EQUIPO NIZKOR
Información

DERECHOS

26abr12


Prisa planea un macroere para 'El País' a 20 días por año para aprovechar la reforma laboral


La familia Polanco parece querer sacar partido a la reforma del mercado de trabajo aprobada por el PP. Según asegura el Comité de Empresa de El País en una misiva remitida a sus trabajadores, la compañía planea un expediente de regulación de empleo (ERE) en el rotativo "que afecta a un número muy importante de trabajadores". La comunicación añade que "Prisa intentará aprovecharse de la reforma laboral que se tramita en el Congreso de los Diputados para despedir con 20 días por año y un límite de 12 mensualidades a parte de nuestra plantilla".

De acuerdo con la versión del Comité, la empresa comunicó la noticia a la Ejecutiva de CCOO el pasado viernes. Lo hizo a través de su director de Organización, Recursos y Tecnología, Óscar Gómez. El País había quedado prácticamente al margen del duro programa de ajuste puesto en marcha por la compañía hace algo más de un año, denominado Plan de Eficiencia Operativa. Dicha hoja de ruta fijaba la rescisión del contrato de 2.514 empleados entre 2011 y 2012. No obstante, el grueso de las bajas respetaba a los diarios y afectaba sobre todo las divisiones audiovisual y de radio, con la salida de 1.240 y 505 profesionales, respectivamente.

"El Comité entiende que estamos ante la mayor agresión de esta empresa hacia sus trabajadores y que no existen más alternativas que la de hacerle frente de forma serena pero decidida y contundente. Ya no valen paños calientes", subraya la nota de los trabajadores. El Comité apela a la responsabilidad del presidente de Prisa, Ignacio Polanco, y del consejero delegado, Juan Luis Cebrián, para evitar el conflicto en ciernes. "Si sancionan la ejecución del ERE, es decir, el despido de parte de esos profesionales que han contribuido al prestigio de El País () estarían haciendo muy mal negocio", rematan. No fue posible recabar la versión oficial de la compañía sobre las medidas en marcha.

La crisis publicitaria que atraviesa el sector también ha golpeado a la división de prensa de Prisa, que en 2011 ingresó 25 millones menos que en 2010. El País, su buque insignia, registró un resultado de explotación de 8,92 millones de euros el pasado año, incluso por debajo de los 14,27 millones que se apuntó el periódico deportivo As, todo un hito en la casa. Era la primera vez que el diario generalista perdía la batalla con el especializado, adquirido por el grupo de medios en 1996.

El País facturó 255,27 millones de euros, un 7,3% menos que el año anterior. Dos fueron las principales fuentes de ingresos del rotativo. Por un lado, las ventas. Aquí la cabecera logró salvar los muebles, tras acabar el año con una difusión de 365.118 ejemplares diarios, muy cerca de los datos del año anterior. La otra vía, las de los ingresos publicitarios, presentó una evolución más inquietante. No en vano el periódico se quedó en 107,56 millones de euros, 19 millones menos que en el ejercicio precedente. Los gastos de explotación se mantuvieron en torno a 246 millones, lo que dejó el resultado por debajo de los nueve millones, el peor registro del siglo.

Desplome de la acción

El Comité de empresa es especialmente duro con el equipos gestor en la nota enviada a los profesionales. "Los máximos responsables de PRISA, bajo cuya gestión ha proliferado una miríada de cargos ejecutivos, harían mal si vuelven a escuchar cantos de sirena como los de 2011. Entonces, cuando la acción valía en torno a dos euros, se organizó desde la dirección de PRISA un plan de mejoras (despido de 2.500 trabajadores del grupo) que costó varias decenas de millones de euros y que iba a servir para incrementar el precio de la acción (...) Actualmente cuesta alrededor de 40 céntimos", expone los representantes de los trabajadores, que dicen haber solicitado una reunión urgente con Cebrián; el consejero delegado, José Luis Sáinz, y el director de la publicación, Javier Moreno.

El grupo, cuya deuda superar los 3.500 millones de euros, se encuentra embarcado en una cruzada para contener costes. Al punto que la compañía remitía recientemente un comunicado a sus trabajadores en el que alentaba las excedencias voluntarias, los permisos no retribuidos, la ampliación de las vacaciones o los fines de semana largos en unas condiciones más que ventajosas. Todo con el fin de ahorra. "La plantilla de El País no ha eludido nunca su compromiso con la empresa en las situaciones difíciles, como demostró al renunciar a un 18% de su poder adquisitivo durante tres años con el fin de firmar un Convenio de futuro", remacha la misiva.

[Fuente: Por Daniel Toledo, El Confidencial, Madrid, 26abr12]

Donaciones Donaciones Radio Nizkor

Informes sobre DESC
small logoThis document has been published on 30Apr12 by the Equipo Nizkor and Derechos Human Rights. In accordance with Title 17 U.S.C. Section 107, this material is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving the included information for research and educational purposes.