EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS


Tercer Periodo: desde 1978 a 1983

En este periodo el MIR inicia su recomposición orgánica. Mediante el expediente de reingresar gente que debió salir en exilio y promover sistemáticamente a simpatizante o agentes cercanos a labores militantes, en esta época los métodos cambian siendo el más extendido el del falso enfrentamiento, habiendo algunos casos de secuestros y ejecuciones extrajudiciales disfrazadas también de muertes comunes, o ajusticiamientos sin ninguna legalidad

Actor institucional es fundamentamente la CNI

El 12 de Agosto de 1977 se dictan por el principal querellado sendos decretos Leyes, los 1876 y 1878, derogan el Decreto Ley 521, de junio de 1974, que crea la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Si bien la simetría entre ambos texto es notable hay una diferencia gravitante para los hechos que se investigan en esta causa, el DL que creaba la Dina la colocaba bajo la subordinación de la Junta de Gobierno, en cambio la CNI dependía directamente de Pinochet, anexada por el Ministro del Interior, aclarando la escala de responsabilidad. Con la típica forma elíptica de actuar no se le concedió facultades operativas pero, el DL intermedio el DL 1877 faculta al Presidente de la República a disponer arrestos, detenciones en recintos clandestinos, eufemísticamente, lugares que no eran ni los domicilios de los arrestado ni cárceles y.... se autorizaba a la CNI para ser ejecutor de estas medidas, el burdo truco está a la vista. Pese a ello, infecundamente Pinochet, con la misma mano que redactó tales decretos leyes formó el discurso del 11 de Noviembre de 1977 donde señala que la CNI es un organismo "cuya función es eminentemente informativa... a diferencia de las labores ejecutivas que, excepcionalmente fue necesario entregar a la entidad que la presidió". La mala fe es evidente y ya desde los tiempos de Carrara y Malebranche se señala que el ocultamiento es presunción de ánimo de delictividad.

Hay un cambio de Tácticas sí, pero no un cambio de naturaleza en la actividad represiva con respecto a la Dina, apenas se usa la desaparición forzada, pero se recurre a los falsos enfrentamientos, los seguimientos y amedrentamientos, las detenciones ilegales luego cohonestado con amañados pseudo procesos judiciales.

Pero aun así este taparrabo legal le resultó precario y el 14 de Junio de 1984 se le concedieron facultades operativas mediante la ley 18315, cuyo artículo único autoriza, en ejercicio de las facultades del artículo 24 transitorio de la Constitución Política del Estado, a perpetrar arrestos en recintos de la CNI que se consideraran para todo los efectos legales cárceles.

Estas facultades estaban confiadas al Presidente de la República, esto es, al principal querellado.

Un oficio del Ministerio del Interior completó el peritaje delictivo, al sustraer los recintos a la tuición conservadora de la Justicia ordinaria señalando que "Tales recintos(los de la CNI) están bajo las Normas del Fuero Militar y en consecuencia los jueces civiles (sic, debiera decir ordinarios) no pueden constituirse en ellos..." Las consecuencias fueron dramáticas la tortura inenarrable fueron práctica cotidiana en tales recintos, áulicas torturas, violaciones sexuales, aplicación de corriente, etc..

4.- Este fue el continente de delictivos contenidos, premeditadamente un grupo de fanáticos anticomunistas, militares y civiles quienes se organizaron para cometer delitos que permitieran exterminar a los opositores que pedían un Chile distinto al reinado de la arbitraria que se había instaurado.

La actuación de la CNI como asociación criminal reconoce los siguientes etapas:

1.- Cuando sigue bajo el mando de Manuel Contreras Sepúlveda, representa una continuidad delictiva con respecto a la CNI, pese a la presión internacional derivada del llamado caso Letelier, en esta etapa se perpetran graves crímenes.

2.- Un segundo Periodo corresponde cuando, por presión internacional, se reemplaza a Manuel Contreras Sepúlveda por Odlanier Mena, ahí, en un intento de ajustarse a la legalidad y operar en los márgenes de derecho, empero, como el grueso. de los integrantes de la CNI eran adeptos de Pinochet entonces Contreras tiende un celada a Odlanier Mena


Listado de Víctimas

10 de diciembre 1978

Luis Alfredo Espinoza González, Electricista y ex GAP, es detenido en Argentina y desde entonces se encuentra desaparecido

28 de abril de 1979

Fue encontrado en la Comuna de Lampa, frente al Fundo El Montijo de Renca, el cadáver de José Aristeo Aviles Miranda, contratista, de 72 años. Había salido el día anterior de su domicilio en la comuna de Pudahuel a hacer algunas diligencias. Uno de los hijos de la víctima había estado detenido en la Isla Dawson luego del golpe militar, partiendo posteriormente al exilio.

La causa de la muerte de José AVILES, que figura en el certificado de defunción es traumatismo cráneo encefálico. La prensa informó que se trató de un ajusticiamiento hecho por el MIR y que el hallazgo de su cadáver habría permitido a los servicios de seguridad tomar la hebra de una serie de ajusticiamientos de esa colectividad.

Arturo Ricardo Nuñez Muñoz, militante del MIR, quien fue detenido el 17 de mayo de 1979, apareciendo su cuerpo al día siguiente en el sector de Quilicura, con dos impactos de bala en la cabeza. Al igual que en el caso anterior la prensa informó que "el MIR anunció que asesinó a uno de sus militantes".

21 de junio 1979

Juan Carlos Gomez Iturra, 27 años, casado, murió ese día a las 9:15 hrs, en el Hospital Barros Luco, por heridas a bala torácico abdominales con salida de proyectil, según certificado de defunción del IML.

De acuerdo a declaraciones de testigos, Juan Carlos Gomez era Comité Central del MIR y ex preso político. El 21 de junio de 1979, transitaba con otro militante de esa organización en una camioneta robada, por el sector de Matadero Lo Valledor, en Santiago, cuando se encontraron con un control policial, el que intentaron evadir. Los policias los persiguieron y cuando se disponían a detenerlos en el interior de la población Nueva Independencia, aquellos se resistieron con armas de fuego, lo que provocó un intercambio de disparos que finalizó cuando ambos fueron reducidos.

De acuerdo con declaraciones del acompañante, ambos fueron introducidos en el interior del vehículo policial, el que se mantuvo en el mismo lugar. Después de una hora, este comenzó a dar gritos y golpes de pié en la puerta del furgón con el fin de que dieran pronto auxilio médico al herido que se estaba desangrando en el vehículo. Sin embargo, uno de los aprehensores, al escucharlo, abrió la puerta del furgón, preguntó que ocurría y posteriormente golpeó a Gomez en sus heridas, provocándole un aumento de la hemorragia. Sólo una hora más tarde fue trasladado al Hospital Barros Luco, donde se constató su fallecimiento.

23 de junio de 1979

Fallecieron en Concepción Alberto Eugenio Salazar Briceño e Iris Yolanda Vega Bizama, ex-marino y comerciante, respectivamente, militantes ambos del MIR, a consecuencia del estallido de un artefacto explosivo.

La versión oficial indica que intentaban colocar la bomba en el local donde funciona Radio Nacional, cuando ésta les estalló. Como consecuencia de este atentado se comunicó a la opinión pública la detención de 10 personas que la CNI acusó de formar parte del grupo que planificó la operación.

Desmiente la versión oficial lo determinado en el proceso judicial iniciado a raíz de estos hechos. En él, el día 11 de junio de 1980, fueron absueltos todos los involucrados al no acreditárseles delito alguno. Mientras tanto la investigación de las muertes permitió concluir judicialmente que ellas revestían las características de delitos de homicidio, sin existir eso sí antecedentes que permitiesen culpar a personas determinadas.

4 de agosto de 1979

Cayó Antonio Apolonio Lagos Rodriguez, técnico en minas y militante del MIR, cuando su casa ubicada en El Arrayán fue atacada por efectivos de la CNI. A consecuencia de los disparos que se intercambiaron se produjo un incendio en el inmueble y una explosión. La víctima murió carbonizada.

21 de agosto de 1979

Falleció el profesor Federico Renato Alvarez Santibañez, militante del MIR. Había sido detenido el 14 de agosto en Santiago por funcionarios de Carabineros en circunstancias, según se señaló, que se preparaba para colocar un artefacto explosivo. Otras versiones, de efectivos que participaron en la detención, indican simplemente que se encontraba lanzando panfletos.

Posteriormente se hacen cargo de su detención funcionarios de la CNI. El 20 de agosto fue conducido por éstos a declarar ante la 3 Fiscalía Militar.

Abogados que se encontraban presentes en ese recinto pudieron apreciar las muy malas condiciones físicas en que se encontraba. De ahí fue conducido a la enfermería de la Penitenciaría, no accediéndose a llevarlo a un hospital. Al día siguiente falleció en la Posta Central donde había sido llevado de urgencia. Al ingresar se le diagnosticó contusiones múltiples, hemoptisis e insuficiencia pulmonar.

Oficialmente se explicó su muerte como consecuencia de que al ser detenido, un carabinero tuvo que darle un golpe en la cabeza para reducirlo.

Sin embargo, de los antecedentes reunidos, especialmente el sumario llevado a cabo por el Colegio Médico en contra de los facultativos que tuvieron participación en los hechos en donde se indica que la causa de la muerte no se vincula con un posible golpe en la cabeza

27 de noviembre de 1979

Murió el profesor Ricardo Delfín Ruz Zañartu, militante del MIR, en circunstancias que se realizaba un control vehicular por parte de Carabineros en calle Pedro de Valdivia esquina Las Encinas en Santiago. El se percató de esta situación y trató de huir en el taxi en que se movilizaba, produciéndose en ese momento el enfrentamiento con los policías que le causó la muerte.

27 noviembre 1979

Andrés Fernando Fuenzalida Zurita 33 años, muerto en Pedro de Valdivia con Las Encinas, Santiago, por Carabineros en un supuesto enfrentamiento. Herida a bala. Acusado de dar muerte al carabinero Burdiles

28 de abril de 1980

Oscar Salazar Jahnsen, profesor, salió de su casa, no regresando al mediodía como se había comprometido. El afectado era objeto de seguimientos previos, razón por la cual había interpuesto un recurso de amparo preventivo en su favor. Ese mismo día se produjo la muerte del carabinero que custodiaba la llama de la Libertad en el cerro Santa Lucía. A las 20:00 horas fue allanado su domicilio por personal de la CNI. Al día siguiente los familiares se enteraron por la prensa que la víctima había fallecido en un enfrentamiento con servicios de seguridad.

2 de agosto de 1980

Murió el estudiante de Periodismo Eduardo Jara Aravena, militante del MIR. Había sido secuestrado el día 23 de julio en la esquina de las calles Eleodoro Yáñez con Los Leones junto a Cecilia Alzamora.

Estuvo detenido junto a otras personas a quienes se las vinculaba por sus captores con la muerte del Coronel Roger Vergara. Estos se identificaban como miembros del Comando de Vengadores de Mártires (COVEMA).

Durante su detención fue sometido a diversas torturas, golpes en todo el cuerpo, aplicación de electricidad y otras que le produjeron evidentes y graves consecuencias físicas, heridas profundas en las muñecas, quemaduras en los tobillos y labios, contusiones en la frente y en la nariz. Durante su detención se quejaba constantemente por sus dolores, con lo que sólo conseguía recibir nuevos golpes de sus captores.

Los detenidos fueron trasladados en repetidas ocasiones, pudiendo posteriormente reconocer algunos de los recintos de detención como cuarteles de Investigaciones.

El 2 de agosto fue liberado por sus captores en la comuna de La Reina, junto con Cecilia Alzamora. De ahí fue trasladado a la Posta N 4 donde falleció ese mismo día.

Fue muerto el administrador de empresas Santiago Rubilar Salazar. La víctima había salido de su casa, en Santiago, el 26 de julio, con destino a Valparaíso, de donde debía regresar dos días más tarde. No lo hizo. El día en que debía retornar, su cónyuge encontró su casa allanada y fue detenida junto con su cuñado por efectivos de la CNI, siendo llevados al cuartel de la calle Borgoño e interrogados sobre las actividades de la víctima.

Oficialmente se informó que en la fecha antes indicada fue muerto Santiago Rubilar en un enfrentamiento con Carabineros, cuando huía en un vehículo llevando a su dueña y un hijo de ella como rehenes. Se señaló que en los hechos resultaron heridos un carabinero y los rehenes, y que RUBILAR era buscado por el asalto a sucursales de Bancos de calle Santa Elena, ocurridos el día 28 de julio.

Demuestra la falsedad de la versión oficial el Decreto Exento de detención que acompañó el Ministerio del Interior en el amparo deducido en favor de la víctima. Ese decreto estaba fechado el día 20 de julio de 1980, es decir antes de los asaltos, e incluía, además de la víctima, a las personas que luego se mencionarían como sus rehenes en la huída del día 2 de agosto.

24 de octubre 1980

Eduardo Rodrigo Sepúlveda Malbrán, 27 años, soltero, técnico mecánico, muerto el 24 de diciembre de 1980 en Santiago.

Alejandro Sepúlveda murió ese día a las 18:20 hrs, en calle El Pino esquina Longitudinal, por una herida a bala toráxico raquimedular sin salida de proyectil, según certificado de defunción. El protocolo de autopsia precisó que: "el disparo es del tipo homicida, con una trayectoria de adelante hacia atrás, de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha". El laboratorio de criminalística concluyó que fue hecho a corta distancia.

De acuerdo con testigos y con otros antecedentes que obran en el proceso judicial seguido ante la 2 Fiscalía Militar de Santiago, el 24 de diciembre de 1980, alrededor de las 18:00 hrs, el vehículo de locomoción colectiva en que viajaba Alejandro Sepúlveda, por calle Salomón Sack, a pocas cuadras de su domicilio, comenzó a incendiarse por causas no establecidas.

Alejandro Sepúlveda se bajó rápidamente y pese a haber resultado con quemaduras por el incendio, se alejó corriendo del lugar. Esa actitud despertó las sospechas de Carabineros, quienes iniciaron su persecución, por algunas cuadras, cuando lo alcanzaron y procedían a detenerlo, éste opuso resistencia. En esas circunstancias uno de los policias le disparó a quemarropas. Falleció en el mismo lugar.

Alejandro Sepúlveda era un ex preso político y pertenecía a la Dirección del MIR. En noviembre de ese mismo año, su familia había interpuesto un recurso de amparo preventivo en su favor, debido a que funcionarios de la CNI habían detenido a otro hermano para interrogarlo acerca de su paradero. En el momento de su muerte se encontraba desarmado y portaba una cédula de identidad falsa.

7 de noviembre de 1980

Murieron en Santiago Rubén Eduardo Orta Jopia y Juan Ramón Olivares Perez, técnico electricista y obrero respectivamente, ambos militantes del MIR.

Según la versión oficial, a la 01:20 horas, personal de la CNI habría interceptado una citroneta que circulaba por Avenida Domingo Santa María con Puente Vivaceta. En ella viajaban dos sujetos que según esta versión presumiblemente intentaban atacar el cuartel de la CNI que queda en las proximidades, habiéndoles disparado una ráfaga de metralleta a los agentes de seguridad cuando se aproximaban. Se señala que en el vehículo se encontró armamento diverso.

Sin embargo, declaraciones indican que ambas víctimas habían sido detenidas más temprano ese día, por agentes de la CNI. Resulta también inverosímil la versión de que las víctimas hayan tratado de atacar un cuartel de la CNI movilizados en una vieja citroneta y que habiéndose aproximado los agentes a pie ninguno de ellos haya resultado herido con la ráfaga de metralleta que se les habría disparado. Además los cuerpos presentaban signos evidentes de haber sufrido torturas.

19 de febrero de 1981

Son detenidos en la frontera chileno-argentina en el sector de Paimún, José Alejandro Campos Cifuentes, estudiante de enfermería y Luis Quinchavil Suarez, ex-dirigente Mapuche, ambos militantes del MIR, quienes intentaron ingresar a Chile clandestinamente, en la denominada "Operación Retorno". Ellos habían sido condenado anteriormente por Consejos de Guerra a penas privativas de libertad, que le fueron conmutadas por extrañamiento en el año 1975, por lo que tenían prohibición de ingreso al territorio nacional.

José Alejandro Campos, padre de un hijo, estudiante de Enfermería, militante del MIR, y Luis Quinchavil, Profesor de Lengua Mapuche de la Universidad de Heiden, Holanda, militante del MIR, fueron detenidos el 19 de febrero de 1981, por una patrulla de Gendarmería argentina, cuando intentaban cruzar la Cordillera a la altura del Paso Paimún o Hua Hum, frente a Junín de Los Andes. Junto a ellos iban otros dos militantes del MIR, los que no fueron vistos por los gendarmes y lograron entrar a Chile. Luego de dialogar con los detenidos y solicitar sus identificaciones, ambos fueron conducidos a un recinto de Gendarmería en la localidad argentina mencionada.

Esta es la última vez que se les vio y desde entonces se encuentran desaparecidos. Según fuentes argentinas extraoficiales, los afectados fueron entregados a fuerzas de seguridad chilenas, cumpliendo convenios entre las respectivas policías nacionales.

Campos y Quinchavil viajaban con identidad falsa, el primero como Jorge Fortunato Herrera Avendaño y el segundo como Elías Santibáñez Ortiz; ambos con pasaporte y Cédula de Identidad chilenos.

Ese año 1981 el MIR inició una "operación retorno", que consistió en el ingreso ilegal de varios militantes que se encontraban exiliados y con prohibición de ingreso al país. Estas prohibiciones eran medidas administrativas dictadas por el Ministerio del Interior, en virtud de las disposiciones del Decreto Ley N81, promulgado por la Junta Militar.

José Alejandro Campos había sido detenido con anterioridad, en octubre de 1973 y sometido a Consejo de Guerra en Temuco, en la causa rol 1449-73, siendo condenado a 15 años de presidio. Esta pena le fue conmutada por la de extrañamiento, en virtud del Decreto Ley 504 y salió el 11 de febrero de 1976, rumbo a Dinamarca.

Luis Quinchavil también fue detenido el año 1973, el 23 de noviembre, por el Servicio de Inteligencia del Ejército y condenado por un Consejo de Guerra en Temuco, en la causa rol 2025-73, por infracción a la Ley de Seguridad del Estado a la pena de 7 años de presidio. También se acogió al Decreto Ley 504 y conmutó su condena por extrañamiento, viajando el 10 de junio de 1976 con destino a Holanda. En este país trabajó como profesor de lengua mapuche en la Facultad de Letras de la Universidad de Heiden.

Ambos figuraban en el Listado Nacional de chilenos con prohibición de ingreso al país, en virtud del Decreto Ley N81.

El resto de los miembros del MIR que ingresaron, se instalaron en la zona pre-cordillera de Lanco (Temuco) y Neltume, donde fueron detenidos y siete de ellos ejecutados en septiembre de ese año. En el mes de julio se inició en la zona un gran operativo militar, al mando del General de Brigada Rolando Figueroa Quezada, en el que participaron efectivos de Carabineros, del Ejército y de la Central Nacional de Informaciones (CNI), por aire y tierra. Varias personas fueron detenidas en Temuco y Lanco, acusadas de colaborar con los "extremistas", en tanto se informaba por la prensa de "enfrentamientos" con los "guerrilleros", los que fueron acorralados en la zona cordillerana. A propósito de estos operativos se produjo un incidente con efectivos de Gendarmería argentina cuando militares chilenos penetraron en territorio vecino tras los miristas. Según "El Mercurio", estaban autorizados para proseguir allí la búsqueda.

Todos los hechos que se sucedían diariamente fueron ampliamente informados por la prensa, excepto los nombres de los detenidos. Sin embargo, en septiembre, el Ejército declaró "Ni guerrillas, ni guerrilleros", agregando que las noticias sobre guerrilleros detenidos era falsa. La verdad es que los muertos en estas circunstancias en septiembre de 1981, y que fueron informados, son siete personas, de los cuales sólo cuatro fueron reconocidos y sepultados por familiares.

De los desaparecidos Campos y Quinchavil, que debieron integrar este grupo, nunca más se supo lo ocurrido con ellos.

23 de abril de 1981

Murió Juan Trujillo Lucero, de 24 años, militante del MIR, en un enfrentamiento con Carabineros. Según la prensa se habría suicidado al verse atrapado por éstos. Otras versiones indican que murió durante un enfrentamiento con los Carabineros.

22 de junio 1981

Charles Danuncio Ramirez Caldera, 25 años, estudiante de antropología, muerto en supuesto enfrentamiento en la Sucursal Manquehue Banco del Estado, Stgo por agentes de la CNI e Investigaciones

8 de julio de 1981

Fue encontrado muerto Hugo Riveros Gomez, pintor, integrante del aparato de apoyo de la estructura urbana del MIR,abocado principalmente a las tareas de comunicación.

En noviembre de 1980 había sido detenido por la CNI y procesado por la Fiscalía Militar, habiendo logrado la libertad bajo fianza en marzo de 1981. Mientras estuvo detenido en el Cuartel de Borgoño logró ver por un costado de su venda los principales detalles de ese cuartel, y a algunos de sus captores.

Ya fuera del recinto fue capaz de reconstituir en sus dibujos las imágenes captadas. Los dibujos de Hugo RIVEROS, incluyendo los rostros de más de una docena de agentes de la CNI, fueron enviados al exterior pero uno de los paquetes despachados fue interceptado por la CNI.

El 8 de julio de l98l a las l4:30 horas Hugo RIVEROS fue sacado de su casa con los ojos vendados por cuatro sujetos jóvenes armados, que lo introdujeron a la fuerza a un automóvil azul oscuro. Su cuerpo fue encontrado la noche del día siguiente, apuñalado, en un camino cerca de la central hidroeléctrica de los Maitenes en el Cajón del Maipo.

Esa misma noche, concluyendo su trabajo en la maestranza San Juan, en la comuna de Pudahuel, Oscar Polanco Valenzuela, se dirigió a un encuentro con tres amigos. Salió de la oficina y caminó hacia Mapocho. A poco andar en la esquina de las calles Molina Levín y Mapocho se encontró con un amigo con quien inició un breve diálogo.

Un automóvil de color blanco se aproximó lentamente a ellos. Tres hombres viajaban en su interior. A corta distancia en otro vehículo viajaban dos hombres y una mujer. Uno de ellos lo llamó, Polanco se acercó al vehículo y en ese instante recibió la descarga de una pistola ametralladora blandida por uno de los pasajeros. Polanco cayó herido de muerte mientras los vehículos de los atacantes se perdían.

Un Comando denominado Gamma se atribuyó su muerte, al igual que la de Hugo RIVEROS (cuyo caso se mencionó más arriba) indicando que habían actuado en represalia por la muerte de un agente de la CNI, ocurrida días antes en San Miguel.

16 de agosto de 1981

Resultó muerta Arcadia Patricia Florez Perez, de 27 años, militante del MIR, miembro de la estructura militar.

De acuerdo a informes de testigos, luego de la detención de su cónyuge personal de Investigaciones intentó ingresar a su domicilio ubicado en calle Petronila N 644, pero fueron repelidos desde el interior con armas de fuego por Arcadia Flores, frente a lo cual se produjo un intercambio de disparos que le costó la vida.

17 de agosto de 1981

A las 19:40 horas, resultó muerto Lisandro Salvador Sandoval Torres, de 26 años, militante del MIR, en el sector de las calles Rozas y Ven Guard en Santiago en un enfrentamiento con efectivos de la CNI, al intentar evitar ser detenido.

Represión contra foco de Neltume:

En el mes de agosto los militantes del MIR decidieron enviar a dos de sus miembros a las ciudades del llano con el fin de buscar alimentos y reanudar los contactos partidarios. Sin embargo, ellos fueron detenidos por agentes de la CNI y conducidos a Santiago. Estos detenidos revelaron el lugar en que debían juntarse con sus compañeros, y el santo y seña que debían emplear.

13 de septiembre de 1981

Aprovechándose de esta información los agentes dieron muerte a Raúl Rodrigo Obregon Torres, técnico topográfico, cuando concurría a reunirse con sus compañeros,

16 de septiembre 1981

Es ejecutado Juan Lara Muñoz, 34 años

17 de septiembre de 1981

Es también ejecutado por las fuerzas de seguridad Pedro Juan Yañez Palacios, ayudante de electricista, quien se había separado del grupo debido a que se encontraba en muy malas condiciones físicas, dadas las adversidades climáticas que debían soportar, habiéndole sido amputado por sus compañeros un pie que se le había congelado y gangrenado.

20 de septiembre de 1981

Por esa fecha el grupo se dividió y tres de ellos se dirigieron al sector de Remeco Alto, a casa de una pariente de uno de ellos, con el fin de obtener alimentos. Los militares fueron alertados de la presencia de estas personas por los propios moradores de la casa y los sorprendieron mientras dormían, dándoles muerte. Fallecieron así los obreros Patricio Alejandro Calfuquir Henriquez y Próspero del Carmen Guzman Soto, en el interior de la vivienda, la que quedó totalmente destruida por los disparos. José Eugenio Monsalve Sandoval, también obrero, alcanzó a huir algunos metros de la casa, siendo alcanzado y ejecutado. Consta que en ninguna de estas muertes hubo resistencia previa por parte de las víctimas.

21 de septiembre 1981

Fueron ejecutados los dos miembros del grupo que habían sido detenidos al principio de los hechos, de nombres René Eduardo Bravo Aguilera y Julio César Riffo Figueroa, ambos obreros, quienes habían sido conducidos al lugar del operativo desde Santiago. En el comunicado distribuído por DINACOS no se señala la forma en que fallecieron estas personas y no se reconoce el que estaban detenidas en forma previa. Otras informaciones provenientes de la CNI dan cuenta de la detención pero señalan que habrían sido muertas al intentar darse a la fuga, versión que resulta inverosímil dado lo amplio del despliegue militar y la celosa custodia a que deben haber estado sometidos, lo que se ratifica con la omisiones del comunicado oficial.

El único enfrentamiento real en estos hechos tuvo lugar entre Miguel CABRERA FERNANDEZ, obrero, quien cayó el 16 de octubre de 1981 en la localidad de Choshuenco al ser descubierto por carabineros y luego de producirse intercambio de tiros entre ellos.

Finalmente, el 28 de noviembre de 1981 en Quebrada Honda, fue ejecutado por efectivos del Ejército, el practicante Juan Angel OJEDA AGUAYO. El relato de un testigo presencial de los hechos confirma que tampoco hubo realmente un enfrentamiento en esta oportunidad.

10 de noviembre de 1981

Murieron en Santiago Juan Ramón SOTO CERDA, estudiante, Luis Pantaleón PINCHEIRA LLANOS, contador, militante del MIR, Nélson ARANEDA LOAYSA y Jaime Alfonso CUEVAS CUEVAS, obrero. Según la versión oficial, en la madrugada de ese día se produjo un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y cuatro elementos extremistas en el Camino a Las Viscachas, a consecuencia del intercambio de disparos se incendió el vehículo en que viajaban resultando tres de ellos totalmente calcinados.

Conforme al informe planimétrico de la Policía de Investigaciones y que se encuentra en el expediente judicial, se acreditó que los efectivos de seguridad no dispararon desde el lugar en que lo sostuvieron y que las víctimas no pudieron ser los causantes de los impactos que recibió el vehículo de la CNI.

11 de diciembre de 1981

Fallecieron Sergio Gabriel FLORES DURAN, de 29 años, dirigente de la Fuerza Central del MIR, quien vivía en forma clandestina en Chile, y María Verónica CIENFUEGOS CAVIERES, de 28 años, militante del MIR.

La versión oficial sobre los hechos, difundida por DINACOS, señala que el día antes indicado, a raíz de los operativos realizados tras la muerte de tres funcionarios de Investigaciones de Chile, se produjo un enfrentamiento con militantes del MIR en calle Rivadavia N 6674, comuna de San Joaquín, a consecuencias del cual fallecieron las víctimas.

12 de diciembre de 1981

Oscar Eliecer Rojas Cuéllar, casado, militante del MIR, trabajó hasta el año 1973 en IVESA en La Serena, de cuyo sindicato era el tesorero.

En el mes de septiembre de 1973 fue detenido y condenado por un Consejo de Guerra a una pena de 7 años de presidio. Desde el 22 de agosto de 1974 al 4 de octubre del mismo año estuvo en libertad, debiendo ingresar con esa fecha a cumplir condena, cuya sentencia fue dictaminada el 3 de octubre del mismo año.

Permanece detenido hasta el mes de abril de 1977 en que se le conmuta la pena de presidio por extrañamiento. Salió del país con su cónyuge, radicándose en Inglaterra.

Su familia se enteró posteriormente a través de la cónyuge que la víctima había reingresado al país aproximadamente en diciembre de 1980 o a comienzos de enero de 1981. Su entrada se efectuó por el Paso Los Libertadores usando el nombre de otra persona, ya que tenía prohibición de ingreso.

En febrero de 1982 la hermana le comunicó telefónicamente a la cónyuge en Gran Bretaña, que Oscar había sido detenido por agentes de civil el día 29 de diciembre de 1981, informando que de este hecho había testigos pero que ella desconocía los nombres. La información le había sido comunicada por fuentes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), partido en que militaba el desaparecido.

Otra persona vinculada a la víctima, María Elisa Pereira Lobos, quien lo conocía desde enero de 1981, informó a su hermana Norma Rojas que Oscar Eliecer arrendaba una habitación en una casa ubicada en Ricardo Santa Cruz 735, agregando que éste se caracterizaba por ser muy regular en sus compromisos.

Agrega la testigo que "el día de Navidad de 1981 habían concurrido los dos al cine Continental. Después de un rato notaron que dos hombres extraños los miraban en una forma que les pareció sospechosa. Se retiraron del cine antes del término de la función". En esa oportunidad le advirtió "que si alguna vez pasaban 48 horas sin saber de él, que se comunicara con su hermana Norma". A los pocos días, el 29 de diciembre del mismo año, Oscar le comunicó a María Elisa que iba a efectuar unas diligencias en la mañana, que volvería a preparar el almuerzo y que saldría nuevamente, para regresar a las 18.30 hrs. Le pidió que se encontraran allí a esa hora.

Ella esperó hasta cerca de las 20:00 hrs., pero Oscar Rojas no regresó. Por la rendija de la puerta de su habitación pudo observar que ésta se encontraba en perfecto orden. Al no saberse nada de él en los días que siguieron se comunicó con Norma Rojas, tal como había convenido con Oscar.

Quince días después del desaparecimiento rompió el candado de la puerta de su habitación, ratificando que todo se encontraba en orden, y comprobó que la víctima no había regresado a almorzar el día 29 de diciembre.

El arriendo él lo había efectuado con el nombre de Fernando García Opazo. El parlamentario inglés, Sr. Tristan Garel-Jones, se entrevistó con el Embajador de Chile ante el Reino Unido, don Miguel Schweitzer Walter, el cual le manifestó estar en antecedentes de la detención de Oscar Rojas Cuéllar. En carta del 14 de abril del año 1982, el parlamentario le expresa textualmente a la cónyuge respecto de esta entrevista. En ella le manifiesta que el Embajador "confirmó que su esposo está detenido, acusado de ingreso clandestino a Chile", agrega, "aún no ha recibido confirmación oficial respecto de la prisión donde está, pero se ha comprometido a tomar contacto conmigo tan pronto se le proporcione dicha información".

En otra carta fechada en Londres el 5 de junio de 1982, la cónyuge informa que el mismo parlamentario "se entrevistó nuevamente con el Embajador Schweitzer el 7 de mayo, quien le manifestó que la confirmación de la detención de Rojas le había sido dada por el Ministro del Interior saliente, Sr. Sergio Fernández Fernández, pero que el nuevo Ministro de esa cartera, Sr. Enrique Montero Marx, había negado la detención, informando a la Embajada que Oscar Rojas no se encontraba en Chile, por lo tanto no estaba detenido".

El día 24 de mayo del mismo año se efectuó otra entrevista en la Embajada a Chile en Londres, a la que asistieron la cónyuge, el parlamentario Garel Jones y un representante del Consejo Nacional de Iglesias. Allí el Embajador manifestó que había cometido un error y que se había equivocado. Además solicitó "que se informara si en Chile había un proceso en contra de Rojas y con qué acusaciones. Con esto, él podría solicitar que se hiciera una revisión general de las cárceles de Chile, para lograr ubicarlo".

El desaparecimiento de Oscar Rojas se da en el contexto de otro hecho que afecta al MIR. Es así que entre los meses de diciembre de 1981 y abril de 1982 los aparatos de seguridad (CNI en la época) y policiales detuvieron a varios miembros de ese partido, y otros murieron en hechos informados como enfrentamientos.

Muchos de ellos eran retornados. Esta ofensiva iba dirigida en contra de una estructura del MIR denominada Fuerza Central, a la cual pertenecía la víctima. Según informe de la Comisión Verdad y Reconciliación, "la totalidad de los miembros que integraban la célula donde militaba esta víctima, resultaron abatidos en enfrentamientos con funcionarios de la CNI, salvo un sobreviviente que se encuentra privado de libertad, quien fue exhaustivamente interrogado por funcionarios de la CNI, también sobre actividades de la víctima".

El 17 de diciembre de 1981

fue abatido Iván Alfredo QUINTEROS MARTINEZ, de 31 años, militante del MIR y comerciante, según la prensa en un enfrentamiento con efectivos de seguridad, frente al N 437 del callejón Lo Ovalle, a dos cuadras del paradero 17 de la Gran Avenida.

De las declaraciones de testigos aparece que la víctima circulaba en bicicleta por el callejón Lo Ovalle, cuando fue embestido por una furgoneta tipo Suzuki conducida por funcionarios de la CNI, quienes lo conminaron a levantarse, lo que Iván Quinteros no pudo hacer cayendo nuevamente a tierra, ocasión en que le dispararon quedando gravemente herido, falleciendo poco tiempo después. El protocolo de autopsia consigna que la víctima recibió cinco impactos de bala.

28 diciembre 1981

CORREA ORTIZ, Hernán. Nacido el 18/06/50, 33 años, dibujante técnico, Muerto a consecuencia del uso excesivo de la fuerza por parte de Investigaciones en Calle ex Unión c/ Dorsal, Renca, Stgo, en un supuesto enfrentamiento. Herida a bala. Muerto mientras transitaba con sus hijos menores de edad. Detective declarado reo (Análisis junio 84)

6 de enero de 1982

según antecedentes recogidos por la Comisión, al interior de la Vega Central fue muerto en un tiroteo con funcionarios de la CNI, que andaban tras su rastro Enrique Hernán REYES MANRIQUEZ, de 36 años, ex-cabo 1 de la FACH, Jefe de la Fuerza Central del MIR.

16 de enero de 1982

En calle Teniente Cruz con José Joaquín Pérez, en Pudahuel, Ernesto ZUÑIGA VERGARA, de 29 años, militante del MIR, al percatarse de la presencia de efectivos de la CNI, se dio a la fuga, produciéndose posteriormente un enfrentamiento con los agentes que lo perseguían, a consecuencia de lo cual fue herido de muerte.

17 de enero 1982

Jaime Alfredo Riquelme Vega, Muere en un confuso accidente en Andes con Patricio Lynch, Santiago. Es atropellado por un vehículo de locomoción colectiva que no se identificó, trasladado a la Posta 3 y desde allí al Hospital Salvador o al Traumatológico, desde donde se pierde la pista hasta el 14 de febrero de 1982, en que los hermanos reciben un llamado informando que el cuerpo está en el IML.

01 de octubre 1982

Carlos René DÍAZ CÁCERES, 33 años, muerte por explosión

28 de noviembre de 1982

Dagoberto CORTES GUAJARDO, de 33 años, dirigente del MIR, resultó muerto luego de producirse un enfrentamiento con efectivos de Carabineros que intentaron detenerlo en calle Aldunate, altura 5009 de Santiago.

7 de febrero de 1983

Fernando Eugenio IRIBARREN GONZALEZ, de 26 años, militante del MIR, al salir de su domicilio, percibió que era seguido por funcionarios de la CNI, por lo que según testigos corrió hacia la Plaza Manuel Rodríguez donde fue cercado, opuso resistencia y fue abatido por las fuerzas de seguridad.

11 de febrero de 1983

Danilo Wilfredo QUEZADA CAPETILLO, 26 años, soltero, estudiante universitario, militante del MIR, ejecutado en Viña del Mar. Murió ese día a las 11:30 hrs. por heridas de bala craneana y torácico abdominales complicadas, según certificado de defunción.

La autopsia consigna que recibió tres impactos de bala frontales y otros siete impactos desde atrás, en la región parietal derecha, en la región cervical posterior izquierda y en la región retroaquiliana interna derecha, fueron ejecutados a corta distancia (aprox 60 cm a 1 mt)

Danilo Quezada había ingresado clandestinamente al país, después de haber permanecido en el extranjero debido al cumplimiento de una pena por extrañamiento, a la que había sido condenado por infracción a la Ley de Seguridad Interior del estado. Anteriormente había estado recluído en Tres Alamos y en la Cárcel de Antofagasta.

De acuerdo con la visión oficial entregada en la Fiscalía Militar, Investigaciones sorprendió a Quezada y a otro militante del MIR en el sector de Santa Inés, Reñaca Alto, mientras manipulaban un vehículo que contenía una carga explosiva. En los momentos en que fueron sorprendidos, intentaron defenderse disparando armas de fuego en contra de los policias y luego huyeron hacia el sector de quebradas del lugar. En el enfrentamiento resultó muerto Danilo Quezada y fueron heridos el acompañante de éste y un policia. Al lugar concurrieron funcionarios de la CNI y de Carabineros, quienes declararon que Danilo Quezada se encontraba oculto en una quebrada y que a ese lugar lanzaron bombas lacrimógenas para que saliera de su escondite.

19 de abril de 1983

a las 09:00 horas aproximadamente Manuel Genaro FLORES DURAN y Germán OSORIO PEREZ, de 28 y 30 años, respectivamente, ambos militantes del MIR que habían ingresado clandestinamente al país, en circunstancias que transitaban por la calle Villaseca frente al N 185 en la comuna de Ñuñoa en Santiago, fueron interceptados por efectivos de seguridad, produciéndose un enfrentamiento en el que resultaron muertos.


Inicio

Siguiente