE en el mes de diciembre de 1975 en su carácter de Cte. SZD51 Bahía Blanca firmó la PON 24/75 que tuvo como finalidad fijar el régimen para la ejecución de las detenciones y tratamientos a someter a los delincuentes subversivos tendiendo a "...Obtener la mayor información de los detenidos.."

La primera etapa en la secuencia de las acciones era la "...Fijación del blanco..." que se realizaría de acuerdo a lo determinado en el PON Nro. 9/75.

Detenido y alojado el blanco:

"...se procederá al interrogatorio... por parte de personal especializado del Dest. Icia. 181. Su objeto será investigar al causante al solo efecto de satisfacer necesidades operacionales y de inteligencia para clasificar al detenido... Esta etapa no admitirá defensores... El Jefe Dest. Icia. 181 evaluará la conveniencia de evacuar a los detenidos a otro lugar a fin de facilitar la investigación; de ser necesaria tal circunstancia, el G 1 designará el nuevo alojamiento..."

El PON establecía -además- que diariamente:  

"...el Jefe del Dest. Icia. 181 informará al Dpto. I - Pers. y al Dpto. II - Icia. el personal detenido que se encuentre alojado dentro de la jurisdicción como resultado de los procedimientos realizados..."

IX - ORDEN PARCIAL Nº 405/76 - REESTRUCTURACIÓN DE JURISDICCIONES Y ADECUACIÓN ORGÁNICA PARA INTENSIFICAR LAS OPERACIONES CONTRA LA SUBVERSIÓN:

El Gral. Roberto Eduardo VIOLA (EMGE - Jef. III - Op - Bs.As.) en el mes de mayo de 1976 impartió esta orden parcial 405/76

1. CAMBIO DE SITUACIÓN: Explicaba que el contexto "...en que se pueden desarrollar las operaciones contra la subversión ha variado con respecto a la situación que imperaba al impartirse la Directiva Nº 404... debido a dos razones fundamentales: a) La asunción del Gobierno Nacional por parte de las FFAA. b) La aprobación de una estrategia nacional contrasubversiva conducida desde el más alto nivel del Estado..." surgiendo como "...necesario y conveniente: a) Centralizar la conducción de las acciones de inteligencia y las operaciones de carácter inmediato, en áreas geográficas (urbanas o no) de características similares b) Operar con Unidad de Comando..." con la finalidad de "...completar el aniquilamiento del oponente en la zona donde mantiene mayor capacidad..."

2. EJECUCIÓN: La intensificación gradual y acelerada de la acción contrasubversiva se materializaría mediante dos tipos de actividades fundamentales:

a) "...El dominio del espacio por medio del despliegue permanente de fuerzas.." y
b) "...El desarrollo de una persistente y eficiente actividad de inteligencia que posibilite la detección y acción sobre blancos rentables del oponente..."

3. CENTRAL DE OPERACIONES E INTELIGENCIA: El Cdo. Zona de Defensa 1 (Capital Federal - Gran Buenos Aires) organizaría en su jurisdicción:

"...una Central de Operaciones e Inteligencia (COI) para coordinar e integrar acciones de inteligencia y las operaciones de seguridad de carácter inmediato. Dicha COI deberá ser integrada, como mínimo, por personal especialista delegado de la SIDE, B. Icia. 601, Policía Federal y Policía de la Provincia de Buenos Aires, a cuyo efecto el Cdo. Grl. Ej. adecuará las órdenes y directivas en vigencia..."

4. EMPLEO DE ELEMENTOS DE LAS OTRAS FFAA: Señalaba al respecto:

a) "...En principio debe quedar taxativamente aclarado que el Ejército no cede en ningún sentido la jurisdicción territorial que le corresponde de acuerdo con lo determinado en la Directiva del Consejo de Defensa Nro. 1/75..."
b) "...La participación de las otras FFAA puede efectuarse en apoyo a las operaciones que realiza el Ejército, como forma de satisfacer la aspiración de intervenir efectivamente en la lucha contra la subversión..."
c) "...En ese sentido, las acciones que realicen efectivos de otras FFAA estarán encuadradas en necesidades del Ejército y serán autorizadas y coordinadas por el Cdo. Z Def. 1 o Cdo. Z Def. 4 con el comando operacional de FAA o ARA participante..."

X - DIRECTIVA DEL COMANDANTE DE OPERACIONES NAVALES - PLAN DE CAPACIDADES - PLACINTARA CON 1/75 "S":

El 21/11/75 el Comandante de Operaciones Navales Vicealmirante (RE) Luis María MENDÍA firmó la "Contribuyente"a la Directiva Antisubversiva COAR 1/75 "S" repitiendo -en su primera parte- los puntos precedentemente transcriptos.

1. FUERZAS: La Contribuyente dividió las fuerzas involucradas en la "lucha..."en cinco categorías: Fuerza de Tareas (FT); Fuerzas Enemigas (FE); Fuerzas Amigas (FA); Unidades Agregadas (UA) y Unidades Destacadas (UD).

Se explican así:

1.1. FUERZAS DE TAREAS: Mantuvo las 11 Fuerzas de Tareas preexistentes organizándolas e integrándolas así:

FT1: Fuerza de Tareas 1
Denominación: Flota de Mar
Jefatura: Comandante Naval
Flota de Mar
más:
Base Naval Puerto Belgrano
Hospital Naval Puerto Belgrano
menos:
Fuerza de Submarinos (1)
Agrupación de Buzos Tácticos (1)

FT2: Fuerza de Tareas 2
Denominación: Fuerza Apoyo Anfibio
Jefatura: Comandante Fuerza Apoyo Anfibio
Fuerza Apoyo Anfibio
Escuela para Oficiales de la Armada
Centro Incorporación y Formación de Conscriptos de Marinería
Dependencias con asiento en Bahía Blanca y Punta Alta
Prefectura Naval Zona Atlántico Norte
Prefectura Bahía Blanca.

FT3: Fuerza de Tareas 3
Denominación: Agrupación Buenos Aires
Jefatura: Jefe Operaciones Estado Mayor Gral. Armada
Batallón de Seguridad de la sede del Comando Gral. Armada
Escuela Mecánica de la Armada (ESMA)
Base Aeronaval Ezeiza
Arsenal de Artillería de Marina Zárate
Apostadero Naval Buenos Aires
Apostadero Naval San Fernando
Organismos y Dependencias en Cap. Federal y Gran Bs. Aires
Escuela Nacional de Náutica
Arsenal Naval Azopardo

FT4: Fuerza de Tareas 4
Denominación: Prefectura Naval Argentina
Jefatura: Perfecto Nacional Naval
Prefectura Naval Argentina
menos:
Prefectura Mar del Plata (1)
Prefectura Quequén (1)
Prefectura Zona Alta Paraná (8)
Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay (8)
Prefectura Cona Bajo Paraná (8)
Prefectura Zona Alto Uruguay (8)
Prefectura Zona Bajo Uruguay (8)
Prefectura Zona Delta (8)
Prefectura Zona Atlántico (2)
Prefectura Bahía Blanca (2)
Prefectura La Plata (3)
Prefectura Madryn (4)
Prefectura Rawson (4)
Prefectura Ushuaia (5)
Prefectura Río Grande (5)
Prefectura Río Gallegos (5)

FT5: Fuerza de Tareas 5
Denominación: Agrupación Río Santiago
Jefatura: Director Escuela Naval Militar
Escuela Naval Militar
Liceo Naval Almirante Brown
Hospital Naval Río Santiago
Batallón Infantería de Marina 3
Prefectura La Plata
Centro Incorporación y Formación Conscriptos Inf. de Marina
Dependencias con asiento en La Pata, Berisso y Ensenada

FT6: Fuerza de Tareas 6
Denominación: Fuerza de Submarinos
Jefatura: Comandante Fuerza de Submarinos
Fuerza de Submarinos
más:
Agrupación de Buzos Tácticos
Agrupación de Comandos Anfibios
Escuela de Submarinos
Escuela Antisubmarina
Escuela de Buceo
Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina
Prefectura Mar del Plata
Prefectura Quequén
Subprefectura General Lavalle
Dependencias en Mar del Plata y zona de influencia

FT7: Fuerza de Tareas 7
Denominación: Agrupación Trelew
Jefatura: Jefe Base Aeronaval Almirante Zar
Base Aeronaval Alte. Zar
más:

Batallón Infantería de Marina 4
Apostadero Naval Golfo Nuevo
Prefectura Madryn
Prefectura Rawson
Dependencias con asiento en la
Zona de Golfo Nuevo

FT8: Fuerza de Tareas 8
Denominación: Agrupación
Austral

Jefatura: Comando Naval Austral
Base Naval Ushuaia
Base Aeronaval Ushuaia
Prefectura Ushuaia
Batallón de Infantería de Marina 5
Base Aeronaval Río Grande
Prefectura Río Grande
Comando y Estado Mayor de la Fuerza
Infantería de Marina 1

Prefectura Río Gallegos
Dependencias con asiento en el Aérea
Naval Austral

FT9: Fuerza de Tareas 9
Denominación: Reserva Terrestre
Jefatura: Comandante Infantería
de Marina

Unidades del Comando de la Infantería
de Marina

menos:
Agrupación de Comandos Anfibios (1)
Agrupación Servicio de Cuartel (2)
Batallón de Comunicaciones (2)
Batallón Antiaéreo (2)
Batallón de Vehículos Anfibios 1 (2)
Batallón de Infantería de Marina 3 (3)
Batallón de Infantería de Marina 4 (4)
Comando y Estado Mayor Fuerza de
Infantería de Marina 1 (3)

Batallón de Infantería de Marina 5 (5)

FT10: Fuerza de Tareas 10
Denominación: Reserva Aeronaval
Jefatura: Comandante Aviación Naval
Unidades del Comando de la Aviación
Naval

más:
Escuela de Aviación Naval
Centro Incorporación y Formación Conscriptos
Aviación Naval

Taller Aeronaval Central
menos:
Base Aeronaval Ezeiza (7)
Base Aeronaval Almirante Zar (4)
Base Aeronaval Río Grande (5)
Base Aeronaval ushuaia (5)

FT11: Fuerza de Tareas 11
Denominación: Área Naval Fluvial
Jefatura: Comandante Área Naval Fluvial
Agrupación Naval de Instrucción
Comando Naval Antártico
Agrupación Naval Hidrográfica
Fragata A.R.A. "Libertad"
10 Lanchas Patrulleras de Ríos
Unidades asignadas al Servicio de
Transportes Navales

Liceo Naval Almirante Storni
Unidades de la Flota de Mar, del
Comando Infantería de Marina y del
Comando de la Aviación Naval que le sean asignadas periódicamente por el C.O.N.

Prefectura Zona Alta Paraná
Prefectura Zona Paraná Superior y
Paraguay

Prefectura Cona Bajo Paraná
Prefectura Zona Alto Uruguay
Prefectura Zona Bajo Uruguay
Prefectura Zona Delta

Aclaraciones:

(1) Integra la FUERTAR 6
(2) Integra la FUERTAR 2
(3) Integra la FUERTAR 5
(4) Integra la FUERTAR 7
(5) Integra la FUERTAR 8
(6) Se constituirá como R.E.M. del
CEJE a disposición del Consejo de Defensa
cuando lo ordene, destacada de la
FUERTAR 9. Hasta tanto se provean los
medios correspondientes será 1 Ca. de I.M.
Reforzada

(7) Integra la FUERTAR 3
(8) Integra la FUERTAR 11
Las Unidades de la P.N.A. se subordinan
a las Fuerzas de Tareas según
el concepto del párrafo 6.3. del
Anexo B.

1.2. FUERZAS ENEMIGAS: La Contribuyente remitía al "Anexo A Inteligencia"que, en lo particular, decía: 

"...Debe tenerse en cuenta que a pesar de las bajas sufridas por la subversión, aún están:

a. Subversivos no detectados y prófugos en el país y en el extranjero.
b. Colaboradores y simpatizantes no detectados y prófugos en el país y en el extranjero.
c. Subversivos y colaboradores que han sido puestos en libertad o han salido del país con opción.
d. Gran cantidad de marxistas convencidos que pertenecieron a diversas organizaciones políticas legales o ilegales de esa tendencia.
e. Una importante cantidad de gente parcialmente adoctrinada y eventualmente sensibles a la acción marxista, producto de la acción seguida por las Universidades y otros organismos de penetración ideológica.

Sobre la base de esta numerosa fuerza residual y considerando la característica tenacidad marxista, puede asegurarse que la subversión se reorganizará sobre las estructuras anteriores u otras nuevas para continuar su acción. La experiencia obtenida durante una década de lucha y especialmente en su derrota, seguramente hará que las técnicas empleadas puedan variar, aunque (difícilmente) lo haga la estrategia global.

En la actualidad, el centro de gravedad el activismo subversivo se ha desplazado hacia la captación, infiltración y adoctrinamiento, es decir, al manejo insurreccional de masas, especialmente en los ámbitos gremiales y estudiantil, con el fin de obtener réditos políticos... Banda de Delincuentes Subversivos (BDS), como así también de las Organizaciones Políticas marxistas (OPM) -que se diferencian de las primeras solamente por no contar con un aparato militar-.."

1.3. FUERZAS AMIGAS: Brevemente señalaba:

"...1.3.1. Ejército Argentino 1.3.2. Fuerza Aérea Argentina 1.3.3. Fuerzas de Seguridad..."

1.4. UNIDADES AGREGADAS: Lacónicamente detallaba:

 "...Fuerzas Policiales y Penitenciarias nacionales y provinciales y territoriales que estén dentro de la jurisdicción territorial propia o surgan de acuerdos interfuerzas armadas..."

1.5 UNIDADES DESTACADAS: Limitaba a un Batallón de Infantería de Marina

"...como parte de la Reserva Estratégica Militar, a órdenes directas del Comandante en Jefe de la Armada cuando se ordene..."

2. ANEXO "A" INTELIGENCIA: Este Anexo del Placintara 75 le aseguraba al Comando de Operaciones Navales que "...periódicamente por la Jefatura de Inteligencia Naval..."se le informaría en detalle la situación particular -actualizada- de cada Banda de Delincuentes Subversivos (BDS), como así también de las Organizaciones Políticas Marxistas (OPM), incluyendo los hechos que produjeran y los resultados de las medidas adoptadas por el Gobierno.

En particular, en Anexo indicaba:

a) Capacidades del Enemigo (CE): La asignaba "...al oponente subversivo..."las siguientes capacidades de orden general:

"...CE-1. Infiltrar y estructurar equipos subversivos en todo tipo de organizaciones políticas, gremiales, estudiantiles, económicas, técnicas y gubernamentales.
CE-2. Perturbar el orden social y económico mediante el sabotaje y la promoción de conflictos laborales tendiendo a la organización de huelgas revolucionarias y tratando de comprometer el mayor número de trabajadores.
CE-4. Mantener una permanente presión de Acción Psicológica (AP) sobre el Gobierno Nacional, las FFAA y la población en general, llevada a cabo tanto en el país como en el extranjero.
CE-4. Desgastar la confianza de la población mediante acciones de hostigamiento, utilización de armamento y/o aniquilamiento mediante el uso de explosivos o la concreción de acciones sorpresivas en cualquier lugar u oportunidad..."

b) Elementos Esenciales de Inteligencia. (EEI): El Anexo destacaba las siguientes características que adoptaba la lucha contrasubversiva en ese momento:

 "...a. Disminución de la acción, especialmente militar. b. Traslado del esfuerzo principal a las tareas de Inteligencia. La acción subversiva requiere todo un proceso previo de organización, infiltración y adoctrinamiento previa a su manifestación militar abierta. Por encontrarse el oponente nuevamente en esa situación es que las tareas de Inteligencia tendientes a detectar e impedir su accionar adquiera una importancia decisiva..."

Formulaba -en consecuencia- los siguientes elementos esenciales de información:

 "...EEI-1: Acción subversiva en el ámbito político. Infiltración en partidos no marxistas. Formación de frentes. Acción de los partidos de extrema izquierda. Elementos subversivos dentro del gobierno. EEI-2: Acción subversiva en el ámbito gremial. Infiltración en los Sindicatos- Activismo en fábricas - Huelgas y sus causas - Manifestaciones de aplicación en técnicas de insurrección de masas – Elementos subversivos en la conducción gremial. EEI-3: Acción subversiva en el ámbito educacional - Infiltración en centros de estudiantes y en los claustros de profesores. detección de programas y técnicas ideológicamente tendenciosas - Activismo estudiantil en cualquiera de sus formas. EEI-4: Acción subversiva en cualquier otro ámbito -Infiltración de organizaciones e instituciones en general- Marxistas conocidos que ocupen cargos- Frentes de acción psicológica subversiva – Hechos diversos que pueden ser atribuidos a la subversión..."

 c) Elevación de Informes: El Anexo establecía que las Agencias de Colección elevaran al Comando de Operaciones Navales:

"...un Informe cuatrimestral (30 de abril, 31 de agosto, 31 de diciembre) en el cual puntualizarán los indicios obtenidos sobre los EEI. Copia informativa del mismo, remitirán a la Jefatura de Inteligencia Naval. El informe abarcará, en el orden que se indica, los siguientes factores: 1. Político, 2. Socioeconómico, 3. Psicosocial, 4. gremial, 5. Educacional, 6. Religioso, 7. Insurreccional y 8. Minorías Chilenas. Las Agencias de Colección también informarán, con la distribución señalada (COOP Y JEIN), cuando, en cualquiera de los factores, ocurra un hecho de índole insurreccional..."

d) Comunidades Informativas: El Anexo precisaba que estas comunidades estaban integradas:

"...por elementos de Inteligencia de las FFAA, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal, Secretaría de Inteligencia del Estado, Policías provinciales, Servicios Penitenciarios Nacionales y Provinciales en los lugares que establezca el Ejército o la Fuerza Armada que por delegación tenga asignada la responsabilidad..."

e) Asesores de Inteligencia: El Anexo establecía que la Jefatura de Inteligencia Naval (JEIN), sin perjuicio del asesoramiento que le debía al Comandante en Jefe de la Armada, acumulara la función de constituir el órgano de Inteligencia de la Fuerza de Tareas Nº 3 y que de igual forma procediera la Central Principal de Inteligencia de Puerto Belgrano con respecto a las Fuerzas de Tareas Nros. 1, 2, 9 y 10 aclarando que:

  "...Cuando existan en un lugar mas de una Unidad perteneciente a una o a varias Fuerzas de Tareas, los comandantes de Fuerzas de Tareas establecerán normalmente como Agencia de Colección al Organismo de Inteligencia de mayor responsabilidad local..."

3. APÉNDICE 1 AL ANEXO "A" INTELIGENCIA: Fijaba las áreas de interés y las agencias de colección de información de la siguiente manera:

Fuerza de Tareas 2: Área de Interés principal: Punta Alta - Bahía Blanca - Agencias de Colección: Central de Inteligencia Puerto Belgrano (CEIP) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: División Contrainteligencia Base Aeronaval Comandante Espora (BACE) - División Contrainteligencia Base de Infantería de Marina Baterías (BIMB) - Sección Informaciones Prefectura Naval Zona Atlántico Norte (PZAN)

Fuerza de Tareas 3: Área de Interés principal: Capital Federal - Gran Buenos Aires - Agencias de Colección: Jefatura de Inteligencia Naval (JEIN) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina (SIPNA) - División Contrainteligencia Base Aeronaval Ezeiza (BAEZ) - División Contrainteligencia Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) - División Contrainteligencia de la Jefatura de Inteligencia Naval (JEMI)

Fuerza de Tareas 3: Área de Interés principal: Zárate - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Arsenal Azopardo (ARAZ) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Escuelas y Destacamentos de la Prefectura Naval Argentina (PNA)

Fuerza de Tareas 4: Área de Interés principal: Puerto Litoral Marítimo - Agencias de Colección: Servicio de Informaciones Prefectura Naval Argentina (SIPNA) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina

Fuerza de Tareas 5 : Área de Interés principal: Ensenada Berisso Área de Interés secundario: La Plata - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Escuela Naval Militar (ENM) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Ensenada

Fuerza de Tareas 6: Área de Interés principal: Mar del Plata - Área de interés secundario: Azul - Necochea - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Naval Mar del Plata (BNMP) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: División Contrainteligencia Arsenal Azopardo (ARAZ) - Secciones Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Mar del Plata y de Necochea.

Fuerza de Tareas 7: Área de Interés principal: Trelew Rawson Puerto Madryn - Área de Interés secundario: Gaiman Dolavon Cdro. Rivadavia Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ) División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Cdro. Rivadavia Puerto Madryn y Rawson

Fuerza de Tareas 8 : Área de Interés principal: Ushuaia - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Naval Ushuaia - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Ushuaia

Fuerza de Tareas 8: Área de Interés principal: Río Gallegos - Área de Interés secundario: San Julián Puerto Deseado Agencias de Colección: División de Contrainteligencia - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Río Gallegos

Fuerza de Tareas 8: Área de Interés principal: Río Grande - Agencias de Colección: División de Contrainteligencia Batallón de Inf. Marina N° 5 - Río Grande (BIM5) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Río Grande

Fuerza de Tareas 10: Área de Interés principal: Verónica - Agencia de Colección: División de Contrainteligencia Base Aeronaval Punta Indio

Fuerza de Tareas 11: Área de Interés principal: Puertos del Litoral Fuvial - Agencias de Colección: División de Contrainteligencia ANFL - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) Litoral Fluvial: Prefectura Zona Alta Paraná - Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay - Prefectura Cona Bajo Paraná - Prefectura Zona Alto Uruguay - Prefectura Zona Bajo Uruguay - Prefectura Zona Delta

4. ANEXO B - CONCEPTO DE OPERACIÓN: Prescribía que la complejidad de la subversión y las características del enemigo imponían amplia libertad de acción:

"...la necesidad de emplear los medios de la Armada disponibles en su jurisdicción, con la más amplia libertad de acción e iniciativa regional, para intervenir en todas aquellas situaciones en que puedan existir connotaciones subversivas..."señalando -además del mar, ríos navegables y sus riberas- como jurisdicción natural de la A.R.A. a las zonas portuarias y la zona territorial que circunda sus bases y establecimientos en tierra ( art. 1.1. y 1.2.)

En zonas potencialmente aptas o en áreas dónde el accionar subversivo era limitado, las operaciones debían ser lo suficientemente intensas como para desalentar o desarticular el aparato subversivo (art. 1.5.) a fin de:

"...Se convierta en una zona sin problemas ... Que sea una zona controlada como para no permitir la infiltración subversiva... Dar libertad de acción para el empleo de los medios en "zonas calientes"..."

4.1. ESFUERZOS EN ZONAS PRIORITARIAS: Los arts. 1.4. y 1.6. puntualizaban que el "...esfuerzo antisubversivo en centros urbanos se aplicará prioritariamente en Zárate; Ensenada-Berisso; Mar del Plata; Bahía Blanca - Punta Alta y Trelew y Rawson..."y que las acciones debían -entre otros propósitos- tender a:

a) "...Obtener una clara información sobre los elementos que integran el aparato político-administrativo y sus elementos subversivos clandestinos y abiertos..."
b) "...Crear una situación de inestabilidad permanente en las organizaciones subversivas que permita restringir significativamente su libertad de acción.."
c) "...Aniquilar los elementos constitutivos de las organizaciones subversivas a través de una presión constante sobre ellas..."
d) "...Eliminar y desalentar el apoyo que personas u organizaciones de distinto tipos puedan brindar a la subversión..."

4.2. APOYO AL EJÉRCITO: Las acciones a desarrollar por cada Fuerzas de Tareas en las operaciones ofensivas "...para destruir al oponente subversivo que actúe en las zonas de responsabilidad naval o en la zona donde se ordene..."podrían variar "...desde las permanentes de inteligencia y capacitación de las fuerzas propias, hasta las eventualmente necesarias en una "zona caliente"en la propia jurisdicción y/o en apoyo de la Fuerza de Ejército en jurisdicción de ésta..."(arts. 2.2.; 2.3. y 2.4.)

4.3. SUBORDINACIÓN AL AUTORIDAD NAVAL: Los arts. 6 y 7 del Anexo B establecían las siguientes subordinaciones a la autoridad Naval:

a) Prefectura Naval Argentina: El Perfecto Nacional Naval por sus efectivos que no formen parte de las Fuerzas de Tareas de la Armada (v. 11.1.) y queden bajo el control operacional de Comandos de la Fuerza Ejército "...labrará con éstos los acuerdos correspondientes, y los elevará a aprobación..."al Comando de Operaciones Navales.
b) Fuerzas Policiales: Las Policías Federal y Provinciales afectadas a una operación "...permanecerán bajo control directo de la Autoridad Naval durante el tiempo que demande el cumplimiento de la misión, a cuyo término se reintegrarán a su Autoridad natural... En caso que, durante la ejecución de una misión policial específica, se detecte un hecho o actividad subversiva, los elementos policiales ejecutarán por propia iniciativa las acciones para su eliminación, informando de inmediato al Comando Operacional del cual dependen..."
c) Servicios Penitenciarios: De la Nación y Provincias, en "...cuyas instalaciones se encuentren detenidos delincuentes subversivos, estará bajo el control operacional de la Autoridad Naval..."

5. ANEXO "C" REPRESIÓN: Los arts. 11.3.; 12 y 13 establecían que el Comandante de Operaciones Navales sería la autoridad que ordenaría expresamente la represión "...excepto el caso en que la urgencia y gravedad de la situación local imponga a los Comandantes de FF.TT. subordinados la necesidad de adoptar por si esta medida, informando luego sin demora la ejecución de la represión..."aclarando que "...Una vez ordenada la represión, el momento y modo de empleo de la fuerza lo decidirá el Comandante de la Fuerza de Tareas, quien apreciará las circunstancias de tiempo y lugar para el comienzo de la acción represiva... para desalojar o destruir al oponente subversivo... En todos los casos, el combate no cesará hasta el total y definitivo aniquilamiento del oponente subversivo..."

6. APÉNDICE 3 AL ANEXO C - OPERACIONES DE HOSTIGAMIENTO: Su propósito (art. 1) era "....localizar e investigar las personas que participan en la subversión interna, el terrorismo y delitos conexos o que tengan vinculación con los mismos... los reductos y el material utilizados por la subversión (armamentos, propaganda, documentos de importancia)..."y también (art. 1.3. y 2.2.) la de obtener inteligencia tan completa que permitiera:

a) Seleccionar objetivos (personas a detener, sitios a investigar, etc.)
b) Efectuar la operación sin que fuera necesario un reconocimiento previo (croquis del lugar, fotografías de personas, datos correctos sobre domicilios, etc.) para añadir que:  "...La experiencia ha indicado como muy conveniente iniciar la operación con las primeras luces y finalizarla en el más breve lapso..."tomándose "...debida nota de la reacción psicológica del detenido al llegar la patrulla así como las proposiciones que le haya hecho al Jefe de ésta..."debiendo asegurarse su "...incomunicación... desde el mismo momento de su detención..."(arts. 2.6.6 y 2.6.9.)

7. ANEXO "D"- JURISDICCIONES DE LAS FF.TT.:  El artículo 2 estableció las jurisdicciones de las Fuerzas de Tareas de la Armada Argentina de siguiente manera:

FUERTAR 1 - Flota de Mar - Comandante
Naval:
Unidades de la Flota de Mar y Área
Marítima Argentina.

FUERTAR 2 - Fuerza de Apoyo Anfibio - Jefe
FAPA:
Edificios, instalaciones y
establecimientos dentro del perímetro de la
Base Naval Puerto Belgrano (BNPB),
incluyendo Puerto Rosales; Partido de Coronel
Rosales; Zona del Partido de Bahía Blanca
acordada con el Comando Cuerpo Ejército Vº;
Zona portuaria de Ingeniero White, Cuatreros
y Galván.

FUERTAR 3 - Agrupación Buenos Aires -
Jefe de Operaciones del Estado Mayor
General de la Armada:
Establecimientos,
Organismos y Dependencias de la Armada
ubicados en la Capital Federal y Gran Buenos
Aires; Base Aeronaval Ezeiza, Arsenal de
Artillería de Marina Zárate; Escuela Nacional
de Náutica y Arsenal Naval Azopardo.

FUERTAR 4 - Prefectura Naval Argentina -
Prefecto Nacional Naval:
Establecimientos,
Organismos y Dependencias de la Prefectura
Naval Argentina. Se exceptúan los que se
encuentran dentro de la Jurisdicción de otras
FF.TT.; Buques de matrícula argentina
dedicados al tráfico de ultramar y cabotaje
marítimo y demás actividades de su
jurisdicción.

FUERTAR 5 - Agrupación Río Santiago -
Director de la Escuela Naval Militar:

Establecimientos y Dependencias de la Armada
ubicados en la Zona de Río Santiago, Hospital
Naval Río Santiago, Batallón de Infantería de
Marina Nº 3, Astillero Naval Río Santiago,
Prefectura Naval La Plata, Destilería Y.P.F. en
Dock Central; Aeródromos y de los partidos de
Berisso y Ensenada.

FUERTAR 6 - Fuerza de Submarinos -
Comandante de la Fuerza de Submarinos
y Base Naval Mar del Plata:

Establecimientos y Dependencias en la
Zona de Mar del Plata; Puertos
de Mar del Plata y Quequén,
sectores de la ciudad.

FUERTAR 7 - Agrupación Trelew - Jefe
de la Base Aeronaval Almirante
Zar:
Establecimientos y Dependencias
de la Armada y Prefectura Naval
Argentina en la Zona de Trelew,
Rawson, Golfo Nuevo, Península Valdéz
y zonas portuarias de Madryn y Rawson;
Departamentos de Telsen, Gastre, Gaiman,
Viedma y Rawson de la Provincia de Chubut,
según lo acordado con la
jurisdicción vecina.

FUERTAR 8 - Agrupación Austral - Comandante
Naval Austral:
Establecimientos y Dependencias del
Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Islas
del Atlántico Sur y Río Gallegos;
Zona portuaria de Río Gallegos.

FUERTAR 9 - Reserva Terrestre - Comandante
de Infantería de Marina:
Establecimientos
y Dependencias del Comando de Infantería
de Marina, excepto las que se encuentren
dentro de la jurisdicción de
otras Fuerzas de Tareas.

FUERTAR 10 - Reserva Aeronaval -
Comandante de la Aviación Naval:

Establecimientos y Dependencias del Comando
de la Aviación Naval, excepto las que se
encuentren dentro de la jurisdicción de otras
Fuerzas de Tarea. Para la Base Naval Punta
Indio según lo acordado con el comando de la
jurisdicción vecina.

FUERTAR 11 - Área Naval Fluvial -
Comandante Área Naval Fluvial:

Los Ríos Paraná, Uruguay desde sus
orígenes en territorio argentino y sus
respectivos afluentes hasta su desembocadura
en el Río de La Plata; Río
Paraguay desde sus orígenes en
territorio argentino y sus respectivos afluentes
hasta su desembocadura en el Río Paraná;
el área argentina del Río de la
Plata; El Delta del Paraná según
los límites acordados con jurisdicciones
vecinas; Puertos del Litoral Fluvial
correspondientes a las Prefecturas de
Zona de Alta Paraná, Prefectura de Zona
Paraná Superior y Prefectura de Zona
Paraguay, Prefectura de Zona Bajo Paraná,
Prefectura de Zona Alto Uruguay, Prefectura de
Zona Bajo Uruguay y Prefectura de Zona
Zona Delta.

Cerraba el Anexo la siguiente instrucción de coordinación:

"...3.2. Cuando en un mismo recinto militar existen instalaciones de dos o más Fuerzas de Tareas, sus Comandos establecerán por coordinación directa, en el escalón que estimen pertinente, de quién será la responsabilidad jurisdiccional. El resultado de dicha coordinación deberá constar en el Plan Contribuyente que formulen los Comandantes de Fuerzas de Tareas. 3.3. Los acuerdos se confeccionarán según el modelo agregado como Apéndice 1 de este Anexo..."

8. APÉNDICE 1 DEL ANEXO F ADMINISTRACIÓN Y CONTROL DEL PERSONAL DETENIDO: Este apéndice tenía como fin el control del detenido con la mayor seguridad y la de "obtener del mismo la mayor información"

En tal propósito indicaba:

8.1. INTELIGENCIA: Aclarando que si bien las actividades de inteligencia no estaban incluídas en dicha área de responsabilidad de los administradores y controladores del personal detenido, los procedimientos que realizaren en relación a los mismos debían facilitar y cooperar para propiciar la intervención del personal idóneo en inteligencia para las tomara a su cargo, debiendo tener presente "...que la investigación de personas imputadas y/o sospechosas se limita a la necesidad de obtener inteligencia..."(arts. 1.1.1. y 1.1.2.)

8.2. LUGAR ADECUADO: El Apéndice también establecía que luego de practicado el traslado de los detenidos a "...un lugar adecuado para efectuar la investigación militar..."(art. 2.3.1.) "...Permanecerán en la jurisdicción militar el tiempo mínimo necesario para la obtención de inteligencia..."en un lugar dispuesto por el Comandante de la F.T. que conduzca la operación (arts. 2.4.1. y 2.4.3.) teniendo en cuenta que si la situación "...aconseja no concentrar a los detenidos en las comisarías ni en jurisdicción militar de la zona urbana para evitar aglomeraciones, se habilitarán locales en lugares retirados que permitan el cumplimiento de la Etapa Investigación Militar..."(art. 2.4.4.).

8.3. INVESTIGACIÓN MILITAR: Esta etapa de la detención de personas -donde "...no se admitirá intervención de defensores..."-, era al sólo efecto de las necesidades operacionales y de inteligencia, evaluándose "...la conveniencia de evacuarlos de la zona a otro lugar de internación por el efecto negativo que pueda provocar sobre la opinión pública su permanencia prolongada en la misma. En tal caso deberá desplazarse con los detenidos el personal militar de inteligencia y policial que intervenga en la operación..."(art. 2.5.)

Comprendía esta etapa -entre otras- el interrogatorio que era reglado así:

 "...interrogatorio del detenido por personal de Inteligencia. El análisis del material capturado... Del personal de inteligencia designado, se asignará por lo menos uno para que efectúe el análisis del material y documentación capturada, el que deberá obtener los datos y copias que sean de interés para inteligencia... " (arts. 2.5.1. y 2.52.).

8.4. COMUNICACIONES: Los Comandantes de FF.TT. debían comunicar por el medio más rápido al Comando de Operaciones Navales la nómina de detenidos a raíz de operaciones por ellas desarrolladas, que debían ser puestos a disposición de la Justicia Penal, o del Tribunal Militar, o del Poder Ejecutivo Nacional o ser liberadas (arts. 2.7.1.; 2.7.1.1.; 2.7.1.2.; 2.7.1.3.; 2.7.1.4.).

8.5. OPERACIONES PSICOLÓGICAS: La difusión de los hechos, según convenía en cada circunstancia, sería efectuada por los Comandantes de FF.TT. y respondería a la planificación de las operaciones psicológicas de apoyo. De acuerdo con la repercusión sobre la opinión pública los Comandantes de FF.TT. propondrían las comunicaciones a efectuar por el Comando de Operaciones Navales y por el Comando en Jefe de la Armada.

XI -  REGLAMENTOS Y UNIDADES DE LA ARMADA:

1. REGLAMENTO GENERAL DEL SERVICIO NAVAL: La RG-1-003 Servicio Naval -remitida a fs. 1646/1651 por el Sr. Almirante GODOY a través del Ministerio de Defensa- explica la finalidad de esta estructura vigente durante los hechos en investigación:

1.1. ORGANIZACIÓN DE TAREAS: El art. 11.01.006 señalaba que era la denominación de la organización operativa de carácter táctico normalmente utilizada en la Armada por la flexibilidad para la asignación de tareas y la clara indicación de dependencia que brindaba su estructura, cuyo ordenamiento creciente era:

a) Elemento de Tareas (ET) mínimo componente de una organización de tareas , normalmente dependiente de una Unidad de Tarea.
b) Unidad de Tareas (UT) conjunto de 2 o más elementos de Tareas, normalmente dependiente de un Grupo de Tareas.
c) Grupo de Tareas (GT) parte de una Fuerza de Tareas, normalmente constituida por 2 o más Unidades de Tareas.
d) Fuerza de Tareas (FT) máximo escalafón que puede tener una Organización de Tareas, normalmente compuesta de 2 o más Grupos de Tareas.

Los diferentes escalones podían no tener divisiones internas, sin no había tareas diferenciadas que lo justificaran.

En esta organización se utilizaba un sistema numérico, en el cual a la FT se le asignaba un número (entre 1 y 3 dígitos). (Ej. FT 4, FT 215) y a los siguientes escalones números crecientes a partir del 0, separados por un punto (Ej. FT 22, GTs. 22.0, 22.1... 22.n; Uts. 22.0.0., 22.0.1, 22.0.n; Ets. 22.0.2.0, 22.0.2.1..., 22.0.2.n)..."

1.2. CADENA DE MANDO: El art. 11.101.026. expresaba que era la sucesión de escalones de mando relacionados entre sí en razón de su dependencia, a través de la cual se ejercía la conducción de una organización militar.

1.3. VÍA JERÁRQUICA: El art. 11.101.027. denominaba "Vía Jerárquica" a la cadena de mando ascendente a la cual estaba subordinado todo integrante de la Armada en cada destino.

1.4. AUTORIDAD FUNCIONAL: El art. 11.101.028. indicaba que era aquella facultada para promulgar normas técnicas o correspondientes a un mismo campo del conocimiento y supervisar su cumplimiento en los distintos integrantes de la Armada, sin estar vinculada con ellos mediante dependencia orgánica u operativa.

1.5. CONDUCCIÓN SUPERIOR DE LA ARMADA: El art. 11.101.053 mencionaba que integraban la Conducción Superior de la Armada  los titulares de los Comandos y Organismos Superiores de cada una de las áreas del quehacer institucional. Es decir:

a) Área Dirección: Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Subjefe del Estado Mayor General de la Armada, Director del Estado Mayor General de la Armada
b) Área Operativa: Comandante de Operaciones Navales, Comandante de la Flota de Mar, Comandante de la Aviación Naval, Comandante de la Infantería de Marina, Comandante de la Fuerza de Submarinos
c) Área Logística: Director General del Personal Naval, Director General del Material Naval, Director General de Instrucción Naval
d) Área Relaciones Institucionales: Secretario General Naval

2. ESTADO MAYOR NAVAL: La Disposición Nº 1"R"/969 del 09/09/69 -enviada a fs. 2089- estableció como Publicación Reglamentaria para la Armada, la titulada "El Estado Mayor Naval" de la Escuela de Guerra Naval bajo la característica EGN. T.N. Nº 314 "Reservado", 1ra. edición 1965.

Vigente en el año 1976, disponía:

2.1. RESPONSABILIDAD DEL COMANDANTE: Todo Comandante (art. 100), cualquiera fuera su escalón, realizaba funciones administrativas y operativas orientadas al cumplimiento de su misión, preparando y emitiendo  directivas a sus subordinados para la ejecución de esas operaciones, supervisando -día a día- las actividades de su comando.

El Comandante era responsable ante su superior por todo lo que su organización hiciera o dejara de hacer. Pudiendo delegar autoridad en sus subordinados de la cadena de comando, pero nunca su responsabilidad.

Asignaba tareas a sus comandantes subordinados, quienes eran  responsables ante él del cumplimiento de estas tareas y quienes, a su vez, asignaban tareas a sus subordinados respectivos. En esta forma la autoridad era delegada, las responsabilidades fijadas concretamente, y la cadena de comando establecida. Las tareas asignadas a los Comandantes subordinados debían contribuir al cumplimiento de la misión del Comandante y no a relevarlo de los deberes que a él y a su Estado Mayor le correspondían.

En los escalones más bajos, el Comandante podía realizar por sí mismo todas las funciones del comando. Sus decisiones y planes debían corresponder y dar cumplimiento a las directivas superiores, sus órdenes a los subordinados eran  normalmente orales.

2.2. ESTADO MAYOR NAVAL: Para controlar tal organización, un Comandante disponía de ayudantes que le proveían información y asesoramiento, colaborando con él en la preparación de apreciaciones y en la formulación de planes, en la redacción y transmisión de directivas e instrucciones, y por fin, para relevarlo  de numerosos detalles administrativos.

Estos ayudantes, formalmente organizados, constituían su Estado Mayor.

Los Oficiales de un Estado Mayor Naval no tenían autoridad delegada (art. 101), en lo que respecta a las tareas correspondientes a la fuerza, pues eran sólo asesores del Comandante, y no integraban la cadena de comando.

En determinadas circunstancias el Comandante podía disponer una delegación limitada de autoridad en ciertos integrantes del E.M.; pero ello debía ser concretamente establecida, y dichos miembros podían tomar resoluciones que eran siempre promulgadas en nombre del Comandante.

Cuando Oficiales de un E.M eran expresamente autorizados por el Comandante para impartir directivas a los subordinados del comando, lo hacían en su nombre, dejando de ello, expresa constancia ("por orden del señor Comandante"). En estos casos debían asegurarse que las órdenes  emitidas estuvieran de acuerdo con la política establecida y dentro de los límites prescriptos por el Comandante. Independientemente de su jerarquía y antigüedad, los Oficiales de E.M nunca asumían funciones de comando cuando trataban con Comandantes subordinados, con la excepción del Jefe del Estado Mayor en las circunstancias del art.116.

El Comandante y su E.M.  trabajaban en equipo, como una unidad. Un buen Oficial de  E.M.  apoyaba el plan que consideraba mejor, pero cuando el Comandante tomaba una resolución debía  apoyar el plan elegido.

Si un Comandante y su E.M debían trabajar como una sola unidad, debía existir una comprensión mutua de los problemas concernientes al comando. El Comandante debía asegurarse que su E.M  había  comprendido claramente su política y que sus miembros habían interpretado correctamente qué se esperaba de ellos como colaboración para la puesta en ejecución de esa política y de las resoluciones que tomaba.

Una vez que el planteo de un problema y la asignación de tareas había quedado definidas, era responsabilidad de cada Oficial del Estado Mayor contribuir a la solución del problema de acuerdo con su mejor habilidad.

Para facilitar la unidad de acción del grupo Comandante-Estado Mayor, el E.M mismo debía trabajar como un equipo  y cada integrante convencido que lo hacía para un solo objetivo: el objetivo del Comandante.

En consecuencia, un Estado Mayor Naval era una unidad dentro de la organización pero fuera de la cadena de comando, era como un brazo del Comandante mismo.

Dentro del E.M se establecía una cadena de autoridad, la que debía  estar claramente definida en el esquema de su organización, y en su reglamento interno.

2.3. CONTROL: Para trabajar eficientemente y sin tropiezos, un Estado Mayor requería algo más que armonía entre sus integrantes y algo más que lealtad y habilidad de sus componentes. Requería una organización adecuada a todas las funciones del comando, complementada con una reglamentación que previera las normas para la subdivisión del trabajo, para la asignación de responsabilidades en el cumplimiento de las tareas que debía realizar para asegurar el rápido intercambio de información (art. 103)

Los requisitos para la eficaz conducción de una organización derivaban  de los siguientes atributos:

a) Unidad de mando: Aplicada a la organización de un Estado Mayor, la unidad de mando debía  ser interpretada como la existencia de control por parte de un individuo en cada nivel de la organización del Estado Mayor. Para un Comandante con un Estado Mayor de sólo tres Oficiales esto no constituía ningún problema; pero una organización más numerosa y más compleja podía requerir varios niveles de autoridad. Debía establecerse claramente quién estaba  a cargo de cada nivel. Todo integrante de un E.M  sabía de quién dependía y quiénes dependían de él. En la organización lineal, el principio de unidad de mando se observa en la cadena de comando; en la organización de Estado Mayor se denominaba cadena de autoridad dentro del Estado Mayor (art. 104).

b) Alcance del control: El alcance del control se refiere al número de subordinados que un Comandante o Jefe puede controlar eficientemente; esto es, el número de individuos cuyo trabajo puede coordinar, supervisar y evaluar directamente. El alcance del control dependía  fundamentalmente de la profundidad de la supervisión requerida, del tipo de trabajo a realizar, de la ubicación del personal que interviene y de la urgencia de las soluciones.

Normalmente, sólo los Estados Mayores de los más altos escalones, cuyos comandos cubrían áreas considerables, estaban afectados por el factor espacio-tiempo; este factor tenía menor influencia cuanto mejor era  los medios de comunicación y transporte.

La técnica de la organización establecía que normalmente un control efectivo sólo puede llevarse a cabo sobre no más de siete individuos. La experiencia de guerra aconsejaba para organizaciones operativas reducir este número a no más de cinco, si se quería  elevar el nivel de eficiencia. (art. 105)

c) Asignación homogénea: Todas las funciones del Estado Mayor debían ser agrupadas de acuerdo con la similitud de los propósitos y procedimientos y los miembros del E.M  debían ser asignados a estos grupos de acuerdo con sus condiciones personales y preparación profesional.

Asignación homogénea quería decir que una división dentro de un E.M debía tener funciones que estuvieran adecuadamente relacionadas con dicha división y que cada Oficial del Estado Mayor debía ser asignado a la división que requiriera su preparación profesional y condiciones personales (art. 106).

d) Delegación de autoridad: La autoridad debía  ser delegada en los subordinados en la medida de sus respectivas responsabilidades dentro de la organización.

Todos los integrantes del Estado Mayor, sin excepción, quedaban subordinados al Jefe del Estado Mayor. A su vez, los jefes de divisiones tenían autoridad para dirigir a su personal y supervisar el trabajo asignado a sus respectivas divisiones.

Además de la delegación de autoridad dentro del Estado Mayor, frecuentemente era necesario que el Comandante autorizara a ciertos Oficiales a emitir, en su nombre, órdenes que afecten a unidades subordinadas, por ejemplo: durante la ausencia del Comandante y de su jefe de Estado Mayor, los Oficiales de guardia del Estado Mayor podían tener la autoridad para emitir, en nombre del Comandante, órdenes e instrucciones sobre asuntos de rutina. Sin embargo, conviene volver a recordar que el Comandante era responsable de cada uno de estos actos, aún cuando no se encontrare en el lugar desde donde se emitió la orden o instrucción.

2.4. ESTADO MAYOR NAVAL TÍPICO: La experiencia al respecto permitía establecer una organización típica (art. 112) que satisfaciera los requerimientos para el Estado Mayor de Comandos Navales característicos de los escalones intermedios.

Las tareas a ser desempeñadas para ayudar al Comandante en el ejercicio del comando se agrupaban en cinco categorías básicas denominadas: I Administración (o Personal); II Inteligencia; III Operaciones y Planes, u Operaciones.; IV Logística y V Comunicaciones.

Estas tareas daban origen a sendas divisiones de Estado Mayor. El Comandante reservaba para sí la tarea primaria y básica, adoptar resoluciones, y tenía un colaborador directo, el jefe de Estado Mayor que dirigía,  controlaba y coordinaba el trabajo del Estado Mayor.

El Jefe de Estado Mayor realizaba su tarea de coordinación través de la secretaria general.

Las divisiones del Estado Mayor estaban  a cargo de un jefe de división que dirigía, coordinaba y controlaba el trabajo de sus integrantes. Todos los Oficiales del Estado Mayor, cualquiera sea su cuerpo o escalafón, pertenecían a alguna de las divisiones, excepto como se ha dicho el jefe del Estado Mayor, sus ayudantes y los del Comandante.

Las características numéricas eran de uso convencional en todos los estados mayores, El (1) correspondía  a Administración o Personal, el (2) a Inteligencia, el (3) a Operaciones y Planes, u Operaciones, el (4) a Logística, el (5) a Comunicaciones y el (6) a Planes cuando se separaba de operaciones. La característica (N) corresponde a "Naval".

2.5. PRINCIPALES VARIANTES: Existían variantes en cuanto a la organización y nomenclatura de las agrupaciones del Estado Mayor, dependiendo ello de la importancia del comando (art. 113); en los estados mayores de comandos de alto nivel, las agrupaciones se denominan departamentos, siendo las divisiones la primera subdivisión de aquellos.

En las Fuerzas Navales subordinadas, normalmente las funciones asignadas a los departamentos o divisiones en que se divide el Estado Mayor, estaban bajo la dirección y responsabilidad de un solo jefe, quien llevaba el título de "Primer Ayudante del Estado Mayor"; pero la organización de los Departamentos o Divisiones subsistía siempre a efectos del estudio, preparación y resolución de los asuntos que les competían, así como también para el registro y clasificación de las instrucciones, de las órdenes y del resto de la correspondencia y su correspondiente archivo.

En una Fuerza Naval, por falta de personal asignado o por el poco volumen de tareas, las jefaturas de divisiones y secciones del Estado Mayor, podían recaer entre los jefes más antiguos de los departamentos y cargos de las unidades subordinadas, sin perjuicio de sus funciones a bordo.

Los estados mayores de comandos eminentemente operativos, exceptuando los de Infantería de Marina, prescindían normalmente de la división Administración (o Personal) y sus tareas era absorbidas por la Secretaría General y por la división Logística, o bien se la mantenía, actuando a su vez como Secretaría General.

En los estados mayores pertenecientes a comandos de Infantería de Marina, la división Administración tomaba el nombre de división Personal; teniendo además la peculiaridad de que requería a menudo un alto número de asesores especializados, en cuyo caso era conveniente adoptar una organización particular con un grupo de Estado Mayor General y un grupo de Estado Mayor Especial integrado este con tantas agrupaciones como estados mayores de "Alto Nivel" (Estados Mayores Conjuntos, Combinados, etc.)

2.6. ASIGNACIÓN DE FUNCIONES: Una vez que el Comandante había determinado la organización más conveniente para su Estado Mayor, debía  asignar las funciones a los integrantes del mismo, hecho lo cual se confeccionaba el "Reglamento Orgánico" o las "Instrucciones de Estado Mayor" donde se explicaba en detalle la organización, la asignación de funciones y personal y las normas o procedimientos generales (art. 114).

2.7. EL COMANDANTE Y AYUDANTES: Las funciones que el Comandante no delegaba eran  las relativas a resolución, establecimiento de políticas y orientaciones, disciplina y moral.

Los Ayudantes cumplían funciones que específicamente les asignaba el Comandante (art. 115), sin perjuicio de aquellas que en la orgánica interna se fijaban para cada uno. El Ayudante Secretario estaba a las órdenes del Comandante para atender los asuntos que éste le encomendaba, y podía  ser el Jefe de la Secretaría General. El o los Ayudantes de Ordenes estaban a las órdenes del Jefe de Estado Mayor.

2.8. EL JEFE DE E.M.: Era el colaborador inmediato del Comandante. Dirigía y coordinaba la actividad del Estado Mayor (art. 116). Transmitía al Estado Mayor las resoluciones y políticas del Comandante y era responsable de la preparación y emisión de las directivas y órdenes para la fuerza. Establecía los procedimientos y programa los trabajos del conjunto.

El jefe de Estado Mayor debía mantener informado al Comandante sobre la situación del enemigo, la situación relativa de fuerzas amigas que operen en la misma área y la situación de sus propias fuerzas, en lo que se refiere a capacidades, moral, adiestramiento, equipo, abastecimientos, situación geográfica y estado general do preparación y eficiencia.

Cuando el jefe de Estado Mayor era de mayor antigüedad que el resto de los Comandantes subordinados de la Fuerza, representaba al Comandante durante su ausencia temporaria y en las otras oportunidades en que aquél así lo disponía. Firmaba la correspondencia de rutina y podía  emitir instrucciones adicionales o complementarias pero sólo el Comandante podía firmar documentos que se referían a resoluciones importantes, políticas y planes o que implicaban aprobación o censura.

Cuando al jefe de Estado Mayor le eran asignadas tareas por el Comandante, formulaba  los planes de trabajo para el Estado Mayor. Asignaba a las divisiones del Estado Mayor el detalle del trabajo que les correspondía en la preparación de apreciaciones, planes y órdenes; establecía el escalonamiento cronológico de las etapas de trabajo fijando las fechas para la finalización de cada etapa. Coordinaba las propuestas que resultaban del trabajo de las divisiones y las sometía a la consideración del Comandante para su aprobación; aseguraba que todas las órdenes e instrucciones que se emitían estuveran en completo acuerdo con las políticas y orientaciones establecidas por el Comandante.

A fin de estar preparado para las contingencias que pudieran afectar las operaciones, el jefe de Estado Mayor debía llevar a cabo en forma constante el estudio de la situación (apreciación continua). A fin de poder secundarlo en la forma más eficaz debía requerir del Comandante información, recomendaciones e instrucciones que se derivaran de los conocimientos personales que hubiese obtenido el Comandante en su trato directo con sus superiores y subordinados. El Jefe de Estado Mayor, asimismo, requería de todos los miembros del Estado Mayor, que le hiceren conocer toda información o recomendación que pudiera haber dado el Comandante directamente, así como cualquier instrucción del servicio que huberan recibido directamente del Comandante.

El jefe de Estado Mayor era el responsable del eficiente trabajo del Estado Mayor y a su vez la clave de esta eficiencia.

Debía ser un administrador competente, combinando  adecuadamente cualidades tales como don de conducción, lealtad, integridad y tacto, y debía poseer la habilidad necesaria para inculcar estas mismas cualidades en los componentes de su Estado Mayor.

2.9. SECRETARÍA GENERAL: Estaba a cargo del jefe de secretaría quién tenía como función primordial la de servir al jefe de Estado Mayor en su tarea de coordinador. Tenía además la función de control de la correspondencia oficial de y para el comando (recepción, registro, encaminamiento, archivo y fichado). Debía asegurar que toda la correspondencia originada en el Estado Mayor cumpliera con las prescripciones reglamentarias. Autenticaba y distribuía las copias de planes, órdenes y toda otra documentación y correspondencia múltiple. Debía proveer los medios para asegurar que todos los corresponsales recibieran  las copias de las respectivas informaciones e instrucciones y que éstas fueran despachadas por el medio más rápido y seguro posible. Era responsable de la custodia de toda correspondencia con clasificación de seguridad excepto la que específicamente debía quedar bajo la custodia y administración de otra división (art. 117).

2.10. DIVISIÓN INTELIGENCIA (N-2): Era responsable de la inteligencia y contrainteligencia que requería el comando, incluyendo las de los escalones inmediatamente subordinados en la cadena de comando. Para poder hacer efectiva esta responsabilidad, la división inteligencia debía  tener conocimiento o apreciar los requerimientos de inteligencia, presentes y futuros, del comando (art. 119).

Desarrollaba las siguientes tareas básicas:

a) Recolectaba la información e inteligencia necesaria;
b) Procesaba  la información de acuerdo con las necesidades propias del comando. Cuando correspondía, efectuaba la Apreciación de Inteligencia;
c) Diseminaba inteligencia entre aquellos que la necesitaban, en el momento oportuno;
d) Determinaba y analizaba las capacidades del enemigo; e) Formulaba planes de inteligencia;
f) Planificaba y dirigía  las acciones de guerra psicológica;
g) Formulaba planes de contrainteligencia.

El jefe de la división Inteligencia mantenía estrecho contacto con la División Operaciones y Planes; esto era vital para la mejor comprensión de los futuros requerimientos de inteligencia.

La organización de la división inteligencia, dentro de un Estado Mayor, dependía del volumen de actividad requerido y al esfuerzo que debía  dedicarse a cada una de las actividades mencionadas precedentemente.

2.11. DIVISIÓN OPERACIONES Y PLANES, U OPERACIONES (N-3): Normalmente en los comandos operativos, el jefe de operaciones y planes, era el Oficial que seguía en antigüedad al jefe de Estado Mayor y quien lo relevaba en caso necesario ( art. 120).

En lo que respecta a operaciones, tenía la responsabilidad de preparar la asignación de tareas a las unidades subordinadas al comando y la coordinación de sus operaciones, incluyendo las navales, aéreas, anfibias, guerra electrónica, búsqueda y salvamento, etc.

En lo referente a planes, tenía la responsabilidad de la preparación de los planes actuales y futuros; esto incluía la integración de las apreciaciones de apoyo de las divisiones del Estado Mayor, preparación de las directivas y supervisión de su cumplimiento.

Correspondía a la División Operaciones y Planes todos los asuntos que se referían al adiestramiento operativo de las fuerzas; además tenía a su cargo los estudios meteorológicos, los planes de adiestramiento, provisión de información propia incluyendo organización, situación geográfica de unidades, movimientos, bases y fondeaderos.

En Infantería de Marina esta División se denominaba G-3 Operaciones y Adiestramiento, siendo responsable de planificar, coordinar y supervisar los asuntos y actividades correspondientes a organización, adiestramiento y operaciones, incluyendo en su esfera las siguientes funciones principales: organización y equipo de las unidades, asignación y subordinación de unidades, prioridades de entrega y/o asignación de armamento y equipo; preparación de directivas, programas y órdenes de adiestramiento; formulación de planes de operaciones, empleo táctico de unidades, movimientos de tropas, etc.

2.12. DIVISIÓN LOGÍSTICA (N-4): Las funciones normalmente asignadas a la división Logística (art. 121) eran las relativas a:

a) Abastecimiento: consumo general, medicamentos y material de sanidad, combustibles y materias grasas, víveres y agua, vestuario, munición, repuestos, equipos y materiales de dotación fija. Determinación de los métodos de abastecimiento y fijación de los niveles correspondientes.
b) Mantenimiento y recuperación: conservación, inspección, reparación y recuperación del material.
c) Construcción y desarrollo de bases: construcción, modificaciones, transformaciones, modernización y desarrollo de bases.
d) Transporte: marítimo, fluvial, ferroviario, vial, aéreo y por tuberías; su selección, requerimiento y estudio de las capacidades.

Cuando en el Estado Mayor no existía la división N-1, acumulaba las funciones relativas a logística del personal, sanidad y asuntos especiales.

Las tres fases del proceso logístico, determinación de requerimientos, obtención distribución, se cumplían en cada nivel de la cadena de comando y era responsabilidad de los Comandantes, aunque en cada escalón el alcance e importancia del proceso logístico fuera diferente.

2.13. DIVISIÓN COMUNICACIONES (N-5): Era de su responsabilidad el estudio y formulación de directivas y planes de comunicaciones que aseguraran la rapidez,  eficiencia, seguridad y confianza de las comunicaciones, disponiendo a tal fin de orgánicas instalaciones y personal adiestrado. Aseguraba -además- el correcto empleo y control de las publicaciones; verificaba la disciplina en las comunicaciones; formulaba los requerimientos sobre material de comunicaciones; ejercía el control o supervisión de las centrales de comunicaciones y cifrarios (art, 122).

En Infantería de Marina formaba parte del Grupo Estado Mayor Especial.

2.14. SISTEMA DE NUMERACIÓN: El sistema de numeración de los puestos de Estado Mayor permitía la localización e identificación interna de los miembros de los E.M (art. 123). El Anexo 1 mostraba la numeración básica en la que se asignaba al Comandante el número 00 y el ayudante secretario 001. El jefe de Estado Mayor era 01 y los jefes de división tenían características N-1 a N-5.

Una forma práctica de identificar a los integrantes del Estado Mayor consistía en agregar al número de la característica correspondiente a la división un dígito diferente para cada sección que integraba y un segundo dígito para cada subsección que tuviera la sección. Así por ejemplo, el jefe de operaciones y planes tenía característica N-3; el jefe de la sección operaciones podía ser 30 y las subsecciones Superficie y Aire podían ser a su vez 301 y 302 respectivamente; el jefe de la sección adiestramiento era 31 y el de la sección planes 35; los jefes de las subsecciones dependientes de sección planes tenían lo números 351, 352, etc. El mismo procedimiento se seguía en las otras divisiones.

Mediante el sistema de numeración el encaminamiento de los asuntos dentro del Estado Mayor se facilitaba y se agilizaba.

2.15. BOLETINES INTERNOS: Eran redactados y distribuidos en el Estado Mayor para poner al corriente sobre trabajos en curso, acontecimientos y/o actividades del Estado Mayor, en la medida necesaria para asegurar oportuna información propia y facilitar la coordinación de esfuerzos (art, 203 inc. d).

Con tal propósito se redactaban y distribuían periódicamente los siguientes boletines:

a) "Boletines de Informaciones" contenían noticias sobre el enemigo en particular y sobre naciones extranjeras en general. Era redactado por la división "Inteligencia" y su distribución era limitada según instrucciones del Jefe de Estado Mayor.
b) "Boletín de noticias" resumía las informaciones sobre la situación actual. Contenía la relación de los acontecimientos más importantes del período que abarcaba, y las noticias referentes a la actividad interna del Estado Mayor. Era redactado por la "Secretaría General" y distribuido a todas las divisiones.
c) "Boletín de situación de fuerzas propias" que informaba sobre la situación diaria de las unidades propias con su correspondiente estado de alistamiento, y toda otra información de interés al respecto. Lo redactaba la división "Operaciones" y se distribuía  a todas las divisiones y/o secciones interesadas.

2.16. DISEMINACIÓN DE LA INFORMACIÓN: El Comandante debía mantenerse permanentemente al corriente de la situación para poder adoptar resoluciones acertadas (art. 401).

Las divisiones de su Estado Mayor debían tener la información necesaria correctamente clasificada para la preparación ágil de planes apropiados. Era uno de los principales deberes de todo Oficial de un Estado Mayor estar alerta a la información pertinente y transmitirla sin demora a quien le interesaba o pudiera interesarle.

Continuamente la información fluía hacia los puestos de Comando por diferentes medios. Proveniente de escalones superiores, paralelos e inferiores, de informes de inteligencia, y de informes de rutina dentro del mismo Estado Mayor, a través de los estudios de Estado Mayor y de la observación personal, y se diseminaba entre sus miembros en la forma expresada en el art. 203.

El Oficial de Estado Mayor debía mantenerse al corriente de toda la información relacionada con sus obligaciones y estar alerta sobre la situación del propio Comando y de otros Comandos interesados, de manera que pudiera apreciar si la información que se había obtenido fuera  útil a su Comandante, y otros miembros del Estado Mayor, o a otros Estados Mayores.

El Oficial de Estado Mayor debía mantener al día los registros sobre los problemas que tenía en estudio y los trabajos en ejecución de manera de estar en condiciones de informar inmediatamente al Comandante y a otros miembros del Estado Mayor que pudieran requerirlo.

Antes de retransmitir una información el Oficial de Estado Mayor debía  asegurarse de  su importancia, su confianza y su exactitud. El destinatario no debía ser perturbado por el volumen de información no elaborada o sobre hechos que no revistaran interés.

Cuando un Oficial de Estado Mayor no tenía seguridad sobre la confianza que merecía una información, debía poner de relieve este hecho; asimismo debía asegurarse que se habían coleccionado todos los datos disponibles; por sobre todo debía ser objetivo, debía presentar los hechos tal cual eran, no como podían gustarle a él o al Comandante. Ninguna información debía ser retenida por el sólo hecho de que estaba en conflicto con juicios emitidos anteriormente. En lo que respecta a cuándo diseminar la información y la cantidad a diseminar, su determinación sólo podía  dejarse librada al buen juicio del que tenía que decidir; para hacerlo debía tenerse presente que la información, para que fuera útil, debía  ser oportuna y entregada en la cantidad indispensable para permitir su empleo inteligente.

La mayor parte de la información operativa recibida en el Estado Mayor tenía entrada a través de los Oficiales de comunicaciones y el Oficial de guardia. Era responsabilidad de todo Oficial de Estado Mayor verificar que toda información fuera encaminada sin demora y que fuera recibida por quien tuviera interés en ella, especialmente los mensajes urgentes que podían  afectar al Comando en cualquier forma. No reconocer la importancia de un mensaje y no tomar la acción inmediata requerida podía tener serias consecuencias. El Oficial de Estado Mayor no debía balancear su apreciación de la urgencia de un mensaje, con las molestias que podía  ocasionar al Comandante, al jefe de Estado Mayor o a otros miembros del Estado Mayor.

3. COMANDO DE OPERACIONES NAVALES: Por Decreto Presidencial Nº 33528 del 31/10/47, se creó el Comando de Operaciones Navales con dependencia del alto Comando Naval (Ministerio de Marina) y con asiento en la ciudad de Buenos Aires.

El 01/01/68 por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 17602 cambió  su denominación por el de Comando de Operativo Naval y pasó a tener su asiento en la Base Naval de Puerto Belgrano (art. 51 Placintara 75). El 31/12/71 por Resolución Nº 1370/70 del Comandante en Jefe de la Armada volvió a tener la denominación de Comando de Operaciones Navales.

Desde su creación, el Comando de Operaciones Navales ha sido, con periódicas modificaciones en su orgánica, la máxima autoridad operativa en la Armada.

El Reglamento Orgánico RA-9-004 aprobado en 1972 (Expte. COOP. PFEB 00062/72 "C") -agregado a fs. 2089- establecía que el C.O.N. dependía del Comandante en Jefe de la A.R.A. (art. 102) siendo responsable del planeamiento, organización y ejecución de las operaciones navales para el control de las áreas marítimas de interés y las tareas de adiestramiento operativo de las Fuerzas de la Armada conducente a ello (arts. 101 y 201)

3.1. COMANDOS SUBORDINADOS: Los siguientes se subordinaban al C.O.R. (art. 103):

a) COMANDO NAVAL: Responsable del planeamiento, organización y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades de superficie y submarinas que ordenaba el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello (art. 104).
b) COMANDO DE AVIACIÓN NAVAL: Responsable del planeamiento, organización y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades aeronavales, que ordenaba el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello (art. 105).
c) COMANDO DE INFANTERÍA DE MARINA: Responsable del planeamiento, ejecución y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades de la Infantería de Marina, que ordenaba el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello. (art. 106)

3.2. COMANDANTE DE OPERACIONES NAVALES: El C.O.N. era ejercido por un Oficial Superior de la A.R.A. con la denominación de Comandante de Operaciones Navales (art. 202) y sus tareas particulares (art. 204) eran:

a) Ejercer el comando de las fuerzas navales, aeronavales y de Infantería de Marina.
b) Ejercer el control de las áreas marítimas y fluviales de interés, de acuerdo con las directivas emanadas del Cdo. en Jefe de la Armada.
c) Integrar la defensa de las bases y establecimientos navales dentro del sistema de defensa terrestre y aéreo nacional.
d) Ejercer la policía de seguridad dentro del mar territorial en coordinación con la Prefectura Naval Argentina (P.N.A.), según las directivas impartidas por el Cdo. en Jefe de la Armada.
e) Formular el plan anual de actividades del CON y aprobar los planes contribuyentes.
f) Organizar sus fuerzas subordinadas de manera compatible con las necesidades de los Comandos Conjuntos o Específicos que se establecieran.
g) Designar los comandantes de las Fuerzas de Tareas o Grupos de Tareas que constituya, a efectos de la ejecución de las operaciones navales y el adiestramiento.
h) Supervisar el adiestramiento operativo alcanzado por sus comandos subordinados en relación con los niveles previstos y adoptar las medidas tendientes a mejorar su eficiencia.
i) Cumplir toda otra tarea asignada a las fuerzas de la Armada en virtud de leyes especiales o que por su naturaleza se vinculen directa o indirectamente a la misma y que así lo disponga el Comandante en Jefe de la Armada.

3.3. RECEPTOR DE INFORMACIÓN: Para conducir  la "...lucha antisubversiva..." el CON permanentemente recibía y analizaba informes de inteligencia:

a) Inmediatamente:  A través de las Agencias de Colección  cuando ocurría un hecho de índole insurreccional en los factores políticos, socioeconómicos, psicosociales, gremiales, educacionales, religiosos o de minorías chilenas.
a) Periódicamente: La Jefatura de Inteligencia Naval (JEIN) le actualizaba información en detalle de la situación particular de cada Banda de Delincuentes Subversivos (BDS), como así también de las Organizaciones Políticas Marxistas (OPM)
b) Cuatrimestralmente: Desde las  Agencias de Colección "...un Informe cuatrimestral (30 de abril, 31 de agosto, 31 de diciembre)..." en el cual se puntualizaban los indicios obtenidos sobre  los Elementos Esenciales de Inteligencia (EEI)

3.3. AYUDANTE SECRETARIO: Este Oficial le proporcionaba al Cdte. C.O.N. colaboración ejecutiva en las tareas que éste le asignaba (art. 205), siendo sus obligaciones habituales la de:

a) Presentar al Cdte. C.O.N. la correspondencia a firmar de todos los Departamentos en los horarios que aquél fijaba.
b) Ser el Jefe de la Secretaría Privada del Cdte. de Operaciones Navales diligenciando a través de ella toda la correspondencia oficial y privada del Comandante, de acuerdo a las directivas que aquél le impartía.
c) Coordinar las audiencias para entrevistar al Cte. de Operaciones Navales y recibir a quien las hubiera solicitado en oportunidad que se hiceran presentes en la antesala del mismo.
d) Cumplir en general las tareas que le eran ordenadas por el Comandante de Operaciones Navales teniendo en cuenta la similitud de sus funciones con un Secretario Privado.
e) Ser responsable de la custodia personal del Comandante de Operaciones Navales en oportunidad en que el mismo salga de jurisdicción militar, salvo en los casos de que éste se traslade fuera de la zona de asiento natural de su Comando y en los casos en que le sea expresamente ordenado el cesar su responsabilidad por tratarse de traslados de índole privada o personal del Comandante de Operaciones Navales.
f) Regular como Jefe de la Secretaría Privada la rutina interna del personal asignado a la misma.
g) Mantener informado al Jefe del Estado Mayor sobre las modificaciones a las actividades de rutina cada vez que se producían.
h) Disponer con cargo a los créditos internos del Cdo. de Operaciones Navales, la confección de elementos de Relaciones Públicas, los que administraba de acuerdo a las directivas que recibía del Cte. de Operaciones Navales.

3.4. ESTADO MAYOR: El C.O.N poseía un E.M. (art. 301 y Anexo Nº 1) constituido por:

a) Jefe de Estado Mayor: Tenía la responsabilidad de organizar, dirigir, coordinar y supervisar el funcionamiento del E.M.C.O.N. en su conjunto (art. 302 ).
b) Estado Mayor General: Tenía la responsabilidad de E.M. en la consideración de las tareas en los amplios campos de  personal, inteligencia, operaciones, logística y comunicaciones (art. 303)
c) Estado Mayor Especial: Tenía la responsabilidad de E.M. en la consideración de las tareas de carácter especializado y/ o técnicas en los campos de interés de auditoría, sanidad, finanzas, meteorología, servicios religiosos y otras que eventualmente se determinaban (art. 304).

3.5. SECRETARÍA GENERAL: Tenía la responsabilidad de asistir al Jefe de Estado Mayor en la tarea de coordinación del Estado Mayor, la administración y conducción del Estado Mayor como unidad y asegurar el encaminamiento y control de todos los estudios, directivas y correspondencia del Comando (arts. 305 y 1101) y tomar en coordinación con el Departamento Inteligencia todas las medidas de seguridad internas del Comando tendientes a evitar cualquier tipo de sabotaje o infiltración en el mismo (art. 1105).

3.6. DEPARTAMENTO DE INTELIGENCIA (I-2): Asistía al Cdte. del C.O.N. (art. 601) en asuntos de inteligencia, contrainteligencia y acción psicológica, para permitirle el cumplimiento de la misión asignada y su jefatura era ejercida por un Oficial Superior del Cuerpo de Combate, escalafón Comando Nivel capacitado en Inteligencia, denominado Jefe del Departamento Inteligencia (I-2) (art. 602) dependiente del Jefe del Estado Mayor del C.O.N. (art. 603) y con la siguiente organización (art. 604): División Inteligencia y Acción Psicológica - División Contrainteligencia y Despacho - División Planes y Adiestramiento.

3.6.1.  TAREAS GENERALES: Las tareas generales del l-2 (art. 605) eran:

a) Mantener estrecho enlace informativo con el Servicio de Inteligencia Naval, Comandos Subordinados y otros órganos de Inteligencia a los fines de la selección y diseminación de informaciones.
b) Intervenir en lo referente a coordinación y supervisión de actividades generales y disposiciones de Inteligencia, Contrainteligencia y Acción Psicológica de los Comandos Subordinados.
c) Asesorar en la formulación de los planes, apreciaciones directivas emitidas por los Comandos Subordinados que tengan relación con los temas de Inteligencia.

3.6.2. TAREAS PARTICULARES: Las tareas particulares del l-2 (art. 606) eran:

a) Ordenar y coordinar la colocación de información estratégica operacional.
b) Producir Inteligencia Estratégica Operacional y diseminarlas a los Comandos Subordinados y/o Comando de Fuerzas de Tarea
c) Planear la Acción Psicológica contribuyente a la que formula el Servicio de Inteligencia Naval, en el marco interno y regional, distribuir el material adecuado para dichos planes y evaluar sus resultados.
d) Mantener actualizada la situación en el marco regional y operar la Central de Inteligencia Operativa.
e) Atender en la formulación de los planes para la ejecución de operaciones especiales de Inteligencia.
f) Atender el Sistema de Inteligencia de las Comunicaciones Radioeléctricas.

3.7. CENTRAL PRINCIPAL DE INTELIGENCIA DE PUERTO BELGRANO (CEIP):  Esta gran unidad de inteligencia de la Armada pertenecía funcional y jerárquicamente al CON y actuaba como órgano de inteligencia de las Fuerzas de Tareas N° 1; N° 2; N°  9 y N° 10.

En efecto:

3.7.1. Dependencia del Comando de Operaciones Navales: Corrobora la pertenencia de la CEIP al CON las pruebas acumuladas en la denuncia efectuada por el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de la ciudad de Rawson  que originó la causa 186 - F 134 - Año 2006 caratulada: "CELS s/ Denuncia".

De esta causa -que tomó estado público- puede reseñarse lo siguiente:

a) La Suprema Corte de Justicia de la Pcia. Buenos Aires en su sito oficial www.scba.gov.ar/prensa/Noticias/21-12-07/Confirmo.htm   resumió así la novedad de Trelew: "...Fueron procesados por la Cámara el vicealmirante Eduardo Avilés, quien se desempeñaba como jefe del Comando de Operaciones Navales de la Armada Argentina, y los marinos Cristian Vidal y Carlos Vázquez, ex jefes de la Central de Inteligencia dependiente del Comando de Operaciones Navales con sede en Puerto Belgrano. Sobre los tres se había dictado la "falta de mérito"en primera instancia. Ahora se sumaron a los ocho ex integrantes de la oficina de inteligencia de Trelew, conocida como "La casita", y al contraalmirante Pablo Rossi, procesados por el juez federal Hugo Sastre en julio último por "abuso de autoridad en modalidad de delito continuado...".

b) En el Considerando III de la Resolución 530/08 del  05/11/08 dictada por los Sres. Jueces Dres.  Javier M. LEAL de IBARRA; Hebe L. CORCHUELO de HUBERMAN y Aldo E. SUÁREZ  de la Excma. Cámara  Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia en el Expte. Nº 24164 caratulado: "MONJE Ramón Antonio s/ Incidente de excepción de incompetencia  en CELS s/ Denuncia" publicada en www.cij.gov.ar/adj/fallos/0.195576001228220771.pdf se dijo: "...Que en las actuaciones principales se investiga la realización de tareas de recolección u obtención de información prohibida por las leyes de Inteligencia Nacional, Defensa Nacional y Seguridad Interior, actividades que se habrían llevado a cabo por parte de personal de la Sección Inteligencia de la ciudad de Trelew ubicada en la Base Aeronaval Almirante Zar.  Que en dicho contexto investigativo se imputó a Pablo Carlos Rossi (quien se desempeñó desde diciembre de 2004 hasta marzo de 2006 a cargo de la Dirección Nacional de Inteligencia de la Armada); Cristian Adrián Vidal y Carlos Andrés Vázquez (ambos en su carácter de Jefes de la Central de Inteligencia dependiente del C.O.O.P. con sede en Puerto Belgrano, el primero desde febrero de 2003 a febrero de 2004 y el segundo desde esa fecha hasta febrero de 2005), haber impartido órdenes o instrucciones a los integrantes de su dirección y de la Sección Inteligencia de Base Aeronaval Almirante Zar para que realicen dichas tareas..."

c) Página/12 en  su edición de papel del 21/04/06 y en su sitio www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-65905-2006-04-21.html señaló que: "...El informe del organismo muestra dos estructuras paralelas en la fuerza implicadas en la información de inteligencia. Una, jerárquica, tiene vértice en la Dirección de Inteligencia Naval (DIA) en Buenos Aires, le sigue la Central de Inteligencia Principal (CEIP) en Bahía Blanca y abajo las secciones de inteligencia de todo el país. Esas reparticiones, a la vez, están ligadas a una estructura de oficinas intermedias no operativas sino de "control político": la DIA depende de la jefatura de la Marina, la CEIP responde al Comando de Operaciones Navales, en Puerto Belgrano, y la sección de inteligencia de Trelew depende de la Base Almirante Zar..."

3.7.2. Organo de Inteligencia de F.T.1;  F.T.2; F.T.9 y F.T.10: Por aplicación del art. 3.2. del Anexo "A" Inteligencia"del Placintara 75, la CEIP se constituyó el órgano de Inteligencia de las Fuerzas de Tareas Nº 1 "Flota de Mar"; Nº 2 "Fuerza de Apoyo Anfibio"; Nº 9 "Reserva Terrestre" y Nº 10 "Reserva Aeronaval.

También disponía el art. citado que cuando existiera en un lugar más de una unidad de inteligencia perteneciente a una o varias Fuerzas de Tareas, sus Comandantes: "...establecerán normalmente como Agencia de Colección al Organismo de Inteligencia de mayor responsabilidad local..."

Del análisis de las normas citadas a lo largo de esta resolución, surge este cuadro de la Inteligencia Naval:

Comando en Jefe de la Armada (CJA):
  Estado Mayor General de la Armada (EMGA)

Jefatura I Operaciones del EMGA: F.T.3 "Agrupación Bs. As"
Jefatura II Inteligencia del EMGA (JEIN) F.T.3

Servicio de Inteligencia Naval (SIN) F.T.3
Servicio Inteligencia de la Prefectura Naval (SIPNA) F.T.3

Comando de Operaciones Navales (CON)

  Central Principal de Inteligencia de Puerto Belgrano (CEIP)

  Organo de Inteligencia de:

   F.T.1  "Flota de Mar"- Jefatura Comando Naval (CN)

Base Naval Puerto Belgrano (BNPB)
Subjefatura General
Depto. Personal
División Personal Civil
División Contrainteligencia

Depto. Seguridad y Operaciones
Depto. Inteligencia
División Contrainteligencia

  F.T.2  "Fuerza de Apoyo Anfibio"- Jefatura FAPA

División Contrainteligencia Base Aeronaval Cte. Espora  (BACE)
División Contrainteligencia Base Infantería Marina Baterías (BIMB)
División Inteligencia Prefectura Zona Atlántico Norte (PZAN)

  F.T.9  "Reserva Terrestre"- Jefatura Cdo. Infantería Marina (COIM)

Estado Mayor del Comando Infantería de Marina
Departamento Inteligencia (G-2)  

 F.T.10 "Reserva Aeronaval"- Jefatura Cdo. Aviación Naval (CAN)

Jefe del Estado Mayor
Departamento Inteligencia
División Inteligencia
División Contrainteligencia y Acción Psicológica

De lo anterior resulta que la coordinación de las  cinco  (5) Fuerzas de Tareas  (F.T.1; F.T.2;  F.T.8; F.T.9 y F.T.10) se logró tanto por los acuerdos entre sus respectivas Jefaturas como por la continua gestión del Comandante de Operaciones Navales permanentemente asistido e informado por  "Central Principal de Inteligencia de Puerto Belgrano"(CEIP) -y sus agencias colectoras- para la toma de decisiones operativas.

3.8. DEPARTAMENTO DE OPERACIONES: Asistía en problemas operativos relacionados con la formulación de directivas, preparación de planes, supervisión de actividades, organización, movimiento de unidades y adiestramiento que aseguraban el cumplimiento de la misión asignada al Comandante de Operaciones Navales (art. 701), entendiendo su División Planes (art. 706 inc. d) en la formulación de Elementos Esenciales de Inteligencia (E.E.I.).

4. ORGANIGRAMA DE LA ARMADA: Entre los años 1976 a 1983 la tradicional estructura de la Armada  se conjugó -armónicamente- con el diagrama de las Fuerzas de Tareas (F.T.) empeñadas en los objetivos del Proceso de Reorganización Nacional, particularmente la lucha antisubversiva.

4.1. ESQUEMA: Esta coexistencia puede apreciarse en el siguiente cuadro que señala con la sigla F.T.  esta múltiple orgánica.

Comando en Jefe de la Armada (CJA):

  Estado Mayor General de la Armada (EMGA)

Jefatura de Operaciones del EMGA: F.T.3 "Agrupación Bs. As"
Jefatura de Infantería de Marina del EMGN
Jefatura de Aviación Naval del EMGN
Jefatura de Logística del EMGN
Jefatura de Inteligencia del EMGA (JEIN) F.T.3
Servicio de Inteligencia Naval (SIN) F.T.3
Servicio Inteligencia de la Prefectura Naval (SIPNA) F.T.3

  Dirección General de Personal Naval
Dirección de Instrucción Naval

Escuela Naval Militar: F.T.5 "Agrupación Río Santiago"
Escuela para Oficiales de la Armada (ESOA) F.T.2
Escuela de Aviación Naval (ESAN) F.T.10
Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) F.T.3
Escuela de Suboficiales de Infantería de Mar (ESIM) F.T.6
Centro Incorp. Form. Conscriptos Inf. Marina (CIFIM) F.T.5
Centro Incorp. Form. Conscriptos en Marinería  (CIFMA) F.T.2
Centro Incorp. Form. Conscriptos Aviación Nav (CIFAN) F.T.10

  Dirección General de Material Naval
Taller Aeronaval Central (TAC) F.T.10

Comando de Operaciones Navales (CON):

Estado Mayor Comando Operaciones Navales

Departamento Personal
Departamento Inteligencia - Ctrl. Intelig.Pto.Belgrano (CEIP)
División de Contrainteligencia
Departamento Operaciones
Departamento Logística
Departamento Comunicaciones

Fuerzas de Tareas (F.T.) del C.O.N.:

F.T.1  "Flota de Mar"- Cte. Naval
F.T.2  "Fuerza de Apoyo Anfibio"- Jefatura F.A.P.A.
F.T.3  "Agrupación Bs. As"- Jefatura Operaciones del EMGA
F.T.4  "Pref. Nav. Argentina"- Prefecto Nac. Naval (P.N.A.)
F.T.5  "Agrupación Río Santiago"- Director Esc. Naval Militar
F.T.6  "Fuerza Submarinos"- Jefe FASU (BNMP)
F.T.7  "Agrupación Trelew"- Jefe B.Aeronaval Alte. Zar (BAAZ)
F.T.8  "Agrupación Austral"- Cte.  Naval Austral
F.T.9  "Reserva Terrestre"- Cte. Infantería de Marina (COIM)
F.T.10 "Reserva Aeronaval"- Cte. Aviación Naval
F.T.11 "Area Naval Fluvial"-  Cte. Área Naval Fluvial

Comando Naval (CN):  F.T.1 "Flota de Mar"

Base Naval Puerto Belgrano (BNPB) F.T.1
Subjefatura General F.T.1
Depto. Seguridad y Operaciones F.T.1
Depto. Inteligencia: F.T.1
División Contrainteligencia F.T.1
División Policía F.T.1
Policía Establecimientos Navales F.T.1
Batallón de Seguridad  BNPB (BISP) F.T.1
Subjefatura Arsenal F.T.1 
Departamento Alistamiento F.T.1
División Buques Reserva y Radiados F.T.1
Ex-Crucero ARA "9 de Julio"F.T.1

Base Naval Mar del Plata (BNMP) : F.T.6  "Fuerza Submarinos"
Comando Naval Austral: F.T.8  "Agrupación Austral"
Prefectura  Naval Argentina (PNA): F.T.4 "Pref. Nav. Argentina"
PNA Zonas Ríos Paraná, Uruguay: F.T.11 "Area Naval Fluvial"

Comando Aviación Naval: F.T.10 "Reserva Aeronaval"

Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 1 (COIA) F.T.10
Base Aeronaval Punta Indio (BAPI) F.T.10

Escuela de Aviación Naval (ESAN) F.T.10
Escuadra Aeronaval Nº 1 (EA1) F.T.10
Escuadra Aeronaval Nº 4 (EA4) F.T.10

Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 2 (FA2) F.T.10
Base Aeronaval Cte. Espora (BACE) F.T.10
Escuadra Aeronaval Nº 2 (EA2) F.T.10
Escuadra Aeronaval Nº 3 (EA3) F.T.10

Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 3 (FA3) F.T.3
Base Aeronaval Ezeiza (BAEZ) F.T.3
Escuadra Aeronaval Nº 5 (EA5) F.T.3
Escuadra Aeronaval Nº 6 (EA6) F.T.3

Base Aeronaval Río Grande (TF) F.T.3
Base Aeronaval Trelew (Chb) F.T.3
Base Aeronaval Alte. Zar (BAAZ): F.T.7 "Agrupación Trelew"

Comando Infantería de Marina (COIM): F.T.9 "Reserva Terrestre"

Base Naval de Infantería de Marina Baterías (BNIM)  F.T.9
Departamento Operaciones F.T.9

División Planes  F.T.9
División  Comunicaciones F.T.9
División Vigilancia y Seguridad F.T.9

Sección Detalle  F.T.9
Compañía Policía Militar F.T.9
Sección Policía Militar F.T.9
Grupo Policía Militar  F.T.9
Sección Sala de Armas F.T.9
Sección Banda de Música  F.T.9
División Contrainteligencia F.T.2 y F.T.9
Central Defensa  Áerea F.T.9

Departamento Medicina y Servicios Médicos F.T.9

División Sanidad en Combate F.T.9
División Farmacia y Bioquímica  F.T.9
División Servicios Médicos F.T.9
División Odontología F.T.9

Departamento General F.T.9

División Secretaría F.T.9
División Personal F.T.9
Servicios Religiosos F.T.9
División Cuartel Base F.T.9

Departamento Arsenales F.T.9

División Automotores F.T.9
División Electrónica F.T.9
División Armamento F.T.9
División Transportes F.T.9

Departamento Abastecimientos F.T.9

Sección Despacho F.T.9
División Tesorería  F.T.9
División  Revista F.T.9
División Cont de Materiales F.T.9
División Suministros y Servicios F.T.9
División Compras y Recepción F.T.9

Departamento Instalaciones Fijas F.T.9

División Técnica Civil F.T.9
División  Obras F.T.9
División Producción F.T.9
División Máquinas y Electricidad F.T.9

Brigada Infantería de Marina N° 1 (BRN1) F.T.9
Batallón Comando  (BICO)  F.T.9

Compañía de Comunicaciones  F.T.9
Compañia de Policía Militar  F.T.9
Compañía Comando y Servicios  F.T.9
Compañía de Exploración  F.T.9
Compañía Antitanque  F.T.9

Batallón Infantería de Marina N° 1 (BIM1)  F.T.9
Batallón Infantería de Marina N° 2 (BIM2)  F.T.9
Batallón de Apoyo Logístico (BICA)  F.T.9

Compañía de Mantenimiento  F.T.9
Compañía de Abastecimientos  F.T.9
Compañía de Sanidad  F.T.9
Compañía de Servicios de Costas  F.T.9
Compañía de Ingenieros  F.T.9
Compañía de Comando y Servicios  F.T.9

Batallón de Artillería de Campaña N° 1 (BIAC)  F.T.9

Fuerza de Apoyo Anfibio:  F.T.2  "FAPA"
Agrupación Infantería de Marina Puerto Belgrano F.T.2
Agrupación Servicios Cuartel (APSC) F.T.2

Batallón de Comunicaciones N° 1 (BIC1) F.T.2

Compañías de Comunicaciones Radioeléctrica  F.T.2
Compañías de Comunicaciones Alámbrica  F.T.2

Batallón de Artillería Antiaérea (BIAA)  F.T.2
Batallón de Vehículos Anfibios N° 1 (III Batería) (BIVH)  F.T.2
Agrupación de Comandos Anfibios (APCA)  F.T.6
Organo de Inteligencia F.T.2:
Central Principal de Inteligencia Puerto Belgrano (CEIP)

División Contrainteligencia BACE F.T.2
División Contrainteligencia BIMB F.T.2
División Inteligencia Pref. Zona Atlán. Norte (PZAN) F.T.2

5. COMANDO NAVAL (CN): Vigente durante la lucha antisubversiva, el art. 104 del RA-9-004, disponía que el Comandante  Naval era el "...Responsable del planeamiento, organización y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades de superficie y submarinas que ordena el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello..."

5.1. RESPONSABLE: Durante el año 1976 hasta finalizar 1977 el  Contralmirante Jorge Isaac ANAYA  desempeñó el cargo de Comandante Naval del Área Naval Puerto Belgrano, sucediéndole en el destino el Contralmirante  Humberto José BARBUZZI (1978)

Lo anterior surge del informe de fs. 729/733 producido por el Jefe del EMGA -Almirante Jorge Omar GODOY- en estos términos:

"...Respecto al personal que revistara en el COMANDO NAVAL PUERTO BELGRANO, años 1976 a 1978, no se ha hallado  la nómina total del mismo, a excepción  del que se  consigna a continuación:
Año 1976: Comandante: Contralmirante Jorge Isaac ANAYA (Retirado) - Jefe del Estado Mayor: Capitán de Navío Zenón Saúl BONINO (Fallecido)
Año 1977: Comandante:  Contralmirante Jorge Isaac ANAYA (Retirado) - Jefe del Estado Mayor:  Capitán de Navío  Rodolfo LUCHETTA (Retirado)
Año 1978: Comandante: Contralmirante  Humberto José BARBUZZI (Fallecido) - Jefe del Estado Mayor: Capitán de Navío  Héctor A. TERRANOVA (Retirado)..."

5.1.2. LEGAJO DE CONCEPTOS DEL CL ANAYA: Surge de las anotaciones del  Legajo de Conceptos remitido por Armada que Jorge Isaac ANAYA  nació el 27 de septiembre de 1926 en Bahía Blanca, ingresando en la Marina de Guerra como Cadete del Cuerpo General el  26/01/44, egresando de la Escuela Naval Militar con la clasificación "...punto de mérito: 4.686 Orden de antiguedad: 2°/87..." (LC "in fine").

En su LC consta que con grado de Contraalmirante (CL) desempeñó el cargo de Comandante de la Flota de Mar  desde el 30/01/76  hasta fines del año 1977 (fs. 6/3 LC)

Bajo la Sigla alfabética: COOP -  Zona: 75 - Dependencia: 256  - Destino: 260 - Grado CLCBNACD  en la foja de conceptos quedó anotado:

"...Período de Calificaciones De 30/01/76 a 26/11/76 Cargos... COMANDANTE NAVAL... APTITUD PARA EL EJERCICIO DEL COMANDO (Evidenciada ... a) Competencia en el aspecto operativo: Ampliamente competente... UBICACIÓN EN EL CONJUNTO DE COMANDANTES SUBORDINADOS: Nº de Ctes. comparados: 3 - Orden de Mérito: 3...  APTITUD PARA EL EJERCICIO DE FUNCIONES DIRECTIVAS:... En forma general ha tenido éxito en la gestión de iniciativas aprobadas. Gran acierto y celo en la ejecución de las órdenes y directivas que recibe de escalones superiores... SÍNTESIS:... Sobre lo Normal... CUALIDADES DE CONDUCTOR: a) Cómo ejerce su autoridad: Con firmeza, tratando de llegar al convencimiento del subordinado... GRADO DE DESEABILIDAD:... Lo prefiero a la mayoría... COMPARADO CON OTROS OFICIALES DE SU GRADO Y ANTIGUEDAD, ¿LO UBICARÍA UD. EN EL 1er. CUARTO?... SI...  EVALUACIÓN TOTAL:... Ha ejercido el Comando de la Flota de Mar, con extraordinario celo y sacrificio, dando ejemplo permanente con su accionar serio, correcto y austero. He observado una Flota adiestrada, disciplinada y de presencia marinera y profesional. Su lealtad con la Armada y su profunda consustanciación con ella sor realmente ejemplares. SÍNTESIS: ... Sobre lo Normal... Pto. Belgrano, 26 de Noviembre de 1976 Luis M.MENDÍA Vicealmirante Comandante de Operaciones Navales..."
"...Período de Calificaciones De 26/11/76 a 25/11/77 Cargos... COMANDANTE NAVAL... UBICACIÓN EN EL CONJUNTO DE COMANDANTES SUBORDINADOS: Nº de Ctes. comparados: 3 - Orden de Mérito: 3... GRADO DE DESEABILIDAD:... Me agrada tenerlo... COMPARADO CON OTROS OFICIALES DE SU GRADO Y ANTIGUEDAD, ¿LO UBICARÍA UD. EN EL 1er. CUARTO?... NO...  EVALUACIÓN TOTAL:...  Destaco en forma especial su hombría de bien, su nobleza de procederes y su lealtad. Demuestra constante preocupación por los temas de orden naval y nacional de enfoque que dá a los problemas y las soluciones que propone  suelen no ser  los acertados pues utiliza criterios diferentes a los que considero correctos. Tiene cierta dificultad de expresión que prolonga en demasía lo que quiere decir y en algunas ocasiones lo desvía del tema que está tratando. SÍNTESIS: ... Sobre lo Normal x Normal. Pto. Belgrano, 25 de Noviembre de 1977 Luis M.MENDÍA Vicealmirante Comandante de Operaciones Navales..."

5.1.3. COPA  "LA NUEVA PROVINCIA":   Lo anotado se revalida con la edición del 20 de julio de 1976 del diario LNP bajo el título "Mendía presidió la Ceremonia - BNPB: Entregaron los premios a las ejercitaciones de tiro"que según el ejemplar agregado 6829/30 indicaba:

"...El Comandante de Operaciones Navales, vicealmirante Luis María Mendía, presidio ayer a las 11, la ceremonia de entrega de los premios de armas, con que anualmente la Armada Nacional y distintos medios de difusión del país distinguen las mejores ejercitaciones de tiro cumplidas en el ámbito de la Marina. Los trofeos correspondían a los ejercicios efectuados en 1975.

La ceremonia se realizó en la sala del teatro "Comodoro Martín Rivadavia", y asistieron también los  comandantes Naval, contralmirante Jorge I. Anaya;  de la Aviación Naval, contralmirante Lionel Martín y de Infantería de Marina, contralmirante Eduardo Fracassi, y el Jefe del Estado Mayor del CON, contralmirante Manuel García Tallada, como así también jefes, oficiales superiores y personal de diversas unidades...

Por último habló el capitán de navío Edmundo O. Núñez en representación de los marinos distinguidos con los premios de armas..."

5.1.4. OTRAS PRUEBAS: Al ser exhibido en la audiencia del 20/04/09  la copia del ejemplar del diario LNP del 20/07/76 -remitido por dicho periódico y agregada a estos autos a fs. 6829/30- e invitado a expresar lo que estimare pertinente, el  CN (RE) NÚÑEZ Edmundo Oscar declaró:

"...Seguidamente S.S. PREGUNTA si recuerda quien era el oficial superior que revistaba en 1976 como Comandante Naval Area Puerto Belgrano, el declarante CONTESTA recuerdo, fue el Almte. Isaac Anaya. A continuación S.S. PREGUNTA para que diga si este oficial en la cadena de mandos era su superior, CONTESTA efectivamente, era mi superior. S.S. PREGUNTA si el informe fs. 729/33, firmado por el Almte. Jorge Omar Godoy que se le exhibe, en particular, el punto 3° de fs. 731, corresponde al organigrama de oficiales del año 76/78, particularmente con asiento en la Base Naval Puerto Belgrano y en la Base Naval Infantería de Marina, CONTESTA puedo expresarle únicamente lo que recuerdo de 1976, ya que a fin de ese año me fui retirado de la Armada. Lo que esta expresado en la foja es lo que estaba en la realidad..."

Tal como se indicó a fs. 4362/4456 ap. 30.13.2. inc. d, en el LC del CN NÚÑEZ el superior que calificó su desempeño como Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano en el período 10/02/76 a 26/11/76 fue el CL Jorge Isaac ANAYA firmando las notas con el cargo de Comandante Comando Naval.

5.2. SEDE DEL COMANDO NAVAL:  La sede del Comando Naval se encontraba a 150 metros aproximadamente de los Diques de Carena y frente a la Dársena de la Base Naval de Puerto Belgrano, tal como lo marcó en un croquis el CN (RE) NÚÑEZ en la audiencia indagatoria

La ubicación coincide con la indicada en la pág. 23 del libro  "Asociación de Amigos del Crucero General Belgrano"(Nº1 Año X, 1997) de consulta libre en la Biblioteca B. Rivadavia de esta ciudad.

5.3. FUERZA DE TAREAS Nº 1 "FLOTA DE MAR":  Según el "Placintara CON N.1 "S"/75"agregado a fs. 43, el Comandante Naval Área Puerto Belgrano ejercía la Jefatura de la Fuerza de Tareas Nº 1 "Flota de Mar"

5.3.1. RESPONSABLES DE LA F.T.1 Y SU PARTICIPACIÓN EN LA LUCHA ANTISUBVERSIVA: Desde el año 1976 hasta fines de 1977 el  CL Jorge Isaac ANAYA  en su carácter de Comandante Naval del Área Naval Puerto Belgrano ejerció la Jefatura de  la Fuerza de Tareas Nº 1 "Flota de Mar", sucediéndole en el cargo el CL Humberto José BARBUZZI.

De los registros del LC de ANAYA consta que con grado de Contraalmirante (CL) desempeñó el cargo de Comandante de la Fuerza de Tareas N° 1 desde el 30/01/76  hasta fines del año 1977 (fs. 6/3 LC), quedando anotado bajo la Sigla alfabética: COOP -  Zona: 75 - Dependencia: 256  - Destino: 260 - Grado CLCBNACD  en su foja de conceptos lo siguiente:

"...Período de Calificaciones de 30/01/76 a 20/09/76... Cargos COMANDANTE FUERZA TAREA N° 1... 13. APTITUD PARA EL EJERCICIO DEL COMANDO (Evidenciada... a) Competencia en el aspecto operativo: La participación de la Fuerza de Tareas 1 en la guerra antisubversiva es de apoyo a otras fuerzas empeñadas tácticamente. En su cumplimiento evidenció sus claras cualidades profesionales, logrando alcanzar un muy satisfactorio nivel de adiestramiento en guerra terrestre de los grupos de Desembarco de los buques y en el Batallón de Desembarco de la Flota de Mar, infundiendo en sus subordinados espíritu  de lucha y entusiasmo. En todo momento destacó al personal de sus unidades para ser empeñados en otros Teatros, que le fue requerido...  SÍNTESIS:  Sobre lo Normal... UBICACIÓN EN EL CONJUNTO DE COMANDANTES SUBORDINADOS:... No califico este ítem por no ser comparables las acciones a desarrollar en las 11 Fzas. de Tareas... COMPARADO CON OTROS OFICIALES DE SU GRADO Y ANTIGUEDAD, ¿LO UBICARÍA UD. EN EL 1er. CUARTO?... SI...   EVALUACIÓN TOTAL:...  La definición la he expresado en el ítem 13, ya que lo califico exclusivamente como Comandante de una Fuerza de Tareas. Cabe agregar que siempre expuso sus puntos de vista con claridad y firmeza ante el suscripto, adoptando luego mi resolución como propia de él aunque cuando no fuesen totalmente coincidentes las ideas y haciéndola cumplir con todo celo y firmeza. Lo considero en su desempeño como Comandante de Fuerza de Tareas de Reserva, como Sobre lo Normal... Pto. Belgrano, 20 de septiembre de 1976 Luis M.MENDÍA Vicealmirante Comandante de Operaciones Navales..."

"...Período de Calificaciones de 01/09/76 a 26/11/76... Cargos COMANDANTE FUERZA TAREA N° 1... EVALUACIÓN TOTAL:... Ratifico foja anterior...Síntesis:... Sobre lo Normal... Pto. Belgrano, 26 de Noviembre 1976 Luis M. MENDÍA Vicealmirante Comandante de Operaciones Navales..."

Confirma el desempeño anterior, lo manifestado en la audiencia del 20/04/09 por el Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano en el año 1976 CN (RE) NÚÑEZ Edmundo Oscar

Allí expresó:

"...En este estado se le exhibe el Plan de Capacidades (PLACINTARA C.O.N. N° 1 "S"/75), particularmente la foja 16, donde consta textualmente "A. Fuertar 1 - Flota de Mar - Comandante Naval - Flota de Mar más: Base Naval Puerto Belgrano…", para que explique si el Comandante Naval que aquí se indica es el mismo que identificó precedentemente en esta audiencia y al que informara el Almte. Godoy a fs. 731, y para que diga quien era el oficial que revistaba como Comandante Naval en el año 76, CONTESTA afirmativo, en el año 76 no hubo ningún cambio, y el nombre era Isaac -no recuerdo el otro nombre- Anaya..."

5.3.2. UNIDADES DE LA F.T.1:  El Placintara 75 organizó la F.T.1 de la siguiente manera:

"...a. FUERTAR 1 - Flota de Mar   Comandante Naval
- Flota de Mar
más:

Base Naval Puerto Belgrano
Hospital Naval Puerto Belgrano
Escuela para Oficiales de la Armada

menos:

Fuerza de Submarinos (1)
Agrupación de Buzos Tácticos (1)...

(1) Integra FUERTAR 6..."

5.3.3. INTELIGENCIA DE LA F.T.1.: Por aplicación del art. 3.2. del Anexo "A" Inteligencia" del Placintara 75, la Central Principal de Inteligencia Puerto Belgrano (CEIP) del Comando de Operaciones Navales se constituyó el Órgano de Inteligencia de la F.T.1 quedando así su estructura:

Comando de Operaciones Navales (CON)
  Central Principal de Inteligencia de Puerto Belgrano (CEIP)
  Comando Naval
F.T.1  "Flota de Mar"- Jefatura Comando Naval (CN)
Base Naval Puerto Belgrano (BNPB)
Subjefatura General
Departamento de Seguridad y Operaciones
Departamento de Inteligencia
División Contrainteligencia

5.4. BASE NAVAL PUERTO BELGRANO: El desarrollo de esta zona como gran centro operativo de la Armada de la República comenzó a ser pensado a partir de 1883, cuando la Escuadra Nacional que fuera impulsada por el presidente Sarmiento fue, a partir de entonces, paulatinamente convertida en una Escuadra de Mar. En ese proceso se construyó Puerto Belgrano, cercano a la ciudad bonaerense sureña de Bahía Blanca, el asentamiento que es, desde entonces el corazón operativo de la Marina.

La colocación del primer pilote del Dique de Carena marcó el 2 de julio de 1898 el inicio de las obras. En paralelo con el desarrollo de estas obras se realizaron obras fijas de defensa costera, como las cinco baterías de cañones en la entrada de la ría de Bahía Blanca.

El asentamiento llevó el nombre de Puerto Belgrano, en honor al creador de la bandera nacional, desde el 12 de junio de 1923 por decreto del presidente Marcelo Torcuato de Alvear.

La necesidad estratégica que condujo hacia el mar sureño como empeño político nacional continuó desarrollándose y hoy la misma funciona como apostadero de la Flota de Mar, por parte de la Aviación Naval y de la Infantería de Marina, en las Bases "Almirante Comandante Espora"y  "Baterías".

El universo de la Base contiene: un Hospital Naval, una docena de talleres especializados, seis escuelas militares de nivel medio y terciario, escuelas públicas, imprenta, la redacción de la revista "Gaceta Marinera", una sede bancaria, la parroquia católica "Stella Maris", un registro civil, oficina de correos, un museo, siete barrios residenciales para el personal naval, un hotel, entre otras instalaciones. Todas ellas rodean a los muelles y a los diques de carena que fueran propuestos por el Capitán de navío Félix Dufourq, quien realizó muchos de los estudios destinados a encontrar el lugar más adecuado para la construcción de las instalaciones navales.

Por su parte, el Arsenal Naval Puerto Belgrano estuvo a cargo del ingeniero italiano Luis LUIGGI, de gran prestigio profesional en Europa por sus trabajos en los puertos de Génova y Lioma y sus estudios sobre construcciones navales. La monumental obra incluyó la construcción del ramal estratégico del ferrocarril que llegaría a Puerto Belgrano. La superficie del Arsenal consta de 122.000 m2 cubiertos distribuidos en 20 departamentos.

En el Arsenal están los dos diques de carena que pueden poner a seco- para reparar su casco- a buques de hasta 220 metros de eslora (largo) y 23 de manga (ancho). Cualquiera de los barcos y submarinos de la Armada y grandes cargueros mercantiles y petroleros de grandes dimensiones pueden ser reparados en estos espacios.

Su orgánica entre 1976/1979 era la siguiente:

Base Naval Puerto Belgrano
Subjefatura Base Naval Puerto Belgrano
Subjefatura General

Departamento Seguridad y Operaciones

División Contrainteligencia
División Operaciones y Planes
División Policía
Policía de Establecimientos Navales

Batallón de Seguridad
Brigada Neutralización de Explosivos No militares

Departamento Personal

División Personal Militar
División Cuartel Base
División Servicios Religiosos
División Justicia
División Personal Civil

Departamento Servicios Marítimos
División Prefectura Pto. Belgrano

Departamento Servicios de Máquinas
Departamento Servicios Eléctricos
Departamento Comunicaciones
Departamento Sanidad

Subjefatura de Instrucción y Adiestramiento

División Laboratorio de Idiomas
Detalle General
Dpto. Centro Inst. y Adiest. en Operaciones
Dpto. Centro Inst. y Adiest. en Máquinas Electricidad y Electrónica
Dpto. Centro Inst. y Adiest. en Armas
Dpto. Centro Inst. y Adiest. en Control de Averías e Incendio

Subjefatura Arsenal

Departamento Coordinación
Departamento Sistemas
Departamento Talleres Generales
Departamento Polvorines
Departamento Contabilidad Talleres
Departamento Alistamiento
División de Buques en Reserva y Radiados
Departamento Capacitación Técnica

Subjefatura Intendencia

Detalle General
Departamento de Suministros

División  Almacenaje
División Producción
División Control Material
División Servicios Generales

Departamento de Contraloría

División Tesorería General
División Contabilidad General
División Licitaciones Contratos y Ordenes de Compra

Secretaría Privada Jefe BNPB

División Secretaría General
División Relaciones Públicas y Ceremonial
Departamento de Contabilidad y Finanzas
División Finanzas
División Revistas
División Contabilidad

Centro de Incorporación y Formación de Conscriptos de Marina BNPB

5.5. CRUCERO A.R.A. "9 DE JULIO":  Este Centro Clandestino de Detención (CCD) flotando en la dársena de la Base Naval Puerto Belgrano soportaba -en el mes de marzo de 1976- el siguiente organigrama:

Cte. en Jefe de la Armada: AL MASSERA Emilio Eduardo
      Cte. de Operaciones Navales: VL MENDÍA Luis María
            Cte. Naval - Jefe F.T.1: CL  ANAYA Jorge Isaac
                Jefe Base Naval Puerto Belgrano: CN NÚÑEZ Edmundo Oscar
                    Jefe Subjefatura BNPB: CN BARROETAVEÑA Ricardo
                        Jefe Subjefatura Arsenal: CN MANRIQUE Roque Lorenzo
                            Jefe Departamento de Alistamiento
                                 Jefe División Buques Reserva y Radiados
                                       Crucero ARA "9 de Julio"

5.5.1. COMPRA DEL CRUCERO:  El 12 de abril de 1951 -y por U$S 4.000.000 aprox.- la Armada Argentina adquirió a la Marina Estadounidense el USS Boise, denominándose a partir de su recepción en la Base Naval de Filadelfia, EE.UU.  Crucero A.R.A. "9 de Julio"

Surge lo anterior del sito oficial de la Armada Argentina en www.ara.mil.ar/malv_accbelicas_belgrano.asp donde se indica que:

"...En 1950, EE.UU realizó un ofrecimiento de venta a la República Argentina y a otros países latinoamericanos, de dos cruceros livianos, siendo nuestro país quién realizara la compra por 4 millones de dólares cada uno, incluyendo el costo de ponerlos en adecuadas condiciones operativas.

El 12 de abril de 1951 se realizó en la Base Naval de Filadelfia, la afirmación del pabellón argentino, pasando a llamarse: el USS Phoenix: ARA "17 de Octubre"y el USS Boise: ARA "9 de Julio"

Estos cruceros iniciaron en la Armada Argentina una de las etapas de modernización más importante en toda la historia de los medios y tácticas navales. Los sistemas del buque, sofisticados y complejos, brindaban posibilidades que estaban muy lejos de las habituales. Sin lugar a dudas que la incorporación de estas naves a la Flota de Mar Argentina, pondría a prueba la capacidad de adaptación de nuestros marinos, para enfrentar un gran salto profesional.

Al iniciarse el año 1952, el "17 de Octubre"y el "9 de Julio"se incorporaron a la Fuerza de Cruceros y participaron de las ejercitaciones en el mar. Sus indicativos permanentes fueron respectivamente C4 y C5 (la C corresponde a Cruceros y los números siguen la secuencia de los cruceros Cl, C2, C3, que ya poseía la Armada)...

El 22 de septiembre se dispuso el cambio de nombre del Crucero ARA "17de Octubre"por el de ARA "General Belgrano". La resolución se fundaba en la inconveniencia de mantener en las unidades navales, nombres de personas o hechos cercanos en el tiempo y en la necesidad de rendir homenaje al creador de la Bandera Nacional..."

A mayor abundamiento, las páginas 190/191 del libro "Cruceros de todo el mundo - Desde el origen hasta nuestros días"de Gino Galuppini -ed. Espasa-Cale SA y cuyo ejemplar se encuentra en la Biblioteca Pública Bernardino Rivadavia de esta ciudad- señalan que el CL 47 Boise pertenecía a la clase CL 40 Brooklyn  y que después:

"...de terminada la guerra, en 1951... fueron cedidas a marinas menos importantes de America del Sur, exactamente... el Boise y el Phoenix a la Argentina con los nombre de 9 de Julio y de 17 de Octubre..."

También en el libro  "Asociación de Amigos del Crucero General Belgrano"(Nº1 Año X, 1997) de consulta libre en la mencionada biblioteca, se indica que: "...El 12 de Abril de 1951 se realizó en la Base Naval de Filadelfia, la afirmación del pabellón argentino, pasando a llamarse:  el USS Ponenix ARA "17 de Octubre...  y el USS Boise "ARA 9 de Julio"..."

5.5.2. COLISIÓN Y AVERÍA DEL CRUCERO:  A los pocos meses de participar en la llamada "Revolución Libertadora"de 1955,  un accidente en el mar  convirtió al ARA "9 de Julio" lentamente en un  rezago.

Parte de esa historia brevemente refiere la página oficial de la Armada en www.ara.mil.ar/malv_accbelicas_belgrano.asp:

"...En 1956 se reanudaron las tareas de adiestramiento de la Flota. Durante unas maniobras nocturnas, se produjo una colisión entre el ARA "General Belgrano"y el "9 de Julio"ocasionando daños materiales a ambos buques. Afortunadamente, no se registraron desgracias personales y las averías se repararon en el Arsenal Naval de Puerto Belgrano..."

El diario "La Nueva Provincia" en su  edición del sábado 17 de marzo de 1956 bajo el título "...Frente a Patagones se embistieron dos naves de la Armada..." divulgaba la siguiente noticia:

"...Buenos Aires, 16 (UP). Los cruceros de la Armada Argentina "General Belgrano"y "9 de Julio", chocaron anoche en la desembocadura del Río Negro. Ambas naves sufrieron desperfectos que no impiden su navegación, no registrándose desgracias personales.

Sobre el accidente, el Ministerio de Marina dio a conocer esta mañana el siguiente parte:

"Durante la noche del día 15 del corriente los cruceros A.R.A. "9 de Julio"y "General Belgrano", mientras realizaban una maniobra, tuvieron una colisión, como resultado de la cual sufrieron daños en partes no vitales que no afectan su capacidad combativa, sin que que registraran desgracias personales"

Para ampliar detalles del suceso, el Ministro de Marina Contralmirante Teodoro Hartung reunió a los periodistas en su despacho oficial. Juno a él se hallaba el Comandante de Operaciones Navales, Contralmirante Isaac Rojas.

Refirió el Contralmirante Hartung, que la colisión se produjo a 20 millas al Este del faro Segunda Barranca, cercano a la localidad de Patagones y frente a la desembocadura del Río Negro.

En el lugar del accidente la profundidad es de 15 brazadas. Dijo el Ministro, que las proas de las dos embarcaciones sufrieron las consecuencias de la colisión. Señalando que las averías no perturban su navegación ni su capacidad combativa. Anunció  que la dotación de los dos cruceros, compuesta de 900 hombres, resultó ilesa, indicando que en estos momentos el "General Belgrano"y el "9 de Julio", navegan hacia Bahía Blanca, donde serán reparados. Al respecto dice que las tareas de reparación no insumirán mucho tiempo, revelando que próximamente viajará a Bahía Blanca para observar los trabajos que se efectúan.

Comanda el crucero "9 de Julio"el Capitán de Navío Alberto H. Ferradas y al  "General Belgrano"el Capitán de Navío Carlos Bruzzone..."

La página www.modelistasnavales.com.ar/Gralbelg3.htm de la Asociación Amigos del Modelismo Naval con sede en el "Museo Histórico del Ejército Argentino"-sitio declarado de interés histórico nacional por Decreto 974 del 20/08/96- ubicado en calle Carlos Pellegrini 4000 esq. Padre Elizalde de Ciudadela, Pcia. Buenos Aires (Tel: (5411) 4657-1927) bajo el título "Crucero ARA General Belgrano. Fotos inéditas de una reparación"-que impresa se agrega- muestra la real avería sufrida y los trabajos de reparación de su proa,  cubiertas, plataformas y doble casco.

Años más tarde -precisamente el 2 de mayo de 1982 a las 16:01 horas- alcanzado por dos torpedos disparados desde el submarino británico "Conqueror"se fue al fondo del mar el  Crucero "Gral. Belgrano".

5.5.3. AMARRE DEL CRUCERO: Convertido el ARA "9 de julio"en rezago de la Armada, su amarre en los muelles de la BNPB durante el año 1976 se confirma con los dichos del Capitán de Navío (RE) Edmundo Oscar NÚÑEZ en su condición de Jefe de la Base Naval Puerto Belgrano desde el 10/02/76 al 28/01/77

En efecto,  al serle exhibida la fotografía de la página 66 del libro "1828 - 11 de Abril 1978 Sesquicentenario de la fundación de Bahía Blanca - Homenaje de La Nueva Provincia"impreso en el año 1978 por el diario "La Nueva Provincia"que muestra en  el apostadero de la Base Naval Puerto Belgrano amarrados "...Al Fondo Cruceros 9 de Julio y Belgrano..."y ante la pregunta formulada en la audiencia indagatoria el 03/04/09 ...para que diga si esa foto corresponde al lugar indicado y si puede distinguir alguno de los buques..." expresó: "...confirmo que ambos buques que se encuentran en la fotografía son los cruceros General Belgrano y 9 de Julio. En este estado S.S. ordena extraer una fotocopia de la página mencionada y agregarla a esta acta. A continuación se exhibe una imagen aérea del muelle de la Base Naval Puerto Belgrano obtenida con el programa Google Earth de internet, para que si puede, ubique con una birome con color rojo el lugar donde se encontraba amarrado el ARA 9 de Julio en el año 1976 y CONTESTA -señalando-: muelles A B y C. La dársena se hallaba completa con buques en actividad y en rezago y me es imposible precisar dado el tiempo transcurrido, en qué lugar de los muelles se encontraba amarrado el Crucero 9 de Julio..."

5.5.4. CONTROL DE ACCESO Y PERMANENCIA DEL PERSONAL MILITAR Y/O CIVIL:  En el punto IV apartado g) de la resolución de  fs. 2/5vta del 8 de julio de 1988 la CFABB ordenó al  Ministro de Defensa: "...para que en el plazo de veinte días, informe qué oficial de la Armada  se desempeñó como Comandante del Buque (ARA) 9 de julio desde agosto de 1976 y hasta diciembre de 1977..."

La respuesta del Jefe del Estado Mayor General de la Armada -AL Ramón Antonio AROSA- fechada en Buenos Aires el 10 de agosto de 1988 y agregada a fs 12 fue: "...para esa época el Crucero A.R.A. "9 DE JULIO"se encontraba radiado de servicio, razón por la cual no se le asignaba comando…"

Mediante resolución de fs. 16, el 23 de agosto de 1988 la CFABB requirió una ampliación del informe precedente para que se especificara: "…a) Si el referido buque "ARA 9 de Julio"(radiado de servicio) se halló apostado en la Base Naval de Puerto Belgrano desde el mes de agosto de 1976 hasta diciembre de 1977. b) En caso afirmativo, tiempo de su permanecía en el lugar y si durante su estadía fue afectado a servicio del Arma. c) Qué Departamento o Dirección de la Armada tenía a su cargo el contralor de acceso y permanencia de personal militar y/o civil a dicha embarcación..."

A fs. 21 se encuentra el informe Nº 458/88 de fecha 08/09/88 firmado por el AL AROSA especificando: "...Punto a) El Buque A.R.A. "9 DE JULIO"se encontraba amarrado en la Base Naval Puerto Belgrano durante las fechas solicitadas. Punto b): Permaneció siempre en dicho apostadero, en situación de Reserva  Punto c): El control de acceso y permanencia de personal Militar y/o Civil a dicho buque era responsabilidad de la Jefatura de la Base Naval Puerto Belgrano..."

5.5.5. SUBJEFATURA ARSENAL BASE NAVAL PUERTO BELGRANO: De la Condición VI del Anexo 4 "Clasificación del Alistamiento Naval (11.601.0002)"del  Reglamento General del Servicio Naval (RG-1-003) remitido a fs. 1646/1651 por el Almirante GODOY a través del Ministerio de Defensa, disponía en el año 1976 que:

"...Unidades radiadas/disueltas: A- Definiciones: -Serán unidades radiadas aquellos buques o aviones que debido a su vejez, obsolencia, mal estado de conservación, no cumplen la finalidad que motivó su creación o por cumplimiento de planes de modernización son puestos definitivamente fuera de servicio... F- Dependencia: Estarán asignadas para su custodia al Comando, Organismo o Dependencia que al efecto disponga el Jefe del Estado Mayor General de la Armada..."

Por otra parte, el art. 409 del  "Reglamento Orgánico de la Base Naval Puerto Belgrano - Publicación RA-9-050 - Confidencial Ejemplar Nº 02" establecía entre las tareas de la "División Buques en Reserva y Radiados"del Departamento de Alistamiento de la Subjefatura Arsenal de la Base Naval Puerto Belgrano las siguientes:

 "...1. Recibirá las embarcaciones que pase a la Base Naval en situación de Reserva y Radiados. 2. Verificará semanalmente las condiciones de estanqueidad, flotabilidad y otros, acordes con la seguridad de los buques a su cargo, así como el estado general de mantenimiento de los distintos materiales, precintados de porta y aperturas estancas, etc. 3. Verificará que no se retiren elementos de a bordo sin la correspondiente autorización del Jefe de Arsenal..."

5.5.6. JEFE DEL ARSENAL BNPB: Por lo anterior, en el año 1976  el responsable directo del ARA "9 de Julio"fue el Capitán de Navío MANRIQUE Roque Lorenzo

Su nombre se revela en el informe de la Armada de fs. 2232/2233  enviado al Juzgado y del Legajo de Servicios del nombrado oficial donde se encuentra anotado que con el grado de Capitán de Navío, ejerció la "Subjefatura Arsenal de la Base Naval Puerto Belgrano" desde el 07/11/75 hasta el 02/02/77

Confirma lo anterior los dichos del Capitán de Navío (RE) Edmundo Oscar NÚÑEZ en la audiencia indagatoria el 3 de abril de 2009  allí: "...PREGUNTADO para que diga sobre los buque de rezago, qué oficial subordinado se había destinado al ARA 9 de Julio? CONTESTA el buque estaba desafectado para la venta. Al 9 de Julio -como a todos los demás rezagados- estaba destinado el Jefe de Arsenal, Almirante Manrique, hoy fallecido..."

5.5.7. DIMENSIONES DEL CRUCERO: Solicitado a fs. 774/778 -y reiterado a fs. 1086- el Ministerio de Defensa remitó a fs. 1267/1271 copias auténticas de 4 planos del ex-crucero "A.R.A. 17 de Octubre"(luego denominado "A.R.A. Belgrano") gemelo del "A.R.A. 9 de Julio".

Traducidos estos planos a fs. 2179 por la Perito Traductora Pública Rosario SEGATORI muestran las grandes dimensiones del buque y su alta capacidad de alojamiento:

ALOJAMIENTO

BUQUE

CAPITÁN

Capitán

1

Contralmirante

1

Sala Oficiales

60

Oficial Mayor

3

Contramaestre

15

Suboficiales

2

Suboficiales

45

Tripulación

41

Marines

48

- -

Aviación

33

- -

Tripulación

786

- -

Total

988

Total

47

TOTAL: 1035

En "Asociación de Amigos del Crucero General Belgrano"(Nro. 1 Año X, 1997) se afirma de este crucero -como su gemelo el ARA 9 de Julio- tenía una:  "...Eslora 185 mts. manga 18 metros, calado 6,50 metros... Sus cubiertas ocupaban una superficie de 10.000 m2 y un volumen de 20.000m3. Las puertas que comunicaban entre sí los compartimientos eran de acero inoxidable y se cerraban herméticamente... Desde la quilla hasta la cubierta principal se contabilizaban 350 compartimientos...  con una dotación de  ...868. En guerra: 1200..."

5.5.8.  EX-CRUCERO CONVERTIDO EN MUSEO DE GUERRA:  El  ARA "9 de Julio"-luego de prestar servicios como CCD-  terminó en el Puerto de Brownsville,Texas E.U.A., convertido en museo de guerra.

a) Sostiene tal afirmación el texto del acta de entrega del ARA "9 de Julio" firmada el 25/06/81 por el Capitán de Fragata Raúl Carlos A. BASSOTTI  en su calidad de Jefe del Departamento Alistamiento de la Subjefatura Alistamiento de Base Naval Puerto Belgrano

En efecto, ante lo ordenado el 03/11/07 en el ap. 4 de la resolución de fs. 1181/1184, el Jefe del Estado Mayor General de la Armada -AL Jorge Omar GODOY- informó a fs. 1605/1607 que en el Acta de Recepción  -labrada el  25 de junio de 1981- la empresa Manchester Sling Company -compradora del ARA "9 de Julio"- manifestó -tal como lo había anticipado el Juzgado- lo siguiente: "...que el mismo tendría como destino el Puerto de Brownsville,Texas E.U.A. y se utilizaría como Museo de Guerra..."

b) En dicha acta -enviada a fs. 1850/1851 por el Ministerio de Defensa en razón de la resolución de fs. 1633-, se acordó:

"...En Puerto Belgrano, a los veinticinco días del mes de junio del año mil novecientos ochenta y uno, entre el Señor  Capitán de Fragata Dn. Raúl Carlos BASSOTTI en representación de la Base Naval Puerto Belgrano por una parte y ... la firma adjudicataria MEM S.A.C.I.F.  por la otra parte, se procede a labrar la siguiente acta para dejar constancia que:

    1°) La Base Naval Puerto Belgrano hace entrega al Señor Stoslan KOWALSKI el Ex-Crucero A.R.A. 9 de Julio adquirido a la Armada Argentina por la firma adjudicataria predicha..
    2°) La citada Unidad, amarrada en esta Base Naval, es entregada en las condiciones que se encuentra, de conformidad por el adquiriente.
    3°) No podrá procederse a su desguace, parcial o total, mientras la Unidad se halle en jurisdicción de esta Base Naval...
    5°) Los adjudicatarios manifiestan que dicha Unidad tendrá como destino el Puerto de Borwsville, Estado de Texas, U.S.A. y se utilizará como Museo de Guerra...

Firma: Raúl Carlos A. BASSOTTI Capitán de Fragata Jefe Departamento Alistamiento por Base Naval Puerto Belgrano..."

Interesa destacar que en la autenticación de la copia remitida al Juzgado a fs. 1851 lleva el sello de la "...Base Naval Puerto Belgrano - Dpto. Alistamiento - Subjefatura Arsenal..."y la firma del Jefe de Arsenal   Capitán de Navío Roberto DEGRANGE.

Como se aprecia, la orgánica en el punto no han cambiado.

5.6. BASE NAVAL MAR DEL PLATA: Se reconoce el origen de la B.N.M.P.  en el texto del art. 2º de la Ley 11378  que, sancionada por el Congreso el 29 de septiembre de 1926, recién se publicó en el Boletín Oficial del 9 de octubre de 2006 en virtud del art. 1 de la Ley 26134 que dejó sin efecto su carácter secreto.

El citado art. 2º  señalaba:

"...Autorízase igualmente al Poder Ejecutivo para adquirir dos grupos de (3) tres submarinos cada uno, y para iniciar la construcción de los talleres, varaderos y cuarteles necesarios para su reparación y mantenimiento en el Puerto de Mar del Plata, y para efectuar las ampliaciones mas indispensables en los Arsenales de Puerto Belgrano, Río de la Plata y Bases Aeronavales, a fin de poder atender las necesidades de los nuevos servicios..."

5.6.1. HISTORIA DE LA BNMP: Al conmemorarse el "80º Aniversario de la Base Naval Mar del Plata" en www.ara.mil.ar/noticia01.asp?IdNoticia=272 la Armada recuerda la importancia esa dependencia naval con estas palabras:      

"...Nuestro país cuenta con casi 4.500 kilómetros de litoral marítimo y el Mar Argentino duplica casi en superficie a nuestra extensión continental e insular, somos sin dudas una Nación Marítima, pero sus aguas y nuestra geografía no nos han facilitado extender la instalación de puertos a lo largo de todo ese litoral. Desde Viedma hacia el Sur, llegando a Ushuaia, la amplitud de las mareas llega casi a los 14 metros.

De allí la importancia estratégica de la Base Naval Mar del Plata y la Base Naval Puerto Belgrano (Bahía Blanca) para la custodia y defensa de nuestro sector bonaerense y patagónico fueguino...

En el año de 1898 el Presidente de la República, General D. Julio Argentino Roca, dispuso que desfilen 47 buques frente a las costas marplatenses. En 1891 se inaugura el Faro Punta Mogotes, siendo director de la obra el Sr. Capitán de Fragata D. Alfredo P. Iglesias, designándose capitán del faro al Sr. Müller...

...la Ley Nº 11.378 sancionada el 29 de septiembre de 1926, por la que se autorizaba a la compra de dos grupos de tres submarinos y la construcción de la infraestructura necesaria, en las tierras pertenecientes al gobierno, aledañas al Puerto de Mar del Plata. El 5 de Octubre de ese mismo año, se efectiviza la presencia de personal de la Armada en nuestra ciudad.

Esta Ley fue la que dio origen a la Base Naval Mar del Plata y al Comando de la Fuerza de Submarinos...

La Base Naval Mar del Plata ha sido a lo largo de 80 años, cuna del Comando de la Fuerza de Submarinos, que por su alto contenido estratégico sigue siendo un componente del Comando de Operaciones Navales del que depende orgánicamente y mantiene con el Comando del Area una dependencia de carácter funcional. La otra organización de alto valor estratégico que tiene su asiento en esta Base es la Agrupación de Buzos Tácticos (creada en 1952) que junto a la Fuerza de Submarinos y a las Corbetas del Comando de la División Patrullado Marítimo, contribuyen a la otra gran tarea de la Armada que es la proyección del poder marítimo argentino..."

5.6.2. REGLAMENTO ORGÁNICO DE LA BNMP:  Surge de la copia auténtica solicitada a fs. 1419 y remitida a fs. 1514/1558, que el 1 de febrero de 1964  fue aprobado con carácter definitivo la Publicación J.sc. Nº 1"C" "Reglamento Orgánico de la Base Naval Mar del Plata"  que -vigente en los años 1976/1984- establecía para dicho asentamiento lo siguiente:

"...Dependerá administrativa y operativamente del Comando del Area Naval Puerto Belgrano a través del Comando de la Sub-Area Naval Mar del Plata.

Tendrá dependencia funcional técnica:

a) de la  Dirección General de Personal Naval:
1. Dirección de Armamento de Personal Naval en todo lo relacionado con el reclutamiento del personal de la Armada Argentina y de la misma Dirección (División Instrucción) en todo lo atinente con la instrucción desarrollada en los Centros de Instrucción y adiestramiento y Escuelas de Submarinos
2.  Dirección de Sanidad Naval en todo lo relacionado con Sanidad
b) de la Dirección General del Material Naval  en lo referente al Departamento Talleres Especiales, estación de Salvamento y divisiones  Servicios de Máquinas y Servicios Eléctricos
c) de la Dirección General de Administración Naval en lo atinente a la Intendencia de la Base Naval
d)  del Servicio de Hidrografía Naval en lo que corresponda a tareas de balizamiento, trabajos hidrográficos y funcionamiento del mareógrafo
e) Del Servicio de informaciones Navales en lo atinente a todo lo relacionado con inteligencia, contrainteligencia y acción psicológica y técnica..." (art. 2)

Los anexos gráficos del reglamento antedicho organizaban a la BNMP de la siguiente forma:

Dependencia Administrativa y Operativa
Comando en Jefe de la Armada
     Comando de Operaciones Navales
           Comando Flota de Mar
                 Comando Area Naval Puerto Belgrano
                       Comando Sub-Area Naval Mar del Plata
                             Comando Base Naval Mar del Plata

Dependencia Funcional Técnica
Dirección General de Personal Naval
Dirección de Armamento de Personal Naval
División Instrucción

Departamento Sanidad
División Medicina
División Odontológica
División Medicina submarinos y buceo

Dirección General del Material Naval
Departamento Talleres Especiales
División Talleres Electrónica y Control de Tiro
División Talleres Armas Submarinas
División Taller auxiliar

Departamento Servicios Generales
División Servicios de Máquinas
División Servicios Eléctricos

Dirección General de Administración Naval
Intendencia de la Base Naval

Servicio de Hidrografía Naval
Balizamiento
Trabajos Hidrográficos
Funcionamiento del Mareógrafo

Servicio de informaciones Navales (SIIN)
División Información y Seguridad

Comando Base Naval Mar del Plata
Comandante
Ayudante Secretario
División Relaciones Públicas
División Información y Seguridad

2º Comandante
Departamento Secretaría General
División Despacho General
Sección Secretaría
Sección  Mesa de Entradas
Sección Estafeta Central

División Departamentos para Personal Militar
División Personal
Sección Personal Militar
Sección Personal Civil
Sección Reclutamiento

Departamento Operaciones
División Operaciones y Planes
Sección Central de Operaciones en Combate
     Centrales de Informaciones

Sección Tránsito Aéreo
División Comunicaciones
División Armamento
División Meteorología
División Salvamento
División Vigilancia y Seguridad
         Compañía de Infantería de Marina Nº 7   

Departamento Servicios Generales
División Despacho y Asesoría Técnica
División Servicios de Máquinas
Sección Automotores
División Servicios Eléctricos
División Servicios Portuarios
División Servicios Terrestres
Sección Aedronomo auxiliar
Sección Incendio

Departamento Talleres Especiales
Dirección de Electrónica Naval
Dirección de Armas Navales
Dirección de Casco, Electricidad y Máquinas Navales
División Talleres Electrónica y Control de Tiro
División Talleres Armas Submarinas
División Taller Auxiliar

Departamento Abastecimientos
División Tesorería
División Revistas
División Contabilidad del Material
División Servicios y Pañoles

Departamento Sanidad
División Medicina
División Odontológica
División Farmacia y Bioquímica
División Medicina Submarinos y Buceo

Escuela de Submarinos
Centro Instrucción y Adiestramiento en Salvamento y Buceo
Centro Instrucción y Adiestramiento en Guerra Antisubmarina
Escuela Suboficiales de Infantería de Mar "El Faro"Pta. Mogotes

5.6.3. NÓMINA DE LA BNMP: La Base soportaba -en el mes de marzo de 1976- la siguiente nómina:

Cte. de Operaciones Navales: VL MENDÍA Luis María
  Cte. Naval - Jefe F.T.1: CL ANAYA Jorge Isaac
    Cte. Base Naval Mar del Plata  - Jefe F.T.6: CN MALUGANI Juan Carlos
      2do. Comandante BNMP CF ORTIZ Justo Alberto Ignacio

5.7. BASE NAVAL USHUAIA (BNUS): Como publicó el Diario Tiempo Fueguino (Río Grande - Espora 781 (9420) - Tel.: 02964-426791 - Ushuaia) en su edición número 859 del viernes 09/12/05  bajo el título "La Base Naval de Ushuaia cumple 55 años"

"...fue fundada el 13 de diciembre de 1950. Ese día se emitió el Decreto Nº 26.424, firmado por el entonces presidente Juan Domingo Perón y el Ministro E.B. García con el objeto de que sea la "base de operaciones de los buques de apoyo que operan en el sector sur". La norma establecía que la Base debía estar capacitada para proveer apoyo a las embarcaciones y brindar el sostén logístico para tal fin. Se refería a la ejecución de tareas de reparaciones a los buques, que les permitiese continuar con sus operaciones, o bien ponerlo en condiciones para su traslado a una base principal, según la importancia de sus averías. La Base se estableció en las antiguas instalaciones del penal. De este modo, no sólo heredó del presidio los edificios sino también los servicios que se prestaban en él, tanto para cubrir sus propias necesidades como las de la población..." ( www.tiempofueguino.com.ar/main/modules.php?name=News&file=article&sid = 17059)

El profundo calado del puerto conexo a la BNUS permite la operación de grandes buques, particularmente por los barcos de la Armada Argentina que participan de la Campaña Antártica de cada año para su mantenimiento y reabastecimiento. También está incluido en su ámbito el Aeropuerto Internacional, desde donde operan los aviones y helicópteros del Comando de Aviación Naval (COAN) cuando se ejercitan en el área.

5.8. COMANDO DEL ÁREA NAVAL AUSTRAL  (ANAU): Tal como se informa en www.ara.mil.ar/pag.asp?idItem=203:

"...el Comando del Área Naval Austral fue creado el 16 de diciembre de 1974. El área geográfica de su jurisdicción comprende el extremo Sur de la Argentina continental, la Isla Grande de Tierra del Fuego e Isla de los Estados, además de los vastos espacios marítimos australes que llegan hasta el paralelo 60º Sur, siendo su asiento natural la ciudad de Ushuaia, en las instalaciones de la Base Naval, comprendiendo edificios del antiguo presidio del ex territorio.

La importancia estratégica derivada de su ubicación geográfica se evidencia en las tareas que cumple como custodia de los pasajes bioceánicos y de la proyección argentina a la Antártida.

Para cumplir con estos fines, el Comando del Área Naval Austral está organizada con un Comandante que es también Jefe de la Base Naval, la Agrupación de Lanchas Rápidas, el Hospital Naval Ushuaia, la Intendencia Naval, las bases aeronavales de Ushuaia y Río Grande y el Apostadero Naval Puerto Deseado y funcionalmente la Fuerza de Infantería de Marina Austral.

La Agrupación Lanchas Rápidas consta de 6 embarcaciones, la ARA "Intrépida",  ARA "Indómita", ARA  "Baradero", ARA "Barranqueras",  ARA "Concepción del Uruguay" y ARA "Clorinda", además del Aviso ARA  "Alférez Sobral".

El Comando del Área Naval Austral cumple una importante tarea relacionada con la Búsqueda y Rescate de naves en emergencia en alta mar, el control del mar y sus recursos, y el tráfico marítimo en el Canal Beagle..."

Cómo se anotó en los capítulos precedentes, el Cte. del Cdo. Area Austral ejercía durante la lucha antisubversiva -según el PLACINTARA 75- la Jefatura de la F.T.8 con las siguientes unidades asignadas:

FT8:  Fuerza de Tareas 8
Denominación: Agrupación Austral
Jefatura: Comando Naval Austral
Base Naval Ushuaia
Base Aeronaval Ushuaia
Prefectura Ushuaia
Batallón de Infantería de Marina 5
Base Aeronaval Río Grande
Prefectura Río Grande
Comando y Estado Mayor de la Fuerza Infantería de Marina 1
Prefectura Río Gallegos
Dependencias con asiento en el Aérea Naval Austral

5.9. COMANDO DEL ÁREA NAVAL FLUVIAL: Como se indica en el sitio de la Armada www.ara.mil.ar/pag.asp?idItem=20:1

"...fue creada el 16 de diciembre de 1974 y actualmente tiene su asiento en la ciudad de Zárate.

Tiene como misión ejecutar operaciones de control de tránsito y vigilancia de los espacios fluviales, mantener presencia en los ríos y puertos dentro de su área de influencia, ejercer como autoridad de coordinación en las actividades conjuntas y combinadas dentro de su jurisdicción, apoyar y prever el embarco de alumnos de los institutos de formación en unidades de la escuadrilla de ríos y conducir y supervisar el adiestramiento integrado de los medios navales de superficie y el Batallón de Infantería de Marina N° 3.

El Comando del Área Naval Fluvial está organizado bajo un Comandante, que es también Jefe de la Base Naval. El comando tiene como función general ejercer el comando orgánico de las unidades y organismos asignados, el comando operacional de ellos y de las fuerzas y unidades aeronavales y de infantería de marina que se designen, y coordinar el apoyo logístico y operativo de otros medios del poder naval que operen en su jurisdicción.

Como unidad orgánica dependiente del Área, se destaca la Escuadrilla de Ríos compuesta por los Patrulleros ARA "King"y ARA "Murature", los Buques Multipropósitos ARA "Ciudad de Rosario" y  ARA "Ciudad de Zárate"y la Lancha Patrullera ARA "Río Santiago", y como unidad funcional el Batallón de Infantería de Marina N° 3. De este Comando dependen también el Apostadero Naval Buenos Aires y el Apostadero Naval Posadas.

El área geográfica de su jurisdicción comprende las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires, los ríos y vías navegables de la Cuenca del Plata, limítrofes e interiores y el Río de la Plata hasta la línea materializada por Punta Rasa y Punta del Este..."

Tal como se anotó en los capítulos precedentes, el Cte. del Cdo. Area Naval Fluvial ejercía durante la lucha antisubversiva -según el PLACINTARA 75- la Jefatura de la F.T.11 con las siguientes unidades asignadas:

FT11: Fuerza de Tareas 11
Denominación: Área Naval Fluvial
Jefatura: Comandante Area Naval Fluvial
Agrupación Naval de Instrucción
Comando Naval Antártico
Agrupación Naval Hidrográfica
Fragata A.R.A. "Libertad"
10 Lanchas Patrulleras de Ríos
Unidades asignadas al Servicio de Transportes Navales
Liceo Naval Almirante Storni
Unidades de la Flota de Mar, del Comando Infantería de Marina y del Comando de la Aviación Naval que le sean asignadas periódicamente por el C.O.N.
Prefectura Zona Alta Paraná
Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay
Prefectura Cona Bajo Paraná
Prefectura Zona Alto Uruguay
Prefectura Zona Bajo Uruguay
Prefectura Zona Delta

6. COMANDO DE AVIACIÓN NAVAL (CAN): El "Reglamento Orgánico del Comando de la Aviación Naval Publicación RA-9-005 Confidencial Ejemplar Nº 001"-aprobado con  carácter "Confidencial"mediante la Disposición Nº 11"C"/73 del 23/03/73 del Jefe del Estado Mayor General Naval- estableció que el CAN sería ejercido por un Oficial Superior del Cuerpo de Combate, normalmente de la jerarquía de Almirante, con la denominación de Comandante de la Aviación Naval dependiente del Comandante de Operaciones Navales.

El CAN era responsable del planeamiento, organización y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades aeronavales, que ordenaba el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello (art. 105).

6.1. TAREAS: Entre las tareas del Comandante de la Aviación Naval mencionadas en el art. 203 se destacaban:

"...e. Proveer sostén logístico a las Fuerzas y Unidades de su Comando destacadas a órdenes del Comandante de Operaciones Navales o de los Comando Naval y de la Infantería de Marina..."
"...f. Proponer al Comandante de Operaciones Navales la designación de los Comandantes de Fuerzas de Tareas o grupos de tareas integrados por unidades de su Comando..."
"...h. Formular el plan anual de actividades y adiestramiento de su Comando, contribuyente al plan anual de actividades y adiestramiento del Comando de Operaciones Navales..."

6.2.  ORGANIGRAMA DEL CAN: Su estructura orgánica en el año 1976 era la siguiente:

Comandante de la Aviación Naval
  Ayudante Secretario
Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 1 (COIA)
Base Aeronaval Punta Indio (BAPI)
Escuela de Aviación Naval (ESAN)
Escuadra Aeronaval Nº 1 (EA1)
Escuadra Aeronaval Nº 4 (EA4)

Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 2 (FA2)
Base Naval Comandante Espora (BACE)
Escuadra Aeronaval Nº 2 (EA2)
Escuadra Aeronaval Nº 3 (EA3)

Comandante de la Fuerza Aeronaval Nº 3 (FA3)
Bases Aeronavales Ezeiza (BA)-Río Grande (TF)-Trelew (Chb)
Escuadra Aeronaval Nº 5 (EA5)
Escuadra Aeronaval Nº 6 (EA6)

Jefe del Estado Mayor
   Ayudante de Ordenes
Secretaría General
Servicio de Armas
Cargo Investigación y Desarrollo
Servicio de Comunicaciones y Guerra Electrónica

Departamento de Operaciones
División Operaciones
División Planes

Departamento de Adiestramiento
División Adiestramiento
División Evaluación
División Seguridad Aeronaval

Departamento Logística
División Bases
División Abastecimiento
División Técnica

Departamento Inteligencia
División Inteligencia
División Contrainteligencia y Acción Psicológica
División Información Pública

Departamento Personal
División Administración del Personal
División Justicia
División General

6.3. FUERZAS AERONAVALES: El Comando Aeronaval estaba compuesto por tres Fuerzas Aeronavales que controlaban todas sus operaciones y componentes de apoyo:

a) Comando de Instrucción Aeronaval (COIA):  Instalado en la Base Aeronaval Punta Indio (BAPI) cercana a la Bahía de Samborombón en la Pcia. Bs. As.  asiento de las siguientes unidades:
Escuela de Aviación Naval (ESAN)  creada el 29/10/1921
Escuadra Aeronaval Nº 1 (EA1) que atendía tareas de instrucción
Escuadra Aeronaval Nº 4 (EA4) funcionando como unidad multirrol

b) Fuerza Aeronaval Nº 2 (FA2):  Controlaba las siguientes unidades operativas en la Base Naval Comandante Espora (BACE)
Escuadra Aeronaval Nº 2 (EA2) ocupada en  la lucha antisubmarina
Escuadra Aeronaval Nº 3 (EA3) componente multipropósito

c) Fuerza Aeronaval Nº 3 (FA3):  Operaba desde Ezeiza (B.A.), Río Grande (T.F.) y Trelew (Chb.) donde residía su Comandante, siendo sus unidades operativas:
Escuadra Aeronaval Nº 5 (EA5)  división de transporte aéreo con asiento en Ezeiza y
Escuadra Aeronaval Nº 6 (EA6) ala de patrullaje marítimo con base en Trelew.

6.4. BASE AERONAVAL COMANDANTE ESPORA (BACE): La Base Aeronaval Comandante Espora reconoce sus raíces históricas en la Base Naval Puerto Belgrano, cuando a fines de 1919 llegara a esta última el grupo totalmente heterogéneo de la incipiente Aviación Naval que desde entonces operaba desde Fuerte Barragán, en la localidad de Ensenada (Pcia. Bs.As.).

Tras la instalación de la Escuela de Aviación Naval en la Base Aérea Puerto Belgrano (BAPB), el 3 de octubre de 1921, la actividad de vuelo en la zona se incrementó notablemente. Sin embargo las operaciones se desenvolvían con no pocas dificultades derivadas de factores meteorológicos y las limitaciones que imponían la pista de Campo Sarmiento (actual Estadio de Deportes de la BNPB), lo que obligaba a cumplir parte de las etapas de instrucción desde las instalaciones que la Aeroposta Argentina disponía en Harding Green.

Por este motivo, a mediados de los años treinta, la Armada Argentina decidió encarar la búsqueda de terrenos mas apropiados para la instalación de una base aeronaval. Se seleccionaron dos zonas probables de asentamiento, el terreno mas amplio y favorable resultó un campo ubicado en las inmediaciones de Bajo Hondo, quedando en segundo término una estancia distante a solo 5 kilómetros de Bahía Blanca y a 25 de Puerto Belgrano. Esta proximidad, sumada a la existencia de buenos caminos de acceso, que facilitaban las tareas de abastecimiento fueron determinantes al momento de elegir el emplazamiento definitivo. Finalmente y a pesar de esto, en Bajo Hondo se instalaría igualmente un Aeródromo Auxiliar, uno de tantos ubicados en las zonas cercanas Bahía Blanca.

Las primeras obras consistieron en la construcción de dos hangares metálicos, traídos desde Inglaterra y trabajos relativos a la pista de aterrizaje. Por entonces, la incipiente base, pasó a ser conocida como Campo Aeronaval de Grumbein, en razón a su cercanía con la estación del mismo nombre del antiguo Ferrocarril del Sud.

El 16 de Junio de 1939, a sólo cuatro años del comienzo de las obras, por medio del Decreto Nº 33684/39 y según lo dispuesto por la Orden General Nº 127/934, se inauguraba formalmente la Base Aeronaval Comandante Espora. En el momento de su habilitación contaba con los dos grandes hangares, torre de control, estación de comunicaciones y usina propia; así como talleres, depósitos y edificios para alojamiento de personal.

La primera unidad en operar desde la nueva base fue una sección de aviones de ataque Vought V-142 Corsair de la Escuadra Aeronaval Nro 2. A partir de 1940, el resto de la Escuadra se trasladó definitivamente a las nuevas instalaciones, llevando consigo entre otros, sus bombarderos Martin 139WAN, transportes CT-32 Condor y aviones de comunicación Keystone Pelican.

El 9 de marzo de 1945 se concretó oficialmente el traslado desde la Base Aérea de Puerto Belgrano de la Escuadra Aeronaval Nro. 1, integrada por la Escuela de Aviación Naval. Desde ese momento la actividad aérea adquiere un auge inusitado, con decenas de aeronaves operando diariamente desde la BACE. Para sostener estas operaciones, fue necesario expandir las instalaciones destinadas a servicios y apoyo logístico. Así fueron construidos mas hangares, el Taller Aeronáutico, luego TAC y actual ARCE (que funcionó inicialmente en el Hangar 3), además de un polígono de tiro, alojamiento para los alumnos-pilotos y casas para el personal militar.

En Mayo de 1955 se libra al servicio la que a partir de ahora sería la pista principal 16-34R, con orientación SSE-NNW, y que tras varias ampliaciones y reformas sigue en uso. Igualmente existe otra secundaria con sentido 06-24, más otra 16-34 "corta" remanente de las pistas utilizadas por la Aeroposta Argentina, hoy habilitada para helicópteros y aeronaves menores.

En los primeros años de la década del '60 se produce un cambio sustancial, como es el traslado de la Escuela de Aviación Naval a la Base Aeronaval Punta Indio, de donde provino la Escuadra Aeronaval Nro 3. En 1964, la BACE pasa a albergar tres escuadras, tras la creación de la Escuadra Aeronaval Nro 4 , integrada por una Escuadrilla de Helicópteros y otra PropoGen (de Propósitos Generales).

En Agosto de 1967 se celebró un acuerdo entre la Provincia de Bs. As. y la Armada para habilitar el empleo parcial del aeródromo (sobre todo sus pistas) para la actividad civil. Tras la habilitación del Cdo. de Regiones Aéreas (FAA) en Octubre de 1968, la ciudad de Bahía Blanca pasó a disponer de un moderno aeropuerto comercial, y que aún hoy se utiliza. La terminal aérea se encuentra ubicada en el otro extremo de los terrenos, con el fin de no entorpecerse mutuamente las operaciones civiles y militares.

A la fecha existen 6 hangares con todas las comodidades, mas otro un poco mas pequeño destinado a la Sección de Aviación del V Cuerpo de Ejército, que tiene la importancia histórica de ser el mismo que levantara la Aeroposta en los años 30's en los campos cercanos. En las cercanías, se levanta también el ARCE (ex Taller Aeronaval Central) que funciona como una dependencia aparte, pero muy relacionada al trabajo de las escuadrillas aeronavales. También hay un campo de deportes, talleres automotores y hasta la provisión propia de agua potable por medio de surgentes de gran calidad.

A finales de 1987, dentro de los terrenos de la Base se creó el Centro de Exhibición de Aeronaves, núcleo y precursor del Museo de la Aviación Naval, que comenzó con un Neptune SP-2H recuperado por un grupo de voluntarios retirados de la Armada. Hoy en día, ubicado en las afueras de la base, en lo que era el Cine, cuenta con una treintena de aeronaves e incontables artículos históricos dignos de visitar.

En sus 70 años de vida, "Cdte. Espora" o "la Base" como se la conoce entre los habitantes de la ciudad fue testigo de la evolución de la aviación desde los hidroaviones hasta las aeronaves terrestres y helicópteros. Sin embargo, mantiene la tradición de la antigua Base de Hidroaviones de Puerto Belgrano, sirviendo de apoyo a las unidades aéreas que operan con la Flota de Mar. El lugar de la Aviación de la Escuadra de Mar es ocupado hoy por el Grupo Aeronaval Embarcado, que mantiene en la BACE su residencia en tierra firme.

La Base "Comandante Espora"es la principal base operativa de la Aviación Naval.

Están situadas en esta Base: la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque; la Escuadrilla Aeronaval Anti-Submarina; la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros; la Primera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros y la Tercera Escuadrilla Aeronaval de Helicópteros.

6.5. BASE AERONAVAL ALMIRANTE ZAR:  A partir del año  1928 el área de Trelew, Pcia. de Chubut, era frecuentemente visitada por aviones de la 1ra. Región Naval (P. Belgrano) y reforzada por algunos de Punta Indio utilizando campos preparados por la Vialidad Nacional cuyas parcelas que eran cedidas por pobladores locales

Las primeras tierras las adquiere la Armada en 1939 e instala allí una estación R.T. de la Aviación Naval, para el enlace de sus aviones en vuelo por el Sur, utilizando también  estos medios la Aeroposta Argentina, y la aviación civil en general. Construida una pista de tierra, ésta fue empleada por los aviones de la Escuadrilla de Observación (1941 a 1946), en sus ejercitaciones con la Flota de Mar, hasta que se concretara la Estación Aeronaval de Puerto Madryn y trasladara allí su base de operaciones.

6.5.1. Orgánica: La concepción de la base aeronaval tiene lugar en 1944, y sus obras comienzan en 1946. En 1954 quiebra la empresa constructora, y se suspenden los trabajos hasta 1961, en que se recomienzan. La fecha oficial de creación de la base se fija el 9 de febrero de 1961, cuando se le asigna comandante y la 1ra. Propagen como Escuadrilla allí estacionada.

Entre 1959 y 1971 se la designa oficialmente "Base Aeronaval Trelew". Por Decreto Nº 2549/71 (B.N.P. 66/72), se la denomina "Base Aeronaval Almirante ZAR" (BAAZ), en homenaje al Aviador Naval homónimo.

 En abril de 1972 se crea el "Comando Aeronaval Trelew", que agrupa la Fuerza Aeronaval Nº 3, integrada por la Escuadra Aeronaval N" 3 (2da. Escuadrilla Aeronaval de Ataque y Escuadrilla de Propósitos Generales), y las instalaciones de la Base.

En 1976 la orgánica de la Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ)  comprendía al Arsenal Aeronaval N° 4 (creado 01/01/72), la Escuadrilla Aeronaval de Propósitos Generales y daba alojamiento al Batallón de Infantería de Marina N° 4 (BIM4).

La BAAZ -latitud 43° 12' 35" S y longitud 65° 17' 02" O- se encuentra a 7 km al norte del centro de la ciudad de Trelew  teniendo como  dirección postal: Ruta 3 S/N  (CP  U9100).

6.5.2. Aeropuerto Civil Alte. Zar: En 1965/67 la Fuerza Aérea decide construir un aeródromo civil, en sus inmediaciones, imponiéndose finalmente la idea que la Base Aeronaval Trelew sea el aeropuerto de esa ciudad denominado más tarde Aeropuerto Almirante Marco Andrés Zar, para lo cual se agregan las pistas e instalaciones necesarias en su ámbito.

6.5.3. Aedrónomos Navales Auxiliares: La importancia operativa y logística de Golfo Nuevo para la Escuadra de Mar, han existido de antaño en la zona, aeródromos navales auxiliares, campos de bombardeo y otras reservas varias,entre las que cabe mencionar

a) Aeródromo Auxiliar Punta Ninfas: En el lugar geográfico homónimo, en un campo donado por la familia GARCÍA JAUNSARAS, en la Estancia '-El Petrel", en el camino nacional Ruta Complementaria "h", entre Puerto Madryn y Punta Ninfas. Cuenta con tres pistas de tierra y está habilitada desde 1943.

b) Estación Aeronaval de Puerto Madryn: Puerto Madryn, dentro del Golfo Nuevo, es un área de trabajo de la Flota de Mar. La Aviación Naval, como factor del Poder Naval, no podía estar ausente de las actividades de la zona, que se inician a partir de 1935 para la faz aérea. En 1940, Julio SAN MIGUEL, vecino de Madryn, dona tierras para concretar allí la Estación Aeronaval, a las que se suman la reserva de tierras fiscales y la compra de una fracción a la "Compañía Puerto de Madryn Argentina Ltda.". La Estación Aeronaval -con distintos nombres: Base Secundaria, Campo Auxiliar, Base Aeronaval-, comienza a adquirir forma a partir de 1940, no obstante su uso anterior.

Las obras actuales se inician en 1943/44, se traza y se construye su pista e instalaciones conexas, donde operan los aviones que realizan ejercitaciones con la Flota de Mar, desplazando así a Trelew en el lapso 1945 y se mantiene hasta 1963, cuando pasa el centro de operaciones nuevamente a Trelew.

 A partir de 1971 pasa a depender de la Base Aeronaval Trelew. En 1976, al crearse el Apostadero Naval "Golfo Nuevo", las instalaciones de la ex-Estación Aeronaval Puerto Madryn le son transferidas a dicho Apostadero Naval.

c) Aeródromo Auxiliar "Camarones": Por Decreto 128714/942 se conceden las tierras fiscales pertinentes. En 1944, por intermedio de Vialidad Nacional, se realizan las obras básicas para la confección de una pista auxiliar de tierra.

A partir de 1973 se concede su uso parcial a L.A.D.E, bajo control aeronaval, ya que el pueblo de Camarones no tenía pista ni aeródromo.

d) Estación Aeronaval De Comodoro Rivadavia: Comodoro Rivadavia es un punto de suma importancia en las comunicaciones aéreas de la Patagonia, a lo que suma el no menos importante rol de su producción y puerto petrolífero. La Armada Argentina, iniciadora de la explotación petrolera de Comodoro Rivadavia (1917), estuvo siempre presente en esa importante área. El primer avión naval llega a este punto en 1923.

6.5.4. Placintara: El Plan de Capacidades (PLACINTARA) C.O.N N° 1 “S"/75, contribuyente a la Directiva Antisubversiva N° 1/75 “S", que reglamentó en detalle el plan represivo de la Armada, estableció que el Jefe de la Base Aeronaval Almirante Zar tuviera a su cargo la Jefatura de la Fuerza de Tareas 7 denominada “Agrupación Trelew” con el siguiente organigrama:

FT7: Fuerza de Tareas 7
Denominación: Agrupación Trelew
Jefatura: Jefe Base Aeronaval Almirante Zar
Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias de la Armada y Prefectura Naval Argentina en la Zona de Trelew, Rawson, Golfo Nuevo, Península Valdéz y zonas portuarias de Madryn y Rawson; Departamentos de Telsen, Gastre, Gaiman, Viedma y Rawson de la Provincia de Chubut, según lo acordado con la jurisdicción vecina. - Responsable: Jefe Base Aeronaval Almirante Zar
Unidades: Base Aeronaval Alte. Zar más: Batallón Infantería de Marina 4; Apostadero Naval Golfo Nuevo; Prefectura Madryn Prefectura Rawson y Dependencias con asiento en la Zona de Golfo Nuevo
Inteligencia: Área de Interés principal: Trelew, Rawson y Puerto Madryn - Área de Interés secundario: Gaiman, Dolavon y Cdro. Rivadavia Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ)   -  División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan:  Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Cdro. Rivadavia Puerto Madryn y Rawson

6.6. TALLER AERONAVAL CENTRAL (TAC): Con la finalización de las tareas de armado de los hangares de mantenimiento en la Base Naval Puerto Belgrano se inician las actividades orgánicas del Taller Aeronáutico Puerto Belgrano (TAPB) en septiembre de 1922.

Este se mantuvo como único organismo de mantenimiento aeronaval hasta 1943 cuando se forma el Taller Aeronaval Comandante Espora, acompañando la creación de la Base Espora.

El traslado desde Puerto Belgrano a Espora se completó con la creación de la infraestructura del Taller Aeronaval Central (TAC) en 1973 -físicamente ubicado en la BACE-, que termina de heredar las capacidades originales del TAPB, con dependencia orgánica de la Dirección General de Material Naval a través de la Dirección de Planificación y Arsenales

Recién en 1998 el TAC se fusionó con el Arsenal Aeronaval Nº 2 formando el Arsenal Aeronaval Comandante Espora (ARCE)  con dependencia orgánica de la Jefatura de Mantenimiento y Arsenales (JEMA) creada el 12/02/99 tras la disolución de las direcciones mencionadas, entendiendo en la programación, conducción y control del mantenimiento del material de los sistemas navales, aeronavales y de infantería de marina, dependientes del Comando de Operaciones Navales, en la obtención y administración de los repuestos correspondientes y en la conducción de los arsenales/talleres directamente subordinados, manteniendo una relación funcional con el Comando de la Aviación Naval (www.ara.mil.ar/serv_arsenal.asp#04).

La orgánica del TAC en 1976 era:

Comando en Jefe de la Armada (CJA) - AL MASSERA Emilio Eduardo
Estado Mayor General de la Armada (EMGA)
Dirección General de Material Naval (DGMN)
Taller Aeronaval Central (TAC)

Comando de Operaciones Navales - VL MENDÍA Luis María
Comando de la Aviación Naval - CL MARTÍN Ángel Lionel
Fuerza de Tareas 10 "Reserva Aeronaval " - Jefatura C.A.N.
Taller Aeronaval Central (TAC)

7. COMANDO DE INFANTERÍA DE MARINA (COIM): La Infantería de Marina nació en la Armada el 31 de julio de 1936 con el nombre de "Dirección General de Defensa de Costas", según figura en el decreto firmado por el entonces Presidente de la República Agustín P. JUSTO y su Ministro de Marina, Contraalmirante Elezar VIDELA.

El 28 de agosto de 1943 cambia su denominación por la de "Dirección General de Artillería de Costa", la que mantiene hasta 1946 en que por Ley 12883 toma el nombre de "Comando General de Infantería de Marina"

En el período de 1936 a 1968 tenía la responsabilidad de organizar, adoctrinar, instruir, adiestrar y alistar a las Unidades del Cuerpo.

Al producirse en 1969 la reorganización de la Armada, cesó en sus  funciones, repartiéndose sus tareas la Jefatura de Infantería de Marina (JEIM) y el  Comando de la Infantería de Marina (COIM)  creados al efecto.

7.1. JEFATURA DE INFANTERÍA DE MARINA (JEIM): La JEIM con sede en el Edificio "Libertad"de Buenos Aires, se constituyó en el organismo primario de asesoramiento del Comandante en Jefe de la Armada y del Estado Mayor General de la Armada  (EMGA) teniendo a su cargo todo lo concerniente al planeamiento en el mediano y largo plazo, así como también las proposiciones sobre metas a alcanzar por la Infantería de Marina, interviniendo -además- en la fijación de políticas para la formación del personal y la renovación del material.

En el año 1976 ejercía la JEIM el Vicealmirante de I.M. Julio J  BARDI siendo su orgánica la siguiente:

Comando en Jefe de la Armada - AL MASSERA Emilio Eduardo
      Estado Mayor Gral.  Armada - CL LAMBRUSCHINI Armando
           Jefatura de Operaciones - CL MONTES Oscar Antonio
          Jefatura de Infantería de Marina - VL Julio J  BARDI
          Jefatura de Aviación Naval

7.2. COMANDANTE INFANTERÍA DE MARINA (COIM): A partir de 1968 producto de la reestructuración general de la Armada, adquiere su denominación de "Comando de Infantería de Marina"(COIM) con asiento en la  Base Naval de I. M. Baterías (BNIM),  pasando a depender del Comando de Operaciones Navales.

También desde esta fecha vió modificadas sus funciones, asumiendo la responsabilidad del control táctico-operacional de las Unidades del Componente y de todo el planeamiento para el adiestramiento y empleo de sus medios.

El COIM era responsable del planeamiento, ejecución y dirección de las operaciones de Fuerzas y Unidades de la Infantería de Marina, que ordenaba el C.O.N. y las tareas de adiestramiento conducentes a ello. (art. 106)

En el año 1976 ejercía el  COIM el Contralmirante FRACASSI Eduardo René -encontrándose a su cargo la Fuerza de Tareas Nº 9  "Reserva Terrestre"- siendo su orgánica la siguiente:

Comando de Operaciones Navales - VL MENDÍA Luis María
Comando Naval - CL ANAYA Jorge Isaac
Comando de Infantería Marina - CL FRACASSI Eduardo René
Estado Mayor del Comando de Infantería de Marina
Departamento Personal (G-1)
Departamento Inteligencia (G-2)
Departamento Operaciones y Adiestramiento (G-3)
Departamento Logística (G-4)

7.3. BRIGADA DE INFANTERÍA DE MARINA N° 1 (BRIM1): El Comando de la Brigada de Infantería de Marina Nº 1 se asentaba en la Base Naval de I. M. Baterías (BNIM) ocupando el edificio principal de lo que fuera la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina, siendo  su dependencia administrativa y operativa la del Comando de la Infantería de Marina (COIM).

La BRIM1 planeaba, regulaba y supervisaba la instrucción, el adiestramiento y toda actividad o tarea operativa de las unidades orgánicas asentadas en Baterías, con excepción del Batallón de Artillería de Campaña N° 1 (BIAC) ubicado en  la Agrupación de I.M. Puerto Belgrano.

Desarrollaba asimismo las ejercitaciones de cuadros y tropas necesarias para lograr la adecuada capacitación de los hombres y medios a nivel de una gran Unidad de Combate.

En el año 1976 ejercía la Jefatura de la  BRIM1 -Grupo de Tareas de la F.T. Nº 9- el Capitán de Corberta PONS Luis Alberto Pablo siendo su orgánica la siguiente:

Brigada Infantería de Marina N° 1  (BRIM1) - CC PONS Luis Alberto P.
Batallón Comando  (BICO) - CC PAYBA Hernán Lorenzo
Compañía de Comunicaciones
Compañia de Policía Militar
Compañía Comando y Servicios
Compañía de Exploración
Compañía Antitanque

Batallón Infantería de Marina N° 1 (BIM1) - CF ESCOBAR José R.
Batallón Infantería de Marina N° 2 (BIM2) - CF RANNI Jorge Raúl
Batallón de Apoyo Logístico (BICA)
Compañía de Mantenimiento
Compañía de Abastecimientos
Compañía de Sanidad
Compañía de Servicios de Costas
Compañía de Ingenieros
Compañía de Comando y Servicios

Batallón de Artillería de Campaña N° 1 (BIAC)

7.4. FUERZA DE APOYO ANFIBIO (FAPA): Ante la necesidad de agrupar bajo un solo Comando todas las Unidades de Apoyo de Combate de la Infantería de Marina, se crea por Resolución del Comando en Jefe de la Armada  de fecha 13 de noviembre de 1974 la Fuerza de Apoyo Anfibio (FAPA) siendo su misión primaria la de planear, conducir, ejecutar y supervisar el adiestramiento, alistamiento y actividades de las unidades que la integraban, a fin de suministrar con su personal, medios y sistemas de armas, los apoyos y/o refuerzos que ordenase el Comando de la Infantería de Marina, a requerimiento de las distintas Fuerzas del Cuerpo que debían entrar o se encontraban en operaciones.

Su orgánica estaba dirigida fundamentalmente a contribuir con la máxima eficiencia a la Proyección del Poder Naval desde el mar, apoyando la ejecución de una o más operaciones anfibias.

Componían FAPA el Batallón de Vehículos Anfibios N° 1 -con asiento en la III Batería-; el Batallón de Comunicaciones N° 1; el Batallón de Artillería  Antiaérea y la Agrupación de Comandos Anfibios ubicada en la Base Naval Mar del Plata.

El Comandante de la FAPA se desempeñaba a su vez como Jefe de la Agrupación Infantería de Marina Puerto Belgrano con asiento en la BNPB, brindando el apoyo de servicios necesarios para la vida en el cuartel de todas las Unidades, que tenían su asiento en las instalaciones de la mencionada Agrupación. Para cumplir esta tarea se conformó la Agrupación Servicios Cuartel, que disponía del personal y los medios necesarios para el funcionamiento de los distintos servicios logísticos y de bienestar.

En el año 1976 ejercía de la Jefatura de la  FAPA el Capitán de Navío CASTRO Oscar Alfredo -encontrándose a su cargo la Fuerza de Tareas Nº 2  "Fuerza de Apoyo Anfibio"- siendo su orgánica la siguiente:

Fuerza de Apoyo Anfibio (FAPA) - CN CASTRO Oscar Alfredo
Agrupación Infantería de Marina Puerto Belgrano
Agrupación Servicios Cuartel (APSC)

Batallón de Comunicaciones N° 1 (BIC1)
Compañías de Comunicaciones Radioeléctrica
Compañías de Comunicaciones Alámbrica

Batallón de Artillería Antiaérea (BIAA)
Batallón de Vehículos Anfibios N° 1 (III Batería) (BIVH)
Agrupación de Comandos Anfibios (APCA)

7.5. BASE NAVAL DE INFANTERÍA DE MARINA "BATERÍAS" (BNIM): La BNIM se originó como un Destacamento de Apoyo y Sostén Logístico para la Construcción de las Baterías de Defensa de Costa. Su creación oficial se concreta a través del Decreto Nº 16.948 del 21 de diciembre de 1959.

En la revista "El Archivo"  Nº 20  titulada  "Las Baterías"   publicada por la Municipalidad de Coronel de Marina Leonardo Rosales en su sitio www.archivodepunta.com.ar   se indica:

"...El sistema defensivo costero del Puerto Militar consistió en la construcción de cinco fortificaciones, denominadas baterías, distantes a 14 kilómetros al este de aquél. Numeradas III, IV, V, VI y VII, abarcaban una longitud aproximada de 11 kilómetros de costa...  La zona donde estaban ubicadas las baterías era poco menos que inhabitable por la gran cantidad de arena de los médanos que volaba en los días de viento. Esto no era solamente incómodo sino que ocasionaba serios inconvenientes de salud entre los operarios, quienes recurrentemente sufrían de afecciones en los ojos. Tal es así que el Teniente Coronel Ángel Allaria, jefe del Cuerpo de Artillería de Costas tuvo que distribuir antiparras entre su personal. Pero además de esta medida de coyuntura, encaró un ambicioso proyecto de forestación, desarrollado a la par que    se materializaba la construcción de las fortificaciones. Dadas las características de la zona, esta operación era poco menos que vital, ya que los árboles dotaban  a la región y a su futura población de reparo a los fuertes vientos, sombra en el implacable verano y actuaban como regulador térmico y purificador del aire. Por ello pese a las críticas iniciales de los agrónomos, que no creían que pudieran crecer árboles en estos áridos suelos, Allaria  otorgó a la forestación mucha importancia. En la memoria de 1900 se informaba: "Se han hecho ensayos de plantaciones que comprueban que en las regiones de Punta Sin Nombre deben ponerse sauces y álamos en las hondonadas y en todo el resto de la zona, exceptuándose los médanos vivos, pinos, eucaliptos y tamariscos. Con este fin se hará un vivero de 150.000 pinos y 50.000 eucaliptos con las 200.000 macetas que debe mandar la Intendencia" . Como en Punta Alta y el Puerto Militar el impulsor de la forestación fue Luiggi, en la zona de Baterías la herencia de Allaria se encuentra en cada árbol que puebla el antes arenoso terreno...  Durante 50 años más ellas continuaron defendiendo la entrada de la Base Naval, permaneciendo activas y listas a entrar en acción, hasta 1949 en que se llamaron al definitivo descanso. El 28 de octubre de ese año se realizó el último ejercicio de tiro, con la IV Batería. En la actualidad ella es la única que conserva todos sus cañones y pertrechos, y fue  declarada en 1961 Monumento Histórico Nacional por decreto del Poder Ejecutivo Nacional Nº 10525..."

Las págs. 142/179 del libro oficial la "Armada Argentina - Infantería de Marina - Tres Siglos de Historia y Cien años de vida orgánica - 1879 - 19 de noviembre 1979" agregado en la causa, describen a la BNIM de la siguiente manera:

"...BASE NAVAL  DE INFANTERÍA DE MARINA BATERÍAS

Es la principal Unidad de Apoyo Logístico y de Servicios con que cuenta en la actualidad este componente de la ARMADA NACIONAL

Sus modernas instalaciones son el fruto del tesonero esfuerzo de aquellos hombres que, a través del paso de los años, han dotado a este emplazamiento naval de los adelantos técnicos, tanto en lo referente a instalaciones como a servicios y prestaciones generales, que son imprescindibles ante las necesidades de la guerra moderna...

Fue en el año 1896, simultáneamente con el comienzo de las obras de construcción del Puerto Militar a cargo del ingeniero italiano Don LUIS LUIGGI, que se inicia también la construcción de las defensas costeras del mismo, de acuerdo con proyecto elaborado por el entonces Subteniente Don FÉLIX DUFOURQ.

Para su asentamiento se fija una zona  distante 14 km.  del Puerto, sobre la que, a lo largo de 10 km., se levantarían las casamatas fuertemente artilladas con cañones Krupp de 240 mm.

El sistema defensivo consistió en la construcción de cinco baterías con cuatro cañones cada una y numeradas: III,  IV, V, VI y VII, bajo la dirección del Ingeniero Luiggi y en base al estudio presentado por el Subteniente Dufourq. Hacia el año 1902 concluyeron las obras de estas baterías de defensa del Puerto Militar.

En este emplazamiento se crea el 11 de noviembre de 1896 el BATALLÓN DE ARTILLERÍA DE COSTAS, que tiene como misión cubrir los servicios de las baterías. Su primer Comandante fue el Teniente Coronel de Artillería Don CARLOS MALLO. ASI COMENZÓ LA HISTORIA Y AQUÍ ESTA SU RESULTADO...

En la actualidad la BASE NAVAL DE INFANTERÍA DE MARINA BATERÍAS se extiende a lo largo de los emplazamientos de aquellas antiguas baterías de defensa de costas y en su interior, independientemente de las instalaciones propias de la Base, tienen su asiento los siguientes organismos y unidades:

EL COMANDO DE LA INFANTERÍA DE MARINA
EL COMANDO DE LA BRIGADA DE I.M. N° 1.
EL BATALLÓN DE I.M. N° 1.
EL BATALLÓN DE I.M. N° 2 (Ec.)
EL BATALLÓN DE APOYO LOGÍSTICO DE LA BRIM. N° 1.
EL BATALLÓN DE VEHÍCULOS ANFIBIOS N° 1
EL CENTRO DE INSTRUCCIÓN Y ADIESTRAMIENTO DE LA I.M.

Estas unidades y organismos más los propios de la Base cuentan diariamente para el desarrollo de sus tareas con el apoyo logístico integral de esta Unidad.

Además, reciben apoyo los habitantes permanentes, integrados por las familias de Oficiales, Suboficiales y Cabos que habitan en sus respectivos barrios.

Para cumplir su misión esta Base orienta sus tareas en dos grandes campos, uno el del apoyo logístico integral desde el punto de vista militar y el otro en el desarrollo y mantenimiento de la infraestructura necesaria para el bienestar y esparcimiento de todos sus habitantes.

En el campo de apoyo logístico militar la Base desarrolla sus tareas mediante Destacamentos de mantenimiento en Armamento, Transporte Motor, Material de Campaña y Electrónica, Destacamentos de Sanidad en Combate y Policía Militar.

El Departamento Arsenal cuenta con sus talleres de mantenimiento en:

Transporte Motor: con capacidad para efectuar reparaciones integrales en los medios actualmente en uso en el Componente.

Electrónica: en este aspecto el veloz avance tecnológico impone al personal encargado de las tareas de mantenimiento y reparación una constante preocupación por estudiar y conocer los nuevos medios.

Armamento y Material de Campaña: donde se acondicionan los medios de material de campaña y armamento individual.

Estos talleres ubicados dentro de la Zona Reservada de la Base constituyen el nervio motor de la misma; su esforzada y silenciosa tarea es imprescindible para el éxito de los medios en el combate.

El Departamento Sanidad cuenta con modernas instalaciones que posibilitan la atención integral del personal militar y civil: Consultorios Odontológicos, Sala de Rayos X, Laboratorio y Farmacia.

El Departamento Abastecimientos, además de proveer el apoyo en el sistema contable a todas las unidades de la zona, mantiene en sus pañoles los necesarios stocks de elementos para posibilitar un adecuado reaprovisionamiento en la mayoría de los ítems.

Como dijimos anteriormente, es también tarea de este organismo naval brindar el apoyo necesario en bienestar y esparcimiento del personal: en este sentido a través del Departamento de Instalaciones Fijas se controlan y dirigen las obras de edificación que se llevan a cabo a esos efectos.

Vemos así la Capilla, donde se brinda el apoyo espiritual a nuestros conscriptos durante su vida en las filas de la Armada.

El Complejo deportivo en construcción, con su pileta cubierta y canchas para diversos deportes que se ganan al indomable médano VIVO, está destinado a la práctica deportiva del personal de todas las unidades.

El Cine-Teatro "NICOLÁS AVELLANEDA", con funciones diarias en forma rotativa para dar cabida a todo el personal y donde se concreta la presencia de diversos espectáculos artísticos y conferencias.

El Microcine, destinado a la impartición de clases, proyección de películas y dictado de conferencias de instrucción para Oficiales y Suboficiales.

Las playas de la V y VI Baterías donde en época de verano se reúne el personal de toda la zona y de las ciudades de BAHÍA BLANCA y PUNTA ALTA, atraído por la comodidad de sus instalaciones y su buena pesca.

La pileta de Oficiales destinada también no sólo al personal de la Base Baterías sino a la totalidad de los integrantes de los Componentes de la Institución con asiento en la Región Naval.

El Departamento General, a través de su División Alcaldía, es el encargado del mantenimiento de las casas-habitación de la Base; estas casas constantemente reciben mejoras para brindar las necesarias comodidades.

La BASE NAVAL DE INFANTERÍA DE MARINA BATERÍAS es celosa custodia de las tradiciones de este Componente Naval. La tarea de estudio, investigación y reconstrucción históricos es constante y permanente, contándose con un Museo Histórico abierto a visitas tanto de establecimientos educacionales como de particulares; en este Museo se encuentran valiosísimas muestras del acontecer de la Base Baterías y de la Infantería de Marina en el transcurso del tiempo.

Además, se conservan intactas las construcciones y emplazamientos de la Batería N ° IV, con sus almenas y cañones Krupp de 240 mm. con sus bocas abiertas hacia el mar, recordándonos la inquebrantable decisión de Soberanía de aquellos pioneros del siglo pasado.

En este lugar se efectúa periódicamente el "Tiro Histórico" evocativo de aquel que señaló la inauguración de las primitivas "Defensas del Puerto Militar".

La Base Baterías cuenta con una Compañía de Desfile, en la que una Sección con uniforme de época identifica el glorioso pasado de nuestro cuerpo en el marco de las Fuerzas Armadas de la Nación.

Esta Compañía de Desfile lleva gallardamente el paso marcial de la Infantería de Marina por ciudades del país en actos de conmemoración patria y en ceremonias de evocación cívica y militar.

La Infantería de Marina tiene en su Base Baterías el crisol en el cual crece y se desarrolla día a día, el espíritu indomable de nuestro componente que con el resto de la Armada, vela permanentemente por la preservación y la defensa de la Soberanía Territorial y Marítima de la Nación.

Resuenan en las viejas Baterías y en las modernas instalaciones de la Base, el siempre vigente lema de la Infantería de Marina: "PATRIAE SEMPER VIGILES", como juramento de honor y decisión irrevocable de servicio para con la Institución Naval y para con la República toda..."

De lo anterior se sigue -de manera harto evidente- que la VI Batería en la década del 70  -recorrida y filmada durante la inspección ocular del año 2007- pertenecía -como en la actualidad- a la jurisdicción de la  Base Naval de Infantería de Marina

La BNIM -que se extendía en 1976 a lo largo de los emplazamientos de aquellas antiguas baterías de defensa de costas- tenían su asiento los siguientes organismos y unidades:

Base Naval de Infantería de Marina Baterías (BNIM)
Departamento Operaciones
División Planes
División  Comunicaciones
División Vigilancia y Seguridad
Sección Detalle
Compañía Policía Militar
Sección Policía Militar
Grupo Policía Militar
Sección Sala de Armas
Sección Banda de Música

División Contrainteligencia
Central Defensa  Áerea

Departamento Medicina y Servicios Médicos
División Sanidad en Combate
División Farmacia y Bioquímica
División Servicios Médicos
División Odontología

Departamento General
División Secretaría
División Personal
Servicios Religiosos
División Cuartel Base

Departamento Arsenal
División Automotores
División Electrónica
División Armamento
División Transportes

Departamento Abastecimientos
Sección Despacho
División Tesorería
División  Revista
División Cont de Materiales
División Suministros y Servicios
División Compras y Recepción

Departamento Instalaciones Fijas
División Técnica Civil
División  Obras
División Producción
División Máquinas y Electricidad

Organismos y Unidades con sede en BNIM
Comando de Infantería de Marina (COIM)
Comando Brigada de Infantería de Marina Nº 1 (BRIM1)
Brigada Infantería de Marina N° 1  (BRIM1)
Batallón de Infantería de Marina N° 2 (BIM2)
Batallón de Apoyo Logístico (BICA)
Compañía de Mantenimiento
Compañía de Abastecimientos
Compañía de Sanidad
Compañía de Servicios de Costas
Compañía de Ingenieros
Compañía de Comando y Servicios

Comando de la Fuerza de Apoyo Anfibio (FAPA)
Batallón de Vehículos Anfibios N° 1 (III Batería) (BIVH)

7.6. UNIDADES DE LA INFANTERÍA DE MARINA (1976/1983): Del libro "...Tres Siglos de Historia..." y del sitio de la Armada Argentina www.ara.mil.ar surge la composición y orgánica de las  unidades de la I.M. en la época de los hechos motivo de investigación:

7.6.1. BATALLÓN COMANDO (BICO):  Este Batallón nace junto a la BRM1 el 27 de diciembre de 1947 y era su responsabilidad primaria organizar, instalar, operar y dar seguridad al Puesto de Comando de Brigada, proporcionándole fundamentalmente todas las comunicaciones necesarias para su enlace con las unidades orgánicas y que se le agreguen, y también con los medios navales y aeronavales. Para ello contaba con una Compañía de Comunicaciones, una Compañia de Policía Militar y la Compañía Comando y Servicios.

También dirigía el adiestramiento y empleo de las Compañías de Exploración y Antitanque que operaban a nivel de la Brigada.

En 1976  se alojaba en la Agrupación Infantería de Marina Puerto Belgrano.

7.6.2. BATALLÓN DE INFANTERÍA DE MARINA Nº 1 (BIM1):  Con fecha 23 de octubre de 1945 se crea el Batallón de Vigilancia y Seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano, el que en 1952 cambia su denominación por la del Batallón de I.M. N° 1.

Hasta 1965 este Batallón dependió orgánicamente de la Base Naval Puerto Belgrano y a partir de entonces pasó a formar parte de la BRM1, manteniendo su asiento en Puerto Belgrano.

Recién en 1969 se trasladó  a Baterías, ocupando las instalaciones que dejara libre la Escuela de Suboficiales de I. M. al trasladarse esta a la Base Naval de Mar del Plata.

7.6.3. BATALLÓN DE INFANTERÍA DE MARINA N° 2 (BIM2): Otro de las elementos de maniobra de la BRN1 fue creado por Decreto 67347 del 15 de julio de 1940 firmado por el entonces Vicepresidente de la Nación en ejercicio del Poder Ejecutivo, Dr. Ramón S. Castillo.

Tenía su asiento en la Base de I.M. Baterías, ocupando las mismas instalaciones desde la fecha de su creación.

7.6.4. BATALLÓN DE ARTILLERÍA DE CAMPAÑA N° 1 (BIAC):  Nación en 1947, junto a la BRM1 como consecuencia de la reorganización encarada por la Infantería de Marina para adecuarse a las nuevas exigencias de la guerra anfibia.

Tenía como misión básica de proporcionar apoyo de artillería a los elementos de maniobra de la BRM1 en el asalto anfibio y en las posteriores operaciones en tierra; además, era  su responsabilidad como Unidad Escuela, el adiestramiento del personal superior y subalterno de la especialidad en las tácticas y técnicas de empleo de la artillería en uso en el cuerpo.

Tenía su asiento en la Agrupación de I.M. Puerto Belgrano

7.6.5. BATALLÓN DE APOYO LOGÍSTICO (BICA): Esta Unidad proporcionaba apoyo logístico y de ingenieros a la BRM1 para el desarrollo de operaciones anfibias y terrestres. Para el cumplimiento de su misión disponía de los elementos necesarios para organizar y operar un sistema de apoyo de abastecimientos, de mantenimiento, de servicios, de sanidad, de transporte motor y de ingenieros. Contaba además, de los elementos esenciales de comando, control y de trabajo para apoyar una Fuerza de Desembarco a nivel de Brigada en las playas de desembarco o en las zonas de aterrizaje de helicópteros.

El Batallón de Apoyo Logístico estaba constituido por una Compañía de Mantenimiento, una Compañía de Abastecimientos, una Compañía de Sanidad, una Compañía de Servicios de Costas, una Compañía de Ingenieros y una Compañía de Comando y Servicios.

7.6.6. BATALLÓN DE VEHÍCULOS ANFIBIOS (BIVH): Esta Unidad nació el 27 de diciembre de 1947, integrando la BRIM1 con el nombre de Batallón de Tropas Especiales N° 1. Inicialmente se organizó en una Compañía de Tanques, la que se equipó con los Carriers Universal T. 6, y en marzo de 1948 se le incorporaron los Vehículos Anfibios en Oruga (VUO) y Rueda (VUR) que la Armada adquiriera en los Estados Unidos.

En sus orígenes se alojó con el BIM2, luego pasó a la IV Batería de Artillería de Costas (hoy Museo) y en 1949 ocupó su emplazamiento definitivo en la III Batería donde se encaró el desarrollo del Cuartel, lo que comenzó con la fijación de médanos e incluyó la construcción de galpones para alojar los vehículos, comprendiendo también las obras para alojamiento del personal.

En 1952, por resolución ministerial, cambia su nombre por el de Batallón de Vehículos Anfibios N° 1, y pasó a depender de la Fuerza de I.M. N° 2. Con la reorganización de 1968 se subordinó al Comando de la Infantería de Marina y en 1974 se integró orgánicamente a la Fuerza de Apoyo Anfibio (FAPA).

7.6.7. BATALLÓN DE COMUNICACIONES N° 1 (BIC1):  El BIC1 fue la Unidad escuela del arma. Con anterioridad a su creación, estas actividades eran reguladas por un Centro de Instrucción con asiento en la Guarnición Baterías, el que no tenía la orgánica de una unidad de combate, ni podía llevar a la faz práctica lo que se dictaba en forma teórica en sus aulas.

El Batallón nace el 27 de diciembre de 1947 por Resolución del Ministerio de Marina. Desde entonces tuvo su asiento en el cuartel de la actual Agrupación de I.M. Puerto Belgrano, anteriormente conocido como alojamiento del Regimiento de Artillería Antiaérea N ° 1.

Durante ese año su orgánica se basa en dos Compañías de Comunicaciones: la primera radioeléctrica y la segunda alámbrica.

En el año 1949, con fines operativos y de instrucción, el Batallón se organizó en las siguientes subunidades: Compañía Comunicaciones de la Brigada, Sección Comunicaciones de Infantería, Sección Comunicaciones de Artillería de Campaña, Sección de Comunicaciones de Artillería Antiaérea.

Hasta 1954 dependió del Comando de la Brigada de I.M. N° 1 y luego pasó a depender del Comando de la Infantería de Marina y posteriormente de la Fuerza de Apoyo Anfibio hasta nuestros días.

Su campo de acción es difícil de definir en una frase, y va desde el apoyo telefónico o radioeléctrico a cualquier ejercitación, hasta el empleo de Comunicaciones Zonales, tipo de comunicación empleado a nivel de grandes unidades, pasando por las complejas e imprescindibles ligazones de Apoyo Aéreo y Fuego Naval, elemento esencial e imprescindible en toda Operación Anfibia.

7.6.8. BATALLÓN DE ARTILLERÍA ANTIAÉREA (BIAA): En enero de 1975, se disuelve el Regimiento de Artillería Antiaérea Nº 1 (Ec.) y se crea por Resolución del Comando General de la Armada el Batallón de Artillería Antiaérea (BIAA), dependiendo de la Fuerza de Apoyo Anfibio y ubicándose en la Agrupación de Infantería de Marina Puerto Belgrano.

7.6.9. BATALLÓN DE SEGURIDAD DE LA BASE NAVAL PUERTO BELGRANO (BISP): El 8 de Octubre de 1945 la Dirección General del Cuerpo de Artillería de Costas solicitó la creación de un Batallón para cumplir los servicios de vigilancia y seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano.

El 23 de Octubre de 1945 fue aprobado dicho proyecto creándose el "Batallón de Vigilancia y Seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano".

A partir del 13 de Noviembre de 1974 cambió su denominación a la de "Batallón de Seguridad de la Base Naval Puerto Belgrano"ocupando en 1976 las instalaciones ubicadas en Avenida Libertad y Avenida a la Estación teniendo su entrada principal frente al Puesto de Acceso N° 1 de la Base Naval Puerto Belgrano.

7.6.10. BATALLÓN DE INF. MARINA N° 4 (BIM4):

“…La misión de la ARMADA y su intervención en la defensa nacional llevó a esta Unidad al sur del  país para participar en el desarrollo de nuestras  tierras patagónicas, junto a los  esforzados y  progresistas pobladores de la bella TRELEW, a  donde llega el l de enero de 1970.

La Base Aeronaval Trelew es su nuevo asiento y los infantes de marina aúnan sus esfuerzos a los de la Aviación Naval, para incrementar el prestigio de la ARMADA en esas latitudes.

El Batallón de Infantería de Marina N° 4 se encuentra identificado con la población, participa de sus actividades y se suma a la lucha por la prosperidad del sur argentino. Sus hombres, herederos de un coraje sin fin, encolumnados detrás de su Bandera y blandiendo el estandarte que reza “UNIDOS HACIA LA GLORIA”, conforman una unidad orgullosa, que avanza segura por los caminos de la Patria...”

7.6.11. OTRAS UNIDADES DE INFANTERÍA DE MARINA: Batallón de Inf. Marina N° 3 - Zárate Base Naval (BIM3); Batallón de Inf. Marina N° 5 - Río Grande (BIM5); Fuerza de Inf. Marina Austral - Río Gallegos (FAIA); Batallón de Seguridad del Estado Mayor Gral. Armada (BISA) y Compañía de Infantería de Marina Nº 7

8. POLICÍA DE ESTABLECIMIENTOS NAVALES: Bajo la denominación "Policía del Puerto Militar" se creó el 5 de enero de 1907 la hoy Policía de Establecimientos Navales, instalándose el primer destacamento frente a la plaza Juncal de la Base Naval Puerto Belgrano, donde actualmente funciona el Tenis de Oficiales. El 18 de abril del año 1958, mediante Decreto-Ley Nº 5177, se aprobó el Estatuto de la Policía de Establecimientos Navales, quedando establecidas las funciones de "Policía de Seguridad" y "Policía Judicial", a cumplir por el personal en los lugares sometidos exclusivamente a la jurisdicción militar. (www.gacetamarinera.com.ar/nota.asp?idNota=1251&idSec=11)

8.1. HISTORIA: En sus inicios fue un destacamento con un encargado y un grupo reducido de agentes que cumplía funciones de vigilancia y seguridad en la zona militar, teniendo una competencia limitada en el área urbana de la Región Naval; hasta que el 6 de septiembre de 1935, por Orden General de la Armada, se formalizan las funciones y se asignan las dependencias a la Policía, designándose a partir de ese momento a la sede como Comisaría de la base, dependiendo de la Jefatura de la Base Naval Puerto Belgrano

En el año 1935, ante la captura de un individuo por parte de esta Policía y respondiendo a una orden de un Juez de Instrucción de la Capital Federal, se requirió a la Auditoría General de Guerra y Marina, el dictado de las atribuciones y funciones de la Policía en la Región Naval, para establecer si en el desempeño de sus funciones debía atenerse a las prescripciones del Código de Procedimientos en lo Criminal. En el expediente respectivo, el Auditor General de Guerra y Marina Roberto AMORRORTO dispuso entonces que la función policial de la Primera Región Naval, se debía encontrar a cargo del titular de la misma, según lo establecían los Decretos del 16 de marzo de 1919, 3 de febrero de 1922 y 26 de abril del mismo año.

Asimismo, dispuso que en el desempeño de las funciones policiales, el Jefe de la Región Naval y su Policía, debían ceñirse a las disposiciones legales y reglamentarias pertinentes; aclarando que dentro de las normas a observar, estarían aquellas de orden civil, tales como el Código de Procedimientos en Maestría Criminal de la Nación.

El 6 de septiembre de 1935 por Orden General de la Armada, se formalizan las funciones y se asignan las dependencias a la Policía, designándose a partir de este momento, a la sede como Comisaría de la Base, dependiendo de la Jefatura de la Base Naval Puerto Belgrano.

En 1949, el tránsito en la jurisdicción de la Base Naval Puerto Belgrano, quedó establecido por las disposiciones de la Ley Nacional de Tránsito Nº 13.893 y se creó el Reglamento de Tránsito de la Base Naval.

En 1953, se estableció un Destacamento de Policía en Puerto Rosales, dependiente de la Comisaría de la Base Naval Puerto Belgrano que funcionó hasta el mes de diciembre del año 1962; fecha en que pasó a ser una parada más del Servicio de Calle de la Comisaría.

En 1958, se puso en vigencia el Reglamento de acceso, Permanencia y Circulación de Personas. Ese mismo año, la Policía adoptó su actual denominación de "Policía de Establecimientos Navales" y el Gobierno Provisional, mediante el Decreto Ley 5177/58 aprobó su Estatuto, asignándole funciones de Policía de Seguridad y Judicial en todos los Establecimientos Navales, dándole con ello, la fuerza de ley a su accionar, Decreto Ley que fue ratificado ese mismo año por la Ley 14.467.

Asimismo, en la Dependencia de Puerto Belgrano funciona -como en 1976- la Planta Verificadora de Coronel de Marina Leonardo Rosales, en la cual personal idóneo constata que lo vehículos antes de ser inscriptos o transferidos posean la numeración de chasis y motor originales y sin adulteración; rigiéndose por las normativas dictadas por la Dirección Nacional de los Registros de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios.

En la actualidad la Policía de Establecimientos Navales posee Comisarías en las Bases Naval Puerto Belgrano, Aeronaval Comandante Espora, Infantería de Marina Baterías y Mar del Plata, contando además con Destacamentos en la Dirección de Abastecimientos Navales, Estación Aeronaval Ezeiza y Transportes Navales.

8.2. DECRETO-LEY 5177: A la época de los hechos bajo investigación la Policía de Establecimientos Navales (P.E.N.) tenía sus instalaciones en el sector lindero al Puesto Número 1 de la Base Naval Puerto Belgrano.

Su estatuto -aprobado por el Decreto Ley 5177 de fecha 18 de abril de 1958 agregado a fs. 2089- disponía:

a) Dependencia: Dependía del Comando en Jefe de la Armada y su personal se encontraba directamente subordinado al Comandante de la Base Naval Puerto Belgrano (arts. 102 y cc. de su estatuto)

b) Policía de Seguridad: En los lugares sometidos exclusivamente a la jurisdicción militar (art. 101) tenía las siguiente funciones:

"...a. Asegurar en general el mantenimiento del orden dentro de los Establecimientos Navales; b. Velar por las buenas costumbres en cuanto puedan ser afectadas por actos de escándalo público; c. Asegurar el cumplimiento de las disposiciones y órdenes existentes, referentes al acceso y salida de los Establecimientos Navales; d. Impedir los actos y/o consecuencias dañosas para las personas y la propiedad particular o del Estado, prestando su colaboración en los casos de peligro común, como ser incendios, explosiones u otros siniestros; y e. Prevenir la comisión de delitos con el alcance y medios que este estatuto establece..."(art. 201).

c) Policía de Judicial: En igual jurisdicción tenía -además- estas funciones:

"...a. Practicar preventivamente todas las diligencias urgentes tendientes a averiguar los delitos cuya investigación y juzgamiento no competa a la jurisdicción militar (Tratado I título VI del Código de Justicia Militar), asegurar su prueba y descubrir a sus autores y partícipes, poniéndolos de inmediato a disposición de la autoridad competente; b. Proceder a la detención de las personas, contra las cuales subsista auto de prisión u orden de comparendo, dictado por autoridad competente, poniéndola a disposición de tal autoridad; c. Prestar el auxilio de la fuerza para el cumplimiento de las órdenes y resoluciones de los jueces; d. Colaborar con los jueces en el mejor cumplimiento de su misión; y e. Colaborar en la investigación de infracciones o delitos comunes ("Código Penal"; edictos policiales) imputados a personal militar, cuyo juzgamiento compete a la jurisdicción militar, cuando así lo ordene el Comandante, Director o Jefe del Establecimiento Naval, y en la medida que esas autoridades militares dispongan..."(art. 202)

d) Atribuciones: Para el cumplimiento de las funciones indicadas precedentemente tenía las siguientes atribuciones:

"...a. Preparar y elevar para su aprobación por el Comandante, Director o Jefe del Establecimiento Naval los edictos y ordenanzas necesarios para asegurar el orden y la moralidad y para prevenir el delito. S  tales edictos o reglamentaciones establecieran sanciones, deberán ser aprobadas por el Cdo. en Jefe de Armada o por el Poder Ejecutivo en su caso; b. Detener, identificar e interrogar con arreglo a las leyes y reglamentos vigentes a todo personal civil sospechado de algún delito o acto ilícito; c. Efectuar las funciones que le correspondan de acuerdo con lo previsto en el Código de Procedimientos en lo Criminal de la Nación y leyes procesales aplicables, según su competencia y funciones; y d. Detener e interrogar a personal militar en caso de infracciones o delitos comunes ("Código Penal"; y edictos policiales) sujetos a la jurisdicción militar, cuando así lo ordene expresamente el Comandante, Director o Jefe del Establecimiento Naval o el funcionario que ellos designen (art. 203).

e) Cooperación y Acción Supletoria: Debía cooperación y acción supletoria con la Policía Federal, Prefectura Nacional Marítima y Gendarmería Nacional (art. 103)

f) Ascensos: La Dirección General de Personal Naval (B.N.P. Nº 40/67) acordaba los ascensos del personal del la P.E.N.

XII - PREFECTURA NAVAL ARGENTINA:

La Ley 18390 (B.O. 28/10/69) -vigente al tiempo de los hechos bajo investigación- estableció que la P.N.A. dependiera del Comando en Jefe de la Armada y que su Jefatura la ejerciera un alto Oficial de la A.R.A. con el título de Prefecto Nacional Naval designado por el Poder Ejecutivo Nacional a propuesta del Cte. Jefe de la A.R.A.

1. ORGANIGRAMA: El Anexo I del Decreto 672 (B.O. 26/07/71) -reglamentario de la Ley 18390- vigente al 24/03/76 textualmente señalaba:

"...La Prefectura Naval Argentina está organizada en la forma que se detalla en el presente anexo, a fin de cumplir con los asuntos de su competencia que establece la legislación vigente y con las tareas que imponga el Comandante en Jefe de la Armada.  El Prefecto Nacional Naval ejerce la conducción de la Prefectura Naval Argentina.

La Subprefectura Nacional es el Organismo que asiste al Prefecto Nacional Naval en el ejercicio de la conducción de la Prefectura Naval Argentina mediante: el planeamiento de toda actividad de la repartición contribuyente al Planeamiento Naval y al Nacional de Desarrollo y Seguridad; al asesoramiento en todos los aspectos de competencia de la Prefectura Naval Argentina y la supervisión y control de los organismos y dependencias que la componen.

El Subprefecto Nacional Naval es la autoridad que asiste al Prefecto Nacional Naval en la conducción de la Prefectura Naval Argentina, dirigiendo el trabajo de la Subprefectura Nacional, ejerciendo autoridad ejecutiva sobre los Organismos puestos bajo su dependencia, desempeñándose en el más alto nivel de supervisión.

La Dirección de Prefecturas de Zona es el organismo que entiende en hacer cumplir, en su jurisdicción, mediante los efectivos de las prefecturas de zona y demás organismos operativos subordinados, todas las normas, ordenanzas y disposiciones en vigor; entender en la prestación de auxilio en salvaguardia de vidas y bienes; disponer el ordenamiento y adiestramiento de las prefecturas de zona y organismos subordinados, ejerciendo la coordinación y supervisión de los mismos, con el objeto de cumplir las funciones,tareas y operaciones asignadas a la Prefectura Naval Argentina.

La Dirección de Policía de Seguridad de la Navegación es el organismo que entiende en todo lo relativo a la seguridad de la navegación y de la vida humana en el mar, ejerciendo control sobre el material naval y la navegación; habilita y registra al personal de la Marina Mercante y al navegante en general; verifica la aplicación de las leyes y disposiciones nacionales e internacionales que rigen la navegación y propone las ordenanzas relacionadas con las mismas.

La Dirección de Policía de Seguridad y Judicial es el organismo que entiende en la formulación de las normas relativas al mantenimiento del orden y la seguridad pública, en la jurisdicción de la repartición; entiende en la instrucción de sumarios por delitos, acaecimientos de la navegación y demás siniestros, contravenciones de seguridad pública y de seguridad náutica y propone las normas respectivas.

La Dirección del Personal es el organismo que entiende en la ejecución del Plan Anual Logístico, desarrollando las funciones de obtención, distribución y sostén del personal.

La Dirección del Material es el organismo que entiende en la ejecución del Plan Anual Logístico, desarrollando las funciones de obtención, distribución y mantenimiento de todo el material.

La Dirección de Administración es el organismo que entiende en la gestión económico-financiera, centralización y contralor contable de la Prefectura Naval Argentina.

La Secretaría General es el organismo que asiste al Prefecto Nacional Naval, en el ejercicio de todas las tareas que hagan a su función pública y de relación con otros entes estatales y privados, no específicamente asignadas a otras direcciones u organismos.

El Servicio de Inteligencia es el organismo que asiste al Prefecto Nacional Naval, Subprefectura Nacional, direcciones, organismos y demás dependencias de la repartición, en asuntos de inteligencia y ejecuta los programas de inteligencia de la Prefectura Naval Argentina.

La Asesoría Técnica Naval es el organismo asesor del Prefecto Nacional Naval en lo referente a la navegación, gobierno y maniobra de los buques en la faz técnico naval. Realiza las pericias y expide los dictámenes que se le soliciten en los sumarios instruidos por hechos o acaecimientos de la navegación.

La Asesoría Jurídica es el organismo asesor del Prefecto Nacional Naval en lo referente a la interpretación y aplicación de las leyes, decretos y reglamentos, y en general, en todos los asuntos jurídicos, relacionados con la repartición.

El Consejo de Oficiales Superiores es el organismo asesor del Prefecto Nacional Naval en toda materia de gran importancia.

Los Consejos Consultivos son los órganos asesores del Prefecto Nacional Naval que tienen por función informar y hacer conocer opiniones y necesidades de los sectores interesados, en lo referente a problemas técnico-administrativos de la navegación y su personal y del deporte náutico.

El Servicio de Comunicaciones es el organismo que asiste al Prefecto Nacional Naval, Subprefectura Nacional, direcciones, organismos y demás dependencias de la repartición, en asuntos de comunicaciones; elabora la doctrina y planes de comunicaciones y ejecuta los programas correspondientes.

El Servicio de Practicaje y Pilotaje es el organismo que asiste al Subprefecto Nacional Naval en todo lo relacionado con la administración de este Servicio, de conformidad con las disposiciones contenidas en el "Reglamento de los Servicios de Practicaje y Pilotaje para los Ríos, Puertos, Pasos y Canales de la República Argentina", fiscalizando el cumplimiento de las normas reglamentarias y promoviendo la actualización de la reglamentación vigente sobre practicaje y pilotaje.

La Jefatura de Planeamiento Operativo es el organismo que asiste al Subprefecto Nacional Naval efectuando el planeamiento de largo, mediano y corto plazo, en asuntos relacionados con: la policía de seguridad de la navegación; el ejercicio de la jurisdicción administrativa de la navegación; la policía de seguridad; la policía judicial y las dependencias ejecutorias.

La Jefatura de Planeamiento Orgánico es el organismo que asiste al Subprefecto Nacional Naval efectuando el planeamiento de largo, mediano y corto plazo, en asuntos relacionados con la organización y racionalización de la Repartición.

La Jefatura de Planeamiento Logístico es el organismo que asiste al Subprefecto Nacional Naval efectuando el planeamiento de largo, mediano y corto plazo, en asuntos relacionados con el personal, el material y sus sostenes logísticos, entiende en la elaboración del presupuesto y formula el Plan Anual Logístico..."

En síntesis el organigrama fijado por el Anexo I Decreto 672 era el siguiente:

Comando en Jefe de la Armada
Comando de Operaciones Navales
Prefectura Naval Argentina (PNA)
Consejos:
Consejo de Oficiales Superiores
Consejos Consultivos
Asesorías:
Grupo Asesor
Asesoría Técnica Naval
Asesoría Jurídica
Secretaría General
Servicio de Inteligencia (SIPNA)
Subprefectura Nacional Naval
Jefatura de Planeamiento Operativo
Depto Doctrina Institucional, Adiestramiento y Planes
Jefatura de Planeamiento Orgánico
Departamento Organización
Jefatura de Planeamiento Logístico
Departamento Material
Departamento Personal
Departamento Finanzas
Servicios:
Servicio de Comunicaciones
Servicio de Practicaje y Pilotaje
Dirección de Prefecturas de Zona
Departamento Instrucción y Adiestramiento
Departamento Operaciones
Prefecturas de Zonas
Prefectura Zona Alto Paraná
Prefectura de Posadas
Prefectura Iguazú
Prefectura San Javier
Prefectura Itá Ibaté
Prefectura Ituzaingó
Prefectura Libertador Gral. San Martín
Prefectura Eldorado
Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay
Prefectura Corrientes
Prefectura Formosa
Prefectura Barranqueras
Prefectura Pilcomayo
Prefectura Reconquista
Prefectura Goya
Prefectura Paso de la Patria
Prefectura Itatí
Prefectura Zona Bajo Paraná
Prefectura de San Nicolás
Prefectura Rosario
Prefectura San Lorenzo
Prefectura Santa Fe
Prefectura Paraná
Prefectura Villa Constitución
Prefectura Diamante
Prefectura la Paz
Prefectura Zona Alto Uruguay
Prefectura de Paso de los Libres
Prefectura Santo Tomé
Prefectura Monte Caseros
Prefectura Yapeyú
Prefectura Alvear
Prefectura Garruchos
Prefectura Zona Bajo Uruguay
Prefectura Concepción del Uruguay
Prefectura Gualeguaychú
Prefectura Colón
Prefectura Concordia
Prefectura Salto Grande
Prefectura Federación
Prefectura Zona Delta
Prefectura San Isidro
Prefectura Tigre
Prefectura Campana
Prefectura Zárate
Prefectura Olivos
Prefectura San Fernando
Prefectura Escobar
Prefectura San Pedro
Prefectura Guazú Guazucito
Prefectura Martin Garcia
Prefectura Paranacito
Prefectura Zona Río de la Plata
Prefectura Buenos Aires
Prefectura Boca del Riachuelo
Prefectura Dock Sud
Prefectura La Plata
Prefectura General Lavalle
Prefectura Zona Atlántico Norte
Prefectura Bahía Blanca (Pto. Ing. White)
Prefectura Mar del Plata
Prefectura Quequén
Prefectura Puerto Madryn
Prefectura San Antonio Oeste
Prefectura Rawson
Prefectura Zona Atlántico Sur
Prefectura de Comodoro Rivadavia
Prefectura Puerto Deseado
Prefectura Río Gallegos
Prefectura Río Grande
Prefectura Ushuaia
Prefectura San Julián
Prefectura Santa Cruz
Prefectura Caleta Olivia
Prefectura Lago Argentino
Dirección de Policía de Seguridad de la Navegación
Departamento Control y Seguridad
Registro Nacional de Buques
Dirección de Policía de Seguridad y Judicial
Departamento Seguridad Judicial y Sumarios
Departamento Investigaciones
Dirección del Personal
Departamento Personal
Departamento Instrucción
Departamento Sanidad
Dirección del Material
Departamento Bienes Inmuebles
Departamento Material
Departamento Abastecimiento
Dirección de Administración
Departamento Económico Financiero
Departamento Contabilidad y Finanzas

2. SERVICIO DE INTELIGENCIA DE PREFECTURA: Entre los años 1976/1984 por aplicación del art. 2.  inc. a) del Decreto 672/71, dependía directamente del Prefecto Nacional Naval el Servicio de Inteligencia de la PNA.

 Prescribía el  Anexo I  "Inteligencia" del  Placintara C.O.N. Nº 1/75"S", que la Jefatura de Inteligencia del Estado Mayor General Naval (JEIN) integrara ese organismo de la PNA:

a) Que el Servicio de Informaciones de la Prefectura Naval Argentina (SIPNA) operase como agencia de colección de la F.T.3 "Agrupación Buenos Aires" integrándose a la Jefatura de Inteligencia Naval (JEIN)  del Estado Mayor General de la Armada
b) Que la Sección Informaciones de la Prefectura Zona Atlántico Norte (PZAN) operase como agencia de colección de la F.T.2 "Fuerza Apoyo Anfibio" integrándose a la Central de Inteligencia de Puerto Belgrano (CEIP) dependiente del Comando de Operaciones Navales
c) Que las Secciones Inteligencia de la Prefectura Mar del Plata y de la Prefectura Naval Necochea operasen como agencias de colección de la F.T.6 "Fuerza de Submarinos"
d)  Que la Sección de Inteligencia de la Prefectura Ensenada se sumara a la F.T.5 "Agrupación Río Santiago"
e) Que la Secciones de Inteligencia Prefectura Naval de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn y Rawson se sumaran a la F.T.7 "Agrupación Trelew"
f) Que la Sección Inteligencia Prefectura Naval de Ushuaia, Río Gallegos y Río Grande se sumaran a la F.T.8 "Agrupación Austral"
g) Que las Secciones de Inteligencia de las Prefecturas Zona Alto Paraná, Paraná Superior, Paraguay, Bajo Paraná, Alto Uruguay, Bajo Uruguay y  Delta se sumaran a la F.T.11. "Área Naval Fluvial

XIII - MAPA CONJUNTO DEL EJÉRCITO,  LA ARMADA Y LA PREFECTURA NAVAL:

Gráficos -y detalles- de las Zonas, Subzonas y Áreas de Defensa  del Ejército como de los Centros Clandestinos de Detención de las FF.AA y FF.SS pueden encontrarse -entre otras obras- en "Sobre Áreas y Tumbas - Informe sobre desaparecedores" escrita por el Capitán Ej. (R) Federico E. MITTELBACH y el Tte.Cnel. (R) Jorge MITTELBACH, ed. Sudamericana, Bs. As., junio 2000; en "El Escuadrón Perdido. La verdad sobre los 129 soldados secuestrados y desaparecidos durante el gobierno militar" -ed. Planeta Argentina SA, Bs. As., 1998 y "Memoria Debida", ed. Colihue, Bs. As., 1999, escritas por el Capitán Ej. (R) José Luis D'ANDREA MOHR; en "692 Responsables del Terrorismo de Estado" del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), ed. Cooperativa Tierra Fértil, Bs.As., 1986 y en los sitios www.nuncamas.org/zonas/zonas.htm "Zonificación Militar" de la ONG Nunca Más, www.memoriaabierta.org.ar/principal.php "Mapa de los Centros Clandestinos de Detención" de la ONG Memoria Abierta y  en el Anexo Tomo II "Informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP)  "Nunca más" -editorial Eudeba, Universidad de Buenos Aires,  abril 2006, págs. 1211/1286.

Tal como se explicó en el informe de fs. 11681/12174 –que aquí se da por repetido-, la Directiva 404/75 desplegó las  unidades y comandos del Ejército en el terreno -y en los hechos  materia de investigación- en combinación con las 11 Fuerzas de Tareas (FT) de la Armada dispuestas en  el  PLACINTARA C.O.N. 1/75"S"  firmado el  21/11/75 por el Comandante de Operaciones Navales -Vicealmirante Luis María MENDÍA-  como "contribuyente" a la Directiva Antisubversiva COAR 1/75"S"

No es ocioso recordar que las 11 FT -con sus numerosos  grupos  (GT) y elementos de tareas (ET)-  constituían una sola zona de defensa bajo la jurisdicción de la Armada según lo afirmó el Almirante Eduardo Emilio MASSERA -Jefe de la Armada e integrante de la Junta Militar en 1976- al prestar declaración indagatoria a fs. 1448/1459 en la causa 13/84 caratulada "Causa Originariamente instruida por el Consejo Supremo de las FF.AA. en cumplimiento del Decreto 158/83 del P.E.N."  tramitada ante la Excma. Cámara Federal de Capital Federal, como se menciona -además- en el resultando II b) de su sentencia dictada el 09/12/85 (Fallos 309:33).

En este agobiante mapa militar -aprobado antes del 24 de marzo de 1976- no había lugar para la improvisación.Con  desplegarlo se advertirá -sin otro esfuerzo- que cada "oficial", "soldado", "aspirante" y "simpatizante" "encuadrado" en la OPM Montoneros -y sus similares del ERP, entre otras organizaciones armadas de la época-  como cada  "embute", "cárcel del pueblo", "tabique", "imprenta", y cualquier otro lugar u objeto destinado a la "guerra revolucionaria" -profusamente analizada en el informe de fs. 11681/12174 enviado el 16/03/10 a la Subcoordinadora del "Programa, Verdad y Justicia" del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos  de la Nación en contestación al Oficio de fs. 8944/8945- tenía sobre sí esta  inequívoca y previa cuadrícula militar:

ZONA 1 - Jurisdicción: Capital Federal, Provincia de Buenos Aires excepto los partidos de Adolfo Alsina, Coronel Suarez, Saavedra, , Tornquist, Coronel Pringles, Adolfo González Chávez, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Villarino, Bahía Bla|nca, Patagones, Escobar, General Sarmiento, General San Martín, Pilar, San Fernando, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López. Hasta fines de 1979 la zona 1 también abarcó toda la Provincia de La Pampa - Responsable: Comandante del Cuerpo de Ejército I - Inteligencia: G2-Inteligencia Subzona Capital Federal (1/CF) Toda la Capital Federal, dividida en siete áreas. - Responsable: Segundo Comandante del Cuerpo de Ejército I - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 103

Área I Sector comprendido entre el Río de la Plata, Avenida Independencia, Piedras, Carlos Calvo, Chile, Alberti, Estados Unidos, Boedo, Av. Rivadavia, Jean Jaures y Av. Córdoba.

Área II (1/CF/II) Sector comprendido entre el Río de la Plata, Av. Córdoba, Jean Jaures, Av. Rivadavia, Av. Dr. Honorio Pueyrredón, Av. Juan B. Justo, Av. Int. Bullrich, Av. del Libertador, Dorrego. - Jefe del Regimiento de Infantería 1 Patricios

Área III (1/CF/III) Sector comprendido entre el Río de la Plata, Dorrego, Av. del Libertador, Av. Dr. Int. Bullrich, Av. Juan B. Justo, Av. San Martín, Garmendia, Warnes, Av. de los Constituyentes, Av. Congreso, Av. del Libertador, Av. G. Udaondo. - Jefe del Regimiento de Granaderos a Caballo Gral. San Martín.

Área IV Sector comprendido entre la Av. Gral. Paz, Av. de los Constituyentes, Warnes, Garmendia, Av. San Martín, Av. Juan B. Justo, Av. Dr. Honorio Pueyrredón, Av. Rivadavia, Tonelero, Humaita.

Área IV (1/CF/IV) Sector comprendido entre la Av. Gral. Paz, Av. de los Constituyentes, Warnes, Garmendia, Av. San Martín, Av. Juan B. Justo, Av. Dr. Honorio Pueyrredón, Av. Rivadavia, Tonelero, Humaita. - Jefe del Batallón de Arsenales 101.

Área V (1/CF/V) Sector comprendido entre el Riachuelo, la Av. Gral. Paz, Humaita, Tonelero, Av. Rivadavia, Boedo, Estados Unidos, Alberti, Catamarca, Lima. - Jefe del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 101

Área VI Sector comprendido entre el Río de la Plata, el Riachuelo, Lima, Catamarca, Alberti, Chile, San José, Carlos Calvo, Piedras, Av. Independencia.

Subzona 11 (1/11) San Andrés de Giles, Exaltación de la Cruz, Campana, Zárate, Luján, Mercedes, General Rodríguez, Marcos Paz, General Las Heras, Navarro, Lobosé , Cañuelas, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, Avellaneda, La Matanza, Quilmes, Florencio Varela, Berazategui, Almirante Brown, La Plata, San Vicente Brandsen, General Paz, Monte y Lanús. Responsable: Los partidos de Berisso y Ensenada estuvieron bajo la jurisdicción del Comando de Operaciones Navales a través de su dependiente Batallón de Infantería de Marina 3. (A partir de Mayo de 1976, de acuerdo a la Orden de Operaciones CPM-234 los partidos de Exaltación de la Cruz, Campana y Zárate pasaron a depender de la jurisdicción de la Zona 4) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 101 (La Plata)

Área 111 (1/11/111) Partido de Quilmes - Batallón Depósito de Arsenales 601

Área 112 (1/11/112) Partidos de Almirante Brown, Avellaneda, Esteban Echeverría, Lanús, Lomas de Zamora, San Vicente y Cañuelas - Regimiento de Infantería Mecanizada

Área 113 (1/11/113) Partidos de La Plata, Brandsen, General Paz y Monte - Regimiento de Infantería Mecanizada 7

Área 114 (1/11/114) Partidos de La Matanza, Marcos Paz, Las Heras, Navarro y Lobos - Grupo de Artillería Mecanizada 1

Área 115 (1/11/115) Partidos de General Rodríguez, Luján, Mercedes, San Andrés de Giles, Campana, Exaltación de la Cruz y Zárate (A partir de Mayo de 1976, de acuerdo a la Orden de Operaciones CPM-234 los partidos de Exaltación de la Cruz, Campana y Zárate pasaron a depender de la jurisdicción de la Zona 4) - Regimiento de Infantería Mecanizada 6

Área 116 (1/11/1 16) Partidos de Berazategui y Florencio Varela - Batallón de Comunicaciones Comando 601

Jurisdicción Armada Argentina

Área FT3 (1/11/F3) Agrupación Buenos Aires - Jurisdicción: Establecimientos, Organismos y Dependencias de la Armada ubicados en la Capital Federal y Gran Buenos Aires; Base Aeronaval Ezeiza, Arsenal de Artillería de Marina Zárate; Escuela Nacional de Náutica y Arsenal Naval Azopardo. - Responsable: Jefe de Operaciones del Estado Mayor General de la Armada - Unidades: Batallón de Seguridad de la sede del Comando Gral. Armada - Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) - Base Aeronaval Ezeiza - Arsenal de Artillería de Marina Zárate - Apostadero Naval Buenos Aires - Apostadero Naval San Fernando - Organismos y Dependencias en Cap. Federal y Gran Bs. Aires - Escuela Nacional de Náutica - Arsenal Naval Azopardo - Inteligencia: Área de Interés principal: Capital Federal - Gran Buenos Aires - Agencias de Colección: Jefatura de Inteligencia Naval (JEIN) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Servicio de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina (SIPNA) - División Contrainteligencia Base Aeronaval Ezeiza (BAEZ) - División Contrainteligencia Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) - División Contrainteligencia de la Jefatura de Inteligencia Naval (JEMI) - Área de Interés principal: Zárate - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Arsenal Azopardo (ARAZ) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Escuelas y Destacamentos de la Prefectura Naval Argentina (PNA)

Área FT5 (1/11/FT5) Agrupación Río Santiago - Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias de la Armada ubicados en la Zona de Río Santiago, Hospital Naval Río Santiago, Batallón de Infantería de Marina Nº 3, Astillero Naval Río Santiago, Prefectura Naval La Plata, Destilería Y.P.F. en Dock Central; Aeródromos y de los Partidos de Berisso y Ensenada. - Responsable: Director Escuela Naval Militar - Unidades: Escuela Naval Militar - Liceo Naval Almirante Brown - Hospital Naval Río Santiago - Batallón Infantería de Marina 3 - Prefectura La Plata - Centro Incorporación y Formación Conscriptos Inf. de Marina - Dependencias con asiento en La Pata, Berisso y Ensenada -Inteligencia: Área de Interés principal: Ensenada Berisso Área de Interés secundario: La Plata - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Escuela Naval Militar (ENM) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Ensenada

Subzona 12 (1/12) Partidos de Saliqueló, pellegrini, Trenque Lauquen, Pehuajó, Carlos Casares, Hipólito Yrigoyen, Bolívar, Tapalqué, General Alvear, Saladillo, Roque Pérez, General Belgrano, Chascomús, Magdalena, Castelli, Dolores, Tordillo, General Guido, Maipú, Ayacucho, Tandil, Benito Juárez, Laprida, General Lamadrid, Daireaux, Olavarría, Azul, Rauch, Las Flores, y Pila. Responsable: Comandante de la Brigada de Caballería Blindada I - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 102 (Tandil) y Sección del Destacamento de Inteligencia 102

Área 121 (1/12/121) Tandil, Juárez, Ayacucho. - Jefe del Batallón Logístico 1

Área 122 (1/12/122) Partidos de Magdalena, Chascomús, Castelli, Dolores, Tordillo, General Guido, y Maipú - Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 8 (Magdalena)

Área 123 (1/12/123) Partidos de Azul, Tapalqué, General Alvear, Saladillo, Roque Pérez y Las Flores - Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 10 (Azul)

Área 124 (1/12/124) Partidos de Olavarría, Bolívar, Hipólito Yrigoyen, Carlos Casares Pehuajó, Trenque Lauquen, Pellegrini, Saliqueló, Daireaux, General La Madrid y Laprida - Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 2 (Olavarría)

Área 125 (1/12/125) Partidos de Azul, Rauch, General Belgrano y Pila.

Subzona 13 (1/13) Partidos de General Villegas, General Pinto, Leandro N. Alem, General Arenales, Colón, Pergamino, San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Baradero, San Antonio de Areco, Suipacha, Chivilcoy, 25 de Mayo, 9 de Julio, Lincoln, Carlos Tejedor, Rivadavia, General Viamonte, Junín, Rojas, Salto, Bartolomé Mitre, Capitán Sarmiento, Chacabuco y Bragado. Responsable: Comandante del Comando de Artillería 101 (Junín) Inteligencia: Sección Inteligencia Destacamento 101 (San Nicolás) y Sección Inteligencia Destacamento 103 (Junín)

Área 131 (1/12/131) Partidos de Junín, General Arenales, Rojas, Chacabuco, Chivilcoy, Suipacha, 25 de Mayo, 9 de Julio, Bragado, Alberti, General Viamonte. Jefes del Grupo de Artillería 101 (Junín)

Área 132 (1/12/132) Partidos de San Nicolás, Colón, Pergamino, Ramallo, San Pedro, Baradero, Arrecifes, Salto, Capitán Sarmiento, San Antonio de Areco, Carmen de Areco. - Jefe del Batallón de Ingenieros de Combate 101 (San Nicolás)

Área 133 (1/12/133) Partidos de Junín, Leandro N. Alem, Lincoln, General Pinto, Carlos Tejedor, Rivadavia, General Villegas. - Jefe de la Batería de Adquisición de Blancos para Apoyo de Combate 101 (Junín)

Subzona 14 (1/14) Provincia de La Pampa.- Responsable: Jefe del Departamento de Exploración de Caballería Blindada 101 (Toay - La Pampa) Inteligencia: Sección de Inteligencia del Destacamento 161 (Toay).

Subzona 15 (1/15) Partido General Lavalle, General Juan Madariaga, Mar Chiquita, Balcarce, General Alvarado, General Pueyrredon, Lobería, Necochea, San Cayetano. Responsable: Jefe de la Agrupación de Artillería de Defensa Aérea 601 (Mar del Plata) Inteligencia: Sección de Inteligencia 102

Área 151 (1/15/151) Partidos de General Pueyrredón General Alvarado, Lobería, Necochea, San Cayetano.

Área 152 (1/15/152) Partidos de General Lavalle, General Madariaga, Mar Chiquita y Balcarce. - Jefes del Grupo de Artillería de Defensa Aérea 602 (M.del Plata)

Jurisdicción Armada Argentina

Área FT6 (1/15/FT6) Fuerza de Submarino - Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias en la Zona de Mar del Plata; Puertos de Mar del Plata y Quequén, sectores de la ciudad. - Responsable: Comandante Fuerza de Submarinos (Base Naval Mar del Plata) - Unidades: Fuerza de Submarinos más: Agrupación de Buzos Tácticos - Agrupación de Comandos Anfibios - Escuela de Submarinos - Escuela Antisubmarina - Escuela de Buceo - Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina - Prefectura Mar del Plata - Prefectura Quequén Subprefectura General Lavalle - Dependencias en Mar del Plata y zona de influencia - Inteligencia: Área de Interés principal: Mar del Plata - Área de interés secundario: Azul - Necochea - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Naval Mar del Plata (BNMP) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: División Contrainteligencia Arsenal Azopardo (ARAZ) - Secciones Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Mar del Plata y de Necochea.

Subzona 16 (1/16) Partido de Merlo, Moreno y Morán. - Jefe de la I Brigada Aérea (El Palomar)

Área 160 (1/16/160) Partido de Morón (excepto su zona norte)

Área 161 (1/16/161) Zona Norte del Partido de Morón - Jefes de la I Brigada Aérea (El Palomar)

Área 162 (1/16/162) Partido de Moreno - Jefe de la VIII Brigada Aérea (Moreno)

Área 163 (1/16/163) Partido de Merlo.- Jefe del Grupo I de Vigilancia Aérea

ZONA 2 - Jurisdicción: Provincias de Santa Fé, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa. - Responsable: Comandante del Cuerpo de Ejército II (Rosario) - Inteligencia: G2-Inteligencia

Subzona 21 (2/21) Provincia de Santa Fé. - Responsable: 2º Comandante del Cuerpo de Ejército II - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 121 (Rosario).y Destacamento de Inteligencia 122 (Santa Fé)

Área 211 (2/21/211) Departamentos Capital, San Lorenzo, Iriondo, Belgrano, Caseros, Constitución, General López, en la provincia de Santa Fé. - Jefe del Batallón Comunicaciones Comando 121 (Rosario) - Jefe del Batallón de Arsenales 121 (Fray L. Beltrán - Santa Fé)

Área 212 (2/21/212) Departamentos Capital, Las Colonias, Castellanos, San Cristóbal, San Justo, Garay, provincia de Santa Fé. - Jefes del Comando de Artillería 121 (1/12/121) Santa Fé.

Área 213 (2/21/213) DEPARTAMENTO de Gualeguaych, Concepción del Uruguay y Gualeguay, Entre Ríos - Jefe del Batallón de INGENIEROS de Combate 121 (Concepción del Uruguay)

Área 214 (2/21/214) Departamento de La Paz, Entre Ríos - Jefes del Grupo de Artillería 121 (La Paz)

Subzona 22 (2/22) Provincia de Entre Ríos, excepto los departamentos bajo la responsabilidad de la subzona 21. Comandante de la Brigada de Caballería Blindada II (Paraná) - Sección del Destacamento de Inteligencia 122 (Paraná)

Área 221 (2/22/221) Departamento Paraná. - Jefe del Escuadrón de Ingenieros Blindado 2 (Paraná)

Área 222 (2/22/222) Departamento de Diamante y oeste de Nogoyá. - Jefe de la Compañía de Munición B del Batallón de Arsenales 121 (Paraná)

Área 223 (2/22/223) Departamento de Tala y este de Nogoyá.

Área 224 (2/22/224) Departamentos de Villaguay y Colón. Jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 1 (Villaguay).

Área 225 (2/22/225) Departamentos de Concordia y Federal

Área 226 (2/22/226) Departamentos de Federación y Feliciano

Jurisdicción Armada Argentina

Área FT11 (2/22/FT11) Naval Fluvial - Jurisdicción: Los Ríos Paraná, Uruguay desde sus orígenes en territorio argentino y sus respectivos afluentes hasta su desembocadura en el Río de La Plata; Río Paraguay desde sus orígenes en territorio argentino y sus respectivos afluentes hasta su desembocadura en el Río Paraná; el área argentina del Río de la Plata; El Delta del Paraná según los límites acordados con jurisdicciones vecinas; Puertos del Litoral Fluvial correspondientes a las Prefecturas de Zona de Alta Paraná, Prefectura de Zona Paraná Superior y Prefectura de Zona Paraguay, Prefectura de Zona Bajo Paraná, Prefectura de Zona Alto Uruguay, Prefectura de Zona Bajo Uruguay y Prefectura de Zona Zona Delta. - Responsable: Comandante Área Naval Fluvial - Unidades: Agrupación Naval de Instrucción - Comando Naval Antártico - Agrupación Naval Hidrográfica - Fragata A.R.A. "Libertad"- 10 Lanchas Patrulleras de Ríos - Unidades asignadas al Servicio de Transportes Navales - Liceo Naval Almirante Storni - Unidades de la Flota de Mar, del Comando Infantería de Marina y del Comando de la Aviación Naval que le sean asignadas periódicamente por el C.O.N. - Prefectura Zona Alta Paraná Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay Prefectura Zona Bajo Paraná Prefectura Zona Alto Uruguay Prefectura Zona Bajo Uruguay Prefectura Zona Delta

- Inteligencia: Área de Interés principal: Puertos del Litoral Fuvial - Agencias de Colección: División de Contrainteligencia ANFL - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) Litoral Fluvial: Prefectura Zona Alta Paraná - Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay - Prefectura Cona Bajo Paraná - Prefectura Zona Alto Uruguay - Prefectura Zona Bajo Uruguay - Prefectura Zona Delta

Subzona 23 (2/23) Provincias de Misiones, Chaco, Formosa y departamentos de Capital, San Cosme, San Luis del Palmar, Empedrado, Saladas, Bella Vista, Lavalle, Goya y Esquina, en la provincia de Corrientes. Responsable: Comandante de la Brigada de Infantería VII (Corrientes) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 124 (Resistencia) y Sección del Destacamento de Inteligencia 124 (Formosa)

Área 231 (2/23/231) Departamento Capital, San Cosme, San Luis del Palmar, Empedrado, en la provincia de Corrientes.

Área 232 (2/23/232) Provincia de Misiones - Jefe del Regimiento de Infantería de Monte N° 30 (Misiones).

Área 233 (2/23/233) Provincia del Chaco. - Jefes del Grupo de Artillería 7 (Resistencia)

Área 234 (2/23/234) Provincia de Formosa - Jefe del Regimiento de Infantería de Monte N° 29 (Formosa)

Área 235 (2/23/235) Departamento de Goya, Corrientes. - Jefe de la Compañía de Telecomunicaciones 121 (Goya)

Subzona 24 (2/24) Provincia de Corrientes (excepto la parte de ella asignada a la subzona 23) - Responsable: Comandante de la Brigada de Infantería III (Curuzú Cuatiá) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 123 (Paso de los Libres)

Área 241 (2/24/241) Departamentos de Curuzú Cuatiá, Sauce, Esquina y Lavalle, prov. de Corrientes. - Jefe del Batallón Logístico N° 3 (Curuzú Cuatiá)

Área 242 (2/24/242) Departamento de Monte Caseros, prov. de Corrientes - Jefe del Regimiento de Infantería N° 4 (Monte Caseros)

Área 243 (2/24/243) Departamentos de Paso de los Libres, San Martín y General Alvear, Corrientes - Jefe del Regimiento de Infantería 5 (Paso de los Libres) - Jefe del Grupo de Artillería N° 3 (Paso de los Libres)

Área 244 (2/24/244) Departamentos de Mercedes, Lavalle, San Roque, Bella Vista, Saladas. Mburucuyá, Concepción

Área 245 (2/24/245) Departamentos de Santo Tomé, Ituzaingó, San Miguel, General Paz, Berón de Astrada e Itaití.

ZONA 3 - Jurisdicción: Provincias de Córdoba, San Luis, Mendoza, San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, y Jujuy. - Responsable: Comandante del Cuerpo de Ejército III (Córdoba) - Inteligencia: G2-Inteligencia

Subzona 31 (3/31) Provincias de Córdoba, La Rioja, Catamarca, y Santiago del Estero. Responsable: 2º Comandante del Cuerpo de Ejército III (Córdoba) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 141 (Córdoba; Jefe de Sección del Destacamento de Inteligencia 141 (La Rioja) y Jefe de Sección del Destacamento de Inteligencia 142 (Santiago del Estero)

Área 311 (3/31/311) Provincia de Córdoba - Comandantes de la Brigada de Infantería Aerotransportada IV (Córdoba) - Jefe de subáreas dependientes del área 311 - Regimiento Aerotransportado 2 (Córdoba) - Grupo de Artillería 141 (José de la Quintana) - Regimiento de Infantería Aerotransportado 13 (Córdoba). - Grupo de Artillería Aerotransportada 4 (José de la Quintana) - Batallón de Comunicaciones Comando 141 (Córdoba). - Batallón de Arsenales 141 (Holmberg)

Área 312 (3/31/312) Provincia de Santiago del Estero. - Jefe del Batallón de Ingenieros de Combate 141 (Santiago. del Estero)

Área 313 (3/31/313) Provincia de Catamarca. - Jefe del Regimiento de Infantería Aerotransportada 17 (Catamarca)

Área 314 (3/31/314) Provincia de La Rioja - Jefe del Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 (La Rioja)

Subzona 32 (3/32) Provincias de Tucumán, Salta y Jujuy. Responsable: Comandante de la Brigada de Infantería V (Tucumán). Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 142 (Tucumán) y Destacamento de Inteligencia 143 (Salta)

Área 321 (3/32/321) Provincia de Tucumán - Jefe del Regimiento de Infantería 19 (Tucumán)

Área 322 (3/32/322) Provincia de Salta

Área 323 (3/32/323) Provincia de Jujuy - Jefe del Regimiento de Infantería de Montaña 20 (Jujuy)

Subzona 33 (3/33) Provincias de Mendoza, San Juan y San Luis. Responsable: Comandante de la Brigada de Infantería de Montaña VIII (Mendoza) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 144 (Mendoza) y Sección del Destacamento de Inteligencia 144

Área 331 (3/33/331) Provincia de Mendoza - Directores del Liceo Militar General Espejo - Jefes de unidades dependientes del área 331 - Regimiento de Infantería de Montaña 11 (Tupungato) - Regimiento de Infantería de Montaña 16 (Uspallata) - Grupo de Artillería de Montaña 8 (Uspallata) - Compañía de Ingenieros de Montaña 8 (Campo Los Andes) - Compañía de Esquiadores de Alta Montaña 8 (Puente del Sol)

Área 332 (3/33/332) Provincia de San Juan - Jefe del Regimiento de Infantería de Montaña 22 (Marquesado)

Área 333 (3/33/333) Provincia de San Luis -Comandante del Comando de Artillería 141 (San Luis).

ZONA 4 - Jurisdicción: Partidos de la Provincia de Buenos Aires: Escobar, General Sarmiento, General San Martín, Pilar, San Fernando, Tigre, Tres de Febrero, Vicente López. - Responsable: Comandante de Institutos Militares (Campo de Mayo) - Inteligencia: G2-Inteligencia; Escuela de Inteligencia; Destacamento de Inteligencia 201 y Sección del Destacamento de Inteligencia 201(Zárate)

Área 410 (4/410) Partidos de Escobar y Tigre - Director de la Escuela de Ingenieros (Campo de Mayo)

Área 420 (4/420) Partido de San Isidro - Director de la Escuela de Comunicaciones (Campo de Mayo)

Área 430 (4/430) Partido de San Martín. - Director de la Escuela de Caballería (Campo de Mayo)

Área 440 (4/440) Partido de San Fernando - Director de la Escuela de Artillería (Campo de Mayo)

Área 450 (4/450) Partido de Vicente López - Director de la Escuela de Infantería (Campo de Mayo)

Área 460 (4/460) Partido de Pilar - Director de la Escuela de Suboficiales Sargento Cabral (Campo de Mayo)

Área 470 (4/470) Partido de General Sarmiento - Director de la Escuela de Servicios para Apoyo de Combate General Lemos (San Miguel)

Área 480 (4/480) Partido de 3 de Febrero. - Director del Colegio Militar de la Nación (El Palomar)

Jurisdicción Armada Argentina

Área FT4 (4/FT4) Prefectura Naval Argentina - Jurisdicción: Establecimientos, Organismos y Dependencias de la Prefectura Naval Argentina. Se exceptúan los que se encuentran dentro de la Jurisdicción de otras FF.TT.; Buques de matrícula argentina dedicados al tráfico de ultramar y cabotaje marítimo y demás actividades de su jurisdicción. Partido de Zárate (a partir de Mayo de 1976, de acuerdo a la Orden de Operaciones CPM-234 pasó de la Zona 1 (1/11/FT4) a depender de la jurisdicción de la Zona 4). - Responsable: Prefecto Nacional Naval - Unidades: Prefectura Naval Argentina menos: Prefectura Mar del Plata - Prefectura Quequén - Prefectura Zona Alta Paraná - Prefectura Zona Paraná Superior y Paraguay - Prefectura Cona Bajo Paraná Prefectura Zona Alto Uruguay Prefectura Zona Bajo Uruguay Prefectura Zona Delta Prefectura Zona Atlántico Prefectura Bahía Blanca Prefectura La Plata Prefectura Madryn Prefectura Rawson Prefectura Ushuaia Prefectura Río Grande Prefectura Río Gallegos - Inteligencia: Área de Interés principal: Puerto Litoral Marítimo - Agencias de Colección: Servicio de Informaciones Prefectura Naval Argentina (SIPNA) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia de la Prefectura Naval Argentina Establecimientos, Organismos y Dependencias de la Prefectura Naval Argentina. Se exceptúan los que se encuentran dentro de la Jurisdicción de otras FF.TT.; Buques de matrícula argentina dedicados al tráfico de ultramar y cabotaje marítimo y demás actividades de su jurisdicción.

ZONA 5 - Jurisdicción: Sur de la Provincia de Buenos Aires (Partidos de Adolfo Alsina, Guaminí, Coronel Suárez, Saavedra, Puán, Tornquist, Coronel Pringles, González Chávez, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Villarino, Bahía Blanca, Patagones), y Provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. - Responsable: Comandante del Cuerpo de Ejército V (Bahía Blanca) - Inteligencia: G2-Inteligencia

Subzona 51 (5/51) En la provincia de Buenos Aires: Partidos de Adolfo Alsina, Guaminí, Coronel Suárez, Saavedra, Puán, Tornquist, Coronel Pringles, González Cháves, Coronel Dorrego, Tres Arroyos, Villarino, Bahía Blanca, Patagones. En la provincia de Río Negro: Departamentos de Avellaneda, Pichi Mahuida, 25 de Mayo, 9 de Julio, Valcheta, San Antonio, Adolfo Alsina, y Conesa. Responsable: 2° Comandante del Cuerpo de Ejército V (Bahía Blanca) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 181 (Bahía Blanca)

Área 511 (5/51/511) Partidos del Sur de la Provincia de Buenos Aires bajo jurisdicción de la Subzona 51. Partidos de Bahía Blanca y Patagones.

Área 513 (5/51/513) Partido de Saavedra - Jefe del Batallón Arsenales 181 (Pigüé)

Jurisdicción Armada Argentina

Área 512 FT1 (5/512/FT1) Flota de Mar - Jurisdicción: Flota de Mar más: Base Naval Puerto Belgrano Hospital Naval Puerto Belgrano menos: Fuerza de Submarinos Agrupación de Buzos Tácticos - Responsable:Cristina Elisa COUSSEMENT; Héctor Rubén SAMPINI y Jorge Luis PERALTA se Marítima Argentina.

Área 512 FT9 (5/512/FT9) Reserva Terrestre - Jurisdición: Establecimientos y Dependencias del Comando de Infantería de Marina, excepto las que se encuentren dentro de la jurisdicción de otras Fuerzas de tareas. - Responsable: Comandante Infantería de Marina - Unidades: Unidades del Comando de la Infantería de Marina menos: Agrupación de Comandos Anfibios - Agrupación Servicio de Cuartel - Batallón de Comunicaciones - Batallón Antiaéreo - Batallón de Vehículos Anfibios 1 - Batallón de Infantería de Marina 3 - Batallón de Infantería de Marina 4 - Comando y Estado Mayor Fuerza de Infantería de Marina 1 - Batallón de Infantería de Marina 5

Área 512 FT2 (5/512/FT2) Fuerza de Apoyo Anfibio - Jurisdicción: Edificios, instalaciones y establecimientos dentro del perímetro de la Base Naval Puerto Belgrano (BNPB), incluyendo Puerto Rosales; Partido de Coronel Rosales; Zona del Partido de Bahía Blanca acordada con el Comando Cuerpo Ejército Vº; Zona portuaria de Ingeniero White, Cuatreros y Galván. - Responsable: Comandante Fuerza Apoyo Anfibio - Unidades: Escuela para Oficiales de la Armada - Centro Incorporación y Formación de Conscriptos de Marinería - Dependencias con asiento en Bahía Blanca y Punta Alta - Prefectura Naval Zona Atlántico Norte - Prefectura Bahía Blanca - Inteligencia: Área de Interés principal: Punta Alta - Bahía Blanca - Agencias de Colección: Central de Inteligencia Puerto Belgrano (CEIP) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: División Contrainteligencia Base Aeronaval Comandante Espora (BACE) - División Contrainteligencia Base de Infantería de Marina Baterías (BIMB) - Sección Informaciones Prefectura Naval Zona Atlántico Norte (PZAN)

Área 512 FT10 (5/512/FT10) Reserva Aeronaval - Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias del Comando de la Aviación Naval, excepto las que se encuentren dentro de la jurisdicción de otras Fuerzas de Tarea. Para la Base Naval Punta Indio según lo acordado con el comando de la jurisdicción vecina. - Responsable: Comandante Aviación Naval - Unidades: Unidades del Comando de la Aviación Naval más: Escuela de Aviación Naval - Centro Incorporación y Formación Conscriptos Aviación Naval - Taller Aeronaval Central - menos: Base Aeronaval Ezeiza - Base Aeronaval Almirante Zar - Base Aeronaval Río Grande - Base Aeronaval Ushuaia - Inteligencia: Área de Interés principal: Verónica - Agencia de Colección: División de Contrainteligencia Base Aeronaval Punta Indio

Subzona 52 (5/52) Provincia de Neuquén, Provincia de Río Negro,los departamentos de General Roca, El Cuy, Pilcaniyeu, Ñorquinco, Bariloche y 25 de Mayo - Responsable: Comandante de la Brigada de Infantería de Montaña VI (Neuquén) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 182 (Neuquén)

Área 521 (5/52/521) Provincia de Neuquén: Departamento de Confluencia. Provincia de Río Negro: Departamento de General Roca. - Jefe del Batallón de Ingenieros de Construcciones 182 (Neuquén).

Área 522 (5/52/522) Departamentos de Picunches, Zapala, Pehuenches, Minas, Chos Malal, Loncopué, Ñorquin. - Regimiento de Infantería de Montaña 10 (Covunco) - Regimiento de Infantería de Montaña 21 (Las Lajas)

Área 523 (5/52/523) Departamentos de Aluminé, Añelo, Catan Lil, Collón Curá, Huiliches, Lácar, Los Lagos, Picún Leufú. - Jefe del regimiento de Infantería de Montaña 26 (Junín de los Andes) - Jefe del Grupo de Artillería de Montaña 6 (Junín de los Andes) - Jefes del Regimiento de Caballería de Montaña 4 (San Martín de los Andes)

Área 524 (5/52/524) Provincia de Río Negro, excepto los departamentos de Avellaneda, Pichi Mahuida, 25 de Mayo, 9 de Julio, Valcheta, San Antonio, Adolfo Alsina, y Conesa. -Director de la Escuela de Instrucción Andina (Bariloche)

Subzona 53 (5/53) y 54 (5/54) Hasta el año 1980, en que se creó la Subzona 54, abarcó las provincias de Chubut, Santa Cruz, y el entonces territorio nacional de Tierra del Fuego. La subzona 54 comprendió las Guarniciones de Río Gallegos, El Turbio, Puerto Santa Cruz y Comandante Luis Piedrabuena (a partir de 1980). Responsable: Comandantes de la Brigada de Infantería IX (Comodoro Rivadavia) - Inteligencia: Destacamento de Inteligencia 183 (Comodoro Rivadavia). y Penal de Rawson (Chubut).Operó durante 1976/78

Área 531 (5/53/531)

Jefes del Regimiento de Infantería 8 (Comodoro Rivadavia)

Área 532 (5/53/532)

Jefes del Regimiento de Infantería 25 (Sarmiento - Chubut)

Área 533 (5/53/533)

Jefe del Destacamento de Caballería Blindada 181 (Esquel - Chubut)

Jurisdicción Armada Argentina

Área FT7 (5/53/FT7) Agrupación Trelew - Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias de la Armada y Prefectura Naval Argentina en la Zona de Trelew, Rawson, Golfo Nuevo, Península Valdéz y zonas portuarias de Madryn y Rawson; Departamentos de Telsen, Gastre, Gaiman, Viedma y Rawson de la Provincia de Chubut, según lo acordado con la jurisdicción vecina. - Responsable: Jefe Base Aeronaval Almirante Zar - Unidades: Base Aeronaval Alte. Zar más: Batallón Infantería de Marina 4 - Apostadero Naval Golfo Nuevo - Prefectura Madryn Prefectura Rawson - Dependencias con asiento en la Zona de Golfo Nuevo - Inteligencia: Área de Interés principal: Trelew Rawson Puerto Madryn - Área de Interés secundario: Gaiman Dolavon Cdro. Rivadavia Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Aeronaval Almirante Zar (BAAZ) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Secciones de Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Cdro. Rivadavia Puerto Madryn y Rawson

Área FT8 (5/53/FT8) Agrupación Austral - Jurisdicción: Establecimientos y Dependencias del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Islas del Atlántico Sur y Río Gallegos; Zona portuaria de Río Gallegos. - Responsable: Comando Naval Austral - Unidades: Base Naval Ushuaia - Base Aeronaval Ushuaia - Prefectura Ushuaia - Batallón de Infantería de Marina 5 - Base Aeronaval Río Grande - Prefectura Río Grande - Comando y Estado Mayor de la Fuerza Infantería de Marina 1 - Prefectura Río Gallegos - Dependencias con asiento en el Aérea Naval Austral - Inteligencia: Área de Interés principal: Ushuaia - Agencias de Colección: División Contrainteligencia Base Naval Ushuaia - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Ushuaia Área de Interés principal: Río Gallegos - Área de Interés secundario: San Julián Puerto Deseado - Agencias de Colección: División de Contrainteligencia - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Río Gallegos Área de Interés principal: Río Grande - Agencias de Colección: División de Contrainteligencia Batallón de Inf. Marina N° 5 - Río Grande (BIM5) - División o Sección de Inteligencia o Contrainteligencia de otras unidades que se subordinan: Sección Inteligencia Prefectura Naval Argentina (PNA) de Río Grande

XIV - POLICÍA FEDERAL ARGENTINA:

En 1976 se  encontraba vigente el Decreto-Ley 333/58 firmado el 14 de enero de 1958 por el Gral. Pedro Eugenio ARAMBURU y el Almirante  Isaac Francisco del ANGEL ROJAS -Presidente  y Vicepresidente de Facto- que había aprobado  la Ley Orgánica de la Policía Federal.

1. FUNCIONES: Por dicha norma la P.F.A. dependía del Poder Ejecutivo Nacional por intermedio del Ministerio del Interior (art. 2) para cumplir funciones de policía de seguridad y judicial en el territorio de las Provincias y  en la Capital, dentro de la jurisdicción del Gobierno de la Nación (art. 1)

Las principales misiones (art. 3)  de la P.F.A. eran las siguientes:

1. Prevenir los delitos de la competencia de los jueces de la Nación;
2. Averiguar los delitos de la competencia de los jueces de la Nación, practicar las diligencias para asegurar su prueba, descubrir a los autores y partícipes, entregándolos a la Justicia, con los deberes y atribuciones que a la policía confiere el Código de Procedimientos en lo Criminal
3. Proveer a la seguridad de las personas o cosas de la Nación, entendiéndose por tales, los funcionarios, empleados y bienes nacionales;
4. Concurrir a la vigilancia y seguridad policiales en las fronteras nacionales
5. Cooperar con las autoridades militares en la defensa antiaérea pasiva
6. Cooperar dentro de sus posibilidades con las justicias nacional, militar y provinciales para el mejor cumplimiento de la función jurisdiccional, cuando así se le solicitare..."

2. FACULTADES: Para el cumplimiento de esas  funciones se  otorgó  a la P.F.A.   (art. 5) las siguientes facultades:

1. Detener con fines de identificación, en circunstancias que lo justifiquen, y por un lapso no mayor de veinticuatro (24) horas, a toda persona de la cual sea necesario conocer sus antecedentes.
2.  Expedir pasaportes, así como también todo documento de identidad y buena conducta para los lugares de jurisdicción nacional y para el extranjero;
3.  Registrar y calificar a las personas dedicadas habitualmente a una actividad que la policía debe reprimir;
4.  Llevar registro de vecindad en la Capital de la Nación; en las zonas de las fronteras donde no sean organizados por otra policía nacional; y, en el territorio de las provincias, en los lugares sujetos a la jurisdicción nacional y sus adyacencias, hasta donde sea necesario a los fines de seguridad de los mismos;
5.  Requerir de los jueces competentes de la Nación, autorizaciones para allanamientos domiciliarios con fines de pesquisa, detención de personas o secuestros. La autorización judicial no será necesario para entrar en establecimientos públicos, negocios comercios, locales, centros de reunión o recreos, y demás lugares abiertos al público, y establecimientos industriales y rurales en los que sólo se dará aviso de atención..."

También se autorizó (art. 10)  a la P.F.A. :

1.  Realizar convenios con las policías nacionales y provinciales, con fines de cooperación, reciprocidad y ayuda mutua, que faciliten la actuación policial;
2.  Intercambiar con las policías provinciales y nacionales, datos estadísticos, fichas informes y toda otra diligencia de coordinación que sea conveniente;
3. Mantener relaciones con las policías extranjeras, especialmente con las de países limítrofes, con fines de cooperación y coordinación internacional, para la persecución de la delincuencia y en especial a la que se refiera a las actividades de los tratantes de blancas y niños, traficantes de estupefacientes, agentes saboteadores, espías, agitadores sociales, contrabandistas de armas u otros artículos y falsificadores de monedas;
4. Intervenir en hechos de jurisdicción provincial en ausencia de la autoridad local, para prevenir el delito o asegurar la persona del delincuente, o realizar las medidas urgentes de prueba, debiendo dar aviso y hacer entrega inmediatamente a dicha autoridad, de las actuaciones correspondientes, con los detenidos y elementos de delitos si los hubiere..."

3. ORGANIZACIÓN: La Policía Federal estaba constituida por un Comando y doce Direcciones (art. 12):

3.1. COMANDO:  Esta estructura de la P.F.A.  se dividía en:

Jefatura: Ejercida por un Oficial superior de las Fuerzas Armadas del Escalafón del comando y designado por el Poder Ejecutivo Nacional con el titulo de "Jefe de la Policía Federal" y asiento en la Capital Federal (art. 13), siendo su misión conducir operativa y administrativamente la institución asumir su representación externa; actuar como juez contravencional; otorgar los documentos de identidad y conducta; proponer al PEN la reglamentación de esta ley y dictar la reglamentación de los servicios internos (art. 18).

Subjefatura: Ejercida por un Oficial Superior o Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación de la jerarquía de Coronel o Teniente, o sus equivalentes respectivamente, designado por  el Poder Ejecutivo Nacional con el titulo de "Subjefe de la Policía Federal" (art. 14) siendo su misión ejercer el contralor e inspección de todas las dependencias y del funcionamiento operativo y administrativo de la institución; proponer las modificaciones que estime conveniente para la mejora o actualización de los servicios, Coordinar su acción con la del Jefe de la Policía Federal y reemplazar a este en los casos de ausencia, enfermedad o delegación con todas la obligaciones y facultades que le corresponden (art. 19).

3.2. DIRECCIONES: Las 12 direcciones de la P.F.A. eran:

    a) Dirección de Coordinación Federal: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Jefes de las Fuerzas Armadas designados por el Poder Ejecutivo Nacional (art. 15), siendo su misión realizar en todo el territorio de la nación, por si, o coordinándolas con otros organismos nacionales o provinciales tareas conducentes a contrarrestar la acción subrepticia de potencias extranjeras, de grupos subversivos o de personas que constituyan una amenaza para la seguridad del estado. Así mismo cumplir funciones de Policía de seguridad y judicial en el territorio de las provincias dentro de la jurisdicción determinada en el artículo 1º. (art. 20)

    b) Dirección de Seguridad: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión cumplir las funciones de policía de seguridad y judicial dentro de los límites de la Capital Federal. (art. 21). 

    c) Dirección de Investigaciones: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17) siendo su misión cumplir los servicios especializados de prevención y represión de los delitos dentro de la Capital Federal. (art. 22)

    d) Dirección de Administración: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión  administrar los bienes de la institución y lo relativo a su régimen financiero. (art. 23).  

    e) Dirección de Obra Social y Sanidad Policial: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión propender al bienestar de los integrantes de la institución así como también a las familias de los mismos y prestar asistencia médica y espiritual a los detenidos (art. 24).   

    f) Dirección de Personal: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión asegurar el reclutamiento para proveer a cada uno de los cuadros el personal necesario y proponer su asignación a las dependencias que correspondan; controlar exhaustivamente su evolución dentro de la institución en el orden moral, disciplinario, intelectual y profesional; y gestionar los cambios de situación de revista de acuerdo con la reglamentación vigente (art. 27). . 

    g) Dirección de Secretaria General: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión recibir y tramitar el despacho de todas las dependencias, verificándose ajusten a las reglamentaciones vigentes; redactar y ordenar las disposiciones permanentes, y promover el conocimiento publico de la obra institucional por la prensa y órganos de extensión cultural (art. 29).  

    h) Dirección de Instrucción: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión perfeccionar al personal superior y Subalterno (art. 28).   

    i) Dirección de Judicial: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo intervenir en todo cuanto importe una relación con el Poder Judicial  (art. 30) .  

    j) Dirección de Comunicaciones: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), su siendo su misión establecer y mantener los sistemas y medios de telecomunicaciones: Asesorar y cooperar técnicamente en los trabajos de telecomunicaciones en que intervenga la institución (art. 25).   

    k) Dirección de Bomberos: Su Dirección y Subdirección eran ejercidas por Oficiales Superiores de la Policía Federal, designados por el Jefe de la misma (art. 17), siendo su misión acudir con urgencia y tomar a su cargo la defensa de las personas y los bienes en casos de incendios, derrumbe, inundación u otros siniestros. (art. 26)   

    l) Dirección de Asesoría Letrada: La Jefatura de la Dirección Asesoría Letrada era ejercida por un Jefe u Oficial Auditor de las Fuerzas Armadas en actividad y de jerarquía no superior a la de Mayor o su equivalente, designado por el Poder Ejecutivo Nacional (art. 16), siendo su misión intervenir en todos los casos que corresponda la aplicación de principios jurídicos o disposiciones legales (art. 31)

4. ESCALAFONES Y JERARQUÍAS: El personal estaba agrupado en los siguientes escalafones (art. 40):  Seguridad - Comunicaciones  - Bomberos  - Administración  - Músicos. La superioridad policial se establecía  (arts. 42 y  43) por el cargo que  se desempeñaba y por  el grado más elevado y, a igualdad de jerarquía, por la antigüedad en la misma y la edad, dividiéndose el personal así:

Categoría

Clasificación

Grado

Superior

Oficial Superior

Comisario General

Comisario Mayor

Comisario Insp.

Oficial Jefe

Comisario

Subcomisario

Oficial Subalterno

Principal

Inspector

Subinspector

Ayudante

Subalterno

Suboficial Superior

Suboficial Mayor

Suboficial Auxiliar

Suboficial Escribiente

Sargento 1º

Suboficial Subalterno

Sargento

Cabo 1º

Cabo

Agente

Agente

Bombero

Aspirante

Agente

Bombero

Alumno

Cadete

Sargento 1º Cadete
Sargento Cadete
Cabo 1º
Cabo Cadete
Cadete 2º Año Cadete

Aspirante

Cadete 1º Ali Cadete

5. PFA EN EL PLACINTARA: Tal como señalo esta directiva y sus anexos  establecían que la Policía Federal era una unidad agregada de la Fuerza de Tareas que estaba dentro de su jurisdicción territorial -o  por acuerdos interfuerzas- e integraba su comunidad informativa, permaneciendo "...bajo control directo de la Autoridad Naval durante el tiempo que demande el cumplimiento de la misión, a cuyo término se reintegrarán a su Autoridad natural... En caso que, durante la ejecución de una misión policial específica, se detecte un hecho o actividad subversiva, los elementos policiales ejecutarán por propia iniciativa las acciones para su eliminación, informando de inmediato al Comando Operacional del cual dependen..."

XV -  POLICÍA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES:

La Ley 8269 -promulgada por Decreto 7794/74 y publicada en el Boletín Oficial Nº 1792 del 14/11/74- vigente a la época de los hechos en investigación, disponía que la Policía de la Pcia. de Bueno Aires:

1. PERSONAL:  El agrupamiento personal se componía  en:

1.1. SEGURIDAD: Este personal tenía la potestad y el deber de proceder a la prevención y represión de los delitos y contravencio­nes y al mantenimiento del orden público en gene­ral con la siguiente escala jerárquica:

a) En el escalafón de oficiales: Oficiales superiores, Oficiales jefes, Oficiales subalternos, 1. Comisario general; 2. Comisario mayor; 3. Comisario inspector; 4. Comisario; 5. Subcomisario; 6. Oficial principal; 7. Oficial inspector: 8. Oficial subinspector; 9. Oficial ayudante;
b) En el escalafón de suboficiales y tropa: Suboficiales superiores: Suboficiales: Tropa: 1. Suboficial mayor; 2. Suboficial principal; 3. Sargento ayudante; 4. Sargento 1°; 5. Sargento; 6. Cabo 1°; 7. Cabo; 8. Agente.

Entre sus deberes esenciales se destacaban la de portar el arma reglamentaria; defender contra las vías de hecho a todo riesgo, la vida, la libertad y la propiedad de las personas y mantener el orden público en general y la de adoptar en cualquier lugar y momento, el procedimiento policial correspondiente para prevenir el delito. interrumpir su ejecución o reprimir a sus autores, partícipes o encubridores.

1.2. AUXILIAR DE SEGURIDAD: Comprendía los siguientes escalafones: a) Profesional; b) Técnico; c) Administrativo y d) Servicios Generales.

Este personal tenía como misión la de colaborar con el personal de seguridad en los aspectos profesionales, técnicos, administrativos y de servicios, para el mejor cumplimiento de los fines de la Policía.

Para el personal de los escalafones profesionales, técnico y administrativo, se estable­cía la siguiente escala jerárquica: a) Oficial mayor 1°; b) Oficial mayor 2°; c) Oficial 1°;  d) Oficial 2°;  e) Oficial 3°;  f) Oficial 4°;  g) Oficial 5º y  h) Oficial 6°.

Para el personal del escalafón de ser­vicios generales se establecía  la siguiente escala jerárquica:  a) Ayudante mayor;  b) Ayudante principal;  c) Ayudante 1°; d) Ayudante 2°; e)  Ayudante 3°;  f) Ayudante 4°;  g) Ayudante 5° y h) Ayudante 6º.

El Jefe de Policía, estaba facultado para autorizar la portación de armas de la repartición al personal auxiliar de se­guridad cuando razones de servicio así lo exijan.

1.3. CIVIL: Se agrupaba en es­calafonado y no escalafonado. El escalafonado comprendía los operarios especializados y el no es­calafonado a los sacerdotes del servicio religioso, al personal docente de los institutos policiales y a los correos.

Los "operarios especializados", se agrupaban de acuerdo a la siguiente escala de cate­gorías: I. Encargado de Sección Especialidad. II. 2º Encargado de Sección de Especialidad. III. Capataz General. IV. Capataz.  V. Oficial. VI. 1/2 Oficial y VII. Peón, Aprendiz.

2. SUPERIORIDAD: Las relaciones de superioridad y de­pendencia entre el personal de la repartición se establecían de acuerdo con los siguientes principios:

a) Superioridad jerárquica: Era la que tenía un agente con respecto a otro, por haber alcanzado un grado más elevado en la escala jerárquica.
b) Superioridad por cargo: Era la que derivaba de la organización funcional de la institución en virtud de la cual un agente tenía superioridad sobre otro, por la función que desempeñaba dentro de un mismo organismo o unidad policial.
c) Superioridad por antigüedad: Era la que tenía un agente respecto de otro del mismo grado, por revistar en éste por más tiempo.
d) Superioridad por servicio: Era la que tenía un agente sobre sus iguales y/o superiores en grado, por razón del servicio que cumplía.

Sin perjuicio de lo anterior se determinaba el siguiente orden de precedencia: a) Personal de seguridad. b) Personal auxiliar de seguridad. c) Personal civil.

El personal de seguridad, no podía ser subordinado al personal auxiliar de seguridad, por razón de destino o de servicio.

3. POLICÍA EN EL PLACINTARADurante el tiempo que demandaban los operativos antisubversivos desarrollados en las jurisdicciones territoriales asignadas a las Fuerzas de Tareas de la Armada, el personal de las  delegaciones de la Policía de la Pcia. de Bs. As. se comportaban como  unidades agregadas,  permaneciendo  en ese momento bajo el control directo de la Autoridad Naval.

4. DIRECCIÓN DE INTELIGENCIA (DIPBA): En igual esfuerzo antisubversivo, la Dirección de Inteligencia de la Policía Bonaerense -DIPBA- ubicada en la Calle 54 Nº 487 -entre  4 y 5- de la ciudad de La Plata  -y sus regionales- se transformaron en "Agencias de Colección de Información"  de las F.T. Navales, aprovechando su añoso "archivo" estructurado en "legajos", "factores"  y  "mesas"

Las sucesivas -e interminables- modificaciones de su denominación y orgánica  fueron las siguientes:

    a) En mayo de 1940 se disuelven las secciones de "Orden Social" y "Orden Político", dependientes entonces de la División de Investigaciones y se refunden en un solo organismo bajo la denominación "Sección de Orden Social"

    b) En septiembre de 1945 el Decreto de Intervención Federal suprime la División Orden Social y crea la Oficina de "Movimiento Político" dependiente de la Secretaría General

    c) El 20 de junio de 1946 se crea  la "División de Orden Público" dependiente de la Jefatura de Policía  que "...se ocupará de todas las cuestiones relacionadas con las actividades sociales y políticas de la Provincia y coordinará su acción con los organismos similares pertenecientes a otras jurisdicciones..."

    d) El 8 de junio de 1949 queda sin efecto la División de Orden Público y vuelve a depender de la División de Investigaciones con la jerarquía de Sección de "Orden Público".

    e) El 14 de julio de 1950 se crea  nuevamente la División de Orden Público dependiente de la Secretaría General  compuesta íntegramente por los efectivos, antecedentes, archivos, muebles y útiles de la Sección "Orden Público" hasta ese momento dependiente de la División de Investigaciones

    f) El 19 de enero de 1954 se aprueba un nuevo reglamento Orgánico de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y entre otros organismos, se crea la Dirección de Orden Político dependiente de la Jefatura de Policía en reemplazo de la "División de Orden Público" dependiente de la Secretaría General.

    g) El 29 de diciembre de 1955 la autodenominada Revolución Libertadora establece por Decreto de Intervención Federal Nº 3603 la disolución de la Dirección de Orden Público y designa a un integrante de las Fuerzas Armadas como interventor para reorganizar la dependencia.

    h) El 4 de enero de 1956 se crea el Servicio de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires con la jerarquía de Dirección debiendo coordinar su funcionamiento con servicios equivalentes de las FFAA.

    i) El 8 de agosto de 1956 se disuelve el Servicio de Inteligencia y se crea la Central de Inteligencia, con dependencia directa de la Jefatura de Policía y con Jerarquía de Dirección.

    j) El 27 de julio de 1961 se suprime  la Dirección Central de Inteligencia y se crea sobre la misma base el Servicio de Informaciones (S.I.P.) dependiente de la Jefatura de Policía, pasando el 30 de agosto de ese año a registrarse con la sigla S.I.P.B.A.

    k) El  1 de enero de 1977 se reestructura el organigrama de la Policía y se crea la Dirección General de Informaciones. A partir de la Orden del Día Nº 24408 pasa a denominarse Dirección General de Inteligencia 

    l) En el año 1991 por  Resolución Nº 69191 baja al rango de Dirección de Inteligencia y el 30 de abril de 1998 por Resolución Nº 9 del Ministerio de Seguridad y Justicia, se  la disuelve.

XVI - SERVICIO PENITENCIARIO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES:

Al tiempo de los hechos bajo investigación, el personal del Servicio Penitenciario de la Pcia. de Bs. As. se encontraba sujeto a las siguientes normas y relaciones:

1. LEY 5741 - ESTATUTO DEL PERSONAL DE ESTABLECIMIENTOS PENALES: Publicada en el Boletín Oficial de la Pcia. de Bs. As. el 24/09/53 estuvo vigente hasta el año 1980 al sancionarse la Ley 9578 (B.O. Nº 19344 del 21/08/80).

1.1. ESCALAFÓN: La ley 5741 establecía que el personal de carrera estaba dividido en dos escalafones:

a) Seguridad: Este escalafón se subdividía en "Oficiales"y "Suboficiales y Guardia" y en ambos había un escalafón del cuerpo general y los subescalafones que disponía la reglamentación con arreglo a las necesidades del servicio.

Su escala jerárquica se organizaba teniendo en cuenta que el Director General y el Subdirector General, en ese orden, eran superiores con respecto al resto del personal, en virtud de los cargos que respectivamente desempeñaban.

La escala para el personal de carrera era:

Oficiales: Jefes Superiores: Inspector General e Inspector Mayor; Jefes: Prefecto Mayor; Prefecto y Subprefecto; Oficiales: Alcaide Mayor; Alcaide; Subalcaide; Adjutor Principal; Adjutor y Subadjutor.

Suboficiales: Suboficial Principal; Suboficial Ayudante, Sargento Celador, Cabo Guardián y Guardia: Cadete

b) Servicios Especiales: Se subdividía en "Oficiales' y "Suboficiales y Guardia".

El de Oficiales comprendía al personal "Profesional", "Administrativo"y "Técnico", cada uno de los cuales tenía su propio subescalafón, debiendo los primeros agruparse por profesión,

El de Suboficiales y Guardia comprendía al personal "Aspirante a oficiales administrativos", "Aspirante a Oficial técnico", "Operarios especializados", "Obrero y maestranza", al de "Servicio"y a los demás subescalafones establecidos por reglamentación con arreglo a las necesidades del servicio.

1.2. RELACIONES: La ley citada prescribía que entre el personal de la repartición, las relaciones de superioridad y dependencia se regulaba con arreglo a los siguientes principios: 1° Superioridad jerárquica; 2° Superioridad por cargo; 3º Superioridad por servicio y 4º Superioridad por antigüedad.

2. HISTORIA: El sito oficial del Servicio Penitenciario de la Pcia. de Bs. As. www.spb.gba.gov.ar

"...10 de julio de 1937, en la provincia de Buenos Aires, se cambia la denominación de Inspección General de Prisiones -que databa de 1910- por la de Dirección General de Establecimientos Penales; el cambio de denominación no es sólo formal sino que apunta a una renovación total de estructuras: los establecimientos carcelarios dejan de tener dependencia directa del Poder Judicial, para lograr una ubicación en el ámbito del Poder Ejecutivo. En el año 1971 la Dirección de Establecimientos Penales pasa a denominarse Servicio Correccional, en 1978 es modificado por el de "Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires", hasta que, finalmente, el 22 de mayo de 1997, se establece que la institución se conocerá como "Servicio Penitenciario Bonaerense".  En lo que se denomina la etapa de reglamentación progresista, comienzan a sancionarse leyes y decretos tendientes a acentuar los principios que buscan la humanización del tratamiento e intentan la resocialización de los internos. Nace, así, en 1950, el Código de Ejecución Penal, por Ley n° 5619, orientación y guía de instrumentos legales nacionales y provinciales, y el Estatuto para el personal penitenciario. La Jefatura del Servicio Penitenciario se asienta en calle 6 entre 34 y 35, de la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires. Funciona en esta sede desde 1969; hasta entonces se ubicaba en el segundo piso del Pasaje Dardo Rocha, frente a Plaza San Martín..." (www.spb.gba.gov.ar/index.php?option = com_content&task = view&id = 37&Itemid =63 )

"...Unidad 04 - Bahía Blanca: La Falda Nº 2300 (CP 8000) - Bahía Blanca   El establecimiento funcionó sin alternativas de importancia hasta el año 1946, año en que comenzaron a efectuarse los trabajos de reforma y ampliación general, tanto en la faz penal como en la administrativa, a fin de modernizar las dependencias y adaptarlas a las nuevas exigencias en materia carcelaria. La figura principal de su creación la constituye Jeremy Bentham, quien "creó" el espacio panóptico (visto desde todas partes). Esta característica daba la posibilidad de mayor control con menor cantidad de gente. La Unidad de Bahía Blanca si bien no conserva una estructura general determinada por éstas características, si la posee en cuanto a sus pabellones, los cuales son similares al de tantas cárceles.   Esta unidad, que también posee un pabellón de Mujeres, esta ubicada en el sur de la provincia de Buenos Aires, a 677 kilómetros de la ciudad de La Plata. Posee un Régimen cerrado, según lo establece Ley provincial de Ejecución Penal Nº 12.256 . Es de destacar que posee una sala de internación con capacidad para (4) internos, donde se brinda atención médica en las especialidades de clínica médica, traumatología, psiquiatría, cardiología, cirugía general, urología y odontología; pediatría y ginecología para el anexo del pabellón de mujeres..." (www.spb.gba.gov.ar/index.php?option = com_content&task = view&id = 48&Itemid=35 )

3. NORMATIVA ANTISUBVERSIVA: El 6 de octubre de 1975 el Sr. Presidente Provisional del Senado de la Nación en Ejercicio del Poder Ejecutivo -Dr. Italo Argentino LUDER- al crear el  Consejo de Seguridad Interna (CSI) integrado por los señores Comandantes Generales de las Fuerzas Armadas  para "...La dirección de los esfuerzos nacionales para la lucha contra la subversión..." subordinó a sus fines al Servicio Penitenciario Nacional  y ante  "...la necesidad de contar también con la participación de las fuerzas policiales y penitenciarias de las provincias en la lucha contra la subversión..." también ordenó que el Consejo de Defensa debía firmar "...con los gobiernos de las provincias, convenios que coloquen bajo su control operacional al personal y a los medios policiales y penitenciarios provinciales que les sean requeridos por el citado Consejo para su empleo inmediato en la lucha contra la subversión..." (Decretos 2770 y 2771  publicados en el B.O. el 04/11/75)

El PLACINTARA del año 1975 y sus anexos "A" y "B" establecían con respecto al Servicio Penitenciario de la Pcia. de Bs. As era una unidad agregada a las Fuerzas de Tareas  "...que estén dentro de la jurisdicción territorial propia o surgan de acuerdos interfuerzas armadas..." y que integraba su comunidad informativa

Luego del golpe militar, el Gral. Jorge Rafael VIDELA firmó 6 de julio de 1976 el Decreto 1209 que estableció "...un sistema tendiente a regular la labor coordinada de los distintos organismos nacionales y provinciales que intervengan en la detención, tratamiento y traslado de los procesados y condenados de máxima peligrosidad en jurisdicción nacional, como así también de las personas puestas a disposición del PEN que revistieran dicho carácter...".

Este sistema, integrado por el Ministerio del Interior, Ministerio de Justicia, Comando General del Ejército y los Servicios Penitenciarios Federal y Provinciales, incluyó a la Unidad 4 de la ciudad de Bahía Blanca  y la Unidad 9 de La Plata dependientes del Servicio Correccional de la Provincia de Buenos Aires.

Visto  la situación por la que estaba  atravesando el Servicio Correccional, en relación al alojamiento de detenidos subversivos, cumpliendo directivas precisas por el Poder Ejecutivo Nacional y Provincial, lo que generaba mayor actividad en el trámite administrativo, el 13 de enero de 1977 se anunció la creación de la División Detenidos Especiales dependiente de la Dirección de Tratamiento Correccional, publicándose en el orden del día la Resolución 71 cuyo texto era el siguiente:

"...CONSIDERANDO: Que el Decreto 5248/71, que establece el organigrama del Servicio Correccional no prevé esta situación en lo referente a llevar un registro, contralor y actualización de todo el movimiento de internos subversivos y ante la urgencia existente y la necesidad de separar la documentación atinente a esta clase de internos del resto de los expedientes comunes, por su carácter altamente reservado, y con el fin de implementar normas para adecuar el accionar con el "Sistema Correccional Integrado", creado por el Decreto del Poder Ejecutivo nacional Nº 1209/76

Parte Dispositiva: Como consecuencia de los fundamentos citados, la Jefatura del Servicio dictó con fecha del 14 de corriente mes la resolución Nº 71, que dice en su parte dispositiva lo  siguiente:

art. 1º: Créase en el ámbito de la Dirección de Tratamiento Correccional, con carácter transitorio, una División bajo la denominación de "División Detenidos Especiales".

art. 2º: La División Detenidos Especiales dependerá directamente del señor Director de Tratamiento Correccional.

art. 3º: La referida División tendrá como misión: Llevar todo lo atinente a la fiscalización, registro y contralor en lo que respecta a la situación jurídica y disciplinaria de los internos detenidos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional, Autoridades Militares y Jueces Federal en causa por delitos que se puedan calificar subversivos.

art. 4º: Su misión: será:  a) llevar el registro, controlar y actualización de todo movimiento de internos especiales, ingreso, egresos, traslados, sanciones disciplinarias, etc.; b) entender en todo trámite relacionado con informes de antecedentes; c) diligenciar y controlar todas las libertades; d) realizar las comunicaciones a que hubiere lugar con las autoridades mencionadas en el artículo anterior..."



CONSIDERANDO:

Es necesario reconstruir un añoso laberinto en el que varios se extravían o simulan hacerlo.

Es posible adelantar que en el sectorizado Partido de Bahía Blanca los grupos de tareas de  las FF.AA y FF.SS. empeñados en la detención de "...Montoneros...", "..subversivos...", "...izquierdistas..." y "...comunistas..." -entre otros “blancos rentables”  seleccionados por la Comunidad Informativa local- tenían  una regla precisa:  No invadían las zonas asignadas a otras unidades operativas y en el traslado de un aprehendido por la unidad “amiga” hasta el CCD -como claramente lo dijo el Gral. Br. VILAS - no había  "...invasión de fuerza extraña sino de ingreso en su zona con destino -del detenido- al Comando Vto. Cuerpo de Ejército..."

El  despliegue de los "Comandos Centralizados" de Montoneros en zonas y subzonas ajustó -al detalle- las marcas territoriales de los grupos de tareas de las fuerzas "legales" empeñadas en la "lucha antisubversiva" y,  también, la línea mando para los requerimientos de colaboración en los secuestros de "blancos"  alejados del lugar de su militancia natural.

Es necesario enfatizar que las directivas y los planes contribuyentes de las FF.AA señalando con precisión las unidades y las jefaturas desplegadas en las Zonas, Subzonas y Áreas de Defensa posibilitó la inmediata reasignación de las "misiones" de  captura -originalmente impartidas al grupo del domicilio del "blanco"-, al grupo "amigo" destacado en la mudada "clandestinidad" de los "milicianos" y "periféricos" seleccionados.

En pocas palabras, en las Zonas de Defensa del Ejército y en las Áreas de Interés de la Armada no había caos entre el personal militar y de seguridad empeñado en la "lucha antisubversiva".  Todo -o casi todo- estaba previsto en sus reglamentaciones de contrainsurgencia.

En efecto:

I - GUERRA REVOLUCIONARIA:

Como se estableció en los considerandos 2do. y 6to. de la sentencia dictada en la causa 13/84 arriba transcriptos,  el país sufrió una guerra revolucionaria que se prolongó luego del golpe militar del año 1976.

Justifica lo anterior los cientos de partes de guerra publicados  en la revista "Evita Montonera" cuyos ejemplares digitalizados se encuentran en el DVD adjunto en la resolución de fs. 11113/11513

Lo recuerda -entre otros hechos aberrantes- el asesinato del Capitán de Fragata José Guillermo BURGOS del 14/04/76;  el secuestro del Vicecomodoro Roberto ETCHEGOYEN del 29/04/76 y su asesinato en cautiverio el 10/06/76; el secuestro del Coronel Juan PITA del 30/05/76;  el atentado en el edificio de la Superintendencia de Seguridad de la Policía Federal del 02/07/76 con 22 muertos y 60 heridos; las directivas del Secretario Militar de Montoneros  Horacio MENDIZABAL de "Atacar y Hostigar... miles de sabotajes, cientos de caños. Que patrones y  milicos pagen los daños..." ordenada por el Secretario General de la organización Mario Eduardo FIRMENICH  que se publicó en el Nº 16 "Evita Montonera"  (marzo 1977) y el atentado contra el Vicealmirante César A. GUZZETTI del 07/05/77.

Es posible ahondar todavía más en el tema:

1. VIDEOS Y ARCHIVOS DIGITALES:

El DVD adjunto en la resolución de fs. 11113/11513 -que integra la presente resolución- contiene los documentos, revistas, películas y grabaciones de época recolectados y que exhiben -algunas desde fuentes oficiales y otras de origen académico-  el comienzo, evolución y final de la guerra revolucionaria que interesa a  la causa.

Esta verdadera categorización de la lucha antisubversiva no  justifica el cruento e ilegal método empleado por las FF.AA. y FF.SS al empeñar sus efectivos en la "victoria"

El material allí  grabado es:

1.1. CRISTIANISMO Y REVOLUCIÓN:  Los 30 números completos de la revista "Cristianismo y Revolución" (CyR)  digitalizados por el "Centro de Documentación e Investigación de la Cultura de Izquierdas en Argentina" (CeDInC) ubicado en calle Fray Luis Beltrán 125 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Tel: (011) 4631-8893 -  informes@cedinci.org   www.cedinci.org) dedicado a la preservación, conservación, catalogación y difusión de las producciones políticas y culturales de las izquierdas argentinas desde sus orígenes en la segunda mitad del siglo XIX hasta la actualidad.

El CeDInC en www.cedinci.org/edicionesdigitales/cristianismo.htm señala en relación a esta revista:

"...Durante cinco años -setiembre de 1966/setiembre 1971- y en el marco de la agudización de la conflictividad obrera, la multiplicación de las acciones armadas y una crisis política signada por los fuegos del Cordobazo y las luchas populares por el regreso del general Juan Domingo Perón al país, Cristianismo y Revolución funcionó, de hecho, como una caja de resonancia de los "curas obreros" (el Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo), de numerosas organizaciones político-militares argentinas y latinoamericanas, y de las diversas agrupaciones obreras que enfrentaban a la burocracia sindical. Lectura obligada para todos los estudiosos e interesados en las décadas del 60 y el 70, la colección completa de Cristianismo y Revolución es prácticamente inhallable en las hemerotecas públicas del país..."

Esta revista -editada por mes-, estaba inspirada en las nuevas interpretaciones teológicas y sociales emanadas del Concilio Vaticano II, de la Doctrina Social de la Iglesia y corrientes de pensamiento afines a lo que más tarde se definiría como la Teología de la liberación. En sus páginas se replanteaba la relación entre la misión pastoral de la Iglesia Católica y la práctica política revolucionaria.

Se daba un profuso tratamiento y amplia difusión a  las corrientes de pensamiento que pretendían justificar la legitimidad de la lucha armada y el rol de las "vanguardias políticas" como caminos prioritarios hacia la liberación cultural, social, política y económica de la humanidad, y en contra del "imperialismo internacional", sobre todo el norteamericano.

Sus contenidos sintonizaban con una expresa simpatía hacia el socialismo latinoamericano, encarnado en la por entonces joven revolución cubana.

En su primer editorial se leía a modo de presentación:

"Camilo Torres, silenciado y retaceado por sus propios hermanos cristianos, nos señala el carisma evangélico en la lucha por la liberación de nuestros pueblos y su nombre es bandera del movimiento revolucionario latinoamericano".

Sus páginas y sobre todo la enérgica iniciativa de su director  -el ex seminarista Juan GARCÍA ELORRIO (1938-1970)-, fueron la base para la creación de la agrupación activista denominada "Comando Camilo Torres," de corta trayectoria, pero determinante para dar paso luego a la fundación y consolidación de Montoneros.

La revista funcionó como medio de expresión del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo y de numerosas organizaciones sindicales, -en particular la CGT de los Argentinos (CGTAR)- como también de otras tempranas agrupaciones políticas que, ya en la década del setenta, irían consolidándose como masivas organizaciones armadas.

Además de los Montoneros, también publicaban allí sus comunicados las Fuerzas Armadas Peronistas (FAR) y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), y aunque esta organización armada no tenía relación con el cristianismo (su ideología era marxista-leninista), la revista Cristianismo y Revolución (CyR) constituía el medio más indicado y lectura obligada que les permitía llegar a la gran mayoría de los jóvenes y militantes de la época.

Jorge Luis BERNETTI actuaba como secretario de Redacción, y Eduardo GALEANO; John William COOKE; Miguel GRINBERG;      Raimundo ONGARO; Luis ELIASCHEV; Rubén DRI; Emilio JÁUREGUI; Miguel RAMONDETTI y Nuncio AVERSA fueron algunos de sus columnistas.

Su lectura es necesaria para entender el período 1966/1971

1.2. EVITA MONTONERA REVISTA OFICIAL DE MONTONEROS: El DVD contiene en formato PDF las ediciones  Nº  2 enero-febrero 1975; Nº  3  marzo 1975; Nº 7  septiembre 1975; Nº 8 octubre 1975; Nº 11 enero 1976; Nº  13 abril-mayo 1976; Nº 15  febrero 1976; Nº 16   marzo 1976; Nº 17 abril 1976;  Nº 18  junio 1976; Nº 19  septiembre-octubre  1976; Nº 20 diciembre-enero 1978;  Nº 21; Nº 22 septiembre-octubre 1978; Nº 32  enero 1979 y  Nº 25  agosto 1979  de "Evita Montonera - Revista Oficial de Montoneros" digitalizadas por la Biblioteca de Documentación Internacional Contemporánea ubicada en el campus de la Universidad de París (www.bdic.fr) dependiente del  Ministerio de Educación Superior e Investigación de Francia, cuyo sello BDIC aparece en todas las  páginas scaneadas.

Como afirma la periodista Gabriela ESQUIVADA en "El diario Noticias - Los Montoneros en la prensa argentina" -ed. Sudamericana 2009 catálogo www.comisionporlamemoria.org/biblioteca/catalogo_libros_2008.xls la revista "Evita Montonera..." fue una publicación oficial de  "...la orga...", con comunicados de las distintas estructuras, partes de guerra y  editoriales que reflejaban las posiciones formales sobre la coyuntura o  relacionada con su estrategia.

La importancia de "Evita Montonera..." como la "propagandización" de los atentados cometidos por  dicha organización la encontramos en el capítulo IV de la sentencia dictada en la causa 13/84  cuando indica:

"...en el documento "Crítica y Autocrítica del Partido Montonero" publicado en la revista "Vencer" N° 2, agregada al cuaderno de prueba de Viola, se señala como un logro importante "...hemos multiplicado la propaganda... duplicando la impresión de ''Evita Montonera"..."

Ignorar sus páginas en la instrucción judicial es poco menos que ocultar la verdad.

1.3 HISTORIA DE UN PAÍS ARGENTINA SIGLO XX:  El DVD de esta serie del sito oficial del Ministerio de Educación de la Nación www.encuentro.gov.ar Canal de Televisión "Encuentro" -creado por el Decreto 533/05-  contiene los siguientes capítulos:

"...Revolución Libertadora y resistencia peronista:  En septiembre de 1955 se inicia en el país una dictadura militar que derroca a Perón y se da a conocer como "Revolución Libertadora". Entre los sectores de las Fuerzas Armadas que integran el nuevo gobierno se distinguen dos líneas: por un lado está el grupo liderado por el presidente Lonardi. Por otro lado, la línea "dura" de las fuerzas armadas, representada por el vicepresidente, el almirante Isaac Rojas. La "resistencia peronista" comienza a aparecer como como un movimiento inorgánico, que lleva a cabo sus acciones en los mismos lugares de trabajo

"...De Frondizi a Onganía: Las políticas desarrollistas de la presidencia de Frondizi, pasando por la resistencia peronista y sus correspondientes -y antagónicas- líneas sindicales hasta la llegada de la "Revolución Argentina", comandada por el dictador Juan Carlos Onganía

"...El Cordobazo: El 29 de mayo de 1969 los sucesos del Cordobazo echan por tierra el proyecto autoritario de la dictadura de la Revolución Argentina. Onganía, el gran perdedor de la jornada, debe resignar todos sus planes de permanencia en el poder e iniciar la cuenta regresiva de su gobierno

"...Sociedad y cultura de los años 60: Para principios de la década del 60 el clima de prosperidad y crecimiento económico se refleja de manera evidente en la vida cultural,y el Instituto Di Tella pronto se convierte en un polo de atracción para muchos artistas de vanguardia. En los últimos años de la década del 60, la persecución de la dictadura a militantes políticos, agrupaciones estudiantiles y representantes de la cultura adquiere formas cada vez más violentas. Es así que llegado el año 1968, los intereses de varios artistas de vanguardia confluyen con los del Movimiento Obrero

"...Las organizaciones armadas: Los orígenes, la conformación, los objetivos y las diferencias entre las organizaciones armadas revolucionarias -conocidas popularmente como guerrilla- que surgieron en la Argentina entre los finales de la década del 60 y los inicios de la década del 70"

"...Perón: regreso y derrumbe: El 23 de septiembre de 1973, la fórmula Perón-Perón triunfa en las elecciones con el 62% de los votos. Dos días más tarde, la organización Montoneros se cobra su desplazamiento del poder y los sucesos de Ezeiza asesinando a José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT y mano derecha de Perón. La ruptura de Perón con la juventud se da en un contexto de crisis económica. Si bien el Pacto Social había conseguido frenar la inflación, una nueva crisis mundial pone a la economía argentina al borde del abismo. Pero la crisis económica no es la peor noticia de 1974: el 1º de julio, a los 78 años de edad, Perón muere. Con la muerte de Perón, el gobierno queda en manos de su esposa, y el poder en las de López Rega

"...Dictadura I: economía y represión: El 24 de marzo de 1976, tras casi dos años de gobierno de María Estela Martínez de Perón, marcados por una aguda crisis económica y una violencia política creciente, las Fuerzas Armadas argentinas toman el control del país. Días después de asumir, el presidente Videla designa como ministro de Economía a José Alfredo Martínez de Hoz. Su estrategia apunta a "disciplinar" al movimiento obrero, en especial a los sindicatos, y a abrir la economía argentina al comercio exterior, aunque esto perjudique seriamente a la industria nacional

Esta larga colección encadena los partes más sórdidos de la guerra revolucionaria.

1.4. CRÓNICAS DE ARCHIVO:  De esta serie documental del Canal Encuentro producido en conjunto  con la Universidad Nacional de Córdoba que muestra los sucesos argentinos del Siglo XX   el  DVD almacena los capítulos: 1 Revolución Argentina; 2 Cordobazo; 3 PRT-ERP; 4 El Navarrazo; 5 La Masacre de Trelew; 6 Retorno de Perón; 7 Lacabanne;  8 Montoneros; 9 Viborazo; 10 López Rega y las AAA; 11 La Toma de La Calera; 12 Sitrac-Sitram y 13 Ezeiza.

La serie académica expresamente  propone:

"...un recorrido por uno de los períodos más dinámicos y singulares de la historia argentina: las décadas de 1960 y 1970. El resultado es un retrato de los hechos y personalidades que marcaron la historia política del país, armado con imágenes originales de la época. La serie divulga sucesos de la historia reciente que son fundamentales para comprender la actualidad de nuestro país y del mundo, tratados desde una óptica que pone especial atención en los grandes temas del período, como los derechos humanos.

Crónicas de archivo intenta rescatar del olvido las imágenes guardadas en los archivos fílmicos y fotográficos cordobeses, que reflejan el pasado reciente de nuestra sociedad, con la finalidad de compartirlos y hacerlos públicos, para que vuelvan a formar parte de la memoria colectiva.."

La tortuosa cronología de los hechos que comprometen a la causa -su sinuosa línea de tiempo- se encuentra allanada en esas revistas, videos y archivos gravados en el DVD.

2. SOLDADOS DE PERÓN:

Richard  GILLESPIE  en   "Soldados de Perón - Historia crítica sobre los Montoneros" de -1º ed. Bs. As. Sudamericana,  2008, traducción de Antonio PIGRAU de la edición  original Oxford University Press, Nueva York, 1982-  pag.  79/81 señala:

"...Todas las dudas que la principal corriente de la izquierda peronista pudiera tener sobre la autenticidad de la supuesta conversión de Perón al socialismo -que él presentaba simplemente como actualización doctrinal, adaptando el justicialismo al mundo moderno- se vieron pronto disipadas cuando los militantes de la Juventud Peronista y los combatientes de las "formaciones especiales" recibieron comunicaciones dirigidas específicamente a sus aspiraciones. En ellas Perón parecía reconocer que había cometido una equivocación al rendirse tan fácilmente en 1955 dados los grandes sufrimientos populares que provocó con ello (103). Además, incitaba a los jóvenes activistas a creer que pronto heredarían el liderazgo de su Movimiento mediante un "trasvasamiento generacional" de sus estructuras. Fingiendo humildad y ardor revolucionario, el viejo Perón, que tenía sesenta años cuando fue depuesto, pretendió que aún podía ser útil a "la maravillosa juventud que tenemos, que tarde o temprano tomará nuestras banderas y, así lo esperamos, las llevará hacia la victoria" (104)  Perón no sólo autorizó la guerra revolucionaria, sino que halagó a sus combatientes de tal modo que muy pocos pudieron resistírsele. Sus elogios a las guerrillas urbanas de las "formaciones especiales" peronistas no conocían reservas. "Tenemos una juventud maravillosa, que todos los días está dando muestras inequívocas de su capacidad y su grandeza (...) Tengo una fe absoluta en nuestros muchachos, que han aprendido a morir por sus ideales", escribió en su "Mensaje a la Juventud", de 1971. Además de las alabanzas, se concedió a los combatientes una total independencia táctica, debido a la imposibilidad de dirigirlos desde Madrid, y se les prometió "una preponderancia paulatina a medida que vayamos acercándonos hacia la lucha violenta". (105) Al tiempo que conferían una gran legitimidad a las guerrillas peronistas a fines de 1960 y principios de 1970, estas declaraciones eran consideradas por los luchadores como el equivalente de una definición revolucionaria por parte de Perón. Por lo que a ellos respectaba, el factor decisivo -aunque no único- de quién podía llamarse revolucionario y quién no, era el método empleado en la persecución de los objetivos... eran demasiado jóvenes para recordar la Argentina peronista anterior a 1955. Escuchaban mensajes de Perón grabados en cinta magnetofónica en los que les pedía cuanta violencia pudieran organizar (107) y casi todos ellos le tenían un  revolucionario; veían cómo los trabajadores peronistas paralizaban repetidamente la economía organizando grandes manifestaciones, levantando incluso barricadas en algunos lugares para luchar contra los soldados, a finales  de los años sesenta, lo cual les hacía creer que eran revolucionarios, con el peronismo como identidad política y con Perón como líder, revolucionario por inferencia... (103. Véanse, por ejemplo, las afirmaciones de Perón publicadas por el Buenos Aires Herald el 23 de abril de 1969 y del 7 de julio de 1970; 104.  Ibíd., 16 de febrero de 1972; 105. "Perón habla a la juventud", Cristianismo y Revolución", nº 29 (junio 1971), pp. 8-10; 106. Entrevista en el periódico Córdoba, 20 de febrero de 1971; 107. Ésta había sido  una de las exhortaciones de Perón desde el golpe de 1955: "Cuanto más violentos seamos, mejor", había escrito en una carta del 3 de noviembre de 1955 a Cooke, Correspondencia, vol. 1, p. 35)..."

3. GUERRA PROLONGADA DE LIBERACIÓN:

Interesa transcribir estas notas del número 29 del mes de junio de 1971 de CyR titulado "La Hora del Pueblo en Armas" ya que reconoce la guerra revolucionaria  sin disimulo:

"...La construcción del ejército popular:

Casi por arte de magia, y acompañados con toda la estridencia que necesitan las maniobras antipopulares, los argentinos estamos asistiendo a la resurrección de dos expresiones especiales con que el régimen intenta seguir expoliando a la clase obrera: Aramburismo y, Vandorismo. En lo que respecta al aspecto político se insiste con una frase rimbombante: "El gran acuerdo nacional . Esto es, encuadrar dentro de la estrategia de la dictadura a todos aquellos que revelan gran ansiedad por la entrega de la luchas de nuestro pueblo a través de una boleta electoral. Allí convergen sin ningún prejuicio una amplia gama de cipayos ya sean de la derecha como de la izquierda antinacional. Los protagonistas que creen en esta salida pacífica que ofrece el presidente Lanusse, son los que conforman la regiminosa Hora del Pueblo y el Encuentro de los Argentinos.

Pero hay algo que tener presente si se quiere analizar esta falsa salida. Este "gran acuerdo" de hoy no es ni más ni menos que lo que pretendía el ejecutado Tte. Gral. Aramburu. Sus seguidores dentro de las FF.AA. están tratando de reeditar la experiencia sin darse cuenta que el pueblo ya no es un manso receptor de mentiras, sino que se va convirtiendo en un poderoso y violento foco de rebeldía, que quien lo intente seguir engañando sufrirá las consecuencias de la "justa ira de los oprimidos" como ya lo expresara Evita.

Como ejemplo está el interior donde a partir de una organización desde la bases , se golpea a cada  instante a los enemigos más poderosos. Por eso es que aunque Paladino y Balbín o Ghioldi y Bustos Fierro insistan en que la salida electoral es la que espera la "gran mayoría", nadie se ha inmutado ni se ha dado por aludido. Eso, en un idioma mas claro significa, que los trabajadores ya están hablando un lenguaje distinto, violento y liberador, con la mirada puesta en un mundo sin explotados y con justicia social.

Para ellos su boleta electoral está representada por las armas de los combatientes de los distintos frentes armados.

Paralelamente a este hecho, en el campo militar se va desarrollando una crisis que desmorona estrepitosamente todo el sistema de unidad vertical, disciplina y subordinación de que el ejército ha venido haciendo alarde en los últimos años. Aunque se intente demostrar lo contrario, la unidad de las FF.AA. está quebrada. Varias son las líneas y tendencias irreconciliables que pululan en su seno. Este creciente estado de descomposición de los altos mandos parece localizarse especialmente a partir de la intervención de jefes de distintas armas en los directorios de empresas extranjeras, o en la coparticipación existente en actividades de penetración que programa el imperialismo yanqui en América Latina; y por último en las sucesivas pugnas entre sí de varias líneas golpistas para apropiarse del poder.

Ya son varios los generales y coroneles que conspiran. Lo hacen Onganía, Levingston y hasta el irrisorio "Comandante" Labanca, pero a todos los une una gran ausencia. Carecen de respaldo popular por pertenecer a una clase odiada y decadente que como única particularidad tiene la de profundizar su gran desprecio por las mayorías.

El regreso de Vandor

Acompañando los vaivenes y desventuras del presidente Lanusse, el vandorismo enquistado en la CGT de Azopardo se ha lanzado a la ofensiva. Para ello cuenta con la destacada actividad que vienen desarrollando en ese sentido sus dos Secretarios Generales: José Rucci y Rubens San Sebastián.

Este organismo es uno de los ejes principales de una gran campaña mackartista y reaccionaria que  viene gestando en sectores desplazados por las bases del peronismo. Junto con lo más oligárquico del nacionalismo, que lidera el estanciero Manuel de Anchorena, Rucci y su patota armada han comenzado a querer dividir a los trabajadores en rojos y blancos. Coreando la marcha peronista se intenta acallar a compañeros que se desangraron en la resistencia después de 1955, mientras que los actuales burócratas de la CGT eran ilustres desconocidos.

Pero como si todo fuera poco, el aparato cegetista en franca combinación con el gobierno trata de presentar como enemigos del pueblo a quienes libran batallas día a día por la liberación, a quienes mueren torturados y a quienes sufren cárcel y humillación constante.

Los Rucci, los Coria, y todo ese grupo cómplice de una estrategia vandorista tiemblan cuando se produce un Cordobazo. Saben perfectamente que la marea va creciendo del interior al pueblo. No dudan que su estabilidad pende de un hilo y por ello siguen negociando. Tratan de aferrase deserperadamente al sistema, que por ahora los usa, pero cuando no le sirvan los expulsará y entonces ya será tarde. Estarán inexorablemente perdidos y en manos de la buena memoria de los trabajadores.

Esa suerte no la han de correr quienes por ser incesantes luchadores de la causa obrera pagan su coraje con la cárcel, como los compañeros Raimundo Ongaro, Agustín Tosco, Gregorio Flores, y tantos otros. Como el proletariado combatiente alineado en Sitrac Sitram, el Peronismo de Base en Córdoba o los compañeros del Bloque Gremial Peronista de Rosario,  que encabeza Mario Aguirre. Ellos saben junto con sus bases que a las conquistas se las arranca luchando violentamente y no por medio de prebendas tal el caso de los 1000 millones de pesos que el gobierno entregara a la CGT que agravian para siempre la memoria revolucionaria del proletariado argentino.

El ejército popular

De un tiempo a esta parte el pueblo sabe que ya tiene un representante que lo interpreta en un terreno muy especial. Los militantes que han emprendido el camino de la acción armada y están estructurando el Ejército capaz de responder con una guerra prolongada a la violencia del régimen, son quienes dan en el momento oportuno las respuestas que muchos argentinos desean y a veces no pueden concretar.

Por ello, es que los combatientes de las FAR golpean a fin de abril al Ejército de ocupación apoderándose de numerosas armas. Pero más que la acción en si, lo que se rescata de ese hecho, es la contundente negativa del peronismo revolucionario, a pactar y a seguir los deseos de la dictadura de caer en el juego electoral. No hay que  olvidarse que un día después, el señor Paladino debía entrevistarse con el ministro Mor Roig. para autenticar el asentimiento y subordinación al Presidente Lanusse. La contestación del Ejército Popular fue terminante y desarticuló prácticamente toda posibilidad existente de componenda.

Otro eslabón de este método de respuesta directa y combativa, lo encarnan los integrantes del ERP cuando en un espectacular y cerebral operativo secuestran y logran canjear al cónsul de Gran Bretaña en Rosario y Gerente de la empresa Swift en esa. Allí los guerrilleros reemplazan con éxito a los dirigentes gremiales de la carne, que subordinados a la política de traición a que nos tienen acostumbrados estos burócratas, no habían logrado para sus representados ni tan solo una mínima conquista salarial. El brazo armado del pueblo toma cartas en el asunto y consigue en forma inmediata numerosas concesiones para los obreros del frigorífico. Además y como sintetizando lo que ya venía sucediendo en los últimos meses, se produce una amplia participación de los hombres y. mujeres del pueblo en apoyo de la acción guerrillera, lo que hace confesar al mismo Jefe de Policía de Rosario:  "aquí nadie colabora con las fuerzas de seguridad

Por supuesto nadie podía colaborar con quienes en nombre del miedo convierten la zona en campo de concentración. Los habitantes de las villas que rodean los terrenos donde los ejecutivos del frigorífico juegan despreocupadamente al golf, fueron avasallados, ultrajados y cientos de ellos detenidos. Todo ello, por quienes combaten la "subversión antinacional". Después de esa experiencia, es un tanto inútil preguntar de que lado estuvo el pueblo rosarino en esos "aciagos dias que soporto el gobierno del Gral. Lanusse. A partir de ese operativo los obreros de Swift se sintieron ya con la fuerza recobrada y comenzaron a exigir lo que les corresponde, y que gracias al acuerdo que existía entre falsos dirigentes y la patronal, jamás hubieran podido lograr para sí.

Dos días después dé esta acción, los Montoneros ocupan San Jerónimo Norte en Santa Fe, infligiendo un nuevo y rudo golpe a las fuerzas de represión.

Todo esto configura un panorama violento dentro de esta guerra prolongada de liberación en que está empeñado el pueblo argentino.

Una guerra que ya está reclamando de sus combatientes la unidad orgánica y concreta para poder así, seguir creando nuevas alternativas de poder popular.

Ya lo reclaman desde la prisión numerosos militantes. En un documento que publicamos en sección aparte se impone la necesidad de conformar el Ejército Peronista que es hoy la instancia revolucionaria que se le presenta al Gral Perón. Instancia única e irrechazable frente a la salida reformista que pregonan los conocidos usufructuarios de la vieja política.

Unidos, y con un claro respaldo de la gran mayoría del pueblo, los combatientes peronistas tendrán una nueva etapa que recorrer junto a las demás organizaciones guerrilleras. Tenemos la absoluta seguridad de que la batalla por la derrota total del capitalismo no admite bandera de rendición. Ese será el mayor orgullo para la futura Patria Socialista" ..." (CyR N° 29, pág. 1 y 2)

"..."La hora del pueblo en armas"

La unidad de las organizaciones armadas revolucionarias y los alcances de la estrategia del General Perón son hoy, probablemente, los dos temas más relevantes para el futuro de la revolución popular en la Argentina.

Por ello, CyR estima de especial interés los dos documentos que se reproducen a continuación y que implican importantes definiciones al respecto. El primero recoge la afirmación del carácter revolucionario del peronismo por parte de un numeroso y representativo grupo de presos políticos peronistas, que enjuician el ala reformista y conciliadora del movimiento y reflejan en sus párrafos finales el avance en las tendencias a la unificación de las organizaciones armadas peronistas de mayor relevancia: FAP, Montoneros y FAR.

El segundo documento, enviado por el General Perón a la juventud, fue escuchado en el Congreso de la Federación Nacional de Estudiantes en Rosario. Su importancia política deriva del reconocimiento explícito de las organizaciones armadas o formaciones especiales, como se las denomina en el documento, y de la afirmación de su papel cada vez más central a medida que avanza la lucha del pueblo.

Fuerzas Armadas Peronistas (F.A.P.)

"Las operaciones que llevamos a cabo los integrantes de las F.A.P., son la expresión consecuente de la combatividad alcanzada por el Pueblo Peronista en todos estos años de lucha inclaudicable contra la opresión y la entrega. Los peronistas hemos comprendido la necesidad de adoptar nuevas armas. Es preciso responder a la guerra con la guerra, a las armas con las armas, a la violencia con la violencia. En estos momentos singularmente graves para el futuro de los trabajadores de la Patria, advertimos que quienes invocan la representación del Movimiento Peronista, aparecen concertando alianzas oscuras con el gorilaje y se convierten de este modo, en aliados del sistema, avalando una nueva farsa que el pueblo rechaza. En esta hora de definiciones, los combatientes del peronismo ponemos todo nuestro esfuerzo diario y el peso de nuestras acciones al servicio de la formación del Ejército del Pueblo, única garantía de concretar la recuperación del poder para el pueblo".

El papel y tareas de las organizaciones de superficie

En esta etapa de la guerra revolucionaria, el papel de las organizaciones de superficie es claro: deben servir de nexo organizativo entre las organizaciones armadas y el pueblo. Para cumplir este papel deben comenzar por aceptar y difundir los lineamientos y principios de dichas organizaciones, ser vehículo de difusión; y deben apoyar con la actividad de superficie el desarrollo y profundización de la lucha armada.

Una organizacion de superficie ya no puede ofrecer alternativas por sí misma, sino que su actividad adquiere su verdadero valor cuando contribuye a profundizar la lucha armada y el desarrollo de las organizaciones que la efectúan.

Esto implica, naturalmente, la comprensión de que el método de la guerra revolucionaria es única forma de lograr la toma del poder y tener bien claro que la lucha armada es la forma más alta y eficaz de la militancia política. Entonces así, se convierte en algo natural el acatamiento concreto a los principios y la línea político-militar expresada por las Organizaciones Armadas Peronistas, a las cuales deben brindar su apoyo y colaboración sin retaceos. Las organizaciones de superficie son las indicadas para concretar los nuevos niveles de la lucha, en las movilizaciones populares, dotándolas de preparación y organización. Deben promover esas movilizaciones, dentro de sus respectivos ámbitos de acción (sindical, político, estudiantil, etc.) elevando la comprensión popular de los nuevos métodos de lucha, organizando huelgas, manifestaciones, etc., y lanzándolas en el momento en que su acción se inscriba en el marco del proceso de la Guerra Revolucionaria, esclareciendo la necesidad de apoyar las acciones armadas, jaqueando al regimen en todo terreno, con claras consignas revolucionarias.

En este momento en que el enemigo concentra su represión en descabezar y desprestigiar la acción armada, en que sus maniobras políticas tienden a hacernos caer nuevamente en la trampa eIectoral, es el deber de todo militante revolucionario del peronismo, estrechar filas en torno al término no encuadrable dentro del regimen: la lucha armada; y por lo tanto, en torno a las Organizaciones Armadas Peronistas; profundizar las movilizaciones, dejar claramente sentado que el único camino para lograr la Liberación Nacional y el retorno del general Perón, es la guerra revolucionaria. En otro aspecto, todo esto implica un salto en el nivel de conciencia de cada militante y que el proceso de lucha nos incluye a todos y cada uno; y cada uno debe evolucionar a su compás. Así como la profundización de la lucha popular hizo nacer la necesidad de la lucha armada, en cada militante esta tarea de superficie debe hacer que cada uno vaya tomando conciencia de la necesidad de pasar a niveles superiores, en los que su contribución a la victoria del pueblo será cada vez mayor; en  un proceso que lo lleve a convertirse en un combatiente del pueblo. Se debe pasar de la prédica con la palabra a la acción, dando el ejemplo él mismo , entregándose sin retaceos a la revolución, rindiendo así el mejor homenaje -el del combate a los innumerables compañeros que ya han entregado sus vidas a nuestro pueblo, como Ferrari, Maza, Geun, Frondizi, Belloni, por nombrar solamente algunos.

Tampoco podemos dejar de ver que el régimen está determinado a destruirnos y que aun los militantes de superficie son salvajemente reprimidos a veces con largas condenas, otras con el secuestro, tortura y aun el asesinato. Así vemos con dolor el martirio de los compañeros Martins y Centeno. Esto también nos lleva a comprender que si queremos ser consecuentes con nuestros ideales, con nuestro Peronismo acrisolado en la Revolución, y a la vez estar en aptitud ..."

4. FUERZAS ARMADAS PERONISTAS:

La entrevista efectuada a las FAP  por la revista "Cristianismo y Revolución"  en septiembre de 1970 y  publicada  en las págs. 15 a 20 de su Nº  25 se transcribe con el propósito es mostar que esta organización -disuelta en 1974 con el retorno de PERÓN con algunos cuadros migrando a Montoneros y al ERP- no fue ajena a la guerra revolucionaria:

"...Suele sorprender, sobre todo en el extranjero, que una de las manifestaciones más importantes de las guerrillas en la Argentina sea peronista y esgrima como consigna el retorno de Perón al país y al gobierno. Sectores del peronismo reformista también reclaman ese retorno y lo han procurado inútilmente por la vía del pacto político, las elecciones, etc. Tales sectores, por otra parte, se conformarían con un regreso al gobierno peronista de tipo constitucional y parlamentario de 1945 al '55 y con una revolución nacional burguesa similar a la que se desarrolló pacíficamente en ese período, pero no reclaman e incluso rechazan una revolución social o más claramente, socialista.

¿Qué clase de retorno y qué clase de gobierno propugnan las FAP?

FAP: Su pregunta se refiere específicamente a que resolvamos la contradicción que significa que tanto sectores reformistas como organizaciones revolucionarias del movimiento peronista levante simultáneamente las mismas banderas.

Toda la resistencia peronista, a partir de 1955, ha tenido un denominador común: oponerse a la ofensiva oligárquica y a la penetración imperialista. Los métodos y las formas que llevó a la práctica son los métodos y formas que puede producir un movimiento nacional de un país dependiente que reúne en su seno a la casi totalidad de la clase trabajadora y simultáneamente a sectores burgueses. (Hasta 1955 la dirección del movimiento estuvo preponderantemente en manos de sectores de la burguesía nacional).

Lo importante es que todo este período de resistencia ha servido no sólo para decantar hombres y marginar a los sectores burgueses, sino también para profundizar a nivel masivo una metodología de lucha, cada vez mas protagonizada por la clase trabajadora.

El movimiento peronista esta constituido esencialmente por la clase trabajadora. El peronismo es la mayor y más clara identificación de clase de nuestro pueblo. A su vez el antiperonismo identifica a la oligarquía. La presencia insobornable del peronismo explica la dictadura militar en nuestro país. El peronismo sinónimo de pueblo impide cualquier maniobra reformista o seudodemocrática. Si esto es así, si en los últimos 25 años el peronismo ha constituido, sin lugar a dudas, la más consecuente oposición antioligárquica y antiperonista; así junto a la realidad incuestionable se verifica un profundo odio por parte de la oligarquía y simultáneamente un profundo amor y respeto, por parte del pueblo, hacia el líder máximo e indiscutible, así, a través de todos estos años, ha quedado demostrado que Perón no es encuadrable de ninguna manera dentro del sistema; está claro que significa el retorno de Perón y, además, que esto sólo es posible en el transcurso de un proceso revolucionario.

El retorno de Perón, es, entonces, una consigna revolucionaria porque es la más clara identificación de clase y porque está supeditado a la derrota total de la oligarquía por el pueblo en armas. La existencia de sectores, dentro del movimiento, que aún siguen manteniendo planteos reformistas se debe a que desde su origen integraron el peronismo sectores de la burguesía nacional que todavía subsisten y a cuyos planteos se adhieren dirigentes sindicales burocratizados. La representatividad de todos estos sectores está hoy en franco deterioro y su conducción es mas aparente que real.

Respecto a la segunda parte de su pregunta: es evidente que la humanidad marcha hoy en lo económico hacia formas socialistas de producción. Nosotros no nos contentaríamos con una perspectiva de mera distribución de riqueza. La liberación total, la creación del hombre nuevo que buscamos trasciende los marcos puramente económicos.

Las FAP no propugnan formas de gobierno. Las FAP fundamentan su estrategia en la construcción de una organización político-militar revolucionaria que se consolide en una guerra prolongada con la participación masiva del pueblo. Esta participación consciente del pueblo determinará la calidad y las formas de gobierno.

Entre 1955 y 1959, principalmente sectores obreros peronistas libraron contra los regímenes que sucedieron a Perón una lucha armada heroica pero rudimentaria, a la que se llamó resistencia. Hoy se ve con claridad que aquella primera resistencia peronista fue negociada por los dirigentes políticos y sindicales que llegaron al pacto con el frondizismo. ¿En qué es distinta la situación en 1970 y por qué es imposible la repetición de aquel proceso?

FAP: Todos los métodos de lucha adoptados en la permanente actividad de resistencia del peronismo tuvieron como protagonista y ejecutor principal al conjunto de la clase trabajadora, y efectivamente esa lucha fue negociada, y a veces traicionada por algunos de los dirigentes del peronismo. Pero todo este proceso produjo, por un lado, la progresiva participación de la clase trabajadora en la conducción misma de la lucha y, por otro, un nivel de conciencia que determina que hoy no exista la posibilidad de repetir experiencias ya agotadas. De aquí mismo han surgido los militantes y activistas que hoy conforman la organización revolucionaria peronista. Simultáneamente se produce el deterioro de las conducciones burocráticas, su pérdida de representatividad y de mando real. Todos los elementos, añadidos a la agudización de las condiciones objetivas, determinan la imposibilidad de repetición de procesos al estilo resistencia.

La resistencia obrera peronista a partir de 1955 se vio aislada e incluso enfrentada con los sectores estudiantiles y profesionales que hoy parecen acompañarla o por lo menos mirarla con simpatía. ¿Hasta qué punto es permanente la actual alianza obrero-estudiantil y en qué medida influirá sobre las luchas de masas y sobre la lucha armada en la Argentina?

FAP: Efectivamente desde tu tiempo a esta parte se ha dado un salto cualitativo en el movimiento estudiantil, en la medida de su acercamiento a lo nacional y a las luchas concretas de los trabajadores además de una progresiva comprensión del peronismo. Esto brinda perspectivas optimistas en cuanto a una alianza obrero-estudiantil, cuya permanencia estará determinada fundamentalmente por la profundización de las luchas mismas de la clase obrera, lo que, obviamente, fortalecerá tanto las luchas de masas como la lucha armada.

En 1969 se dieron en la Argentina especiales acciones de masas, obrero-estudiantiles, que ocuparon ciudades enteras- Córdoba y Rosario- y derrotaron momentáneamente a la policía. A partir de ese momento la teoría de la insurgencia general como la vía revolucionaria para la Argentina se sumó a la teoría de la creación de un ejército popular y la lucha armada prolongada. Esas dos concepciones se reparten hoy el campo revolucionario. ¿Son excluyentes o bien deben reforzarse mutuamente las acciones de masas y las luchas armadas?

FAP: Nuestra estrategia se opone a la teoría de la insurrección popular como vía revolucionaria. Y es erróneo fundamentar esa teoría en hechos como las acciones masivas de 1969 en nuestro país, que tampoco fueron guiadas por esa concepción. Tampoco se inscribieron en una estrategia de lucha armada. El nivel en que actualmente se desarrolla la ofensiva contrarrevolucionaria impone la lucha armada como una vía conducente al triunfo. Durante toda una primera etapa de la lucha de masas se seguirán dando en forma no coordinada con las acciones armadas de las organizaciones revolucionarias.

Este accionar el pueblo, es de todas maneras, conducente, en la medida en que aporta a uno de los objetivos de la guerra: el debilitamiento del enemigo. Es una tarea de los revolucionarios encontrar la manera de unificar, en una estrategia de conjunto, todas las formas y niveles de lucha.

Nuestra tarea política fundamental en este momento es tratar de incorporar a las luchas reivindicativas métodos similares a los de la guerra revolucionaria. De allí que nuestras operaciones tienden a demostrar la viabilidad del método, por un lado, y la vulnerabilidad del régimen, por el otro. El grado a que lleguen las represiones policiales y la prepotencia patronal le imponen a la clase obrera la implementación de formas organizativas de clandestinidad y seguridad similares a las de las organizaciones armadas. Si bien este proceso es incipiente, es evidente que en la medida en que la clase trabajadora vaya adoptando nuevos métodos se han de elevar la calidad y la eficacia de la lucha de masas.

Las FAP se iniciaron en 1968 con un fracaso en la guerrilla rural -Taco Ralo, en la provincia de Tucumán- y reaparecieron en 1969 y 1970 con varios triunfos en medios urbanos. Aparte del factor azar, que siempre puede pesar sobre operaciones aisladas, ¿es posible extraer de esa experiencia opuesta a Taco Ralo, algunas lecciones más generales sobre la guerrilla argentina?

FAP: Taco Ralo se tiene que colocar dentro de la experiencia de la vanguardia latinoamericana. El ejemplo de la Revolución Cubana repercutió dentro de las filas del peronismo, impulsando a su vanguardia a concretar las normas de la guerrilla rural. La derrota de Taco Ralo no significa que en nuestro país se dé por fracasado el método de la guerrilla rural. Las características específicas de la Argentina -grandes núcleos de concentración urbana, por un lado, y zonas geográficas y políticamente aptas para la lucha rural, por otro- determinan que la lucha armada se ha de verificar tanto en el terreno rural como en el urbano.

La experiencia de Taco Ralo sugiere que las FAP pasaron por un periodo foquista. ¿Ha sido superada esa etapa? En caso afirmativo, ¿en qué etapa se encuentran hoy las FAP?

FAP: En Taco Ralo cometimos el error estratégico fundamentalmente referido a los aspectos militares: inexistencia de redes logísticas y falta de consolidación de la estructura urbana. Nuestra confianza fundamental a nivel político se basaba en la gran capacidad de lucha del pueblo peronista. De cualquier manera entendemos que existió una tendencia foquista en la medida en que confiamos excesivamente en la organización espontánea del pueblo para este tipo de lucha. Es a partir de aquí que se empieza a consolidar en términos más precisos nuestra estrategia. En la actual etapa las FAP se proponen la consolidación de la organización y la propagación del método y de las posiciones políticas dentro del desarrollo de las operaciones armadas y de las acciones de masas.

Aparte de las FAP otros grupos que también esgrimen la consigna de "Perón Vuelve" han realizado acciones contra objetivos menores. ¿Es un fenómeno de contagio o el resultado de las aplicaciones conscientes de la descentralización de las acciones dentro de la unificación de la doctrina, similar a la que se propuso en Brasil Carlos Marighela?

FAP: Más que un fenómeno de contagio, lo que demuestra la sucesión de acciones armadas realizadas por diferentes organizaciones con nuestras mismas consignas es el nivel de madurez de la vanguardia del movimiento peronista para asimilar una metodología correcta. Carlos Marighela llevó al plano de la enunciación teórica una característica de la realidad brasileña. Esta característica se está dando también en nuestro país. No es el resultado de una aplicación consciente, planificada. Es el fruto del desarrollo de un proceso: Los sectores más claros de nuestro movimiento, influenciados por nuestro accionar y por el peso de la realidad, han comenzado a desarrollar autónomamente organizaciones armadas. Nuestro objetivo en este orden de cosas es tratar de lograr una unificación en el plano de la estrategia común.

Las FAP se han referido con respeto y sin sectarismo a otras organizaciones no peronistas que han emprendido el camino de la lucha armada en la Argentina. ¿Esto indica a mediano o largo plazo, la posibilidad de reunificar las acciones y eventualmente el comando de la guerra revolucionaria en la Argentina?

FAP: Nuestro respeto hacia organizaciones no peronistas es la obligación que tenemos para con cualquier núcleo de argentinos que inicia concretamente el camino de la lucha armada revolucionaria. El hecho de que no se proclamen peronistas indica una diferencia política que no es lo que nos inquieta fundamentalmente en este momento, pues no nos creemos dueños de la revolución. Lo que nos preocupa es evitar el riesgo que significarían actitudes de competencia o desinteligencia entre las organizaciones armadas que hoy estamos doblando nuestro esfuerzo en debilitar a un enemigo común. Esta actitud, que implícitamente requerimos a toda organización revolucionaria, implicaría en un futuro la concreción de un sólido Frente de Liberación Nacional.

Dentro de América Latina, la clase trabajadora argentina ha demostrado una capacidad excepcional de movilización y organización. ¿Eso crea condiciones distintas para la guerra revolucionaria que en otros países del continente? Concretamente, ¿es posible así quebrar la constante que caracteriza a los restantes movimientos guerrilleros, integrados principalmente por universitarios, intelectuales, estudiantes y en mucho menor grado por obreros?

FAP: En las experiencias de lucha armada del peronismo, Uturuncos (primera guerrilla aparecida en 1959 en Tucumán), Taco Ralo, tuvieron relevante participación los compañeros trabajadores. La excepcional capacidad de organización y movilización que tiene nuestra clase trabajadora determina desde ya que solamente ha de quebrarse la citada constante de la composición de los grupos guerrilleros sino que nos hacen prever un desarrollo de la guerra del pueblo con características muy particulares.

Se ha observado una presencia casi invariable de algunas mujeres en los grupos de acción de las FAP. ¿Qué significado se le da a este hecho?

FAP: Nosotros partimos por principio de una amplia concepción revolucionaria de acuerdo a la cual la mujer tiene que tener el mismo grado de participación que el hombre en todos los procesos de la sociedad y, sobre todo, en el proceso de cambiar una sociedad que la ha sumergido en una situación de marginación y dependencia. Es por ello que en las FAP, mujeres y hombres tenemos el mismo grado de participación en todas las tareas revolucionarias y en todo tipo de responsabilidades, especialmente en la primera línea de combate. Además es la continuación de toda una trayectoria en nuestro movimiento, ejemplificada no sólo por Eva Perón sino también por las medidas concretas del gobierno peronista que elevaron a la mujer argentina en todos los ordenes especialmente el político.

En varios países de América Latina se han desarrollado acciones armadas de organizaciones revolucionarias que se plantean objetivos de liberación nacional. ¿Existe ya una idea o estrategia de continentalización de la guerra revolucionaria?

FAP: Señalamos como principal enemigo de la humanidad a los Estados Unidos de Norteamérica. En esta medida nos sentimos solidarizados con la lucha que desarrollan todos los pueblos sometidos del mundo en contra de este enemigo. La dominación de los Estados Unidos en América Latina tiene características muy claras y específicas. La lucha de nuestros pueblos por su liberación es la respuesta consciente a esa opresión.

Estados Unidos acciona respecto a América una estrategia continental de dominación. Sería utópico, entonces, plantearnos aisladamente la liberación de nuestra patria. Es decir, nuestra estrategia deberá ser también continental. La liberación total sólo será producto de la derrota del imperialismo a nivel continental. Ahora bien, queda claro que una estrategia de continentalización de la lucha a partir de un desarrollo de la guerra revolucionaria en cada uno de nuestros países. Este es el aporte de este momento a la continentalización de la guerra. Llegará el momento en que se impondrá la coordinación de las luchas nacionales, cuando la guerra en cada país, haya alcanzado un adecuado crecimiento..."

5. COMPAÑEROS DE LUCHA:

El Nº 29  (junio 1971) de la revista "Cristianismo y Revolución" bajo el título: "...PERÓN habla a la juventud. Mensaje del General PERÓN a la juventud reunida en el Congreso de la Federación Nacional de Estudiantes de Rosario.  Mayo de 1971..."  transcribe esta carta que en un lenguaje político  promociona la lucha armada:

"...Como suelo repetir a menudo, la juventud argentina tiene una tremenda responsabilidad frente a lo que está pasando en el país. Su deber frente a esa responsabilidad, debe impulsarlos a unirse y organizarse. Sólo una generación solidariamente unida y organizada podrá hacer frente a la lucha que presupone la liberación de la patria y de su pueblo.

Los Jóvenes argentinos tienen el inalienable derecho de hacer, porque en último análisis han de ser ellos los que han de gozar y sufrir las consecuencias del quehacer actual. Demasiados muertos, encarcelados y proscriptos nos reclaman el cumplimiento de ese deber. Tenemos la oportunidad histórica que la situación nos brinda, y la juventud no debe desentenderse egoísta de lo que representa su propio destino y el porvenir de la patria.

En la Plaza de Mayo dejamos enterrado un mensaje para la juventud, que sólo la ignominia gorila puede haber destruido. En ese mensaje está el fundamento de nuestra acción, y el consejo de nuestra experiencia para la juventud argentina. Los acontecimientos y la evolución acelerada le han dado actualidad y ahora ha llegado el momento de que nuestros muchachos, que son la esperanza de la patria, tomen en sus manos los objetivos para llevarlos a su completo cumplimiento. De ello ha de depender el destino de que es preciso ser artífice, si no se quiere luego ser juguete de los designios ajenos. Ha llegado el momento, y esta es la hora de la juventud.

De que cada uno sepa cumplir con su deber, depende en gran parte la suerte argentino. Al dirigirme a la juventud, muchas veces he dicho que así como no nace el hombre que escape a su destino, no debiera nacer el que no tenga una causa noble por la cual luchar, justificando así su paso por la vida. Pero el que se decida a luchar, ha de estar armado de una sólida verdad.

Desde hace veinticinco años, en la medida de mis fuerzas y capacidad, he tratado de dar al pueblo argentino lo que yo considero que sea esa verdad, a través de una ideología que fije los rumbos permanentes, y doctrina que establezca las formas de ejecución de esa ideología.

La experiencia que la ha tocado vivir al pueblo, en estos últimos dieciséis años de vergüenza nacional, ha sido suficientemente elocuente, como para que aún sigan existiendo dudas en las personas de buena fe. Por eso las semillas de la emancipación que sembró el justicialismo, son indestructibles. Pero queda en ustedes, los jóvenes, el desarrollarlas hasta el fin.

Si es cierto que los pueblos que olvidan a su juventud, renuncian a su porvenir, nosotros no tendremos el cargo de conciencia que esta presunción supone, porque siempre hemos tratado de dar a la juventud el lugar que le corresponde a la comunidad.

Desde 1945 a 1955, la juventud -tal vez equivocada por sus dirigentes- tomó una posición desviada de lo que representaba el justicialismo; pero ha bastado lo ocurrido entre 1955 y 1970, para que los muchachos abrieran los ojos, y pudieran percibir la verdad de lo que está ocurriendo como consecuencia de una acción adversa que en poco tiempo ha conducido al país al neocolonialismo y la opresión. Ahora comprenden que la liberación realizada por nosotros, hizo posibles y efectivas la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Nacional y Popular, mediante el ejercicio de las cuales el pueblo argentino pudo gozar de diez años de felicidad y abundancia desconocidas antes, y destruidas después de 1955 por los agentes del Imperialismo, que ha sido siempre el factor que ha gravitado en el hambre y la miseria, y el dolor de un pueblo, digno de mejor suerte.

Hace ya más de cinco años que el Movimiento Nacional Justicialista, fiel a la consigna de los tiempos ha dispuesto el cambio generacional que ha de evitar el envejecimiento de su espíritu. Este cambio generacional no ha de consistir en tirar todos los días un viejo por la ventana, sino en un remozamiento constructivo de los niveles de dirigentes de la conducción y encuadramiento de nuestra masa peronista. Pero el concepto de reemplazo no puede ser rígido ni arbitrario, por que la juventud es más cuestión de mentalidad que de edades. De lo que se trata en consecuencia es de dar entrada a la nueva sangre generosa de una juventud pujante como la que se presiente ya en la Argentina. A esos valores extraordinarios que ya se reconocen por todos, es preciso darles la oportunidad de labrar su propio destino. Nada puede ser más justo y conveniente. Pero ha de tenerse en cuenta que el dirigente nace, no se hace. Y si cada peronista lleva el bastón de mariscal en su mochila, está en sus manos y en su capacidad el hacerse digno de empuñarlo con honor y beneficio. La patria vive días inciertos y dramáticos, sometida al vasallaje de sus fuerzas de ocupación, al servicio de una causa que no es la de la República. Cada uno de sus hijos tiene un deber y un grado de responsabilidad, pero tiene ante sí la posibilidad de luchar para defender esa responsabilidad.

En las leyes de Licurgo para la defensa de la República, había una que establecía que no había delito más infamante para un ciudadano que cuando se jugara la suerte de la patria no estuviera en uno de sus bandos. Ha llegado la hora de cumplir porque a los argentinos de nuestro tiempo enfrentados con una situación como la que tenemos que pulsar todos los días, les cabe la obligación insoslayable de luchar. Cuando la patria no está de por medio, luchar es un derecho, pero cuando ésta está de por medio es un deber. Tenemos una juventud maravillosa, que todos los días está dando muestras inequívocas de su capacidad y su grandeza. Y tenemos una verdad que el tiempo se ha encargado de confirmar. Tenemos la oportunidad que la historia nos brinda: sólo nos falta que nos empeñemos con unidad y solidaridad.

Yo tengo una fe absoluta en nuestros muchachos, que han aprendido a morir por sus ideales. Y cuando una juventud ha aprendido y ha alcanzado esto, ya sabe todo lo que una juventud esclarecida debe saber.

Tenemos mucho que hacer como para que no aprovechemos el tiempo; tenemos demasiadas oportunidades como para desaprovecharlas. Tenemos un destino que cumplir, como para que nos desentendamos egoístas del deber de la hora.

La guerra revolucionaria en la que estamos empeñados, impone una conducta: luchar con decisión y perseverancia. Nuestros grupos activistas que la realizan, están dando el testimonio fehaciente de sus grandes valores.

Si la causa honra al ciudadano, éste también ennoblece la causa. Es de esa dualidad incomparable, de donde salen los héroes que hacen de la historia el espejo en que todos los días debemos mirarnos.

No luchamos contra un gobierno determinado, sino contra todos los que hacen posible la esclavitud de la patria y del pueblo argentino. Nuestros objetivos son, pues, la liberación del país, entregado al neocolonialismo desde 1955, y la soberanía popular usurpada por los que han ocupado el poder desde esa fecha. Con ese concepto y con esa finalidad, cada peronista ha de ser un combatiente en la forma en que cada uno sea capaz de luchar y ser provechoso. Que cada uno de nosotros, al finalizar cada día nos preguntemos que hemos hecho por la causa que servimos. Seguros que si no sabemos responder, será por que no estamos cumpliendo con nuestro deber.

No sabemos hasta donde nos llevará la violencia de la dictadura militar, por eso debemos prepararnos y actuar frente a todo evento. El Movimiento peronista ha de estar organizado apropiadamente para ello, en forma que permita la lucha orgánica de superficie, y pueda hacer frente también a las formas cruentas que suelen ser impuestas por las dictaduras como la que azota al país en nuestros días.

Las formaciones especiales encargadas de lo último, deben tener características especiales y originales, como especiales y originales son las funciones que deben cumplir. Ellas actúan dentro de nuestro dispositivo como autodefensa, como fuera de él, en la lucha directa de todos los días adentro de las formas impuestas por la guerra revolucionaria.

Nuestro movimiento no es sectario, ni ha sido nunca excluyente. Todos los que luchan con nuestros mismos objetivos son compañeros de lucha, aunque no sean peronistas. Nosotros representamos al movimiento orgánico, que desde hace veinticinco años somos la mayoría en el país. Por eso tenemos derecho a gobernar, aunque esos derechos se nos nieguen por la acción de la fuerza. Pero nadie nos puede negar el derecho de encabezar la lucha contra la ignominia improvisada por las camarillas militares, que están llevando el país a su ruina.

La dictadura militar no puede invocar la legalidad desde que  es la que ha provocado la ilegalidad en la República. La legalidad está representada por el Movimiento Nacional Justicialista, y las fuerzas que son verdadero arraigo en la opinión nacional, lo promueven y lo sostienen. Nuestro gobierno fue legal y constitucional, depuesto por un golpe de Estado. Y desde entonces no ha habido gobierno legal en el país. Cuando la dictadura habla de legalidad, está invocando su propio anacronismo.

Por eso, dentro de las actuales formas de lucha, es preciso que nuestras organizaciones de superficie se empeñen con la mayor energía en la defensa de nuestra legalidad, sin la cual el país marchará hacia una lucha cruenta, para la cual también debemos estar preparados. De ellos surge la importancia de nuestras formaciones especiales y de su forma de operar, como de su preponderancia paulatina a medida que vayamos acercándonos hacia la lucha violenta.

De todo lo anterior se infiere la necesidad de que nuestra lucha se encare con unidad y concepción y de acción, inspirada en los objetivos que nos son comunes, sin que ellos presupongan una conducción centralizada, impracticable en la guerra revolucionaria. La solidaridad de los que luchan es indispensable y de ello fluye la necesidad e una armonía de conjunto, que ha de alcanzarse sólo por el camino de una amplia comprensión y en lo posible entendimiento.

Que cada uno haga su trabajo, a la par que comprenda y aprecia el que los demás hagan, sin tener en cuenta ni el campo en que lo realice, ni las formas de ejecución que empleen. La conducción de conjunto, impone la articulación de un dispositivo apropiado que ha de alcanzarse en nuestro caso por la lucha misma, ya que de este hecho se trata.

El que maneja la política, y pretende dirigir el orden, suele morir de una sed desconocida, porque en la política rara vez impera el orden. En consecuencia, es necesario acostumbrarse a manejar el desorden. La lucha revolucionaria intensifica esta verdad por sus propias características, y las circunstancias en que ha de realizarse. Comprender esto es fundamental. Un 17 de octubre sólo fue posible porque nosotros fuimos capaces de manejar el desorden, y nuestros adversarios no.

Lo que interesa es alcanzar los objetivos propuestos; poco importa la forma en que se los conquista. La organización es sólo un medio, y los que se empeñan en una perfectibilidad orgánica inobjetable, olvidando lo que con ella deben hacer, me recuerdan a los viejos soldados que decían: "Que se pierda la batalla, pero que se salve la disciplina". Como si así la disciplina pudiera servir para algo.

Si todo de cuanto venimos hablando es indispensable, no lo es menos que la juventud comprenda la necesidad de adoctrinarse, para lo cual sus dirigentes han de empeñarse seriamente en esa tarea. Una revolución necesita de realizadores, pero en mayor medida de predicadores, porque la preparación humana es decisiva para sus destinos.

No es suficiente con que los dirigentes sepan lo que quieren; es preciso que la masa que los sigue esté empapada de su propio pensamiento. Sólo así se puede llegar a la lucha consciente y organizada, porque en actividades como las que impone nuestra lucha, no se trata de mandar, sino de conducir. Mandar es obligar: conducir es persuadir. Y al hombre siempre es mejor persuadirlo que obligarlo. El principio de la fácil persuasión es el adoctrinamiento oportuno y eficaz. De allí la necesidad de que cada uno de los que intervienen en nuestra lucha esté convencido de la necesidad de hacerlo, y de lo insoslayable de sus objetivos. La experiencia es la parte más efectiva de la sabiduría. Es preciso que nuestros muchachos recurran a veces a los viejos dirigentes, en procura de esta experiencia. Pero en caso de alguno han de titubear en la acción por temor a su inexperiencia. Es preciso actuar, y aunque la experiencia cuesta cara y llega tarde, ello no ha de ser obstáculo en la acción. De cualquier manera, peor que lo que han hecho los viejos, no lo podrán hacer. Basta contemplar el mundo que le dejamos.

Para el Movimiento Justicialista, todo lo que sea de los muchachos rosarinos tiene para mi un sello extrañable, que hace y nace de reconocer a los verdaderos valores peronistas. Por eso, al llegar a ellos con mis anteriores palabras, deseo que las tomen y las sientan con el mismo cariño con que se las dirijo. Soy un viejo luchador que asiste entristecido y proscripto a la desgracia de su pueblo. Sea por lo menos que por este medio, pueda servirlos desde lejos.

Con esto creo haber contestado vuestra comunicación.

Me queda llegar a ustedes con un gran abrazo, que espero pueda algún día reafirmar personalmente en la patria..."

6. PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES:

El  V Congreso del Partido Revolucionario de los Trabajadores  presidido por "Miguel" -seudónimo usado por Mario Roberto Santucho en esta oportunidad-  y publicado en www.prt-argentina.org.ar/congresos/quinto.html  a la par de crear el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) fijó los objetivos de la guerra revolucionaria.

Su texto -como en los anteriores transcriptos- exime de cualquier aclaración sobre el punto:

"...RESOLUCIONES SOBRE DINÁMICA Y RELACIONES DE NUESTRA GUERRA REVOLUCIONARIA

CARÁCTER DE LA GUERRA REVOLUCIONARIA

De acuerdo a las características que señalamos que tendrá la revolución en nuestro país, debemos definir nuestra guerra como guerra civil revolucionaria, la cual desde el comienzo tendrá consignas antiimperialistas, dado el carácter de semicolonia de nuestro país. La guerra civil revolucionaria se irá transformando en guerra nacional antiimperialista, tanto porque lucharemos contra la burguesía y contra un enemigo invasor, como porque la librará el conjunto de la clase obrera y el pueblo. En este momento nuestras consignas tenderán a neutralizar a sectores de las etapas superiores de la pequeña burguesía y mediana burguesía e incluso sectores de las fuerzas represivas, entonces nuestra guerra adquirirá un sentido patriótico. Si bien es necesario señalar las características del desarrollo de nuestra guerra, debe quedar claro que ésta será dirigida permanentemente por el proletariado, que su esencia de guerra civil revolucionaria se mantiene a todo lo largo del proceso.

En este sentido podemos decir que la guerra civil revolucionaria ha comenzado en nuestro país desarrollada por sectores de la vanguardia; que continuarán librándola la vanguardia obrera y sectores del proletariado y el pueblo y que, por último, será la lucha de la vanguardia obrera, la clase obrera y el pueblo, contra la burguesía y el imperialismo.

Por muchos motivos, desarrollados ya en "El único Camino nuestra guerra tendrá un carácter prolongado.

Nuestro Partido no debe olvidar ni por un momento la experiencia vietnamita, que nos Indica que, en el actual grado de desarrollo de la revolución mundial, es imposible tomar y mantener el poder en un país aisladamente. Esto sólo se logrará ante la crisis del imperialismo a escala mundial.

De aquí se desprende el carácter continental e internacionalista de nuestra guerra revolucionaria.

Por todo lo que dijimos anteriormente, el Ejército Revolucionario debe desarrollarse de lo pequeño a lo grande, de las acciones más simples a las más complejas, procurando la ligazón permanente con las masas, templando seriamente nuestras fuerzas y educando en mil acciones a nuestros destacamentos armados.

DINÁMICA DE LA GUERRA REVOLUCIONARIA

Si tenemos en cuenta que el sector de vanguardia de la clase está constituido por el proletariado industrial, que éste se concentra en Tucumán, Córdoba, Rosario y Buenos Aires, que su vanguardia es crecientemente permeable a posiciones revolucionarias y que en conjunto está inspirado por su profundo odio a la Dictadura, éstas son las regiones donde fundamentalmente se desarrollará la lucha armada tanto en su forma rural como urbana. Esta situación de conjunto tiene un desarrollo particular en cada región, y también el grado de radicalización de la vanguardia y la clase tiene niveles distintos. Dentro de este marco, el proletariado azucarero mantiene su puesto de vanguardia, pero con menos diferenciaciones con el resto que en años anteriores, por la extensión de la crisis económica y social.

Estas situaciones particulares, regionales, afectan las formas de desarrollo de la lucha armada; por ejemplo, en Tucumán el sector de vanguardia lo constituyen los obreros azucareros directamente ligados al proletariado rural y a través de éste al campesino pobre; esto, sumado a la situación geográfica de Tucumán, hace que el eje estratégico de la lucha armada pase allí por las formas iniciales de la guerrilla rural, con una etapa previa de acciones tácticas y operativas de lucha urbana y suburbana, las que se convertirán en secundarias al iniciarse la etapa estratégica (guerrilla rural); las características de la ciudad de Tucumán no hacen posible la formación de unidades militares estratégicas y muy difícil la de unidades militares operativas. Podríamos prever para Tucumán, en el aspecto de la lucha urbana, la actividad de unidades militares tácticas, subordinadas totalmente a las necesidades operativas y estratégicas del campo.

Es evidente que la tarea fundamental estará dada por la construcción de aparatos logísticos: reclutamiento, inteligencia, comunicaciones y enlace, abastecimientos, etc. La mayoría de las acciones armadas se darán en el terreno de las defensas de esos aparatos (por ejemplo, la protección de la vías de comunicaciones guerrilleras, a personas refugiadas en la ciudad, talleres, hospitales clandestinos, etc.), y en la agitación de masas, sin descartar algunas acciones de distracción de fuerzas o de apoyo a la guerrilla, como el sabotaje, la destrucción de vías de comunicación, los ajusticiamientos de represores, o el hostigamiento de unidades en descanso o acuarteladas.

En las otras tres regiones, la lucha armada será urbana y suburbana, y tanto las acciones militares como las fuerzas armadas del Partido se desarrollarán a los niveles táctico, operativo y estratégico: cumpliendo además tareas, tanto militares como logísticas, destinadas al fortalecimiento de la lucha armada en zonas rurales. Que en esta primera etapa se reducirán a Tucumán, pero que posteriormente se irán extendiendo por todo el Norte hasta llegar a enlazar geográficamente con áreas cercanas a regiones urbanas, como Córdoba y Rosario (Santiago del Estero, Catamarca, Chaco, Formosa, norte de Santa Fe, etc.)..."

RESOLUCIÓN DE FUNDACIONES DEL EJÉRCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO

Considerando:

Que en el proceso de guerra revolucionaria iniciado en nuestro país, nuestro Partido ha comenzado a combatir con el objetivo de desorganizar a las Fuerzas Armadas del régimen para hacer posible la insurrección victoriosa del proletariado y el pueblo.

Que las Fuerzas Armadas del régimen sólo pueden ser derrotadas oponiéndoseles un ejército revolucionario, el que por su naturaleza otorga la fuerza militar revolucionaria un carácter distinto al del Partido, debiendo reclutar aquella personal tanto dentro como fuera del Partido.

Que la constitución de un ejército revolucionario en las presentes condiciones (debilidad de nuestro Partido, inexistencia de un Estado Obrero fronterizo, carencia de Fuerzas Armadas importantes) será un proceso político, social, técnico y militar prolongado que se desarrollará de "lo pequeño a lo grande"

Que durante toda esta larga etapa, nuestra guerra revolucionaria adquirirá formas guerrilleras, urbanas y rurales, extendida a distintas ciudades y zonas campesinas, con radios operativos locales, sobre la base de cuya ampliación y extensión política y militar será posible pasar a la guerra de movimientos en el campo y a la constitución de importantes unidades estratégicas en las ciudades

Que las Fuerzas Armadas tendrán un carácter obrero y popular Y serán férreamente dirigidas por el Partido, garantizándose en todo momento el funcionamiento de sus células y la educación política ideológica de sus cuadros.

Que la experiencia vietnamita aconseja el principio de "dirección por el Comité del Partido Y responsabilidad por los jefes de unidad, lo que garantiza la aplicación del principio de la dirección colectiva y además, aprovecha la sabiduría de las masas, fortalece más la unidad y la cohesión, coordina los diferentes aspectos del trabajo en el ejército realizando la unidad del pensamiento N,, la acción" (Giap).

Que el otro principio fundamental de guerra revolucionaria a aplicar por nuestra fuerza militar es la ejecución de las operaciones militares con una línea de masas, es decir, orientada hacia la movilización de las masas y su participación directa o indirecta en la guerra.

El V Congreso del PRT resuelve:

1º- Fundar el Ejército Revolucionario del Pueblo y dotarlo de una bandera.

2º- Considerar al Ejército Revolucionario del Pueblo y sus distintos destacamentos armados como los instrumentos militares del Partido para su política en la presente etapa de la lucha de clases y el embrión del futuro Ejército revolucionario obrero y popular.

3º- Construir un Ejército Revolucionario del Pueblo incorporando a él a todos aquellos elementos dispuestos a combatir contra la dictadura militar y el imperialismo (que acepten el programa del Ejército) y utilizando en la estricta selección necesaria criterios de seguridad, decisión, coraje, moral y odio de clase a la dictadura.

4º- El reclutamiento para las unidades del Ejército Revolucionario del Pueblo será controlado por la célula del Partido, los responsables del Partido, los responsables militares y los Comisarios Políticos correspondientes, los que cuidarán no se alteren negativamente la moral, la disciplina y la composición social de las unidades, ni se debilite el papel dirigente del Partido.

5º- En la primera etapa de la guerra revolucionaria, el Ejército Revolucionario del Pueblo estará compuesto por las siguientes fuerzas: a) unidades urbanas constituidas por los comandos armados organizados por el Partido y por los comandos armados extrapartidarios que acepten la disciplina del Ejército Revolucionario del Pueblo. En estos últimos casos deberá garantizarse de inmediato la constitución de la célula dirigente partidaria; b) unidades suburbanas de igual constitución; c) unidades guerrilleras rurales.

6º- Las células básicas del Partido tendrán como preocupación fundamental en el terreno militar la aplicación de una línea de masas por el Ejército Revolucionario del Pueblo y contribuirán a ella mediante un estrecho contacto con dicha organización, aportando informes y transmitiendo la opinión y estado de ánimo de las masas a fin de lograr su movilización con operaciones de propaganda armada. Realizarán, asimismo, tareas de resistencia e información: a) de acuerdo a las necesidades y posibilidades de su frente de masas; b) como auxiliares del Ejército Revolucionario del Pueblo. En este último caso recibirán directivas y orientaciones de los Comités Zonales, Regionales o del Comité Ejecutivo del Partido.

7º- El Comité Central y el Comité Ejecutivo del Partido constituirán la dirección colectiva de la guerra y a éste corresponderá designar al secretario militar nacional, los responsables militares de las distintas unidades, los comisarios políticos respectivos y el comité militar del Partido. En el campo, estos responsables militares integrarán los comités zonales y regionales del Partido. A todos los niveles las células del Partido en el Ejército garantizarán y controlarán la aplicación firme y correcta de las directivas militares impartidas por el Comité Central y el Comité Ejecutivo.

8º- Para los grupos y personas extrapartidarios que ingresen al Ejército Revolucionario del Pueblo será condición aceptar la jefatura militar y los comisarios políticos que el Partido designe.

9º- Organismos intermedios. Forman además parte del Ejército Revolucionario del Pueblo los Comandos Armados del Pueblo: estos organismos son los que el Partido y el Ejército Revolucionario crean de la resistencia activa de las masas. Sus acciones de un nivel mínimo de especialización, van elevándose de lo pequeño a lo grande. Se organizan con un máximo de iniciativa en su funcionamiento y sus objetivos son: en defensa de una lucha concreta de las masas, alentar la lucha de clases y de apoyo táctico y selección de combatientes al Ejército Revolucionario. Su constitución es de suma importancia, pues ello servirá para introducir la lucha armada en el seno de las masas..."

7. LA PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO EN LA GUERRA:

Con éste título la pág. 9 de  la revista "Evita Montonera"  Nº 7 editada en el mes de  septiembre de 1975 -entre partes de guerra-  señalaba:

"...La retaguardia es el espacio político-geográfico que disponemos para replegarnos ante el ataque enemigo y para reabastecernos en todo sentido antes y después del combate

Estos (ver EVITA MONTONERA nro. 6, págs. 9 y 1 0) no pueden ser en las zonas urbanas espacios geográficos donde nuestras fuerzas puedan retirarse sin desconcentrarse. Las características predominantemente urbanas de nuestra guerra hacen que debamos compartir el territorio con el enemigo. La retaguardia, entonces, de nuestro ejército, son las masas, es el pueblo peronista.

Esta guerra, además, como toda guerra, se rige por un principio básico y elemental; "proteger las propias fuerzas y aniquilar las del enemigo". La retaguardia es, precisamente, el espacio político, geográfico que nos permite proteger las propias fuerzas.

Uno de los objetivos de la logística es, a su vez, la provisión de medios para la protección de la propia fuerza.

De aquí se desprende, entonces, la íntima relación que une a la logística con la retaguardia.

¿Qué medios necesitamos para desarrollar la guerra? Necesitamos armas, necesitamos propaganda, necesitamos vehículos, necesitamos casas, necesitamos locales, necesitamos talleres, necesitamos sanidad, necesitamos comunicaciones, necesitamos informaciones...

Veamos que es la propaganda. La propaganda consiste en hacer llegar nuestro mensaje político nuestra propuesta, a la mayor cantidad de compañeros. Para esto necesitamos de militantes y activistas que repartan esta propaganda (volantes, revistas, folletos, películas, audiovisuales) y que la discutan y conversen con los compañeros.

Y necesitamos también compañeros que confeccionen esos materiales de propaganda. Que sepan escribirlo correctamente, que sepan diagramarlo, que sepan imprimirlo (tanto en un mimeógrafo como en una máquina de impresión), necesitamos también compañeros que presten sus casas para guardar el mimeógrafo, o locales donde instalar máquinas más grandes. También es necesario almacenar la propaganda para irla entregando a los equipos que la distribuyen, y para esto hacen falta otras cosas.

Así se completa el círculo: de nada sirve tener excelentes propuestas políticas si éstas no son conocidas por los compañeros. Para que estos las conozcan les debe llegar nuestra propaganda. Y de nada sirve tener miles de activistas dispuestos y preparados pera repartir la propaganda, si no contamos con la infraestructura y los compañeros aptos para producir esa propaganda.

Otro tanto podemos decir del material bélico. Recorriendo hacia atrás el camino que desemboca en la destrucción total del avión Hércules y el aniquilamiento de gendarmes en Tucumán, encontramos infinidad de pasos, tareas y compañeros que no tuvieron relación directa ni con las observaciones ni con la ejecución de la operación.

Hicieron falta compañeros que supieran acerca de las propiedades de cada uno de los explosivos, que conocieran las propiedades y potencia de los detonantes, que almacenarán en sus casas esos explosivos y esos detonantes.

Para operar necesitamos armamento. Parte de ese armamento lo expropiamos al enemigo. Pero parte Importante del mismo lo fabricamos, o lo deberemos fabricar, nosotros para esto necesitamos torneros, armeros, compañeros que conozcan ese oficio o parte del mismo. Necesitamos también talleres donde reparar nuestro armamento. Y precisamos, como en todas los casos, locales donde guardarlo.

Lo mismo con los talleres. Hacen falta talleres para fabricar todo tipo de materiales, desde los miguelitos para un acto relámpago y el corte de una calle, hasta los caños de las ametralladoras. Y todo sirve, desde una pequeña  cizalla hasta una soldadura autógena o un torno.

También precisamos talleres donde reparar los coches operativos o de funcionamiento. Y pera esto no hace falta montar costosos talleres dedicados enteramente a atender estas necesidades. Basta con que un compañero colaborador o simpatizante esté dispuesto a arreglar de tanto en tanto algún coche nuestro.

¿Y qué se necesita para la sanidad? Cirujanos anestesistas, traumatólogos que puedan atender a los compañeros heridos en enfrentamiento. Y también odontólogos, pedíatras, psicólogos, oculistas que estén dispuestos a prestar atención médica a los compañeros clandestinos que no pueden recurrir a los hospitales..."

8. CONTRAOFENSIVA MONTONERA DE 1978/1980:

La "ofensiva táctica" de mayo y junio del año 1978 planificada desde Roma (Italia) por el Consejo Superior del  "Movimiento Peronista Montonero" (MPM)  continuó con la "contraofensiva táctica" decidida ese mismo año y difundida en el Nº 20 de "Evita Montonera"

Los resonantes atentados firmados por las Tropas Especiales de Infantería (TEI) y las Tropas Especiales de Agitación (TEA) del Ejército Montonero en este último período fueron -entre otros- contra Guillermo Walter KLEIN (27/09/79) y  Juan ALEMAN  (07/11/79) y también  el asesinato del  Ing. Francisco SOLDATI  (14/11/79).

8.1. Evita Montonera:  En la revista oficial de la organización Montoneros, expresaba al respecto  el Cte. FIRMENICH:

"...Editorial 1978: Año de la organización del Movimiento Peronista Montonero  Escribe el Comandante  Mario E. FIRMENICH... Directivas generales para un año promisorio: Están dadas todas las condiciones  para que 1978 sea el fin del avance  militar de la Dictadura  sobre nuestro pueblo y el comienzo de la contraofensiva popular. El objetivo  general para el año 1978  es pararles el carro y prepararnos para la arremetida.  Para desarrollar los dos objetivos  simultáneamente  debemos poner a punto  el dispositivo compuesto   por el Partido, el Movimiento y  el Ejército Montonero... La intensificación de la lucha de masas  debe ser acompañada  por la intensificación equivalente  de la lucha militar  que la soporte... La Dictadura Militar ya está en el pozo. la cuestión ahora es, en primer lugar, echarle tierra, y en segundo lugar,  apisonar..."  (pág. 2/4  Evita Montonera Nº 20)

"...1979… luego de tres duros y sacrificados años recién estamos en condiciones de iniciar nuestra contraofensiva popular.

En el mismo año en que nosotros iniciamos la contraofensiva popular nuestros hermanos nicaragüenses, bajo la conducción estratégica del Frente Sandinista de Liberación Nacional, finalizaban su ofensiva insurreccional contra la dictadura ya legendaria y aparentemente  inamovible de la familia Somoza..."  (editorial de Evita Montonera Nº 25)

También allí afirmaba el Cte. MENDIZABAL:

"...Ejército Montonero - Crecer con la resistencia popular - Escribe el Comandante Mendizabal de la Conducción Nacional del Partido Montonero... 1978:  Camino hacia el fin de la ofensiva enemiga:... Todas las unidades de combate, logística e informaciones, deben prepararse para una tarea que aumentará las exigencias de 1977... el incremento de las acciones de resistencia popular y de su grado de violencia, exigirán ir aumentando el número de efectivos, poner a punto las estructuras de Grupo y Sección aunque no se opere aún como tales, e ir aumentando la potencia de las acciones. Ello permitirá que el Ejército Montonero continúe encabezando victoriosamente la violencia popular que irá en continuado aumento..." (pág.  6 y 7 Evita Montonera Nº 20)

El título y contenido  de la pág. 11 del Nº 23 (enero 1979) de "Evita Montonera""...El Consejo Nacional del Partido  Montonero define las estructuras  de Conducción Nacional  del Partido y  Ejército  para la Contraofensiva..." como el de la pág. 13:  "...Se adecúan los mandos  del Partido Montonero  a las necesidades  de la Conducción Estratégica  de la Campaña de Contraofensiva..." no dejan dudas sobre el punto.

La portada del Nº 25 de  "Evita Montonera": "...Agosto 1979...  Año del lanzamiento de la contraofensiva popular..."   como  su editorial  firmada por el Cte. Mario Eduardo FIRMENICH  luego de participar de los "...tramos finales..."  del "...arribo triunfal a Managua..." del FSLN  luciendo -en varias fotografías- el uniforme militar creado por la Resolución 001/1978 citada en el libro "Montoneros, final de cuentas" de Juan GASPARINI y transcripta en la pág. 10 del Nº 347 de "Todo es Historia"-  tampoco ofrecen margen de error sobre la cuestión.

Lo anterior se corrobora con las  págs.  393 y ss. de   Richard  GILLESPIE  en   "Soldados de Perón - Historia crítica sobre los Montoneros"  (op.cit.) y las pág.  13 y 18 de la revista "Todo es Historia" Nº 347 (Junio 1996) titulada "Montoneros durante el Proceso Militar"  escritas por Mario WAINFELD y José NATANSON  -entre las muchas que podrían citarse

8.2. Informe del Batallón de Inteligencia 601:  Página 12 en su edición de papel del martes 19 de agosto de 2003 -disponible en www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-24312-2003-08-19.html- que  bajo el título "El informe de Inteligencia que motivó la acusación a Firmenich, Perdía y  Vaca Narvaja"   refiere:

"...Este documento secreto que publica Página/12 fue elaborado por el Batallón de Inteligencia 601 del Ejército en junio de 1980 y tiene un exhaustivo informe sobre la situación de la organización Montoneros y el desarrollo de la llamada contraofensiva. Se trata de uno de los tres cuerpos de pruebas considerados por el juez Claudio Bonadío para encarcelar a los tres sobrevivientes de la conducción nacional de esa agrupación guerrillera. Página/12 publica la introducción del documento y el desarrollo político que hace el servicio de inteligencia militar. Las 93 carillas incluyen también un largo listado de los contactos mantenidos con dirigentes políticos, sindicales e inclusive de la Iglesia Católica por lo menos hasta el año 1979 y se señalan los nombres de quienes estaban a cargo de mantener esas relaciones. Asimismo tiene un apéndice con la estructura de la organización, con nombres y responsabilidades, tanto en el interior del país como en el extranjero. En general da la impresión de que las fuerzas represivas tenían una clara idea de las actividades de Montoneros, su modalidad de discusión, planteos políticos y sus formas de movimiento. Cuando describe las estructuras de la organización no hay más de 60 nombres, lo que da también una idea del tamaño de los Montoneros. En general, la información, que en algunos casos es muy detallada, es la que cualquiera supone que es posible reunir en una mesa de tortura. Son datos que hacen al funcionamiento y la estructura pero que no involucran por sí solas la entrega de otros militantes. Aunque, en conjunto, dan un panorama muy claro del "modus operandi".

No hay una descripción de operativos ni se mencionan las posibles fuentes de esa información. No se aclara si las "bajas" que mencionan murieron en enfrentamientos o fueron detenidos. Lo cierto es que ninguno de los que figuran en esa categoría sobrevivieron. En ese sentido, llama la atención que quienes elaboraron el documento tuvieron el cuidado de no incluir menciones sobre operativos, detenciones, interrogatorios, ejecuciones o cautiverio que pudieran servir como prueba contra ellos. Lo cual deja la sensación de que fue revisado y expurgado con ese fin, antes de enviarlo al juzgado de Bonadío o que incluso haya sido elaborado posteriormente con información obtenida en aquella fecha.

Antecedentes

"En el IIE (Informe) del 15 de octubre 79, se decía que la BDT (Banda de delincuentes terroristas) "Montoneros" se encontraba en una situación de crisis interna causada por la decisión de la CN (Conducción Nacional) de lanzar la "maniobra de la contraofensiva" en el país, lo que se sumaba a la falta de una clara definición política por parte de ésta. Un conjunto de intelectuales del "MPM" (Movimiento Peronista Montonero) se hallaba elaborando una propuesta política llamada "proyecto nacional revolucionario", que se encontraba en borrador. Este proyecto había sido presentado a personalidades extranjeras, con modificaciones en su fondo político, de acuerdo con la ideología de la persona a la que era entregado. En general, tendía hacia los postulados de la socialdemocracia europea, por considerar que era lo más potable para Europa, Estados Unidos y países socialistas.

Durante la "contraofensiva" se estimaba lograr la captación de masas, especialmente en el sector sindical y político, utilizando los aspectos de la conducción económica que inciden negativamente sobre ciertos sectores, para volcar sobre ésta su centro de gravedad en el accionar propagandístico, agitativo y armado. Para el desarrollo de la "contraofensiva" ingresaron al país militantes adiestrados como TEA (Tropas especiales de agitación) y TEI (Tropas especiales de infantería), con misiones bien diferenciadas e independientes entre sí; otros militantes de nivel y con cierto renombre ingresaron con cometidos específicos en el ambiente político, el sindical y de solidaridad con familiares de desaparecidos y detenidos sin causa judicial.

La información disponible indica que los réditos fueron escasos ante el rechazo de las personas entrevistadas durante 1979 en los sectores mencionados, tanto por lo equivocado de la metodología empleada para lograr las entrevistas como por lo subjetiva que era la información que sobre la situación interna del país se traía desde el exterior, la que, en consecuencia, era poco veraz.

A pesar de la intensa actividad en ICM y los atentados cometidos, la BDT no logró los frutos esperados y quedó de manifiesto la escasa y casi nula capacidad para movilizar a las masas en pos de las propuestas. No obstante, sigue adjudicándose el liderazgo de los movimientos de fuerza ocurridos en el país, por diversas causas, durante el año pasado.

Al conocerse la planificación de la CN para el lanzamiento de la "contraofensiva", el DT (NL-Nombre legal) Rodolfo Galimberti, con un grupo de adherentes, se escinde de la BDT y públicamente critica la concepción "militarista" de la misma y el "elitismo" consecuente ante la creciente falta de "democracia interna."

Esta actitud obliga a la CN a modificar sus planes sobre la marcha de los acontecimientos y el "comando táctico" previsto se ve incrementado en cuanto a la cantidad y calidad de sus integrantes; otros miembros de nivel se ven obligados a ingresar al país para cubrir los claros dejados por el grupo disidente liderado por el DT Galimberti.

Es así que entre las bajas producidas durante 1979 se encuentran los DDTT (NG-Nombre de guerra) "Hernán", (NG) "Willy", (NG) "Juliot", (NG) "Rolo", (NG) "La Chancha" y (NG) "Gordo Julio", lo que resiente seriamente a la BDT. Entre las TEA se producen ese mismo año veintiún bajas y entre las TEI, cinco; se secuestra abundante material de ICM y armamento. Todo esto representa un duro golpe, difícil de asimilar, a las estructuras de la BDT. Aproximadamente en noviembre del '79, los militantes prófugos se repliegan al exterior. El material salvado de la acción de las FFLL (Fuerzas Legales) es depositado en empresas guardamuebles previendo su retiro, para continuar la actividad, entre febrero/marzo del '80; esto, en gran parte es desbaratado al efectuarse procedimientos sobre dichas empresas y secuestrarse la casi totalidad del material de CIM, Com (Comunicaciones), Arm (Armamentos) y Expl (Explosivos) en ellas depositadas.

Las inspecciones a dichas empresas se efectúan en todo el territorio con resultados positivos en Rosario, Santa Fe, Capital Federal y Gran Buenos Aires. Entre el material secuestrado hay gran cantidad de partes de granadas SFM G-5 y G-40 que fueron fabricadas antes del éxodo de los militantes integrantes de la logística de la BDT al exterior (1977).

Se determina que lo más importante de la logística de la BDT -diseño, producción y distribución de armas y explosivos- se encuentra funcionando en el exterior. En nuestro país se efectuaron compras de equipos de Com: HT, transceptores de unidades móviles (VHF); automotores usados y alquiler de inmuebles, recurriendo a falsas identidades para actuar "legalmente" en las transacciones, sin recurrir a las llamadas "recuperaciones" (robos) y no alertar tempranamente a las FFLL sobre su presencia.

También mediante falsos documentos de identidad ingresaron, normalmente desde países limítrofes como Chile, Bolivia y Brasil mediante el empleo de personas no encuadradas en la BDT, transportando "embutidos" en casas rodantes o trailers, especialmente desde Chile, o en cajones que decían contener elementos de "camping" o herramientas, mediante el empleo de empresas de transporte. El país utilizado como base para esta actividad fue Perú, al cual el material llegaba por modo aéreo o marítimo y desde ahí por modo terrestre, hacia nuestro país por Chile.

Se sabe que el J Cdo Tac (Jefe de Comando Táctico) DT (NL) Raúl Clemente Yaguer (NG) "Roque" presenció, por lo menos, uno de los atentados realizados por las TEI: El cometido con el Sr. Soldatti; al dar cuenta de él, pone de manifiesto ante el DT (NL) Firmenich, su escepticismo en cuanto a la eficacia de las TEI instruidas en Medio Oriente, pues le dice a éste que "los cursos Pitman, no van...". En la misma oportunidad le expresa que está reuniendo información para ejecutar el blanco seleccionado para diciembre 79; se estima que se trataba del presidente de la Nación, Tte. Gral. Videla.

No obstante, la totalidad de los militantes se repliegan al exterior sin cumplir el último objetivo de la actividad armada. También se sabe que de los blancos determinados no se ejecutaron los dos principales y más importantes: el ya mencionado y el ministro de Economía, Dr. Martínez de Hoz. Respecto de la actividad armada, cabe mencionar que la repercusión en la opinión pública, lejos de serle favorable, fue en la mayoría repudiada por la extrema crueldad puesta de manifiesto, el desprecio por la vida de aquellos que, como vecinos, transeúntes, familiares, no eran el objetivo a lograr y que, accidental o deliberadamente resultaron afectados.

A pesar de lo expresado, la CN evalúa como positivo el accionar durante la "contraofensiva" desarrollada en 1979; que el alto costo de vidas y material está justificado por los réditos obtenidos. Otro antecedente de interés es el reclutamiento efectuado durante 1979. La responsabilidad de esta tarea la tenía el Dpto. Europa de la SRE; al efecto, este Dpto. convocó a sus integrantes a varios plenarios para determinar las pautas y modos de acción para concretar el reclutamiento de militantes en el exterior (especialmente Europa). Otro centro importante de reclutamiento se encontraba en México y funcionaba allí en la llamada "Casa del MPM".

Posteriormente los militantes convocados para realizar cursos en el Líbano realizaban un curso completo (de dos meses de duración) de adoctrinamiento político, en base del "manual Roque" en Madrid y luego viajan para realizar la instrucción militar en Medio Oriente.

Los cursos TEA se realizaron en México. La instrucción militar que brinda Al Fatah a la BDT obedece a convenios firmados en 1979 por el DT (NL) Horacio Alberto Mendizábal (NG) "Hernán" y el responsable militar de Al Fatah, Abou Jimad. En estos convenios constan los compromisos, por parte de ésta, de prestar ayuda en cuanto a la instrucción militar y compra de armamento y, por la BDT, de instalar una planta de elaboración de explosivo plástico (hexógeno), disponibilidad de personal técnico para ello, mantenimiento y producción.

Estructura de la BDT en el exterior

Luego de dada por finalizada la "contraofensiva", desarrollada en nuestro país durante 1979, lo que le significaría a la BDT un alto costo en efectivos y material, como se expresara en A., la organización y estructura de la misma han sufrido modificaciones sustanciales; en consecuencia al Anexo 1 al IIE de fecha 15 octubre de 79 ha perdido vigencia. La reorganización actual está más acorde con la realidad que vive la BDT; se ha dejado de lado la ampulosidad que la caracterizaba; influye en esta nueva organización la falta de cuadros partidarios que reemplacen las bajas producidas, las deserciones y a las figuras que, en franca disidencia con la CN, han abandonado sus filas para generar nuevas organizaciones que si bien no divergen en lo ideológico, no comparten los puntos de vista de la CN en cuanto a la apreciación de situación y metodología a emplear para el accionar -"militarismo"-; otra causa de las disidencias y escisiones la constituyen la falta de "democracia interna" y "elitismo" reinante en el seno de la banda.

Objetivos

El objetivo final, como ya se dijo, es la toma de poder; el medio para ello, el desarrollo de una guerra integral en la que todas las formas de lucha son viables, desde el accionar armado hasta el político en forma legal.En el marco interno, para el logro de éste, se fijan los siguientes:

Políticos

a) Lograr el estallido de un conflicto social que, por su envergadura, obligue a los oficiales superiores de las FF.AA. cuestionar el proyecto económico en desarrollo por la JM y PEN. la BDT estima que esto produciría una crisis en el seno de las FF.AA. que afectaría al PEN y desembocaría en una apertura política.
b) Dada esta situación, expandir sus fuerzas en el ámbito político y sindical mediante:

(1) Promover la organización de movilizaciones sindicales en oposición al plan económico del gobierno; lograr los contactos necesarios; reivindicar para la BDT todas las movilizaciones sociales que en este sentido se provocan.
(2) Liderar el conjunto de los sectores que se oponen a la acción del gobierno; al PRN, plan económico, diálogo político, por ejemplo, para ello incrementarían los contactos ya realizados fortaleciéndolos, en sectores políticos (dentro y fuera del peronismo), sindicales, religiosos y de solidaridad.
(3) Concretar un "frente amplio de oposición" consecuente de lo precedente, tendiente a lograr:

- Elecciones libres.
- Libertad de los presos políticos.
- Garantías para el retorno de los exiliados.
- Libre sindicalización.
- Destino de los desaparecidos.

Militares

El accionar armado de la BDT continúa con centro de gravedad en el equipo económico y personalidades del quehacer financiero y agropecuario ("oligarquía terrateniente"). Para ello se habían determinado los siguientes blancos para el año en curso:

- Miembros del equipo económico.
- Dr. Nicklelson (antes de finalizar el primer semestre).
- Dr. Cantilo.
- Sr. Pirán, presidente de la SRA.
Contactos efectuados

Como medio para lograr sus objetivos políticos antes enunciados, la BDT ha efectuado contactos con personalidades vinculadas al espectro político (dentro del peronismo y fuera de él), sindical, eclesiástico, empresarial y demás ámbitos del quehacer nacional.

3) Debe llegarse a un acuerdo a alto nivel con las figuras de mayor prestigio de todos los sectores, para lograr un "definitivo despegue y probabilidades ciertas de una Argentina potencia".

4) Consecuente con lo anterior, en su contenido debe dejar explicitado planes de gobierno que profundicen en cuanto a lo económico, político, militar y social, de manera que logre el apoyo necesario para el acceso al poder de la BDT en dos supuestos:

a) Como minoría: en este caso cedería posiciones negociando.
b) Como mayoría: liderando un frente hegemónico; sin dar lugar a negociaciones, se expropiarían todos los bienes de la "oligarquía agroindustrial" y de sectores financieros ligados a ésta.

Crisis interna

La actual crisis interna por la que pasa la BDT data de antiguo en lo referente a la disidencia del DT (NL) Rodolfo Galimberti (NG) "Benja" o "Loco Alejandro". Este DT, mientras tenía el aval del Gral. Perón, es aprovechado por la CN, dada su representatividad política para mantener el contacto y es quien propone a éste la creación de los "grupos especiales", llamados "formaciones especiales" por Perón. Es a través de Galimberti que la BDT inicia la ruptura con aquél. Por manifestaciones de DDTT se sabe que Galimberti había tomado conciencia de que fue utilizado para sus propios fines por ambas partes (BDT-Perón), lo que le restó representatividad.

Especialmente en 1975, cuando acentúa sus críticas a la CN, cuestiona sobre todo la falta de una definición política clara y la orientación "militarista" que se le imprime a la BDT la que, por otra parte, no ha contado con estructuras como para que se desenvuelva efectivamente el DT Galimberti.

Esa definición "por lo militar" antepuesta a lo político, hizo que tratara siempre de "manejarse por su cuenta" y que otros disconformes se alejaran, como ocurriera en 1977 con los DDTT (NL) Pedro Ismael Rivas (NG) "Pancho" y (NL) José Raúl Melchor Magarios (NG) "Gordo Kuki".

Con respecto al "Movimiento Montonero 17 de Octubre" (MM-17), no existen antecedentes de tan larga data. Lo de Galimberti es el fin de un largo proceso, lleno de frustraciones y resentimientos. En cambio, el "MM-17" sería el resultado de un disconformismo de militantes, que comienza a evidenciarse a partir del último trimestre de 1978. Este estado de crisis se agudiza en los primeros meses del año en curso a raíz de los resultados de la "contraofensiva": pérdidas sufridas, falta de información veraz sobre las mismas y una evaluación incorrecta de la situación por parte de la CN."

8.3. Declaraciones del ex-Ministro del Interior Gral. Div. (RE) Albano Eduardo HARGUINDEGUY:  En su edición de papel del martes 2 de septiembre de 2003  -www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/24949-9120-2003-09-02.html- con el título “Infiltración”  Página 12 reproduce parte de la entrevista realizada por la periodista francesa Marie-Monique ROBIN de Canal Plus de París  al Gral. HARGUINDEGUY  -Ministro del Interior entre marzo de 1976 y marzo de 1981 del autodenominado  "Proceso de Reorganización Nacional"- y que luego transcribió en su conocido libro los "Escuadrones de la Muerte - La Escuela Francesa" (Editorial Sudamericana - Bs. As.): 

"...Harguindeguy también habló en la entrevista sobre la causa que instruye el juez federal Claudio Bonadío y que hace dos semanas derivó en la orden de detención contra tres miembros de la Conducción Nacional de Montoneros. El ex ministro del Interior se quejó por el procesamiento de los oficiales del Batallón de Inteligencia 601. “Lo increíble es que la denuncia contra miembros del Ejército menciona la contraofensiva estratégica, ellos mismos dicen que estaban en guerra y procesan a los militares por violaciones a los derechos humanos”. A Harguindeguy le cuesta hasta hoy admitir que la prohibición de torturar y asesinar es absoluta y no depende de la actividad de la víctima. También contó que los Montoneros intentaron sin éxito impedir el campeonato mundial de fútbol de 1978. “Vinieron con armamento de modelo ruso fabricado en Libia, eran unos proyectiles antitanque que se disparaban con bazuca. Tiraron el primero contra la Casa de Gobierno, luego contra el comando en jefe del Ejército, contra la Escuela Superior de Guerra, la Escuela de Mecánica de la Armada, el Servicio de Inteligencia de Ejército, la Escuela de Estado Mayor de la Fuerza Aérea y una comisaría. Ese fue el único que causó víctimas. Mató un preso común. Eran grupos muy pequeños, disparaban por el techo de un Peugeot”. Harguindeguy estimó que en 1979 “la subversión estaba completamente derrotada. Quedaban residuales en Europa”. Dijo que “los últimos grupos subversivos [que ingresaron al país] como Tropas Especiales de Infantería o de Agitación ya estaban muy infiltrados, incluso las organizaciones que estaban en el exterior, y prácticamente fueron detenidos todos al cruzar las fronteras”. Al rememorar las enseñanzas francesas acerca del uso de la inteligencia, Harguindeguy dijo que “por suerte se logró infiltrar algunas organizaciones subversivas. Uno de los episodios más relevantes de la lucha contra la subversión por las consecuencias que tuvo fue el rechazo al ataque al regimiento de Monte Chingolo por el ERP; 48 horas antes de producirse, la inteligencia argentina vino a mí, me dijo están por atacar una unidad, no sabemos cuál es, me trajo unos papeles escritos por un sargento armero infiltrado en el ERP”. Según Harguindeguy, “sin información no se puede hacer nada”.  

8.4. Miguel BONASSO:  En “Diario de un clandestino  -ed. Grupo Editorial Planeta, 2da. Edición, enero 2001, pag. 318-  recuerda las consecuencias de la contraofensiva:

"...UNA MISIÓN SUICIDA (Agosto a noviembre de 1979)

Ya no hago comunicados de prensa, sino boletines necrológicos. Las caídas de la contraofensiva son en cascada. Mucho más gravosas para nuestras fuerzas que los golpes espectaculares realizados por las Tropas Especiales de Infantería (TEl) del Ejército Montonero. Además, lejos de lo que se esperaba, la cruenta operación contra el empresario Soldati, que dejó un grave saldo de compañeros muertos, ha causado más pavor que admiración en una sociedad aterida por tres años de feroz dictadura.

Pero insisto: lo más grave son las propias pérdidas: cuadros de conducción como Petrus (Horacio Campiglia) o el Lauchón (Horacio Mendizábal); el petiso Croatto que fue diputado de la JP; ese dirigente obrero clave que fue 'la Chancha" (José Dámaso) López; un político admirado por Torrijos como el Gordo Julio; Jorge Gullo; un cuadro fundador como Adriana Lesgart; un bronce como María Antonia Berger y muchos más. Dicen que hemos perdido al 75 por ciento de los cuadros enviados por la CN al país. Con gran temor, algunos de los sobrevivientes, nos atrevemos a hablar entre nosotros. Es evidente que por este camino marchamos directo al desastre.

El costo de la Contraofensiva. Todos los días, en Madrid, como secretario de prensa del MPM, debía anunciar la muerte de un compañero, como Armando Croatto (Petete)..."

8.5.  Norman BRISKI:   En el reportaje publicado en la revista “Caras y Caretas” (Año 46, Nº 2213,  agosto 2007, pág. 36/38)  señaló:

“…¿Cuándo ingresó a Montoneros? – Yo siempre estuve en el Peronismo de Base y me alié con Montoneros recién fuera del país… Todos los días te podían matar. Hast que pusieron una bomba en mi casa. Ese mismo días nos organizamos con mi compañera francesa para rajar cuanto antes. Nos fuimos en septiembre de 1974…”

“…¿Por qué se vinculó con Montoneros? – Me acerqué afuera, especialmente a Rodolfo Puiggrós. Compartíamos el criterio de sumar todas las expresiones culturales de intelectuales argentinos. Estuve en el Movimiento Peronista Montonero enmarcando también a los compañeros que estaban en otros países. Cuando se lanza la Contraofensiva yo me voy, por considerarla una política equivocada. Había una distorsión de la realidad argentina, un entusiasmo desmedido en creer que la derrota se podía convertir en victoria, porque se leyó en algún manual de Ho Chi Min. Además ya este modelo capitalista estaba armado, y nuestra inocencia era tan enorme como para no creer que podía llegar a hacer lo que hizo: robar criaturas, muebles, torturar hasta la muertye… Eso no estaba previsto. Siempre hay que contar con la derrota, porque hace a la historia de todos los que quisieron cambiar el mundo…”

 Las revistas  "El Descamisado"; "Cristianismo y Revolución"; "Evita Montonera"; "Ya!"  -entre otras muchas- y  las páginas de los manuales y cartillas del "Ejército Montonero" y sus resoluciones -como las del ERP y FAP- confrontadas con las demás noticias de época -algunas grabadas en el DVD adjunto en la resolución de fs. 11113/11513-,  impiden negar la guerra revolucionaria en la década del 70. 

Esta recopilación mostrando el caos político-social en que los hechos de la causa 04/07 ocurrieron no justifica el método empleado por las FF.AA. y FF.SS. en la contienda

II - OPOSICIÓN A LA GUERRA REVOLUCIONARIA:

Tratando de encontrar los motivos que pudieron determinar a los imputados a delinquir (art. 193 inc. 4º CPPN) resulta imposible soslayar lo que sigue:

1. MASACRE DE EZEIZA:

Faltando una semana para el retorno definitivo de Juan  Domingo PERÓN, y en pleno mandato presidencial de Héctor CAMPORA, Mario Eduardo FIRMENICH (Montoneros) y Roberto QUIETO (FAR) dieron una conferencia de prensa conjunta y clandestina. Del semanario “El Descamisado"  Nº 4 editado el 12 de junio de 1973  -que se encuentra agregado en la causa 13/84- se extraede la mencionada conferencia lo siguiente:

 "…Nuestra estrategia sigue siendo la guerra integral, es decir la que se hace en todas partes, en todos los momentos y por todos los medios... desde la resistencia civil pasando por las movilizaciones, hasta el uso de las armas…"

Juan B. YOFRE en las págs. 36 y 37 de "Nadie Fue - Crónica, documentos y testimonios  de los últimos meses, días y horas  de Isabel Perón en el poder " (editorial Sudamericana, Bs. As., abril 2008) señala:

"...La llegada definitiva de Perón a la Argentina estuvo manchada de sangre por doquier. Decenas de muertos fueron los que quedaron tendidos en los bosques y jardines de Ezeiza aquel 20 de junio de 1973. A grandes rasgos, dos grupos fueron los que se enfrentaron. Por un lado, activistas sindicales que respondían a la conducción de José Ignacio Rucci y su secretario Ramón Martínez, a los que se sumaron miembros de las agrupaciones "ortodoxas" JS (Juventud Sindical), CdeO (Comando de Organización), CNU (Concentración Nacionalista Universitaria), remanentes de la vieja ALN (Alianza Libertadora Nacionalista), del MNT (Movimiento Nacionalista Tacuara), del MNS (Movimiento Nacional-Sindicalista), además de retirados de Ejército y de Gendarmería, aportados y apostados por el coronel (RE) Jorge Manuel Osinde, que se dedicaron a custodiar el palco desde donde hablaría Juan Domingo Perón. Por el otro, las fuerzas de las "organizaciones especiales" que pugnaron por acercarse al lugar y fueron recibidas por una lluvia de proyectiles de todo calibre. La derecha proclamó su triunfo y en la intimidad "a Osinde y Rucci los llamábamos autores de la Tercera Fundación de Buenos Aires." Ante los incidentes de todo tipo (hasta linchamientos, castraciones y ahorcamientos en los árboles), el avión que traía a Perón descendió en la Base de Morón. La primera reacción del viejo líder fue amenazar con un "yo me vuelvo a Madrid". Vicente Solano Lima (Presidente de la Nación interino) habla desde Ezeiza al avión presidencial que trae a Cámpora y Perón desde España: "Mire doctor, aquí la situación es grave. Ya hay ocho muertos sin contar los heridos de bala de distinta gravedad. Esa es la información que me llegó poco después del mediodía. Ya pasaron dos horas desde entonces y probablemente los enfrentamientos recrudezcan. Además, la zona de mayor gravedad es, justamente, la del palco en donde va a hablar Perón".  Héctor J. Cámpora (desde la cabina del avión presidencial): "Pero doctor, cómo la gente se va a quedar sin ver al general?". Lima: "Entiéndame, si bajan aquí, los van a recibir a balazos. Es imposible controlar nada. No hay nadie que pueda hacerlo".  Según Lima, ya en Morón, Perón insistió en sobrevolar la zona para, por lo menos, hablarle a la gente con los altoparlantes de los helicópteros. "Pero le expliqué que también era imposible: en la copa de los árboles del bosque había gente con armas largas, esperando para actuar. Gente muy bien equipada, con miras telescópicas y grupos armados que rodeaban la zona para protegerlos. No se los pudo identificar, pero yo tenía la información de que eran mercenarios argelinos, especialmente contratados por grupos subversivos para matar a Perón." (del  semanario "Gente", junio 1980). Desde Ezeiza en adelante va nada sería igual. Perón no fue asesinado, pero el desorden parecía incontrolable y la gente miraba más hacia la casa de la calle Gaspar Campos, donde vivía Perón con Isabel y López Rega, que hacia donde trabajaba el Presidente de la Nación..."

Al día siguiente de Ezeiza, PERÓN pronuncia este duro discurso por la cadena de radio y televisión:

“…Deseo comenzar estas palabras con un saludo muy afectuoso al pueblo argentino. Llego del otro extremo del mundo con el corazón abierto a una sensibilidad patriótica que sólo la larga ausencia y la distancia pueden avivar hasta su punto más alto. Por eso, al hablar a los argentinos lo hago con el alma a flor de labio y deseo que me escuchen también con el mismo estado de ánimo. Llego casi desencarnado. Nada puede perturbar mi espíritu porque retorno sin rencores ni pasiones, como no sea la pasión que animó toda mi vida: servir lealmente a la patria. (...) La situación del país es de tal gravedad que nadie puede pensar en una reconstrucción en la que no deba participar y colaborar. Este problema, como ya lo he dicho muchas veces, o lo arreglamos entre todos los argentinos o no lo arregla nadie. Por eso, deseo hacer un llamado a todos, al fin y al cabo hermanos, para que comencemos a ponernos de acuerdo. El Movimiento Justicialista, unido a todas las fuerzas políticas, sociales, económicas y militares que quieran acompañarlo en su cruzada de liberación y reconstrucción del país, jugará su destino dentro de la escala de valores establecida: "primero la patria, después el Movimiento y luego los hombres", en un gran movimiento nacional y popular que pueda respaldarlo. Tenemos una revolución que realizar, pero para que ella sea válida ha de ser de construcción pacífica y sin que cueste la vida de un solo argentino. (...) Cada argentino, piense como piense y sienta como sienta, tiene el inalienable derecho a vivir en seguridad y pacíficamente. El gobierno tiene la insoslayable obligación de asegurarlo. Quien altere este principio de la convivencia, sea de un lado o de otro, será el enemigo común que debemos combatir sin tregua, porque no ha de poderse hacer nada en la anarquía que la debilidad provoca o en la lucha que la intolerancia desata. Conozco perfectamente lo que está ocurriendo en el país. Los que crean lo contrario se equivocan. Estamos viviendo las consecuencias de una posguerra civil que, aunque desarrollada embozadamente, no por eso ha dejado de existir. A ello se le suman las perversas intenciones de los factores ocultos que, desde la sombra, trabajan sin cesar tras designios no por inconfesables menos reales. (...) Los peronistas tenemos que retornar a la conducción de nuestro Movimiento. Ponerlo en marcha y neutralizar a los que pretenden deformarlo desde abajo o desde arriba. Nosotros somos justicialistas. Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los imperialismos dominantes. No creo que haya un argentino que no sepa lo que ello significa. No hay nuevos rótulos que califiquen a nuestra doctrina ni a nuestra ideología: Somos los que las veinte verdades peronistas dicen. No es gritando la vida por Perón que se hace patria, sino manteniendo el credo por el cual luchamos. Los viejos peronistas lo sabemos. Tampoco lo ignoran nuestros muchachos que levantan nuestros banderas revolucionarias. Los que pretextan lo inconfesable, aunque cubran sus falsos designios con gritos engañosos, o se empeñen en peleas descabelladas, no pueden engañar a nadie. Los que no comparten nuestras premisas, si se subordinan al veredicto de las urnas, tienen un camino honesto para seguir en la lucha que ha de ser para el bien y la grandeza de la patria, no para su desgracia. (...) Yo quiero ofrecer mis últimos años de vida en un logro que es toda mi ambición; sólo necesito que los argentinos lo crean y me ayuden a cumplirla. La inoperancia, en los momentos que tenemos que vivir, es un crimen de lesa patria. Los que estamos en el país tenemos el deber de producir, por lo menos, lo que consumimos. Esta no es hora de vagos ni de inoperantes. Los científicos, los técnicos, los artesanos y los obreros que estén fuera del país deben retornar a él a fin de ayudarnos en la reconstrucción que estamos planificando y que hemos de poner en ejecución en el menor plazo. Deseo exhortar a todos mis compañeros peronistas para que, obrando con la mayor grandeza, echen a la espalda los malos recuerdos y se dediquen a pensar en la futura grandeza de la patria, que bien puede estar desde ahora en nuestras propias manos y en nuestro propio esfuerzo. A los que fueron nuestros adversarios, que acepten la soberanía del pueblo, que es la verdadera soberanía, cuando se quiere alejar el fantasma de los vasallajes foráneos, siempre más indignos y costosos. A los enemigos, embozados, encubiertos o disimulados, es consejo que cesen en sus intentos, porque cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento. Dios nos ayude, si somos capaces de ayudar a Dios...“

www.clarin.com/suplementos/especiales/2009/07/08/m-01954533.htm
www.lucheyvuelve.com.ar/Discursos/mensaje210673.htm.

En una adaptación para www.elhistoriador.com.ar  Felipe PIGNA reproduce estas entrevistas que -en extenso- se encuentran en su libro  "Lo pasado pensado" (Editorial Planeta, Bs. As., 2005):

"...Horacio VERBITSKY: Un hecho que a mi juicio resulta fundamental para todo lo que vino después fue el enfrentamiento que se produjo en Ezeiza un mes después de que Cámpora asumiera la presidencia. Hay para el regreso de Perón una concentración en Ezeiza, en donde todo el aparato sindical y político antiguo del peronismo armó una emboscada. Se montó un verdadero arsenal de armas en el palco y, cuando se acercaban las columnas de Montoneros y de la juventud peronista, fueron baleados desde el palco. Eso distorsionó el sistema político, el equilibrio interno de fuerzas dentro del peronismo y se produjo un fenómeno incontrolable para todas las partes involucradas...

Martín CAPARRÓS: Los montoneros ese día pecaron por ingenuos. Pensaron que con esa movilización de cientos de miles de personas alcanzaba, y la derecha los esperaba con unos cientos de ametralladoras y la logística militar bastante mejor establecida, y los corrieron a balazos. Al día siguiente, Perón los condenó como autores de ese enfrentamiento, cosa que no fueron. De los montoneros, algunos pocos iban armados, pero infinitamente menos que la derecha. Me parece que a partir de ese día todo empezó a degradarse; por un lado había como una justificación clara para aquellos que decían que las armas eran más útiles. Los sectores más militaristas, más fierreros, como se decía de los Montoneros, tuvieron un argumento muy difícil de contrarrestar. Y creo que ahí, el día del supuesto apogeo, todo empezó a degradarse...

Mario FIRMENICH: Nos fuimos realmente de Ezeiza sin saber qué había pasado, porque todo ocurrió atrás del palco. Lo que recuerdo de aquel acto es la desazón más increíble del acto más grande que haya visto en la Argentina y fuera de la Argentina, sin orador, sin nada. Una multitud de gente. Millones, muchísima gente, hasta el horizonte de gente. Y la gente se fue con una tristeza y una desazón que no olvidaré jamás...

¿Qué querían mostrarle a PERÓN?

Mario FIRMENICH: Nuestra decisión política era mostrarle a Perón un poderío de masas, de opinión pública, para decirle: “Vea, General, el proceso va por acá. No va por la vieja burocracia sindical. El proceso político argentino, éste que lo ha traído a usted, viene por esta base de masas, que es esta juventud que opina esto, que se organiza de esta forma y que tiene esta bandera”. Y por eso llevamos enormes banderas de 50 metros de largo que decían Montoneros. Era un hecho histórico y nosotros teníamos la voluntad política de dejar constancia de que había una dirección transformadora del proceso que estaban marcando las nuevas generaciones. Por eso movilizamos a toda la gente que pudimos del interior y de Buenos Aires. Hicimos el máximo esfuerzo de movilización con banderas claras. No había consignas. Simplemente la presencia. Yo creo que esto también sorprendió a los organizadores del acto. A veces pienso que la masacre no estaba premeditada. A lo mejor, así como para nosotros era absurdo pensar que hubiera una banda de mercenarios enquistada en el palco dispuesta a tirar, también para ellos habrá sido absurdo pensar que estos jovencitos pudieran copar el acto más grande de la historia argentina. Lo copamos. El acto más grande de la historia argentina fue un acto, no digo montonero, un acto peronista dominado políticamente por al expresión de los montoneros.

Usted habla de triunfo pero Perón en su discurso fue muy duro con ustedes.

Mario FIRMENICH: Sí, fue muy claro. Nos echó la culpa. Perón abandonó el discurso del Socialismo Nacional. Concretamente, separó en silabas la palabra justicialista: “Somos jus-ti-cia-lis-tas. Y los viejos peronistas saben lo que estoy diciendo”. Ahí marcó un cambio de rumbo. Eso está muy claro…”

2. ¿POR QUÉ NO ORGANIZARSE?:

En la residencia de Vicente López tres meses después de la "Masacre de Ezeiza" (20/06/73),  habiendo ya renunciado CÁMPORA y SOLANO LIMA  y días antes de las elecciones  que lo llevaron a su tercera persidencia, Juan Domingo PERÓN  mantuvo (08/09/73) una charla con la "juventud peronista"  que se transcribe directamente del libro editado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires  para conmemorar el "bicentenario" :

"...Juan Domingo Perón:...  lo que yo quisiera es saber cómo están organizados, porque eso todavía no estoy muy en claro, de cómo está organizada la juventud, cómo está articulada la juventud Peronista. Porque he visto tanta 'jotape" que con algún aditamento que ahora no sé quién es quién en esa organización.

¿Quiénes están aquí, por ejemplo?
Montoneros: No sé, General, si usted prefiere que cada grupo se presente.
Perón: Claro, eso sería lo mejor. Por que yo los escucho a todos...
Juventud Trabajadora Peronista: Entonces, nosotros somos de Juventud Trabajadora Peronista, estamos divididos en siete regionales. Más que divididos, (risas) organizados, mejor dicho.
Perón: Muy bien...
Juventud Peronista: Nosotros somos Juventud Peronista, mi General, divididos en siete regionales.
Perón: También lo conozco eso, sí. También es lo mismo, más o menos... Fuerzas Armadas Revolucionarias: Nosotros, General, somos de la FAR, hemos venido dos compañeros en base a lo que conversamos el otro día.
Perón: FAR, muy bien, también los conozco. Han estado conmigo todos ustedes. Han estado en Madrid y aquí. Muy bien. En claro sobre eso. ¿ Quién más está?.
M: Montoneros.
Perón: Montoneros, también los conozco.
Fuerzas Armadas Peronistas: De las Fuerzas Armadas Peronistas, General, soy. Soy el Kadre y tuve oportunidad de estar con  Usted en el año 63, ahí en Madrid.
Perón: Si me acuerdo. Lo han tenido medio mal después, ¿no?. (risas)
FAP: Si hemos estado de vacaciones pagas por el  Estado, (risas). También ha venido otro compañero.
Perón: ¿También de... las Fuerzas Armadas Peronistas?.

Fuerzas Armadas Peronistas 17: De Fuerzas Armadas Peronistas 17 de Octubre. Hemos resuelto agregarle ese nombre, 17 de Octubre, para diferenciarnos de otras Fuerzas Armadas Peronistas, que hasta ese momento funcionábamos juntos; a raíz de que no  compartíamos la posición del otro sector, digamos, de mantener una postura crítica frente a todo el panorama que se está presentando ahora.  Que de alguna manera, nosotros estamos aquí con los compañeros de FAR y Montoneros trabajando juntos y tratando de llevar adelante una política común dentro del Movimiento: democratización de  las estructuras y   de participación plena dentro del proceso electoral que viene ahora el 23 de septiembre, y todo eso

Perón: Muy bien, eso es muy importante... Durante la lucha no se pueden estar haciendo elecciones. Ahí , el que va adelante, va adelante, y la conducción es conducción de lucha y tiene que ir adelante con lo que sea. No se puede estar...;  pero ahora, en este compás de espera que vamos a tener, es mejor organizarse, Porque un sector orgánico es siempre mejor que la inorganicidad que lleva a cualquier deformación, a cualquier infiltración o cualquier desviación. Muy bien, muy de acuerdo, entonces, ¿estarnos en claro Fuerzas Armadas Revolucionarias?

F.A.P.17: ¡ Peronistas! 17 de Octubre.
Perón: Peronista 17 de Octubre. Fuerzas Armadas Peronistas. Ustedes son los de la otra (risas). Se diferencian por una sola letra. (risas).
Brigadas de la Juventud Peronista: Nosotros somos de las Brigadas de la Juventud Peronista.
Perón: Ahá...
Juventud Universitaria Peronista: Yo soy de la Juventud Universitaria Peronista, la misma estructuración por regionales, están presentes los compañeros, y tenemos agrupaciones en todas las facultades de todo el país.
Perón: Sí, los vi desfilar también, y todo. Lindo, son muy lindos los... ¿ Qué otro mas hay'?
Juventud Secundaria Peronista: General, yo soy de Juventud Secundaria Peronista.
Perón: ¡Ah, la UES!
J.S.P.: No, Juventud Secundaria Peronista, la UES la hizo usted...

Perón:... Tenemos, si, una ideología y una doctrina dentro de la cual nos vamos desarrollando. Algunos están a la derecha de esa ideología y otros están a la izquierda, pero están en la ideología. Los de la derecha protestan porque estos de la izquierda están, y los de la izquierda protestan porque están los de la derecha, y yo no sé cuál de los dos tiene razón en la protesta. Pero esa es una cosa que a mí no me interesa. Me interesa que exista un Movimiento que sea, multifacético, que tenga todas las facetas que un Movimiento debe tener...

Movimiento de Agrupaciones Peronistas: Yo soy del Movimiento...
Algunos: ¿Qué es eso?
Un representante: Bueno. ¿Quieren que me presente?
Perón: Sí, como no...
Escuela de Conducción Política: Estoy un poco lejos...
Perón: Y por qué no se acerca... (risas)...

Concentración Nacional Universitaria (CNU): Yo soy, Roberto Galloso, de la Concentración Nacional Universitaria, de la mesa de la C.N.U. Bueno yo lo que quería decir previamente es que gran parte de la confusión en que toda la juventud está sumida  es, evidentemente, una de las armas que la sinarquía internacional ha usado con mas beneficio para sus nefastos intereses. No tenemos que olvidar que la Revolución del 55 fue, quizás, la primera revolución sinárquica de América.

Perón: Exacto...

Juventud Sindical Peronista: Permiso mi General, Jorge Castelvetti, de la Mesa Nacional de la Juventud Sindical Peronista. Venimos aquí con gran optimismo y nuevamente queremos así dejar bien claro, la posición de nuestra organización, con el simple objetivo de limar asperezas, en bien de lo que pueda significar la unificación de la Juventud Peronista.

Perón: Muy bien, muy bien...

Perón:... Porque el movimiento  tiene su Rama Masculina organizada, Femenina organizada, la CGT y las "62" perfectamente organizadas, porque están organizadas, no hay lugar a dudas... muy bien.. falta la juventud, que esa está un poco dispersa.

¿Por qué no organizarse?

Y cuando ustedes se organicen, Comenzarán a gravitar sobre la organización sindical, sobre las mujeres y sobre el Partido Masculino.

Es decir, por lo menos gravitar en forma de que no les salga una cosa que ustedes no quieren, pero que los otros han resuelto, por mayoría y no hay mas remedio.

Organizados podrán discutirlas y aún ganarlas, algunas veces. Muy bien, yo no sé, yo no tengo nada más que...

APLAUSOS, MARCHA PERONISTA..."

Poco duró el entusiasmo.  A los 15 días  -triunfante la  fórmula PERÓN-PERÓN- cayó asesinado el Secretario General de Confederación General del Trabajo (CGT), José Ignacio RUCCI en la  operación terrorista conocida como "Traviata"

Miguel Luis BONASSO  -actual Diputado Nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (mandato 10/12/07 - 09/12/11)-  en noviembre del 2000 escribió -en primera persona-  “Diario de un clandestino”  que obtuvo en Cuba,  en febrero de 2002, el premio honorífico “José María Arguedas” de narrativa otorgado por la "Casa de las Américas" según su  CV en www1.hcdn.gov.ar/diputados/diputado.asp?id=mbonasso#marcador.

En este  "Diario..." donde BONASSO anotó su compromiso revolucionario de los setenta,  recuerda:

"...EL ATENTADO CONTRA RUCCI  (25 de setiembre de 1973 y días siguientes)

Me entero de la muerte de José Ignacio Rucci en casa de Héctor Cámpora. Tanto el Tío como yo estamos lejos de sentir por el secretario general de la CGT el aprecio que siempre le ha prodigado Juan Manuel Abal Medina, pero esta boleta -que nadie firma- tiene el tamaño de la cancha de River y abre un gigantesco interrogante. Ocurre a dos días de unas elecciones que han plebiscitado a Perón para una tercera presidencia con el 62 por ciento de los votos. Esto parece un desafío al Viejo que siempre respaldó al Petiso Rucci.

Llego a nuestras oficinas del diario en la calle Piedras 735 y comento con Goyo que para mí fue la CIA. A eso de las siete aparece Paquito y me saca del error con una novedad que me deja anonadado.

-Fuimos nosotros. Me lo acaban de confirmar.

Más tarde, en mi departamento de la calle Moldes, recibo el llamado de Julito Bortnik, que le escribía los discursos a Rucci. Más allá de sus previsibles expresiones de condena por el atentado, hay un mensaje solidario apenas disimulado.

vos qué hacés, Cogote, siempre viviendo tan lejos? ¿Por qué no te mudás de una buena vez?

Después me dice, en clave, que hay mucha bronca y se está planeando una represalia. Que los muchachos de Rucci, entre ellos los pesados de la CNU, se proponen asesinar a varios miembros de la Tendencia.

Me está avisando que me van a matar, que lo sabe de manera directa y que es mejor que me levante esta misma noche. Hablo con Silvia y decidimos hacerle caso: iremos a dormir a casa de su hermana Ana María.

El petiso Bortnik sabía de lo que hablaba. Menos mal que le hicimos caso. En la madrugada del 26 tres tipos intentaron meterse en Moldes a través del jardín. La vecina de la casa de al lado, donde hay como un pequeño corralón, sintió pasos en la medianera y empezó a chillar. La vecina -una vieja corajuda- armó tal quilombo, que empezaron a prenderse luces por todos lados y los tipos, jóvenes, tuvieron que escaparse entre los techos de zinc y las oscuras higueras de los patios.

Unas horas más tarde, a una cuadra de mi casa, en la calle Blanco Encalada, unos desconocidos le tocaron el portero eléctrico a Enrique Grinberg que bajó, desprevenido, junto con uno de sus hijitos, y lo asesinaron a balazos. Enrique era un compañero de la JP (y dicen que de las FAR) y lo velan en la unidad básica de la Tendencia que está en la calle Amenábar. Con Silvia pensamos que sus asesinos son los mismos tipos que intentaron meterse en casa. No conocí a Enrique en vida, pero su muerte me conmociona. Pertenecíamos a una misma generación (con hijos de la misma edad) y desembocamos en la misma opción política. Anoche pude haber corrido su misma suerte.

Nos reunimos con el Pepe Firmenich en uno de esos lugares que consigue Goyo: la oficina céntrica de un amigo que militó con él en el PC hace cuarenta años. El amigo nos deja su modesto despacho, un termo con café y se hace humo.

Firmenich nos cuenta que ha llegado en taxi, porque le parece más seguro que desplazarse con un auto propio, aunque no sea robado. Nos revela que en otras épocas, antes de la clandestinidad, trabajó un breve tiempo como chofer de taxi. Pequeños toques que humanizan al mito desconocido, como esa pasión por Racing, que comparte con el cura Mugica.

De manera fría y seca, nos confirma oficialmente que Rucci fue ejecutado por la Organización. Lo explica en términos estratégicos: la lucha contra el vandorismo como aliado del imperialismo en el movimiento obrero y su responsabilidad personal en la masacre de Ezeiza.

No estoy de acuerdo y lo digo. Rucci era un burócrata fascista y su gente torturó compañeros en Ezeiza, pero su asesinato es una abierta provocación a Juan Perón. No entiendo cuál es la lógica que nos llevó a perdonarle la vida al Brujo López Rega tras la masacre de Ezeiza y ahora nos hace atentar contra un hombre de Perón, cuando el Viejo acaba de ganar las elecciones. Goyo, no menos populista que yo, secunda mis argumentos con su viejo ritornello:

-No queremoz darnoz cuenta, pero Perón zigue ziendo el ejemón del prozezo.

Firmenich me contesta con cierta condescendencia, sin molestarse. Da largas explicaciones e incluso sugiere que el capo de la UOM, Lorenzo Miguel, le dio luz verde al atentado, al sugerir que su compañero y rival en metalúrgicos era el obstáculo central para un eventual acuerdo con la Orga.

El Pepe recién se impacienta cuando argumento que una organización revolucionaria no puede producir un ajusticiamiento sin asumirlo públicamente, porque si no, equipara sus acciones a las de un servicio de inteligencia. La frase, me parece, conspira contra mis posibilidades de ascenso.

Anoche fuimos con Silvia a cenar a lo de Paco y Lily Masaferro. Estaba también Lino (Roqué) con su compañera. Mi mujer se fue muy enojada conmigo, porque lo sintió como una encerrona para convencerla de algo que no quiere hacer, que es encuadrarse en la organización. Ella apoya mi decisión, corre los mismos riesgos y está dispuesta al voto de pobreza que impone nuestra ideología de las costumbres (la famosa proletarización de los cuadros), pero rechaza visceralmente el voto de obediencia.

-Soy católica, pero no monja -fue la frase final que le disparó a Paco para cortar de cuajo el intento de encuadrarla.

En un aparte de esta cena que acabó siendo tan gravosa para mí (Silvia es dura cuando se enoja), Lino me contó con pelos y señales el atentado contra Rucci. Incluso dibujó un pequeño croquis para que entendiera la operación, que fue difícil y compleja. El secretario general de la CGT se desplazaba con una gran custodia y no dormía nunca en el mismo lugar. Sin embargo, la Organización detectó que cada tanto se veía con sus hijos en una casa y montó el diseño operativo a partir de esta rutina. Se analizaron cuidadosamente las características del terreno y, horas antes de la operación, se redujo a ocupantes de viviendas vecinas para ocupar posiciones desde las cuales se pudiera hacer fuego y replegarse luego -en medio de la confusión- con relativa facilidad.

La gran custodia fue efectivamente superada y Rucci cayó bajo el fuego cruzado. El relato de Lino me impresiona y me conflictúa a la vez: es indudable que la Organización nacida de la fusión entre Montoneros, Descamisados, FAR y un ala de las FAP, es la más poderosa con que ha contado el peronismo revolucionario en toda su historia, pero esa misma fuerza se le puede volver en contra si el temible anciano al que Goyo define como "el ejemón del prozezo", nos lanza su anatema.

Ayer los integrantes de la célula que conduce el diario Noticias, fuimos al Tigre, a la isla de Walsh, a realizar prácticas militares. Goyo se reía solapadamente del "orden cerrado" a que nos sometió nuestro responsable (Paco), pero -a pesar de sus casi 64 años y su generosa panza- hizo un papel bastante decoroso. Tiramos con revólver, pistola, carabina 22 y escopeta (una del 16). Debimos hacer bastante ruido, porque al rato comenzó a sobrevolar la isla un helicóptero y tuvimos que ocultarnos entre altos pajonales, como en las películas de guerra.

De regreso a la capital, mientras esperábamos que llegara la lancha en el embarcadero, volví a tocar el tema Rucci con Paco. Me preocupó su respuesta, porque tenía un fuerte componente emocional, de evidente desengaño con el Viejo: "Ahora sabe que no puede llamarnos un día 'juventud maravillosa' y al siguiente pegarnos una patada en el culo".

No me convence: sigo pensando que lo de Rucci ha sido un grave error y que podemos pagarlo muy caro.

Por suerte, una buena noticia: hemos logrado superar todas las dificultades materiales (papel, imprenta, distribución) y Noticias saldrá a la calle el 20 de noviembre..."  ("Diario de un clandestino", pág. 139/143)

3. “…EXTERMINADO UNO A UNO PARA EL BIEN DE LA REPÚBLICA…” (PERÓN):

A la medianoche del 19 de enero de 1974  un grupo de entre cien y ciento veinte integrantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) que lideraba Roberto SANTUCHO, atacó una de las unidades militares más grandes y poderosas del país: el Regimiento 10 de Caballería Blindada y el Grupo de Artillería Blindada 1, con sede en Azul, Provincia de Buenos Aires.

El ataque fue organizado por SANTUCHO y dirigido en el terreno por Enrique GORRIARÁN MERLO

El objetivo del ERP era robar una gran cantidad de armamento de esa unidad militar aprovechando que la dotación del cuartel era mínima los días sábados y que parte del personal se encontraba licenciado por las vacaciones de enero de ese año pero ignorando que el jefe del Regimiento 10  -Coronel Camilo Arturo GAY- había dispuesto  en esas jornadas de un servicio de guardias móviles que sorprendieron a los guerrilleros.

GAY y el Jefe del Grupo de Artillería  Blindada 1, -Teniente Coronel Jorge IBARZÁBAL-  que estaban en sus casas, en los fondos del regimiento, salieron a defender sus unidades y empezaron a cruzar un puente sobre el arroyo Azul. Allí fueron emboscados por los guerrilleros. GAY fue asesinado de un balazo en la cabeza e IBARZÁBAL fue secuestrado.

En medio de la noche era difícil identificar a los guerrilleros, que vestían uniformes verdes de combate y cascos, como los del Ejército. Se habían pertrechado así dos horas antes del ataque, en una quinta cercana al regimiento que, sabían, estaba habitada sólo por un casero. Su dueño, Raúl INZA, había muerto meses antes.

Recién a las 03:30hs.  de la mañana la batalla se decidió en favor de las fuerzas defensoras de Azul. La destrucción de los camiones que iban a servir para la huída de los guerrilleros con las armas robadas y la llegada de refuerzos militares, entre ellos un vehículo oruga M113. hicieron que los guerrilleros iniciaran una desbandada a pie, a campo traviesa, en la que dejaron atrás muertos, nunca se supo cuántos, al menos 22 detenidos, gran parte del armamento que llevaban y ni un solo fusil robado.

Azul dejó una secuela de hechos igualmente trágicos que se extendieron en el tiempo:

El ERP asesinó aquella noche al jefe del Regimiento 10, Coronel Camilo Arturo GAY.

Para entrar al cuartel asesinaron antes al conscripto Daniel GONZÁLEZ que cumplía con el servicio militar obligatorio.

Ya en la mañana del 20, también fue asesinada en presencia de sus hijos, Camilo, de 20 años y Patricia, de 14, la mujer del Coronel GAY, Hilda Irma CASAUX.

Los guerrilleros secuestraron al Jefe del Grupo de Artillería 1, Teniente Coronel Jorge IBARZÁBAL, asesinado diez meses después.

Juan Domingo PERÓN, que había asumido la Presidencia apenas tres meses antes, tomó el episodio como un desafío a su gobierno, como un ataque a las Fuerzas Armadas y como una afrenta personal.

Ese mismo 20 de enero, por la noche, enfundado en su uniforme de Teniente General, PERÓN habló al país por la cadena nacional de radio y televisión. Cargó las culpas sobre el entonces Gobernador de Buenos Aires, Oscar BIDEGAIN -vinculado a Montoneros- y lo obligó a renunciar. La Provincia pasó a manos de Victorio CALABRÓ, de la UOM.

Esa noche PERÓN dijo:

"...Me dirijo a todos los argentinos frente al bochornosos hecho que acaba de ocurrir en la provincia de Buenos Aires, en la localidad de Azul, donde una partida de asaltantes terroristas realizaron un golpe de mano, mediante el cual asesinaron al jefe de la unidad, coronel don Camilo Gay, y a su señora esposa, y luego de matar alevosamente a soldados y herir un oficial y suboficial, huyeron llevando como rehén al teniente coronel Jorge Ibarzábal.

Hechos de esta naturaleza evidencian elocuentemente el grado de peligrosidad y audacia de los grupos terroristas que viene operando en la provincia de Buenos Aires,  ante una evidente desaprensión de sus autoridades. El gobierno del pueblo, respetuoso de la Constitución y la ley, hasta hoy ha venido observando una conducta retenida frente a estos desbordes que –reitero- nada pueden justificar en la situación que vive la República.

Tampoco, desde nuestro movimiento, hemos querido producir un enfrentamiento, desde  que anhelamos la paz y propendemos a la unión y solidaridad de todos los argentinos, hoy ocupados en la reconstrucción y liberación nacional. Pero todo tiene un límite: tolerar por más tiempo hechos como el ocurrido en Azul, donde se ataca a una institución nacional con los más aleves procedimientos,  está demostrando palmariamente que estamos en presencia de verdaderos enemigos de la patria, organizados para luchar contra el Estado, al que a la vez se infiltran con aviesos fines insurreccionales.

Nuestro Ejército, como el resto de nuestras Fuerzas Armadas que han demostrado su acatamiento a la Constitución y a la ley, en provecho de una constitucionalización, no merecen sino el agradecimiento del pueblo argentino, que frente a lo ocurrido debe sentirse herido en lo más profundo de su sentimiento patriótico.

Ya no se trata solo de grupos de delincuentes sino de una organización que, actuando con objetivos y dirección foránea, atacan al Estado y a sus instituciones, como medio de quebrantar la unidad del pueblo argentino y provocar un caos que impida la reconstrucción y la liberación en que estamos empeñados. Es la delincuencia asociada a un grupo de mercenarios que actúa mediante la simulación de móviles políticos tan inconfesables como  inexplicables.

En consecuencia, ni el gobierno que ha recibido un mandato popular, claro y plebiscitario, ni el pueblo argentino, que ha demostrado con creces su deseo de pacificación y liberación, pueden permanecer inermes ante estos ataques, abiertos a su decisión soberana, y tolerar el abierto desafío a su autoridad, que pone en peligro la seguridad de la ciudadanía, cada día expuesta a la acción criminal de  estas bandas de asaltantes.

No es por casualidad que estas acciones se produzcan en determinadas jurisdicciones; es indudable que ello obedece a una impunidad en  que la desaprensión e incapacidad lo hacen posible. Por lo que sería aún peor si mediara como se  sospecha una tolerancia culposa.

En consecuencia, el gobierno nacional en cumplimiento de su deber indeclinable, tomará de hoy en más las medidas pertinentes para atacar el mal en sus raíces echando mano a todo el poder de su autoridad y movilizando todos los medios necesarios.

El Movimiento Nacional Justicialista movilizará asimismo sus efectivos para ponerlos decididamente al servicio del orden y colaborar estrechamente con las autoridades empeñadas en defenderla.

Pido asimismo a todas las fuerzas políticas y al pueblo en general que tomen partida activa en la defensa de la república, que es la atacada en las actuales circunstancias.

Ya no se trata de contiendas políticas parciales, sino de poner coto a la acción criminal que atenta contra la existencia misma de la patria y sus  instituciones y que es preciso destruir antes que nuestra debilidad produzca males que puedan llegar a ser irreparables en el futuro.

Pido igualmente a los compañeros trabajadores una participación activa en la labor defensiva de  sus organizadores, que tanto ha costado llevarlas al momento actual de su magnífico funcionamiento. Esas organizaciones son también objeto de la mirada codiciosa de estos elementos, muchas veces disfrazados de dirigentes. Cada trabajador tiene un poco de responsabilidad en esa defensa, y espero confiado porque los conozco, que la  sabrán defender como lo han hecho en todas las ocasiones.

Aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal es una tarea que compete a todos los que pretendemos una patria justa, libre y soberana, lo que nos obliga perentoriamente a movilizarnos en su defensa y empeñarnos decididamente en la lucha a que dé lugar. Sin ello, ni la reconstrucción nacional ni la liberación serán posibles.

Yo he aceptado el gobierno como un  sacrificio patriótico y porque he pensado que podría ser útil a la república; si un día llegara a persuadirme que el pueblo argentino no me acompaña en ese sacrificio no permanecería un solo día en el gobierno. Entre las pruebas que he de imponer al pueblo es esta lucha.

Será, pues,  la actitud de todos la que  me impondrá mi futura conducta; ha pasado la hora de  gritar Perón, ha llegado la hora de defenderlo..."

Dos días después, el 22 de enero, PERÓN dirigió una carta "A los Jefes, Oficiales, Suboficiales y Soldados de la Guarnición de Azul", cuyo texto era:

"...Como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y soldado experimentado luego de más de sesenta años de vida en la Institución, quiero llegar directamente a ustedes para expresarles mis felicitaciones por el heroico y leal comportamiento con que han afrontado el traicionero ataque de la noche del sábado 19 de enero de 1974.

"Los ejemplos dados por los jefes y oficiales que han llegado hasta ofrendar sus vidas, tuvo la misma repercusión en los suboficiales y soldados que -con su valentía y espíritu de lucha- repelieron la agresión, con la colaboración de la Armada y la Fuerza Aérea.

"Quiero asimismo hacerles presente que esta lucha en la que estamos empeñados, es larga y requiere en consecuencia una estrategia sin tiempo.

"El objetivo perseguido por estos grupos minoritarios es el pueblo argentino, y para ello llevan a cabo una agresión integral.

"Por ello, sepan ustedes que en esta lucha no están solos, sino que es todo el pueblo que está empeñado en exterminar este mal, y será el accionar de todos el que impedirá que ocurran más agresiones y secuestros.

"La estrategia integral que conducimos desde el gobierno, nos lleva a actuar profundamente sobre las causas de la violencia y la subversión, quedando la lucha contra los efectos a cargo de toda la población, fuerzas policiales y de seguridad, y si es necesario de las Fuerzas Armadas.

"Teniendo en nuestras manos las grandes banderas o causas que hasta el 25 de mayo de 1973 pudieron esgrimir, la decisión soberana de las grandes mayorías nacionales de protagonizar una revolución en paz y el repudio unánime de la ciudadanía, harán que el reducido número de psicópatas que va quedando sea exterminado uno a uno para el bien de la República.

"Vaya mi palabra de consuelo para los familiares que perdieron a sus seres queridos, de aliento para los heridos y de esperanza para las familias del Coronel GAY y Teniente Coronel Ibarzábal. Tengan la certeza de que todo el poder del Estado está siendo empleado para lograr su liberación.

"Quiera Dios que el heroico desempeño de todos ustedes nos sirva siempre de ejemplo.

JUAN DOMINGO PERÓN

Presidente de la Nación"

En las páginas 99 a 116 del  Tomo I del libro "In Memoriam"editado por el Círculo Militar en 1999 bajo la Presidencia del General de División Ramón Genaro DÍAZ BESSONE  se  reproduce el siguiente parte de guerra del ERP sobre la "...Guarnición Militar de Azul..."

"...A las 22:30 del sábado 19 de enero, la Compañía Héroes de Trelew (reforzada) del Ejército Revolucionario del Pueblo realizó una incursión en la ciudad de Azul (Provincia de Buenos Aires) y atacó la guarnición del Ejército contrarrevolucionario establecido en esa ciudad, compuesta por el Regimiento 1º de Caballería Blindado y el Grupo 1 de Artillería Blindado.

Luego de tomada la guardia central y el puesto N° 3, se generó una resistencia en dos centros secundarios de la guardia (tanque y herrería) que hizo posible la intervención del resto del personal del cuartel e imposibilitó su total copamiento. Entablado el combate, la Compañía Héroes de Trelew redobló sus esfuerzos y mantuvo la ofensiva durante una hora hasta que se comprobó la imposibilidad de doblegar la resistencia atrincherada de fuerzas superiores.

Un grupo especial de nuestra compañía guerrillera atacó simultáneamente el sector de viviendas de los jefes enemigos con el propósito de tomarlos prisioneros. Tomó los puestos 6 y 7 e intimó la rendición del Cnel. Gay y el Tcnl. Ibarzábal, jefe y subjefe de la guarnición.

Ibarzábal se resistió a balazos lo que provocó un tiroteo donde murió el Cnel. Gay y obligó a Ibarzábal a rendirse.

En la retirada, un grupo de compañeros quedaron aislados en campo enemigo y aún no ha sido posible determinar su suerte, aunque por el comunicado del enemigo es probable que dos de ellos hayan sido asesinados o muertos en combate.

El Ejército Revolucionario del Pueblo reafirma su decisión de continuar sin desmayos la verdadera lucha por la liberación nacional y social de nuestra Patria y de nuestro pueblo, por destruir el injusto sistema de explotación y opresión que sufren los trabajadores argentinos y una de cuyas principales fuerzas son las FFAA. Contrarrevolucionarias.

Ni el engaño ni la fuerza podrán doblegar la resistencia popular que continuará creciendo hasta convertirse en poderosa fuerza y barrer definitivamente de la Patria Argentina a todos los explotadores y opresores.

¡Ninguna tregua al ejército opresor!

¡Ninguna tregua a las empresas explotadoras!.."

4."...ÉSOS SON CUALQUIER COSA MENOS JUSTICIALISTAS. ENTONCES, ¿QUÉ HACEN EN EL JUSTICIALISMO? PORQUE SI YO FUERA COMUNISTA, ME IRÍA AL PARTIDO COMUNISTA Y NO ME QUEDARÍA NI EN EL PARTIDO NI EN EL MOVIMIENTO JUSTICIALISTA..” "(PERÓN):

Al hablar a la juventud peronista  en la Residencia de Olivos el 7 de febrero de 1974, el Presidente Juan Domingo  PERÓN  dijo estas y otras palabras:

"...He escuchado las opiniones de los señores, y quisiera circunscribir un poco más el tema. Porque, hablando sobre generalidades, no se llega a concretar una cosa más o menos firme.El problema que nosotros estamos interesados en plantear, en primer término, es político-ideológico. En la juventud peronista, en estos últimos tiempos, especialmente, se han perfilado algunos deslizamientos cuyo origen conocemos, y que permiten apreciar que se está produciendo en el Movimiento una infiltración que no es precisamente justicialista.

INFILTRACIÓN IDEOLÓGICA

El Movimiento ha demorado, a lo largo de 30 años de existencia, su absoluta falta de sectarización. El Movimiento ha sido cualquier cosa menos sectario. Nosotros hemos brindado siempre dentro del Movimiento la amplitud más absoluta; pero esa amplitud tiene su límite. Es decir, nosotros no queremos poner un cartabón para que cada uno piense estricta y sectariamente lo que nosotros afirmamos, pero no podemos admitir que con ese pretexto se pretenda meter dentro de nuestro Movimiento ideologías y doctrinas totalmente extrañas y antagónicas a nuestra manera de sentir y de apreciar.

Este es el problema.

AUNAR VOLUNTADES CONSCIENTES

No escapemos del problema, porque hay que plantearlo crudamente, como es. En otras palabras, hay mucha gente que ha tomado la camisa peronista para hacer deslizamientos, no bien disimulados, hacia ideas con las cuales nosotros no estamos de acuerdo, es decir: con las que el Movimiento no está de acuerdo. Y esto se ha manifestado ya, abiertamente, en algunos sectores, llámense como se llamen. A mí no me interesa el nombre; me interesa qué hay dentro de ese nombre, y esto es lo fundamental para nosotros.

No se puede organizar creyendo que esa tarea es sólo juntar gente, que bien puede estar engañada, o no estar en la realidad, o pensar de otra manera.Organizar no es juntar gente; es aunar voluntades conscientes con una finalidad, es decir, con un objetivo. Cuando digo voluntades conscientes, quiero decir hombres a los cuales se les haya dicho "Nosotros queremos esto. ¿ Lo quiere usted también? Venga con nosotros". "¿No quiere usted esto? Allá usted".

Nosotros, durante treinta años, hemos venido haciendo esto. Claro que hemos soportado dieciocho años durante los cuales, primero, nos quisieron destruir por el terror, fusilándonos; después nos quisieron absorber engañosamente, para asimilarnos a otras cosas que nosotros nunca hemos querido. A continuación, nos quisieron dividir. Otros emplearon las tres cosas juntas. Ninguno de los cuatro métodos les permitió sacar la menor ventaja sobre el peronismo; pero ahora hemos llegado a un momento en que todos gritamos las mismas cosas, aun cuando todos no tenemos las mismas intenciones. Eso es previo a cualquier organización. No interesa lo que se grite; interesa lo que se siente y lo que se piensa, y también lo que se hace, que no siempre es confesable. Entonces, a eso debemos ir, antes de tratar el problema de la organización o de lo que debemos hacer.

Debemos dilucidar este asunto, como ya lo planteé en otra oportunidad.

TERMINÓ LA LUCHA CRUENTA

La juventud, como todos los demás argentinos, tiene derecho a pensar y a sentir como le parezca.Este es un derecho inalienable del hombre dentro de la democracia, que es lo que defendemos. Lo que no puede ser es que nos estemos tirando la suerte como entre gitanos: decimos que somos una cosa y a lo mejor somos otra. Esto hay que plantearlo descarnadamente. Si no lo planteamos de esa manera, y seguimos así, en tropel y entreverados, las cosas no podrán ser buenas ni ahora ni más adelante.

Aquí hay que trabajar hasta alcanzar una unidad de criterio, descartando todo aquello que no convenga a es finalidad. No se obliga a nadie a estar en el movimiento peronista. A la juventud, en fin, la queremos toda y a todos. Sabemos el mérito que tienen en el trabajo y en la lucha que han realizado. No, eso no lo niega nadie, ni lo puede negar. Eso ya está en la historia. Hay héroes y hay mártires, que es lo que se suele necesitar en esta clase de lucha. Pero eso ha sido en la lucha cruenta, que ya ha pasado. ¿Por qué nos vamos a estar matando entre nosotros? ¿Para seguir diciendo que somos valientes? Esto es una cosa que no es difícil de comprender.

Después de la guerra de los treinta años, Federico el Grande debía desmovilizar su ejército, pero se dijo: No. Un ejército que ha guerreado durante treinta años yo no lo quiero en Alemania; y lo mandó a Río Grande do Sul. Aquí vino a parar ese ejército desmovilizado, y no tardó mucho tiempo en comenzar a hacerle la guerra a los brasileños en San Pablo y Río Grande, que se llamó la Guerra de los Farrapos. Pero aquí tenemos que cambiar la modalidad ; no podemos seguir pensando que lo vamos a arreglar todo luchando, peleando y matándonos, Ya pasé esa época; ahora viene otra. Los que quieren seguir peleando, bueno, van a estar un poco fuera de la ley, porque ya no hay pelea en este país.

Hay pacificación, que es la base sobre la cual nosotros hemos armado todo nuestro quehacer y hemos fijado nuestros objetivos, para pelear, si hay que pelear, yo decreto la movilización y esto se acaba rápidamente; convoco a todos para pelear, y van a pelear organizadamente, uniformados y con las armas de la Nación. Pero no es eso en lo que estamos. Con eso no vamos a hacer sino echar al país un paso más atrás de lo que está. Para dar pasos adelante tenemos que hacer primero la pacificación, después el ordenamiento. No interesa cómo.

VER QUIEN ES QUIEN

Yo no quiero que sean todos justicialistas en el país, no convendría que así fuera. El Justicialismo está demostrando con muchas acciones que se da cuenta, de que es necesario una oposición que, de cuando en cuando, le pise los talones y le haga realizar lo que hay que hacer. Eso lo comprendemos porque no es de esta época, sino de todos los tiempos. Por eso quiero dejar bien sentado que el problema a resolver en este momento, antes de pensar en una organización, es ver quién es quién, quiénes constituyen el Justicialismo dentro de la juventud y quiénes no.

¿Qué vamos a hacer? No los vamos a juntar a todos mediante artificios, que no van a ser reales porque va a haber muchos que se metan diciendo viva Perón y están pensando que se muera Perón. Ustedes comprenderán que esto no puede ser; hasta es una falta de ética política. En el país no se ha dado nunca el fenómeno de la infiltración política. Es la primera vez que se da en la historia de la República Argentina esto de gente que se infiltra en un partido o movimiento político con otras finalidades que las que tiene dicho movimiento. Ha sido inteligente que nunca lo hayan hecho, porque esto no puede tener éxito desde que va a llegar un momento en que se los va a descubrir y se les vendrá la estantería abajo. Es una cosa natural que no suceda, y no sé dónde puede haber ocurrido; pero acá está sucediendo.

Lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo; si no, pasarán cosas verdaderamente aberrantes, como un grupo de peronistas que se opone a que se sancione al terrorismo. Entonces, ¿están en el terrorismo? El peronismo no está en el terrorismo; por lo tanto, el peronismo está contra el terrorismo, porque es el Partido del Gobierno, el movimiento del Gobierno. ¿Cómo se puede conciliar una cosa con otra? ¿Cómo se puede estar en el gobierno y no dar los medios indispensables para que él se pueda defender? ¿Qué quieren: que el Gobierno caiga?

Es decir, hay cosas que verdaderamente no se pueden explicar. Antes de pensar en una organización, hay que pensar que sea realmente una organización, y no una bolsa de gatos que dentro de poco empiecen nuevamente a mostrar las uñas. Por ello, es necesaria esa purificación.

Aclaremos bien que muchos de ellos no saben lo que piensa o qué es el Justicialismo y, al no saberlo, se podrán fuera de él, sin darse cuenta. Sacan solos los pies del plato. Muchos otros, en cambio, lo hacen inconfesablemente, con una finalidad distinta de la nuestra. Esos arrastran a mucha gente.

LOS IDIOTAS ÚTILES

En todas las fracciones políticas siempre existen los que con gran propiedad han sido llamado "idiotas útiles", que, sin saber, se incorporan detrás de una tendencia que a lo mejor es totalmente la inversa de lo que ellos quieren. Son idiotas, útiles para los otros.

Por eso digo que la juventud tiene en estos momentos un problema; el mismo que tenía hace cuatro meses cuando yo la reuní y les dije: "Muchachos, tienen que organizarse". Les aclaré: cuidado, organizarse no es juntar gente ni poner engañados detrás de un dirigente que a lo mejor merece todo, menos ser dirigente". Lo mejor que debe tener un dirigente es su conducta. Un dirigente que está diciendo una cosa y queriendo hacer otra es el peor dirigente que puede haber, porque en medio de todo es un estafador; un estafador de la fe de los demás.

En esto, si no se tiene bien claro quién es quién, no se puede realizar una organización. En estos momentos, la masa no tiene problema si el problema está exclusivamente en el horizonte directivo. Por lo tanto, es un problema de los dirigentes, y éstos ¿qué deben hacer? Decir quién es quién. Decir quién es quién ya es mucho más fácil. Además de esto, deben decir qué es lo que quieren. Porque han tenido hasta la imprudencia -dentro de su mala intención- de comunicar abiertamente lo que ellos son y lo que quieren.

Lo venimos viendo. Tengo todos los documentos y, además, los he estudiado. Bueno, ésos son cualquier cosa menos justicialistas. Entonces, ¿qué hacen en el Justicialismo? Porque si yo fuera comunista, me iría al Partido Comunista y no me quedaría ni en el Partido ni en el Movimiento Justicialista. Quiero dejar sentado que nosotros debemos ir pensando en aclarar este punto; si no, es inútil que nos organicemos, porque vamos a juntar gente engañada, y aquí la que queremos es juntar gente que esté plenamente convencida de nuestra doctrina y de nuestra ideología. Esos son los que sirven los otros, no.

DIRIGENTES HONESTOS

Al que va engañado y al que va con una segunda finalidad no hay que organizarlos; a ésos hay que dejarlos que sigan así como están, hasta que se vayan. Pero el problema está en el horizonte directivo, es decir: los dirigentes. Para mí, la falla de organización que se ha hecho en la juventud está, precisamente, en los dirigentes, y hay que acordarse de que las organizaciones no valen tanto por el número de sus adherentes como por la calidad de sus dirigentes, y si nosotros los justicialistas, pensamos que esos dirigentes pueden ser de otra tendencia y no del justicialismo, no puede haber para nosotros peores dirigentes.

Los he escuchado a los muchachos, y estoy de acuerdo con todos ellos, pero para un proceso ulterior. Antes tenemos que dilucidar ese asunto: ¿Somos o no somos justicialistas? ¿Estamos en el Justicialismo, o estamos en alguna otra cosa que no es precisamente el Justicialismo y que no la critico? Cada uno puede, pensar lo que quiera, pero tiene que colocarse en el tablero político, allí donde le corresponde estar, y no meterse a hacer enredos entre los otros que no piensan como él.

Para mí éste es el concepto. Un profundo conocimiento de la situación me ha llevado a esta conclusión. Antes de organizamos, tenemos que pensar -la masa ya sabemos lo que es- en el horizonte directivo. Quién es quién en ese horizonte. No interesa que represente mucho o represente poco; para mí, un malvado, aunque represente mucho, es mucho peor que uno bueno que represente muy poco. Así es como veo yo el problema político.

Prefiero un dirigente honesto que tenga diez detrás de él y no un deshonesto que tenga diez mil, porque ese es el que me va a derrumbar a la larga.Este es el problema, muchachos, sobre el que hay que pensar y sobre el que hay que empezar a trabajar poco a poco. No creo que todavía debamos empezar a hacer, porque la organización es la herramienta, como muy bien ha dicho el compañero: se hace para realizar un trabajo, no para realizar todos los trabajos. Cada organización tiene una finalidad, desde que es instrumento. No le vamos a dar a un dentista una pala, ni a un jardinero un escalpelo, porque no les van a servir.

Tenemos que hacer una organización para lo que debemos realizar. Esa organización ha de ser para la Reconstrucción Nacional, en primer término, y para la Liberación Nacional, en segundo término.

UN PAÍS HIPOTECADO

No queremos liberar ruinas; queremos liberar una nación. No queremos liberar un cadáver; queremos liberar un ser que trabaje y se desenvuelva.

En estos momentos, no podemos hablar todavía de liberación. ¿Liberación de qué, si todo lo tenemos hipotecado? Un país que debe siete mil quinientos millones de dólares, al exterior, y tres billones de pesos en lo interno, ¿no creen ustedes que es un país hipotecado? Primero tenemos que liberarnos de esa hipoteca, y cuando lo hayamos hecho, debemos poner al país en pie y marchar hacia sus grandes destinos. Sin eso, ¿para qué nos queremos liberar?

Compañeros: Este es un asunto que debemos pensarlo muy seriamente. Todos esos que hablan de la tendencia revolucionaria, ¿qué es lo que quieren hacer con la tendencia revolucionaria? Yo sé que hay muchas fallas, ¿pero en qué gobierno no hay fallas? Sé que hay muchos que no sirven, pero no los puedo echar porque hay una ley que no me lo permite. Esa ley de prescindibilidad, que se pidió, ha permitido sacar a mucha gente que, como decía el compañero, hasta hace poco eran gorilas. No sé si lo seguirán siendo, porque ahora hay muchos gorilas que se han afeitado...

RECONSTRUIR AL HOMBRE

El proceso que estamos haciendo lo hemos llamado de Reconstrucción; pero al decir Reconstrucción no queremos decir arreglar sólo las casas, la economía o la industria, sino también los hombres. Es cuestión de estar en contacto con ellos para darse cuenta de cómo han quedado. Lo difícil es conseguir los mejores, porque el hombre bueno no se viene a ofrecer. El que lo hace, generalmente, no lo es. Al hombre capaz hay que ir a buscarlo a su casa. Todo ese trabajo es de Reconstrucción.

Por eso, muchachos, antes de terminar esta charla de hoy, les pido que para la próxima reunión piensen -y así tratamos el asunto del horizonte directivo, que es lo que nos interesa, porque es el verdadero problema que existe en este momento-, piensen en quién es quién.

Eso es lo que necesitamos saber, pensando que más vale un buen hombre al frente de cinco -como ya lo he dicho- que uno malo al frente de cinco mil. Yo me quedo con ese que está con cinco y no con aquel otro que tiene cinco mil..."

5. PLAZA DE MAYO:

Tres meses y medio después de los hechos de Azul,  en el discurso pronunciado el miércoles 1 de mayo de 1974 en la Plaza de Mayo -repleta de pasacalles sindicales y otros con las leyendas  de Montoneros-, el Presidente Juan Domingo PERÓN  dijo:

"Compañeros: Hace hoy veinte años que en este mismo balcón, y con un día luminoso como este, hablé por última vez a los trabajadores argentinos. Fue entonces cuando les recomendé que ajustasen sus organizaciones, porque venían tiempos difíciles. No me equivoqué ni en la apreciación de los días que venían ni en la calidad de la organización sindical, que se mantuvo a través de veinte años, pese a estos estúpidos que gritan

Decía que a través de estos veinte años las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más méritos que los que lucharon durante veinte años.

Por eso compañeros, quiero que esta primera reunión del Día del Trabajador sea para rendir homenaje a esas organizaciones y a esos dirigentes sabios y prudentes que han mantenido su fuerza orgánica y han visto caer a sus dirigentes asesinados, sin que todavía haya tronado el escarmiento.

Compañeros, nos hemos reunido nueve años en esta misma plaza, y en esta misma plaza hemos estado todos de acuerdo en la lucha que hemos realizado por las reivindicaciones del pueblo argentino. Ahora resulta que, después de veinte años, hay algunos que no están conformes con todo lo que hemos hecho.

Compañeros, anhelamos que nuestro movimiento sepa ponerse a tono con el momento que vivimos. La clase trabajadora argentina, como columna vertebral de nuestro movimiento, es la que ha de llevar adelante los estandartes de nuestra lucha. Por eso, compañeros, esta reunión, en esta plaza, como en los buenos tiempos debe afirmar la decisión absoluta de que en el futuro cada uno ocupe el lugar que corresponde en la lucha que, si los malvados no cejan, hemos de hacer.

Compañeros, deseo que antes de terminar estas palabras lleven a toda la clase trabajadora argentina el agradecimiento del gobierno por haber sostenido un pacto social que será salvador para toda la República.

Compañeros, tras ese agradecimiento y esa gratitud puedo asegurarles que los días venideros serán para la reconstrucción nacional y la liberación de la nación y del pueblo argentino. Repito, compañeros, que será para la reconstrucción del país y en esa tarea está empeñado el gobierno a fondo. Será también para la liberación, no solamente del colonialismo que viene azotando a la República a través de tantos años, sino también de estos infiltrados que trabajan de adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero…"

6. CENSURA DE DIARIOS Y REVISTAS:

Entre las clausuras ordenadas por el Poder Ejecutivo Nacional  en 1974 se mencionan la revista "La Causa Peronista"   -su anterior número relataba la muerte del  Teniente Gral P. E. ARAMBURU- el mensuario  "Satiricón"  por razones de moralidad; de los diarios "Crónica" y "La Calle" por conducta sediciosa y apología del terrorismo.

El  diario "La Opinión"  -que comenzó a publicarse el 4 de mayo de 1971 bajo la dirección de Jacobo TIMERMAN acompañado por Horacio VERBITSKY (Secretario de Redacción)  y que fue expropiado en 1977 por el Proceso de Reorganización Nacional, sus ejemplares se encuentran archivados en la Hemeroteca "José Hernández" de la Dirección de Cultura de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-, informaba en la pág. 8 de su edición del 29 de agosto de 1974 que:

"...El Poder Ejecutivo dispuso el cierre definitivo de Noticias cuyo último número, el 266, traía titulares tendenciosos es el séptimo periódico clausurado desde el 25 de mayo de 1973. Los anteriores fueron El Mundo, Respuesta Popular, El Descamisado, Militancia, El Peronista y Primicia..."

¿Qué cerró el gobierno al cerrar el diario  "Noticias"?

Escribe la periodista Gabriela ESQUIVADA en su tesis de grado "El diario Noticias, los montoneros en la prensa argentina" publicada en el año 2004 por Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata que el  diario "Noticias" funcionaba en la calle Piedras 735 de la  Capital Federal desde el  20/12/73 hasta el  27/08/74 al ser clausurado por el Decreto Nº 630 firmado  por la Presidenta María Estela MARTÍNEZ de PERÓN, bajo la acusación de  desarrollar "...una intensa campaña de exaltación de las actividades delictivas en el  campo de la subversión..."

El diario "Noticias" había editado un total de 266 números, de 24 págs. c/u. con una tirada promedio de 100.000 ejemplares bajo la dirección de Miguel BONASSO acompañado por  Norberto  HABEGGER (vicedirector); Rodolfo WALSH  (editor de Información General y Política) y Horacio VERBITSKY (editor de la sección Política) entre otros.

En el capítulo de dedicado a "La empresa editora del  diario"   la periodista  ESQUIVADA  indica:

"...En los tempranos años '70 dos matutinos se destacaban por razones opuestas Crónica y La Opinión. El diario de Héctor Ricardo García, líder en las clases trabajadoras, se ubicaba en las antípodas del periodismo de interpretación del diario de Jacobo Timerman. Ambos modelos inspiraron a quienes hicieron Noticias: periodistas militantes dispuestos a dar al peronismo revolucionario un medio a la vez masivo e interpretativo.

"Tenían una idea clara -según Eduardo Anguita y Martín Caparrós-: no querían competir con La Opinión sino con Crónica. Aunque la formación de muchos los inclinara más a la primera opción" . Pero la ambición, a la segunda:  "Esa fue una idea de Horacio, que todos aprobamos", recordó Juan Gelman: no podíamos ser un segundo diario, porque íbamos a vender como La Opinión, nada más" .

En ningún momento de los meses de vida de Noticias, entre el 20 de noviembre de 1973 y el 27 de agosto de 1974, se reconoció su vínculo con Montoneros.

Pero con el paso de los años esa pertenencia -que de todos modos se puede rastrear en las empresa editora y en los contenidos del diario- se ha ido revelando. Escribió Miguel Bonasso, director de Noticias, en su memoria Diario de un clandestino: "Anoche vino Dardo [Cabo] y me largó una idea sensacional: la Orga quiere lanzar un diario popular de gran nivel, con  los mejores periodistas del país" . Según Gelman, fue Rodolfo Walsh quien había propuesto la edición de un medio para las fuerzas revolucionarias .

Para la fecha en que Bonasso recrea esa anotación, Montoneros contaba con una publicación política. Según Alejandro Costábile en su tesina sobre el semanario, El Descamisado salía desde el 22 de mayo de 1973, tenía una tirada de 100.000 ejemplares y buscaba homogeneizar el activismo montonero, por lo cual sus decisiones editoriales pasaban por la estructura de la conducción de la organización peronista . Un diario, en cambio,  permitía ir más allá del núcleo militante, llegar a quienes no se había llegado,  poner la línea de la organización en la construcción de la noticia.

Los criterios deberían ser los periodísticos que corresponden al  periódico independiente de información general, que Héctor Borrat define como la necesidad de "dar señales -falsas o auténticas- del trato justo y equilibrado de los conflictos noticiables y del pluralismo de los comentarios políticos. (...) Cuando la línea política se hace explícita, su escenario es el editorial. De manera implícita, en cambio, la línea política recorre y modela todo el temario publicado: entendida como la estrategia del periódico, decide inclusiones, exclusiones y jerarquizaciones tanto en los escenarios de los relatos informativos como en los escenarios de los comentarios políticos"

En una de las reuniones preparatorias, con Francisco Urondo y Julio Iván Roqué, Bonasso conoció a Gregorio Levenson. Este empresario de 63 años en ese momento estaba vinculado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias  (FAR): había sido el padre de uno de los fundadores de la organización que se fusionaría con Montoneros, Miguel Alejo Levenson, quien había muerto a  fines de 1970. Se integró al peronismo revolucionario junto con su otro hijo, Bernardo, asesinado en un operativo del ejército a siete meses del  golpe de 1976. En una entrevista para este trabajo Levenson explicó que se hizo  cargo de la administración general de Noticias "como acto militante", convocado para integrar una comisión fundacional del diario. "Yo era más bien político, participaba de parte de las FAR", detalló.  "Venía trabajando con Montoneros y una de las tareas conjuntas era la edición de un diario. El proyecto de Noticias fue la resultante de la política  general de las dos organizaciones armadas que mayor fuerza y presencia tenían en el país. La idea era aprovechar la gran aceptación de las masas: con la llegada de Cámpora al poder, se abrían perspectivas de legalización para el movimiento en su conjunto y para las organizaciones armadas; como un arma democrática y legal, uno de los proyectos existentes era la edición de un diario. No se lo puede separar del crecimiento popular de Montoneros, las FAR y todas las organizaciones armadas. Fue el momento en que el peronismo estuvo más cerca del verdadero poder. Los Montoneros eran un factor importantísimo de ese poder y el diario no era ajeno".

Levenson también recordó a Noticias en su memoria De los bolcheviques a la gesta montonera: "La edición de un diario popular y peronista, que cubriera todo el espacio político que habíamos conquistado a través de nuestras movilizaciones, con información objetiva y que fuera al mismo tiempo un medio de formación y orientación ideológica fue una hermosa tarea en la  que confluyeron compañeros de gran capacidad técnica y fervor revolucionario.

 Nos animó desde sus inicios la voluntad y firmeza de Paco Urondo, que fue designado por la conducción nacional [de Montoneros] responsable político y organizativo de la empresa" .

De profesión químico, dedicado a la administración de una industria del sector, Levenson se integró al proyecto de Noticias con un puesto de dirección: administrador general de Hoy S.A., la empresa que se constituyó para editarlo y de la que no quedaron registros oficiales. El primer directorio de Hoy S.A. estuvo presidido por el ingeniero José Palma, propietario de un frigorífico, e integrado por el ex vicecanciller del presidente Héctor Cámpora, Jorge Vázquez; el empresario metalúrgico César Cao Saravia, el sindicalista de fideeros Miguel Gazzera y el general Jorge Leal (quien había encabezado la primera expedición argentina al Polo Sur), entre otros. "Se dice que la financiación provendría del rescate del 'holandés', un alto ejecutivo de la Phillips por el que se pide un millón de dólares" , escribió Bonasso. Una versión que coincide con la de Anguita y Caparrós: "Goyo Levenson era el administrador: el que solía recibir los paquetes de dinero fresco, que venían, en buena parte, de un par de secuestros de gerentes de empresas extranjeras que los Montoneros habían cobrado en esos días" .

Pero Levenson fue elusivo ante el punto: "No recuerdo. Yo no intervenía mucho en eso. No, no creo. No se hizo algo específico, sino que las organizaciones de algún lado sacaron dinero. A nosotros no nos querían comprometer. Y yo menos me quise comprometer en ese momento, ni [quiero] ahora, en afirmar que la plata salió de un secuestro" .

El administrador insistió en que inicialmente las dos organizaciones financiaron el proyecto. "Necesitábamos un primer empuje, porque después el diario comenzó a tener una gran tirada e hicimos un acuerdo con [el ministro de Economía José Ber] Gelbard para que nos pautaran [publicidad] como a los demás diarios. A los cuatro o cinco meses ya teníamos una autofinanciación,peleando siempre pero sin depender tanto de las organizaciones" , argumentó. Y si cuando describió el directorio dijo que había estado formado por "simpatizantes y gente que pudiera aportar algo económicamente", aclaró luego que se había referido a las líneas de crédito que Cao Saravia  logró que le otorgaran al diario en los bancos Rural y de Río Negro. Levenson negó enfáticamente que luego del aporte inicial de capital se hubieran recibido otros, del empresario David Graiver -quien financiaba La Opinión - o del editor Rafael Perrota.

"Graiver en ese momento no existía. El primer contacto que tiene Graiver con Montoneros es cuando cobran el rescate de los Born. En ese momento el diario no tenía necesidad de dinero, Graiver no intervino para nada", repitió Levenson. "Perrota nunca aportó dinero. Con él teníamos un acuerdo profesional. El cobraba por sus servicios, normalmente" . Según Gelman, en cambio, Perrota habría prestado los talleres, por lo menos  parcialmente, para la confección de las películas de Noticias. "Y eso le costó la  vida", estimó, ya que fue desaparecido por la dictadura militar en julio de  1977.

Levenson se encargó de armar una sociedad anónima capitalista tradicional, con los canales y medios económicos necesarios para funcionar. "Yo tenía una empresa, conocía esta tarea. Me resultó fácil armar una estructura: trabajar con los bancos, conseguir créditos, contratar publicidad" , recordó.

Con la administración en sus manos, el sector producción se conformó de modo colegiado: Urondo y Juan Gelman, futuro jefe de redacción de Noticias, acordaron con Bonasso que él figuraría a cargo pero que el diario  tendría una dirección colectiva. "Todo diario necesita una cabeza. Yo había sido secretario de Prensa del [Frente Justicialista de Liberación] FREJULI unos meses antes y era una figura pública de la izquierda peronista a pesar de ser joven: creo que eso pesó mucho a la hora de nombrarme director" , declaró Bonasso.

La pertenencia a las organizaciones armadas definía los bordes de esa dirección colectiva. "Los que éramos militantes conformábamos una célula de conducción -agregó Bonasso-. Los integrantes de la dirección estábamos todos encuadrados, en la R [FAR], en la M [Montoneros]; ese era un núcleo de hierro, que estaba subordinado políticamente" . También Pablo Giussani, uno de los periodistas que renunció a Noticias por desacuerdo ideológico, confirmó en su memoria Montoneros, la soberbia armada los vínculos de la organización con el diario: "Paco Urondo, quien podía ser considerado un cuadro intermedio de cierto relieve en su condición de oficial montonero, fue designado a mediados de 1973 comisario político de la organización en el diario Noticias, cuyo lanzamiento estaba previsto para el 17 de octubre  de ese año. A tal título, me citó un día para ofrecerme la secretaría de redacción del rotativo" .

Había otras militancias, como la de Leopoldo Moreau, redactor de universitarias y radical (quien ingresó al diario por expreso pedido de  Raúl Alfonsín, afirma Cecilia De Dann) o de la agrupación peronista de secundarios. Recuerda Martín Caparrós, quien ingresó al diario como cadete antes de convertirse en redactor: "Los otros cadetes también eran gente militante, de la UES" . Pero la diversidad no hizo sombra a los propietarios. Levenson aseguró que durante los primeros meses "la línea política la marcaban Montoneros y FAR, que todavía no se habían  unificado; estando el diario en funcionamiento se produjo la unificación.

Intervino alguna vez [Mario Eduardo] Firmenich, por Montoneros, y por las FAR el compañero Roqué, y se suscitaron discusiones políticas" .El ex director coincidió con él y evaluó que la conducción de  Montoneros cometió en esos comienzos "los mismos errores que puede cometer un empresario dueño de un medio: presionar a los periodistas, hacer grosera la línea. Firmenich se quejaba de que salían pocos comunicados o noticias de los frentes de masas de la organización. En una reunión le dije: 'Es mucho más importante que el diario llegue a los actores sociales antes que publique comunicados. Si nuestros frentes de masas actúan sobre el conflicto verdadero, su presencia se va a notar en el diario por su simple participación. Pero no podemos convertir el diario en un reservorio de comunicados. No vamos a vender nada'" .

Ese punto de vista se impuso durante unos meses: "Inclusive se puede ver cierta preocupación en la parte política por mantener una distancia" , estimó Bonasso. Pero todo cambió con el avance de la derecha peronista.

La portada del Nº 244, del 1º de agosto de 1974, titulada La universidad en estado de alerta e ilustrada con otra nota, la imagen de una olla popular del Matadero Municipal de Abasto, se cambió por Ortega Peña asesinado, con una foto del diputado Rodolfo Ortega Peña y dos del atentado donde murió.

Días después, cuando el comisario Alberto Villar atacó con golpes y gases al cortejo fúnebre dentro del cementerio, la tapa se tituló: Entierro a lo Villar. "En los últimos días -dijo Bonasso- el diario estaba en la línea abiertamente provocadora" . Se trató, según Caparrós, de "un proceso de aislamiento progresivo, que terminó de cristalizar el 6 de septiembre del '74 cuando Montoneros anunció el pase a la clandestinidad. El diario  había sido cerrado una semana antes...".

7. MENSAJE PRESIDENCIAL DE MARÍA ESTELA MARTÍNEZ DE PERÓN EN EL COLEGIO MILITAR DE LA NACIÓN:

Tal como lo publicó el diario "Crónica", el 9 de enero de 1976 en horas de la mañana se efectuó en el Teatro Colón la ceremonia de entrega de sables y espadas a los nuevos subtenientes, guardiamarinas y alféreces, egresados en 1975 del colegio Militar de la Nación, de la Escuela Naval Militar y de la Escuela de Aviación Militar, respectivamente. Presidió la ceremonia la Señora María Estela MARTÍNEZ de PERÓN, que arribó a las 9.30, siendo recibida en el ingreso al teatro por el Ministro de Defensa, Tomás Vottero, y el Intendente Municipal de la ciudad de Buenos Aires, José Embrióni. En el primer piso, la aguardaron los Comandantes Generales del Ejército, Teniente General Jorge R. Videla; de la Armada, Almirante Emilio E. Massera, y de la Fuerza Aérea, Brigadier Mayor Orlando Agosti, junto al Vicario Castrense, Monseñor Adolfo S. Tortolo. Una vez ubicadas las autoridades y corrido el telón se ejecutó el Himno Nacional coreado por la concurrencia, y el Vicario Castrense bendijo los sables y espadas.

De inmediato, la Presidente de la Nación inició la entrega de los sables y espadas.

Al culminar la ceremonia  la Jefa del Estado,dijo:

"Jóvenes Oficiales: en mi carácter de Comandante en Jefe de la Fuerzas Armadas cumplo con el trascendente deber de haceros entrega del arma que os confiere los atributos del mando. Iniciareis un camino difícil, lleno de sacrificios, pero con una meta honrosa que justifica cada uno de los tramos y los resume a todos: la Defensa de la Patria.

Tal vez, como pocas veces en la gloriosa historia argentina, estos conceptos dejan de ser un formalismo protocolar, para convertirse en norma y consigna, en cuyo acabado cumplimiento habéis empeñado el honor y la vida.

El arma que os entrego es, a la vez, símbolo y realidad. Símbolo del mando, del coraje y de la lucha; realidad acuciante del enfrentamiento y de la victoria contra los enemigos de la patria. Os sumáis a un combate en el que defenderéis el acervo cultural que todos los argentinos han forjado a través de la historia; combate en el que se deciden en definitiva la persistencia de la doctrina de Cristo, la vigencia de los valores y, principios por los que dieron su sangre muchas generaciones de argentinos".

En esta hora de lucha, es preciso que tengamos bien claro cual es la realidad que enfrenta nuestra patria.

Estamos siendo atacados y el ataque al que somos sometidos, en diversos frentes, va dirigido esencialmente a los cimientos de nuestra nacionalidad.

Existe un frente económico en el que se intenta destruir nuestra capacidad de decisión para someternos a los dictados de grupos de intereses internos y sectarios aliados a los centros de poder económico y financiero internacional.

Existe un frente político en el que se persigue quebrar los principios de unidad nacional con los que este gobierno accedió al poder.

Existe un frente moral en el que se pretende por la exaltación de un materialismo desenfrenado, socavar los valores éticos de conducta para con la sociedad y con la familia.

Existe un frente psicológico en el que se busca confundir, desorientar y engañar al pueblo argentino, para quebrar el temple de su espíritu y la fe en su propio destino.

Campañas sistemáticas con claros fines agresivos atacan la majestad de las instituciones del Estado y lesionan el sentimiento de seguridad de los habitantes de la Nación.

Para ello se han usado todos los recursos, desde los medios de comunicación hasta el rumor sibilino e insidioso.

Finalmente, existe un frente terrorista, ateo, mercenario, inhumano y delirante, empeñado en trastocar nuestros principios y valores mas esenciales, regando con sangre inocente nuestro suelo patrio. Es esta la realidad subversiva en la que tendréis que desarrollar vuestra acción.

Vosotros habéis elegido el camino de las armas. Por ello combatiréis al enemigo en uno de sus frentes fundamentales y allí tendréis el honor de cumplir acabadamente con la misión que habéis decidido asumir.

Pero es también mi misión, en mi carácter de Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, aseguraros que no estaréis solos en esta lucha.

Vosotros actuareis en el frente militar con la eficiencia y valentía que siempre han distinguido en el mundo a las armas argentinas. El gobierno por su parte, actuara con firmeza y decisión en los restantes frentes, en los que el enemigo quiere destruirnos.

Tenemos detrás nuestro, un pasado de gloria que defender, tenemos también un presente convulsionado que encauzar, y un futuro venturoso que realizar. Vosotros escucháis ahora mis palabras. Cuando en el futuro alcancéis la jerarquía que en vuestra carrera demuestre que os habéis dotado de experiencia y formación necesarias para los mas altos niveles de la conducción militar podréis entonces discernir, con elevado criterio, si hemos sabido cumplir con el compromiso que contraemos con la historia.

Este mensaje no es solo para vosotros, sino para todos los argentinos, pues cada uno debe sentirse, en su ámbito de responsabilidad, un soldado de la Patria. Soldados, cuyas armas deben ser la claridad ideológica, la insobornable honestidad, la prudencia de no escuchar provocaciones, la inteligencia de desoír los señuelos del enemigo, el coraje de colaborar con quienes, día a día, ofrendan sus vidas por la libertad, seguridad y el porvenir de nuestros hijos. A todos nos incumbe esta lucha. Solo cambia el campo de combate: para unos será el monte, para otros el aula, la fábrica o la oficina, pero nadie tiene derecho a sentirse ajeno o incrédulo. Y si así fuera, las jóvenes vidas de argentinos tronchadas resultarían un sacrificio estéril, un infame anatema sobre la conciencia de todos los argentinos. Vosotros sois el brazo armado de la Nación, pero todas las manos argentinas deben robustecer el poder de este brazo para conferirle la fuerza del pueblo que es la fuerza de la historia.

Jóvenes Oficiales: cada uno de vosotros sabe, con el alto grado de lucidez que la nación reclama, que defiende verdades sólidas como muros. Ante esas verdades no temblara jamás la mano que empuñe el arma que hoy recibiréis. El sacrificio y la entrega por el destino de la Patria constituyen una ofrenda sagrada que el pueblo argentino jamás olvidara.

Marchad hacia la victoria con la protección de Dios, nuestro Señor, que pido para todos vosotros… Muchas Gracias".

8. LA VIOLENCIA ARMADA SEGÚN LOS DEBATES DEL HONORABLE CONGRESO DE LA NACION:

A casi dos años de aquél discurso de PERÓN en Plaza de Mayo, las páginas del Diario de Sesiones del Honorable Congreso de la Nación (www.congreso.gov.ar y  www.icn.gov.ar) del mes de marzo de 1976 -último tramo del gobierno de la Presidente Sra. María Estela MARTÍNEZ de PERÓN- retuvieron para la historia otras voces sobre el estado de la República.

8.1. DEBATE EN SENADORES: Según el diario de sesiones de la H.C. de Senadores -págs. 3880 y ss.- el día 10 de marzo de 1976 se dijo:

Senador ALLENDE: "Córdoba, señor presidente, viene siendo asolada por actos de violencia…"

"En mi ciudad hay miedo, señor presidente, y lo digo responsablemente porque hay que ir a Córdoba y salir al atardecer. Las calles a esa hora comienzan a estar desiertas…"

Senador ANGELOZ: "Los hechos ocurridos ayer en Córdoba (secuestro de un ex Ministro del Interior y de un abogado Secretario de la Bolsa de Comercio) se han venido repitiendo a lo largo de estos dos últimos años. Desde esta banca lo he manifestado en reiteradas oportunidades: he clamado, señor presidente, por la necesidad de que Córdoba recupere la paz que se merece".

"Debo confesar que en el día de hoy he golpeado las puertas: la del Sr. Ministro del Interior (Dr. Ares), la de la Policía federal, la de algunos hombres del Ejército. Y el silencio es toda la respuesta que he encontrado. ¡No tengo qué decir al pueblo de Córdoba! ¡No sé cómo volver y expresarles que desde esta banca aparezco impotente para proteger la vida de los habitantes de Córdoba: que la norma no se respeta, que la ley es algo vacío y que los senadores de la Nación tenemos las manos atadas y no encontramos solución para asegurarles la vida!".

Senador BRAVO: "Se habla de los automóviles no identificados que circulan por las calles de Córdoba".

"He escuchado a uno de los senadores por Córdoba que ha tomado contacto con las instituciones responsables. En nuestro país, republicano, presidencialista -hacia allí hay que orientar la mirada- hay un vacío de poder y no hay conducción de gobierno. Esto hay que decirlo con toda claridad".

"Sabíamos que había allí un Ministro, un señor López Rega que había creado las "Tres A"y de una u otra manera evitábamos considerar el tema".

Senador A. A. GARCÍA: "La guerrilla comienza antes de este gobierno, las venganzas después; pero se van encadenando… Han aparecido organizaciones supuestamente antiguerrilleras que con el nombre de la Triple A o cualquier otra sigla han ido haciendo la revancha sobre los cuadros de la guerrilla".

Senador CERRO: "Nuestro partido reclamó el monopolio de las actividades de represión por parte de las fuerzas armadas y de seguridad, que es como debe ser en todo país civilizado. Pero de la misma manera que aplaudimos eso repudiamos lo parapolicial, es decir, a esos grupos armados ocultos que siembran el terror de las ciudades".

Senador DE LA RÚA: "Aquí se han dicho esta tarde palabras dramáticas. El señor senador por San Juan ha aludido a la perspectiva de guerra civil. Diría señor presidente que estamos al borde del abismo".

"Hace pocos días una bomba artera voló la casa de un juez de la Capital Federal, la del doctor Julio B. Maier, dándose la coincidencia lamentable de que esto ocurriera después que él hubiera girado al Congreso antecedentes del juicio político contra el Ministro del Interior (Dr. Ares). Mueren policías a diario. Caen soldados. La violencia y la inseguridad están en la calle".

Senador BRAVO: "…este gobierno, del cual también somos parte, está en una pendiente inclinada y viene cayendo. Si no lo recogemos entre todos y ponemos orden, alguien va a tomar la conducción del país. Ningún país queda un día sin gobierno".

El día 11 de marzo de 1976 continuó la sesión. Diario de Sesiones de la H.C. de Senadores, pág. 3914 y siguientes:

Senador LEÓN: "Aquí se ha expresado reiteradamente que el país está sumido en un problema de profunda violencia. Algunos la usan en nombre de la revolución que no definen; otros hablan de la violencia en nombre de la represión que desborda el orden jurídico y la civilización de los argentinos".

8.2. DEBATE EN DIPUTADOS: Según el Diario de Sesiones de la H.C. de Diputados -pág. 6510 y ss.-, los días 17 y 18 de marzo de 1976 ante un pedido de tratamiento sobre tablas de un proyecto de resolución referente al "estado de convulsión e inseguridad en que se encuentra la Provincia de Córdoba"se dijo:

Diputado MOLINARI ROMERO: "Lo voy a hacer, además, con el temor de habernos quedado cortos, porque desgraciadamente el virus de la subversión y de la violencia está inficionando las arterias argentinas a todo lo largo y a todo lo ancho de la patria. Ya casi no podríamos decir que el problema está circunscripto a la Provincia de Córdoba, sino tenemos que expresar que es la patria entera la que se está debatiendo en una especie de impotencia y frustración ante el ataque cobarde que viene de las sombras. Víctimas son mujeres, son niños, son soldados argentinos, son policías que cuidan nuestra seguridad".

"Quiero aprovechar también este momento para expresar mi repudio por el cobarde atentado de que fuera objeto el Comando General del Ejército Argentino…"

"Es necesario, sin embargo, centrar un poco el problema en la Provincia de Córdoba, porque en ella la vida se está haciendo prácticamente imposible. La gente huye, señor presidente, de la ciudad de Córdoba; la gente fuga, es un éxodo que no tiene la heroicidad del Éxodo Jujeño, pero que tiene la dramaticidad de aquellos que no saben qué hacer ni a quien recurrir. Los secuestros se suceden. Cuando en el proyecto de resolución a que estoy haciendo referencia, señalábamos con el señor diputado Zamanillo, que los secuestros llegaban a 62, entiendo que nos hemos quedado cortos, porque en la actualidad pasan los 80. Recién hemos acompañado a dos personas de Córdoba que vienen desesperadas a preguntarnos a los legisladores que representamos al pueblo: ¿Qué hacemos? ¿Qué podemos hacer? Y yo no tengo ninguna clase de respuesta".

"Se trata de obtener la comprensión y la necesidad de asegurar un mínimo derecho, señor presidente, que es el derecho de vivir -exclusivamente el derecho a vivir- que es el único que estamos reclamando".

"…para que de alguna manera el Congreso argentino diga su palabra y ponga, aunque sea, un mínimo grano de arena en el gran dique de contención que está haciendo falta para este torrente de sangre… porque para mi hay alguien que tiene interés en apuñalar el corazón argentino, hay alguien que juega alguna vez un peón a la derecha y otra vez otro de izquierda… que se basa en la destrucción de la unidad de los argentinos…"

"Por estas razones, señor presidente, y por otras que están sobrando porque brotan de la misma sangre que está regando nuestras calles, solicito el tratamiento sobre tablas…"

Diputado G. H. MOLINA: "El país entero es víctima de un plan de destrucción implacable y progresivo".

Diputado MOYANO: "…nuestro sector viene condenando la violencia subversiva a partir del mismo instante en que comenzó a generarse en el país… nuestro sector excluía de los beneficios de la ley de amnistía (a los delitos de lesa humanidad) que votara esta Honorable Cámara, porque no puede admitirse que la violencia subversiva pueda estar amparada por ley alguna sancionada en ningún grado de civilización".

"…alcanza a los confines de todo el territorio nacional en cuanto a la violencia subversiva se trata".

"No es posible que el aparato estatal de seguridad no haya descubierto siquiera en forma mínima, los centenares, miles, innumerables casos de violencia subversiva que a lo largo de los últimos 5 o 6 años han sucedido en nuestro país. Ocurre que los argentinos empezamos a sentir zozobra, no ahora sino desde hace bastante tiempo, de no saber si cuando salimos de nuestras casas volveremos con vida, ya sea porque desempeñamos alguna función trascendente o porque somos simples ciudadanos transeúntes que podemos ser alcanzados por una bala perdida disparada por un inconsciente terrorista o por las esquirlas de las bombas que todos los días explotan a mansalva en esta Capital y en las ciudades del interior".

"Es así imputable al Poder Ejecutivo en los dos años y medio últimos, ineficiencia, ineptitud e incapacidad para esclarecer la verdad de los hechos de la violencia subversiva".

Diputado MARINO: "Estamos horrorizados por lo que está ocurriendo y ansiosos de que se fije una pauta para la paz y la concordia de los argentinos".

Diputada GARRÉ: "…el país contempla azorado el recrudecimiento de una ola de violencia que recuerda por su intensidad y su sadismo, las épocas en que la tristemente célebre cabeza del grupo del terror, José López Rega, ejercía el poder absoluto de la Argentina. Las cotidianas desapariciones en la provincia de Córdoba, el alevoso asesinato de la familia Báez, el secuestro del compañero Ragone, y tantos otros hechos similares vienen formando un rosario siniestro de crímenes miserables que se suceden sin que un solo culpable sea identificado y sin que un solo hecho sea esclarecido".

"Ante todo ello ha venido a sumarse, en las últimas horas, un atentado con explosivos contra el Comando General del Ejército que agrega una nueva lista de víctimas de esta guerra boba en la que todos parecemos estar atrapados, impotentes y atados de pies y manos para encontrar una solución al drama que vive la República".

"Me resisto a creer, en primer término como diputada de la Nación, que estas instituciones que tanto queremos preservar, no puedan dar una contribución positiva y eficaz en esta guerra dramática. Yo me resisto a creer que todos estos hombres y mujeres -los legisladores nacionales- que integramos un poder de la República, no podamos coadyuvar con los demás poderes del Estado en una acción enérgica, comprometida, responsable y solidaria para terminar con estos enemigos que, por izquierda o por derecha nos someten a una guerra que no queremos y hemos rechazado reiteradamente…"

Diputado STECCO: "Hace muy pocos días se cumplió un año del asesinato del diputado compañero Hipólito Acuña, de la provincia de Santa Fe, ya hasta al fecha no se sabe quienes han sido los asesinos materiales, pero sí presentimos quienes son los asesinos espirituales".

"Pero que no ocurra, cuando llegue la hora de apretar para asegurar la vida de los ciudadanos, que les tiemble la mano a los señores diputados. Que no vaya a ocurrir que cuando llegue la hora del castigo a los asesinos que hacen correr la sangre por nuestras calles alguien salga en su defensa".

"No hablemos de extrema derecha y de extrema izquierda… hace pocos días se ha comprobado que ciertos señores con apellidos ilustres estaban del lado de la guerrilla, combatiendo al pueblo argentino. Me pregunto si no ha llegado ya la hora necesaria y terminante de dictar una ley fuerte que castigue a los culpables, con el fin de que no siga el Estado aguantándolos en las cárceles para que coman, duerman y engorden como los holgazanes, mientras el pueblo pasa necesidades y los familiares de las víctimas asesinadas carecen de los recursos necesarios para seguir viviendo".

(Nota: Cabe recordar que luego del asesinato de RUCCI ocurrido el 25/09/73 el diputado justicialista STECCO recomendó en la  Cámara de Diputados la sanción de leyes que otorgaran "...amplios poderes a las FF.AA, sin que con ello se quiebre la libertad, para perseguir a los subversivos hasta sus guaridas y matarlos como ratas, porque no merecen vivir en este suelo..." (Diario de Sesiones, páginas 2506, 2532 y 2533).

Presidente de la Cámara, diputado SÁNCHEZ TORANZO: "Señores diputados: en mi carácter de presidente de la Honorable Cámara de Diputados los distintos sectores políticos que integran este cuerpo me han confiado la penosa tarea de rendir el homenaje de los representantes del pueblo argentino a la memoria del ciudadano sacrificado por los grupos esclavizados al odio y la brutalidad, así como nuestra condenación por el atentado perpetrado contra el Comando General del Ejército que acentuara las sombras que cubren el escenario del país en esta etapa de incomprensible crueldad".

"El criminal episodio que deja en su camino de sangre a mutilados y heridos, civiles y militares, blancos indiscriminados de huestes alucinadas, no constituye un hecho excepcional en este doloroso acontecer nacional. Responde a una logia subversiva extraña a los sentimientos argentinos y de ahí su inhumanidad, su increíble inutilidad, su ausencia de fines y su imposible justificativo histórico".

"De todo no quedará sino el abominable recuerdo de vidas tronchadas, lágrimas y luto, resentimientos que llevará años atenuar: un abismo de separación a quienes les resultará muy difícil perdonar y alcanzar el perdón".

"Dura tarea la de nuestros hombres de armas, cuyos jefes han asumido la responsabilidad de preservar nuestras instituciones básicas porque precisamente, constituyen los valladares que vedan el paso a quienes se han impuesto como objetivo la destrucción".

"¡No están solas en su patriótico empeño! Las asiste la civilidad democrática argentina. Los que aman al país en sus tradiciones republicanas y a su ejército, a este ejército de inspiración sanmartiniana, jugado en la suerte de sus instituciones, en la estabilidad de sus gobiernos y en la unión y la paz, son solidarios con las armas de la Nación, comparten sus tristezas y secundan su acción en contra de la guerrilla despiadada para poner fin a una contienda desatada sin gloria y sin honor".

"Pero no basta ni el silencio emocionado ni el mensaje sentido de homenaje o adhesión. Los civiles debemos una contribución más efectiva y levantada. La historia no es paciente con los reticentes o especuladores. Vive el país una inocultable crisis. Nada ganamos con deslindar responsabilidades en búsqueda de los culpables. Lo que importa es hallar el rumbo cierto. Pero hay que lograrlo ya, no mañana".

"A nadie perdonarán las generaciones venideras si nos empecinamos en el error. La encrucijada nos convoca a todos, y en un punto estamos de acuerdo: la defensa de las instituciones".

"Tengo una justa medida de mi propia dimensión. Pero ello no me cohibe para formular un llamado que, a su vez, implica una afirmación: diez prominentes argentinos que se pusieran de acuerdo podrían superar las dificultades de la Nación en crisis".

"Tengamos la grandeza de la que tantos argentinos nos dieron el ejemplo".

"Doloroso es el precio que pagan nuestros hombres de armas en el cumplimiento de los deberes que la hora les impuso. Que este sacrificio no sea en vano por la renuencia de la civilidad".

"Las espaldas de la República están a cubierto de la insurrección. Que los civiles sepamos responder desde las instituciones que nos rigen a la fe del pueblo en eficacia de sus instrumentos".

"La historia la creamos los hombres. Ha llegado el momento de sacrificarlo todo para que, de una manera u otra, esta generación haga su parte sin avergonzar a sus hijos".

9. CONCLUSIÓN:

De lo anterior se sigue que los militares el 24 de marzo de 1976 estaban estimulados y acompañados. Lo dicho tampoco justifica el método que siguieron empleando para combatir a la subversión hasta su "aniquilamiento" como les había ordenado el mismo gobierno que derrocaban.

III - RECONOCIMIENTO INSTITUCIONAL DEL MÉTODO ILEGÍTIMO EMPLEADO EN LA LUCHA ANTISUBVERSIVA:

Luego del "Documento Final"  emitido por la Junta Militar  el 28 de abril de 1983 conteniendo la desafiante advertencia "...Que el  "accionar" de los integrantes de las Fuerzas Armadas en las operaciones relacionadas con la guerra librada constituyeron actos de servicio. Que las Fuerzas Armadas actuaron y lo harán toda vez que sea necesario en cumplimiento de un mandato emergente del Gobierno Nacional, aprovechando toda la experiencia recogida en esta circunstancia dolorosa de la vida nacional...”, en 1995 -con la promoción de los "Juicios por la Verdad"-, los  Sres. Jefes de las FF.AA  institucionalmente admitieron  una parte de su reprochable actuación en la "...guerra librada..." contra  las organizaciones político militares (OPM), sus combatientes, militantes, adherentes y simpatizantes.

En efecto:

1. EJÉRCITO:

El Teniente General Martín BALZA en su calidad de Jefe del Estado Mayor General del Ejército en la formación del 25 de abril de 1995 públicamente dijo:

“...El difícil y dramático mensaje que deseo hacer llegar a la comunidad argentina busca iniciar un diálogo doloroso sobre el pasado, que nunca fue sostenido y que se agita como un fantasma sobre la conciencia colectiva, volviendo, como en estos días, irremediablemente de las sombras donde ocasionalmente se esconde.

Nuestro país vivió una década, la del '70, signada por la violencia, por el mesianismo y por la ideología. Una violencia que se inició con el terrorismo, que no se detuvo siquiera en la democracia que vivimos entre 1973 y 1976, y que desató una represión que hoy estremece.

En la historia de todos los pueblos, aun los más cultos, existen épocas duras, oscuras, casi inexplicables. No fuimos ajenos a ese destino, que tantas veces parece alejar a los pueblos de lo digno, de lo justificable.

Ese pasado de lucha entre argentinos, de muerte fratricida, nos trae a víctimas y victimarios desde el ayer, intercambiando su rol en forma recurrente, según la época, según la óptica, según la opinión dolida de quienes quedaron con las manos vacías por la ausencia irremediable, inexplicable.

Esta espiral de violencia creó una crisis sin precedentes en nuestro joven país. Las Fuerzas Armadas, dentro de ellas el Ejército, por quien tengo la responsabilidad de hablar, creyeron erróneamente que el cuerpo social no tenía los anticuerpos necesarios para enfrentar el flagelo y, con la anuencia de muchos, tomó el poder, una vez más, abandonando el camino de la legitimidad constitucional.

El Ejército instruido y adiestrado para la guerra clásica, no supo cómo enfrentar desde la ley plena al terrorismo demencial.

Este error llevó a privilegiar la individualización del adversario, su ubicación por encima de la dignidad, mediante la obtención, en algunos casos, de esa información por métodos ilegítimos, llegando incluso a la supresión de la vida, confundiendo el camino que lleva a todo fin justo, y que pasa por el empleo de medios justos. Una vez más reitero: el fin nunca justifica los medios.

Algunos, muy pocos, usaron las armas para su provecho personal.

Sería sencillo encontrar las causas que explicaron estos y otros errores de conducción, porque siempre el responsable es quien conduce, pero creo con sinceridad que ese momento ha pasado y es la hora de asumir las responsabilidades que correspondan.

El que algunos de sus integrantes deshonraran un uniforme que eran indignos de vestir no invalida el desempeño, abnegado y silencioso de los hombres y las mujeres del Ejército de entonces.

Han pasado casi veinte años de hechos tristes y dolorosos; sin duda ha llegado la hora de empezar a mirarlos con ambos ojos. Al hacerlo, reconoceremos no sólo lo malo de quien fue nuestro adversario en el pasado sino también nuestras propias fallas.

Siendo justos, miraremos y nos miraremos; siendo justos reconoceremos sus errores y nuestros errores. Siendo justos veremos que del enfrentamiento entre argentinos somos casi todos culpables por acción u omisión, por ausencia o por exceso, por anuencia o por consejo.

Cuando un cuerpo social se compromete seriamente, llegando a sembrar la muerte entre compatriotas, es ingenuo intentar encontrar un solo culpable, de uno u otro signo, ya que la culpa en el fondo está en el inconsciente colectivo de la Nación toda, aunque resulta fácil depositarla entre unos pocos, para liberarnos de ella.

Somos realistas y a pesar de los esfuerzos realizados por la dirigencia política argentina creemos que aún no ha llegado el ansiado momento de la reconciliación. Lavar la sangre del hijo, del padre, del esposo, de la madre, del amigo, es un duro ejercicio de lágrimas, de desconsuelo, de vivir con la mirada vacía, de preguntarse por qué... por qué a mí... y así volver a empezar cada día.

Quienes en este trance doloroso perdieron a los suyos, en cualquier posición y bajo cualquier circunstancia, necesitarán generaciones para aliviar la pérdida, para encontrarle sentido a la reconciliación sincera.

Para ellos no son estas palabras, porque no tengo palabras, sólo puedo ofrecerles respeto, silencio ante el dolor y el compromiso de todo mi esfuerzo para un futuro que no repita el pasado.

Para el resto, para quienes tuvimos la suerte de no perder lo más querido en la lucha entre argentinos es que me dirijo pidiéndoles a todos y cada uno, en la posición en que se encuentre ante este drama de toda la sociedad, responsabilidad y respeto.

Responsabilidad para no hacer del dolor la bandera circunstancial de nadie. Responsabilidad para que asumamos las culpas que nos toquen en el hacer o en el dejar de hacer de esa hora.

Respeto por todos los muertos, dejar de acompañarlos con los adjetivos que arrastraron, unos u otros, durante tanto tiempo. Todos ellos, ya han rendido sus cuentas, donde sólo cuenta la verdad.

Las listas de desaparecidos no existen en la fuerza que comando, si es verdad que existieron en el pasado no han llegado a nuestros días.

Ninguna lista traerá a la mesa vacía de cada familia el rostro querido, ninguna lista permitirá enterrar a los muertos que no están ni ayudar a sus deudos a encontrar un lugar donde rendirles un homenaje.

Sin embargo, sin poder ordenar su reconstrucción, por estar ante un hecho de conciencia individual, si existiera en el Ejército alguien que dispusiera de listados, o, a través de su memoria, la capacidad de reconstruir el pasado, les aseguro, públicamente, la reserva correspondiente y la difusión de las mismas, bajo mi exclusiva responsabilidad.

Este paso no tiene más pretensión que iniciar un largo camino, es apenas un aporte menor de una obra que solo puede ser construida entre todos. Una obra que algún día culmine con la reconciliación entre los argentinos.

Estas palabras las he meditado largamente y sé que al pronunciarlas siempre dejaré a sectores disconformes.

Asumo ese costo, convencido que la obligación de la hora y el cargo que tengo el honor de ostentar, me lo imponen.

Sin embargo, de poco serviría un mínimo sinceramiento, si al empeñarnos en revisar el pasado no aprendiéramos para no repetirlo en el futuro.

Sin buscar palabras innovadoras, sino apelando a los viejos reglamentos militares, ordeno, una vez más, al Ejército Argentino, en presencia de toda la sociedad argentina, que:

Nadie está obligado a cumplir una orden inmoral o que se aparte de las leyes y reglamentos militares. Quien lo hiciera, incurre en una inconducta viciosa, digna de la sanción que su gravedad requiera.

Sin eufemismos digo claramente:

Delinque quien vulnera la Constitución Nacional.

Delinque quien imparte órdenes inmorales.

Delinque quien cumple órdenes inmorales.

Delinque quien, para cumplir un fin que cree justo, emplea medios injustos, inmorales.

La comprensión de estos aspectos esenciales hacen a la vida republicana de un Estado y cuando ese Estado peligra, no es el Ejército la única reserva de la Patria, palabras dichas a los oídos militares por muchos, muchas veces.

Por el contrario las reservas que tiene una Nación nacen de los núcleos dirigenciales de todas sus instituciones, de sus claustros universitarios, de su cultura, de su pueblo, de sus instituciones políticas, religiosas, sindicales, empresarias y también de sus dirigentes militares.

Comprender esto, abandonar definitivamente la visión apocalíptica, la soberbia, aceptar el disenso y respetar la voluntad soberana, es el primer paso que estamos transitando desde hace años, para dejar atrás el pasado, para ayudar a construir la Argentina del futuro, una Argentina madurada en el dolor que pueda llegar algún día al abrazo fraterno.

Si no logramos elaborar el duelo y cerrar las heridas, no tendremos futuro; no debemos negar más el horror vivido y así poder pensar en nuestra vida como sociedad hacia adelante, superando la pena y el sufrimiento.

En estas horas cruciales para nuestra sociedad, quiero decirles como Jefe del Ejército que, asegurando su continuidad histórica como institución de la Nación, asumo nuestra parte de la responsabilidad de los errores de esta lucha entre argentinos que hoy nos vuelve a conmover.

Soy consciente de los esfuerzos que realizamos todos con vistas al futuro. Por ello agradezco a los hombres y mujeres que tengo el orgullo de comandar. Ellos representan la realidad de un Ejército que trabaja en condiciones muy duras, respetuoso de las instituciones republicanas y poniendo lo mejor de si al servicio de la sociedad.

Pido la ayuda de Dios, como yo entiendo o como lo entienda cada uno, y pido la ayuda de todos los hombres y las mujeres de nuestro amado país, para iniciar el trámite del diálogo que restaure la concordia en la herida familiar argentina...”

2. ARMADA:

Surge de lo publicado en el  diario "La Nación" en su edición del  04/05/95 -y del informe de fs. 12932/12939 del Ministerio de Defensa- que el Almirante Enrique MOLINA PICO como Jefe de la Armada en la ceremonia  del 3 de mayo de 1995 desarrollada en la cubierta del Portaaviones "25 de Mayo"  anclado en los muelles de  la Base Naval Puerto Belgrano, dijo:

“...Formaciones de la tarde como la que hoy presidido han sido el vehículo utilizado por muchas generaciones de marinos para renovar, formados con armas sobre las cubiertas de sus buques, el compromiso de 'subordinación y valor' a su comandante, y por muchos comandantes para hacer llegar a estos sus mensajes trascendentes.

Es entonces el marco adecuado para trasmitir a los hombres y mujeres de la Armada, algunas precisiones que considero imprescindibles sobre los hechos de la historia reciente que conmueven a la opinión pública.

Hechos sobre los que hasta ahora la Armada, fiel a su estilo, guardó un respetuoso silencio, mientras ponía en ejecución los mecanismos necesarios para evitar su repetición.

Las circunstancias parecen exigir que ese estilo sea alterado: es mi decisión, pero es también el asesoramiento del Consejo de Almirantes que acaba de concluir. Diversos actores han puesto de manifiesto que el problema de la acción antisubversiva abarcó a toda la sociedad, que incluyó y excedió en mucho el campo de la Marina, a la vez que mostró que las fuerzas contra las que se luchó habían actuado organizada y militarmente con sus propios criterios de combate.

Es difícil con la perspectiva de hoy comprender y analizar el pasado y mucho más hablar de él con verdadera ecuanimidad. Piensen que quienes estamos en los puestos de alta responsabilidad teníamos la jerarquía y la edad de la oficialidad joven y entonces enfrentamos las tareas con el mismo ideal que ustedes, pero en un clima social de violencia, temor y desconfianza y en el marco de una extendida incertidumbre política.

No puedo fijar un año o un hecho como iniciador de la violencia, esta nos fue envolviendo progresivamente con su manto de horror, pero algunos por su trascendencia, por ser la demostración de un nuevo tipo de ajusticiamiento por mano propia marcaron hitos en su espiral creciente, me refiero a los asesinatos de Vandor, Aramburu, Sallustro, Mor Roig y Rucci, de ahí en más todo fue posible y se perdió la capacidad de asombro.

Enfrentemos por ello, derecha y sinceramente el pasado para no sacar conclusiones y no repetir los errores vividos, pero enfrentémoslo en su totalidad, no con la visión parcial que es la que nos golpea diariamente.

Como argentinos hemos vivido un largo periodo de desencuentros y violencia y queremos, nosotros también como todos, contribuir a cerrarlo definitivamente.

No podemos olvidar que esa violencia adquirió una intensidad cualitativa muy distinta cuando las bandas guerrilleras atacaron la sociedad argentina, no atacaron a las Fuerzas Armadas como enemigo directo, lo hicieron a la sociedad y a cada uno de los sectores como un todo tratando según se ha revivido últimamente en confesiones públicas de cambiar la esencia de nuestra nación, quizá como parte de las distintas cosmovisiones vigentes en el mundo en ese momento, aquellas fueron atacadas en ese contexto y como instituciones portadoras de la obligación legal de defender a la comunidad.

En su accionar cayeron vidas de integrantes de todos los sectores del quehacer nacional, no habla miramientos. Todo fue un huracán de sangre y fuego para, ilusoriamente, luego de hacer tabla rasa poder construir una nueva sociedad.

El país reaccionó, adecuándose para ello. Se promulgaron leyes, y se organizaron tribunales y las fuerzas de Seguridad y las Fuerzas Armadas cumplieron con su cometido poniendo a disposición de la Justicia independiente los implicados en la violencia; pero luego se dio un paso atrás de enormes consecuencias, no importa aquí analizar las causas que llevaron simultáneamente a liberar a los condenados y a desmantelar el aparato jurídico que permití eficazmente luchar contra el flagelo.

Pero ello ocurrió y fue el hecho que desarmó a la sociedad en lo que es quizás el último bastón de la ciudadanía agredida: una justicia eficaz y segura en la que pueda confiar para exigir la vigencia del orden constitucional.

A partir de ese momento rigió la justicia de la mano propia, era matar o morir.

Se atacó entonces a un gobierno constitucional y la violencia desbordó a las instituciones, la vida humana perdió todo valor y los bienes personales quedaron a merced de la voluntad de distintos señores de la guerra.

No se vivía en la Argentina, se sobrevivía.

Nunca podía usarse el mismo camino, se desconfiaba de todos y de todo.

La Nación fue atacada y se defendió.

Las decisiones tendientes a cómo enfrentar la guerra se tomaron en ese clima, en un cuadro de situación nacional caótica, agravado por nuestro gran error histórico: la destrucción del orden constitucional vigente.

Repito:

La interrupción del orden Constitucional no es justificable, ni aun por haber sido una constante cultural en la historia previa, ni por las circunstancias de excepción que se vivieron, lo que a su vez ilegitimó el accionar antisubversivo de las Fuerzas.

Estamos a veinticinco años de aquellos asesinatos, a veinte años del apogeo de la guerrilla y a más de diez del juicio a quienes fueron conductores del proceso político, tiempo que para todos ciertamente no transcurrió en vano, ¿qué nos pide la sociedad ahora?

Un reconocimiento, ¿qué es un reconocimiento?, ¿es acaso la aceptación de una humillación pública?, ¿es acaso la aceptación de un sentimiento de culpabilidad que nos abata para el futuro?, desde ya que no; lo que tenemos que hacer y hacemos es reconocer la realidad, toda la realidad, terminar la instalada guerra de mentiras” pues se acusó a las Fuerzas Armadas de cumplir exclusivamente un plan de exterminio de una mayoría de inocentes y nosotros los militares respondimos que no hicimos otra cosa que combatir según las leyes de la guerra.

La realidad es otra, existió un ataque masivo contra la sociedad argentina y nosotros también reaccionamos en forma y con una metodología que no respetó el orden legal vigente y las leyes de la guerra.

Reconocer la verdad de esta situación vivida, compleja y sangrienta que involucró a hombres e instituciones, instituciones que perduran en el tiempo aunque sus hombres sean pasajeros, nos obliga a identificar la parte de carga de cada uno.

A las instituciones debe imputárseles la responsabilidad histórica y a los hombres las culpas.

Ante ello, cuál es la responsabilidad del jefe de Estado Mayor? reconocer abiertamente que hubo métodos equivocados que permitieron horrores inaceptables, aun en el contexto de crueldad propio de la guerra. Por eso hoy los rechazamos y los excluimos como posibilidad ante cualquier acción futura.

Pero la acción la hacen los hombres, pues fueron los hombres cuyos temores y euforias compartí los que combatieron al enemigo, la mayoría de quienes, en medio del odio y de la violencia de la guerra que se vivía, cumplieron lealmente planes y órdenes creyendo en la causa justa por la que se luchaba.

La guerrilla fue vencida.

No obstante la sociedad, después, cuestionó el método y la conducta de muchos de los hombres de armas y estos lo aceptaron, y ese fue el primer paso al reencuentro nacional.

Y la sociedad juzgó a esos hombres. A través de sus representantes en el Congreso, estableció las  leyes para dar un encuadramiento legal y jurídico aplicable a lo que fue una situación anómala por la violencia y el caos imperante.

El Congreso sancionó un cuerpo legal, el Poder Ejecutivo lo promulgó y los jueces de la Constitución juzgaron, absolvieron y condenaron.

Esa fue la palabra de la sociedad argentina para deslindar responsabilidades a quienes actuaron en situaciones límites.

La justicia humana es imperfecta pues se basa en una verdad incompleta. Sin embargo el fallo firme de la Corte Suprema estableció la verdad jurídica a la que nos atenemos, en ella se esclarecen los métodos empleados y sus alcances; en su momento y hasta ahora negados, pero que hoy en otro paso en el sentido del reencuentro reconocemos.

Para los hombres que cumplieron con su deber, ya finalizó el tiempo de rendición de cuentas ante la ley. Ahora continúa la etapa de rendición de cuentas ante la propia conciencia.

Esto es la historia y nos queda el dolor humano de esta tragedia, dolor de perder camaradas y amigos y que conozco personalmente desde el seno de mi propia familia.

Tantas vidas perdidas; ni las palabras ni los hechos podrán desandar el horror vivido, solamente podemos ayudar a suavizar las cicatrices y contribuir en todo lo humanamente posible a superar las heridas.

¿Qué compromiso asumimos a raíz de tanto sufrimiento y dolor?

Que en el orden republicano recuperado la única forma de defender nuestras instituciones, nuestra forma de vida y los derechos humanos es el estricto y total cumplimiento de la Constitución y de las leyes, este procedimiento que veta el recurso a la violencia y que vale para todos los ciudadanos rige especialmente para nosotros las Fuerzas Armadas pues teniendo el poder que nos dan las armas para la defensa de la Nación, nos subordinamos al Gobierno que tiene el supremo poder que le otorgan la Constitución y las leyes.

Este principio orienta todo nuestro accionar y es el compromiso definitivo de la Armada para el futuro, con él estoy seguro que serviremos a la Nación respetando a los hombres.

Mis expresiones anteriores son un breve resumen de una historia cargada de violencia y la principal conclusión del análisis de este periodo: la Constitución y las leyes deben regir todos los actos de nuestra institución; ahora ¿qué les queda a ustedes? Dos cosas: el cumplimiento irrestricto de las leyes y colaborar en la construcción de nuestro futuro con el orgullo de ser marinos.”   (v. informe de fs.  13627/13631)

3. AERONÁUTICA:

El  Brigadier General Juan  PAULIK  como Jefe de de la Fuerza Aérea el 3 de mayo de 1995 en ocasión de conmemorarse el 13º aniversario de su bautismo de fuego dijo:

"...en la lucha contra el terrorismo se cometieron graves errores de procedimientos y también horrores, estos últimos patrimonio sin duda alguna de ambas partes...  resulta válido traer a la memoria el hecho de que ya, en diciembre de 1986 un hombre de la Fuerza Aérea Brigadier General D. Teodoro Waldner, entonces Jefe del Estado Mayor Conjunto, manifestó públicamente el reconocimiento de propios errores al decir "debemos reconocer que las características de esa lucha llevaron las acciones de violencia a un límite tal que ha permitido dudar de la legalidad de muchos actos de la represión desatada"..." (publicado en Diario La Nación del 04/05/95 y fs. 13632/13633)

El Brigadier General Eduardo SCHIAFFINO el 9 de marzo de 2006 -en el helipuerto del Edificio Cóndor- como Jefe de la Fuerza Aérea, ante la conducción aeronáutica en pleno -Brigadieres y Jefes de Unidad- y de la Ministra de Defensa, Nilda GARRÉ,   sostuvo que:

"...La Fuerza Aérea que hoy me toca conducir asume la obligación moral ante la Nación de reconocer los hechos contra la dignidad del hombre cometidos por hombres de nuestra institución en aquellos días...  El quebrantamiento de la ley y el no respeto de esos valores dieron como resultado excesos agraviantes a la dignidad humana... Hoy, la Justicia deberá valorar los hechos, hombres y circunstancias para legar a las generaciones futuras la verdad en toda su amplitud y profundidad... tienen derecho a construir el futuro sin cargar sobre sus espaldas con los errores del pasado y entender que no hay solidaridad con el delito, con la tortura y con la cobardía..." (publicado en el diario "Clarín" del 10/03/06)

IV - APLICACIÓN DE LA DOCTRINA FRANCESA DE LA GUERRA CONTRAREVOLUCIONARIA:

Este párrafo del considerando sexto de la sentencia dictada en la causa 13/84 caratulada "Causa Originariamente instruida por el Consejo Supremo de las FF.AA. en cumplimiento del Decreto 158/83 del P.E.N."  resume -con una claridad inmejorable- el reproche  principal sobre los hechos ocurridos entre los años 1976/1983:

"...Es cierto que los comandantes están en el banquillo de los acusados, pero ello no es por haber obtenido la victoria sino por los métodos empleados para ese fin. No es por haber acabado con el flagelo subversivo. Es por dejarle a la sociedad argentina menoscabados, hasta lo más hondo, aquellos valores que pertenecen a su cultura, a sus tradiciones, a su modo de ser, y que eran, precisamente por los que se combatía..."

Félix LUNA al escribir en 1986 la "Introducción" al libro  "Soldados de Perón..." de Richard  GILLESPIE, dijo:

"...Mis antecedentes me eximen, creo, de aclarar que la mis­ma repugnancia me provoca la brutal represión con que fue arrasado Montoneros y otros grupos similares. Quien, como yo, repudia la violencia en todas sus formas, no puede justificar los métodos usados por el Estado o sus delegados paraes­tatales, en esa represión indiscriminada que salteó todas las categorías legales y éticas que lo limitan. Al fin, Montoneros y sus similares usaban de esa violencia que a veces estalla en el seno de cualquier sociedad; pero cuando es el Estado, a tra­vés de sus instituciones armadas, el que se encanalla con el ejercicio de la brutalidad, la coacción, la tortura, el asesinato, entonces toda la arquitectura jurídica de la comunidad se des­ploma. Al fin y al cabo, Montoneros no era otra cosa que un grupo de "soberbios armados" -para usar la expresión de Pa­blo Giussaní-. El Estado represor, en cambio, significaba la degradación de la más alta institución comunitaria..."

El conocido periodista -y prologuista de algunos libros editados  por el Círculo Militar-  Carlos Manuel ACUÑA en una nota especial publicada en el diario "La Nación" el domingo 5 de noviembre de 2000  bajo el título "Génesis de los movimientos revolucionarios" disponible en la página www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=210968 reseña:

"....La presencia de Francia en este complejo proceso fue una constante y se registró no solamente por la presencia de los discutidos curas obreros que recalaron en el Obispado de Avellaneda y que pertenecían al Partido Comunista Francés, o por la estada y gestiones de Debray aquí, en Bolivia y otros países latinoamericanos.

En el otro extremo, visitaron la Argentina, alertaron y formularon recomendaciones militares franceses que vinieron a Buenos Aires, donde volcaron sus experiencias contra las guerrillas de Indochina y las del Frente de Liberación Nacional (FLN) que enfrentaron en Argelia..."

La explicación del origen y contenido del método empleado  en la  guerra contrarevolucionaria es materia principal de esta investigación.

1. LA INFLUENCIA FRANCESA EN LOS MILITARES ARGENTINOS - LOS MAESTROS DE LA TORTURA:

 Con éste título la Revista "Todo es Historia" Nº 422 (Sep'02) publicó -bajo la dirección de  Félix LUNA- la investigación de LLUMÁ Diego

En las pág. 15 y 16  el autor resumió así el método aplicado en la Argentina:

"...En el orden de batalla de Jorge Rafael videla de 1976 subsisten dos teorías: La tradicional anclada en el plano territorial y la de la "acción psicológica" francesa, una originalidad argentina que diferencia al "Proceso de Reorganización Nacional" de los regímenes de facto de los países vecinos. La institución del desaparecido como instrumento del contra-terror, el rastrillaje de ciudades, los vuelos de la muerte (conocidos en Argelia como los "Crevettes Bigeard"), la reconversión de activistas para infiltración de las organizaciones armadas y la división territorial para el "control de población" son creaciones francesas aplicadas en la Argentina sobre las que Trinquier teorizó en su libro Guerra, Subversión y Revolución. En la Argentina las "zonas", "subzonas" y "áreas" del despliegue antisubversivo, calcadas de la Batalla de Argel, coincidieron con los comandos de cuerpo de ejército. El único comando distinto fue el de Institutos Militares, con sede en Campo de Mayo, al que se le asignó la "zona 4"..."

2. ESCUADRONES DE LA MUERTE:

La periodista francesa Marie-Monique ROBIN de Canal Plus de París -en forma separada- entrevistó a los siguientes Oficiales retirados del Ejército Argentino:

a) General Alcides LÓPEZ AUFRANC: Seleccionado por el Estado Mayor Argentino para concurrir -en el año 1957- a la "Escuela de Guerra de París"e iniciarse en lo que ya se llamaba la doctrina francesa de la guerra contrarevolucionaria -que se apoyaba en la experiencia de sus tropas en Indochina y en la "Batalla de Argel"- para  luego dictarla en la "Escuela Superior de Guerra"ubicada en la Av. Luis María Campos 480 de Buenos Aires, según el libro de su autoría "La Guerra Revolucionaria de Argel"que exhibió durante el reportaje en la sala de lectura de la  "Biblioteca General Belgrano"de la mencionada escuela, especializada en "...Estrategia y todo aquello relacionado con el Arte y Ciencia Militar..."como se la promueve en  www.escuelasuperiordeguerra.iese.edu.ar/biblioteca.htm

b) General de División (RE) Albano Eduardo HARGUINDEGUY:  Ministro del Interior entre marzo de 1976 y marzo de 1981 del autodenominado  "Proceso de Reorganización Nacional", responsable de los CCD que funcionaron en las delegaciones de la Policía Federal en el interior del país y en el  "Garage Azopardo", "Superintendencia de Seguridad Federal", "Club Atlético"y "Olimpo".

c) General de Brigada Ramón Genaro DÍAZ BESSONE:  Desde septiembre de 1975 hasta octubre de 1976 Comandante del II Cuerpo de Ejército y Jefe de la Zona  de Seguridad 2 con jurisdicción en las Provincias de Formosa, Chaco, Santa Fé, Misiones, Corrientes y Entre Ríos, desempeñándose como Ministro de Planeamiento (1976-1977) del "Proceso". Autor del libro "Guerra Revolucionaria en la Argentina (1959-1978)", edición Círculo Militar, año 1988.

d) Teniente General Roberto Eduardo VIOLA:  Jefe del Estado Mayor General del Ejército desde diciembre de 1975 hasta agosto de 1978, autor de la Directiva 404 Nº 75 y del Plan del Ejército Contribuyente al Plan de Seguridad Nacional y desde agosto de 1978 hasta diciembre de 1979 Comandante en Jefe del Ejército e integrante de la "Junta Militar"y

f) General de Brigada Reynaldo Benito BIGNONE: Jefe del Área 480 y de los CCD "Campo de Mayo"y "Colegio Militar". Último Presidente del "Proceso..." en el año 1983

Antes de transcribir las entrevistas que admiten la aplicación  de la doctrina francesa en la lucha antisubversiva de la década del 70 conviene indicar que la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires  -en la sesión del miércoles 12 de noviembre de 2003- aprobó el Proyecto de Resolución D-1087/03-04-0 publicado en  www.hcdiputados-ba.gov.ar "...De repudio a las declaraciones periodísticas realizadas por Genaro Díaz Bessone, Reynaldo Bignone y Albano Harguindeguy, donde reivindican la desaparición forzada y la tortura realizadas por la dictadura militar que asoló al país entre los años 1976 y 1983..."  y que los Sres. Jueces de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal -Dres. Gustavo HORNOS, Ana María CAPOLUPO DE DURAÑONA Y VEDIA y Pedro DAVID- considerando que no debía  sancionarse a los  mencionados Oficiales por sus declaraciones en el documental "Escuadrones de la Muerte. La Escuela Francesa"remitieron  las actuaciones al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas para el archivo del expediente.

Para así decidirlo, señalaron:

"...no se advierte en el contenido de las entrevistas afirmaciones que ofendan, injurien o deshonren el honor militar, puesto que lo allí afirmado no revela falta de respeto, agravio o desacreditación a la institución o a sus miembros... no estaba destinado a ser difundido en el ámbito nacional y solamente tuvo el propósito de reseñar la actuación de los oficiales militares franceses durante la década de 1950 y 1960 y en ese contexto la influencia que su doctrina habría ejercido dentro de las Fuerzas Armadas...  esa finalidad permite descartar, en el ánimo de los nombrados, el propósito de agravio o desacreditación para las Fuerzas Armadas. La ausencia de dolo requerido, como la falta de contenido agraviante en las frases, determinan la inexistencia del delito de índole castrense..."

2.1. ENTREVISTAS A LOS GENERALES DEL EJÉRCITO: En la noche del jueves 11/12/08 a las 22:00hs. se emitió el documental "Escuadrones de la Muerte"de Marie-Monique ROBIN en  el programa "Ficciones de lo real"de  "Canal 7 TV Pública"de la ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuya copia -en dos DVD- fue recepcionada en virtud de la resolución de fs. 4477 ap. 2

En las entrevistas se escuchan estas palabras por debajo de una voz que las va traduciendo al francés y, entre líneas, su texto en castellano:

a) Gral. Alcides LÓPEZ AUFRANC: 

"...Los profesores tocaban siempre el tema de la guerra revolucionaria. Era algo totalmente nuevo para nosotros. En América Latina no conocíamos ese tipo de problemas. Había luchas políticas, a veces violentas, pero no subversivas. No conocíamos la importancia de la población en ese tipo de guerra. Para nosotros sólo existía la guerra clásica, con infantería, fusil, carros, cañón. Jamás habíamos imaginado un enemigo capaz de matar con un cuchillo o de estrangular a alguien con una cuerda. Con la sangre se aprende mucho..."

"...¿Había oficiales de todo el continente? Sí, de todo el continente, inclusive de los Estados Unidos. Todos los oficiales de América del Norte y del Sur se reunieron en nuestra Escuela Superior de Guerra. Bentresque fue mi más directo colaborador.

¿Es cierto que los Estados Unidos estaban celosos? Claro, querían que los franceses se fueran. Veían con mal ojo el rol de Francia. Pero los americanos no sabían nada de la guerra revolucionaria. Aprendieron al mismo tiempo que nosotros..."

b) Gral. Ramón Genaro DÍAZ BESSONE:

"...acá fue distinto, operó todo el Ejército sin excepciones. Todos los hombres en actividad actuaron en la guerra contra la subversión, desde que se empeñó a las Fuerzas Armadas, en febrero de 1975 hasta que terminó en 1978/9... Con mucha eficacia, en no más de tres años fue aniquilada la subversión"

"...-¿Qué le enseñaron los franceses? Lo principal que nos enseñaron es que para luchar contra una agresión revolucionaria o subversiva, hay que tener un buen aparato de inteligencia; de lo contrario no se puede hacer nada contra un enemigo que no lleva uniforme y que por lo tanto es imposible de identificar. El subversivo puede disfrazarse de campesino, de hombre de la calle, ¡e incluso de cura! Y está en todas partes: puede ser dueño de un comercio, tomar clases en la facultad o en un colegio, puede ser maestro, médico, abogado, ingeniero u obrero..."

"...¿Cómo puede sacar información si usted no lo aprieta, si usted no tortura?…"

"...¿Usted cree que hubiéramos podido fusilar 7000? Al fusilar tres nomás, mire el lío que el Papa le armó a Franco con tres. Se nos viene el mundo encima. Usted no puede fusilar 7000 personas... ¿Y si los metíamos en la cárcel, qué? Ya pasó acá. Venía un gobierno constitucional y los ponía en libertad. Porque esta es una guerra interna. No es el enemigo que quedó del otro lado de la frontera. Salían otra vez a tomar las armas, otra vez a matar..."

c) Gral. Reynaldo Benito BIGNONE:

"...¿Comparando lo que hicieron los franceses en Argelia, cuales son las semejanzas? Diria que es una copia,  que no hay diferencias. Los franceses  guiaron la doctrina y los decretos militares que aplicamos aquí..."

d) Gral. Albano Eduardo HARGUINDEGUY:

"...Sí, aprendimos todo de los franceses... Aquí la inteligencia siempre tuvo su importancia, pero se trataba de conocer la posición de las tropas, de un enemigo externo         con banderas y uniformes; muy distinto a un enemigo terrorista y subversivo, oculto y diseminado entre  la población..."

"...¿Y la creación de los comandos especiales como en Argelia, los llamados escuadrones de la muerte?... Elegimos otro método... No había fuerzas especiales para eso. todas las FF.AA. hacían operaciones de ese tipo... La unidades responsables de cada zona y subzona allanaban casas, hacían detenciones y llevaban los prisioneros a los centros de detención donde se hacían los interrogatorios..."

"...¿Los franceses les  enseñaron la técnica de la picana? no diría que nos la hayan enseñado. Nos explicaron para que servía, y la adoptamos en la medida que se hacía la lucha. Es un método que ya se conocía en la policía provincial y federal..."

"...Fue una realidad, tal vez un error. Es distinto a los  desaparecidos en Argelia que era otro país. Una vez liberada los franceses volvieron a su casa...  eran desaparecidos en el territorio de otra Nación, que se liberó luego de haber sido un apéndice de Francia...  Pero aquí cada desaparecido tenía un padre , un hermano, un tío o un abuelo..."

2.2. SÍNTESIS:

A poco de repasar lo escrito por el General Alcides LÓPEZ AUFRANC en el libro de su autoría "La Guerra Revolucionaria de Argel"cuyas páginas exhibe -durante el reportaje traducido al francés- en la Escuela Superior de Guerra, más precisamente en la sala de lectura de su "Biblioteca Gral. Belgrano" especializada en "Estrategia y todo aquello relacionado con el Arte y Ciencia Militar"como promueve www.escuelasuperiordeguerra.iese.edu.ar/biblioteca.htm y   también lo redactado por AMARAL, Samuel  en "Guerra revolucionaria: de Argelia a la Argentina, 1957-1962", Academia Nacional de la Historia, Investigaciones y Ensayos 48, Buenos Aires, 1998; por MAZZEI, Daniel en  "La misión militar francesa en la Escuela Superior de Guerra y los orígenes de la Guerra Sucia, 1957-1962", Revista de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Quilmes, 13, 1998; por LLUMÁ Diego en  "La influencia francesa en los militares argentinos - Los maestros de la tortura"  (pag. 6/16) y por OLIVEIRA-CÉZAR, María en "Las raíces francesas de la guerra antisubversiva" (pág. 24/34) en "Todo es Historia" Nº 422 de septiembre de 2002 y  en "De los militares franceses de Indochina y Argelia a los militares argentinos de los años 50 y 60. El aprendizaje de la guerra contrarrevolucionaria", en "Todo es Historia" Nº  435  octubre de 2003; por Mario RANALETTI en "La Guerra de Argelia y la Argentina. Influencia e inmigración francesa desde 1945"Anuario de Estudios Americanos, Vol 62, Nº 2 (2005):285-308 de la Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla (CSIC) -entre muchas otras obras-, es posible advertir que las entrevistas  de  Marie-Monique ROBIN arriba transcriptas -que ocupan parte de las 540 páginas de su libro "Escuadrones de la Muerte - La Escuela Francesa"(Editorial Sudamericana - Bs. As. ISBN: 950-07-2684-X)-  confirman lo sentenciado en la causa 13/84 caratulada "Causa Originariamente instruida por el Consejo Supremo de las FF.AA. en cumplimiento del Decreto 158/83 del P.E.N."

En todo caso, Marie-Monique ROBIN vulgarizó que en la "Escuela Superior de Guerra"de Buenos Aires se enseñó  la "Doctrina Francesa"de la guerra contrarevolucionaria y que su particular "método"lo copiaron nuestras FF.AA. y FF.SS. al empeñarse en la "...lucha antisubversiva...".

Paradójicamente el visual instructivo del "método" fue la película  del año 1966 titulada  "La Batalla de Argelia"(La battaglia di Algeri) del director italiano Gillo PONTECORVO de 121 minutos de duración que reproduce, tanto los ataques del Frente de Liberación Nacional (FLN)  bajo la conducción de Ahmed BEN BELLA -que luego llegó a ser el primer Presidente de Argelia en en 1963- y dirigidos indiscriminadamente contra objetivos civiles y militares franceses como la brutal represión de las Tropas de Paracaidistas del General Jacques MASSU (1908-2002), que cesó el 18 de marzo de 1962 al firmarse los Acuerdos de Evian, permitiendo que Argelia ingresara el 8 de octubre de 1962 en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Ignorar el método francés aplicado en la década del 70 en la "...lucha antisubversiva..." es dar la espalda a una notoria y trágica página de nuestra historia.

V -  LA DOCTRINA FRANCESA EN LA ARMADA:

En  el documental de Marie-Monique ROBIN  se agregó también las declaraciones de dos  Ex-Cadetes de la Escuela Naval -Aníbal Almícar ACOSTA y Julio  César URIEN (dado de baja en parte por las razones que allí expresa y  por  lo explicado en el Cap. XIV ap. 1.5.  corroborado en  "La Voluntad. Una historia de la militancia revolucionaria en la Argentina" Tomo III  1973/1974 y Tomo IV 1974/1976, edición definitiva, ed. Planeta, Bs. As. 2006, de Eduardo Anguita y Martin Caparrós)

Ambos recuerdan la exhibición de la película "La Batalla de Argelia" –agregada en la causa- en los salones de la Escuela Naval y su propósito.

1. COMANDANTE DE OPERACIONES  NAVALES:

Más significativas -para este apartado- son las palabras del autor del Comandante de Operaciones Navales entre 1975/1976 y autor del PLACINTARA 75 

En efecto.

A fs. 1437/1508vta. se encuentran agregadas fotocopias certificadas de la ampliación de la  declaración indagatoria del  Vicealmirante MENDÍA Luis María (f)  prestada ante el Sr. Juez Federal Dr. Sergio Gabriel TORRES en la causa  14217/03 "Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) s/ Delito de Acción Pública".

Allí  el 01/02/07, el VL MENDÍA dijo:

 "...los ocho años que duró la guerra contra las organizaciones subversivas y terroristas, y por el que se condujo al personal que combatió con abnegación, valor, valentía, subordinación y heroísmo, cumpliendo el Plan de Capacidades que llevaba mi firma... peticiono... la remisión... de copia autenticada de la totalidad de las actuaciones judiciales y administrativas (principal y anexos) en las cuales se encuentra abierta la investigación por la desaparición de ciudadanos de nacionalidad francesa, y que se encuentran radicadas desde el año 2003 en el Juzgado Penal de París (Francia) a cargo del Magistrado Gérard. Esta última rogatoria se solicita a fin que -además del suscripto- sea la propia Justicia Francesa quien aporte a V.S. elementos de prueba que acreditan la directa intervención de los servicios secretos y de inteligencia franceses en la comisión de los hechos que aquí se encuentran bajo investigación..."

Esa declaración del VL MENDÍA dió lugar a la resolución de fs. 3958/3962 ap. 2 ordenando la remisión de copia auténtica de las actuaciones judiciales y administrativas de la investigación  radicada en el año 2003  en el Juzgado Penal de París a cargo del Magistrado Gérard CADDEO por la desaparición de ciudadanos franceses en territorio Argentino desde el golpe militar ocurrido el 24/03/76 hasta el 10/12/83  y que se relacionen con la colaboración, asistencia técnica, asesoramiento, instrucción, etc. de los servicios secretos y de inteligencia franceses  a sus similares argentinos en la organización, planificación y ejecución de esos hechos.

No es estéril recalcar que en la sentencia número 16/2005 dictada  el 19 de abril de 2005  por la Sección Tercera de la Sala en lo Penal de la Audiencia Nacional de España condenando al Capitán de Corberta (RE) Adolfo SCILINGO a 640 años de prisión por delitos de lesa humanidad se dijo:

"...II. Hechos probados:.. Declaraciones y arengas:… En los días inmediatamente previos al golpe, hacia el día de 10 de marzo de 1.976, el almirante Luis María Mendía, Comandante de Operaciones Navales, siguiendo órdenes del Comandante en Jefe Emilio Eduardo Massera, y con conocimiento y conformidad de la alta jerarquía de la Armada, en desarrollo del plan previamente establecido por los responsables de las Fuerzas Armadas, convocó a toda la Plana Mayor del Area Naval de Puerto Belgrano, en número de 900 marinos aproximadamente, y los arengó en el sentido de que el país estaba lleno de "delincuentes subversivos" y que se les debía combatir para conseguir, según decía Horacio Hernán Berdine -compañero y asesor de psicología de Massera-, un país distinto, pacificado, con orden y economía espectacular.

Pocos días después del golpe militar el mismo almirante Mendía convocó una nueva reunión en el cine de Puerto Belgrano en la que marcó los lugares en los que se encontraban los "subversivos" y le comunicó a la Plana Mayor que la Armada no iba a ser ajena al combate antisubversivo y que integraría el Grupo de Tareas 3.3.2, constituido por la Compañía de Ceremonial reestructurada, con un área de operaciones que se extendería a la zona norte de Capital Federal y Gran Buenos Aires. Asimismo les indicó que se combatiría todo lo que fuera "contrario a la ideología occidental y cristiana", todo ello con el beneplácito de la jerarquía católica castrense, y con el apoyo de un gabinete especial creado por Massera.

En esa reunión Mendía explicó el método de "lucha contra la subversión" e indicó que se actuase con ropa civil, operaciones rápidas, interrogatorios intensos, práctica de torturas y sistema de eliminación física a través de los aviones que, en vuelo, arrojarían los cuerpos vivos y narcotizados al vacío, proporcionándoles de esta forma una "muerte cristiana".

Igualmente Mendía, siguiendo órdenes de Massera, expresó que otro método de depuración a seguir sería que las detenidas embarazadas permanecerían con vida hasta el alumbramiento de los bebés, los cuales serían entregados a familiares de marinos, militares o civiles que previamente lo solicitasen a través del orden establecido en la Escuela Mecánica de la Armada (E.S.M.A.). Con ello se pretendía conseguir evitar la "contaminación" que supondría devolver los hijos a sus familias biológicas…"

En las páginas 34/36 del Libro "¡Por Siempre Nunca Más!" del  Capitán de Corbeta   Adolfo F. SCILINGO  -ed. Del Plata S.A. Bs. As. 1997- de escasos 100 ejemplares -uno de los cuales se encuentra en el sector general 323.2 Sc99 de la Biblioteca Bernardino Rivadavia y,  otro,  en el Sumario Nº 19/1997 incoado el  28/10/97  ante el Juzgado Central de Instrucción  Nº 5 de Madrid a cargo del Juez Baltazar GARZÓN-  el autor  expresa:

"...Estando en el buque, una mañana, todas las planas mayores del área naval Puerto Belgrano concurrimos a una reunión en el cine Martín Rivadavia de la Base Naval presidida por el Comandante de Operaciones Navales. El motivo era explicarnos detalles del PLANACON (Plan de Actividades del Comando de Operaciones Navales) y del PLACINTARA (Plan de Conmoción Interna de la Armada). El Vicealmirante Luis María Mendía comenzó su exposición con un cuadro de situación basado fundamentalmente en la realidad del país y sus verdaderos enemigos: los subversivos. Luego de varios temas planteó las actividades que realizarían los componentes a su cargo. preveía operaciones navales, operaciones combinadas y operaciones militares especiales. Éste último punto se marcaría a fuego en mi mente. Su explicación fue cruda y puedo resumirla así: Las Operaciones Militares Especiales eran aquellas que se desarrollaban contra la guerrilla urbana. Del mismo modo que en la antigüedad los ejércitos se uniformaron para identificarse y luego en la guerra moderna se los cambió para permitir la mimetización en el terreno, adaptando los colores a los del terreno y así como en la arena se usaban amarillentos o en la nieve blancos, la Armada adoptó la ropa de civil para operar en la calle y no ser identificados durante las operaciones. Fue así como surgieron los jóvenes oficiales vestidos de jean y zapatillas y movilizados en vehículos no identificados que a esta altura solo se contaba con los famosos Falcon.

Pero esto no sería lo único importante. Mendía continuó hablando de interrogatorios fuertes pues el enemigo, muy bien preparado y manejándose bajo una estructura celular, debía brindar la información con el máximo de premura. Pasado un corto período la misma dejaba de tener valor pues la demora en una cita significaba que había sido detenido y el resto de los integrantes de la célula cambiaban todos los planes.

Finalmente habló de traslados. Dijo claramente que durante algún viaje en avión podría ocurrir que algunos subversivos no llegaran a destino. El impacto del auditorio fue inmediato. Surgieron preguntas pidiendo ampliación y aclaración.

Explicó que se había consultado a las autoridades eclesiásticas y se había aprobado el método por considerarlo como una muerte cristiana y humanitaria. En resumen, consistía en arrojar a los condenados a morir al mar, desde aviones en vuelo, previa inyección de una potente dosis de somnífero..."

2. COMANDANTE DE LA FUERZA DE TAREAS 2: A tenor de lo analizado en el cap. XIV “Aplicación de la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarevolucionaria”  del auto de procesamiento de fs 11113/11513 del 26/02/10 dictado contra el otrora Comandante de la Fuerza de Apoyo Anfibio (FAPA) y de la Fuerza de Tareas N° 2 desde el 06/01/77 al 19/12/77 Capitán de Navío Carlos Alberto César BÜSSER ordené a fs. 15320/15322 -entre otras pruebas- librar oficio al  Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación para obtener un ejemplar de la entrevista periodística realizada en el año 2007 a BÜSSER  y que había sido publicada por el diario El Periódico de Ediciones Primera Plana S.A. según la página de internet http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=393555&idseccio_PK=1007

En la nota fechada en Madrid el 22/02/11, la Embajada de la República Argentina ante el Reino de España  a fs  16689/16694  remitió los:

"...artículos periodísticos publicados en el diario catalán "El Periódico"... de acuerdo con lo informado cablegráficamente, con referencia a la Carpe. DIAJIJ N° 70/08, se remiten dos artículos periodísticos publicados los días 1 y 2 de abril de 2007 en el diario catalán "El Periódico", titulados "Malvinas la gesta indigesta" y El almirante argentino que tomó las Malvinas alaba la represión (entrevista al contralmirante (RE) Carlos Alberto César Büsser)", correspondiente a los autos caratulados "INV. DELITOS LESA HUMANIDAD (ARMADA ARGENTINA)".

Allí -y bajo el subtítulo "El militar reivindica, en una entrevista con EL PERIÓDICO, la "gesta" de la dictadura..."-,   BÜSSER  "...en su apartamento de Buenos Aires, durante la entrevista con este diario..."  expresó:

"...ASTIZ ES UN SÍMBOLO:  Mire -interrumpe- Astiz es un símbolo, no le pueden perdonar que se haya infiltrado en una organización subversiva (Las Madres de Plaza de Mayo), obtuviera información y los engañó; Astiz es muy respetado en la Marina; se jugó la vida; ningún oficial se siente menospreciado porque alguien lo compare con él. Por primera su voz se endurece.  Usted dice que se violaron los derechos humanos, si a nosotros nos adiestraron los franceses con las técnicas que aplicaban en Argelia. Son los mismos métodos que aplican hoy Israel y EEUU en Guantánamo e Irak"…”

3. VUELOS DE LA MUERTE:

Parte del método francés se encuentra explicado en las págs. 65/78  del libro "¡Por Siempre Nunca Más!" del  Capitán de Corbeta   Adolfo F. SCILINGO 

En dicho libro, el autor señala:

"...LOS VUELOS

Era miércoles. Un miércoles de Junio. A media mañana me avisan que debía ver al Capitán de Fragata Adolfo Arduino. Fui a su despacho.

Su orden fue escueta y clara: "Fue designado para un vuelo. Preséntese a las 17.00 hs en Dorado".

A la hora indicada me presenté vestido de sweater, jean y zapatillas. El Capitán Vildoza explicó como estaría compuesta la columna que iría a Aeroparque. La comandaba él, la integraban varios Falcon, además del camión verde con lona donde irían los detenidos. También él estaría cargo del vuelo. A las 19.00 hs nos esperaba en el sótano.

El tiempo que faltaba lo ocupé tomando café en la en la cámara. Mi mente estaba algo aturdida. La espera se me hacía interminable. Llegó el momento de bajar.

Al entrar al sótano, en el ancho pasillo central, o sea en "La Avenida de la Felicidad" estaban alineados 25 detenidos de ambos sexos. Nadie hablaba. Llegó Acosta y les comunicó que debían ponerse contentos. Serían puestos a disposición del Poder Ejecutivo Nacional y por lo tanto trasladados a un Penal del Sur. Para que estuviesen alegres hizo poner música y a los gritos les decía que bailaran. Todos comenzaron a hacerlo. Mejor dicho, todos no. En la fila, frente a la puerta que daba a enfermería estaba el hombre de barba que había hablado conmigo. Gritaba que no era cierto, que los ibamos a matar a todos. Luego continuó con una arenga que fue tapada, al ser elevado el volumen de la música.

Acosta continuó haciendo bailar a los detenidos. En determinado momento comunicó, previo hacer bajar la música, que todos serían vacunados. El barbudo reinició su arenga diciendo que era mentira. Nuevamente el volumen de la música lo tapó. El médico, también vestido de civil, comenzó a aplicar una primera dosis de Penthotal. Mientras esto ocurría llegó el Capitán Arduino. Vestía uniforme y recorrió la doble fila observando a cada uno de los detenidos.

En un extremo, una de las mujeres, particularmente contenta, bailaba alegremente.

Las inyecciones comenzaron a hacer efecto. Poco a poco los movimientos de los bailarines fueron más lentos. Algunos se sentaron en el suelo. Otros se apoyaron contra las paredes.

Alguien abrió la puerta que daba a una de las playas de estacionamiento. El camión verde estaba de culata. En su caja, a ambos lados, tenía asientos para transporte de tropas. Uno a uno fuimos ayudando a cada uno de los detenidos a subir y a sentarse en ellos. Parecían sombies. No hablaban. Tampoco ninguno de nosotros lo hacía.

Al último en subir lo ayudé yo y el infaltable Teniente Vaca levantó la baranda trasera y dijo que viajara allí. Hubo algunas risas. No discutí. Varios bajaron la lona que cerraba el habitáculo. Quedé solo con ese grupo de personas semi-dormidas. Estaba oscuro. Sentí algo de temor. No sé si por ellos. No creo. Nada podían hacer. Tal vez el temor fue por mí mismo...

El viaje a Aeroparque fue rápido. Tomamos Avda. Lugones y entramos por la parte trasera de la Aeroestación.

Al llegar, el Capitán Vildoza, que se había adelantado, nos comunicó la novedad: por averías no estaba disponible el avión previsto, un Electra de Transportes Aeronavales, cuatrimotor turbohélice, con capacidad para cien pasajeros sentados. En su lugar había un SKY-VAN de Prefectura Naval, una especie de Hércules con forma de cajón, bimotor, de pequeño porte. Esto obligaba a cambiar lo planificado. Por falta de capacidad deberían hacerse dos viajes. Tampoco podrían viajar todos los Oficiales presentes.

Vildoza designó a los Jefes de cada vuelo. Del primero sería yo; del segundo Carlos Daviou. En mi caso llevaría como ayudante nada menos que al no querido "Teniente Vaca". Nos reunió para darnos las directivas mientras el resto bajaba del camión a los primeros 13 que serían trasladados. La casualidad, o mejor dicho, el destino quiso que el hombre de barba estuviese en este primer grupo.

El avión tenía la cabina de mando separada del resto por una mampara y una puerta del lado derecho. El resto del fuselaje era un avión vacío en el que estábamos además de Vaca y yo, un Suboficial y un Cabo de Prefectura, el Médico naval y los 13 trasladados sentados en el piso. A popa, o sea atrás, un plano inclinado hacia arriba era la puerta trasera.

El Suboficial abrió la portezuela de la izquierda, por la que habíamos ascendido y avisó a la cabina. Los motores se pusieron en marcha y comenzó el carretaje y posterior despegue.

Ni bien se llegó al nivel de vuelo, el médico aplicó a cada detenido una sobredosis de Penthotal y se fue a la cabina.

Tiempo después todos dormían profundamente. Vaca y yo comenzamos a desvestir a cada uno de ellos y a colocar su ripa en bolsas que llevábamos al efecto. En prevención de infecciones, ante eventuales heridas ,nos colocábamos guantes de cirugía.

En ese momento se produjo el primer problema. El Cabo de Prefectura no tenía ni idea de cuál era el motivo del vuelo y al ver lo que hacíamos lo intuyó, sufriendo una crisis nerviosa. El Suboficial no se inmutó, por lo que debía explicarle lo inexplicable. Usé frases prehechas. Los supremos intereses de la Nación, la exigencia que reclama nuestra Patria, la preservación del modo de vida occidental y cristiano, de la lacra que significaban los que estaban allí y por último que no sufrirían y que la Iglesia avalaba el método por ser más humanitario que un fusilamiento.

Más calmo, pero llorando, lo envié a la cabina. El que ahora estaba nervioso era yo. Terminamos con Vaca de quietar las ropas cuando un nuevo problema surgió. El hombre de barba se incorporó. Tratamos de sentarlo y no pudimos. Vaca sacó una cachiporra y le pegó en la cabeza sin resultado. Volvió a hacerlo dos o tres veces más produciéndole un corte por el que comenzó a sangrar. El detenido, que todavía llevaba una pequeña venda en su cadera, llevó su mano izquierda a la cabeza y luego se sentó. Fui a la cabina y consulté al médico y dijo que solo se trataba de un acto reflejo. Le avisé al piloto que estábamos listos. Al regresar vi a las trece personas desnudas, semisentadas y dormidas, apoyadas unas contra otras, del lado izquierdo del avión. Igual a una escena de un campo de concentración de la Segunda Guerra Mundial. Si la transmisión de pensamiento existe en ése momento se dio. Vaca rompió el silencio y mirándome me dijo: "Parece una foto nazi". El silencio se hizo más profundo.

Nunca más olvidaría esa imagen. En especial la de dos chicas de 18/20 años, rubias, delgadas, con cara de ángeles. ¿Qué habían hecho?. No parecían peligrosas.

Desde la cabina ordenaron abrir la puerta trasera. La hora de la verdad había llegado. Iba a transformarse en un verdugo para salvación de la Patria o sea para que la Patria viva. El Suboficial me explicó que solo tenía dos posiciones: totalmente abierta o totalmente cerrada. Por ello él la mantendría sujeta con el pie de modo que solo dejara una abertura de unos cuarenta centímetros. Así lo hizo. Vaca me fue acercando los cuerpos dormidos y los fui empujando uno a uno al vacío.. La tensión era tremenda. En determinado momento patiné en el piso de acero y casi caigo. Entre Vaca y el Suboficial lo impidieron. Terminamos con los que faltaban . Cerramos la puerta. Avisé a la cabina y me senté en el piso, donde minutos antes había trece personas vivas. El silencio era insoportable, pese al ruido de los motores. Nadie habló hasta llegar a Aeroparque.

Bajé del avión. Vildoza me preguntó se había alguna novedad. Le dije que no. Solo le comenté a Daviou el problema del Cabo y le recomendé que tuviese cuidado de no patinar cuando el portón de popa fuese abierto. ..

Desperté a eso de las cinco de la tarde. Fu a la cámara y tomé un café doble. Pregunté si habían visto a alguno de los Capellanes. Creían que el Padre Luis Manseñido estaba en la Capilla. Allí me dirigí. Lo encontré cuando cerraba la puerta para irse. Me preguntó qué necesitaba. Le dije: "ayer hice un vuelo". Me llevó a caminar. Él hablaba. Yo lo escuchaba. Me comentó sobre la importancia de eliminar la maleza. Nosotros debíamos hacerlo para permitir que el trigo creciera. No había pecado. Tampoco debía arrepentirme. Solo había cumplido con las órdenes de mis superiores que eran las órdenes de Dios.

Era viernes. Pensaba viajar a Bahía Blanca a ver a mi familia. Me llamaron de "Dorado" Estaba designado como Jefe de Columna para un vuelo extra que se hacía al otro día. Llamé a mi casa para avisar que no iría.

Había pasado más de un mes de mi primer vuelo. Era un experto verdugo para aceptar la responsabilidad de este segundo. Nuevamente me puse jean y zapatillas. Al hacerlo descubrí que una de ellas tenía una mancha de sangre. No había duda, era del hombre de barba. Me sentí mal. Me recosté un rato. Pensé en él. Había muerto defendiendo sus ideales. ¿Se habría dado cuenta?. ¿Sería cierto lo que dijo el médico y que cuando se paró lo había hecho como un acto reflejo? Me levanté y fui al sótano.

Había dieciséis detenidos. El proceso fue igual. Serían trasladados al Sur. Para ello se los vacunaba. Esta vez no hubo música ni baile. Todo fue muy sobrio. No estaba Acosta. Semidormidos subieron al camión. Yo viajé en el primer Falcon. En Aeroparque ésta vez sí nos esperaba un Electra. Dentro, tenía solo los asientos que hay entre la XXX y la cabina, unas seis hileras. El resto vació. Colocamos a los detenidos sobre el costado derecho. Decolamos. Viajaban varios XXX, entre ellos un Capitán de Navío. Dijeron que era el Agregado Naval en Chile. No sé realmente, pues no lo conocía. Su XXX era darnos apoyo moral. Se demostraba así que en esta guerra estaban todos, sin exclusión de jerarquías. Sin duda la Armada Argentina estaba unida y asumía como un solo bloque las responsabilidades.

El vuelo tuvo una escala: Punta Indio. Es una Base Aeronaval ubicada al sur de La Plata, sede de la Escuela se Aviación Naval. Todos los "traslados" tenían como plan de vuelo este destino pero sin aterrizar, continuaban vuelo a baja altura mar adentro, para no ser detectados por el radar de Mar del Plata.

Esta vez se tocó pista y en la cabecera de la misma, dejando un motor en marcha, se abrió la portezuela y bajó la escalerilla.

Se embarcó un detenido que estaba en pésimas condiciones. Sucio y XXX, se le marcaban todos los huesos de la cara. No estaba anestesiado. No habló cuando vio al resto dormido, pero tengo dudas si no presintió su próximo destino. Hizo sus necesidades en su pantalón.

El médico aplicó las inyecciones y cuando hicieron efecto se desvistió a los detenidos. La amplitud del Electra parecía quitarle dramatismo al momento pero no por ello olvidaba la cruel realidad. Ésta vez, otras dos personas quedarían grabadas en mi memoria para siempre. Una señora de sesenta y cinco años, corpulenta y un chico morochito y delgado de unos 17 o 18 años.

Cuando llegó el momento, se despresurizó la cabina. Un Suboficial me ató con una soga al lado de la puerta de emergencia de