EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

17jun12


Coletazos del caso Santoyo


El escándalo originado por la imputación de cargos al general (r) de la Policía Mauricio Santoyo Velasco, por parte de un fiscal de la Corte del Distrito Este de Virginia (Estados Unidos), tiene alborotado el ambiente entre los altos mandos de la institución y al país a la expectativa por conocer detalles del caso. Por lo pronto, empiezan a trascender declaraciones judiciales ante la justicia norteamericana que no sólo comprometen al general Santoyo sino a otros oficiales, la mayoría retirados, por supuestas relaciones con las autodefensas y con la Oficina de Cobro de Envigado.

Como se informó en la edición de ayer de este diario, desde principios de 2010 los extraditados jefes paramilitares Salvatore Mancuso y Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, admitieron ante la justicia norteamericana que destinaban altas sumas de dinero para pagar sobornos a altos oficiales de la Policía, y dieron detalles sobre algunos oficiales que, según ellos, o colaboraban directamente con la organización o con la Oficina de Envigado en algunos casos, o sabían de las andanzas del coronel (r) Danilo González, de quien luego se supo era una ficha clave del capo del norte del Valle, Wílber Varela, alias Jabón.

Pero siguen apareciendo nuevas declaraciones judiciales. Por ejemplo, en mayo de 2010, un testigo, conocido con el alias de Don Pacho, exintegrante de la Policía, aseveró que el sujeto Pedro Gallón Henao era un cercano aliado de Carlos Mario Aguilar, alias Rogelio, quien llegó a ser el jefe de la tenebrosa Oficina de Cobro de Envigado, y que la misma persona era quien hacía el enlace con la Policía, en particular con el entonces general Mauricio Santoyo. Incluso reveló que en una ocasión ayudó a transferir a otra ciudad a un capitán que estaba haciendo retenes y les impedía sus acciones.

El testigo agregó que la Oficina de Cobro tenía un fondo para pagar oficiales corruptos, que todos los traficantes de su zona de operaciones aportaban dinero y que el mismo fondo servía para arreglar problemas que los narcotraficantes o paramilitares tuvieran con el sistema judicial. Esta declaración coincide con el comentario de Macaco en la suya, según el cual, mensualmente se destinaban US$25.000 para sobornos, y que el dinero lo distribuían entre Carlos Mario Aguilar y Héctor Duque Ceballos, alias Monoteto, quien fue asesinado en Buenos Aires en 2010.

En su declaración, alias Don Pacho añadió que en una época, para transportar cocaína por Antioquia, había que pagar sobornos a la Policía de Carreteras, pero que todos los dineros había que coordinarlos a través del general Alberto Moore, quien ponía el precio después de saber cuánto se transportaba y a dónde iba. Además, el testigo sostuvo que el general Jorge Daniel Castro era un hombre muy cercano de Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna, y del propio Carlos Mario Aguilar. Pero insistió en que quien más era mencionado con frecuencia era el general Santoyo.

Finalmente, alias Don Pacho manifestó que vio varias veces al senador Mario Uribe montando a caballo y tomando trago en espectáculos ganaderos con reconocidos narcotraficantes; que Guillermo Valencia Cossio, hoy condenado, era una persona muy cercana de Daniel Mejía Ángel, alias Danielito, posteriormente asesinado. Y que además, Valencia les ayudaba a los miembros de la Oficina de Cobro de Envigado para arreglar problemas judiciales que tuvieran en la Fiscalía. El declarante citó un caso en el que a uno de los acusados le devolvieron varios rifles de asalto a cambio de $100 millones.

Y no ha sido el único declarante en las pesquisas de la justicia norteamericana por presuntas relaciones de miembros de la Fuerza Pública con narcotraficantes o paramilitares. Un exmayor de la Policía, envuelto en líos judiciales, compareció también ante los estrados de Estados Unidos y acusó al actual director de la institución, general José León Riaño de haber recibido dineros de la Oficina de Envigado a través de un tal alias Verde. Además confirmó que los hermanos Pedro y Santiago Gallón Henao sí sobornaban a oficiales de la Policía. El Espectador intentó comunicarse con el general León Riaño para conocer su reacción pero no fue posible la comunicación.

Pero así como señaló a varios oficiales de tener contactos con la gente de Antioquia, insistió en que a través del coronel Danilo González, el Cartel del Norte del Valle pagaba millonarias sumas a altos mandos de la institución. En particular arremetió contra el general (r) César Augusto Pinzón, dando detalles de cómo le llegaban los dineros a través de otros oficiales de menor graduación. Esta declaración coincide con la aportada por el extraditado narcotraficante Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño, quien admitió que muchos oficiales de la Policía estaban a sueldo de los narcos del Valle.

En cuanto al general Mauricio Santoyo, recalcó que les daba información por igual a narcos del Valle y de Antioquia, es decir, que recibía de Wílber Varela, de alias Rogelio y, de acuerdo con Rasguño, de Francisco Cifuentes. En la actualidad, según ha trascendido, las imputaciones contra Santoyo en Estados Unidos están relacionadas con haber recibido sobornos, haber ayudado a las autodefensas a enviar coca a Estados Unidos, entregar información de inteligencia a delincuentes producto de interceptaciones telefónicas ilegales y aportar datos sobre competidores de la Oficina de Envigado que luego fueron asesinados.

El proceso judicial contra el general Santoyo en Estados Unidos ha vuelto a revivir varios procesos judiciales pendientes en ese país, que apuntan a demostrar cómo varios miembros de las autodefensas, totalmente aliados con el narcotráfico, pagaban altas sumas de dinero a miembros de la Policía, integrantes del DAS, congresistas o investigadores de la Fiscalía, con tal de asegurar sus negocios, y que en buena medida la temible Oficina de Cobro de Envigado causó decenas de asesinatos en su área de influencia en complicidad con autoridades legítimas de los distintos poderes públicos en Colombia.

La declaraciónde 'Rasguño'

El extraditado narcotraficante Hernando Gómez Bustamante no suelta el escándalo. En agosto de 2008 le contó a la justicia norteamericana que escuchó varias veces decir al capo del norte del Valle, Wílber Varela, que tenía mucha gente a sueldo en la Policía a nivel nacional. Sobre el general Mauricio Santoyo expresó que le proveía información al capo del norte del Valle, como lo hacía en Antioquia con el exagente del CTI Carlos Mario Aguilar, alias 'Rogelio', o con el narcotraficante Francisco Cifuentes. Señaló al senador Habib Merheg de estar bajo su sueldo y a un tal Fidencio Mena lo calificó como el contacto con los oficiales corruptos del DAS.

En cuanto a los declarantes de la Policía, uno conoce mejor que nadie los secretos de la Oficina de Cobro de Envigado porque fue su beneficiario y benefactor, y el otro fue su amigo cercano, testigo de vueltas ilegales. Exoficiales que compartieron con la justicia norteamericana graves infidencias sobre la penetración de la mafia a la institución. Sus testimonios señalan a otros oficiales de reconocimiento nacional o institucional y lo hicieron por algo. ┐Colaboración a cambio de beneficios judiciales en procesos en su contra? ┐Venganzas por intereses particulares? Todo lo dicho solo demuestra por ahora que al parecer la red del corrupto coronel (r) Danilo González llegó muy lejos.

[Fuente: Redacción justicia, El Espectador, Bogotá, 17jun12]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

DDHH en Colombia
small logoThis document has been published on 28Aug12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.