EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

27Oct11


ESMA: preparan otro megajuicio


Las condenas a Alfredo Astiz y "El Tigre" Acosta , emblemáticos represores de la ESMA, es apenas el resultado del primer proceso por los crímenes cometidos allí a manos de los grupos de tareas. Lo que se viene es un megaproceso que abarcará al menos a 50 acusados y a 900 víctimas que pasaron por el centro clandestino de torturas.

El juicio estará a cargo del Tribunal Oral N 5, que se encargó de llevar adelante el proceso que culminó anteayer, aunque sólo seguirá su presidente, Daniel Obligado, pues el resto de los integrantes que firmaron la sentencia de anteayer, Germán Castelli y Ricardo Farías, actuaron como subrogantes. Las causas que se unificarían comprenden media docena de expedientes que se tramitaban en el juzgado federal de Sergio Torres y que habían sido elevados a juicio de manera escalonada, a veces por los mismos hechos, pero con diferentes acusados.

Pablo Parenti, coordinador de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las causas por violaciones de los Derechos Humanos de la Procuración, dijo a LA NACION que desde la fiscalía están analizando impulsar la realización de este megajuicio, cuestión con la que también están de acuerdo Rodolfo Yanzón y otros querellantes.

"La masa total de hechos e imputados es muy importante en comparación con el juicio de anteayer, donde se juzgaron delitos cometidos sobre 86 víctimas y a 18 acusados", explicó Parenti.

En los procesos que se vienen serán 50 los acusados, incluidos todos los que fueron juzgados anteayer, incluso los dos absueltos, Pablo García Velasco y Juan Carlos Rolón. Acumulando casos se evita la reiteración de testimonios y de juicios y es la única medida razonable para que en un año pueda estar concluido todo el proceso de la ESMA.

Más allá de estos casos, aún quedan en el juzgado de Torres algunas otras investigaciones abiertas, como la que involucra a aviadores navales procesados por participar en los vuelos de la muerte, casos de apropiación de bienes de desaparecidos y un nuevo expediente en el que se investigan los delitos sexuales de los que fueron víctimas prisioneras de la ESMA.

El otro desafío para la fiscalía, además de juzgar los tramos pendientes del caso, es que las sentencias dictadas queden firmes. "Hay casos en que pasan tres años. Había demoras en la Sala II de la Cámara de Casación, pero ahora hay nuevos jueces", dijo Parenti. De los 262 condenados por delitos de lesa humanidad desde 1983, incluidos el Juicio a las Juntas y otros de la década del 80, hay sólo 43 con sentencia firme.

Después del fallo de anteayer, los jueces darán a conocer los fundamentos de las condenas el 26 de diciembre. Sin embargo, la demora de más de dos horas en dar a conocer el veredicto fue el dato visible de las desavenencias que venía teniendo el tribunal durante los casi dos años que demoró el juicio.

La audiencia estaba convocada a las 18 y comenzó a las 20, debido a que decidieron reabrir la deliberación para corregir detalles de la sentencia. Se notó en algunos puntos del fallo donde hubo disidencias del juez Farías en 10 cuestiones del fallo y del juez Castelli en otras dos.

Los motivos de las disidencias se conocerán con los fundamentos, pero principalmente estaban motivados porque el fiscal Eduardo Taiano había requerido por un delito y el fiscal de juicio Pablo Ouviña había acusado por otro y por diferencias en la calificación de los hechos, que de todos modos no hacían variar el monto de las penas a perpetuidad por las que se inclinaron.

Las controversias entre los jueces eran bastante frecuentes, no sólo por temas jurídicos, sino también por otros más pedestres, como las horas que dedicaban al proceso.

Pero en este caso uno de los puntos clave tenía que ver con la desaparición de Rodolfo Walsh. La fiscalía de instrucción había requerido para que se investigara como un caso de secuestro, pero en el juicio oral acusó por homicidio. Los jueces Obligado y Castelli coincidieron en ampliar la acusación, contra las protestas de la defensa. Farías lo interpretó de manera más restrictiva. Farías también se opuso a que se instara a los organismos internacionales a introducir la persecución política como causal de genocidio en el derecho internacional.

En números

262 Condenados

Es el número de personas con sentencias en contra en el país, en causas por crímenes de la última dictadura. De ellos, 22 son civiles. Sólo 43 tienen sentencia firme.

14 Juicios en trámite

Están en marcha varios procesos. Y hay otros siete con fecha fijada para que comience el debate, en los que se juzgará a 60 personas más.

800 Casos

Es la cantidad de investigaciones puestas en marcha en los juicios abiertos en la actualidad.

802 Procesados

Las distintas causas de derechos humanos en el país registran esa cantidad de personas procesadas.

482 Detenidos

Hay personas alojadas en cárceles (54,5%), con detención domiciliaria (40,5%), en sedes de fuerzas de seguridad (3,75%), en hospitales (0,83%) y en el extranjero (0,42%).

12 Prisiones perpetuas

La pena máxima fue aplicada en ese número de casos en la causa ESMA.

El gobierno quiere que juzguen a civiles

El subsecretario de Derechos Humanos de la Nación, Luis Alén, aseguró que el capítulo que sigue, es "el proceso de juzgamiento de los responsables civiles" de delitos de lesa humanidad. "Lo que se viene es el proceso contra (José) Martínez de Hoz, jefe civil de la dictadura y no sólo su ministro de Economía", señaló.

[Fuente: La Nación, Bs As, 27oct11]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 24Dec11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.