EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

15sep11


Carta abierta de los empleados del TOF 1 de La Plata a Madres Línea Fundadora sobre el caso delo juez Carlos Rozanski


La Plata, 15 de septiembre de 2011

A Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora:

Hemos leído con atención y respeto la "Declaración" en defensa del Juez Carlos Rozanski. Y la leímos con respeto porque es ese el sentimiento que nos mueve ante la ejemplar lucha de tantos años de las Madres. Y es también con respeto que decidimos contestar esa "Declaración".

Comprendemos ese respaldo, no sólo porque la lucha de las Madres ha encontrado en algunas sentencias del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N 1 de La Plata la respuesta que esperaba después de tanto tiempo de silencio y negación, sino porque buena parte de nosotros trabajó con entusiasmo, dedicación y sincero compromiso en causas como las que se siguieron contra Jorge Bergés, Miguel Etchecolatz, Christian Von Wernich, los penitenciarios de Unidad 9 y la apropiación de Natalia Suárez Nelson. Y porque las Madres no tienen por qué saber lo que ha venido ocurriendo en este Tribunal, hace años, puertas adentro. Lamentamos, asimismo, que se las manipule con calumnias y acusaciones infundadas, o "sugestivas" denuncias de "campañas desestabilizadoras".

El juez Carlos Rozanski ha iniciado procesos contra el Dr. Horacio Isaurralde y contra el Dr. Pablo Bertuzzi, quienes compartieron con él, como jueces, el Tribunal, y también condenaron a genocidas. Ha promovido las cesantías o traslados, ha intentado caducar contratos de ocho secretarios y varios empleados. Ha bajado puntajes en la evaluación de empleados sin justificación alguna. Quienes trabajamos en el Tribunal hemos debido soportar decisiones arbitrarias; persecuciones sistemáticas; órdenes incomprensibles, caprichosas y cambiantes; permanente vigilancia de cada uno de nuestros actos; acoso a quienes participamos, con pleno derecho, de asambleas gremiales; amenazas veladas con perder nuestra fuente de trabajo; maltratos cotidianos. Y vemos, además, cómo se ha mostrado un sistemático desinterés por las causas "comunes"; es doloroso advertir que en los corrillos judiciales se refieren a nuestro Tribunal como "Prescribelandia".

El juez Rozanski ha construido una imagen de sí mismo a los ojos de la opinión pública de Juez respetuoso de los derechos humanos, pero no duda en calumniarnos de la manera más injusta y cruel, sugiriendo que una lucha gremial en defensa de nuestros derechos puede leerse como una amenaza a su persona en el marco de un nuevo juicio contra quienes violaron sistemáticamente los derechos humanos durante la dictadura. Hace poco tiempo, éramos quienes le "hacíamos el juego a la derecha"; ahora parece que actuamos como ella.

Pero no es así. Y muchos compañeros de los organismos de Derechos Humanos nos conocen, saben muy bien quiénes somos, y saben que no mentimos, aunque no crean conveniente decirlo. Y saben que lo único que hicimos es declarar nuestra verdad, arriesgando nuestra fuente de trabajo, ante el Consejo de la Magistratura, en un debido proceso. Es esto hacerle el juego a la derecha? No, esto no tiene por qué indignar ni irritar a nadie.

Pero advertimos, sin embargo, que existen personajes públicos que sí le hacen el juego a la derecha cuando, en nombre de una supuesta defensa de los derechos humanos, no hacen más que preocuparse por su prestigio personal, se rodean de un coro de obsecuentes y adulones, y creen tener "patente de corso" para actuar impunemente, derrochar dineros públicos y lucirse en foros internacionales. Esas conductas manchan la ejemplar trayectoria de luchadores silenciosos e inquebrantables, austeros y alejados de los medios, sin egos sobreactuados e incapaces de maltratar a nadie. Nos duele que nuestra lucha no se entienda, se malinterprete, que seamos víctimas de la infamia.

Convencidos de que la situación que vivíamos en nuestro trabajo configuraba, sin duda, un conflicto gremial (aunque se lo pretenda politizar en el peor sentido), recurrimos a nuestro gremio. Está mal que los trabajadores recurran a su gremio para defender sus derechos? Y el gremio, y el Dr. Julio Piumato, que nos visitó en el Tribunal varias veces y conoció nuestro problema por nuestras voces, apoyaron y apoyan nuestra verdad. Es eso, otra vez, hacerle el juego a la derecha? Que alguien nos diga, si no, de qué manera podemos defendernos, en absoluta soledad, de la calumnia y la injusticia.

Por último, manifestamos que obviamente repudiamos cualquier amenaza que pudiera estar dirigida a magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación.

Lamentamos no poder firmar con nuestros nombres y apellidos esta respuesta. Todos sabemos cuáles serían las consecuencias. Deseamos que en el juicio que se inició el lunes en nuestro Tribunal se haga justicia. Y también deseamos que el Consejo de la Magistratura, después de haber escuchado nuestros testimonios, haga justicia.

Con respeto y estima,

Empleados del Tribunal Federal N 1 de La Plata
Edificio calle 47 entre 10 y 11
La Plata
Agremiados a la Unión de Empleados de Justicia de la Nación

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Argentina
small logoThis document has been published on 30Sep11 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.