EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

12ene11


Caso Juliá: afirman que la droga fue cargada en la Argentina


Un día antes del año nuevo, Gustavo y Eduardo Julia confirmaron la fecha del vuelo planificando desde hacía semanas. El 1 de enero a las 20.44, el Challenger 604 matrícula N600AM carreteaba una de las pistas de Ezeiza con destino a Barcelona y escala en Isla de Sal, Cabo Verde, donde tenían previsto un recarga de combustible. Eduardo Juliá era el comandante de vuelo, Matías Miret el copiloto y Gustavo Juliá, el único pasajero. Escondidos en la nave, 944 kilogramos de cocaína en paquetes multicolores.

Según lo relatado por al menos siete fuentes independientes entre sí y vinculadas a la Fuerza Aérea, la aviación comercial, el aeródromo de Morón y familiares de los detenidos, la droga fue cargada en Buenos Aires. Las razones son prácticas: según los registros de vuelo, el avión estuvo detenido en Isla de Sal apenas 40 minutos. A las 5.50 (hora argentina), comenzó la recarga de combustible y Miret realizó los trámites ante las autoridades. Ese tiempo no alcanzaría para ocultar en la estructura de la nave una tonelada de cocaína fragmentada en panes como fue descubierta por la Guardia Civil.

Antes de despegar, la organización fue distinta. Miret, a cargo del papeleo, consultó por mail a Gustavo Juliá si tenía que hacer todos los trámites. "No te preocupes por Ezeiza, no hay que hacer nada. Está todo arreglado", fue la respuesta que recibió Miret. Con ese dato, se encargó del resto del plan de vuelo. El 30 de diciembre a la mañana, la base aérea de Morón tuvo un pequeño acto: la inauguración de una de las plataformas. Del otro lado de la base, a 300 metros, el Challenger preparaba su salida.

Según confirmaron a Clarín fuentes oficiales, pasado el mediodía, el avión despegó con destino a Ezeiza. Las 48 horas restantes entre la salida de Morón y el despegue de Ezeiza son una incógnita.

Según la declaración jurada que los Juliá entregaron a la oficina de Plan de Vuelo en Morón -como adelantó Clarín-, el vuelo fue operado para la empresa "Federal Insurance Company", radicada en EE.UU.. Esa misma empresa se usó para los vuelos de prueba que el Challenger realizó el 18 y 30 de diciembre en Morón. Además, los hermanos Juliá realizaron un vuelo a Mar del Plata el 7 de diciembre y regresaron un día después. Esos cuatro viajes son los únicos vuelos que el Challenger 604 realizó antes de partir a Barcelona.

Ayer, el aeródromo de Morón no escapó de su rutina: movimiento de algunas avionetas y nada más. A partir de hoy, la entrada no será fácil. "Hubo un problema grave. A partir del miércoles si usted no tiene el auto a su nombre no va a poder entrar, tendrá que dejarlo afuera", le explicó a Clarín la seguridad privada que controla el ingreso a hangares de la ex CATA y a la zona de las escuelas de vuelo. En la plataforma estuvo estacionado el avión hasta el 30 de diciembre. La base de Morón no integra el Sistema Nacional de Aeropuertos (SNA) pero tiene la pista de aterrizaje más larga del país: 3000 metros y un predio de 439 hectáreas con escasa custodia. El control sobre la pista y los aviones corre por cuenta de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) pero mantiene una tensa relación con la Fuerza Aérea que se resiste al pase de mando a un civil.

El avión llegó a Argentina el 5 de noviembre. Según los registros oficiales, no pudo aterrizar en Aeroparque porque estaba en reparaciones por lo que bajó en la base de El Palomar donde sólo estuvo unas horas. Desde ahí voló a Morón, un lugar muy poco usual para aviones de lujo. Nadie notó movimientos raros sobre en el avión. "Antes de salir, el piloto cargó unas cajas con champagne y nada más", relató uno de los mecánicos del hangar de la escuela de vuelo "Flight Center". Los Juliá tenían todo listo para brindar.

[Fuente: Por Luciana Geuna y Juan Cruz Sanz, Clarin, Bs As, 12ene11]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 18Jan11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.