EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

20sep11


Zulema Arizo, la maestra secuestrada por el represor Hugo Marenchino: "las víctimas estamos desprotegidas"


'Que poquito que hace (de la condena) y ya tiene su libertad...', soltó la maestra Zulema Arizo, en diálogo con El Diario. La noticia de la libertad del ex comisario Hugo Marenchino, a quien el Tribunal Oral Federal le otorgaría la libertad condicional, la tomó por sorpresa.

Primero con pocas palabras y después reflexionando, se indignó y finalmente confió su sentimiento: 'las víctimas estamos desprotegidas'. Arizo -desde su casa de Rosario, vía telefónica- le confió a El Diario sus sensaciones, luego de enterarse de la medida que ya tiene decidida el TOF N║ 1 de Santa Rosa integrado por los jueces José Mario Tripputi, Armando Marquez y Eduardo Krom. Los mismos que condenaron a Marenchino y los otros policías y militares de la causa por la Subzona 14.

En el año 1978, Zulema Arizo llegó a La Pampa para cumplir un sueño: ejercer de maestra rural. Fue a la Casa de Gobierno en el mes de febrero, y fueron los funcionarios de Educación quienes la llevaron hasta la escuela albergue N║ 286 de Paso de los Algarrobos. Allí se produjeron dos hechos, que en el contexto de la Dictadura militar desataron una cacería, la detención ilegal de Arizo: recibía la visita de su novio, quien salía a cazar al campo con un escopeta y además la joven maestra (cordobesa de nacimiento radicada en Rosario) hacía sentir sus reclamos por el agua y la comida.

Entonces se produjo otra mala coincidencia: la directora de la escuela era Lidia Fiorucci, hermana de unos de los integrantes del Grupo de Tareas que funcionaba en la Subzona 14.

Con una denuncia de la directoria y una tarea de inteligencia previa, una comisión de cuatro policías llegó el 23 de mayo de 1978 en horas de la madrugada y la secuestro. Iban en una ambulancia, camuflada, vestidos de médicos y enfermeros. Uno de ellos era Hugo Marenchino.

Después Zulema Arizo estuvo alojada en la Brigada de Investigaciones, en la calle Raúl B. Díaz donde funciona en la actualidad la división Accidentología. Estuvo detenida ilegalmente -con un embarazo- tres meses: sometida a interrogatorios, los captores advertidos que no estaba vinculada a ninguna organización política y la soltaron. Regresó a La Pampa 34 años después en marzo de 2010 y declaró en el juicio de la Subzona 14, uno de los primeros testimonios escuchados en agosto de 2010.

- ┐Zulema le queríamos preguntar que siente por la libertad que le van a conceder a Hugo Marenchino, con salidas transitorias, uno de los que actuó en su operativo?

- La verdad que no sabía nada. O no me enteré de nada.

- Sí, pidió la libertad condicional y se la concedieron. Fue una de las condenas más leves, con 8 años.

- Tal vez habrá que volver a la condena. Ahí arranca todo. Es muy poco tiempo. Jurídicamente tal vez sea posible, porque si ha cumplido determinado tiempo será legal desde el punto de vista jurídico.Pero pienso en lo que fue ir a declarar, donde se me removieron muchas cosas. Ir a Paso de los Algarrobos, a los homenajes, fue distinto. Pero ir a declarar, viajar, no le vi ni las caras (a los represores). A mí me parece una barbaridad que le den la libertad, que le hayan dado pocos años y que hayan aceptado el pedido de salir. Yo estuve tres meses, a mí nadie me respetó los derechos. Porque lo dejan, cuales son los argumentos.

- Marenchino estuvo detenido en forma preventiva, en Gendarmería, y le toman el dos por uno. Además debe tener informes de buena conducta en la cárcel.

- Estaría bueno que se portara mal...Además no creo que la haya pasado mal en Gendarmería. Pero esta decisión, que seguridad nos da, que podemos pensar los que pasamos por esto, que puede estar libre. Qué pasa ahora que está libre. Yo no creo que su corazón y su mente hayan cambiado. Su corazón para nada porque si hicieron eso no pueden cambiar. Y no creo que sus pensamientos hayan cambiado, no lo dijeron.Lo que te digo es que un poco nos sentimos desprotegidos, las víctimas estamos desprotegidos.Ahora sale él, después sale los otros. Y los vamos a tener entre nosotros. Caminando por las calles, como toda la otra gente, con las víctimas, con las demás personas. Qué pasa con la gente que va a convivir en su pueblo, cómo se hace, como se vive de vecino de una persona así. No sé.Por ahí nosotros pensamos y ahondamos en lo que pasa. Los jueces se ajustaron a lo que dice la ley. La ley también decía que uno tenía derecho a la libertad, pero no hubo ley. Cuánto tiempo esperamos para esto (los juicios), para declarar, con temor. Yo no quise venir en auto (desde Rosario), por miedo. Tenía miedo, a pesar que tuve el apoyo de la gente de Santa Rosa y de Paso de los Algarrobos. Y ahora hay que tener temor que este tipo de personas está en libertad otra vez. Nosotros estamos desprotegidos...

[Fuente: El Diario de la Pampa, Santa Rosa, 20sep11]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 25Dec11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.